viernes, 24 de diciembre de 2021

En Ruta por la Sierra de Urbión, Soria: Del Nacimiento del Rio Arlanza a la Laguna Negra

Nacimiento del rio Arlanza, Fuente Sanza, Quintanar de la Sierra

Necrópolis Altomedieval de Cuyacabras

Iglesia de San Miguel Arcángel, Duruelo de la Sierra

Cascadas en Covaleda

Vinuesa, Soria

Laguna Negra, Soria

La Sierra de Urbión es un espacio natural situado al noroeste de la provincia de Soria, en la Comunidad de Castilla y León, España

Por sus inmediaciones pasaba la senda soriana, ramal de la Cañada Real que unía Canales de la Sierra con la misma Soria; traspasaba el puerto El Collado y por la media ladera de Urbión, por los términos de Quintanar de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Duruelo de la Sierra, Covaleda y Vinuesa, llegaba a Soria.

Indice:

  1. Como llegar a Fuente Sanza, Nacimiento del rio Arlanza
  2. Algo de Historia
  3. Croquis de nuestra Ruta
  4. Nacimiento del rio Arlanza, Fuente Sanza, Quintanar de la Sierra
  5. Necrópolis Altomedieval de Revenga
  6. Necrópolis Altomedieval de Cuyacabras
  7. Duruelo de la Sierra
  8. Comer en Duruelo de la Sierra
  9. Covaleda
  10. Comer en Covaleda
  11. Ruta a La Mina del Médico desde Covaleda
  12. Ruta de las Cascadas de Covaleda
  13. Vinuesa
  14. Mirador de Cueva de las Mujeres
  15. Comer en Vinuesa
  16. Parque natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión
  17. Senderismo en la Laguna Negra
  18. Otras rutas Cercanas

1. Como llegar a Fuente Sanza, Nacimiento del rio Arlanza 





2. Algo de Historia

Sirva para nuestro propósito, este breve apunte histórico. Estrabón ya hacía mención de estas tierras, refiriéndose al Duero: «Durias es uno de los ríos celtíberos que corre frontero a Numancia y Serguntia, por el territorio de los vacceos y vetones».

Plinio, en el año 77 de nuestra era, en su Historia Natural, sitúa el nacimiento del Duero en el país de los Pelendones, cerca de Numancia y desde allí, afirma, corre por tierras de los arévacos. Añadía que El Urbión era celtíbero y dividía a los pelendones de los verones que estaban al norte.

Florían de Ocampo, historiador del siglo XV asegura que los arévacos poseían una tierra de treinta leguas, de poniente a levante, desde Roa hasta Agreda, en las faldas del Moncayo. En sus límites estaban celebres poblaciones como Numancia, Osma, Clunia, Gormaz y otras. 

Los pelendones ocupaban la parte más septentrional, es decir, las vertientes de las sierras llamadas de Urbión, hacia San Pedro de Arlanza, Salas, Covarrubias y Silos.

El P. Moret, historiador del siglo XVII, también habla de los pelendones. 

Debieron ser un pueblo primitivo dedicado al pastoreo, descendiente de los celtíberos y que habitaba parte de la actual provincia de Soria. 

Posteriormente fueron arrinconados por los arévacos, en la zona montañosa al norte de sus tierras, es decir más o menos, en los actuales picos de Urbión.

Fray Mateo de Anguiano, en 1704, en su Compendio Historial de la provincia de la Rioja, habla de los duracos, que toman el nombre por estar asentados en las proximidades del nacimiento del Duero. 

Dice: «nación confinante con la Rioja, situada hacia la sierra de Valvanera, de la otra parte del cerro de San Llorente, y en la canal del Najerilla, Neyla, Canales y otros pueblos.»

Así pues, la sierra de Urbión recibió de antiguo la denominación de montes Duracos y, probablemente, con anterioridad, montes Uracos.

No podemos dejar de mencionar «La Mesta» y «las Cañadas Reales» cuando hablamos de Soria y de Urbión. 

De entre las más renombradas y que servían para conducir mayor número de ganado, está la Cañada Real Soriana que unía Yanguas al norte de la provincia, con el valle de Alcudía, en la de Ciudad Real. 

La Mesta

Los cuarteles de invierno se situaban en Jaén y Córdoba. 

El primer privilegio fue concedido por Alfonso el Sabio, en el año 1273 al llamado «Concejo de la Mesta de los Pastores del Mio Reino».

De entre todas estas villas, quizás sea Neila la de mayor tradición mesteña. 

La tradición trashumante de estas tierras queda reflejada también en el verso de Machado:

«Es hijo de una estirpe de rudos caminantes
pastores que conducen sus hordas de merinos
a Extremadura fértil, rebaños trashumantes
que manchan el polvo y dora el sol de los caminos.»

En tiempos de los Reyes Católicos, nació en la comarca de Pinares, en las laderas de Urbión e incluyendo parte de las provincias de Burgos y Soria, la conocida como Hermandad de Carreteros Serranos. 

Su radio de acción abarcaba los pueblos de Duruelo de la Sierra, Covaleda, Molinos de Salduero, (hoy Molinos de Duero y Salduero) y San Leonardo, con sus aldeas Arganza, Navaleno, Casarejos y Vadillo. Más tarde se unieron las villas de Cabrejas del Pinar, Abejar, Herreros y Villaverde del Monte.

Su objetivo era lo que hoy denominaríamos una gran empresa de transporte público, por cuenta de la Corona; de esta forma participaban en todos los acontecimientos importantes de la época, lo mismo acarreando avituallamientos para los ejércitos en la campaña de Granada, que en la distribución de las cargas procedentes del Nuevo Mundo. La composición de cada transporte era de unas 30 carretas en orden de marcha.

La organización de esta Hermandad era peculiar: estaba compuesta por los propietarios de carretas, en número variable de cuatro a seis de promedio, con unos 14 o 15 bueyes. 

En Molinos de Salduero, en el siglo XVIII, se llegaron a contabilizar 872 carretas y 2.617 bueyes, cifra que impresiona y da una idea de la importancia que alcanzó esta industria. 

El total de trabajadores era de 1.400 y más de 1.000 dueños de unas 6.000 carretas con unos 18.000 bueyes. Hubo propietarios que llegaron a disponer de hasta 47 carretas.

Una serie de leyes sobre acotamientos limitaron su actuación hasta que desapareció en el siglo XIX. De su pasado queda el recuerdo en las gentes de estos pueblos, en forma de cantares y coplas, como esta recogida por Pedro Gil Abad, historiador entusiasta de Quintanar de la Sierra:

“¡Ven torillo, ven, chaparro!
Ya se marchan las carretas de la sierra,
ha llegado el mes de Marzo.
Ya se marchan los carretas.
Ya se van el pueblo abajo
y la vara, compañera en el camino,
siempre al brazo.»

En historia más reciente merece la pena destacar, en el contexto que nos ocupa, algunas peculiaridades en relación con los extensos bosques de pino en la provincia de Soria.

La mayor parte de los pueblos inmersos en estos bosques disfrutan a partir de 1794 de un privilegio que hoy son las distribuciones comunales de sus bosques. 

Con ello, estos pueblos disponen en propiedad de un número de hectáreas de bosque que explotan dirigido por los ingenieros de monte de la Junta de Castilla y León. Cada vecino tiene derecho a un número de metros cúbicos al año que depende de la tala (es la llamada suerte de pinos). 

El ingreso de la venta de esta madera constituyó en otro tiempo unos beneficios muy saludables que representaban casi los ingresos totales para su subsistencia. Hoy en día, la madera está muy devaluada (debido a las fuertes importaciones y a haber dejado RENFE -que en otro tiempo tuvo un aparcadero en Pinar Grande- de utilizar traviesas de madera) y los ingresos se han reducido muy considerablemente. 

Los Ayuntamientos, conjuntamente con los ingenieros de montes, fijan el número de metros cúbicos a cortar cada año, que siempre está en relación con la masa de bosque de que es propietario cada Ayuntamiento y del tiempo que tarda un bosque en hacerse para hacer rentable su corta. 

Así, mientras Navaleno cortaba estos años 8.000 metros cúbicos, Covaleda talaba 24.000 metros cúbicos. 

Últimamente, algún año no se ha cortado nada dado el bajo precio de la subasta.

Anteriormente al año 1956, la corta se hacía entresacando el pino hecho de la masa del bosque y había que utilizar las carretas y bueyes para el arrastre. 

Con la aparición de los camiones-grúa, la técnica cambió: se abrieron pistas forestales para entrada de los camiones y se empezó a talar completamente una extensa área, lo que facilitó la explotación. 

Un tractor levanta un año después los tocones que se quedan en el lugar para que se pudran, y se hecha la simiente de piñones. El área se deja acotada con alambradas (unos 15 ó 20 años) para evitar que los animales se coman la guía de los árboles.

Los bosques de cada Ayuntamiento están divididos en secciones tramos y rodales. La sección es la de mayor área. Esta división permite hacer un recuento árbol a árbol de los pinares. No se hace por muestreo, como pudiera creerse. Este recuento se hace cada cierto numero de años y dependiendo del presupuesto. Quedan fuera de recuento los árboles de muy poco diámetro.

Los árboles se clasifican en 4 grupos: varas, de unos 10 cms. de diámetro y 8 m. de altura; cabrios, de 10 a 15 cms. de diámetro y unos 12 m. de altura; vigueta, de 25 cms. De diámetro y de 15 a 20 m. de altura; pino tabla, de 30 a 40 cms. de diámetro y entre 20 y 30 m. de altura. 

Estos últimos son los buenos para obtener los tablones para la industria. Los pinos entre 5 y 10 cms. de diámetro y que no consiguen desarrollarse se llaman latas. Se utilizan para obtener tablas muy delgadas, llamadas asimismo latas. Un bosque tarda en hacerse en estas zonas unos 120 años para poder ser talado.

Como dato de referencia y de interés, aportaremos que en año 1957 en el rodal 265 de la «Senda Mala» (Covaleda) había 6.000 pinos que cuatro personas tardaron 2 días en contarlos. 

En el rodal 268, en los «Charcones» (también Covaleda), próximos a la laguna de El Hornillo había 7.686, y 4 personas tardaron 3 días en contarlos.

Para concluir, diremos que una extensa zona de estos bosques -los no asignados a pueblos- pertenecen al Ayuntamiento de Soria.

 La gente de estos lugares dicen que son pinares de «Tierra Soria», o «Pinar Grande». 

De la tala de estos bosques se benefician 150 pueblos de la provincia que constituyen la Mancomunidad de Soria. 

Lo curioso es que a esta Mancomunidad pertenecen también algunos pueblos que ya tienen pinar propio, como sucede con Covaleda, que se benefician a su vez de la tala de «Pinar Grande».

3. Croquis de nuestra Ruta



4. Nacimiento del rio Arlanza, Fuente Sanza, Quintanar de la Sierra

En la Sierra de Burgos, cerca de Quintanar de la Sierra, en un paraje conocido como Fuente Sanza, tiene lugar el nacimiento del río Arlanza. 

La Sierra de Burgos en esta zona se caracteriza por el color verde de los montes de pinos, el blanco de la nieve en invierno y el aire limpio en plena naturaleza.

Nacimiento del rio Arlanza, Fuente Sanza, Quintanar de la Sierra

Aquí podemos disfrutar de enormes masas forestales rodeadas por impresionantes serranías, en la Campiña se arropan en su interior bellas lagunas, estrechos cañones con formas caprichosas como Las Calderas, y alegres y limpios riachuelos. 

Los aficionados a la montaña y a la naturaleza, pueden disfrutar aquí de parajes de singular belleza, de aire puro, árboles centenarios, fauna silvestre, de la paz del silencio o del rumor de las copas de los pinos y las aguas saltarinas que forman pequeñas cascadas.

El nacimiento del Arlanza es un lugar donde el espíritu se reconforta, es el pequeño refugio de tranquilidad que todos queremos tener cerca de casa, es un hermoso paraje para pasar la tarde, comer en el monte o leer plácidamente nuestro libro preferido, el espacio dispone de mesas para mayor comodidad.

Nacimiento del rio Arlanza, Fuente Sanza, Quintanar de la Sierra

Desde Quintanar de la Sierra, en la curva anterior a llegar a Fuente Sanza, la carretera atraviesa un torrente, si caminamos y ascendemos su curso, a unos diez minutos nos encontraremos con la cascada llamada «el Chorlón», otro bello rincón de la Sierra de Burgos.


5. Necrópolis Altomedieval de Revenga



Necrópolis Altomedieval de Revenga

Se configura como un conjunto de alto valor patrimonial por su excelente estado de conservación y por ser testimonio de las prácticas culturales, funerarias y residenciales del campesinado medieval en el ámbito rural de Burgos.

La necrópolis rupestre, situada en una pequeña afloración rocosa, tiene una superficie estimada de 2.000 metros cuadrados, y en ella se han documentado unas 140 sepulturas de diferentes tamaños.

El tipo más habitual de enterramiento es el de tumba antropomorfa supuestamente para los hombres y, en menor medida, el de bañera y amigdaloide, que parecen estar destinadas a enterramientos infantiles o femeninos.

Necrópolis Altomedieval de Revenga

6. Necrópolis Altomedieval de Cuyacabras

Necrópolis Altomedieval de Cuyacabras

A unos escasos 4 kilómetros de Quintanar de la Sierra, se encuentra la Necrópolis de Cuyacabras. Uno de los yacimientos arqueológicos más representativos de la España medieval que, sin lugar a dudas, guarda un recorrido sobrecogedor.

Datada en el siglo X, se trata de una extensa necrópolis en la que pueden localizarse los restos de alrededor 180 sepulturas excavadas en la roca, incluyendo formas antropomorfas, rectangulares y nichos.

La necrópolis se encontraba presidida por una iglesia semirupestre, de la que en la actualidad sólo se conserva el perímetro, y una escalera de acceso que, salvando el desnivel, llega hasta la misma.

Croquis del Necrópolis Altomedieval de Cuyacabras

7. Duruelo de la Sierra

Duruelo de la Sierra, Soria

Situado dentro de la masa de coníferas más extensa de España, cuenta con paisajes de gran belleza enmarcados en el Parque Natural de la Sierra de Urbión.

Obligada visita son los parajes de indudable belleza como Castroviejo, en el que la naturaleza ha creado un caprichoso e insólito entramado de piedra y roca. Parece toda una ciudad encantada de piedra.

Junto a este enclave se encuentra la Cueva Serena, con su delicada cascada de agua que viste la boca de la cueva.

Déjate llevar por los encantos naturales de esta localidad pinariega.

Lo más importante de su patrimonio histórico artístico son la necrópolis y la iglesia parroquial de San Miguel.

El cementerio medieval cuenta con un centenar de tumbas rupestres de lajas y sarcófagos, algunos antropomorfos, de los siglos IX al XIII.

Necrópolis Medieval de San Miguel, Duruelo de la Sierra

La iglesia de San Miguel Arcángel y las tumbas rupestres a sus pies nos dan testimonio de que la localidad fue poblada con anterioridad a la aparición de la Carta Puebla de 1250. El templo posee restos de otro anterior, de fábrica prerrománica,

Iglesia de San Miguel Arcangel, Duruelo de la Sierra

El Duero nace en la Sierra de Urbión y baja por Duruelo de la Sierra rápido y cristalino.

Duruelo de la Sierra es tierra de montaña, roca, pero sobre todo, de pino y agua. Todo es verde por sus cuatro costados, excepto el norte, que durante gran parte del año es blanco debido a las bajas temperaturas, lo cuál también permite la posibilidad de realizar diversas actividades deportivas de distinta naturaleza. 

Si ascendemos hacia el norte, siguiendo el Sendero Ibérico Soriano GR-86, hacia Peñas Blancas o hacia el Pico de Urbión, con el Duero siempre a la derecha, llegaremos a la Fuente del Berro y a Prados de Miguel. 

Por el sur camino de Navaleno, ascenderemos hacia Cabeza Alta, mirador privilegiado desde el que contemplar a vista de pájaro toda la comarca.

 

Todo un lujo digno de ver y disfruta

Castroviejo

Rocas de Castroviejo, Duruelo

Pero si hay un paraje original en la zona, ese es Castroviejo. A modo de “Ciudad encantada” conquense, este lugar está lleno de rocas labradas por la erosión del viento, la lluvia, la nieve y el hielo, adoptan formas increíbles y fantásticas. 

Además, dispone de un mirador que no puedes dejar de visitar, así como fuente de agua potable, barbacoas y mesas que lo convierten en una zona de recreo ideal para todas las edades. 

Para su acceso tenemos que tomar la carretera comarcal SO-850 que va de Covaleda a Duruelo y a la entrada de Duruelo coger a mano derecha una pista forestal siguiendo un indicador. 

Este recorrido de 7 km es apto para vehículos. También es posible el acceso a pie siguiendo el GR 86 desde el mismo pueblo.

Cueva de la Serena


Cueva Serena

Cueva Serena constituye otro enclave místico, como bien su nombre indica, se trata de una cueva formada en las rocas por donde baja una cascada de agua. 

Sin duda es un paraje especialmente espectacular en invierno cuando se encuentra helada y en primavera que con el deshielo baja un gran chorro de agua. Si no sabemos ir, partiremos desde el aparcamiento de Castroviejo. Si seguimos por el camino forestal, al cabo de 300 metros podremos ver a la derecha un sendero que nos conduce a la cascada de Cueva Serena.

Los encantos naturales de Duruelo no acaban aquí, si dispones de más tiempo. Puedes acercarte hasta la Fuente del Berro y su refugio o hasta el paraje de Peñas Blancas donde encontraremos un refugio llamado El Bunker y un puentecillo que atraviesa el pequeño riachuelo «Peñas Blancas», que se une rápidamente al Duero.

Via Ferrata la Granja


Via Ferrata la Granja

La Vía ferrata Cuerda la Graja, situada en el término municipal de Duruelo de la Sierra en la provincia de Soria, cuenta con 2 recorridos, uno de 70 metros de iniciación para los más pequeños (K1) y otro más técnico y exigente (K3).

Desde ambos recorridos obtendremos unas vistas espectaculares del mar de pinares y de Castroviejo, uno de los parajes más bellos e impresionantes de la Península.

Via Ferrata la Granja

La Vía Ferrata Cuerda la Graja cuenta con una línea de más de 450 metros donde se combinan cinco puentes colgantes o tibetanos, un puente de doble cable o nepalí, un poste de equilibrio, una pasarela colgante, una impresionante tirolina de 164 metros, así como escaleras y la finalización en un espectacular mirador.

Es la primera vía ferrata de España que cuenta con un sistema de línea de vida continua, lo que la hace muy segura para principiantes y es genial para los más pequeños.

Para realizar la vía ferrata hay que registrarse previamente en la caseta del aparcamiento de Castroviejo. 

En ella se puede alquilar el material necesario. Se recomienda contactar: Vía Ferrata Cuerda de la Graja.

Covagrande

Rocas de Covagrande, Duruelo

Excelente lugar Covagrande para los enamorados de los sorprendentes caprichos de la naturaleza que esculpen los roquedos de nuestro entorno en Duruelo de la Sierra.

Es muy parecido a Castroviejo

pero mucho menos transitado ya que hasta allí hay que llegar a pié  a través de una preciosa ruta que podemos comenzar desde el aparcamiento de Castroviejo.

Tendremos que coger el camino forestal de enfrete hasta llegar al Raso de la Cespedilla (20 min / 1,8km) y una vez allí continuar las senda marcada en blanco y amarillo dirección Covagrande (45 min / 3km).

Las formaciones, la gran cueva, el verde prado lleno de helechos, el arroyo de Covagrande y la panorámica con vistas al pueblo nos muestran un paisaje bucólico donde cualquiera podría encontrar la inspiración.

Las Calderas 


La piscina natural de los durolenses. Sólo los más valientes se atreven a meter en sus frescas aguas. Las aguas del río Duero forman diversas piscinas naturales en su curso. 

Una de las más bonitas es la de La Caldera, situada junto a la localidad de Duruelo de la Sierra. Quienes llegan hasta aquí buscando un baño relajado, se sorprenden de encontrar un paraje que es un verdadero tesoro natural.

Las Calderas

 

8. Comer en Duruelo

Torreblanca
Calle Nicolas Asenjo 72, 
42158 Duruelo de la Sierra España
+34 975 37 13 41

Restaurante Casa Romulo
Calle Berrocal S/N, 
Duruelo de la Sierra España
+34 975 37 10 67

9. Covaleda

Covaleda, Soria

Es el siguiente pueblo de nuestra ruta.

Bañada por el Duero, cuyo paso es aprovechado por dos puentes, el de Soria y el de Santo Domingo, para unir sus orillas.

Covaleda remonta sus orígenes a la Edad del Bronce, algunos de cuyos restos cabe rastrear hoy en el Paso de los Arrieros o el Pozo San Millán. 

Los testimonios históricos aseguran que en territorio de la actual Covaleda habitaron las tribus celtíberas de pelendones y duracos, a las cuales se enfrentaron, y no siempre con éxito, los conquistadores romanos. 

Algunas tradiciones mencionan también una fundación a cargo de pueblos bretones, de quienes al parecer procede el sobrenombre de "bretos" que reciben los covaledenses.

Aparece su nombre en los Votos de Fernán Gónzalez en favor del monasterio de San Millán de la Cogolla hechos en el año 939, en los que se les insta, junto a otros pueblos de la zona, a que donen a dicho monasterio "un queso por cada casa".​ 

En 1095 fue donado el villar de Cobaleta por los Condes de Lara, Don Gonzalo Núñez y su mujer Doña Goda, al Monasterio de San Millán, según aparece en el libro de la Crónica de los príncipes de Asturias y Cantabria.

​ Anticiparon la repoblación de Ávila, como reflejó la Carta fundacional de dicha ciudad.​ La existencia de la carretería, base de la economía pinariega durante siglos, está atestiguada desde 1387.​

El Censo de Pecheros de 1528, en el que no se contaban eclesiásticos, hidalgos y nobles, registraba la existencia de 62 pecheros, es decir ,unidades familiares que pagaban impuestos.​ 

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituyó en municipio constitucional en la región de Castilla la Vieja, partido de Soria​ que en el censo de 1842 contaba con 144 hogares y 574 vecinos

Su nombre hace referencia a la existencia de cuevas y nos abre un abanico infinito de sendas y rincones por los densos bosques y sierras que la circundan. Monte que esconden parajes como Ambas Cuerdas, Bocalprado, Tejeros o la Piedra Andadera.

Es el lugar perfecto para acudir a realizar actividades como: senderismo, montañismo, ciclismo de montaña, esquí de fondo… ¡Todo depende de la época del año en la que la decidas visitar!

Covaleda es un pueblo próspero y bien cuidado, la arquitectura cuenta con construcciones recientes, esto se debe a que sufrió un incendio a principios del siglo XX en el que desaparecieron casi todas las casonas antiguas.

El fuego no se llevó la iglesia de San Quirico y Santa Julita, templo construido entre los años 1698 y 1706 por el maestro de obras Baltasar de Pontones. Es el último ejemplo soriano del sistema constructivo gótico.

La naturaleza ha hecho acto de presencia en ella ya que encima de uno de los contrafuertes de la cabecera ha nacido un pino.

Entre sus bellos parajes, destacamos el Refugio de Pescadores en el Duero, desde aquí podemos subir al Mirador de la Machorra.

Por la pista que sube al Urbión tenemos acceso a parajes como Bocalprado y casi en el límite superior del bosque, Tejeros, donde conviven los pinos más grandes que jamás hayas visto.
Eventualmente podemos ascender desde Covaleda hasta los Picos de Urbión, siguiendo el GR-86.

Las posibilidades de practicar deportes en estrecha comunión con la naturaleza… ¡Son incalculables!

 

 10. y para comer en Covaleda

Hostal Don Pancho
Calle Burgos, 
Covaleda España
+34 975 37 03 96

Posada Dos Aguas
Avenida Arqueros 4, 
42157 Covaleda España
+34 975 37 72 86

11. Ruta a La Mina del Médico desde Covaleda

Ruta a la Mina de la Cascada del Médico
Preciosa ruta de senderismo de alto valor etnográfico y paisajístico con inicio en la localidad soriana de Covaleda. 

Desde la Plaza Mayor nos dirigimos a la carretera para tomarla en dirección a Soria, pasamos junto a la Ermita de Nuestra Señora del Campo y a unos 100 metros, llegados a la curva, tomamos el camino asfaltado, un poste nos indica la dirección a Bocalprado.

Llegados a un cruce de caminos, continuamos de frente, siguiendo las marcas blancas y rojas del GR-86 en dirección al Refugio de Bocalprado.

Una vez en el refugio, dejamos éste a nuestra izquierda y seguimos de frente por la pista hasta llegar al Altar de los Peregrinos, en este punto encontramos un cartel que nos indica la dirección a seguir para llegar a la Mina del Médico.

Avanzamos por el camino indicado y llegamos a la altura del Horno de Pez Acebuchar, situado a nuestra izquierda. 

Se trata de hornos que se utilizaban antiguamente para la obtención de la pez o brea, producto negro y viscoso que se obtenía cociendo la tea procedente de las toconas de pino.

Ruta a la Cascada del Médico

Continuamos por la pista, y siguiendo las indicaciones, llegamos a una bifurcación que nos indica: Mina del Médico o Cascada Mina del Médico.

Para llegar a la Mina del Médico, tomaremos el sendero de la izquierda, su nombre se debe a que el médico que vivía en Covaleda acudía a éste lugar en busca de hierbas y raíces medicinales.

Visitada la Mina, regresaremos para retomar el sendero en dirección a la Cascada Mina del Médico. 

Cascada del Médico

Bajaremos extremando la precaución ya que el terreno es bastante irregular. Llegados abajo observaremos la belleza de esta cascada, dependiendo de la época del año bajará más o menos agua.

El regreso a Covaleda lo realizaremos por el mismo camino.

12. Ruta de las Cascadas de Covaleda


 

13. Vinuesa

Casa de los Ramos en Vinuesa, Soria

A los pies de la Sierra de Urbión y entre las sierras de Duruelo y el Portillo de Pinochos, una de las localidades más bellas de la provincia de Soria es acariciada por las aguas del Revinuesa y el Duero, que aquí se recoge y ensancha, creando uno de los embalses más importante del cauce de este río, el Embalse de la Cuerda del Pozo. 

La construcción de este pantano anegó uno de los pueblos que bañaba el Duero; todavía puede verse la torre de la iglesia de La Muedra, y si las aguas están muy bajas, los muros que un día fueron hogares de los habitantes de este lugar.

Vinuesa está en el corazón de la Tierra de pinares, en la Soria Verde, al norte de la provincia de Soria y muy cerquita de la enigmática y legendaria Laguna Negra que junto con los Circos glaciares de Urbión conforman uno de los más singulares y admirables paisajes naturales protegidos con la categoría de Parque Natural.

Vinuesa fue región de pelendones citada en las fuentes clásicas como Visontium. 

Los habitantes prerromanos capitularon ante el poder de Roma iniciándose un periodo de asimilación de la cultura de los conquistadores. 

Puente romano de Vinuesa, Soria

Las obras públicas comunicaron este lugar a través de calzadas con Uxama o Numancia; un puente reutilizado y remodelado en épocas posteriores emerge de las aguas embalsadas con el estiaje.

Los visontinos han sido y son ganaderos, han aprovechado los recursos que el inmenso pinar pone en sus manos, la carretería forjó una de las «cabañas» más importantes del país y sus canteros trabajaron la piedra construyendo impresionantes casonas con estructuras de madera y espectaculares chimeneas cónicas de entramado vegetal y barro.

La historia ha ido jalonando la localidad de testimonios de diversas épocas y estilos. El rollo jurisdiccional identifica el poder territorial de la villa sobre su tierra y los palacios el dominio señorial de los marqueses de Vilueña o los Neyla. 

Pero es también de gran interés la arquitectura tradicional pinariega una de las seña de identidad más personales de Vinuesa; la Casa de los Ramos construida en las últimas década del siglo XVIII fue declarada Bien de Interés Cultural den 1996 reproducida para la Expo de 1929 en el «Pueblo Español» de la Ciudad Condal.

Calle de Vinuesa, Soria

Fueron carreteros y también poderosos ganaderos de ovino integrantes del Honrado Concejo de la Mesta. 

Aún se conserva uno de los lavaderos donde la lana se arreglaba para la venta.

La parroquial gótica visontina está dedicada, como no podía ser de otra manera, a la Virgen del Pino. Cuenta la tradición que la talla apreció en la copa de un pino con ramas en el término de Covaleda. 

Ambas localidades se disputaron la efigie, pero las mujeres de Vinuesa armadas de ramas de pino solventaron la contienda dando origen a una de las tradiciones más conocidas de la villa, la Pinochada en las fiestas de Ntra. Sra. del Pino y San Roque, declaradas de Interés Turístico Regional.

Hablando de fiestas, aquí, como en otras localidades pinariegas «se pinga el mayo» el 14 de agosto; un gran pino que supera los 20 metros de altura se eleva con la habilidad y técnica de los lugareños. Uno en la Plaza mayor y otro junto a la ermita gótica de la Soledad.

La naturaleza es uno de los recursos más importantes de Vinuesa. 

La Casa del Parque de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión es un centro de información e interpretación del Parque Natural y Museo del Bosque. 

Casa del Parque de la Laguna Negra, Soria

Aquí se transmiten al visitante los valores de la naturaleza, los usos del bosque o la cultura de Pinares a través de atractivos soportes de comunicación.

La fuente sulfurosa del Salobral y el Observatorio de aves son también puntos de atracción para los amantes de las aguas medicinales y la ornitología. 

Por aquí transcurre el GR 86 y un numeroso tejido de senderos introducen al viajero en un impresionante mundo de verde y agua.

14. Mirador de Cueva de las Mujeres

Mirador de Cueva de las Mujeres, Vinuesa

El Mirador de Cueva Mujeres es un lugar ideal para contemplar la Villa de Vinuesa, accede a el haciendo senderismo o en muontain bike, no te arrepentirás de los paisajes que ofrece.

15. Comer en Vinuesa

La Corte de Los Pinares
Calle Laguna Negra 1.,
 42150 Vinuesa España
+34 975 37 85 32

Restaurante La Gallega
Calle Pio Baroja, 
42150 Vinuesa España
+34 669 38 30 98

La Laguna Negra
Calle Miguel de Unamuno, S/N, 
42150 Vinuesa España
+34 975 37 82 56

Bar Vinuesa "El Huevo"
Calle del Campo Lavadero 2D, 
42150 Vinuesa España
+34 669 77 95 54

16. Parque natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión




El parque natural Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión es un espacio protegido situado en los Picos de Urbión, en la comarca soriana de Pinares en Castilla y León, España.​

Descripción


Tiene una extensión de 4617 hectáreas, repartidas por los municipios de Covaleda, Duruelo de la Sierra y Vinuesa

Fue declarado parque natural en el año 2010. Se nuclea en torno a la Laguna Negra de Urbión, famosa por el relato que Antonio Machado escribió en 1912 titulado Los hijos de Alvargónzalez.

El parque está integrado en la Red Natura 2000, forma parte de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y está declarado "Lugar de Importancia Comunitaria" (LIC) de la Sierra de Urbión y Cebollera.

La mayor parte de la superficie del parque se encuentra por encima de los 1700 metros de altura, en la franja oromed iterráneo entre los 1500 y 2000 metros de altitud. El paisaje es glaciar modelado en el cuaternario. 

Abundan las lagunas de origen glacial, estando algunas de ellas recogidas en el Catálogo Regional de Zonas Húmedas de Castilla y León. Destacan la laguna Negra, la laguna Larga, la laguna Helada, la laguna Mansegosa y laguna del Hornillo. 

El pico Urbión, con sus 2228 metros de altura, es la mayor cota del parque y una de las cumbres más altas de la provincia de Soria; en él nace el río Duero.

La diversidad de ecosistemas que se dan en el área del parque hacen que este sea relevante. Pastizales de montaña, forestas de coníferas, ríos, arroyos y lagunas hacen que estas tierras sean un ejemplo de paisaje característico de la alta montaña mediterránea ibérica.

Flora

Flora de la Laguna Negra

Una vasta masa de pino negro y pino silvestre ocupa los valles del Revinuesa y del Duero. En las laderas a umbría por encima de los 1400 metros de altitud se da el haya, mientras que en los lugares rocosos se produce un bosque de mezcla entre pino albar y otros árboles. 

En las alturas superiores a 1800 metros, donde se dan duras condiciones climáticas, se desarrollan pastizales de montaña y matorral compuesto por especies como el biércol, enebro y arándano.

En las partes más altas se dan especies almohadilladas de flora alpina, entre los que se encuentran algunas especies endémicas como la armeria y la margarita alpina.

Fauna

Fauna de la Laguna Negra

La variada vegetación permite que la fauna también sea variada. Hay reptiles típicos de ambientes atlánticos, como el lagarto verde y la víbora áspid; anfibios, como el tritón jaspeado; mamíferos como ardilla, garduña, zorro, comadreja, tejón, ciervo, corzo y jabalí. También se pueden llegar a ver lobos, nutrias y visones europeos.

En los pinares se encuentran aves como el piquituerto, el carbonero palustre, la chocha perdiz, el agateador común, el trepador azul o el pinzón vulgar. 

Mientras que en la montaña hay acentor alpino, collalba gris o bisbita alpina. Las rapaces son la joya del parque y una de las causas de su integración en la ZAPA. 

Hay águila culebrera, halcón peregrino y águila real, entre otras. También se ve perdiz pardilla.

Fauna de la Laguna Negra

Entre los invertebrados destaca el coleóptero asociado a los bosques de hayas.

 
Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión

Esta oscura, fascinante y enigmática laguna, envuelta en leyendas, forma unos de los parajes más bellos de la provincia. De origen glacial, encajada a unos 2.000 metros de altura, entre paredes graníticas y bordeada por infinitos pinares, dan a esta laguna su aspecto oscuro y tenebroso.


La Laguna Negra está situada a tan solo 50 kilómetros de distancia de la capital. Para llegar hasta allí, cogeremos la N-234 dirección Burgos hasta la localidad de Cidones. Al final del pueblo, tomaremos el desvío a mano derecha en dirección Vinuesa

Cerca de esta localidad veremos los letreros que nos indicarán el modo de acceder a la Laguna Negra por el encantador Valle del Revinuesa entre pinos silvestres de buen porte y altura.

Para acceder a la Laguna Negra se puede ir con coche hasta arriba, excepto en los meses de verano o en festivos con mucha afluencia de visitantes, en los que se prohíbe el acceso de vehículos particulares. 

En este último caso, hay que dejar los vehículos estacionados en el aparcamiento del Paso de la Serrá y subir el resto del trayecto, aproximadamente dos kilómetros, o bien andando o bien en un autobús que sale desde este punto, y sube y baja a los turistas hasta 300 metros antes de la Laguna Negra. 

Laguna Negra, Sierra de Urbión, Soria

En los meses de invierno, hay días que debido a la climatología, el acceso puede encontrarse cerrado por la presencia de nieve y hielo en la carretera.

Desde la Laguna Negra es posible acercarse hasta el Pico de Urbión y sus 2.228 metros de altitud. Covaleda y Duruelo de la Sierra cuentan también con accesos a esta cumbre.

El primer domingo de agosto tiene lugar desde hace más de 40 años su famosa Travesía a Nado, en la que hay gran participación de nadadores.

En la pradera y alrededores existen míticos pinos y hayas de enorme tamaño. 

La oscuridad de las aguas y lo misterioso del paisaje de montaña de este «abrevadero de lobos», ha fascinado al hombre desde antiguo, como lo demuestran leyendas e historias como la de La Tierra de Alvargonzález.

Por eso tenemos que disfrutar de la naturaleza que lo compone con respeto y con la obligación de preservarlo para las generaciones venideras.

17. Senderismo en la Laguna Negra


18. Otras rutas Cercanas