Mostrando entradas con la etiqueta ORENSE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ORENSE. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de febrero de 2021

Ruta por los otros Lugares Mágicos de Orense (I): Del Barco de Valdeorras al Castillo de Monterrey

Castillo de Monterrey, Verín, Orense

Viñedos en Barco de Valdeorras


Puente de la Cigarrosa, Orense

Souto de Rozabales, Orense

Ponte Navea, Orense

Parque Natural de O Invernadeiro, Orense

La Provincia de Ourense (Orense) es la única de las cuatro provincias de Galicia sin litoral y es una de las menos turísticas de todo el país. Es verdad, no hay playas paradisíacas, pero si crees que hay menos cosas que ver en Ourense que en el resto de Galicia, te equivocas y mucho.

Además de las termas – la faceta quizás más conocida de la provincia – podrás visitar una encantadora capital de provincia, los pueblos mágicos de Ourense junto a pintorescos castillos y monasterios. ¿Y qué te vamos a decir de la naturaleza? 

Hay pocos lugares de España con esta densidad de impresionantes parajes naturales desde cañones fluviales, grandes parques naturales, bosques mágicos y cascadas asombrosas.

Indice:

  1. Como llegar a Barco de Valdeorras
  2. Croquis de nuestra ruta
  3. Barco de Valdeorras
  4. Comer en Barco de Valdeorras
  5. Monasterio de Xagoaza
  6. Puente de la Cigarrosa
  7. Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas
  8. Puentes de la Vía Nova (Ponte Bibei y Ponte Navea)
  9. Manzaneda
  10. Bidueiral de Gabín
  11. comer cerca de Manzaneda
  12. Circo glaciar del Cenza
  13. Parque Natural de O Invernadeiro
  14. Fervenza da Cidadella
  15. Verín
  16. comer en Verín
  17. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a Barco de Valdeorras, origen de nuestra ruta:

Cómo llegar a Barco de Valdeorras en autobús:

La estación de autobuses más cercana a Barco de Valdeorras es la estación de autobuses de P.km.118.6 situada a 2,41 kilómetros donde hay conexiones en autobús hasta Orense y otras capitales de provincia.

Información sobre la estación de autobuses de P.km.118.6:
Dirección: Rúa Río Galir, 6, 32300 O Barco, Ourense
Mapa de la estación de autobuses de P.km.118.6:

Cómo llegar a Barco de Valdeorras en tren:

La estación de tren más cercana a Barco de Valdeorras es la estación de de media y larga distancia de O barco de valdeorras situada a 1,62 kilómetros de Barco de Valdeorras.

Horarios
Horario de la estación
Acceso ininterrumpido a andenes
Venta inmediata de billetes
09:30 a 13:00 y 16:00 a 18:30
Venta anticipada de billetes
09:30 a 13:00 y 16:00 a 18:30
Horario recogida 
Venta Telefónica
09:30 a 13:00 y 16:00 a 18:30

Teléfonos de contacto
Información de estaciones 902 432 343
Renfe:902 320 320
Información, reserva, venta, cambio y anulación de billetes
Atención viajeros con discapacidad
902 240 505

2. Este es el Croquis de nuestra ruta:

   

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

Iniciamos nuestra ruta en el 

3. Barco de Valdeorras

Barco de Valdeorras, Orense

En algunas cuevas de la Sierra de la Encina de la Lastra se encontraron restos humanos primitivos. En lugares próximos a El Barco hay petroglifos y asentamientos castreños. Los Gegurros, uno de los 22 pueblos que formaban parte del convento asturicense, eran los antiguos pobladores de estas tierras y de ese gentilicio deriva el topónimo actual de la comarca (Val-de-giorres).

La romanización fue intensa en un territorio tan estratégico como rico en minerales. Entre Las Médulas y Montefurado son frecuentes las huellas de la actividad extractora del oro. Por Valdeorras pasaba la Vía Nova (la XVIII del itinerario de Antonino), que unía Braga y Astorga, y otras vías secundarias que obligaron a construir puentes que son testigo de aquella época.

En la Edad Media el Señorío de Valdeorras fue administrado por la nobleza. Condes de Lemos, Marqueses de Villafranca y Condes de Ribadavia fueron marcando sus destinos. La fortaleza de El Castro es el referente de aquella época. 

Esta pequeña villa fue cabeza de jurisdicción hasta comienzos del siglo XIX. Los monasterios de la vecina comarca del Bierzo y la Orden de San Juan de Jerusalén compartieron con la nobleza la administración de estas tierras. De la Alta Edad Media destaca el complejo románico de San Miguel de Jagoaza, perteneciente a la Orden de Malta.

En 1809 grupos de guerrilleros valdeorreses bajo el mando del Abad de Casoyo impidieron, en Sobradelo, el paso de las tropas francesas del mariscal Soult

A finales de ese mismo siglo, Valdeorras, que estuvo representada en las Cortes de Cádiz por el párroco de Villamartín, el liberal Ruíz de Padrón, se abre al mundo moderno con el ferrocarril, que llega en 1883, pocos años antes de construirse en El Barco el puente de San Fernando, esencial para mejorar la comunicación de la comarca.

Motivos hay para visitar O Barco y la comarca de Valdeorras, pero son tan contundentes que cuando acabes de leer este artículo te entrarán unas ganas tremendas de visitarla. Sus vinos con denominación de origen dan lugar a un increíble paisaje de viñedos que incita a caminar entre sus vides. 

Su arquitectura tradicional y los vestigios que los romanos, en busca de oro, dejaron en estas tierras, así como su deliciosa cocina con productos de interior, son más añadidos por los que merece la pena dedicar unos días a O Barco de Valdeorras y sus alrededores.

Planes y cosas que tienes que ver en tu visita a O Barco de Valdeorras

Descubrir el encanto de su casco antiguo

Tanto esta plaza como las calles colindantes son ideales para pasear y apreciar la variedad de estilo de sus edificios, algunas casas señoriales con sus vistosos escudos, y otros de estilo modernista, como el antiguo casino.

En esta zona también encontraremos otras construcciones relevantes, como la iglesia de Santa Rita y la iglesia de San Mauro, patrón de O Barco, en la que se rinde homenaje a Jesús Nazareno, cuya imagen tendría su origen en un madero que bajaba por el río y que se resistió a ser cortado para leña.

Ya en la Calle Real nos siguen sorprendiendo las numerosas casas de señorío y pasando la vía del tren, elemento de gran peso en la comarca, está la Casa del Río Cigüeño, del siglo XVII, que fue cartel y centro de represión durante la Guerra Civil.

Pasear por el Parque do Malecón

Con menos de un kilómetro de longitud, pero un gran encanto a la orilla del río, el Paseo del Malecón es la zona preferida de los habitantes de O Barco y un gran espacio de recreo que recorre la orilla derecha del Sil en el casco urbano de O Barco. 

Cuanta con zonas infantiles, deportivas y mucho espacio verde.Un paseo por sus espacios verdes al atardecer, acompañado de unas tapas en las numerosas terrazas que se extienden a lo largo del paseo, siempre es un buen plan.

Cruzar alguno de los muchos puentes de O Barco

Ponte de San Fernando Foto histórica

Donde hay un río hay un puente, o más, y en O Barco hay tres. Un buen paseo por la localidad incluye cruzar el puente que une O Barco con el parque de O Salgueiral, pasando por Viloira y cruzando también el Puente de San Fernando, para volver al casco antiguo en un agradable paseo circular de no más de 2 kilómetros que nos lleva por lo mejor de O Barco en pocos minutos.

Hacer la Ruta de los vinos de D.O. Valdeorras

Ourense es zona de viñedos y uno de los principales puntos de producción de Godello y Mencía y aquí se encuentran algunas de las pocas denominaciones de origen de los vinos gallegos. Como la Denominación de Origen Valdeorras.

Para conocer las viñas de la comarca, algunas situadas en laderas y pendientes del valle y otras a pie de río, es conveniente hacer la llamada Ruta de los viñedos, que puede comenzarse en A Portela, una aldea a 8 kilómetros de O Barco. 

Viñedos de Valdeorras 

Desde allí comienza un recorrido a pie de unos 12 kilómetros que se completa en menos de tres horas y pasa por la aldea de Córgomo, acabando en Vilamartín de Valdeorras. 

En la ruta disfrutaremos de los mejores paisajes de viñedos que podemos ver en Galicia, con permiso de la Ribeira Sacra, que en algunos puntos podemos acompañar de catas en bodegas.

Admirar el Ponte romano de Éntoma

Ponte romano de Éntoma 

El Ponte romano de Éntoma es uno de los imprescindibles que ver en O Barco, no sólo por su importancia histórica, ya que se cree que era parte de una de las vías secundarias de la Vía XVIII romana, si no también por el entorno rural en que se encuentra. 

El puente cruza el río Galir, en la misma aldea de Éntoma y forma parte del Camino Real que une Sobradelo y O Barco. Fue construido con grandes bloques de piedra sin labrar en su base que se dice que fueron portadas a hombros por los romanos, y con lajas de pizarra que conforman su único arco de medio punto.

Lamentablemente se encuentra en estado de semi abandono y todavía lo cruzan vehículos a motor, lo que acelera su deterioro.

Visitar la Casa grande de Viloira

Casa Grande de Viloira 

Viloira es una población situada en la orilla izquierda del río Sil y a pocos metros de O Barco. 

Aquí se encuentra la Casa Grande de Viloira, una casona señorial de las más representativas de O Barco, que se construyó en 1637 y siempre ha estado vinculada a la familia Quiroga.

 Sigue un esquema rectangular con dos patios interiores, el más grande rodeado de una galería cerrada, y el más pequeño alberga la capilla. Sus muros de mampostería aparecen enlucidos con piedra roja en sus dinteles, jambas o columnas. Actualmente acoge la sede de la Xunta de Galicia y el Instituto de Estudios de Valdeorras.

Hacer un recorrido por su amplio patrimonio religioso

O Barco conserva las tradiciones religiosas de las zonas del interior gallego y tiene varios ejemplos de templos que merecen una visita.
 
Como la Iglesia de Outarelo, del siglo XVII, dedicada a San Francisco Blanco.

 En este pequeño pueblo del municipio de O Barco de celebra acada 5 de febrero la romería en honor a este santo, patrón de los males de la cabeza. 

Iglesia de A Pobra

En su interior se conserva la supuesta calavera del santo, que se expone en una urna.

Otras de las iglesias de interés es la Iglesia de A Pobra, de origen románico, aunque apenas quedan restos de este, con interesantes pinturas del siglo XVI o la importante iglesia y monasterio de San Miguel de Xagoaza.

En tierra de viñedos...visitar una bodega

Son muchas las bodegas de la zona que merecen nuestra atención por su gran singularidad, así que emplearemos buena parte del día a visitarlas y conversar con los bodegueros sobre las variedades, el laboreo de la viña, la poda, la vendimia, la elaboración, el clima, los suelos o cualquier aspecto que deseemos conocer sobre el vínculo de esta tierra con el vino.

El conjunto monumental Villa de O Castro

Pazo de O Castro 

Esta importante edificación es uno de los mejores lugares que ver en O Barco. 

Consta de una gran fortaleza procedente del siglo XII de origen prerromano, que era vital para la vigilancia del camino de entrada a Galicia. Básicamente, esta era la puerta de ingreso para peregrinos, comerciantes y nobles que llegaban a Galicia en época medieval.

La ciudad de O Castro sirvió como capital administrativa por muchos siglos, aunque para el siglo XVIII empezaría a decaer. En la actualidad solo se puede observar una torre que todavía hace mención a su larga historia, así como parte de su muro. 

Sobre esa estructura se contempla una casa de gran tamaño de tipo pazo que alberga galerías y arcos con vista a O Barco y que hoy es hotel rural. A su lado, se ubica una iglesia que fue construida en el siglo XVIII con una arquitectura bastante llamativa.

Mucho que ver en los alrededores de O Barco de Valdeorras

Mirador do Barranco Loiro 

A menos de media hora de O Barco encontramos poblaciones tan interesantes como A Rúa, con el pintoresco barrio de Fontei y la Casa grande, y enclaves como el Mirador do Barranco Loiro desde donde contemplar la población anterior. 

Otros lugares de interés en la comarca de Valdeorras son el Mosteiro das Ermidas y el de Xagoaza, el Ponte medieval da Cigarrosa, el Castelo do Arnado o la aldea de Santoalla, en estado de abandono, donde se rodó la película Sempre Xonxa.

Como espacios naturales señalar la Serra da Enciña da Lastra, así como Las Médulas en la vecina comarca leonesa de El Bierzo, que es otro de los lugares muy próximos a O Barco a los que acercarse si viajas a esta zona de Galicia.

   

4. Para comer en Barco de Valdeorras:

Restaurante Piquiño
Paseo Malecón, 12 – 13,
 32315 O Barco de Valdeorras España
+34 988 68 23 49

Casa Galaica
Calle Eulogio Fernandez 27 El restaurante se encuentra en unas galerías comerciales, 
32315 O Barco de Valdeorras España
+34 988 34 72 35

iL Piacere Gastrobar
Rua Constitucion 2 Bajo,
 32300 O Barco de Valdeorras España
+34 988 68 53 01

y algo mas económicos:

O Buraco
Praza Maior 3, 
32300 O Barco de Valdeorras España
+34 646 70 82 56

Despieste Café
ABDÓN BLANCO 9, 
32315 O Barco de Valdeorras España
+34 988 32 26 51

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

5. Monasterio de Xagoaza

Xagoaza es otra de las parroquias de O Barco y en ella se ubica uno de los monasterios más famosos de la comarca de Valdeorras, rodeado de un ambiente de paz y naturaleza. 

Monasterio de Xagoaza, Orense

Se trata del monasterio de San Miguel de Xagoaza, situado a tan solo dos kilómetros de O Barco de Valdeorras y enclavado en el profundo valle que forma el río Mariñán, afluente del Sil.

Aunque hemos leído en varios lugares, incluso en uno de los paneles, que las primeras referencias al monasterio de Xagoaza datan del año 1092 debido a una inscripción en una tumba de San Pedro de Montes, en realidad no encontramos la tumba que lo certifique, aunque sí existe un tumbo, el Tumbo de San Pedro de Montes, de Augusto Quintana Prieto (s. XIII o principios del XIV). 

Del monasterio de Xagoaza original no queda mucho, pero sabemos que desde el año 1252 perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén (los Sanjuanistas), más conocidos con el nombre de Caballeros de Rodas o Caballeros de Malta, orden que tuvo una gran presencia en la provincia de Ourense. Xagoaza era un priorato que dependía de la Encomienda de Quiroga.

Monasterio de Xagoaza, Orense

En primer lugar el monasterio fue de una orden religiosa hospitalaria, después militar y por último de carácter diverso como centro espiritual.

El edificio original, que es posterior al monasterio primitivo (XVIII), tenía dos frentes, uno de ellos desapareció no hace mucho. 

En el que queda se puede apreciar un hermoso escudo de armas. Otro más se encuentra en el patio interior en una de sus columnas.

La iglesia está separada del edificio y su origen se remonta al siglo XII. Es una templo de una sola nave y conserva su ábside románico semicircular, así como parte de la puerta sur y los canecillos que adornan el alero del ábside. 

La sencilla fachada fue reformada en el siglo XVI y posteriormente se le añadió la espadaña de dos cuerpos. 

Tiene dos puertas con arco de medio punto una de ellas adornada con la Cruz de Malta.

Monasterio de Xagoaza, Orense

En el interior destacan los restos de las pinturas manieristas en el prebisterio del conocido Mestre de Xagoaza, del año 1586, un hermoso retablo barroco de Juan Pascual de Barrio de 1679 y una custodia de Matías González de 1699.

El monasterio quedó en abandono en el siglo XIX y no fue hasta el año 1988 que fue restaurado y hoy los edificios monacales que se conservan forman parte de una bodega, bodega que cuenta con una cueva tradicional de grandes dimensiones para la conservación de los vinos.

Sobre el río Mariñán aún se conserva un viejo puente denominado Ponte da Acea y los restos del molino que le dan nombre.

San Miguel de Xagoaza forma parte del Camino Natural del Interior Vía Nova, Tramo Biobra – Petín. Debemos saber también que el monasterio de Xagoaza se localizaba muy próximo al camino de invierno a Santiago y a ello se debe su carácter hospitalario durante siglos. 

Por Xagoaza también pasaba una vía de comunicación que unía O Barco de Valdeorras con O Cebreiro, pasando por el interior de O Courel.

Muy cerca podremos y en dirección O Barco de Valdeorras podremos ver la Torre de O Castro y su entorno.


6. Puente de la Cigarrosa

Este puente une los concellos de Petín y a Rúa y atraviesa el río Sil, unos cientos de metros más atrás de donde se ubica el embalse de San Martiño que fue construido en 1956 y ocultó las bases del puente de la Cigarrosa haciendo más difícil su estudio y su origen.

Puente de la Cigarrosa, Orense


Su estructura consta de cinco arcos de diferentes luces, cuatro apuntados y el más grande de medio punto asentado sobre base rocosa que salvaba el cauce original del Sil y que tiene una luz de 20,20 m. Tiene una logitud total de 77,12 m.

 
Sin embargo sabemos que se trata de un puente de origen romano de la época de Tito y Domiciano. 

Por él atravesaba la Vía XVIII o Vía Nova en su camino de Brácara a Astúrica.

Puente de la Cigarrosa, Orense

El puente presenta cuatro tajamares aguas arriba y dos curso abajo. El puente de la Cigarrosa sufrió numerosas reconstrucciones, tanto en el siglo (XIV), XVI y XVIII.

De señalar es la poca afortunada obra de asentamiento que se hicieron durante la construcción del embalse de San Martiño, a mediados de siglo XX, donde se recubrió y se dio forma con hormigón una parte del arco apuntado de una esquina.

7. Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas
Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas, Orense

Todavía nos queda una joya de la arquitectura religiosa que tendrás que visitar en Ourense. 

En una colina del valle del Río Bebei, rodeado de viñedos se encuentra el Santuario de As Ermidas. 

Es una de las iglesias más importantes en Galicia de la época del barroco.

Su fachada fue edificada entre 1713 y 1726 por Juan Martínez Pita; poco posterior a ella es el Vía Crucis construido en 1730 y compuesto por 14 capillas que contenían 62 estatuas. 

El exterior de los templetes se presenta muy sencillo. 

En cambio, el interior está decorado con esculturas que representan la Pasión de Cristo, siguiendo el modelo del Bom Jesus do Monte de Braga edificado en 1723.

Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas, Orense

 Y como para el Sacro Monte portugués algunas capillas fueron asociadas a unas fuentes.

Se trata de obras figurativas únicas en su género, no sólo en Galicia, porque la idea de reproducir "de verdad" las estaciones de la Pasión de Cristo se expresó en España mayormente en los grupos de estatuas que se sacan en procesión con ocasión de la Semana Santa.

De gran atractivo turístico, destaca por sus celebraciones de semana santa, especialmente el Via Crucis, en el cual se recorre las estaciones que van desde el santuario al lugar de O Cruceiro distantes entre sí aproximadamente 1km. 

Otro de los actos de esta semana más sonados, incluso más que el vía crucis, era la llamada "estoupa do Xúdas" en la cual un muñeco de trapo relleno de pólvora, que representaba a Júdas, comenzaba a explotar en cuanto se encontraban Cristo resucitado y María.

 Esta práctica ya no se lleva a cabo debido a la negación de los actuales sacerdotes del santuario a respetar las tradiciones del pueblo, a pesar de estar datada hace más de cien años.

 Detenerse delante de su fachada ya impresiona por las dimensiones del edifico, pero la verdadera belleza encontrarás en su interior. Las esculturas en la iglesia que representan la Pasión de Cristo son únicas en España.

8. Puentes de la Vía Nova (Ponte Bibei y Ponte Navea)

Ponte Bibei, Orense

La Vía Nova (conocida también como la Vía XVIII del Itinerario de Antonino) es una calzada construida por los romanos que unía Bracara Augusta (hoy la ciudad portuguesa de Braga) y Asturica Augusta (hoy la ciudad de Astorga).

 En sus más de 300 km de recorrido la Vía Nova cruzaba numerosos ríos y por lo tanto se construyeron hermosos puentes. 

El Ponte Bibei sobre el río Bebei es uno de los pocos en Galicia que mantiene su estructura romana. 

Ponte Navea, Orense

El Ponte Navea que se alza sobre el río Navea también es muy bonito, aunque la construcción actual es medieval. Ambos puentes son lugares mágicos rodeados de hermosos bosques.

9. Manzaneda

Manzaneda es otro pueblo que puedes visitar en Ourense para apreciar el aire tradicional de estas tierras. 

Las ruinas de su fortaleza, las calles estrechas y las casas señoriales te harán sentir este ambiente medieval.

Castaños Centenarios, Manzaneda

De los otros monumentos del pueblo destacaríamos la Porta Vella (una antigua puerta en el recinto amurallado), la Cárcel de los Sarmiento (hoy centro cultural) o la Torre de los Barcia.

El entorno del municipio también es apetecible con cumbres altas como el pico de Cabeza de Manzaneda que casi alcanza los 1.800 metros y el paraje natural de Souto de Rozabales de que hablaremos más adelante.

Por supuesto, no podemos olvidar la única estación de esquí de Galicia, la estación de Manzaneda, situada a escasos kilómetros del pueblo.

Souto de Rozabales

Souto de Rozabales, Orense

En las inmediaciones del municipio de Manzaneda se encuentra uno de los bosques más bonitos de Galicia, el Souto de Rozabales. 

Este hermoso castañal artificial es famoso por tener numerosos ejemplares centenarios. 

El más impresionante de ellos es el Castaño de Pumbariños cuyo perímetro supera los 12 metros y su edad los 500 años.

 Sentarse en los bancos al pie de su tronco para observar esta obra de arte de la historia natural gallega es una de experiencias más mágicas que ofrece la provincia.

10. Bidueiral de Gabín

Bidueiral de Montederramo, Orense

El bidueiral de Gabín, situado en el norte de la Sierra de San Mameda, es conocido también como el bidueiral de Montederramo. 

Si no sabes qué es un bidueiral, no eres el único, nosotros tampoco sabíamos antes, es un bosque de abedules.

 El bidueiral de Gabín no es cualquiera de estas forestas, sino la más meridional de toda Europa. 

Aunque es un bosque bastante salvaje, hay varias rutas de senderismo para explorar su magia mientras estés rodeado de aquel tono de verde que solamente encontrarás en tierras gallegas.

    


11. para comer cerca de Manzaneda:

Casa do Agenor
Coba, 32780 Puebla de Trives España
+34 988 33 09 60

La Viuda
Rua Rosalia de Castro 17, 
32780 Puebla de Trives España
+34 988 33 01 01

A Cantina do Catro
Plaza Doctor Paz 4, 
32780 Puebla de Trives España
+34 988 33 08 21

Bar Cardiego
O Pe Do Encoro De Chandrexa O pé do encoro de chandrexa, 
32786 Celeiros España
+34 646 91 03 42

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

12. Circo glaciar del Cenza

Circo glaciar del Cenza, Orense

En el Macizo Central se encuentra uno de los valles más bonitos de la provincia con el circo glaciar más bonito de Galicia. 

Circo glaciar del Cenza, Orense

Desde el pequeño pueblo del Vilariño de Conso podrás recorrer un sendero fácil hasta el Embalse de Cenza o todavía mejor, continuar hasta el nacimiento del Río Cenza. 

En el camino te acompañarán bonitas cascadas, laderas cubiertas de vegetación y los picos de la Serra de Queixa.

13. Parque Natural de O Invernadeiro

Parque Natural de O Invernadeiro, Orense

Ya hemos hablado de algunas de las maravillas del Macizo Central, aquí se halla también el Parque Natural O Invernadeiro. 

Este el único parque natural de Galicia que no está habitado.

 Los ríos Ribeira Grande y Ribeira Pequeña crearon los valles principales del Invernadeiro rodeados por unas montañas que alcanzan los 1.600 metros de altura. 

Se puede recorrer varios senderos en el parque y observar aves, ciervos y muchos otros animales. Es importante saber que el acceso al parque está limitado a 30-50 visitantes al día y se debe pedir autorización en el Servicio de Conservación da Natureza de Ourense.

Recorrer el Parque Natural do Invernadeiro

Parque Natural do Invernadeiro

Con cerca de 6000 hectáreas y una ubicación privilegiada, en el Macizo Central de Ourense, O Invernadeiro es uno de los espacios naturales más bonitos de Galicia, con sus sinuosas montañas y sus abruptos parajes rocosos. 

Aquí viven especies en estado salvaje como el lobo, el jabalí, el ciervo y el corzo, además de martas y armiños. Para visitar el parque hay que solicitar un permiso especial al Servizo de Conservación da Natureza de Ourense, que nos dará acceso a las rutas.

Hay varias rutas a pie que se pueden realizar por el parque, seis de ellas señalizadas, para disfrutar de la presencia de acebos o tejos, considerados árboles sagrados por los celtas, y del vuelo de las águilas y los halcones que allí viven.

 La ruta más recomendada es la Ruta de los cercados, que nos lleva hasta unos espacios vallados en los que ciervos, cabras montesas, gamos y rebecos viven en semilibertad para facilitar el control de su población, y que convierte su avistamiento en toda una experiencia.

    

14. Fervenza da Cidadella

Fervenza da Cidadella, Vilardevós, Orense

También cerca de la frontera con Portugal, en el Concello de Vilardevós se encuentra otro de saltos de agua imprescindibles de la provincia. 

La Fervenza da Cidadella es un fascinante salto vertical formado en el pequeño Regueiro do Pontón que desciende encajado entre rocas. 

Hay varios miradores que te permiten contemplar esta maravilla natural. 

Esta zona es conocida por sus senderos que recorrían los contrabandistas entre los dos lados de la frontera y hoy podrás recorrer las Rutas do Contrabando.

15. Verín

Castillo de Monterrei, Verín, Orense

Es una localidad localizada en el sureste de la provincia de Orense, a orillas del río Támega. 

Es conocida por su emblemático Entroido, por sus aguas minerales que fueron patrocinadores de la selección española de fútbol (Fontenova, Cabreiroá y Sousas), por el castillo de Monterrey que lo preside, y por su parador nacional.

En la Reserva Natural del Río Támega rodeado de viñedos y fuentes de aguas termales se ubica el precioso pueblo de Verín. 

La ciudad de Verín surgió a partir de una villa romana, cuyos habitantes podrían proceder del "castro de Baronceli", situado en la ubicación que actualmente ocupa el castillo de Monterrey, construido en la Baja Edad Media. Durante el Medioevo la villa perdió su dominio y Monterrey centralizó el territorio y la vida de la comarca en torno a sus condes y señores.

Verín se convirtió durante la Edad Media en una población agrícola y tranquila, aunque a menudo se vio envuelta en los conflictos bélicos de los sucesivos gobernantes de Monterrey, así como las disputas fronterizas entre España y Portugal.

 En el año 1506 Felipe el Hermoso mantuvo un encuentro en la población con el cardenal Cisneros a cambio de su intermediación por la rendición parcial de las tropas de Juan III El Piadoso, rey de Portugal.

Durante la Guerra de la Independencia, el castillo se convirtió en el escenario del último de sus conflictos bélicos ya que en este entorno se produjo el ajusticiamiento de incontables tropas hostiles mediante el garrote vil.

En 2019 el ayuntamiento y la Universidad de Vigo hicieron público que se habían encontrado en el castro das Quintas del pozo do Demo de restos que «coincidían con las de una fortificación medieval que no podía ser otra más que el castillo de Cabreira», una fortaleza del siglo x del valle de Monterrey destruida en el siglo xv.​

Que podemos ver y hacer en tu visita a Verín

 Recorrer el casco antiguo de Verín

Plaza Mayor de Verín

Para conocer el casco antiguo de Verín se pueden contratar visitas guiadas que a lo largo de una cuidada ruta urbana conducen al viajero por sus bonitos rincones y plazas monumentales, aunque es más que posible realizar el circuito por libre.

La Casa de los Acevedo y el Convento de los Mercedarios son dos paradas imprescindibles. 

Asímismo la iglesia de Santa María la Mayor, construida a comienzos del siglo XVII .

Convento de A Mercé en Verín 

No dejes de fotografiarte junto a la famosa escultura del Cigarrón, 

Es no de los símbolos de la ciudad, en la Calle Viriato.

Junto al puente sobre el Támega está el baluarte y un fragmento de la antigua muralla que rodeaba la ciudad.

Pasear por la Reserva Natural del río Támega

El río Támega nace en los altos de A Albergaría en Laza, y a su paso por Verín atraviesa un bonito valle plagado de viñedos y rico en aguas manantiales, una zona hoy protegida que abarca todo el curso del río en territorio gallego hasta llegar a la frontera portuguesa. 




Reserva Natural  río Támega

En toda la reserva natural hay vegas y charcas naturales en las que se encuentra una rica vegetación flotante, por lo que pasear por este entorno es todo un espectáculo para la vista.

Hacer la Ecovía do Támega

Otro de los planes en contacto con la naturaleza recomendados en Verín es recorrer, completa o en parte, caminando o en bicicleta, la Ecovía del Támega, que nos lleva desde Verín a Chaves, ya en Portugal, a lo largo de los 32 kilómetros que separan ambas ciudades.


Si no dispones de mucho tiempo puedes hacer el recorrido corto de 3 kilómetros, contemplando sus lagunas y su ecosistema de ribera, a la sombra de los alisos, fresnos y sauces, además de robles y castaños. 

Es un paraíso para las aves, por lo que aquí llegan especies como garzas reales y cormoranes que conviven con el elanio común, el escribano hortelano y el martín pescador, además de ser un santuario de cría para la cigüeña blanca.

Conocer un Balneario: Turismo Termal

Balneario de Cabreiroá 

En una tierra donde el agua es protagonista absoluta hay que acercarse a conocer el Manantial de Cabreiroá, de aguas medicinales, incluido en la Ruta Termal y del Agua. Está en un templete octogonal de estilo novecentista en un bello entorno natural donde conviven las especies arbóreas más representativas de Galicia con especies menos comunes.

Este manantial envasa una de las aguas más prestigiosas de Galicia e invita a probar el agua reicén emanada de las profundidades de la tierra.

Disfrutar de la gastronomía de la zona

Galicia entera es un edén para los sibaritas gastronómicos y Verín no iba a ser menos. 

Pulpo á feira

Aquí destacan los platos típicos, especialmente la empanada gallega, el cocido y, aunque sea una paradoja, los mejores platos de pescado (merluza, bacalao...) y el pulpo, que en zonas del interior de Galicia se preparara de forma excepcional.

De postre, sobre todo en Carnavales, las típicas filloas, solas o con miel, o las castañas, ya que se aprovecha todo el potencial del bosque ourensano para obtener estos productos naturales.

Seguir la Ruta del Vino de Monterrei

Verín, como casi todo Ourense, es zona vinícola y como tal vive numerosas fiestas y manifestaciones en torno al vino. 

La Feria del Vino, que se celebra en agosto, ofrece la posibilidad de conocer la Denominación de Origen de Monterrei, una de las pocas que tiene Galicia, y de degustar otros productos típicos.

En la zona hay más de 25 bodegas, incluidas en esta D.O. de Monterrei, que se pueden visitar para ver el proceso de elaboración del vino y hacer catas de los mejores caldos de la tierra.
 
Vivir a tope el Entroido de Verín

Entroido de Verín 

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, el famoso Entroido de Verín es una de las celebraciones de Carnaval más populares de la región. 

La fiesta comienza el llamado Domingo de Corredoiro, con el desfile de los “cigarróns”, personajes que se ocultan tras unas elaboradas máscaras y que animan a la gente a participar bajo la “amenaza” de llevarse un buen latigazo.

Ese mismo día se celebra en la Plaza Mayor el primer baile de máscaras, pero hay que esperar al “jueves de comadres” para dar comienzo oficial al Entroido, que concluye el domingo siguiente con un gran desfiel de carrozas y, de nuevo, de cigarróns, los protagonistas absolutos de esta fiesta.
 
Cerca del pueblo – en el municipio de Monterrei – se halla una de las fortalezas medievales más importantes de la provincia, el Castillo de Monterrei de que hablaremos con más detalle en el artículo. 

La acrópolis más grande de Galicia
 
Acrópolis de Verín 

En tu viaje a Verín no puedes dejar de visitar la imponente fortaleza de Monterrei, declarada Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural, que preside la ciudad desde lo alto. 

Fue construida en el siglo XII bajo el patrocinio de Alfonso Enríquez, nieto de Alfonso VI. Es la mayor acrópolis de Galicia y en el Medievo fue un baluarte estratégico de defensa de la frontera debido a su proximidad con Portugal.

La fortaleza está formada por tres recintos amurallados con distintas edificaciones: el Pazo dos Condes, la Torre del Homenaje, la Torre de las Damas, la iglesia gótica de Santa María Gracia y el Hospital de Peregrinos, ya que Verín es zona de paso del Camino de Santiago y acogía a muchos caminantes en su hospital. 

En su interior también hay iglesias y viviendas populares, por lo que un paseo por este castillo supone un auténtico viaje a la Edad Media y disfrutar de las mejores vistas sobre Verín.

Enfrente al castillo, en la campiña ourensana se encuentra el Parador de Verín.

Además de este fuerte impresionante, tendrás que visitar la Casa de los Acevedo, el Monasterio de los Padres Mercedarios y la Iglesia de la Santa María la Mayor.

Situado en el municipio de Monterrei (muy cerca de Verín), el Castillo de Monterrei es probablemente la fortaleza más espectacular que visitar en Ourense y de las mejor conservadas de toda Galicia. 

Monterrei, Orense

Su ubicación le otorgó un papel estratégico en la Edad Media para defender la frontera entre Galicia y Portugal. 

La fortificación tiene tres recintos amurallados, el Hospital de los Peregrinos, el Palacio de los Condes, una iglesia y una impactante Torre del Homenaje del siglo XV.

La condesa infiel y la “reina loba”

La fortaleza de Monterrei transporta al medievo. Dentro de una triple muralla, sus edificios fueron construidos entre el XII y el XVII. Destaca el hospital de Peregrinos que atendía a todos los que llegaban de la meseta. 

Subiendo entre callejuelas se llega al castillo, con su Plaza de Armas, la gran Torre del Homenaje y la Torre de las Damas enclavada en el Palacio de los Condes. 

A la izquierda, la pequeña iglesia de Santa María. 

Monterrei, Orense

Aquí es fácil sentir la leyenda de la condesa infiel, que, temiendo la ira de su marido, se lanzó desde la Torre del Homenaje. 

Ríos de historia transcurren por esta fortaleza que los abades intentaron demoler por ser una amenaza a su autoridad. 

Fue refugio de Pedro I El Cruel y punto de encuentro del cardenal Cisneros y Felipe El Hermoso. Y por aquí circula la leyenda de la despiadada “reina loba”.

    

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

16. Y para comer en Verín:

Regueiro da Cova
Rua da Alameda 21, 
32600 Verín España
+34 988 68 35 99

Restaurante Casa Zapatillas
Calle Luis Espada n.34interior, 
32600 Verín España
+34 988 41 07 29

Casa do Pulpo
Avenida Portugal, 24 BAJO, 
32600 Verín España
+34 988 41 08 86

y algo mas económicos:

Taperia Parrillada TAMEGA
Avenida Sousas N 83,
 32627 Verín España
+34 988 68 35 49

afraga
Rua Curros Enriquez N 2,
 32627 Verín España

viernes, 1 de enero de 2021

Balnearios Históricos de España: Ruta del Noroeste

Balneario de La Toja, 1908

Balneario de Mondariz, Foto Histórica

Balneario de Guitiriz, Foto Histórica


Hoy en día valoramos mucho el culto tanto al cuerpo como a la mente. Gimnasios, tratamientos de belleza, lugares para desconectar… Es primordial para nosotros tener nuestro espacio y liberar la mente del estrés del día a día y la rutina. Cada vez más, los expertos abogan por la ‘slow life’ y la práctica de la atención plena, más conocida como el mindfulness. 

Los balnearios son un buen lugar para dejar de lado todos los problemas y centrarnos en nosotros mismos. Además, son una fuente de tratamientos dedicados a la medicina. Pero, ¿desde cuándo utilizamos las aguas termales para nuestro beneficio?

Indice:

  1. Algo de Historia sobre los Balnearios
  2. Como llegar a Oviedo, origen de nuestra ruta
  3. Balneario Real de Las Caldas
  4. Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena
  5. comer cerca de Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena
  6. Balneario Caldas de Luna, León
  7. comer cerca del Balneario de Caldas de Luna
  8. Balneario de La Fuente de Azufre, Ponferrada
  9. Las Burgas, Orense 
  10. Balneario de Mondariz
  11. Comer cerca del Balneario de Mondariz
  12. Balneario de La Toja
  13. Comer cerca del Balneario de La Toja
  14. Termas Romanas de Lugo
  15. Hotel Balneario Guitiriz & Golf Club 
  16. Comer cerca del Balneario de Guitiriz
  17. Otras Rutas Cercanas

1. Algo de Historia sobre los Balnearios

Termalismo en la Antigüedad 

Aunque es en la antigua Grecia donde se comenzaron a utilizar las aguas termales para uso de los ciudadanos, es en el año 25 antes de Cristo cuando el emperador Agripa, diseñó y creó en Roma las primeras grandes termas de origen público, aunque los romanos ya utilizaban las aguas termales desde hacía doscientos años. Al principio estas casas de baño solían ser de carácter vecinal y se extendían a lo largo de las ciudades en pequeños edificios comunitarios. 

Esos primeros baños públicos fueron llamados ‘balneas termas’. Había ya entonces una diferenciación entre espacios de baño privados, llamados balmes o balneum y los espacios públicos, denominados thermae o therma.

Desde Agripa, todos los emperadores posteriores tuvieron entre sus planes sociales construir grandes casas de baño. Se estableció una especie de competición por ver cuál hacía los baños públicos más lujosos.

 La intención de todos los emperadores era que las casas de baño fueran un lugar al que acudiera la mayor cantidad de gente posible, por eso los precios eran muy bajos y, en algunos casos, incluso gratuitos. Los balnearios eran entonces una gran ‘plaza pública’ en la que se reunían personas de todas las clases sociales y en donde se trataban temas de carácter social y político.


Uso de los grandes balnearios

Ya entonces había un uso eficaz de estas casas de baño. Al ingresar se dejaban las ropas en una especie de vestuario y, completamente desnudos, se accedía a las denominadas tepidaruim, salas con aguas tibias. Después se pasaba a las caldarium, que eran las piletas con aguas calientes. 

Allí era donde se realizaban también rituales de limpieza. No se utilizaba ningún tipo de jabón, tan sólo unos aceites esenciales para limpiar el cuerpo. Posteriormente se pasaban a las denominadas frigidarium. 

Este tipo de piletas eran más grandes porque se utilizaban también para nada, al estilo de grandes piscinas. Estos balnearios no estaban únicamente dirigidos a la inmersión en aguas termales. Contaban también con salas de masajes, salas de juegos y salas de tratamientos para la piel. No es algo muy diferente a cómo se ven los balnearios en nuestros días.

Los balnearios abrían sus puertas hacia el mediodía y cerraban con la puesta del sol. Había estancias diferentes para hombres y mujeres pero, si no era el caso, se establecían unos horarios diferentes. Una vez al año, las grandes termas eran abiertas gratuitamente a toda clase de gente, como signo de generosidad por parte del emperador.

El otro día me surgió una duda al escuchar en un programa que el balneario más antiguo de España era el de Las Caldas (Oviedo) 1.776. 

Una de las Termas más importantes de la historia son las de Antoninos (romanas ubicadas en Cartago-Túnez) y que las termas son un fenómeno de la naturaleza, algo no me cuadraba, así que no me quedó otra que saciar mi curiosidad.

Comencemos por explicar este fenómeno natural de forma resumida. 

Hay que diferenciar entre lato sensu (l.s.) y stricto sensu (s.s.)

Cuando se habla de manera restringida (s.s.), se hace referencia a un conjunto de procesos que ocurren en las fases póstumas de la actividad volcánica, cuando ya gran parte del magma se ha solidificado o ha salido al exterior como lava, y lo que queda disponible es un conjunto de líquidos residuales enriquecidos en determinadas sustancias, pero muy diferentes de los magmas originales.

Cuando se habla en sentido amplio(l.s.), se hace referencia a todos los fenómenos que implican aguas más calientes que el entorno, la mínima sería 5º o más por encima de la del suelo que la rodea.

Etimológicamente la palabra balneario proviene del latín balneae que significa "baños" y, aunque los romanos lo pusieron definitivamente de moda, su origen se remonta a cientos de años atrás. 

A nadie le extrañaría pensar que los propios hombres primitivos se bañaran en aguas termales calentadas con el propio calor terrestre, aunque una de las primeras evidencias de la existencia de este tipo de lugares se remonta varios siglos antes del nacimiento de Jesucristo. 

Alrededor del siglo V a.C., en el valle del Peloponeso, se estableció la ciudad-estado de Epidauro, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1988 y que comprende, además de diversos monumentos y templos, un teatro y un balneario.

Dicho esto; ampliemos un poco más la información diciendo que existen numerosos estudios sobre balnearios y aguas medicinales, centrándose en su mayoría en: análisis sociológicos y geográficos, estudios médico-hidrológicos, estudios históricos, termalismo antiguo...etc.

Se tiene conocimiento del uso de diversos lugares balnearios en la Península desde la dominación árabe en todo el país: Alange, Baños de Montemayor, Archena, Fortuna, Caldas de Cuntis, Caldas de Montbui, Caldas de Malavella, Carratraca, Lugo, Molgas, Sacedón, Tiermas, etc.

En el siglo XII, existe la proliferación de baños públicos en las ciudades de la España medieval, según relata Josep Sánchez Ferré Arquitecto Asesor del Ministerio de Fomento en su HISTORIA DE LOS BALNEARIOS DE ESPAÑA arquitectura-patrimonio-sociedad.

En general la evolución de los balnearios españoles podríamos decir que ha sido la siguiente:

-Gran importancia en la época romana.

-Período de silencio y casi total abandono, que se extiende desde la época post-romana hasta el siglo XVII, XVIII.

- Período que transcurre desde la segunda mitad del siglo XIX con una época de gran auge y otra de leve declive, y el siglo XX, pasando por muchos años de decadencia progresiva y el resurgimiento desde los años 90 hasta la actualidad. Esto ha sido una muestra de algunos balnearios, termas, caldas y pozas que hay en todo el territorio nacional, en el gráfico se pueden observar los que hay funcionando a 2014

Aunque existen antecedentes de textos del siglo XV y XVI sobre temas hidrológicos no fue hasta 1697 que un médico español, Alfonso Limón Montero, escribió una obra admirable por el esfuerzo de su realización " El espejo cristalino de las aguas de España", que se publicó dieciocho años mas tarde. 

A partir de este momento los descubrimientos en el campo de la química impulsaron nuevos tratados científicos de hidrología.

Será durante el reinado de Carlos III, entre los años 1764-65 se publican en España los tomos de Historia Universal de las Fuentes Minerales de España, escrita por D. Pedro Gómez de Bedoya quien con su esfuerzo personal y la ayuda de los médicos y boticarios de entonces, logró reunir los análisis de las principales fuentes y manantiales del país.

Así pues tendremos que la antiguedad de nuestros balnearios, termas o caldas vendrán datados según su mención en escritos antiguos o por su declaración de utilidad pública...ya decía yo!!!

En la primera publicación analizada de Limón Montero (1715) aparecen relacionados 36 lugares con establecimientos de baños y 28 menciones de fuentes medicinales, P. Gómez de Bedoya ya logra reunir en su publicación mas de 40 establecimientos de baños y mas de 275 fuentes medicinales. 

La aparición del primer Reglamento de Aguas y Baños minerales (1817), al que sucede otro en 1834 que sienta las bases para la organización Balnearia en cuanto a la conservación y explotación de los manantiales y a las delegaciones de las facultades administrativas, de esta primera consecuencia se derivan las 1809 publicaciones sobre aguas minerales españolas y los 2609 manuscritos, en gran parte memorias medicas, redactadas a partir de 1818 y recogidas en la Bibliografía Hidrologico-médica española (1892-1897) de Martínez Reguera.

Ciertamente las aguas de LAS CALDAS (Oviedo) eran conocidas por sus propiedades en el siglo XVII. 

Sus aguas afloran por el fondo de una gruta natural de gran belleza a una temperatura de 40 grados. Abrió al público en 1776, el balneario se encuentra en un edificio no menos importante que sus aguas, diseñado por el arquitecto Ventura Rodriguez.

y una vez informados historicamente, pasamos a describir nuestra ruta

2. Como llegar a Oviedo, origen de nuestra ruta

Resultado de imagen de oviedo mapa de españa
Las comunicaciones con el Principado de Asturias han mejorado mucho en los últimos años, pudiendo acceder por varias vías

A pesar de que Oviedo se encuentra en el extremo norte de España y con una Cordillera que la separa de la Meseta, las comunicaciones con el Principado de Asturias han mejorado mucho en los últimos años, pudiendo acceder por varias vías:

EN AVIÓN

El Aeropuerto de Asturias está situado en Santiago del Monte, en el concejo de Castrillón, a 47 kilómetros de Oviedo. Actualmente tiene 14 destinos: Madrid, Barcelona, Menorca, Ibiza, Alicante-Elche, Valencia, Lanzarote, Lisboa, Londres, Málaga, Palma de Mallorca, París, Sevilla y Tenerife.

 Una vez llegado al aeropuerto, existen varios buses-lanzadera que te llevarán a las ciudades principales asturianas: Oviedo, Gijón o Avilés. También puede optarse por coger un taxi, que podrás encontrar a la puerta del aeropuerto.

EN COCHE

Si vienes desde Madrid, tan sólo se tiene que coger la A-6 dirección La Coruña. A la altura de León, hay que continuar por la AP-66, autopista de peaje que te llevará hasta la capital asturiana.

Si por el contrario vienes desde otras partes del Norte, la A-8 comunica el Cantábrico, facilitando las comunicaciones con Galicia, Cantabria y País Vasco.

EN TREN

Desde Madrid, existe un tren Alvia con una duración de tan sólo cuatro horas de viaje. Además, el AVE llega hasta la ciudad de León, desde donde se puede hacer transbordo para que el viaje sea aún más corto. También existen conexiones ferroviarias con Barcelona (y todas las provincias que se sitúan entre medias).

EN AUTOBÚS

Debido al hecho de que ALSA es una empresa asturiana, existen multitud de conexiones entre Oviedo y la inmensa mayoría de capitales de provincia del norte de España. En muchas ocasiones, los precios son asequibles si adquieres los billetes con la suficiente antelación.

y como estamos en Oviedo para saber todo sobre la Ciudad:


Santa María del Naranco, Oviedo

y esta es nuestra ruta


                   
         

3. Balneario Real de Las Caldas

Las Caldas Villa Termal

Dentro de la Villa Termal Las Caldas, a escasos kilómetros de Oviedo, se encuentra el elegante Gran Hotel Las Caldas

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

Su decoración de estilo clásico invita a relajarse y descansar, sobre todo después de pasar una agradable jornada en el Balneario Real. 

Gran Hotel Las Caldas


Las Caldas nació en torno a su manantial de aguas miner­omedicinales, que ya eran conocidas por sus propiedades en el siglo XVII y que afloran por el fondo de una gruta natural de gran belleza a una temperatura de 40 grados. Para revitalizar cuerpo y mente, sus huéspedes pueden realizar circuitos relajantes e hidratantes y disfrutar de un masaje, una envoltura de algas o una sesión de chocolaterapia.

Es de los más antiguos. 

El balneario y la Casa de baños abrieron en 1776, con la intervención en sus planos de Ventura Rodríguez. 

En el siglo XIX se inauguró el hotel. Era muy visitado por personajes de la sociedad local o nacional, como Sagasta. 

Sus visitas eran anunciadas siempre como gran acontecimiento social en el periódico local. 

En sus habitaciones y salas se han rodado muchas películas de época.

Las Caldas Villa Termal. Oviedo.

El Manantial es el corazón de la Villa Termal. 

Un original Centro Termal, ubicado en la antigua Casa de Baños de 1776, obra del arquitecto español, Ventura Rodriguez y que constituye el origen y alma de este Balneario. 

En las Caldas Villa termal hemos recuperado la esencia de un Balneario con más de 2 siglos de historia, bajo un concepto único de bienestar, creado para el ciudadano del siglo XXI. Nuestras aguas mineromedicinales son mesotermales (40º de temperatura) y oligometálicas (bicarbonatadas cálcicas y magnésicas). 

Debido a las propiedades de nuestras aguas minero medicinales, solamente podemos hacer uso de las mismas en alguno de nuestros tratamientos contratados en nuestro espacio Wellness&Beauty. Para cualquier duda, por favor contacte con nuestro servicio médico.

para mas info sobre el Balneario Real de Las Caldas:


y en camino hacia León, nos encontramos la

4. Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena

Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena, Asturias

Declarado Monumento Nacional en 1885 y como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, inscrito con otros monumentos prerrománicos asturianos con el nombre de «Iglesias del Reino de Asturias», en 1985.

Restaurada completamente en 1893 por Juan Bautista Lázaro, en la primera actuación documentada que existe sobre los monumentos asturianos. Reconstruye la bóveda central, arruinada desde al menos tres siglos antes, que había sido sustituida por una cubierta de madera. Existen dudas respecto a algunas de sus soluciones, como la nueva estructura de la tribuna y su antepecho.

A lo largo del siglo XX se efectuaron en ella diversas excavaciones arqueológicas y obras de mantenimiento y restauración.

Entorno histórico

Situada totalmente aislada en una loma y rodeado de un paisaje de gran belleza esta iglesia, de la que no existe ninguna referencia en los documentos de la época, es considerada como la última construcción del periodo ramirense.

Descripción

De reducidas dimensiones, su planta está formada por una nave rectangular de 10 por 6m, que tiene adosados un ábside en el fondo oriental, un pórtico en el occidental y dos cámaras de menor altura que los anteriores en el centro de los lados mayores. 

Dispone de una única puerta de gran tamaño en el pórtico, entre dos contrafuertes y terminada en un arco de medio punto hecho a base de grandes dovelas irregulares sobre dos columnas entregas y adintelada en su parte interior. 

Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena, Asturias

Su aspecto exterior se asemeja al de las iglesias cruciformes visigodas, pero la existencia de dos contrafuertes en cada uno de los dieciséis planos que conforman su estructura, confieren a este edificio una imagen muy especial.

Pero si su aspecto exterior es muy atractivo, aún de mayor interés es la belleza y originalidad de su interior. Toda la iglesia está abovedada y el paso entre los distintos ambientes se efectúa a través de arcos de medio punto. 

El sistema de cobertura utilizado en la nave central, de cinco tramos, es muy semejante al de la de Santa María del Naranco: bóveda de cañón sobre arcos perpiaños que se apoyan sobre columnas adosadas – en este caso no se trata de columnas cuádruples como en el monumento del Naranco sino sencillas o dobles – también sobre capiteles troncopiramidales, que forman una arquería ciega adosada al muro y con medallones entre los arcos, todo ello formando una estructura que, junto con los contrafuertes exteriores, soporta los arcos perpiaños.

La nave central está dividida en tres zonas: la primera corresponde a la cabecera, situada un metro por encima del tramo central, separada del mismo por un iconostasis formada por tres arcos de medio punto sobre columnas y capiteles, y al que se accede por dos pequeñas escaleras adosadas a los muros laterales. 

Debajo del arco central, algo mayor que los laterales, se colocó un cancel de época visigoda, evidentemente para respetar la separación de ambientes que exigía la liturgia de la época. Sobre esa triple arcada existe otra, también triple, de mucho menor altura que aquella, sobre celosías de piedra, que podría ser un añadido posterior, posiblemente de época mozárabe. 

Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena, Asturias

Dispone de un sólo ábside al que se accede por un arco de medio punto sobre columnas y capiteles, rodeado por dos arcos ciegos de menor tamaño que debían contener sendos altares y producen la sensación de que se trata de una cabecera triple, todo ello elevado a su vez tres escalones sobre el suelo de la misma.

 También de gran interés es la tribuna que hay sobre el pórtico y la tercera zona de la nave central, formada por un vestíbulo abovedado con dos pequeñas cámaras a sus lados. A la tribuna se accede por una escalera situada en un costado interior de la nave central.

Como en los otros dos edificios ramirenses, toda la obra corresponde a un plan previo perfectamente definido, quizá con la excepción de todo o parte de las dos arquerías superpuestas del iconostasis y, como ya se ha indicado, del cancel que es reutilizado de un edificio visigodo, aunque posiblemente haya sustituido al original en época posterior. 

Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena, Asturias. Croquis

La estructura de su bóveda, la forma de utilización de los contrafuertes, las arquerías ciegas y la decoración de columnas, capiteles y medallones que en ella se integran, está directamente relacionada con ambos y parece indudable que fue construida por el mismo arquitecto y el mismo taller.

Pero en Santa Cristina de Lena nos encontramos con características muy especiales que no aparecen en Santa María del Naranco ni en San Miguel de Lillo ya que se trata de un edificio más pequeño, posiblemente una iglesia monacal de menor importancia que los edificios reales del Naranco, cuya planta recuerda mucho a las iglesias visigodas cruciformes e incluye decoración de esa época pues en el iconostasis no solo el cancel es claramente visigodo, sino también las columnas y capiteles de tipo corintio que la soportan podrían haber sido reutilizados de una construcción anterior. Incluso no se desecha la posibilidad de que en Santa Cristina nuestro misterioso arquitecto reconstruyera una iglesia visigoda respetando la forma de la planta.

Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena, Asturias

Conclusiones

Al analizar Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo se nos ha planteado la incógnita no sólo de quién fue su arquitecto, sino sobretodo cómo tanto él como su equipo pudieron llegar al dominio necesario para construir, sin ninguna experiencia previa ya que no se encuentra en toda Europa ningún antecedente, unos edificios tan complejos y de tan perfecta ejecución. 

Quizá podríamos encontrar la respuesta en Santa Cristina de Lena, que se ha considerado posterior por algunos detalles que parecen mozárabes, como todo el conjunto del iconostasis o la decoración de algunas celosías, pero que al no ser estructurales podrían ser añadidos posteriores. En efecto, no encontramos otros motivos para pensar que fuera construida posteriormente, sin embargo desde nuestro punto de vista hay muchos para considerarla como el primer edificio del periodo ramirense:

Según todo lo analizado, no hay ninguna duda de que fue construido por el mismo arquitecto y el mismo equipo.

Se trata de un edificio más pequeño y de menos importancia, por lo tanto más apropiado para probar nuevas técnicas y formar a un equipo.

Tiene claros antecedentes visigodos, como su planta, la existencia de un único ábside y parte de la decoración. De hecho incluso la existencia de un iconostasis con canceles, recuerda más a lo visigodo y a lo mozárabe que al tipo de separación, por medio de un muro entre la nave central y el transepto, habitual en el arte asturiano anterior.

Por los elementos reutilizados es evidente que, o se trata de la reconstrucción de una iglesia visigoda o, al menos, debió existir una cerca que pudo servir de referencia como edificio totalmente abovedado.

No hay ningún indicio de que la técnica aplicada fuera más depurada que en el Naranco, más bien lo contrario en algunos detalles, por ejemplo faltan los pilares decorados que existen sobre los medallones en el soporte de los arcos de los otros dos edificios.

Por último, parece más razonable que un constructor reciba encargos de menor a mayor importancia y no al contrario. Es indudable que los edificios reales del Naranco fueron más importantes que la pequeña capilla de Lena.

Es por todo ello que consideramos mucho más probable que Santa Cristina de Lena fuera anterior a Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo y que Ramiro I encargara, a un arquitecto que ya había demostrado su valía, la construcción de esos edificios de mayor tamaño, complejidad e importancia para que se utilizaran en ellos las nuevas técnicas ya probadas.

Otra información de interés

Forma de Acceso: Saliendo desde Oviedo hacia León por la A-66, tomar la salida 93 hasta Vega de Rey. La iglesia se ve desde la carretera. Coordenadas GPS: 43º 7′ 38,33 N 5º 48′ 51,65 O.

Teléfonos de Información: Aula Didáctica del Prerrománico Asturiano ubicada en la antigua estación de ferrocarril de la Cobertoria en la localidad de Lena: 985497606 y 609942153.

Horario de visitas: Del 1 de abril al 31 de octubre, de martes a domingo, de 11.00 a 13.00 h. y de 16.30 a 18.30 h. Del 1 de noviembre al 31 de marzo, de 11.00 a 13.00 h. y de 16.00 a 18.00 h. Cerrado: lunes.
Tarifas: General: 1,21 ? Reducida: 0,90 ? (grupos mínimo 20 personas); 0,60 ? (mayores de 15 años). Gratuita: menores de 15 años.

  

5. Para comer cerca de Iglesia Prerrománica de Santa Cristina de Lena

Roble by Jairo Rodriguez
Calle Robledo 21-B Bajo,
 33630 Pola de Lena España
+34 985 49 24 62

Restaurante Casa Farpón
Mamorana S/N Mamorana S/N, 
33637 Pola de Lena España
+34 985 49 38 48

El Cenador del Azul SL.
Calle Aller 51,
 33600 Mieres España
+34 985 46 18 14

continuando en difrección a León, llegamos al

6. Balneario Caldas de Luna, León

Balneario Caldas de Luna, León

Se encuentra ubicado en el Valle de la Luna, entre las regiones históricas de Asturias y León.



A 1.400 m de altitud junto al río Luna y la villa homónima, se encuentra el Balneario Caldas de Luna ocupando un lugar de privilegio en la montaña leonesa. El topónimo "caldas" denota ya un conocimiento de sus propiedades termales en la antigüedad, aunque hasta el siglo XIX no hay constancia documental de sus aguas, usadas sin embargo habitualmente por los habitantes del pueblo.

Balneario Caldas de Luna, León

Con la llegada del siglo XX empiezan a valorarse sus posibilidades comerciales y es Alberto Vázquez Vivar, vecino de Carrizo de la Ribera, quien inicia el expediente para su declaración de utilidad pública, con el fin de que se le concediese un perímetro de expropiación frozosa para la construcción del balneario que había proyectado (no dió puntada sin hilo) como se suele decir.

En 1976 se constituye una nueva Sociedad que proyectó embotellar el agua (proyecto MONCALVI) e incluso llegaron a imprimir las etiquetas de las botellas, pero las botellas de "Agua de Luna" que pensaba vender la S.A Aguas y Balneario de Caldas de Luna no llegaron a salir, ya que el Instituto Provincial de Sanidad de León declaró el agua químicamente no apta para la bebida, por contener exceso de materia orgánica.

En la actualidad este balneario ha sabido conjugar la tranquilidad, la naturaleza y las propiedades de sus aguas, con la modernidad de sus equipamientos y las comodidades que demanda el turista, convirtiéndose en un centro emblemático de la comarca de Cuatro Valles y la provincia de León.

Es el único en la provincia que permanece gran parte del año abierto.

 Su propuesta de bienestar y salud, acompañada del entorno en el que se encuentra y unas habitaciones abuhardilladas con encanto y completamente equipadas, hacen que se convierta en la opción ideal para quienes buscan tener unos días de relax.

CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS

Sus aguas minero-medicinales surgen a una temperatura de 28,5ºC de los manantiales de Fuentecaliente en la Villa de Caldas de Luna y fueron declaradas de utilidad pública por R.O. de 28 de mayo de 1917. Las aguas están clasificadas por tratamientos como bicarbonatadas, sulfatadas, cálcicas, silicatadas y magnésicas.

INDICACIONES TERAPEUTICAS

Especialidad del Centro: Sistema nervioso (relajante, antiestrés, recuperación funcional) y Belleza. Además: Reumatismo (subagudos y crónicos del tipo de artrosis, artritis,, gota), sistema urinario (hiperuricemias, urolitiasis), sistema digestivo (colon, dispepsias, gastritis, hiperclorhidrias, úlcera gástrica o duodenal, hernia de hiato), respiratorio (asma, bronquitis, rinitis, sinusitis), tratamiento dermatológico.

ENTORNO / ACTIVIDADES

Actividades para conocer el entorno y para todos los gustos: -Guiamos e interpretamos la Ruta de las Brañas -Practicamos el tiro con arco por la Braña de Gameo -Excursión con raquetas de nieve -Escalada y rappel en roca natural con las máximas medidas de seguridad -También puedes practicar el descenso de cañones en Pincuejo enfundada en un neopreno o alquilar una piragua en primavera y verano.

Ruta de Senderismo por las Brañas de Caldas de Luna

Aparte de las brañas, vamos a visualizar un guapo abanico de conjuntos naturales como robledales, hayedos, abedulares, pastizales de alta montaña, ríos, altivas cumbres calizas y suaves vegas. 

Casi nada lo que guarda en sus alrededores este pueblo tan visual y llamativo desde la autopista asturleonesa y que bien merece varias paradas y caminatas (y hasta un baño de relax en su balneario). Vamos allá con la primera.


Caldas, bajo las paredes del la Foz de Pincuejo

DETALLES DE LA RUTA

Localización: Caldas de Luna, Conceyu de Sena de Luna (León)

Cómo llegar: Desde Oviedo o León a través de la autopista del Huerna ( 40 minutos desde Oviedo, 50 minutos desde León) y a través de la carretera 623 (La Magdalena-Villablino).

Punto de inicio y llegada: Pueblo de Caldas de Luna 1186 metros de altura.

Desnivel de ascenso: 400 metros (aprox.).
Desnivel de ascenso: 8, 5 kms.
Sentido de la ruta: circular
Entorno: Roca, forestal y pradera sub-alpina.
Dificultad: Media
Tiempo: 4 (+1) horas

Mapa cartográfico (Universidad de León/Cuatrovalles)

Caldas, pueblo de alta montaña


Caldas desde la autopista

Sin duda llegar a este pueblo antes de la construcción de la autopista tenía que ser todo un grato descubrimiento para el viajero.

 Arrinconado en el confín de León con Asturias, Caldas se extiende en un alto valle de montaña rodeado de pindias paredes calizas que fácilmente llegan a los 1.900 metros de altitud. 

Bajo ellas, una sucesión de valles encuentran su punto de unión cerca del pueblo, justamente en lo que es hoy la boca del túnel del Negrón, llamado así por el pico que hay sobre él, y que separa la comarca de Luna de la de Lena (a este pico también se le llama Pena´l Barral – Ver artículo Pindio Pindio).

Famoso por su balneario (también por ser parada de servicio en la autopista), Caldas guarda una nutrida lista de paisajes emblemáticos de la cordillera cantábrica. Las brañas son buen ejemplo de ello, pero también los puertos pirenaicos que comparte con otros pueblos comos Robledo, Casares o Cubillas.

 Y aunque a primera vista pueda parecer que no hay bosques en estos parajes tan ramoneados durante siglos por merinas y demás ganado, has de saber, amigo lector, que Caldas cuenta con buenos bosques caducifólios de roble, abedul, haya, serbal y acebo. Importantes manchas arbóreas, si bien no tan extensas como las vecinas biescas asturianas, pero si con buena calidad para dar refugio, por ejemplo, al Oso Pardo en sus idas y venidas entre las poblaciones orientales y occidentales.

Los ríos y los arroyos de alta montaña también son un potencial recurso natural de Caldas. Aunque el río principal este alterado por la autopista y acortado en cauce por el embalse, sus aguas albergan buenas poblaciones de trucha, salmónido que incluso vive a altas altitudes muy por encima de las brañas que se visitan en esta ruta.

Subida por la Vallina El Fayeo

La ruta se inicia en el pueblo (bien dejando el coche donde la iglesia o donde el balneario). No hay pérdida en este primer tramo de los 8 kms. de travesía pues tendremos que ir siempre hacia el norte, dejando la autopista a mano derecha, la cual tendremos que atravesar bajo tierra antes de comenzar la subida a las brañas. 

Además, la ruta se encuentra señalizada por cuatrovalles.

Todo este tramo es de camino semi-asfaltado y es muy llevadero sobretodo para comenzar a calentar el tramo de más pendiente de la ruta pero también de los más interesantes.

Se trata de un bosque mixto maduro por donde serpentea un senderín muy entretenido que nos permite ver buenos ejemplares de roble albar, cerezo y haya (faya, en el país).

En su parte más alta afloran formaciones cuarcíticas que habrá de traspasar para dar vista al valle Lavén, donde se asientan la mayoría de las brañas de la ruta y por lo menos, las más conservadas y en uso.

Traspasamos el colladín que da paso al valle de Lavén

Atravesando el Valle Lavén

En primer lugar hay que dar un tirón de orejas a la administración competente en la señalización de la ruta y también a la competente en conservar el patrimonio arquitectónico de la zona. 

El tramo comprendido entre las primeras cabanas y las cabana de la Foz (donde curva la ruta a la derecha) está mal señalizado y los carteles desgastados y semidestruidos. 

Ni que decir tiene que, aunque la ruta se llame «las brañas de Caldas», estas están ya en las últimas, estando las construcciones casi pérdidas entre la maleza.

No estaría nada mal un plan de rehabilitación de alguna cabana y adecentar un poco el camino y las señales.

Por lo demás, este valle es un bonita hoya, fresca y rica en agua donde aún pasta el ganado.

Si hemos encontrado bien el camino llegaremos a la segunda cabaña donde cogeremos una buena pista que nos llevará a iniciar la subida hacia La Divisa cuando atravesemos el río Cacabillos (cacabiechos), presentándose ante nosotros una buena vista panorámica de este valle y las cumbres colindantes.

Nosotros hemos querido, en el punto en el que cruzamos el río, tomar un desvío a la izquierda que nos lleva a conocer el nacimiento del río Cacabillos, bajo las cumbres de El Cirbunal y la Pena´l Barral, en un impresionante entorno de alta montaña cantábrica cuya belleza se incrementa los días en los que el calambrón o utano (niebla) se cuela desde el valle del Huerna.

Los puertos de Cacabillos, lindantes con Asturias, se incrustan en la misma línea de cordillera. Son atravesados por un buen oxigenado reguero truchero que recoge las aguas de todos los neveros y llamargos que en estas praderas sub-alpinas proliferan. Ni que decir tiene el valor ecológico de tal lugar, plagado de anfibios y especies vegetales endémicas.

Nuestra intención era asomarnos a la collada Barral para contemplar el mar de nubes que en este día cubría la cara norte de la cordillera. 

Pero la niebla se nos adelantó y solo pudimos contemplar este rincón leonés desde distintos ángulos. Sin duda la caliza del Cirbanal es la montaña que más miradas lleva.

La niebla se ha metido muchos metros valle abajo en cuestión de veinte minutos, tapando todo el valle de Cacabiechos. 

Nosotros no tenemos otra que abandonar este paraje que queda apuntado para una siguiente visita, volviendo sobre nuestros pasos a retomar la subida a La Divisa.

La Divisa y bajada a Las Veigas y Gameo

Desde el refugio de La Divisa se proporcionan buenas panorámicas tanto al Oeste (de donde venimos) como del Este (a donde vamos).

Estamos justamente sobre el túnel de la autopista y nos encanta conocer este terreno que queda tan oculto a las fugaces miradas a través de la ventanilla.

El bosque ahora toma el mando. Hacia el Este, el valle de Vildeu recorre las estribaciones de Cuitu Nigru hasta Las Veigas, formándose en su cara noroeste un grandioso abedular.

En frente de las derruidas cabanas de El Pandiechu también se gesta otro bosque, esta vez más mixto, por donde serpentea el sendero que hemos de tomar para ir en busca de la salida al valle principal. 

Ya estamos de vuelta.

Este tramo es de lo más profundo de la ruta. 

El sendero necesita de una limpieza inminente antes de que el monte lo diluya en su naturaleza. 

Es por otro lado un tramo muy apto para la observación de fauna salvaje especialmente en la foz que se forma entre Las Veigas y Gameu.

De vuelta a Caldas

El último tramo de la ruta antes de reecontrarnos con la pista paralela a la autopista es un descenso muy prestoso entre monte bajo, peñas y bosque que da buenas vistas hacia uno de los valles más guapos de Caldas: Carrió. Este valle es punto de acceso a Casares de Arbas, y por lo tanto al entorno de las Tres Marías.


Casi en lo último del descenso nos encontramos con la última braña de la ruta: Gameo. Tiene una pinta de haber sido una braña soberbia, de belleza en sus construcciones y con buen entorno natural. Hoy está ya a punto de desaparecer.

La autopista ya esta en frente de nosotros. Leoneses que escapan de abrasador sol y asturianos que huyen del agotador orbayu, se encuentran sobre este hormigón que atraviesa el corazón de la cordillera. Un corazón de agua, piedra y madera que se manifiesta en estos parajes del valle del río Caldas.

7. para comer cerca del Balneario de Caldas de Luna:

Restaurante Entrepeñas
Calle José Álvarez González, 15, 
24608 Geras España
+34 987 59 70 90

Casa Maragato Vinos y Licores
Carretera Asturias, 6 BAJO(BAR-CASA MARAGATO), 
24690 Busdongo España
+34 987 59 81 27

Restaurante Tarabico
Calle Tarabico 2,
 24608 Geras España
+34 987 59 70 54

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

como es necesario pasar por León, aquí podemos saber todo sobre la ciudad:

Escapate a León un Fin de Semana

Una de las ciudades de Castilla y León más históricas y, en mi opinión, más coquetas es León. La capital leonesa cuenta con un centro histórico recogido pero interesante que bien se merece una escapada de un día o un fin de semana

Resultado de imagen de leon españa

y tomando la carrgterfa en difrección a Astorga, para cogiendo la Autovia de La Coruña llegar al:

8. Balneario de La Fuente de Azufre, Ponferrada


Unas pinceladas sobre la historia de un balneario olvidado

En el diccionario de Pascual Madoz se describen por vez primera las propiedades curativas de las aguas sulfurosas que fluyen en la Fuente del Azufre, que estarían particularmente indicadas en las afecciones de la piel. 

El manantial estaba formado por dos surgencias, una más alta, en las cuarcitas de la base del monte Castro y otra más baja, justo en la margen derecha del río Sil. Es en ésta en la que aún puede verse un caño y parte de las placas que la recubrían. 

En los primeros estudios de los que se tiene noticia, las aguas se definieron como sulfurosas sódicas con una temperatura media de 20ºC. Según describe en el libro titulado “Álbum del Bierzo” (Adelino Pérez y Valentín González Carrera, Ed. 1996), esta fuente tiene propiedades curativas para el herpes y “dolencias de la piel”. 

A mediados del siglo XIX, el médico Pío Gavilanes y el Ayuntamiento de Ponferrada promovieron en la Corte española la declaración de establecimiento de baño. De esta manera en 1867 se iniciaron las obras y en 1870 se concedió la explotación a Martínez Zapico. Actualmente, estas aguas tienen su principal indicación en procesos reumáticos, dermatológicos, ORL, y respiratorios crónicos.

Este pequeño balneario comenzó a funcionar a partir de 1870 y constaba de un edificio rectangular del que se conserva una pared y restos del solado. En él se ubicaban 8 pilas de mármol y cinc dispuestas en serie, junto a las calderas y otras infraestructuras balnearias básicas. 

Según se indica en el citado libro “Álbum del Bierzo”, “el balneario era un sólido edificio adosado a la ladera del monte, con ocho gabinetes de baño con pilas de mármol y cinc, bomba aspirante-impelente, caldera de calefacción, pulverizaciones, etc. 

Llegó a ser el mejor de la provincia: en 1875 un coche recogía diariamente a los viajeros en la estación de Brañuelas y los acercaba al balneario por 23 reales. Se cerró en los años veinte y desapareció con la construcción del canal y la actual presa”. El balneario se mantuvo operativo hasta los años 20 del siglo XX, fechas en la que se trazó el canal. Más tarde, se construyó la presa del embalse del Azufre, que transformó radicalmente este entorno.

En definitiva, la Fuente del Azufre y el marco incomparable del batolito de Montearenas con sus dos imponentes cañones del Boeza y del Sil componen un entorno único y singular. Sus características geológicas, singularidades botánicas, la composición química de sus aguas y el particular ambiente microbiológico, hacen de este lugar un punto importante al que mirar con mayor atención. 

Por cierto, en cuanto a singularidades botánicas, hay que señalar que en el cañón del Boeza alberga una población de la planta Gyrocarium oppositifolium Valdés. Por tanto, “queda mucho por estudiar y lo más urgente es habilitar un acceso digno y seguro a la vieja fuente y restaurar los viejos caños, que están totalmente abandonados”, lamentan los investigadores.

Lo cierto es que los ponferradinos de cierta edad, conocedores de las propiedades medicinales de estas aguas, siguen acudiendo al viejo caño, sorteando no pocos obstáculos. “No estaría de más aprovechar con criterios modernos los innegables beneficios termales de estas aguas, restaurando o reinventando este viejo balneario”, insisten. 

“Las actuaciones llevadas a cabo en este entorno son cuando menos, insuficientes y, como en el caso de la fuente de las escaleras, de dudoso gusto. El caño antiguo está semisumergido, parcialmente desmantelado y con un acceso penoso. 

En cualquier caso, estas actuaciones son impropias de un lugar merecedor de mucha mayor atención por parte de las administraciones”, concluye el estudio, que toma un cariz reivindicativo por las condiciones de abandono del entorno, con especial hincapié en el potencial que este paraje tendría como reclamo turístico y balón de oxígeno para la economía de Ponferrada y El Bierzo.

Aspecto que presentaba el antiguo balneario de la Fuente del Azufre en la margen derecha del Sil. Fotografías cedidas con permiso de familiares de Adelino Pérez.


Panorámica antigua de la ubicación del balneario y estructuras anejas. La galería que se aprecia está ligada a la Central Hidráulica de Fuente del Azufre, todavía sin edificar en el instante de la foto. El edifico inferior que se observa es el del antiguo balneario de Fuente de Azufre (hoy ya desaparecido). Fotografía incluida en el reportaje de Otto Wunderlich (1886-1975) y realizada en torno al año 1948.

Surgencia natural que era el punto donde tradicionalmente se recogía agua con fines medicinales y que actualmente está muy desmantelada y con difícil acceso. Se observan las biopelículas de algas y microorganismos asociados. (Fotos: Ramiro López)

La Fuente del Azufre de Ponferrada es un enclave que atesora una riqueza de minerales hasta ahora desconocida. 

Tradicionalmente su agua se emplea para fines medicinales, pero un estudio realizado por los investigadores de GeoBierzo Ramiro López Medrano, José Miguel Cubillas Merino y Francisco Arias Ferrero al que ha tenido acceso en exclusiva InfoBierzo, advirtió de los riesgos que comporta su ingesta para la salud. 

Además de evidenciar la riqueza y variedad de microbios, bacterias, gases y minerales que contiene su agua y que la hacen potencialmente peligrosa para la salud, su estudio también conllevó el hallazgo de una riqueza microbiana sin parangón.

Una explosión de vida microbiana

El origen volcánico rico en minerales, la emanación sulfhídrica y la temperatura constante de unos 20ºC, hacen de las aguas de la Fuente del Azufre un entorno único para la vida microbiana. 

Los microorganismos que habitan la Fuente del Azufre, aislados durante milenios en un islote granítico, se han tenido que adaptar a las emanaciones sulfurosas y a la alta concentración de metales pesados. Lo que podría parecer un ambiente hostil para la vida, vendría a ser en realidad un caldo de cultivo para la vida microbiana. 

Nada más llegar a la fuente más antigua, que conserva uno de los caños, se puede observar la formación de biopelículas de color amarillento que forman de cortinas colgantes, entremezcladas con las algas verdes. Al analizarlas con microscopio, podemos ver que están formadas por una mezcla de algas verdes fotosintéticas (Mougeotia y Spirogyra) y de filamentos amarillos. 

Cuando se observan al microscopio, los filamentos amarillos parecen formar una especie de “escobillones” característicos. Podrían interpretarse como asociaciones de algas y sulfobacterias. Estas bacterias se suelen disponer formando largas cadenas con aspecto filamentoso. Pero también se encuentran otros tipos de algas, como especies flageladas de gran movilidad y otras formas inmóviles como son las clásicas diatomeas (algas silíceas).

Las algas sirven como base para la formación de grandes biopelículas que a modo de cortinas tapizan las viejas pilas. Para estudiar la flora bacteriana, los investigadores realizaron un análisis microbiológico preliminar. 

Analizando el agua de las dos surgencias (F1, la de las escaleras) y la vieja fuente de los caños (menos accesible), tanto en las aguas de los caños como en la de las pilas pudieron aislar al menos 5 tipos de bacterias diferentes, entre las que destaca Aeromonas hydrophila, bacteria emparentada con los vibrios halófilos, que es capaz de vivir en altas concentraciones de sal. Esta bacteria se ha encontrado formando parte de la microbiota de manantiales y fuentes, como se ha documentado en algunas fuentes de la provincia de León.

Otras bacterias aisladas han sido cocos como Rothia mucilaginosa o Neisseria flavescens y Streptococcus parasanguinis. Uno de los aislamientos correspondiente a bacilos grampositivos no ha podido ser identificado. 

De todas formas, “éstos son tan sólo algunos de los géneros que hemos sido capaces de aislar, ya que depende del uso de medios de cultivo y de técnicas de aislamiento e identificación adecuadas para cada tipo de microorganismo”, especifican los investigadores. Aunque se han buscado bacterias anaerobias y micobacterias ambientales, no han crecido en los medios de cultivo y en las condiciones de incubación específicas que se han empleado.

 “Pero esto no significa ni mucho menos que no las haya, ya que las sulfobacterias, por ejemplo, precisan de condiciones específicas y de técnicas moleculares adecuadas para su identificación”, matiza su estudio. 

Por tanto, es de suponer que la microbiota bacteriana de estas aguas debe de ser mucho más amplia y diversa. “Quizás más adelante, con el uso de las modernas técnicas de secuenciación masiva de genomas, estos estudios puedan completarse y darnos una idea de la complejidad de este peculiar ecosistema microbiano”, manifiestan.

El espectro de microorganismos, en este caso pluricelulares, se completa con la presencia de gusanos nemátodos de vida libre adaptados a este peculiar ambiente. 

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

Existe una enorme cantidad de géneros de nemátodos de vida libre en todo tipo de aguas de fuentes y ríos. Al realizar la observación microscópica de las aguas de la Fuente del Azufre llama la atención su movilidad característica y con frecuencia se encuentran ocultos entre las algas. 

Son organismos de una gran importancia ecológica, ya que intervienen en los ciclos de degradación de la materia orgánica y en el mantenimiento de los ecosistemas acuáticos.

y una vez en Ponferrada, si queremos visitar la ciudad y los alrededores:





Desde aquí continuamos hacia 

9. Las Burgas, Orense 

As Burgas, Orense

Se encuentran en el centro de la ciudad y salen a una temperatura entre 64º C a 68ºC. 

La ciudad nace con los romanos, quienes comienzan a asentarse en la zona atraídos, en gran medida, por la presencia de manantiales de agua caliente. 

De hecho, el nombre de Aquis Aurienses con el que se conocía el lugar remite a una «aguas de oro», bien por el mineral depositado en la cuenca del Miño que los romanos habrían explotado, bien por el valor de los manantiales terapeúticos.

Las Burgas están formadas por tres manantiales, la burga de arriba, la más antigua perteneciente al siglo XVII. 

La burga del medio, de estilo moderno y la burga de abajo de estilo neoclásico del siglo XIX.

Esta instalación termal en el corazón del Centro Histórico de Ourense es única en la Península: una lámina de casi 200 m2 de agua termal al aire libre que nos permite disfrutar de un baño incomparable contemplando el arte, la historia y los monumentos que nos rodean.

La piscina termal es la mejor forma de descubrir los manantiales de As Burgas, emblema de Ourense, cuya agua a más de 60º C ha sido utilizada durante siglos con fines terapeúticos, religiosos y también lúdicos. 

En ella se pueden experimentar en primera persona las mismas sensaciones que disfrutaron los primeros pobladores romanos de Ourense, que construyeron justo al lado de esta piscina su propia casa de baños, una balnea cuyos restos se pueden visitar después.


En esta instalación el agua se enfría hasta los 38-40º C, permitiendo el baño perfecto en cualquier época del año, en un espacio para la relajación y el bienestar. 

Las aguas son de mineralización media, alcalinas y litínicas, propiedades que cuidan la piel y destensan los músculos.

La piscina termal de As Burgas es de acceso gratuito y cuenta con vestuarios y taquillas para guardar pertenencias. 

No hay servicio de alquiler de bañadores, sandalias o toallas. 

No se admiten visitas media hora antes del cierre de las instalaciones.

Además de un baño, en la piscina termal de As Burgas es posible disfrutar de su sauna húmeda o descansar al sol en su terraza, completando una experiencia que engancha: quien prueba, siempre repite

CARACTERIZACIÓN DEL MANANTIAL

Composición química: aguas hipertermales de mineralización media, fluorada con iones predominantes de bicarbonato y sodio, muy blandas.

Contraindicaciones: hipertensión, hipotensión, afecciones cardíacas y embarazo. Consulte a su médico antes de utilizar las instalaciones.

Por el transcurso del rio Miño podremos encontrar algunas pozas gratuitas: las Pozas Muiño da Veiga, Poza Chavasqueira , Pozas de Outeriz o area Termal de Barbantes

y si aprovechando que estamos en Orense queremos hacer una ruta cercana:
Continuamos camino hacia el :

10. Balneario de Mondariz


El Balneario de Mondariz, inaugurado en 1873, es uno de los pioneros del termalismo gallego y un referente de los principales balnearios españoles.

Se ubica en el espacio natural del Valle del río Tea, en el interior de Galicia y a 20 minutos de Vigo, un paraje ideal para el descanso y el relax.

El hotel dispone de 194 amplias y luminosas habitaciones distribuidas en 3 edificios históricos. 

Todas ellas equipadas con aire acondicionado, minibar, caja fuerte, TV vía satélite, Canal+, teléfono directo y wi-fi gratuito.

Balneario de Mondariz

En el área termal destaca el Balneario, con modernas técnicas de aplicación de aguas mineromedicinales; el Balneario Celta, un circuito termal inspirado en la ancestral cultura termal celta y el Palacio del Agua, primer centro termolúdico de Galicia, con 3000 m2 dedicados al relax y el ocio con piscina activa, mini piscinas panorámicas, bancos de hidromasaje, géiser, chorros contracorriente, camas de agua, cuellos de cisne, cascada, diferentes saunas, piscina exterior...

Fue uno de los balnearios de moda a principios del siglo XX. Sus aguas de burbujas que brotan de las montañas son conocidas como unas de las mejores aguas minerales del mundo. 

En la actualidad, cuentan con un campo de golf de 18 hoyos y un hotel de cuatro estrellas. Por aquí pasaron la Pardo Bazán, Echegaray o Galdós.
>Parroquia: Mondariz-Balneario (Nosa Señora de Lurdes)
Lugar: Mondariz-Balneario
Calle: Av. Enrique Peinador s/n
36890 Mondariz-Balneario - Pontevedra

+34 986 656 156
+34 986 656 186

info@balneariodemondariz.com
http://www.balneariomondariz.es/

Coordenadas:

42º 13' 37.6" N - 8º 27' 56.3" W

11. para comer cerca de Mondariz:

Regato de Valdecide
Ramón Peinador 34-36, 
36890 Mondariz-Balneario España
+34 986 65 66 19

Casa Rivero
Avenida Ramón Peinador, 4 Bajo, 36890 Mondariz-Balneario España
+34 986 65 63 37

A Xanela Gastronómica
Rua Real 62,
36860 Ponteareas España
+34 886 21 69 97

y en los alrededores de Mondariz, una ruta :



Segimos camino, yendo hacia el:

12. Balneario de La Toja






Como todas las tierras que esconden un tesoro, la isla de A Toxa supuso un misterio para todos aquellos que vivían en la península de O Grove hasta un momento indeterminado del S.XVIII. 

Balneario de La Toja

El municipio miraba de reojo a aquel territorio sin domesticar y al que no era fácil acceder: allí, la planta del tojo ('toxo' en gallego; de ahí su denominación) crecía sin control y sus espinas hacían más difícil la visita de los curiosos. Que estuviese rodeada de agua tampoco facilitaba las cosas para los lugareños.

La leyenda cuenta que fue un burro el primero que se sirvió de los beneficios termales de la isla.
 

Su dueño lo había abandonado allí para evitar posibles contagios, pero cuando volvió lo encontró más fuerte que nunca: las propiedades medicinales de sus aguas y lodos le habían devuelto la alegría y el animal se encontraba plenamente recuperado. 

Emilia Pardo Bazán se refirió a este suceso en una monografía que escribió sobre A Toxa un siglo más tarde.
 
“El Colón de este nuevo mundo de salud fue un borrico. 

Un verdadero borrico, cuadrúpedo, cubierto de mataduras y de tiña, al que abandonaron, por no descoyuntarlo, en la isla desierta. 

Balneario de La Toja

Y al cabo de algunos meses cual sería la sorpresa del dueño al encontrar, en vez de un esqueleto, un burro sano, saltando, con el pelo tan reluciente que envidiaría la cabalgadura de Sancho Panza. 

El animal se había revolcado en las saludables lamas. Sus heridas desaparecieron”.

A partir de entonces, su propietario, el Marqués de Riestra, empezó a considerar la posibilidad de convertir este terreno en un negocio próspero. Lo tenía todo de su parte: en 1841, el botánico Antonio Casares había encontrado magnesio, sodio, hierro y calcio en las aguas de la isla.

 Aseguró que manaban a una temperatura de entre 30 y 60 grados centígrados y que serían perfectas para curar enfermedades.

Como consecuencia, el Marqués obtuvo un año después una autorización para poner en pie el balneario. Y en 1899 se hizo realidad.

El Gran Hotel de la Toja fue inaugurado 8 años más tarde. Durante el inicio de su andadura, solo era posible acceder al hotel balneario en barco o andando. Pero la construcción de un puente, que por aquel entonces era el más largo de Europa, no tardó en conectar la isla con el resto del mundo. 

Para el diseño de las instalaciones, se organizó un concurso en el que compitieron arquitectos franceses y alemanes, pero también el ourensano Vázquez-Gulías. 

Balneario de La Toja

El gallego resultó ganador; su propuesta se inspiraba en otros balnearios europeos y célebres, como el de Vichy, en Francia, y el de Marienbad, en Alemania.

El jurado se compuso de miembros de L'École des Beaux Arts de París y la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid. 

Y como era de esperar, la edificación se situó a la vanguardia de Europa y marcó un antes y un después: era la primera vez que se utilizaba hormigón armado para construir en Galicia. Al principio, el uso de este material despertó sospechas entre los habitantes de la zona, pero no tardó en reconocerse que resultaba tan seguro como el ladrillo o la piedra.

UN ENCLAVE ESTRATÉGICO

Los primeros que tuvieron la oportunidad de hospedarse en el Gran Hotel fueron los monarcas y aristócratas europeos. Cada vez que iban se mostraban encantados con las instalaciones y la mejora física que sentían después de unos días en el balneario. Pero, tarde o temprano, debían volver a su lugar de residencia, y abandonar el bienestar que les proporcionaba la isla. 

Para solucionarlo, el Marqués dio un paso adelante en la construcción de su imperio y decidió comercializar las sales de La Toja por primera vez. De esta manera, los visitantes podían llevarse de recuerdo una muestra de las propiedades medicinales de la isla, sin necesidad de tener que esperar hasta el próximo viaje.

La popularidad del hotel balneario y la tienda que vendía sus productos se vio favorecida por la revolución en el ámbito de la higiene personal que tuvo lugar a principios de siglo, gracias a los avances científicos y el uso habitual del desodorante. Los nuevos aires se simbolizaron en la compañía con la primera pastilla de jabón de La Toja, en 1904.

Durante la Guerra Civil Española, el Gran Hotel se vio obligado a relegar sus funciones como fonda para ejercer de hospital de sangre. En la posguerra, fue el sanatorio en el que se recuperaban los heridos que habían sufrido en sus carnes la contienda. Años más tarde, el balneario cambió de propietarios, pasando a manos del banquero gallego Pedro Barrié de la Maza, y con él, la fabricación de los productos de La Toja fue trasladada hasta A Coruña

Con el paso del tiempo, las instalaciones fueron quedándose obsoletas y al término de la Segunda Guerra Mundial, el Gran Hotel se enfrentó a su primera reforma. Los que la llevaron a cabo buscaban ampliar el espacio de las instalaciones, que cada vez atraían a más turistas: ya no eran solo unos cuantos privilegiados los que podían deleitarse con sus lujos. Sin embargo, aquellos que conocían su planta original aseguraron que con la renovación, el hotel había perdido la belleza de antaño.

ENTRE SOCIEDADES SECRETAS Y CELEBRITIES

En 1989, el Grupo Bilberberg escogió este emplazamiento para llevar a cabo una de sus reuniones anuales. Sus miembros pensaron que este era el lugar más adecuado para disfrutar de una absoluta tranquilidad. Durante esos años, también se hospedaron allí numerosos monarcas europeos y personalidades como Gabriel García Márquez, Julio Iglesias, Pedro Almodóvar y Ortega y Gasset. El premio Nobel de Medicina calificó el Gran Hotel como “un auténtico templo consagrado a la salud”

La última reforma importante a que la fue sometido data de 1990. Las anteriores se remontan a los años 70 y 40. Desde entonces, el hotel pasó por sucesivos cambios de imagen, se enfrentó a una nueva dirección y sus trabajadores se rebelaron. Después de toda una vida dedicada a la empresa, sus condiciones laborales se vieron mermadas. En 2007, la fábrica de La Toja dejó de producir en Galicia, lo que supuso una mala noticia no solo desde un punto de vista económico sino sentimental.

A pesar de todas las dificultades, el Gran Hotel de La Toja sigue siendo el único balneario de cinco estrellas de Galicia. Y allí no solo es posible bañarse en sus aguas y lodos para llevar a cabo una terapia física y mental. Si tiene tiempo y ganas debería visitar sus boutiques o tomarse una copa en el célebre Bar Inglés. Nunca se sabe a quién se podría encontrar por el camino. Cuentan que Mariano Rajoy es uno de sus residentes habituales.

Abierto hace cien años, dicen que la isla de La Toja tiene microclima, pero lo que tiene seguro es el único hotel balneario de 5 estrellas de Galicia del grupo Hesperia.

Balneario de La Toja

En todo el balneario se utilizan las aguas minerales propias declaradas de utilidad pública desde 1868 especiales para tratamientos mineromedicinales. Con termas, hidroterapia, talaso, en el hotel nos encontramos con salas de gimnasio y fitness y todo un equipamiento deportivo para entrenar asesorado por instructores personales.

Balneario de La Toja. A 30 km de Pontevedra.

+34 986 730 050
+34 986 803 206

balneario@eurostarsisladelatoja.com
http://www.eurostarshotels.com/eurostars-isla-de-la-toja.html

13. para comer cerca del Balneario de La Toja:

Restaurante Asador D'berto
Av Teniente Domínguez 84, 
36989, O Grove España
+34 986 73 34 47

Beiramar
Avenida Beiramar 30, 
36980, O Grove España
+34 986 73 10 81

Taperia Adrede
Calle Barqueiras, O Grove España
+34 600 44 29 66

a continuación podemos ir hacia las:


14. Termas Romanas de Lugo

Termas Romanas de Lugo

En el centro del edificio en el Balneario de Lugo se encuentran Las Termas Romanas , uno de los monumentos mas representativos del legado cultural romano.

Su construcción comenzó al compás de los primeros pasos de la ciudad, fundada por el legado de Augusto, Paulo Fabio Maximo, en el año 15 antes de nuestra era y que con el tiempo seria la capital de la Gallaecia septentrional, el Conventus Iuridicus.

Las Termas están en una zona modelada por el conquistador romano. A poco más de 100 metros se encuentra el puente romano que constituyó la principal comunicación de la ciudad con el sur de Galicia.

Los baños públicos formaban parte del modo de vida romano y representaban la magnificencia y el poder de sus gobernantes. Casi todos tenían una serie de salas comunes con funciones específicas. En el Apodyterium las personas se desvestían y en las paredes se abrían una serie de nichos para dejar las prendas. 

El Caldarium era la sala del baño caliente. El Tepidarium servía de transición para el baño frio que era el Frigidarium. Además podía haber otras estancias para baños de vapor, para hacer ejercicio ( palestra) ….

Las excavaciones arqueológicas realizadas proporcionan valiosa información sobre la organización de las Termas Romanas. 
 

Así en la excavación de la piscina del patio posterior se encontraron 14 aras partidas por la mitad, dedicadas a las Ninfas por personajes de relevancia de la época: Marco Ulpio Longiniano, Lucio Valerio Maximo, Marco Hortensio Maximiliano…, con ellas demuestran su agradecimiento a las diosas titulares del manantial por la calidad curativa de sus aguas.

Las Termas estuvieron siempre en uso a lo largo de los siglos y son otro testimonio más de la pervivencia de las grandes obras públicas romanas de la ciudad de Lugo: la Muralla, El Puente, el Acueducto y la red de sumideros….

Balneario en Lugo, Termas Romanas

Sin embargo, desde la época postromana hasta 1846, cuando fue expropiado por la administración local debido a su precario estado, existió un período de silencio y gran abandono de la casa termal.

Durante la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a elaborarse proyectos y reformas que provocan un resurgir de los baños de Lugo. Las obras iniciadas en 1847 fi nalizaran en 1905.

En el siglo XX existen años de decadencia hasta el actual resurgimiento. Durante la Guerra Civil el edifi cio sufrió grandes daños y un abandono considerable. En 1955 se realizará un nuevo proyecto arquitectónico que supondrá una importante reforma, durante la cual el balneario permanece cerrado.

En 1985 el actual propietario retoma la explotación de los baños de Lugo y sus aguas mineromedicinales hasta la actualidad.

El Hotel-Balneario Termas Romanas, de tres estrellas, se encuentra en la planta superior del balneario. Tiene una capacidad hotelera para 126 personas.

y puesto que estamos en lugo, si queremos saber mas sobre la ciudad:


y desde aquí nos dirigimos hacia el punto final de nuestra ruta:

15. Hotel Balneario Guitiriz & Golf Club Ro


La sencillez de las habitaciones del Hotel Balneario Guitiriz hace que sus huéspedes puedan disfrutar del entorno natural en el que se encuentran y desconectar de la rutina en la más absoluta tranquilidad.

Se inauguró en 1908 en Lugo y fue comparado con los grandes balnearios alemanes de la época, aunque las necesidades actuales han llevado a que ahora se sitúe en un edificio nuevo.

 En él destaca su club infantil para que los más pequeños también puedan disfrutar de las propiedades del agua mientras que los mayores se relajan con un masaje o un circuito termal. Su campo de golf hace que sea posible combinar el descanso que proporciona el balneario con un poco de deporte.

Las aguas minero medicinales del BALNEARIO DE GUITIRIZ, tienen una larga historia. Fue el Dr. José Lázaro, cirujano médico del Hospital de Santiago, el primero en recomendarlas por sus propiedades terapéuticas para el aparato digestivo, en el siglo XVIII. Sin embargo, el Balneario funcionará como tal a partir del año 1850, cuando tuvo su primer director médico y cuando la gente tomó aquí los primeros “baños”.


El reconocimiento oficial de sus aguas data de 1902 y de 1908 su palacio, un edificio modernista construido por D. Victor Bancaño y promovido por la sociedad Gasalla y Cía, que cumplía con el alojamiento y que era un alarde de lujo, siendo el único de tres estrellas que había en la zona, aunque abrió sus puertas en 1912. 

Muy pronto se situó, por el lujo de sus instalaciones y la calidad de sus aguas medicinales, entre los mejores de Europa. De hecho, recibió el nombre del “Karlsbab” gallego, por sus similitudes con el afamado balneario alemán de Baden-Baden.

El aspecto del balneario en 1922. Durante la Guerra Civil fue habilitado como hospital JUAN CANCELA

https://cflvdg.avoz.es/sc/1hLpgFq9uBo98DWJ8BcCUPIbk0M=/x/2017/07/16/00121500159531341803474/Foto/balneario1.jpg

https://i.ebayimg.com/images/g/2FMAAOSw-7RVCqK2/s-l1600.jpg

El nombre de Guitiriz aparecerá vinculado al termalismo en las exposiciones de Zaragoza, Londres, París y Ámsterdam. 

Políticos, empresarios y familias enteras se dieron cita durante décadas en la localidad lucense para encontrar en sus aguas algún remedio o bien para disfrutar de días de descanso y de intercambio social. 

Las crónicas de la época recogen que había variedad de precios para usar las instalaciones, a las que tenían acceso tanto personas de elevado poder adquisitivo como economías más modestas.

 Los precios de las habitaciones oscilaban entre dos y veinte pesetas de las de entonces, es decir, entre un céntimo y doce.


Pero mediados del siglo XX entró en decadencia, cerrándose definitivamente en 1972, aunque la gente siguió acudiendo a tomar las aguas a sus fuentes de salud.

Tres décadas después lo adquiere la cadena Hesperia y tras acometer una cuidada remodelación, reabre sus puertas al público en 2003, respetando el diseño original del arquitecto lucense Juan Álvarez Mendoza (diseñador de los singulares monumentos funerarios dedicados a los soldados repatriados de Cuba, en el cementerio lugués de Magoi (1899), y a los MÁRTIRES DE CARRAL (1904), ambos con formato de grandes cruces).

Hoy, el balneario, lamentablemente cerrado desde el mes de julio de 2017 y la zona de aguas del balneario con una superficie de 4.000 metros cuadrados, que contaba con área termolúdica, circuito termal, balneario terapéutico, cuerpo médico y gimnasio, unida por una pasarela acristalada con el edificio principal, ya no muestran el esplendor de otro tiempo.

Detrás del edificio principal, se encuentra la capilla y la famosa FUENTE DE SAN JUAN, que todavía presta servicio a todos los vecinos y visitantes que quieran aprovechar las cualidades de sus aguas.

La “Fonte de San Xoán de Lagostelle”, también conocida como “Fonte dos Santos”, es de aguas Bicarbonatadas-sulfuradas sódicas, que fluyen a 15º C con una mineralización débil, con contenidos alcalinos y de flúor.

Son estimulantes, desintoxicantes y antiinflamatorias. Especialmente indicadas para enfermedades del hígado, aparato digestivo, colitis, aparato urinario, hipercolesterinemias, obesidad, diabetes de adulto, dermatología (psoriasis, eczemas), estrés, reumatismos (artrosis y aparato locomotor en general), litiasis renal.

En torno a la fuente de San Xoán hay un frondoso BOSQUE-JARDÍN de más de 40 hectáreas, con especies muy singulares.

Unas paredes blancas destacan entre el verdor de los robles, es la pequeña MEZQUITA, que el bando nacional construyó para los soldados musulmanes que llegaron del Norte de África para combatir durante la Guerra Civil y que pasaban largas convalecencias en el balneario, en la época en la que se utilizó como hospital militar.


Desgraciadamente, una fallida restauración reciente ha hecho que pierda su colorido original; sin embargo, se conservan fotos de su estado anterior. La mezquita era el lugar de reunión de la comunidad musulmana, y su estructura deriva de la casa del profeta Mahoma, aunque aquí de reducidas dimensiones. El acceso se realiza a través de un arco de herradura, cuyas dovelas están policromadas;...


...una vez en el interior, encontramos un patio (sahn), con dos puertas de herradura en sus laterales, que dan paso a dos estancias cubiertas por una pequeña cúpula:...
... una sala para las abluciones (sabil)...
... y la sala de oraciones (haram), orientada a La Meca.

En sus proximidades se encuentra un lugar conocido como “cementerio de los moros”, donde se enterraban los soldados muertos.


El paseo por el parque, que ya por sí justifica la visita, nos deja ver otras instalaciones del complejo, como las canchas de tenis y pádel, con señales evidentes de abandono, o las primitivas bañeras de mármol que adornaban los jardines.



Lo único que sigue en activo, es su CAMPO DE GOLF de 9 hoyos, con casa club, campo de prácticas, putting green.





Asomándonos a una de sus cristaleras, observamos un carro portamaletas junto a una de sus puertas, como esperando la llegada de nuevos huéspedes.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí

Para los amantes del senderismo señalar, que estas instalaciones se encuentran dentro del trazado de la preciosa RUTA DEL AGUA, una ruta para hacer a pie de 20 km de longitud, que trata de enlazar el Camino Norte de Santiago desde SANTO ALBERTE, cruzando su precioso PUENTE MEDIEVAL;...


...pasando junto a su hermoso SANTUARIO oculto en el boscaje de una carballeira...


...su milagrosa FUENTE a la que se le atribuyen cualidades benéficas...


...uniendo ese bello entorno natural, con las tres fuentes de agua medicinales existentes en el Ayuntamiento de Guitiriz: Fonte de Valdovin, en Parga,...


...la Fonte de San Xoán en Lagostelle, antes mencionada,...


Otro posible manantial visto dentro del complejo del balneario
... y la Fonte de Pardiñas situada dentro de la aldea del mismo nombre que pertenece a Lagostelle.



RUTA DA AUGA

También merecen ser destacadas, una serie de fuentes en el ayuntamiento de Guitiriz: 

- La fuente de A Nena, cerca de A Pobra de Parga.
- La fuente de Veiga da Braña, en A Ferreira (Parga)
- La fuente de O Portopulgo (Parga)
- La FONTE DE SANTO ALBERTE, en San Breixa. Esta agua, según la tradición oral, está recomendada para problemas del habla.


- La fuente de San Benito, en Pígara. Según se cree, su agua elimina verrugas.
- La fuente de O CAMPO DA VIRXE DE BASCUAS, en San Salvador. Debida a su situación, cerca del campo del santuario de esta virgen, se considera muy milagrosa.

16. y para comer cerca del Balneario de Guitiriz

Casa Gaibor
Rua Mercado 10,.
 27300 Guitiriz España.
+34 982 37 01 56

Pub Xoldra
Concello, 25, .
27300 Guitiriz España
+34 982 37 03 56.

Km 101
Avenida Teniente coronel Teijeiro 3 Avenida Terra Cha 21, 
27371 Baamonde España
+34 982 39 81 60

17. Otras Rutas Cercanas: