Mostrando entradas con la etiqueta BARCELONA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta BARCELONA. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de septiembre de 2022

En Ruta por las Torres y Castillos de Barcelona (y II ): Del Castillo de Gélida al Castillo de Cardona

   

Castillo de Cardona, Barcelona


Castillo de Gélida

Funicular de Gelida

Castilo de Talamanca, Barcelona

Castillo de Balsareny, Barcelona

Torre de la Princesa, Cardona

Castillo de Cardona, Barcelona


Continuando con la I Parte de nuestra ruta, que a modo de recordatorio enlazamos:

En Ruta por las Torres y Castillos de Barcelona ( I ): Del Castillo de La Gornal al de Palafolls




Indice:


1. Croquis de la II Parte de nuestra Ruta

Iniciamos esta II Parte en el 

2. Pueblo de Gélida

La calidad de las aguas y la riqueza natural de sus bosques han marcado el ritmo vital de este pueblo que conserva restos de las épocas megalítica, ibérica y romana, junto con curiosas tradiciones festivas como la fiesta de la Mare de Déu de la Salut, con el pa i l'empenta ('el pan y el empujón'), o la de Santa Llúcia, con el reparto de la escudella de pobres ('guiso de pobres'). 

Castillo de Gélida

El castillo y su centro de interpretación invitan al visitante a adentrarse en rutas pedagógicas y visitas guiadas por un entorno arquitectónico con notables influencias del Modernismo.

En la parte más elevada de la población se levanta el castillo, construido antes del siglo X.

 Fue el origen de la villa y todavía ahora es el símbolo más importante y el vestigio arquitectónico más destacado del municipio.

El centro de la ciudad se estructura alrededor de la iglesia parroquial de Sant Pere, que fue construida durante la segunda mitad del siglo XIX sobre la antigua capilla románica de Sant Miquel. 

Edificios modernistas en Gelida

Repartidos por el núcleo urbano destacan los numerosos edificios modernistas de la población, que se construyeron a partir del final del siglo XIX, coincidiendo con la máxima expansión del negocio vitivinícola y con la llegada de los veraneantes a raíz de la construcción del ferrocarril.

Funicular de Gélida, Barcelona

En el barrio de la estación hay otro elemento característico de Gelida: el tradicional funicular de madera, obra de Santiago Rubió i Tudurí, que se inauguró en 1924 y que ayuda a salvar el desnivel de 103 metros que hay entre este barrio y el centro del pueblo, con una pendiente máxima del 22%, en unos ocho minutos.

Una de las actividades que se pueden hacer en Gelida son las excursiones a varias fuentes del municipio, como las de Sant Miquel, Cantillepa, Freda, Barbuda y del Claro. También se pueden visitar las cavas Torelló, en las que se puede conocer el proceso de producción de este vino espumoso y revivir la tradición vitivinícola de Gelida.

Desde el siglo XVIII, cada 13 de diciembre se celebra la Festa de Santa Llúcia, patrona del pueblo. La tradición es compartir una copiosa escudella popular elaborada en la calle con los ingredientes aportados por todos los vecinos.

Castillo de Gélida

Castillo de Gélida

El castillo de Gelida es un castillo medio en ruinas con una iglesia adyacente, dedicada a San Pedro, que se encuentra al sureste del núcleo urbano de Gelida, en la provincia de Barcelona, España. La iglesia, documentada ya en el año 945, es el único edificio que permanece de pie. Actualmente forma parte de un espacio museístico gestionado por la Asociación de Amigos del Castillo de Gelida.​

Ubicación

El conjunto de edificios que forman parte del castillo se encuentra sobre una colina con diferentes alturas (250-290 metros), buscados por otras montañas del norte de la Sierra del Ordal. Este cerro queda delimitado por los torrentes de Cantillepa al norte y de San Miguel al sur. La forma del recinto amurallado es de sureste a noroeste, con la parte más alta al sur-oeste.

Historia del conjunto

Su propiedad pasó por las familias de los Cervelló, Montcada, Arborea y Bertrán. Se sabe que en el año 1465 moraba Pedro de Portugal.​ En 1780, el párroco de San Pedro, pidió permiso para coger piedra para poder construir el campanario.

La Asociación de Amigos del Castillo de Gelida se fundó en 1965 para gestionar y recuperar el patrimonio de la zona del castillo, que en 1968 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Gelida.

La última intervención realizada se basó en la construcción de un espacio para la gestión e interpretación del castillo y por otro lado, una actuación de asentamiento y consolidación de elementos arquitectónicos, así como la construcción de pasarelas y barandillas.

3. Comer en Gelida

Gínjol
Carrer Vicenç Perelló, 9-11, 
08790 Gelida España
+34 937 79 05 06

L' Encís Restaurant
Ctra de Martorell a Gelida, Km 8, 
08790 Gelida España
+34 633 04 72 65

Les Vinyes Restaurant
Calle Francesc Pujols Nº 4, 
08760 Martorell España
+34 937 75 58 45


y muy cerca de Gélida se encuentra el Centro Vitivinícola de San Sadurní

4. Castillo de Castellar del Vallés


Castillo de Castellar del Vallés, Barcelona

Localidad Castellar del Vallés

Construcción Siglo X -

El castillo de Castellar, conocido también con el nombre de castillo de Clasquerí o de los Clasquerí, está situado en la orilla derecha del río Ripoll en una colina en las inmediaciones de Castellar del Vallés,​ en la comarca del Vallés Occidental (Barcelona).

Historia

Parece ser que el primer documento que se conoce del castillo está fechado en el año 1010, aunque hay alguna referencia anterior (912), el castrum kastellare,​ denominación que parece estar relacionada con la denominación de la población de Castellar del Vallés. 

De todos modos, existe cierta controversia respecto a los primeros documentos del castillo ya que otras referencias documentales hablan de que este castillo data del año 939, donde en una escritura los cónyuges Ovasi y Osiana, donan al conde Sunyer el señorío de un alodio que se encuentra dentro del término del castillo y que el año 955, el conde Miró, hijo de Sunyer dio el mismo alodio al monasterio de Sant Cugat del Vallés.​

Entre el año 1020 y 1030, el castillo formó parte de un lote de bienes de enlace matrimonial entre Adaleda, hija de Bonuç de Claramunt y Senegunda, y el noble Guillem de Montcada.​ En el año 1048, la condesa Ermesenda, dejó muchas de sus posesiones al monasterio de Sentmenat, entre ellas el castillo. 

A mediados del siglo XI, Odgers, abad del cenobio de Sant Llorenç del Munt, adquirió la iglesia y el castillo de Castellar, época en la que se acabó de construir, concretamente en el año 1063. En 1136, el conde Ramón Berenguer IV firmó un convenio con el senescal Guillem Ramón, donde le confiaba catorce castillos, entre los que se encontraba el de Castellar.

En 1202, el rey Pedro I, dio a Guillem de Montcada las catorce fortalezas que tenía en feudo de la corona, lo que supuso que el castillo fuese pasando por diferentes manos de la nobleza catalana hasta que en 1310, Gastón de Moncada​ dona este castillo a Pedro de Clasquerí, empezando la saga de dueños del castillo que le da nombre. 

La familia Clasquerí administró el castillo hasta 1788, cuando murió Antonio de Meca sin descendencia y su patrimonio pasó a sus sobrinos, introduciendo de nuevo el apellido Sentmenat, y posteriormente a consecuencia del entroncamiento de la línea de descendencia masculina, el de Fontcuberta, que en son los actuales propietarios del mismo y que aún gozan de ciertos privilegios feudales en la villa.285
Descripción

El castillo tiene planta trapezoidal, dos torres y un patio central, con un pozo y las escaleras para acceder al primer piso. Dos alas añadidas y una torre en el ángulo lo cierran. El edificio tiene planta baja y dos pisos. El aspecto actual del castillo es el resultado de las reformas hechas por Guerau de Clasquerí el 1335. Otras reformas datan de finales del siglo XIX e inicios del XX. Quedan pocos restos de su origen altomedieval, entre las que se encuentran el arco de entrada de medio punto.​

Dentro del conjunto se encuentra la capilla de Santa Bárbara, de una sola nave y estilo gótico, con ábside de planta de medio decágono y elevado en el exterior con almenas pequeñas y escalonadas. Tiene pinturas del barcelonés Pere Serafí que datan de 1548.

5. Castillo de Talamanca

Castillo de Talamanca

Localidad Talamanca

El castillo de Talamanca es un antiguo castillo románico situado en Talamanca (Bages). En el siglo XVIII fue desmantelado y convertido en una casona fortificada.

Es mencionado por primera vez el año 967, y actualmente queda un trozo de torre redonda con almenas, restaurada y modificada, y restos de muros de defensa que rodean el edificio principal, reconstruido tras ser destruido en el siglo XVIII .

Historia

En el testamento sacramental del año 1086 de Ramón Folc, vizconde de Cardona, aparece el castillo de Talamancha como propiedad familiar.

En el siglo XII ya consta en varios documentos la existencia de la familia Talamanca. Parece que un tal Guillermo de Talamanca se casó con Dulce de Santa Coloma, insertándose así este último apellido. En 1288, Berenguer de Talamanca era el señor. En los años que van de 1365 a 1370 aparece el Castillo de Talamancha, de Ramón de Talamanca, XXX fuegos. En esta época entró en su patrimonio el castillo y la baronía de Calders.

En 1406 Andrea de Talamanca se casó con Joan Aymerich. En el mismo siglo se introduce también por boda el apellido de Planella, familia que tenía los señoríos del Castellnou de Moyá y Granera. En 1668 María Francisca se casó con Juan de Amat y Despalau, señor de Castellbell. 

Del matrimonio nació el hijo que se convirtió en el primer marqués de Castellbell, señor, entre otras, de las baronías de Calders, Granera y Talamanca y del castillo fronterizo del Castellnou de la Plana, en Moyá.

En 1714 las tropas austracistas del ejército catalán del interior, capitaneadas por el Marqués de Poal, usaron en varias ocasiones el castillo como base de operaciones. 

Fue reconstruido en parte más tarde, aunque sus piedras sirvieron para edificar la casa conocida como El castillo o El castillo del Marqués (por alusión a la familia marquesal de los Castellbell), y sirvió de granja para el cultivo de las tierras del castillo.

6. Comer en Talamanca

Les Voltes de Talamanca
Calle Alfons Sala, 5, 
08278 Talamanca España
+34 938 27 69 32

Cal Ros Talamanca
C/ Raval 15, 
08278 Talamanca España
+34 683 63 42 99

7. Castillo de la Popa, Castellcir


Localidad Castellcir
Coordenadas 41°46′27″N 2°10′37″E

Construcción Siglo xi

Estado de conservación En ruinas
Propietario Enrique Torelló y Ceniza

El castillo de la Popa o castillo de Castellcir, documentado desde el año 1014, está en la población de Castellcir (Barcelona, España) y su principal función era la defensa del valle de la riera Castellcir-Tenes.

Historia

A principios del siglo xi apareció la dinastía de los Castellcir con Gerard de Castellcir, los que poseían los derechos del castillo, pero debían pagar unos tributos al monasterio de l'Estany. En 1107 perteneció a Guillem Ramon de Òdena, uno de los miembros de la familia Òdena. 

En 1294 Roger y Gelabert de Castellcir constan como propietarios del castillo. La familia casi desapareció en 1348 debido a la mortal peste negra, aunque sobrevivió Almanda, una de las hijas. En 1363 pasó a manos de Guilabert de Centellesi, veinte años después, Ramón de Planella adquirió el castillo. En 1942 se convirtió en propiedad de Federico Torelló i Cendra.

Actualidad

El conjunto del castillo está formado por las murallas, hoy fragmentadas, los restos del edificio principal y la capilla de Sant Martí de la Roca. Las edificaciones, aún imponentes, ocupan un área de 570 m², repartidos en una fortaleza de planta y dos pisos. 

Todo el castillo de la Popa está levantado sobre la piedra, sin cimientos y actualmente presenta un avanzado estado de degradación, amenazando ruina las pocas estructuras que quedan en pie. Está incluida en la Lista Roja del patrimonio en Peligro de Hispania Nostra.
Leyendas

Se han escrito varias leyendas sobre el castillo. Una de ellas es qué dicen que el edificio feudal tenía una salida subterránea que daba paso a otro lugar a unos kilómetros allá, donde había una gran torre. Esta era conocida con el nombre de la Torrassa y pertenecía a los condes de Hogar. 

La gente, llena de curiosidad, más de una vez se había metido dentro, pero el fuerte viento apagaba las antorchas. Pasaron muchos años y los campesinos tapiaron el agujero: siempre se perdían corderos y cerdos. Nada se sabe a ciencia cierta, pero se dice que en la Torrassa hay un cordero de oro enterrado.

Torrota de los Moros

Localidad Castellcir

La Torrota de los Moros, o la Torrassa, es una torre románica del municipio de Castellcir, en la comarca del Moyanés. 

Torrota de los Moros, Castellcir

Está en la orilla derecha de la riera de Castellcir, unos 600 metros al norte de Ca l'Antoja y un kilómetro al suroeste del Castillo de Castellcir.

Se trata de una torre redonda hundida de la que solo queda aproximadamente un cuarto de círculo. 

El diámetro original del conjunto es de unos 8 o 9 metros, y el grueso de los muros de unos 2 metros, que se debían ir reduciendo a medida que se alzaba la torre. 

Al pie de la torre hay restos de un muro que puede pertenecer a un cierto cerrado en torno a la torre. El recinto tiene unos 22 metros de largo por unos 17 de ancho. La torre debía tener unos 14 metros de altura, de los cuales se conservan 4,5.

La Torrassa, desde el lado de mediodía.

Según algunas conjeturas,​ podría tratarse del Castillo del Tenes al que sustituyó el Castillo de Castellcir, pero también es plausible que este otro castillo sean las ruinas que se conocen con el nombre de Cerro de Vilacís o, simplemente, Vilacís, aunque estas parecen corresponder a la capilla de San Miguel de Argelaguer. Según las fichas de Patrimonio de la Generalidad de Cataluña,​ se trata de una torre de enlace entre los dos castillos, el del Tenes y el de Castellcir.

Leyendas

Se han recogido diversas leyendas sobre el Castillo de Castellcir. 

Una de ellas narra que el edificio feudal tenía una salida subterránea que daba paso a otro lugar unos kilómetros más allá, donde había una gran torre. Esta era conocida con el nombre de la Torrassa (la Torrota de los Moros), y pertenecía a los condes de Hogar. 

La gente, llena de curiosidad, más de una vez se había metido dentro, pero el fuerte viento apagaba las antorchas. Pasaron muchos años, y los campesinos taparon el agujero: siempre se perdían corderos y cerdos. 

La leyenda dice que en la Torrassa hay un cordero de oro enterrado, que, por supuesto, no ha sido nunca encontrado.

8. Castillo Palacio de Moncada, Vic

El castillo-palacio de Montcada se encuentra en la plaza de la Pietat, a escasos metros de los restos más significativos la muralla de la localidad de Vic, perteneciente a la comarca de Osona de la provincia de Barcelona.

Castillo Palacio de Moncada, Vic

Hacia el año 879 Guifré el Pilós construyó el castillo en torno a los restos de un templo romano. En el siglo XI pasó a ser residencia de los señores de Montcada. 

Fue demolido en el año 1882. En sus últimos tiempos fue cárcel y granero de la ciudad hasta su deterioro final.

Vive mas de su leyenda que de su historia en la guerra de secesión, fue construido por completo ex novo su restauración data de fechas muy recientes. 

Se eleva sobre un montículo junto al rio Ripoll. fue decorado en 1233 a Pedro de Moncada por Don Jaime I: la fortaleza tomó el apellido de una de las casas mas poderosas en España.

Se encuentra en estado de ruina.


9. para Comer en Vic

La Flama
Calle de la Riera 5, 
08500, Vic España
+34 938 13 45 79

Boira
Sant Miquel dels Sants, 3, 
08500, Vic España
+34 938 86 70 80

Vicfood
Calle Del Cloquer, Nº 1 In the middle of the Historic Center, between Vic's Cathedral & the Roman Temple, 08500, Vic España
+34 935 66 20 66

La Creperia
Pl.Sant Felip ,9 Detras del ayuntamiento, 
08500, Vic España
+34 607 95 82 94

Restaurante El Bohemi
Placa de la Pietat, 7, 
08500, Vic España
+34 938 89 12 22

10. Castillo de Balsareny

Castillo de Balsareny, Barcelona

La Condesa de Ernessendis fue la propietaria del castillo. Se trata de una mansión gótica reformada en los siglo XIX y XX con capilla del siglo XII también restaurada (estilo románico) hoy día es habitable y de propiedad particular, posee un museo.

Es de planta rectangular, ligeramente reformada en su lado occidental, coronado por almenas que tienen garfios. al mismo nivel sus 4 caras reconstruidas al estilo siglo XIV con grandes "finestres coronelles" tiene una barbacana corrida, poterna, escalera descubierta, patio, pozo, crujías y un portal de grandes dovelas.


11. Castillo de Cardona

Castillo de Cardona, Barcelona

Dentro de la comarca del Bages, se levanta sobre un cerro cerca del río Cardener. Realizada en piedra sillar con huella de todos los siglos desde 986. Hoy se presenta restaurado y fue nombrado monumento histórico nacional.

Fue construido en el año 886 por Wifredo el Velloso. De estilo románico y gótico, incluye la denominada Sala Dorada y la Sala de los Entresòls. Durante el siglo xv, los duques de Cardona fueron la familia más importante de la Corona de Aragón, solo por detrás de la Casa Real. 

Castillo de Cardona, Barcelona

Disponían de extensos dominios territoriales en Cataluña, Aragón y Valencia, y vínculos dinásticos con las casas reales de Castilla, Portugal, Sicilia y Nápoles. 

El 18 de septiembre de 1714, después de un asedio que destruyó en buena parte las murallas del castillo, fue uno de los últimos reductos en entregarse a las tropas de Felipe V durante la guerra de Sucesión Española. 

Su joya es la torre de la Doncella (del siglo xi), de 15 metros de alto y más de 10 metros de diámetro y la iglesia románica de San Vicente de Cardona. 

Uno de sus primeros abades fue del linaje Orís.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí


Iglesia de San Vicente de Cardona

Esta iglesia construida en el siglo XI es otro de los símbolos que caracterizan el Castillo de Cardona. Está conservada perfectamente, y es un magnífico ejemplo de la arquitectura de estilo primer románico catalán.


Foto Antigua de Sant Vicent de Cardona

Existe información que afirma que ya había una iglesia en el mismo emplazamiento a finales del siglo X. Es el vizconde Bermón quién amplía y mejora a mediados del siglo XI la primitiva iglesia, convirtiéndola en una abadía canónica hasta el año 1592, cuando es transformada en colegiata secular.

Fue declarada monumento nacional en el siglo XX y posteriormente restaurada por el arquitecto Alexandre Ferrant.

El conjunto medieval se divide entre los pabellones señoriales y la canónica de Sant Vicenç. 

Torre de la Doncella

La torre de la Doncella (Minyona) es una de las principales características del Castillo de Cardona, un torre del siglo XI que originalmente medía unos veinte metros. 

Torre de la Doncella, Cardona

A principios del siglo XIX, durante la Guerra del Francés, se desmanteló el piso superior, dejándola con su aspecto actual.

El nombre de esta torre viene de una triste leyenda sobre Adalés, la hija del Duque de Cardona. Esta murió en la torre encerrada por su padre debido a su relación amorosa con el príncipe bereber Abdalà.

Cuenta la leyenda que a la media noche se puede ver en torno a la torre el espíritu del príncipe Abdalà sobre su caballo, que va a buscar a su amada.

Durante la primera mitad del siglo XI se construye dentro del recinto de la iglesia de Sant Vicenç, un imponente edificio, de las mejores muestras del primer románico catalán.

Gran ejemplo de fortificación militar medieval,el castillo es la residencia de los señores de Cardona, pero con el tiempo pierde su función residencial y gana importancia estratégica. A partir del siglo XVII, la fortaleza actualiza su sistema de defensa con una corona de baluartes.



Lo más antiguo que conserva son las murallas. Pertenecen al siglo XII y tuvieron 8 torres cuadradas, macizas, sin ningún tipo de abertura ni ventana. Estuvieron acabadas en una terraza para los vigías y los hombres saeteros.

Sus murallas fueron remodeladas muchas veces; en 1462-72 por ejemplo durante un período bélico el rey Juan II residió en el castillo hasta 1468 donde se reunió con su hijo Fernando: el rey de Sicilia. de igual manera sufrió asedio Filipiista en 1711, los ataques de artillería abrieron brechas en las murallas; pero el castillo resistió.

Fue de todos los castillo el mejor dotado en medios defensivos, tenía 3 y hasta 4 lienzos de protección con almenas, matacanes, saeteras con numerosos salientes y entrantes. una casamata construida por Ramón de Belenguer IV, dos patios, 2 crujías con adornos bizantinos y una iglesia homogénea al estilo románico.

La leyenda y los fantasmas

Todo empieza en 1976 cuando entran en funcionamiento los servicios del Parador de Turismo........ y llegan los primeros viajeros y turistas que utilizan una de sus habitaciones.

En concreto la n.º 712 (ahora cerrada), si es que no se solicitada especialmente por quien quiere tener una "experiencia especial".

Especial, porque no sabemos en que ámbito colocarla, como paranormal, la de percepciones, alucinaciones o tenebrosa. 

Los relatos de quienes han vivido la experiencia hasta ahora, es que han sentido todo tipo de ruidos, muebles desplazados de su lugar, cortinas que se mueven, grifos que manan, sensaciones de presencias, visión de personajes momentáneos, habitualmente todo por la noche, lo cual ha producido insomnio, temores y también algunas retiradas intempestivas de clientes del alojamiento o cambios de habitaciones. Todo aludido a la presencia del o de los fantasmas.

De aquí que la leyenda se haya extendido y la habitación solo se abra a clientes que lo piden expresamente, es decir que quieran experimentar esta presencia fantasmal o paranormal descrita.

La leyenda....

Inicia con una historia del siglo XI, época del conflicto entre moros y cristianos.

Adalés y Abdalá, Castillo de Cardona

El Vizconde de Cardona Ramon Folc, para proteger sus tierras de la invasión musulmana, invitó a una recepción en el Castillo de Cardona al príncipe Abdalá que encabezaba la conquista. 

En esta fiesta Abdalá conoció a la hija del vizconde de nombre Adalés.

Abdalá (bereber - musulmán) y Adalés (cristiana) se enamoraron, situación que en aquel tiempo y marco era imposible de ser aceptado para el padre y vizconde Ramon Folc, motivo por el cual la pareja se veían a escondidas, pues sabían que si los descubrían los dos pueblos entrarían en guerra.

Finalmente fueron descubiertos, y el padre de Adalés (el vizconde) castigó a su hija encerrándola para siempre en la actual Torre de la Doncella, y al príncipe Abdalá le prohibió volver al castillo y tierras, también le declaró la guerra.

Adalés quedó aislada y sin contacto con su enamorado, ni con otras personas. Estuvo encerrada muchos años, hasta que el vizconde decidió perdonarla. Pero.... había muerto de amor y pena.

Finaliza esta leyenda, con la muerte de los dos enamorados, Adalés y Abdalá, que son los dos personajes que rondan de noche por el Castillo de Cardona, hasta que consigan encontrarse de nuevo.

La fortificación de Cardona abre sus puertas al público los sábados y domingos con visitas guiadas y visitas teatralizadas de una hora y media a las 11:00 (castellano)

 

12. Comer en Cardona

La Volta del Rector
Carrer Del Les Flors, 
Cardona España
+34 938 69 16 37

Restaurante Parador de Cardona
Castell de Cardona s/n, 
08261 Cardona España
+34 938 69 12 75

Cal Borrasca
Calle Escasany, 15, 
08261 Cardona España
+34 938 68 42 11

Restaurante Japones Suika II
Carrer De La Mel, 
Manresa España
+34 935 10 95 19

y algo mas económico

Bar Restaurant La Bauma
Pl. de la Fira, 19, 
08261 Cardona España
+34 938 69 10 02

viernes, 2 de septiembre de 2022

En Ruta por las Torres y Castillos de Barcelona ( I ): Del Castillo de La Gornal al de Palafolls


Castillo de Santa Florentina, Canet de Mar

Torre Barona, Casteldefells

Castillo de Castellet,  La Gornal

Castillos de los Encantados, 
Arenys de Mar

Castillo de Montjuïc, Barcelona

Torre de Santiago, Pineda de Mar

Castillo de Talamanca, Bages, Barcelona

Los castillos en Barcelona son conocidos como los Castells; viejas casa de señorío con defensas. El primer alzamiento defensivo de estas características documentados en lo que hoy conocemos como Cataluña data del año 205 ac. Se realizó en lo que hoy es Lérida.

Desde el período prerrománico (castillo de La Rápita) pasando por los complicados período musulmanes que dejaron implantadas trazas de construcción militar, hasta lo que se ha denominado la Reconquista catalana en el año 785, año en que la provincia de Gerona se entregó a los francos, el arte, las construcciones de castillos han sido muy proliferas en todo su territorio.

Barcelona

A fines del siglo VIII la ciudad de Barcelona era a los francorum una "inhóspita" y para los maurorum "adsociata" Barcelona se rinde a los francos en el año 801.

Ya en el 895 la ciudad condal fue castigada por una incursión encabezada por Almanzor.

El conde de Barcelona entonces, quiso recobrar la ciudad y lo logró. Comenzó así su separación con los terrenos francos y su acercamiento a lo que hoy conocemos por la ciudad de Barcelona, la capital catalana. La soberanía que Barcelona hizo patente progresivamente se devino a su paulatina absorción por herencia o vasallaje de otros territorios condales como Besalú,

Sin duda el gran periodo de castillos catalanes será desde la Baja Edad Media hasta el año 1500 con los Reyes Católicos, período en que ya los castillos fueron decayendo convertidos en "casals" o casas rurales.

Desde los años de Ramon de Berenguer IV, pasando por los reinados de Pedro I, el rey Alfonso y el rey Pedro el ceremonioso, hasta los ya nombrados Reyes Católicos y su conquista de América.

Los castillos tardíos tendrán lugar entrada la edad moderna como fueron los casos de Altafulla, L´Albi, Olost o Torredembarra. 

Todos ellos documentados como castillos anteriores pero que experimentaron en este período grandes modificaciones.

Indice:


1. Croquis de la Primera parte de nuestra Ruta



2. Como llegar al Castillo de la Gornal
inicio de nuestra ruta

Su situación, cercana a sitios emblemáticos de Cataluña como Sitges o poblaciones como Vilanova i La Geltrú, hacen que visitar esta joya sea fácil.


Asimismo una opción interesante, es buscar donde dormir en Sitges u otras poblaciones cercanas para realizar el asalto a esta población.

No obstante, Cerca de algunas de las playas mas bonitas de la Costa Dorada, visitar Castellet es sencillo durante nuestras vacaciones.

3. Castellet y la Gornal 


Castellet, disfruta el pantano de Foix

Uno de los lugares mas hermosos que ver en el Alto Penedés, Castellet y La Gornal, enamora.

Con una ubicación privilegiada, en pleno Parque Natural del Foix, de las mejores cosas que hacer en Castellet, sin duda es sentarnos a disfrutar de las vistas del Pantano de Foix.

Vistas del Pantano desde Castellet

Castillo de La Gornal

Castillo de Castellet,  La Gornal

En la comarca del Alt Penedes, las primeras noticias del castillo de La Gornal se remontarían los tiempos de Almanzor, a finales del siglo IX. Fue durante la Alta Edad Media propiedad primero de los Condes Catalanes y después del rey castellano Alfonso I, pasando a continuación a manos nobiliarias.

El castillo de Castellet se encuentra en el parque natural del Foix,​ enclave geográfico situado a mitad de camino entre Barcelona y Tarragona, en la comarca del Alto Panadés. 

Actualmente el castillo de Castellet es la sede social de la Fundació Abertis.​ En su interior hay salas modernas que la fundación cede para presentaciones de libros, estudios y convenciones.

Su historia medieval

El castillo de Castellet se levantó en defensa de la Marca Hispánica en el año 977. 

Su primera fisonomía era muy básica, formado tan solo por un “domicilium”, la torre de vigilancia, la torre de homenaje y una pequeña muralla que cerraba el conjunto. 

Más que un castillo era una gran casa fortificada donde se almacenaban armas y alimentos para los soldados que llegaban a sus fronteras con la misión de defender la Marca en las batallas de la Reconquista. Durante los siglos x y xi esta frontera tan conflictiva que separaba el Al-Ándalus de los condados cristianos se extendía desde las playas del Garraf hasta la resistencia más férrea en Asturias.

La Marca hispánica era una frontera cuya virtud era que, poco a poco, iba descendiendo en latitud y, poco a poco, iba expulsando a los árabes hacia Granada. Era una vasta red de castillos que con sus visuales cubrían grandes extensiones de terreno y así se ayudaban unos a otros.

Pero iba dejando a su paso unos residuos colaterales a su espalda: los castillos militares que perdían su única función al quedarse sin enemigos. Teóricamente esos castillos se dejaban perder en el tiempo ya que al estar colocados en puntos de difícil acceso hacían muy complicada su conservación. 

Lejos de perderse, el castillo de Castellet empezó a crecer ganando en poder y nobleza, tal contradicción sucede por la estratégica situación comercial de este castillo, a escasos dos kilómetros de la vía más importante de comercio en la costa catalana y a catorce kilómetros de Villanueva y Geltrú, del Vendrell y de Villafranca del Panadés: las tres capitales de las comarca que lo rodean, es el epicentro de lo que actualmente conoceríamos como veguería Penedès-Garraf.​ 

Esta localización supuso un estímulo para los nobles quienes veían el castillo de Castellet como posible sede desde donde ejercer de nuevo ese poder feudal perdido durante los años de invasión árabe.

Así pues, el castillo de Castellet derivó de castillo militar a residencia noble hasta pasar por las manos de 44 propietarios conocidos. Una cifra que aumentaría considerablemente si tuviéramos en cuenta los posibles usurpadores del castillo.

Tras un largo periodo de decadencia, desde el siglo xvi a principios del siglo xx, llegó un primer reconstructor al castillo: Josep de Peray i March. Este señor procedente de Barcelona se aventuró por las tierras del Panadés y se encontró con el castillo totalmente destruido. 

Lejos de apenarse por su estado, el señor de Peray decidió comprarlo y restaurarlo a su modo. Entre sus obras encontramos: la restauración de la torre de homenaje, la creación de un doble perímetro de murallas, la escalinata frontal (actual acceso al castillo y la construcción de tres salas modernistas pegadas al acceso del “domicilium”.

Recientemente en el Castillo de Castellet se han encontrado restos arqueológicos que se remontan al siglo iv antes de Cristo, esto significa que el enclave geográfico pasa de tener mil años de historia a tener 2500. 

Desde los primeros restos íberos, pasando por vajillas griegas hasta llegar a las obras de los andalucines (iniciadores de la construcción del castillo) este punto estratégico ha albergado a numerosas civilizaciones que han pasado y dejado su rastro, actualmente se estudian los hallazgos para fecharlos y ubicarlos en la historia.

Queda rodeado el recinto por un perímetro amurallado de planta poligonal, dentro del cual, se erigen una serie de torres, destacando por encima del resto, la del Homenaje, levantada en pleno siglo XII. 

Restaurado a principios del siglo XX, en la actualidad es propiedad del Hospital dels Nens de Barcelona.

4. Comer cerca del Castillo de Gornal

Casa Vostra Cubelles
Passeig Narcís Bardaji 9-13,
08880 Cubelles España
+34 627 83 49 56

Fonda Comerc Can Peraire
Carrer Major 47, L'
Arboç España
+34 680 14 69 42

Restaurante Llamas
Avenida Espanya, 92, 
43882 Segur de Calafell España
+34 977 16 08 44

La Porketa
Mallorca, 8, 
43820 Calafell España
+34 977 69 57 42

5. La Torre Barona, Casteldefells

Torre Baró, Casteldefells

También conocida como torre del Baró, o simplemente La Barona, es una torre fortificada circular situada en el municipio de Castelldefels, Barcelona. Fue construida en el año 1583 y está documentada como la torre de la Guarda del Mar. 

Se empleaba con fines defensivos, inicialmente, advirtiendo a la población costera de la presencia de naves enemigas y, más tarde, al dotar a la torre de artillería defendiéndola de las naves enemigas.2​ Fue construida por orden de Hugo Joan Fivaller March y de Palou, quien se convertiría en el señor al que se conocería posteriormente la baronía de Eramprunyá.

La edificación consiste en una torre cilíndrica de tres plantas con paredes de mampostería de más de un metro de espesor. La planta baja y primer piso consisten en una única sala de estar; la planta superior estaba medio cubierta y era desde donde los centinelas hacían las vigías, y en caso de ataque, hacían señales de humo y fuego, respectivamente.2​ 

La torre disponía de una escalera exterior de piedra rojiza de más de 60 peldaños estrechos y sin barandilla por donde se accedía a la primera planta tras superar un puente levadizo, actualmente y debido a las reformas posteriores, quedan unos 44 escalones y se ha añadido una barandilla.​

En la actualidad está integrada dentro del recinto ajardinado del Hotel Don Jaime del grupo Soteras.

6. El Castillo de Eramprunyá, Gavá

Castillo de Eramprunyá, Gavá

se encuentra en el término municipal de Gavá en la comarca catalana del Bajo Llobregat.

Historia

Fue la sede de un término (el término del castillo de Eramprunyá) en época medieval que llegó a controlar los actuales territorios de Gavá, Begas, Castelldefels, San Clemente de Llobregat, Viladecans y una parte de San Baudilio de Llobregat.

Construido como parte del sistema defensivo de la frontera entre Al-Andalus y el Imperio carolingio y como sede de control político y económico y militar en la zona entre el Garraf y el Llobregat, fue propiedad de los condes de Barcelona. 

En el siglo xiv fue adquirido por los March, familia de caballeros y poetas. Durante las guerras remensas del siglo xv el castillo queda muy dañado. 

Aun así, se suceden diferentes familias en la posesión del castillo y la baronía de Eramprunyá, hasta que a finales del siglo xix es adquirido por Manuel Girona i Agrafel.

Detalle de una de las tumbas antropomorfas del castillo

Los restos del castillo de Eramprunyá están ubicados en la cima de una montaña entre acantilados con magníficas vistas del delta del Llobregat y parte del Garraf. 

El conjunto consta de tres recintos fortificados: el soberano o superior situado a 402 metros de altitud (donde están las ruinas del castillo-palacio gótico), el jussà situado a 392 m (donde se encuentra la ermita de San Miguel de Eramprunyá de estilo románico, aunque transformada) y el exterior a 319 m (donde se pueden ver una parte importante de la antigua muralla).​

En el recinto soberano, está rodeado por muros que en muchos tramos tenía 50 cm de espesor hechos con pequeños sillares, se accedía a través de un puente de piedra (actualmente se realiza por una pasarela de madera). 

Ermita de Sant Miquel de Eramprunyá

El baluarte que defendía el portal tiene un espesor de 90 cm al paramento más meridional. El castillo es citado por primera vez en el año 957.​

La ermita de Sant Miquel de Eramprunyá tiene dos partes: una románica (el ábside y el presbiterio), del siglo xii, y una de renacentista, del 1509 (la nave, el coro y la portada). 

Alrededor de la ermita se pueden ver tumbas antropomorfas y también una inscripción en la roca realizada por Jaume March I, señor de Eramprunyá, en el siglo xiv.

7. Para Comer en la zona de Gavá

Dvino's
Calle Montflorit 151, 
08850 Gavà España
+34 644 09 73 19

Parrillada Pizzeria Todo Bien
Avinguda de la Constitució, 97, 
08860 Castelldefels España
+34 936 64 02 21

Casa Gallega Restaurante&Tapas
Paseo Maritmo 206, 
08860 Castelldefels España
+34 936 36 56 89

alegria bar i restaurant
Catalunya, 6, 
08840 Viladecans España
+34 936 58 03 33

8. Torre Roja, Viladecans


Torre Roja, Viladecans

Localidad Viladecans
Coordenadas 41°19′13″N 2°01′20″E

Construcción Siglo XIII -

.La Torre Roja es una fortificación medieval situada en Viladecans cuyo nombre originalmente era Torre Burguesa porque era desde donde se controlaba la Cuadra Burguesa, controlada por jurisdicción del territorio del Castell d'Eramprunyà . Su nombre actual se debe al color rojo característico de las rocas del territorio del Eramprunyà con las que está construida.

Inicialmente esta construcción era una torre de planta cuadrada con cuatro pisos de altura construida en el siglo XIII. Las edificaciones anexas laterales son de principios del siglo XIX, realizadas por el arquitecto Francisco de Paula Nebot por encargo de Mercè Pratmarsó propietaria del edificio en la época.

A finales de la década de 1970 se utilizó como instituto público de forma provisional mientras se construía el actual Instituto de Sales. Actualmente preside una plaza a la que da nombre y en su interior, en la planta baja, está ubicada la sede del Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC, antiguo INEM)y el resto del edificio está destinado al Área de planificación Territorial y Promoción del Ayuntamiento de Viladecans.

9. Castillo de Montjuïc, Barcelona

Castillo de Montjuïc, Barcelona

Nada se conserva de su primitiva fortaleza, se eleva en lo alto de un prótomo que domina la ciudad. 

Es una fortaleza tardía de forma estrellada. en 1649 se le ampliaron sus defensas, hoy contiene un museo militar. Planta pentagonal irregular: tiene un rebellón; de sus 4 lienzos 3 de ellos miran a tierra, muros con parapetos y el 4º mira al mar, es el más sencillo de todos, no tiene a penas carácter defensivo. 

El castillo se compone de dos recintos: exterior y interior, el primero de defensa y el segundo está formado por los patios y las estancias convertidas más tarde en prisión y cuartel. fue fortificado por Felipe IV en 1640 durante la sublevación contra Cataluña.

Castillo de Montjuïc, Barcelona

A fines del siglo XVIII el conde de Roncali lo convierte en la fortaleza que hoy es. en 1808 fue tomado astutamente por tropas francesas y en 1842 Espartero desde él bombardeó la ciudad condal.

Qué ver en el Castillo de Montjuïc

Castillo de Montjuïc, Barcelona

Queda claro que por su ubicación y altura las vistas que ofrece son una maravilla pero ¿qué más encontraremos en el castillo?

Destacaría dos elementos que son el propio recinto y por otro lado el Centro de Interpretación del Castillo de Montjuïc.

Arquitectura y recinto

Castillo de Montjuïc, Barcelona

Todo el espacio arquitectónico y defensivo del castillo ofrece rincones interesantes para explorar empezando por el puente de acceso y la fachada. Nuestra recomendación es recorrer todas las partes accesibles de la fortaleza que fue declarada Bien Cultural de Interés Nacional el año 1988.

La construcción presenta una planta trapezoidal irregular que se adapta a la topografía de la montaña de Montjuïc, con cuatro baluartes en los extremos, una fosa y un camino cubierto que sigue el perímetro. 


Lo que podemos ver ahora es principalmente el resultado proyectado por el ingeniero militar Juan Martín Cermeño. Un personaje interesante, que entre otras obras se sabe que proyectó el barrio de La Barceloneta en la capital catalana.

En el paseo por el recinto encontrarás.Baluartes. Sus formas son muy sugestivas y sin duda a los peques les encantarán. Hay cuatro de nombre baluarte de Sant Carles, baluarte de Santa Amàlia, de Velasco y el baluarte Llengua de Serp.

Patio de Armas. Se trata del centro neurálgico de la fortificación, un gran espacio cuadrangular que servía para la gestión, formación e instrucción de las tropas. En el centro había una estatua del dictador Franco que no fue retirada hasta 2007.

Terraza y torre de vigía. La cubierta y terraza del Patio de Armas es una de las partes estrella del castillo por sus vistas de 360º. En ella sobresale la torre cuadrada del faro o atalaya de vigilancia, el precedente más antiguo del Castillo actual.

Foso. El manto verde que cubre los fosos en la actualidad se debe a la transformación del Castillo en Museo Militar. Quizás el foso más interesante para los peques sea el de Santa Eulàlia, y no por su arquitectura, sinó por ser campo de prácticas de tiro con arco. ¡Todo un entretenimiento!

El camino cubierto es un corredor que rodea el perímetro exterior junto a los fosos del Castillo. Está delimitado en el interior por la contraescarpa de los fosos y en el exterior por el muro perimetral que servía de parapeto a los tiradores.


Castillo de Montjuïc

Centro de Interpretación del Castillo de Montjuïc

Otro de los incentivos que antes anticipábamos en una visita al castillo es su centro de interpretación que se desarrolla en cuatro ejes o temas principales: La relación histórica de la montaña con Barcelona, la faceta de fortaleza, faro y fortín, Montjuïc como enclave estratégico en la defensa y la vigilancia de Barcelona y por último el tema de la memoria, prisión y procesos judiciales.

También es muy interesante el tema de los grafitis hallados en las celdas de la prisión. La recopilación a lo largo de la historia de los trazos realizados por prisioneros de toda índole han permitido conocer y documentar el día a día de la reclusión en estos espacios.

 

10. Para Comer en Barcelona




Accés
Aribau 55,
 08011 Barcelona, España
+34 691 01 56 67

Bodega Biarritz
Nou de San Francesc 7, 
08002 Barcelona, España
+34 618 67 79 27

BelleBuon
Travessera de Gràcia 441,
 08025 Barcelona, España
+34 935 14 19 71

Teòric Taverna Gastronòmica
Carrer de Bailen, 117,
 08009 Barcelona, España
+34 930 00 25 52

Paisano Cafe
Carrer Lepant, 277 | Sagrada Familia, 
08013 Barcelona, España
+34 935 25 04 71

y algo mas económicos

Pizzeria Da Nanni Barcelona
Calle Llibreteria 10, 
08002 Barcelona, España
+34 936 63 85 60

Teddy's Barcelona
Carrer Escudellers 12, 
08002 Barcelona, España
+34 640 20 69 55

Miss Simona Cafe Gastro Bar
Calle Mallorca 438, 
08013 Barcelona, España
+34 935 25 68 62

Bar Santa Fe
Calle Wellington 17 | One block from Ciudadella Park, 
08018 Barcelona, España
+34 935 30 56 83

11. Castillo de Vilasar

Castillo de Vilasar, Barcelona

Su torre data del siglo XII. Comarca de Manesme, se reformó en el siglo XII y XV, hoy día es una residencia señorial,, declarado monumento histórico artístico. Es cuadrangular con torres anguladas y un recinto con foso. Se realizo en 1886 una especie de palacete que le ha restado su fuerte impresión bélica. 

Tiene una historia paralela al castillo de Burriac, al que estaba unido a finales del siglo XIII. 

Se amplia con una torre rectangular cerca de la puerta y en los siglos XIV y XV se vuelve a ampliar, se le da un aspecto palaciego. 

Castillo de Vilasar, Barcelona

Fue reconstruido en 1956 por el propietario con acierto.

Relumbra un gótico apagado con hermosas ventanas que señalan su carácter de residencia señorial. Nada quedó de la sala de armas ni de los patios de maniobras. Pedro III se hospedó en este castillo y en el mismo trazó sus planes audaces que le llevaron hasta la vieja Sicilia.

Torre del Homenaje Cilíndrica del siglo X, rodeada de gruesos muros. Ejemplar de arquitectura gótica. Recinto amurallado anterior al siglo XIII, se conserva una torre menor y se amplía la edificación con la torre cuadrada de la fachada. 

En el XIV, bajo el dominio de la familia Des Bosch y la renovación que llevan a cabo, el castillo se transforma palacio con sus magníficas crujías construidas en parte sobre los muros anteriores. La decoración de la fachada principal data de finales del XV. Del XVI son algunos añadidos que con mucho acierto se eliminan en las obras llevadas a cabo en 1956 por la familia de Sarriera, propietarios desde el siglo XVIII hasta hoy. 

Rodeado de jardines ubicados en distintos niveles podemos observar una primera muralla que sirve de soporte al terraplén con moreras desde donde accedemos al puente de obra. Si se cruza por encima del foso hasta la puerta principal y la segunda muralla, se pueden ver almenas y aspilleras.

 Desde el patio se ve la bonita fachada interior con su poderosa torre cuadrada a la derecha y la capilla a la izquierda. Cuatro ventanas asimétricas de distintas medidas se abren en el muro principal, dos en la planta noble y dos en el piso de arriba. Se trata de ejemplos de estilo gótico civil catalán. Almenas y soportes para manteletes.


12. Museo Torre Balldovina

Museo Torre Balldovina, Santa Coloma de Gramanet

El museo Torre Balldovina de Santa Coloma de Gramanet, en la comarca del Barcelonés, es un museo local pluridisciplinar que tiene por objetivo proteger, conservar, estudiar y difundir el patrimonio cultural y natural del territorio, colaborando con las entidades públicas y privadas de la ciudad. 

El Museo, que está integrado en la Red de Museos Locales de la Diputación de Barcelona, atiende las colecciones que componen su fondo y el patrimonio monumental de Santa Coloma conservado in situ.1

Edificio

El museo tiene su sede en la Torre Balldovina, un edificio que ha sufrido varias transformaciones con el tiempo: fue una torre de defensa en el siglo XI, un edificio de carácter agrícola en el siglo XIV, una casa solariega en el siglo XVIII y, finalmente, residencia de veraneo de la familia del escritor Josep Maria de Sagarra. En 1972 la torre fue adquirida por el Ayuntamiento y desde 1987 acoge el Museo Municipal y el Archivo Histórico de la ciudad.
Historia del Museo

El museo tiene su origen en los primeros hallazgos hechos por Joan Palà y Ferran de Sagarra en 1902 de fragmentos de cerámica en la ladera de la colina del Pollo, que dieron lugar al descubrimiento del yacimiento del Puig Castellar. 

Los materiales arqueológicos encontrados en las excavaciones en el Puig Castellar en la década de 1950 y dipositados en el Centro Excursionista Puigcastellar o CEP, por un lado, y la cantidad de materiales de ciencias naturales recogidos por los miembros de la Sección de Estudios del CEP, por el otro, llevaron al Ayuntamiento a abrir las puertas del Museo Puig Castellar en 1974. 

La aportación de nuevas donaciones y el interés que el museo despertó entre la población de Santa Coloma hizo necesaria la creación de un nuevo museo que dispusiera de un espacio y unas instalaciones más adecuadas para la conservación de los materiales y la exposición al público. 

En 1982 el Ayuntamiento y los miembros del Museo Puig Castellar llegaron a un acuerdo para hacer un museo nuevo: el Museo Torre Balldovina. 3​ El museo se inauguró en 1987 y en 1995 amplió su oferta de servicios con una sala de actos y una aula-taller para el trabajo escolar.

13. Comer en Santa Coloma de Gramanet

El Canto Del Vi
Carrer Major, 25, 
08921 Santa Coloma de Gramanet España
+34 933 86 52 66

Bar Alegría
Carrer de Massenet, 49, 
08923 Santa Coloma de Gramanet España
+34 933 92 92 53

Lluerna
Avinguda Pallaresa 104 BAJO, 
08921 Santa Coloma de Gramanet España
+34 933 91 08 20

Bar Verat
Av. Pallaresa, 104, 
08921 Santa Coloma de Gramanet España
+34 936 81 40 80

14. Castillo de La Roca del Vallés

Castillo de La Roca del Vallés

Localidad La Roca del Vallés
Ubicación Colina

El castillo de la Roca está situado en el municipio de La Roca del Vallés (Vallés Oriental). 

La situación del castillo es bastante privilegiada, se asienta en un pequeño cerro junto al rio Mongent, y rodeado de una espesa arboleda de la cual emerge esta impresionante construcción.

El origen de la población fue un antiguo asentamiento romano, denominado Castro Morino en etapas medievales.

Las primeras noticias del castillo las encontramos en el año 932. Se tiene constancia documentada del siglo XI sobre el castillo de La Roca del Valles, constando como propietario Arnau Mir del Tost, por encargo del Conde de Barcelona. 

En esta época eran señores del castillo Arnau Mir y René Guillermo de Sarroca y la hija de este último, Guillerma.

Castillo de La Roca del Vallés

Tras unos años en su poder el Conde de Barcelona se lo entregó a Guillem de Muntanyola o de Vacarisses (Primer señor de Montcada). A la muerte de este, el castillo pasó a posesión de su hijo Renard Guillem de Sarroca y de su hermano Bernat. 

Más tarde fue poseído por Ramón de Cabrera, y en 1287 consta como señor Pere Marqués. En 1374 pasó a su descendiente Pedro Arnau Marqués, que en 1405 lo vendió a Ramón de Torrelles, señor de Rubí. 

A principios del siglo XV Pere Arnau Marqués vende la señoría a Ramón de Torrelles quien se encarga de restaurarlo, aunque restando importancia al aspecto defensivo, y mantenerlo en buen estado hasta el siglo XVIII en que pasa a manos de los Sentmenat. Tras varios nuevos poseedores del castillo pasa a manos de la familia Alomar quien lo conserva hasta que llega a manos de su propietario actual D. Antoni Rivière el cual lo restaura de nuevo volviendo a adquirir el señorío que tuvo antiguamente

El castillo construido en piedra en la que destacan dos técnicas constructivas: el sillarejo y el sillar. El sillarejo, que consiste en labrar la piedra toscamente, se utiliza a lo largo de todo el edificio a excepción de los ángulos y los vanos, donde se utiliza el sillar. El sillar es la técnica en la que se talla por completo la piedra

El edificio presenta planta poligonal. Como en la mayoría de estos edificios, los elementos defensivos más destacados son las torres. Una de estas torres es de forma circular y su origen se remonta a etapas anteriores a la construcción del castillo. La enorme torre del homenaje y el remate en almenas en la mayor parte del edificio completan sus defensas.

La torre del homenaje se sitúa en uno de los ángulos del edificio. Su planta tiene forma rectangular y adquiere una gran altura. Su cornisa está rematada en almenas de forma cuadrangular. A lo largo de sus muros, se abren pequeños vanos y ventanales; estos últimos son de etapas posteriores. Todo ello da al edificio un aspecto férreo y compacto.

Uno de los aspectos que más destacan en el edificio es su fachada. Ésta se compone de un cubo de forma rectangular anexionado al edificio. Esta estructura cúbica posee cuatro niveles de los que destaca el tercero por el ventanal que rompe con la monotonía de su fachada. Los grandes ventanales de clara factura gótica proliferan a lo largo del edificio


15. Torre de los Encantados, Arenys de Mar

Torre de los Encantados, Arenys de Mar

La Torre de los Encantados es una torre de vigilancia situada en el término municipal de Arenys de Mar, justo al límite con el término de Caldetas. Situada en el Puig Castellar, en un lugar privilegiado, fue construida encima de un poblado ibérico del que se sacaron los bloques de piedra para su construcción. 

Los orígenes no son del todo claros, algunos estudiosos la sitúan en el siglo XI o XII. Durante el siglo XVI fue reforzada y fortificada con una corceles y una muralla a su alrededor para defenderse de los ataques constantes de los corsarios berberiscos. Durante el siglo XIX fue utilizada como estación de telegrafía óptica.

La Torre de los Encantados recibe el nombre a partir de una leyenda popular de Caldetas entre Fátima, una princesa sarracena, y en Busquets, hijo de Caldes.

La leyenda

Hace mucho tiempo, una caldetenca llamada Eleonor fue raptada por los sarracenos y debido a su belleza fue entregada al príncipe Zeirí. Este la trató como su mejor tesoro. Eleonor fue estimada por todos los que la conocieron y se ganó los favores de todos. 

Tal fue así que fue entregada a la corte de la princesa Fátima. La princesa hacía tiempo que sufría de la lepra. Como no hubo manera de curarla, Eleonor le habló de las cualidades de las aguas termales de Caldetes y así fue como viajaron hacia Caldes. Se hospedaron en una torre en las afueras de la población.

Entonces los habitantes de Caldetes empezaron a oír ruidos y ver luces y formas fantasmagóricas que se paseaban por los alrededores de la torre. Estas apariciones no eran fantasmas sino que se trataba de los miembros de la escolta de la princesa sarracena. 

Cada noche, Fátima bajaba con su séquito a tomar las aguas, vistiendo todos ellos ropas blancas que les habrían dado este aspecto misterioso y fantasmagórico. El tratamiento fue milagroso y la princesa se curó. En agradecimiento a su curación, Eleonor obtuvo la libertad.

Durante la estancia de la princesa Fátima en Caldes, conoció a Busquets, de quien se enamoró y con quien finalmente se casó. Como señal de su amor plantaron un olivo en la Torre de Busquets que aún perdura.

En Caldetas se encuentran dos torres más, la de Can Busquets y la Torre Verde.

16. Comer en Arenys de Mar

Restaurante El Mot
Riera Bisbe Pol 89 Hotel Vila D'Arenys, 
08350 Arenys de Mar España
+34 937 95 88 86

Restaurant La Marina
Riera Bisbe Pol 2, 
08350 Arenys de Mar España
+34 931 43 34 01

Casa Poncio
08350 C/ Platja Cassa 24, 
08350 Arenys de Mar España
+34 937 92 11 32
Gió & Pòsit Pizzeria Restaurante
Ctra. Port ed. Posit En el Port d’Arenys de Mar, 
08350 Arenys de Mar España
+34 937 92 41 34

17. Castillo de Santa Florentina, Canet de Mar

 Castillo de Santa Florentina, Canet de Mar

El encantador Castillo de Santa Florentina, es una antigua construcción del siglo XI que se encuentra en Canet de Mar, un municipio de la comarca barcelonesa del Maresme. 

Su planta se levantó sobre una antigua fortificación romana. Su primer propietario, fue Guadimir de Canet. Dicha propiedad, ya apareció documentada desde 1217.

Incendiada en 1430 de la primitiva casa no quedan nada mas que dos torres que forman un hermoso portal del siglo IV. 

Castillo de Santa Florentina, Canet de Mar

En el siglo XVI, pasó a ser propiedad de Dimas Muntaner. Su familia regentaba este castillo hasta cambiar a los actuales propietarios, la familia Campany.

En el año 1908, fue la sede de estancia de Alfonso XIII, que concedió el título de conde de Canet a Ramón de Montaner. 

Dos años más tarde, se amplió y se reformó por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner. Las gárgolas de su fachada fueron realizadas por el escultor Carles Flotats i Galtés.

Este castillo, alberga una colección interesante de obras de artistas catalanes de principios del siglo XX. También se conservan sus antiguas dos torres defensivas. Destaca su galería gótica procedente del primitivo monasterio de El Tallat, situado en Rocallaura (Lérida).

Hoy nos queda un castillo realmente evocador, de planta irregular, apreciándose su carácter de fortificación medieval con bellas torres, elementos góticos, guardando una gran armonía con la rehabilitación modernista.

Se encuentra bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto del 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español.

La revista Architectural Digest. Las casas más bellas del mundo, cita a este castillo en su número de noviembre de 1998.

Aun siendo de propiedad privada, el castillo se conserva como un museo, y alberga además el Festival de música clásica, que se celebra los meses de julio y agosto desde el año 1999.

Es una Domus ampliada y transformada en castillo gótico.

18. Comer en Canet de Mar

A Media Luz Restaurant
Carrer Ample 9, 
08360 Canet de Mar España
+34 937 94 37 25

Paquita Slow bistro
Riera Buscarons, 8, 
08360 Canet de Mar España
+34 696 34 54 94

Trattopizza Piccoloso
Font 21, 
08360 Canet de Mar España
+34 937 42 48 95


19. Torre de Santiago, Pineda de Mar

Torre de Santiago, Pineda de Mar


La torre de Santiago es una torre de vigilancia de Pineda de Mar que está adosada al Mas Castellar, el elemento fortificado mejor conservado del municipio. 

Corresponde a una de las muchas torres de defensa que fueron construidas a lo largo de toda la costa entre los siglos XIV y XVII.

En aquellos tiempos eran frecuentes las incursiones de corsarios turcos o berberiscos y de piratas sin jurisdicción. 

Para prevenir estos ataques, las torres de vigía hacían función de atalayas de vigilancia y al mismo tiempo constituían elementos defensivos, generalmente formando parte de un sistema fortificado o estratégico de defensa, intercomunicado a través de señales de humo o fuego. 

Torre de Santiago, Pineda de Mar

El número de torres llegó a ser tan grande que el litoral del Maresme era conocido como la costa torreada. La mayor parte de las torres conservadas son de los siglos XVI y XVII. 

Podían ser de planta cuadrada o redonda, aisladas o adosadas a las masías. Eran coronadas de almenas o matacanes alrededor de la azotea. 

En Pineda había torres de defensa en Can Cànoves, en Torre de Merola, en Can Jalpí y en la Rectoría Vella. 

La más interesante es, sin embargo, la Torre de Santiago, prototipo de torre cilíndrica con la base ataludada y corona de matacanes. 

Se comunica con la masía mediante una poterna a la altura de la segunda planta, accesible a través de un puente. 

Junto a la Torre se encuentra la masía, con tejado a dos vertientes, formada por tres cuerpos: el central más ancho y dos en sentido paralelo a la fachada posterior. El conjunto ha sido restaurado cuidadosamente, conservando todos los detalles arquitectónicos.


20. Comer en Pineda de Mar

Pura Brasa Pineda de Mar
Nacional II Km 671, cerca del centro del pueblo, 
08097 Pineda de Mar España
+34 937 67 15 68

Restaurant Diagonal
Avenida Montserrat 19, 
08397 Pineda de Mar España
+34 937 67 15 02

Restaurante Marisqueria PEPET
Av. Montserrat, 43, 
08397 Pineda de Mar España
+34 (0) 93 767 17 41 

21. Castillo de Palafolls

Castillo de Palafolls

Localidad Palafolls
Ubicación Cerro

El castillo de Palafolls es un edificio militar medieval situado en lo alto del «cerro del Castillo» en el municipio de Palafolls y cerca de la costa. La fortaleza se encuentra en la cresta de una montaña alargada y de poca elevación que se extiende de noroeste a sureste y casi paralela al río Tordera. 

Muy en ruinas, fue construido dominando la panorámica del curso bajo y la llanura fértil del río Tordera, en un lugar estratégico para controlar el camino real de Gerona a Barcelona por la costa.1​ Se convirtió en centro de la importante baronía de Palafolls en el condado de Gerona, jurisdicción se extendía por los actuales términos de Malgrat de Mar, Palafolls, Santa Susana y parte de Blanes.

El nombre deriva de Palatiolo y hay indicios de que el lugar estaba fortificado de mucho antes. Las aguas del Tordera, aprovechadas con acequias y valles, servían para regar las tierras y para los molinos trigueros, papeleros y textiles que se establecieron en enfiteusis, monopolio de la baronía. 

Esta tenía notaría propia, alcalde, ensayos y juez ordinario, y la ferrería (actual núcleo de Les Ferreries). La actividad comercial marítima fue importante en el siglo XV a través del cargador de la playa de Vilanova.

Historia

Está mencionado en 968 en la fundación del monasterio benedictino de San Pablo en la moderna Sant Pol de Mar. En el año 1002 aparece en el alodio de Palazol en un documento de los condes de Barcelona Ramón Borrell y Ermesenda de Carcasona, a favor del vizconde de Gerona Sunifredo. Esto hace creer en la existencia de una fuerza estratégica prefeudal perteneciente a los vizcondes de Gerona, que dominaría la parte baja de la Tordera y la vía de acceso a la costa del Maresme y a Barcelona.​

En el año 1035 pertenecía a Humberto de Sesagudes. Su hija Guisla se casa con Bernardo Gausfredo,​el cual recibe la Castellanía de Palafolls, junto con el castillo de Montpalau, en el que encontraremos mencionado como señor en el 1104. Sus descendientes ya se apellidan Palafolls.​Su apellido mantuvo la posesión del castillo y del término en señoría menor, pues el mayor la recibieron los vizcondes de Gerona y de éstos los de Cabrera.​

Así, el año 1129, firma como tes tigo Berengario de Palafolls. También en este siglo XII se menciona a Bernardo de Palafolls. En el siglo siguiente (1229) Guillem de Palafolls acompañó Guillem de Montcada a la conquista de la isla de Mallorca junto a Jaime I el Conquistador

. Es en este siglo XIII que se empieza a ampliar el primer recinto del castillo y se construye un segundo recinto de dimensiones considerables.

Cuando la familia Palafolls estuvo afianzada en el dominio del castillo de Palafolls, quedó como señora, si bien el dominio superior o la jurisdicción criminal que competía al rey fue traspasado a los poderosos vizcondes de Cabrera, a los que el señor de Palafolls tenía que hacer vasallaje. 

Según consta en las constituciones de los dominios de los Cabrera de 1358, inicialmente, su término, con curia y notaría propias, comprendía la parroquia de Sant Genís de Palafolls, parte de la de Sant Pere de Pineda, donde se formó la de Santa Susana, y algunos caseríos de la parroquia de Tordera, en la llanura de Sabanell y S'Auguer, ahora de Blanes. Esto, dicho en términos modernos, comprendía los actuales municipios de Palafolls, Santa Susana y parte de Blanes, territorio en aquella época poco poblado y boscoso.​

El núcleo que tuvo carta puebla por concesión de Berenguer de Palafolls y Constanza, en el año 1245, fue Vilanova de Palafolls, que hoy es Malgrat. La nueva población, favorecida con nuevos privilegios por los Cabrera en los años 1382 y 1423, se independizó parroquialment de Sant Genís de Palafolls en 1559, cuando la población tenía ya cincuenta familias. La plena independencia civil lo obtuvo avanzado el siglo XVIII. 

Santa Susana no formó municipio propio hasta principios del siglo pasado y se originó en una iglesia situada en el antiguo valle de Alfatà o valle de Santa Susana, sometida hasta entonces a la parroquia de Pineda de Mar. El centro administrativo de esta baronía era el lugar de las Ferreries, dicho también Palafolls.

​El hijo de estos señores, Guillermo, impuso duranmente, en algunos casos, a los sus vasallos la obligación de construir casas y caminos. También atrajo personas para repoblar estas tierras concediendo franquicias. En el censo realizado entre 1365 y 1370 el castillo tenía declarados 202 fuegos.​

Hacia el año 1370, en época de Pedro III de Aragón, y tras un grave enfrentamiento entre la nobleza catalana y la pequeña nobleza sin dominios de importancia. El rey Pedro apoyó a estos últimos, que formaron una liga llamada «convinença» los caballeros de Cataluña, designaron cuatro conservadores para dirigir la lucha, uno de los cuales fue Guillem de Palafolls. 

Esta contienda le convirtió también en consejero de armas del monarca, al que vendió el 31 de marzo de 1381 el castillo de Palafolls, a cambio de que el rey le vendiera el castillo de Ariza (Aragón) con sus dominios por el precio de 30.000 libras barcelonesas. Así, la antigua familia señora de Palafolls pasó a residir en tierras aragonesas donde, con los años, se pasarían a llamar Palafox y se convirtieron en marqueses de Ariza.​ 

Al año siguiente, en 1382, el monarca vendió el castillo al vizconde Bernardo IV de Cabrera por 21.000 libras barcelonesas. De esta manera la fortaleza entraba a formar parte de la poderosa familia gerundense. Este noble se casó con Timbor de Prades,​bisnieta de Jaime II de Aragón, y el monarca por los servicios prestados, lo nombró conde de Módica. Sirvió también a Martín el Joven como capitán general de Sicilia y en 1400 combatió en Chipre.​

Durante la guerra contra Juan II (1462-1472) las poblaciones del Maresme se pusieron al lado de Barcelona. Los seguidores de la Diputación del General ocuparon los castillos de Montpalau y Palafolls a Bernat Joan de Cabrera, muy adicto a la causa del rey, y se los dieron al navarro Bertran de Armendaris, que había sido un acérrimo partidario del príncipe de Viana y que por ello se le confió la vigilancia de la tierra, en favor del condestable de Portugal, Pedro IV de Cataluña.

Bertran de Armendaris murió en 1474, y sus herederos aceptaron compensaciones económicas de Anna de Cabrera por la posesión de Palafolls. Así, en 1477 el castillo volvió s ser propiedad de los Cabrera.

En la segunda guerra remensa, tras el asalto de 1485 por parte de los campesinos en la notaría del castillo de Montpalau, que incendiaron, Enrique II de Ampurias, lugarteniente general de Cataluña, ordenó que fuera bien guardado el castillo de Palafolls. 

Hacia el siglo XVI se hicieron algunas reformas para reforzar las defensas de la costa contra el peligro de los piratas,​ pero más tarde cayó en desuso y durante los siglos XVII y XVIII entró en una decadencia irreversible. 

Como todas las posesiones de los Cabrera, en 1572 pasó a los Montcada y de éstos, en 1722, a los Medinacelli, momento en que ya quedaban pocas paredes en pie, estos tuvieron la propiedad hasta que pasó al Estado español, en 1880.
Plano del castillo de Palafolls.

Los restos que se conservan del castillo de Palafolls son de finales del siglo X hasta el siglo XIV, alcanzando su tamaño actual. La planta del castillo, de forma alargada, es bastante compleja, dividida entre la parte soberana y la exterior. 

El emplazamiento, con los acusados desniveles de la montaña, determina esta irregularidad, con un desequilibrio manifiesto en las masas de construcción, ya que las más fuertes y destacadas deben agruparse en la cumbre que se alza en el extremo meridional de la montaña, mientras el recinto exterior se prolonga hasta el norte para cubrir toda la longitud del alargado plano. 

Aun así, el conjunto presenta una planta aproximadamente rectangular dentro de la cual se acumulan los edificios residenciales en la mitad meridional y más elevada.​

La torre del homenaje se apoya sobre el lado más escarpado, el oriental. El núcleo residencial está organizado en su entorno. 

En la parte occidental, el terreno también tiene una inclinación muy pronunciada. Los lados estrechos del rectángulo resultarían los más vulnerables, y por eso se fortificaron de una manera especial.

El recinto soberano es de planta poligonal y está en el extremo sureste. De esta zona destaca un gran salón -del que sólo quedan los arcos-, una cisterna cubierta con bóveda de cañón donde todavía se perciben las marcas del encañizado, y la capilla, restaurada modernamente y que a principios del siglo XX conservaba restos de pinturas románicas en el ábside.

En el recinto inferior, al norte, se han encontrado los restos más antiguos. Encontramos una serie de ambientes dispuestos con un formato de ángulo alrededor de un espacio descubierto. El recinto inferior, de época gótica, forma una gran plaza de armas, un espacio rectangular que conserva buena parte de los muros y restos de una torre cuadrada en su interior.

22. Comer en Palafolls

Casa Oms
Ctra. De Palafolls Malgrat, 
Palafolls España
+34 671 34 49 63 

La Bota Bodega
C/ Blanch 22, 
08380 Malgrat de Mar España
+34 937 61 03 42

Morro Chico, Tasca Contemporánea
Mallorca 2, 
08380 Malgrat de Mar España
+34 937 61 18 70

Pizzeria Ferrari
Carrer Josep Tarradellas, 3, 
17300 Blanes España
+34 652 74 97 99