viernes, 4 de junio de 2021

La Escapada Imprescindible: Ibiza

Ibiza, Islas Baleares

Dalt Vila, Ibiza

Ibiza, Islas Baleares

Mercadillo de Las Dalias, Ibiza

Playa de Las Salinas, Ibiza

Formentera, Islas Baleares

Está situada a 79 km al este de la península ibérica, frente a Denia, 80 km al suroeste de la isla de Mallorca, y 3 km al norte de Formentera, con unas coordenadas 38.98, 1.43. 

Su capital es Ibiza y las dos poblaciones más importantes, además de la capital, son San Antonio Abad y Santa Eulalia del Río, y el mayor municipio, San José.

Las distancias máximas de la isla son de 41 kilómetros de norte a sur y 15 kilómetros de este a oeste. Posee una morfología muy irregular formada por varias montañas, de las cuales la más alta es Sa Talaia, situada en el municipio de San José, con 475 metros de altitud.

Las islas de Ibiza y Formentera, junto a más de cincuenta islotes —el más grande de los cuales es Es Vedrá, con una altura de 382 m—, reciben el nombre de islas Pitiusas. 

Forman un archipiélago diferente al integrado por Mallorca y Menorca, aunque hoy en día se hable del archipiélago Balear y formen parte de la misma unidad administrativa


Indice:

  1. Como Llegar a Ibiza
  2. Algo de Historia
  3. Croquis de Nuestra Ruta
  4. Callejear por Dalt Vila
  5. Castell de Ibiza
  6. Salir de fiesta por los bares y discotecas de Ibiza
  7. Cenar y tomar una Copa en el Puerto
  8. Dar un Paseo en Barco
  9. Necrópolis y Museo de Puig des Molins
  10. Hacer una excursión a Formentera
  11. Recorrer la isla en coche o en moto
  12. Visitar las mejores Calas de Ibiza
  13. Visitar pueblos como Santa Eulalia
  14. Cova des Culleram
  15. Comprar en un Mercadillo Hippy
  16. Ver los atardeceres más famosos del mundo
  17. Visitar la Cueva de Can Marcá
  18. Descubrir el Misterio de Es Vedrá
  19. Visitar el Parque Natural de Ses Salines
  20. Comer en Ibiza
  21. Otras Rutas Cercanas

1. Como Llegar a Ibiza:

1. Avión, la forma más cómoda de llegar a Ibiza

El avión es el medio más usado para llegar a Ibiza. Es mucho más rápido y cómodo que el barco. 

También usan este medio quienes visitan Formentera. 

Llegan en avión a Ibiza y conectan con el ferri que la une con Formentera (consulta aquí cómo llegar a Formentera desde Ibiza).

Ibiza tiene conexiones permanentes a lo largo del año con los principales destinos nacionales y con algunos internacionales. 

En los meses de la temporada turística se abren un buen número de conexiones con otros destinos tanto españoles como internacionales.

El aeropuerto de Ibiza se encuentra a unos 7.5 km de Ibiza ciudad, la capital de la isla, y a menos de 4 km de Playa d´en Bossa, uno de las zonas de Ibiza más populares. 


2. Barco, te permite llevar el coche

Otra manera de llegar a Ibiza desde la península es en barco. Lleva más tiempo y si hay mala mar puede llegar a ser algo desagradable pero también tiene sus ventajas. Por una parte te da una alternativa en momentos del año en los que los billetes de avión son caros y por otra te permite llevar el coche.

Ibiza cuenta con conexiones marítimas de pasajeros con Barcelona, Valencia y Denia. Estas conexiones están operadas por dos empresas: Trasmediterránea y Balearia.

Los precios varían mucho en función de la línea, de si llevas coche, si vas en asiento o camarote, y la época del año, así que chequea en los enlaces que te adjunto horarios, precios y disponibilidades. Por lo general los billetes más baratos salen a partir de 50 euros.

Barcelona – Ibiza

Para llegar a Ibiza desde Barcelona el trayecto dura unas 9 horas aproximadamente. Trasmediterranea tiene un barco diario, excepto los sábados, y Balearia todos los días menos viernes y sábados. Ambos hacen el trayecto por la noche llegando a primera hora de la mañana.

Valencia – Ibiza

La línea Valencia – Ibiza también está cubierta por las dos compañías. El trayecto dura entre 4:45 y 6:45 horas en función del barco que cojas. Balearia cubre el viaje diariamente, y Transmediterranea hace lo propio excepto los sábados como regla general.

Consulta horarios y precios aquí:

Denia – Ibiza

También puedes llegar a Ibiza en barco desde Denia. Al ser el punto más cercano con la isla, 124 km, es el trayecto más corto. Dura tan solo unas 3 horas. Esta línea solo está cubierta por Balearia que tiene dos frecuencias diarias. Una por la mañana y otra por la tarde

Consulta horarios y precios aquí:

La estación marítima a la que llegan los ferris se encuentra en la otra parte del puerto. Desde allí hay un buen trecho hasta el centro de Ibiza ciudad como para hacerlo andando arrastrando maletas.

2. Algo de Historia:

Durante el Neolítico, la Edad de Piedra reciente, Ibiza fue lugar de paso de marineros dedicados al comercio y no consta que tuviese población estable.

Se han encontrado vestigios que prueban que la isla estuvo habitada durante la Edad de Bronce. Los primeros pueblos que habitaron la isla fueron de origen ibérico.

Durante el milenio anterior a nuestra era llegaron a la isla los fenicios y posteriormente los griegos quienes la denominaron, junto a Formentera, "Islas Pitiusas" -lugar de pinos- en griego.

La fundación de Ibiza

Ibiza fue fundada por los cartagineses. 

Los cartagineses fundaron la ciudad de Ibosim, una fortaleza estratégica y comercial y un excelente puerto natural para sus navíos, e iniciaron la explotación de las salinas.

De la cultura púnica se conservan la Necrópolis de Puig des Molins y el Templo de Tanit.

Tras la caída de Cartago en el 146 a.C. y hasta el 70 d.C., Ibiza se convirtió en centro de piratas, motivo por el cual Roma decidió ocuparla y en el año 70 fue incorporada a Hispania con el nombre de Ebusus.

En el 426 Ebusus fue devastada por los vándalos de Genserico que la incorporó a su imperio norteafricano. En el 554 pasó a manos bizantinas.

De 902 al 1229 Ibiza estuvo bajo el dominio musulmán con la denominación de Yebisah. Al comienzo de este dominio la isla dependía del emirato de Córdoba y, más tarde, del reino Taifa de Denia, hasta que en el 1080 el reino moro de Baleares se declaró independiente.

La isla alcanzaría su apogeo económico en los siglos XI y XII.

En 1114 fue ocupada por las tropas de la República de Pisa y las catalanas del conde Ramón Barenguer III, con escaso éxito pero con un gran botín, pues tuvieron que huir tras pedir los musulmanes ayuda a los almorávides.

En 1235 Gillerm de Montgrí, con el beneplácito del rey Jaime I de Aragón el Conquistador, tomó la isla para la Corona de Aragón y expulsó o esclavizó a la población musulmana, repoblando la isla con gente del Ampurdán, Barcelona y Tarragona.

El rey Jaime II de Mallorca otorgó a Ibiza un gobierno municipal que perduraría hasta los Decretos de Insaculación de 1454.

La llegada de la decadencia

Durante los siglos XVI y XVII en Ibiza se fue creando una clase mercantil y aristocrática y otra en el campo que se fue empobreciendo paulatinamente debido a las pestes y las sequías.

En 1522 las germanías de Mallorca intervinieron la ciudad, entrando Ibiza en un periodo de miseria endémica, acrecentada por el cambio de rutas hacia el Atlántico a partir de los descubrimientos de 1492, por los ataques de los turcos en 1536 y por la gran peste de 1652.

El empobrecimiento de la isla continuó durante todo el siglo XVIII, pese a la creciente actividad naviera por el auge de los corsarios y al importante cultivo del almendro.

Las diferencias entre los habitantes de la ciudad de Ibiza y el campesinado fueron a más y, a principios del siglo XIX, las tensiones sociales estallaron. Los payeses armados fueron contra la ciudad, aunque fueron derrotados y juzgados sumariamente en 1824. En tiempos de la Restauración, tras nuevas movilizaciones, muchos campesinos fueron expulsados de la isla.

A partir de 1868 Ibiza se benefició de la aportación de los capitales procedentes de Cuba y del establecimiento de los servicios regulares de barcos con la península, iniciándose una lenta recuperación hasta la Guerra Civil. Durante la Guerra Civil Ibiza sufrió los ataques de ambos bandos con más perdidas personales que materiales.

Ibiza como importante centro turístico

A partir de 1960 en Ibiza, como en todas las Baleares, comenzó un frenético crecimiento turístico que aquí tuvo personalidad propia, con el movimiento hippie, y que con el tiempo derivaría en un turismo joven y discotequero, convirtiéndose en la capital de la fiesta joven en Europa.

La belleza y el clima de la isla, con preciosas calas y playas, ha hecho que el turismo haya traído gran riqueza a la isla y, de hecho, se haya convertido en un monocultivo, junto al de la construcción.

En la actualidad Ibiza sigue siendo sinónimo de fiesta y vida nocturna. En ella se encuentran las mejores discotecas del mundo, motivo por el cual numerosas líneas de bajo coste ofrecen viajes desde todos los puntos del continente durante toda la temporada estival.

Cuando Viajar a Ibiza

Ibiza es uno de los destinos más demandados del Mediterráneo, sobre todo en los meses de Julio y Agosto en los que puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza encontrar vuelo y alojamiento disponible.

Para evitar aglomeraciones te recomiendo visitar la isla a finales de Mayo, Junio y Septiembre, aunque debo advertirte que a pesar de que en esta época las temperaturas son agradables, el ambiente de Ibiza no es el mismo que en los meses centrales del verano.

En el siguiente artículo os recomiendo, según el ambiente y el tipo de vacaciones que busquéis, las mejores zonas para alojarse en la isla que os permitirán realizar de una forma más cómoda todas las actividades que hacer en Ibiza, así como los mejores y más lujosos hoteles de la isla pitiusa.

3. Croquis de Nuestra Ruta:



Que Hacer en Ibiza

De entre la multitud de cosas que hacer en Ibiza, estas 16 que considero son las más importantes e imprescindibles.

4. Callejear por Dalt Vila

Dalt Vila, Ibiza

Dalt Vila, nombre con el que se conoce al casco histórico de la ciudad de Ibiza, se encuentra ubicado sobre un pequeño monte, el Puig de Vila, coronado por la Catedral y encuadrado entre imponentes murallas declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999 que recuerdan mucho a películas históricas y series como «Juego de Tronos».

 Callejear por sus calles es una de las cosas imprescindibles que hacer en Ibiza, ¡además desde este punto las vistas de la ciudad son formidables!

Una recomendación personal es que después de cenar o al atardecer, compréis un helado en LlaoLlao, Amorino o cualquier otra heladería, y os lo comáis paseando por las murallas en Carrer del Comte de Rosselló. 

Desde este punto obtendréis unas magníficas vistas de la Catedral de Santa María ¡Una de las imágenes más bellas que ver en Ibiza!

Puedes recorrer Dalt Vila en un TOUR GRATIS, ¡reserva en este enlace tu plaza!

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

5. Castell de Ibiza

El último bastión defensivo de la Ibiza árabe

El castillo de Eivissa comprende un conjunto de edificaciones situadas en la cima del puig de Vila. 

Castillo de Ibiza

Cuando todavía no existían las murallas renacentistas, este recinto junto con la Almudaina conformaban una verdadera fortaleza rodeada por una cinta de muralla con 12 torres, que aparece mencionada en las fuentes medievales del siglo XII. 

Ambos espacios estaban separados por un lienzo interior con una torre que fue demolido al construirse, en el siglo XVIII, los cuarteles proyectados por Simon Poulet.

La planta cuadrangular del castillo con torres en las esquinas recuerda la estructura de los qars islámicos, estructuras fortificadas que representaban el último reducto defensivo de la ciudad. La entrada al castillo estaría situada en el lado de levante, entre las torres II y III, tal vez en el mismo lugar que ocupa la actual.

Las intervenciones realizadas en la casa del Gobernador han permitido conocer el flanco sur del castillo, concretamente el tramo comprendido entre las torres I, VI y VII. En el interior de la torre VI se han documentado estructuras antiguas de la fortificación árabe. 

En la base de la torre se ven restos arrasados de otra torre o paño de muralla tal vez más antiguos. Sobre estos elementos se levantó, en el siglo XIV, la torre del Homenaje, que es la más alta y mejor conservada de la fortaleza; situada en la confluencia de los recintos del castillo y almudaina, desde ella se domina una amplia perspectiva sobre la costa sur de la isla y el puerto de la ciudad.

La casa del Governador, que ocupa el lado sur del castillo, comprende un conjunto de edificaciones residenciales de los representantes del gobierno. En ella debió alojarse, el rey de Aragón, Alfonso III, durante su breve estancia en la isla el año 1286, según cuenta el cronista Ramon Muntaner. 

El conjunto no tiene un gran valor artístico aunque conserva algunos elementos de estilo gótico y renacentista. A nivel patrimonial, destaca, sobre todo, el tramo de la fortificación árabe que se conserva entre las dependencias interiores de la planta baja.

Permanece cerrado tras un proceso de rehabilitación y adaptación, para su conversión en Parador de Turismo.

6. Salir de fiesta por los bares y discotecas de Ibiza

Fiesta en Ibiza

Como no podía ser de otra forma, una de las cosas fundamentales que hacer en Ibiza, aunque sea un solo día, es salir de fiesta.

Discotecas como Amnesia, Pacha, Privilege o Ushuaia, entre otras, harán las delicias de los más fiesteros. Además todos estos locales organizan fiestas temáticas diversos días de la semana.

Si no eres un animal nocturno y prefieres la fiesta por el día, en Playa d´en Bossa alrededor de 17:00 locales como Bora Bora abren sus puertas para contribuir a la fiesta de la isla de Ibiza.

Ver los yates atracados en el puerto de Ibiza

Si queréis flipar os recomiendo recorrer el puerto de Ibiza para ver los yates atracados ¡Auténticas mansiones flotantes que os dejaran con la boca abierta!

7. Cenar y tomar una Copa en el Puerto

Una copa en el Puerto de Ibiza

Otra de las casas más importantes que hacer en Ibiza por la noche es cenar y tomar una copa por la zona del puerto, muy agradable para pasear y repleta de bares y restaurantes donde probar platos típicos ibicencos como el arroz de matanza, guisat de peix elaborado con los pescados de roca existentes en la isla, o borrida de ratjada, un plato con base de raya acompañado de salsa de almendras tostadas.

8. Dar un Paseo en Barco


Una forma de conocer la isla y sus calas es dar un paseo en barco.

Puedes reservar plaza para un paseo en barco, una de las mejores cosas que hacer en Ibiza en este enlace.


Asistir a una fiesta en un barco

Fiesta en Barco, Ibiza

Una de las cosas más originales y divertidas que hacer en Ibiza es acudir a una fiesta en un barco ¡Seguro que lo pasaras en grande!

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Otro imprescindible en Ibiza es 

9. Necrópolis y Museo de Puig des Molins

El cementerio de la Ibiza antigua, con 3.000 tumbas excavadas en la roca, y un renovado museo adjunto sobre arte funerario pitiuso


El interior del nuevo museo alberga múltiples salas expositivas. La de la imagen concentra multitud de ánforas

A la Necrópolis de Puig des Molins se la considera la más importante del Mediterráneo occidental, tanto por su amplia tipología de sepulturas, como por su vasta extensión y estado de conservación. El estudio de sus hallazgos (miles de piezas) ha sido clave para interpretar la historia de Ibiza y es uno de los puntos más importantes de investigación de la cultura fenicio-púnica en todo el mundo.

La necrópolis, al igual que la ciudad, fue fundada en el siglo VII a. C. por los fenicios, que tenían la costumbre de sepultar a sus muertos a un enclave próximo a su aldea, aunque separado por un accidente geográfico. 

Así, mientras sobre el Puig de Vila se arremolinaba la urbe de los vivos, el Puig des Molins, a 500 metros y separado por una vaguada, albergaba la ciudad de los muertos. Desde entonces, la colina se convirtió en el cementerio de la villa durante toda la antigüedad. Su nombre, sin embargo, no guarda relación con los rituales funerarios del pasado ni con las más de 3.000 tumbas talladas en la roca, sino que se refiere a los molinos harineros que, desde el siglo XV, coronan la cima.

Este busto de la diosa Tanit es probablemente la pieza más importante de cuantas conserva del Museo de Puig des Molins

De todo el laberinto de sepulcros, sólo 340 son visibles desde el exterior, siendo la mayor parte de ellos de época púnica y excavados en la roca, por lo que reciben el nombre de hipogeos. Durante la Ibiza púnica (siglos VI a I a. C.) el cementerio vivió un crecimiento continuo gracias al desarrollo de la ciudad, llegando a ocupar una superficie de 5 hectáreas.

En tiempos romanos (siglos I a V d.C.) las tumbas no sólo ocupaban el Puig des Molins, sino que alcanzaban la Avinguda d’Espanya y la calle Aragón. Se estima que fue utilizada hasta el año 700 d. C. Con posterioridad, muchas de las fosas fueron rellenadas con tierra y utilizadas por los campesinos para plantar olivos. Algunos de estos árboles tienen alrededor de 400 años.

Los campesinos aprovecharon los hipogeos de Puig des Molins para plantar olivos

Al conjunto de tumbas excavadas que son accesibles para quienes visitan el recinto se le conoce como hipogeos de la mula. Fueron descubiertos de manera fortuita en 1946, después de que un animal de tiro se precipitara al interior de uno de los pozos tras un derrumbe. Dos años más tarde los hipogeos fueron acondicionados para ser visitados y se les dotó de iluminación y de una escalera de acceso. Con ellos nació uno de los espacios musealizados más emblemáticos de la ciudad.

Lápidas romanas en el exterior del recinto de Puig des Molins. El monte fue utilizado como cementerio hasta aproximadamente el año 700 de nuestra era

Junto a la necrópolis se sitúa el Museo Arqueológico de Puig des Molins, extensión del de Dalt Vila, donde se conservan algunos de los más valiosos restos fenicios y púnicos y también el panteón de los dioses Tanit, Baal Hamon y Eshmum, ligados todos ellos al amor y la fertilidad. 

El busto de la diosa Tanit es el más importante y representativo: era la diosa madre cartaginesa a la que en la antigüedad se ofrecían sacrificios para sortear a las adversidades. Hoy continúa siendo un símbolo para artistas y numerosos creyentes en sus influjos positivos. Fue hallada en el transcurso de unas excavaciones realizadas en la propia necrópolis, en 1913, dirigidas por el arqueólogo Carles Roman.

Tras años de cierre, el edificio por fin reabrió sus puertas en diciembre de 2012. En su interior, además de los citados tesoros arqueológicos -los más importantes relacionados con los rituales funerarios que se practicaban en la isla desde los fenicios hasta el periodo bizantino-, hallarán material audiovisual, maquetas y otros elementos que ayudan a comprender la extraordinaria importancia de la Necrópolis de Eivissa.

10. Hacer una excursión a Formentera


Una de las excursiones más importantes que hacer en Ibiza es a Formentera, otra de las islas más bellas del Mediterráneo cuyas playas nada tienen que envidiar a las caribeñas. Si no tenéis la posibilidad de pasar unos días en esta pequeña y hermosa isla, os recomiendo que al menos la visitéis en un día.

Puedes adquirir tu billete para el barco a Formentera en estos enlaces:


Conoce todas la opciones para llegar a Formentera, cuáles son sus mejores las playas y calas y todo lo que puedes visitar en este pequeño paraíso del Mediterráneo.

Para visitar Ibiza y recorrer todos sus rincones, te aconsejo llevar muchas ganas y una maleta chula en la que quepa toda tu ropa.

11. Recorrer la isla en coche o en moto

Otra de las actividades más chulas que hacer en Ibiza es recorrer la isla en coche o moto de alquiler completamente a tu aire.

En los meses de Julio y Agosto es complicado encontrar aparcamiento en diversas calas por lo que muchas veces lo mejor es alquilar una moto. Sin embargo deberéis tener también en cuenta que Ibiza no es plana y diversas partes de la isla es montañosa, por lo que encontraréis carreteras estrechas y con muchas curvas.

Aunque conducir por la isla es una de las cosas más seguras que hacer en Ibiza, nunca se sabe lo que puede ocurrir. Para prevenir sustos os recomiendo contratar un buen seguro seguro de viaje, con el cual no solo viajaréis protegidos en caso de robo o perdida de equipaje, sino también, en el caso de que tú nacionalidad no sea la española, estarás cubierto sanitariamente. 

12. Visitar las mejores Calas de Ibiza

Cala Salada, Ibiza

Como no, la cosa más importante que hacer en Ibiza es visitar algunas de sus mejores calas y playas. 
Os recomiendo sobre todo Cala Comte, Cala Salada y Saladeta (mis favoritas), ubicada al norte de San Antonio, un verdadero paraíso en la tierra, Cala D´Hort, una playa estrecha y arenosa, con aguas cristalinas y tranquilas, o Cala Bassa, una cala algo más familiar. Y No podemos olvidarnos de la Playa de Es canar.

Playas y Calas de Ibiza


13. Visitar pueblos como Santa Eulalia

Santa Eulalia del Rio, Ibiza

Otra de las actividades más interesantes que hacer en Ibiza es visitar pequeños pueblos como Santa Eulalia, una localidad con un más que recomendable centro histórico, no en vano es el segundo lugar más visitado de la isla.

14. Cova des Culleram

Importante santuario dedicado a la diosa Tanit, donde se celebraban sacrificios rituales

Cueva del santuario púnico de Es Culleram, en Sant Vicent, al norte de Ibiza

En el agreste paisaje de Sa Cala de San Vicent, a 150 metros sobre el nivel del mar, oculto entre montañas y bosques, se halla uno de los enclaves más sobrecogedores de la arqueología pitiusa: el santuario púnico de la cueva de Es Culleram, dedicado a Tanit, la principal deidad cartaginesa vinculada a la fertilidad y la fortuna, entre otros atributos.

La cueva ya sirvió de refugio doméstico en época prehistórica, como ponen de manifiesto distintos restos hallados de la Edad del Bronce. 

Fondo de una cisterna púnica, a la izquierda de la imagen

Exterior del santuario púnico de Es Culleram

Los púnicos, sin embargo, la convirtieron en su más importante lugar de culto en Ibiza, entre los siglos V y II antes de Cristo y a él probablemente acudían creyentes de toda la isla para realizar ofrendas. 

El templo estaba perfectamente organizado y contaba con un cuerpo de sacerdotes, que se desplazaban hasta él durante las épocas de celebración de rituales.

Según apunta el arqueólogo y conservador del Museo Arqueológico de Ibiza, Benjamí Costa, el santuario se dividía en tres zonas. 

La primera era un patio a cielo abierto con un altar, donde se celebraban los sacrificios de los animales y se quemaban sus partes no comestibles, como la cabeza, las patas, las vísceras e incluso la sangre (los púnicos nunca la consumían, ya que consideraban que contenía parte del alma). 

Exterior del santuario púnico de Es Culleram

El resto, se repartía entre los sacerdotes y la persona que realizaba la ofrenda, y se consumía allí mismo. En la zona exterior también se conservan los restos de una cisterna púnica, que formaba parte de las instalaciones del templo.

La parte central de la cueva albergaba a la diosa, que es posible que incluso fuera una estalacmita unida a una estalactica. En Cartago (Túnez) existe otro santuario donde Tanit está representada con una columna en el interior de una cueva. 

La tercera zona sería la más profunda de la gruta, donde se depositaban las cenizas del sacrificio y los huesos que sobraban de la comida, que también se consideraban sagrados, así como las estatuillas de la diosa quemadas durante los rituales.

Vistas de la isla de Tagomago, desde el camino de descenso a la Cova des Culleram

El santuario de Es Culleram fue descubierto en 1907, después de que algunos campesinos de la zona alertaran a la Sociedad Arqueológica Ebusitana de que allí habían aparecido algunas figuras de cerámica. 

Ese mismo año se procedió a la primera excavación, que permitió reunir 600 esculturas de terracota completas y más de 1.000 cabezas y fragmentos de otras, así como algunas piezas sueltas de otros materiales. 

La mayor parte de las cerámicas son representaciones de Tanit, con forma de figura femenina y acampanada.

Estas piezas no han sido descubiertas en ningún otro yacimiento arqueológico de la isla, por lo que es probable que fueran modeladas y cocidas en el entorno del propio templo. 

En 1917, en las inmediaciones de la cueva, se encontró también una placa de bronce grabada por las dos caras. 

La inscripción más antigua (s. IV a.C.) vincula el templo a Reseph-Melkart, sincretismo que funde los dioses de la luz (Reseph) y el de la navegación (Melkart). 

Por su parte, la más moderna (s. III ó II a.C.) establece que el templo está dedicado a Tanit.

Muchos visitantes de hoy continúan realizando ofrendas a la diosa Tanit, en el interior de la Cova des Culleram

El motivo de la interrupción del culto, en el siglo II a.C., continúa siendo un misterio, aunque la teoría más extendida es que la cueva se desplomó, tal y como fue hallada en 1907. Sucesivas excavaciones permitieron reunir otras muchas piezas púnicas. 

En 1998, la cueva fue adquirida por el gobierno de la isla, el Consell Insular, que la rehabilitó y abrió al público.

15. Comprar en un Mercadillo Hippy


Otra de las cosas más populares que hacer en Ibiza es visitar algunos de sus mercadillos hippies, para comprar alguna que otra cosilla. Os recomiendo el Mercadillo de las Dalias, el más antiguo de la isla, y el Hippy Market Punta Arabí, el más genuino de Ibiza ubicado en Es Canar.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Horario mercadillo Punta Arabí

Los miércoles desde las 10 de la mañana hasta las 18:30 de la tarde

Horario mercadillo de las Dalias

Enero, Febrero, Marzo: Los sábados de 10:00 a 18:00
Abril, mayo: Los sábados de 10:00 a 20:00
Junio Julio y Septiembre: Los Sábados de 10:00 a 20:00, lunes y martes de 19:00 a 01:00
Agosto: Los sábados de 10:00 a 20:00 y domingos, lunes y martes de 19:00 a 01:00
Octubre: Los sábados de 10:00 a 20:00
Noviembre: Los sábados de 10:00 a 18:00

16. Ver los atardeceres más famosos del mundo

Atardecer desde el Cafe del Mar, Ibiza

Quizás, el atardecer desde el Cafe del Mar en la localidad de San Antonio, sea el más conocido del planeta, y con toda seguridad contemplarlo es una de las cosas más importantes que hacer en Ibiza, de hecho fue lo que yo hice el primer día que visité la isla hace ya unos años.

 Os aseguro que esta fabulosa puesta de sol al ritmo de música chillout será inolvidable.

Contemplar el atardecer en Benirras

el más bonito que ver en Ibiza

Atardecer en barco en Benirras, Ibiza

Otra de las cosas imprescindibles que hacer en Ibiza es contemplar el popular atardecer de la cala de Benirras al son de los tambores de los hippies. Un consejo, ¡llega temprano si no te quieres quedar sin sitio!

17. Visitar la Cueva de Can Marcá

Cueva de Can Marcá, Ibiza

Ubicada en el interior de un acantilado del Port de Sant Miquel, la Cueva Can Marcá es un hermoso enclave natural de más de mil años de antigüedad, cuya visita es una de las actividades diferentes que hacer en Ibiza.

La Cuevas de Can Marçà es una atracción turística de la isla de Ibiza que acostumbra a pasar desapercibida respecto del resto de opciones de tiempo libre. No obstante, la riqueza que este yacimiento de más de 100.000 años de antigüedad esconden bajo tierra es digno de admiración. 

Las Cuevas de Can Marçà se emplazan en la localidad de Sant Miquel de Balansat, en Sant Joan de Labritja (a 20 kilómetros del centro de Ibiza, 23 de Santa Eulalia y 25 de San Antonio).

Cueva de Can Marcá, Ibiza

Esta maravilla natural se encuentra en el interior de un acantilado. Las fallas terrestres generaron unas cuevas que hoy tienen hasta 14 metros de altura y se hallan fosilizadas y plagadas de estalactitas y estalagmitas como consecuencia de la filtración (aún hoy pueden verse goteos en algunos puntos). 

Poderse adentrar en este lugar es un auténtico privilegio para los turistas, considerando la gran cantidad de fenómenos metereológicos (temperaturas extremas, glaciaciones, movimientos de la tierra, etc.) que, según los expertos, han tenido que hacer frente estas cuevas. El recorrido por las Cuevas de Can Marçà tiene una duración aproximada de 40 minutos.

Existen varias teorías acerca del descubrimiento de las Cuevas de Can Marçà, aunque sin duda la más extendida es la que cuenta que unos piratas y contrabandistas la usaban como escondite para sus mercancías. Es más, aún hoy podemos ver el rastro de su paso por las cuevas, con marcas en las paredes, por ejemplo.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

18. Descubrir el Misterio de Es Vedrá

Es Vedrá, Ibiza

La Cala D´Hort es una auténtica maravilla a lo que habría que sumar que justo frente a ella se ubica Es Vedrá, un islote de 382 metros de altura, protegido como reserva natural desde el año 2002, y rodeado de numerosos misterios y leyendas, entre ellas la creencia de que tiene propiedades mágicas y de acumulación de energía.

Es tal su magnetismo que ha atraído a numerosos artistas, entre los que se encuentran el músico Mike Oldfield, que se fotografió frente a la isla para la portada de su disco Voyager.

Contemplar esta formidable formación rocosa es sin duda una de las cosas más impresionantes que hacer en Ibiza.

Es Vedrá, Ibiza

Las mejores vistas de Es Vedrà se obtienen desde la Torre des Savinar o Torre del Pirata, una torre de defensa situada en la costa, desde donde podréis sacar fotos muy top para vuestro instagram

Desde la Torre des Savinar y sus inmediaciones podréis además contemplar la que es, con el permiso del atardecer del Café del Mar, la puesta de sol más bella que ver en Ibiza.

Para llegar a este punto, deberéis dejar el coche o la moto al borde de la carretera y caminar unos 20 minutos. 

Podéis optar por subir hasta la torre o contemplar el espectáculo desde una de las dos explanadas próximas a la torre.

Las curiosidades que rodean a Es Vedrà, como las apariciones de figuras «místicas» que presenció el padre franciscano Palau y, muy especialmente, el caso Manises que supuso el primer aterrizaje forzoso con motivo de un OVNI sobre el islote, han alimentado muchas otras leyendas que aparecen habituales en todo tipo de guías turísticas y libros sobre Ibiza. 


Gran parte de culpa de la fama de Es Vedrà también tiene su origen en la década de los 60, cuando Ibiza era uno de los pasos obligados en la ruta del movimiento hippie y Es Vedrà fue uno de los puntos considerados como un punto de espiritualidad. 

Por la zona aún se continúan realizando «ritos» juntando piedras y realizando extrañas figuras.


A continuación, repasamos algunas de las leyendas de Es Vedrà que hemos recopilado de la tradición oral y popular:
¿OVNIs en Ibiza? Los platillos volantes sobre Es Vedrà son una de las leyendas recurrentes.
Una espiral de piedras situada en la costa ibicenca, frente a Es Vedrà

Lugar para avistar OVNIs

Desde el caso Manises, es frecuente relacionar a este islote con luces y extraterrestes. 

En muchas guías, se explica la supuesta función de Es Vedrà como «acumulador piramidal de energía» (cosa que aún no sabemos que significa), lo cual favorecería el contacto de extraterrestres con la Tierra.






El peñón de Ifach, en Alicante, guarda una misteriosa relación con Es Vedrà, además de su imponente similitud.

También es frecuente oír hablar sobre un misterioso triángulo del silencio que, al igual que el famoso triángulo de las Bermudas, provoca que una gran cantidad de embarcaciones sufran fallos en sus sistemas de navegación e interferencias en sus radares. 

El triángulo del silencio estaría ubicado en los vértices que forman Es Vedrà, la costa suroeste de Mallorca y el peñón de Ifach (Alicante), un curioso cabo que guarda cierto parecido con Es Vedrà por su imponente presencia.

El triángulo del silencio, «el triángulo de las Bermudas del Mediterráneo», estaría ubicado entre el peñón de Ifach, Es Vedrà y la costa suroeste de Mallorca.

Triángulo del silencio de Es Vedrá

Incluso se habla de expertos colombófilos, personas dedicadas a la cría y adiestramiento de palomas, que certifican la desorientación de las palomas al pasar por la zona, por lo que son incapaces de regresar a su palomar.

Extraños sonidos

Al parecer, algunos buzos han declarado haber visto luces y escuchado extraños ruidos bajo el mar, además de haber visto grandes grupos de peces alterados y cambiando de dirección repetidas ocasiones tras escuchar estos sonidos.

Incluso algunos marineros también afirman haber visto objetos extraños moviéndose bajo el agua. Al parecer, estos hechos estarían relacionados con la existencia de una base submarina de OSNIs (Objetos Submarinos No Identificados).

Quien escala Es Vedrà, cambia de sexo

El 3 de agosto de 1950, el diario ABC publicaba la noticia de la primera ascensión a Es Vedrà. Se trataría de una curiosidad más, pero el periódico también se hacía eco de una curiosa leyenda.

El diario escribía: «Unos alpinistas catalanes han escalado, por primera vez, el islote Es Vedra, situado frente a la isla de Ibiza. 

Dicho islote tiene 382 metros, y, según antigua leyenda, nunca podría ser escalado, ya que quien tal intentare y lograra coronar la cumbre cambiaría al instante de sexo 

Es Vedrà: escala un hombre y desciende una mujer.

Por ello se comprenderá, pues, que entre la gente humilde de mar y de campo de Ibiza esta leyenda haya prevalecido hasta ahora, y la proeza de los montañeros catalanes es el tema de actualidad».

Un gigante en las aguas de es Vedrà

No todas las leyendas de Es Vedrà que circulan tienen un componente sobrenatural. La cultura tradicional ibicenca también menciona este islote, como en algunas de sus rondalles (cuentos tradicionales transmitidos de forma oral). 

Destaca la historia de Es gegant de Es Vedrà, un gigante que habitaba bajo las aguas del islote y que atacaba a todo aquel que osaba aventurarse hasta el islote.

Es Gegant d’es Vedrà, oculto entre Es Vedranell y Es Vedrà

La rondalla cuenta como dos hermanos debían ir hasta Es Vedrà para coger fonoll marí, la única planta capaz de curar a su padre enfermo. Sin embargo, el gigante atrapó a uno de los hermanos. 

Tras este contratiempo, el otro hermano se esforzó en pescar muchos pulpos, el alimento favorito del gigante, poniendo en cada uno de ellos un erizo de mar. Tras ofrecer los pulpos al Gegant d’Es Vedrà, éste se empezó a encontrar mal, por lo que los dos hermanos pudieron huir, recolectar fonoll marí y sanar a su padre.

19. Visitar el Parque Natural de Ses Salines

Parque Natural de las Salinas de Ibiza

El Parque Natural de Ses Salines de Ibiza, es un área protegida situada entre Ibiza y Formentera, que cubre una extensión de 16.000 hectáreas, de las cuales 13.000 son marinas y cuya visita es una de las mejores cosas que hacer en Ibiza.

Aunque Ses Salines es Parque Natural desde 2001, anteriormente, en 1995, ya era Reserva Natural. Además las praderas de Posidonia Oceánica que se encuentran en gran parte de su extensión fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1999.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. 

No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

Dentro de este parque podréis encontrar la playa de Las Salinas que tantas veces hemos visto en la tele gracias a los famosos que la visitan, y la playa de Es Cavallet, una de las más salvajes y naturales de Ibiza.


20. Comer en Ibiza:

Marytierra
Marina Deportiva, 
07840, Santa Eulalia del Río, Ibiza España
+34 871 04 32 30

Yenuina - Laboratorio de Pasta
Carrer de la Soledad 62, 
07820, Sant Antoni de Portmany, Ibiza España
+34 971 80 32 47

Sushimi
Calle de Sant Antoni 5,
 07820, Sant Antoni de Portmany, Ibiza España
+34 629 21 63 73

Ohana Ibiza
Calle Camí 1002, 10, 
07800 Playa den Bossa, Ibiza España
+34 622 68 86 83

Vermutería Ajo Blanco
Carrer de Fray Luis de León 9,
 07800, Ibiza España
+34 971 25 13 53

Sa Finca
Calle las gorgonias 7 BAJO;PENSAMIENTOS, 
07849, Santa Eulalia del Río, Ibiza España
+34 971 33 06 38

y algo mas economicos:

el Local
Calle Bisbe Carrasco 4, 
07800, Ibiza Ciudad, Ibiza España
+34 971 09 24 36

Tropi Q Food and Cocktails
calle Santa Inés 9, 
07820, Sant Antoni de Portmany, Ibiza España
+34 971 00 00 00

La Fraschetta Romana
Carrer Antoni Mari Ribas 13,
 07800, Ibiza España
+34 602 55 96 14

ASSAPORAMI
Calle Carles Roman Ferrer N 30 En Frente del Apartahotel Jabeque, 
07800, Ibiza España
+34 690 64 48 51

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...