Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS EN VEHICULOS A MOTOR. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS EN VEHICULOS A MOTOR. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2022

En Ruta por La Coruña Interior: De Noia a Corcubión

 

Sierra de Outes, La Coruña

Noya, La Coruña

Ponte Nafonso, La Coruña

Cascada de Ézaro

Castro de Monte Aro, Mazaricos

Castillo del Cardenal, Corcubión

Ausente de turismo masivo (por momentos nadie), el agua y la luz se ocultan para aflorar donde menos te lo esperas, entre la más verde vegetación de los bosques gallegos, en este artículo profundizamos en ese turismo de naturaleza en La Coruña interior que te permitirá desconectar totalmente “del mundo de los hombres”.

Si ya las rutas de peregrinos del Camino de Santiago resultan enriquecedoras, imaginaros alejaros un poco de ellos y entrar en una zona de embalses, lagunas, ríos y afluentes, cascadas o rutas de senderismo

Índice:

1. Cómo llegar a Noia

Desde A Coruña hasta Noia hay aproximadamente 111 kms. 


La forma más rápida y cómoda de llegar es tomar la AP-9 dirección Santiago y una vez pasada la capital gallega seguir las indicaciones hacia la AG-56 para incorporarse finalmente a la AC-550 que nos conduce finalmente a la capital del municipio, la villa de Noia.

Coordenadas GPS
42.785868,-8.887916

2. Croquis de nuestra Ruta



3. Noya 

Dice la leyenda que los descendientes de Noé fundaron Noya y que su iglesia principal, de torre inconclusa, alberga una gran maldición. 

Aquí está el conjunto de lápidas más importante de Europa, la Feria Medieval más auténtica de Galicia y la mejor empanada de berberechos del mundo. Noia, mucho por conocer.


Noya, La Coruña

Noia es un municipio gallego de la provincia de La Coruña situado en el punto más interior de la Ría de Muros y Noya, la más septentrional de las Rías Bajas. Con 37,21 km cuadrados y una población de 14.337 habitantes, Noya es uno de los municipios con menos superficie de toda Galicia y es capital de la comarca del mismo nombre.

Noya es una villa profundamente marcada por su pasado medieval (adjetivo que no dejaremos de repetir en este artículo) del que son testigo sus iglesias más relevantes y su imponente Ponte Nafonso, que la comunica con Outes. 

Además Noya tiene ría, playas, rutas de senderismo que te llevarán hasta lugares idílicos y el mayor conjunto de lápidas medievales de toda Europa. ¡Y unas deliciosas empanadas de berberecho!

Que ver y hacer si visitas Noia

Callejear por su encantadora zona medieval

Casa da Xouba 

Pasear por la “zona vieja” de Noya es como sumergirse en un cuento y trasladarse al Medievo, cuando la villa era tierra de zapateros y el enclave portuario más importante del Atlántico, concebido como “El puerto de Santiago” por su estratégica situación geográfica.

Declarado Conjunto Histórico Artístico, el casco antiguo de Noya destaca por sus casas marineras con soportales de estilo gótico y por los escudos nobiliarios que identifican a las casonas señoriales y a los pazos urbanos más importantes, como la Casa da Xouba y el Pazo Dacosta.

Casa de la Gramática, Noya

Un paseo por la Noya medieval debe incluir a sus tres antiguos hospitales, Hospital Santo, Hospital de San Lázaro y Hospital de Adentro, especialmente éste, conocido también como Casa de la Gramática.

Tampoco debes perderte las tres iglesias más importantes de la localidad: San Francisco, San Martiño, visible desde cualquier rincón de Noya y Santa María la Nueva, de las que hablaremos a continuación.

Admirar el conjunto de lápidas más antiguo de Europa


Museo de las Laudas en Santa María A Nova

Es precisamente en esta última, Santa María la Nueva, iglesia gótica del siglo XIV (construida sobre una capilla primitiva del siglo XII), donde encontramos el Museo de las Laudas: más de 500 lápidas de piedra datadas entre los siglos XIV y XIX y que constituyen el mayor y más antiguo conjunto de lápidas que se conservan de toda Europa.

Pero eso no es todo. Echa un vistazo a su cementerio o Quintana de los Mortos y encontrarás un singular crucero con baldaquino, uno de los pocos que se conservan en Galicia con esta peculiaridad.

Contemplar su iglesia inacabada de una sola torre (con leyenda incluida)


Iglesia de San Martiño

La Plaza del Tapal, una de las más amplias y animadas de Noya, es el lugar perfecto para tomarse algo en sus terrazas, contemplando una de las maravillas de la arquitectura gótica del siglo XV en Galicia: la Iglesia de San Martiño, en la que destaca su portada de estilo compostelano.

Pero si hay una protagonista invisible en esta iglesia es su torre inacabada, cuya “leyenda negra” ha causado alguna que otra desgracia en la localidad. Por algún motivo esta torre nunca llegó a terminarse y se decía que quien osara intentarlo correría un destino fatal. 

Tuvieron que pasar cinco siglos para que, en 1973, el cineasta sevillano Claudio Guerín se atreviera a construir una torre ficticia de cartón piedra para el rodaje de su película “La campana del infierno”. 

El título parecía una premonición, pues Guerín se precipitó accidentalmente al vacío desde la endeble torre, muriendo en el acto. Una cruz en el suelo recuerda este suceso, que no ha hecho más que alimentar la leyenda de la torre inacabada.

Hay otras muchas leyendas en Noya, como la que confirma a los descendientes de Noé (sí, el mismísimo personaje bíblico del Antiguo Testamento) como fundadores de la antigua ciudad de Noya.

Feria Medieval


Feria Medieval de Noia

Es bien sabido que la Feria Medieval de Noya, que se ubica a lo largo de su casco antiguo, es una de las celebraciones de este tipo con más renombre de toda Galicia. El ambiente medieval está asegurado, con animación en sus calles, una decoración muy cuidada, puestos de artesanía y productos gastronómicos, fardos de paja como mesas y todos sus vecinos ataviados de época.

Pide una buena empanada de berberechos o zamburiñas y alza tu copa o tu cerveza para brindar por una de las fiestas más populares de la comunidad gallega.

Senderismo a las orillas del Tambre

Embalse del Tambre

Los amantes de la naturaleza y los paseos disfrutarán mucho en Noya, pues aquí hay varias rutas de senderismo, de las que destacamos la que comienza en la Central Hidroeléctrica del Embalse del río Tambre. 

Muy cerca encontramos el famoso y fotogénico puente colgante en el que comienzan tres rutas de senderismo de distinta dificultad y que oscilan entre los 1250 y los 3500 metros de longitud.

Los tres recorridos son muy agradables y transcurren en gran parte junto al río Tambre, donde además hay zonas de merendero para comer al aire libre.

 Visitar el sepulcro megalítico de Cova da Moura


Dolmen de Argalo

Noya dispone de un patrimonio monumental y artístico tan importante que no podemos dejar de incluir en él una de sus joyas: el Dolmen de Argalo, conocido como da Cova da Moura. 

Este sepulcro megalítico del 3000 a.C. mide más de 5 metros de largo por 2,5 de alto y en su interior se hallaron importantes elementos de la cultura megalítica como puntas de flecha, hachas, cerámica y varios figuras o ídolos de barro.

Lo ideal es alcanzarlo en un paseo de poco más de 2 km desde Noya, para acercarse después a la bonita Cascada de Argalo y completar la visita con la iglesia de esta aldea, del siglo XVIII.

Parque da Alameda, un buen plan familiar

En tu visita a Noya no pueden faltar los planes familiares, sobre todo si viajas con niños, y para ello nada mejor que acercarte al Parque da Alameda, uno de las zonas de ocio más amplias, aunque también concurridas, del municipio.

Parque de la Alameda

Aquí están la Casa del Ayuntamiento y la iglesia renacentista de San Francisco, los bonitos jardines Felipe Castro con sus icónicos magnolios, la Alameda con el Palco de la Música y la Plaza de las Angustias, donde hace años había un mercado. 

También un parque infantil y una zona de cafeterías con terrazas donde reponer fuerzas en tu visita a Noya.

Darte un chapuzón en sus playas

Playa de Boa Grande

Las playas suelen forman parte del itinerario ideal de cualquier turista, sobre todo en verano y en Noia encontramos varias, que son muy visitadas por los vecinos de Santiago dada su cercanía a la villa.

Entre ellas están Taramancos, Boa Pequena y Boa Grande, las dos últimas de aguas tranquilas, y la concurrida Testal, la más cercana a la villa y en la que con marea baja se puede observar el trabajo de las mariscadoras en la ría. 

No olvidemos que la recogida de berberecho es uno de los puntales económicos de sector marinero en el municipio.

4. y para Comer en Noya

Forno
Rua Mazacanamos 13, 
15200 Noia España
+34 981 82 16 04

Ferrador
Rua Costa do Ferrador 11, 
15200 Noia España
+34 981 82 00 80

Restaurante Elisardo
Rua Costa do Ferrador 15, 
15200 Noia España
+34 981 82 01 30

y algo mas económico

Mamma Mia
Rua Frei Lois Rodriguez 9,
15200 Noia España
+34 981 82 45 72 

y, una vez comidos y paseados, seguimos el Croquis de nuestra ruta nos dirigimos hacia 

5. Ponte Nafonso (y el de Traba)


Ponte Nafonso

En las afueras de Noya nos espera uno de los puentes de piedra más importantes de la Ría de Muros y Noya, el Ponte Nafonso, que con sus 270 metros de longitud es también uno de los más largos de Galicia. 

Se cree que data del siglo XII y tenía en sus inicios veintisiete grandes arcos ojivales de los que hoy en día sólo se conservan veinte.

Puente de Traba, Noya

La finalidad de este gran puente era unir las comarcas de Outes y Noya para permitir el paso de personas y de mercancías. Hoy sobrevive como símbolo de esa unión entre comarcas y como uno de los elementos más significativos de la Noya medieval.

Otro puente que no puedes perderte es el Ponte de Traba, que con sus cuatro arcadas cruzaba la antigua calzada romana que conducía hasta la ciudad portuguesa de Braga. 

En su desembocadura acoge los Molinos de Pedrachán, un antiguo conjunto de molinos rehabilitados que son otro de los puntos de interés de la zona.

6. Outes

El rio Tambre cruzando Outes

El Ayuntamiento de Outes se encuentra en la costa oriental de la provincia de A Coruña. Linda con Noya al sur, Negreira al este, Mazaricos al norte y Muros al oeste.

Se divide en diez parroquias. Su capital es A Serra de Outes. 

Se caracteriza este Ayuntamiento por la conjunción entre lo monte y la costa. 

Posee una orografía particular de zonas de altas cumbres en su interior, frente a zonas costeras de playas y suaves valles, a escasos metros del nivel del mar.

Sendero a los Molinos de Albeida

Fue cabeza del partido judicial abarcando los ayuntamientos de Muros, Carnota, Mazaricos y Outes desde 1822 hasta 1834, hasta que un nuevo régimen judicial lo trasladó para Muros.

En la actualidad Outes posee una población de poco más de 6.000 habitantes con un amplio número de núcleos de población, -más de 150- y muy dispersos entre sí, dispuestos en los casi 100 km (cuadrados) de extensión.

San Juan de Sabardes

7. Serra de Outes

Es una villa del municipio de Outes y capital de dicho municipio. Históricamente pertenecía a la parroquia de Outes, pero en la actualidad no pertenece a ninguna de las parroquias del municipio.

En 1693 se crea el Marquesado da Serra, título nobiliario español creado por el rey Carlos II a favor de Fernando Antonio Pablo Mariño de Lobeira Andrade y Sotomayor, Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos, con el vizcondado previo de Albeos. 

Mariño de Lobeira era quinto nieto de Garcí Martíz de Barbeira capitán de los señores de Altamira y de Sancha Mariño de Lobeira, dama principal en la Galicia del siglo XV y segunda señora de A Serra de Outes. El Portador de este título ostentaba su dominio sobre la Jurisdicción de A Serra.

Antes de la creación del municipio de Outes, A Serra y toda la parroquia de San Pedro de Outes (Que por aquel entonces también incluía los lugares de Terelle, Loios, Esperante y Lestaio) pertenecía a la jurisdicción de A Serra, la cual abarcaba la ya mencionada parroquia de Outes, San Salvador de Colúns, San Juan de Mazaricos, Santa María de Lira y Santo Tomé de Baos. 

Esta Jurisdicción era discontinua y su territorio estaba interrumpido por el de otras jurisdicciones. De las diez parroquias del municipio de Outes, solo San Pedro de Outes pertenecía al señorío de A Serra, procediendo las nueve restantes de la jurisdicción de Muros. 

​Es probable que a finales del Siglo XIX, la actual villa estuviese dividida en dos núcleos de población más pequeños: A Serra de Arriba y a Serra de Abaixo

Barranquismo en La Sierra de Outes


8. Ponte do Ruso

Ponte do Ruso

Atraviesa el río Entíns, también llamado Tins, antes de llegar a Serra de Outes. Y lo hace en el lugar de Os Muíños a través de un puente de piedra secular, concretamente del año 1746. Es el llamado Ponte do Ruso.

El puente de O Ruso es de un solo arco de medio punto. Sus once metros de largo y una altura de más de cinco es suficiente para salvar las crecidas del río y poderlo cruzar cómodamente. 

Une las parroquias de Santo Ourente de Entíns y San Pedro de Outes, parroquias de las que el río sirve de límite.

El Municipio de Mazaricos esta regado por un gran patrimonio fluvial, que en su paso por el escarpado terreno diseña hermosas cascadas.

9. Cascada de Santa Leocadia en Mazaricos

Ermita de Santa Leocadia, Mazaricos

Llegando a la llamada Devesa de Chacín, más concretamente a una explanada de tierra que sirve de aparcamiento, en donde se encuentra la ermita barroca de Santa Leocaia o Leocadia, justo al lado de la carretera.

Allí podemos dejar el coche, sabiendo que sólo distan unos metros para llegar a nuestro destino.

Una vez salimos del coche, cogimos un sendero que, después de unos 500 metros, nos lleva hasta la cascada.

Aquí el río Nosiño nos sorprende formando una caída de agua de unos 6 metros y en dos brazos. 

El enclave, dentro de que sea recogido y no de enorme magnitud, es precioso, ya que el río discurre después de la caída entre rocas y vegetación.

Cascada de Santa Leocadia, Mazaricos

En el Rio Nosiño, antes de desembocar en el Rio Tins, se precipita por un desfiladero entre montañas creando las Cascadas de Santa Leocadia,...

10. Cascada Vioxo-Chacín

Se encuentra en la parroquia de Santa Baia de Chacín en el Ayuntamiento de Mazaricos dentro de la provincia de A Coruña. 

Dejamos el coche aparcado al lado de las ruinas de la Iglesia de Santa Baia de Chacín.

Ruinas de la Iglesia de Santa Baia de Chacín, Mazaricos

Distancia: 4,34 km | Duración: 2,5 horas* | Estación recomendada: Todas
Señalización: Mala* | Ruta circular: Si | Dificultad: Moderada* | Bici: No
Asfalto: 27,64% | Niños: Si* |
Coordenadas para iniciar la ruta: 42.906494, -8.934625

*Se puede reducir el tiempo perfectamente. No está señalizada, con lo cual es recomendable el GPS. La bajada a la cascada en época de lluvia puede resultar complicada.

Nada más comenzar nos encontramos con una intersección, a la izquierda descendemos por asfalto hacia el río de Santa Baia, pero para hacer un poco más larga la ruta decidimos continuar recto por una pista forestal arropados entre carballos y algún que otro eucalipto.

A unos 900 metros giramos a la izquierda para descender por un cortafuegos acompañados por pinos a ambos lados, hasta finalmente llegar a una pista asfaltada.

Continuamos por la derecha, y a unos 60 metros tomamos un camino de tierra a mano izquierda. Volvemos a girar a la izquierda antes de un puente de cemento, donde bordearemos parte del río de Santa Baia hasta llegar a otro puente.

En este punto tendremos que ascender unos 50 metros por el margen derecho de un precioso valle hasta llegar a un pequeño sendero que nos guiará a la Devesa de Chacín.

 A partir de aquí llegaremos sin duda es la parte más bonita de la ruta, al rego do Casteliño un afluente del río Santa Baia, donde disfrutaremos de una fantástica cascada con una caída espectacular de diez metros de longitud sobre rocas gneis, con diferentes capas de minerales claros y oscuros, rodeada de un fantástico bosque de ribera.

Finalmente damos vuelta por nuestros mismos pasos hasta llegar de nuevo al cortafuegos, donde en vez de subir de nuevo, continuaremos recto por pista asfaltada unos 800 metros hasta llegar a las ruinas de la Iglesia de Santa Baia de Chacín.

Cascada de Vioxo en Chacín

En definitiva, se trata de una ruta sin señalizar, donde será necesario el GPS. 

Para gente con movilidad reducida aconsejamos evitar el tramo del cortafuegos, y quizás el tramo de bajada a la cascada. El bosque de ribera donde se encuentra la cascada es precioso, ya que está prácticamente virgen.

11. Mazaricos

Visitar Mazaricos es sinónimo de disfrutar de ricos platos típicos, de dejarse maravillar por su incomparable marco paisajístico y de conocer un amplio patrimonio histórico y cultural.

El río Xallas, que da nombre a la comarca, riega durante muchos Km. esta tierra cuyo paisaje se compone por montañas graníticas como A Ruña, Aro, Pedroso o las estribaciones del Monte Pindo. Lugares en los que perderse para disfrutar de unas vistas espectaculares.

El Patrimonio

Iglesia de San Juan, Mazaricos

Si Mazaricos hay que destacar arquitectónicamente es por edificios como el de la Iglesia de San Juan que según se expone data del S. XVI aunque en 2009 unas obras de rehabilitación llevadas a cabo en la misma descubrieron que en realidad está construida sobre un antiguo templo que puede datarse entre los siglos IX y X.

La “pureza volumétrica de su exterior” y el retablo mayor de finales del Barroco son las señas de identidad de esta iglesia.

Pero para vislumbrar la gran historia que lleva aparejada el municipio hay que trasladarse hasta el Castro de Monte del Oro que era el antiguo poblado celta más grande de toda la Costa da Morte. 

Castro de Monte Aro, Mazaricos

Unas magníficas vistas tendrá el visitante desde este lugar que todavía conserva de pie tres de los muros que se usaban como defensa.

12. Comer en Outes-Mazaricos

Asador Manduca
Rua Monte Picoto 37 a Picota Bajo, 
15258 Mazaricos España
+34 981 85 20 95

Parrillada California
Avda. Francisco Suárez Salgado, 27 A Picota, 
15256 Mazaricos España
+34 981 85 20 29

Restaurante Areal
Areal, 9, 
15237 Outes España
+34 981 85 08 57

13. Mirador del alto de Ruña

Maravillosas vistas hacia el embalse de Fervenza. 

Queda cerca de la cascada de Noveira del embalse de Ezaro y también de la ruta del monte Pindo

Mirador del alto de Ruña

Es un buen  lugar para pasar el día y  visitar todos esos sitios. 

Se puede subir hasta las antenas en coche, ya que la pista esta asfaltada, también hay una ruta para subir en MTB, y subir disfrutando de las vistas .

14. Cascada de Noveira

Cascada de Noveira

Hace años el río vertía las aguas libremente al río Xallas, como este lo hacía en forma de cascada al mar. 

Sin embargo, la construcción del Embalse de Santa Uxía truncó la vida feliz de estos dos ríos. Hoy las aguas del pequeño Río Arcos son retenidas y embalsadas junto a las del Xallas por esta presa. 

Pero la Cascada de A Noveira sobrevivió por tan solo por unos pocos metros. 

Cascada de Noveira

En el lugar de A Noveira, a veces también llamado Nuveira, a 220 m de altitud (la cota de la presa está a 200 m) el río forma una serie de cascadas que encuentra su mayor caída en un gran salto de unos 10 metros sobre una pared rocosa de granito rosa.

15. Puente del Peón, Dumbria

Puente del Peón, Dumbria

El “Ponte do Peón” se sitúa justo en el punto en el que el río de San Crimenzo desemboca en el embalse y es, en realidad, un acueducto que soporta un canal de 6.650 metros de largo procedente de la presa de Castrelo, situada aguas arriba, y que nutre de agua a una de las centrales hidroeléctricas de O Ézaro. 

Esta imponente construcción posee más de 20 metros de altura y 50 de longitud y consta de dos grandes pilares unidos a los estribos y entre sí por tres arcos de medio punto. 

Puente del Peón, Dumbria

Fue diseñada por los canteros de la aldea de Ameixenda (Cee) y construida entre 1947 y 1950 por obreros dirigidos por los capataces José y Xaquín Castro, conocidos como “os Baiñáns” y naturales de O Ézaro.

El acceso más sencillo es a pie, ya que el Concello de Dumbría acondicionó recientemente el camino, por lo que con calzado cómodo se puede llegar al puente en pocos minutos y sin dificultad. 

Lo ideal es dejar el coche en el aparcamiento que hay en la entrada de la aldea de San Crimenzo y luego andar unos 300 metros por la carretera en dirección Santa Uxía hasta llegar al inicio del camino, situado a mano izquierda.

  16. Cascada y Mirador de Ézaro

Cascada de Ézaro

está ubicada en la localidad de Dumbría, provincia de la Coruña (Galicia). No obstante, se encuentra a bastantes kilómetros de Dumbría ya que se ubica en la parroquia de Ézaro, entre el embalse de Santa Uxía y el océano Atlántico.

Para llegar a la cascada de Ézaro aparcamos junto a la oficina de turismo.


Desde ahí a la base de las cascadas apenas hay 10 minutos o incluso menos. A mitad de camino hay un parque infantil y varias casetas de souvenirs en función de la época del año.

Dejamos al lado derecho el río Xallas y tomamos un camino que parte del puerto deportivo. Allí veremos diferentes embarcaciones al abrigo de esta segura ría antes de partir hacia aguas abiertas.

Cascada de Ézaro

Pasamos varias edificaciones como una antigua central eléctrica y comenzamos a ver a lo lejos la cascada de Ézaro. Al poco tiempo estamos en el primer mirador, perfecto para nuestra primera fotografía.

Seguimos el camino y llegamos al punto final. Desde ahí tomamos mas fotografías, pero si bajamos las escaleras que dan acceso al río, la vista es mucho mejor. Eso sí, en días ventosos la humareda de la cascada nos puede empañar la cámara con facilidad o directamente dejarnos completamente mojados.

Mirador do Ézaro, Dumbría


Mirador do Ézaro

Desde el Mirador do Ézaro no se ve su célebre cascada, la Cascada de Ézaro, pero ese no debería ser motivo para no ascender a este increíble observatorio, ya que desde él se aprecia con claridad la desembocadura del río Xallas, las laderas del Monte Pindo, las Islas Lobeiras, la ensenada de Ézaro y parte del Cabo Finisterre.

La subida al mirador supera un gran desnivel, pero las vistas anteriores merecen tanto la pena que pronto te olvidarás del esfuerzo.


Mirador do Ézaro


y como punto final de nuestra ruta nos vamos a la villa de

17. Corcubión

Castillo del Cardenal, Corcubión

Corcubión es una villa, parroquia y municipio​ español de la provincia de La Coruña, situado a la vera de la ría del mismo nombre.

Este municipio está formado solo por dos parroquias, Corcubión y Redonda, y está atravesado por la carretera C-552 que lo comunica con los municipios limítrofes y con La Coruña a 94 km. La villa fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1985.

Corcubión perteneció al condado de Traba, pero pasó más tarde a manos del Conde de Altamira. Durante la Edad Media, el pueblo era el lugar de paso obligado para los peregrinos que, tras visitar Santiago de Compostela, continuaban la ruta hasta Finisterre. Durante las luchas entre España e Inglaterra, en el siglo xviii, los vecinos del pueblo armaron varias naves.

En agosto de 1747, durante la Guerra del Asiento, arribó a Corcubión procedente de América el navío de línea de la Armada Española Glorioso, desembarcando en la villa un cargamento de 4 millones de pesos de plata tras haber derrotado en solitario y en enfrentamientos sucesivos a dos escuadras inglesas. 

El Glorioso llevó a cabo en Corcubión reparaciones de urgencia antes de partir para derrotar a otra escuadra enemiga en las proximidades del Cabo de San Vicente. Este navío sería finalmente capturado en un nuevo combate contra naves británicas tras agotar su munición. Este episodio es conocido como La carrera del Glorioso.

En el 13 y 21 de abril de 1809, los franceses, sabiendo que tanto Corcubión como el pueblo vecino de Cee se estaban preparando en su contra, atacaron la zona; la crueldad del ataque llevó a las gentes a refugiarse en el monte y el pueblo acabó tomado por las llamas. Los franceses enviaron 1000 hombres el día 13, y 2000 de infantería y 200 de caballería el día 21. El día 21 los defensores fueron ayudados por una partida de marines británicos dirigidos por un oficial naval.

En enero de 1809 los dragones franceses ya habían ocupado el pueblo, saqueando víveres y exigiendo dinero. Se pidió al Marqués de la Romana que enviase instrucciones sobre cómo reaccionar, y este les envió un correo llamado Cayetano Melgar. 

El servicio de espionaje francés se apercibió de esto y envió dragones el 5 de marzo a apresarlo a él y a un desertor francés que se había refugiado en el pueblo. Las mujeres del pueblo apedrearon a los dragones franceses hasta que estos se vieron obligados a irse sin los prisioneros, lo que pudo causar el posterior ensañamiento cuando los franceses volvieron en abril.​

En el siglo xviii se construye la fortaleza "Castelo do cardeal (Castillo del cardenal)" en Corcubión con la finalidad de defender la ría junto al Castillo del príncipe del ayuntamiento de de Cee.

Que ver en Corcubión

Alcanzar por la línea costera esta bella localidad, que se abre en semicírculo frente a la ría, es una de las grandes recompensas que aguarda a los peregrinos.

Corcubión, La Coruña

Corcubión: una villa marinera y señorial

Corcubión es un bello municipio que se encuentra en la ciudad de La Coruña, también es uno de los mayores encantos de la Costa da Morte. Destaca por su homogeneidad y por el cuidado de su construcción. A pesar de las diversas transformaciones acometidas desde el siglo XIX, cuando las tropas de Napoleón asolaron la villa y obligaron a reconstruir este antiguo y hermoso enclave de trazos góticos.

Desde 1985 su casco antiguo está declarado conjunto histórico-artístico. Distanciado en 13 kilómetros de la meta, del legendario cabo Fisterra, los peregrinos pueden retrasar la llegada y descansar en este lugar. La población ofrece servicios, albergues y un incomparable marco.
¿Qué ver en Corcubión? Patrimonio, monumentos, etc.

Corcubión es una de las localidades gallegas que se debe visitar por su bella estampa de conjunto. El núcleo primitivo tuvo su origen más al interior de su ubicación actual aunque, a partir del siglo XII, cuando los piratas dejaron de llegar a esta costa, la población comenzó a instalarse más cerca del mar. El actual pueblo creció a partir del enclave original del puerto, estirándose en línea con la costa.

Nada más arribar al enclave por la ribera, el caminante deja a mano derecha la plaza del campo de Santo Antonio, en la que sobresale un crucero del siglo XVIII y la pequeña capilla de Santo Antonio, del siglo XVII. Tras continuar camino por el bello paseo marítimo, con su incomparable vista de la ría de Corcubión, al peregrino le sorprenderán las hermosas galerías que lo engalanan.

En la localidad se conservan tanto casas típicas de las villas marineras, con hermosos balcones de madera, como otras más señoriales, con blasones y escudos hidalgos o de armas, que hablan de la historia de la villa, ligada a la nobleza asentada en la zona en época medieval y a una importante burguesía dedicada en el siglo XIX a los intercambios mercantiles y a las factorías de salazón. Entre los inmuebles también encontrará el caminante casas de indianos.

Casa Miñones (siglo XIX), de composición clásica con galería, y, enfrente, una de las fuentes públicas que todavía existen en Corcubión, la fuente de los Catro Caños.

Iglesia de San Marcos, destacado monumento de la localidad. Aunque conserva restos románicos en su capilla mayor, el templo sufrió muchas reformas a lo largo de los siglos XIV y XV, en un estilo gótico tardío.

Pazo de los Condes de Altamira, que ejercieron señorío en la zona. Aunque se halla muy reformado respecto a cómo era en su origen (en el siglo XV). En su momento tuvo unas torres defensivas que fueron demolidas en una remodelación posterior.

Casa Teixeira (1789), una de las casas señoriales más emblemáticas del enclave. Con fachada de estilo neoclásico dominada por un gran escudo.

Corcubión, La Coruña

Castillo del Cardenal, finalizado por el ingeniero Francisco Llovet. Data de la segunda mitad del siglo XVIII. Tenía doce cañones y una capacidad para 96 personas.

Fiestas de Corcubión: Fechas y tradiciones

En abril arranca el calendario de celebraciones en Corcubión. Coincidiendo con la festividad de San Marcos, patrón de la villa marinera, el día 25 de ese mes se da el pistoletazo de salida a dos jornadas lúdicas, con pasacalles, una procesión religiosa -en la que la imagen del santo recorre las calles de la localidad-, y mucha música. 

Ya en época veraniega, el pueblo costero celebra con especial énfasis, al igual que casi toda la Galicia del litoral, el 16 de julio, la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores. 

El tercer fin de semana de ese mismo mes la villa se retrotrae a época medieval y celebra una feria y un mercado del Medievo con decenas de puestos y actividades. 

El 24 de septiembre, y como despedida del verano, tiene lugar la fiesta de la Virgen de las Mercedes, una celebración de gran tradición popular en la villa.

Festividad de San Marcos. 25 de abril.
Fiesta de la Virgen del Carmen. 16 de julio.
Feria Medieval. Julio.
Fiesta de la Virgen de las Mercedes. 24 de septiembre.

Corcubión y el Camino de Santiago

Realizando el Camino a Finisterra y Muxía el peregrino llegará al bello municipio de Corcubión. La etapa Corcubión - Fisterra, es un recorrido corto que consta de 14 kilómetros, pero de dificultad alta, que culmina en el faro de Fisterra. El visitante podrá ver el océano de este increíble panorama fotográfico.


18. Comer en Corcubión

Mar Viva
Praza Castelao 16, 
15130 Corcubión España
+34 981 70 64 53

Mar de Crebas
Rúa Santa Isabel 2, 
15130 Corcubión España
+34 981 02 19 11

Taberna Mariñeira O Ribeiro
Calle Antonio Porrúa, 4, 
15130 Corcubión España
+34 981 70 60 58

A Capela

Rúa Capela, 
15142 Arteixo España
+34 623 10 10 53

Taberna de Caaveiro
Mosteiro De Caaveiro, 
Capela España
+34 609 57 52 43

19. Otras Rutas Cercanas