Mostrando entradas con la etiqueta GUADALAJARA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GUADALAJARA. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de enero de 2022

Escapada de Fin de Semana a Pastrana, la Villa de la Princesa de Éboli

Villa de Pastrana, Guadalajara

Palacio Ducal de Pastrana

Artesonado del Salón del Trono, Palacio Ducal de Pastrana

Tapices Flamencos de Pastrana

Ciudad Visigoda de Ercávica

Castillo de Anguix, Guadalajara

“Nos ponen en cárcel oscura, que nos falta el aire y el aliento para poder vivir. Que no es posible que Su Majestad tal quiera ni permita siendo que es tan cristianísimo. Estos aposentos, donde no se podía vivir sin rejas, cuanto más ahora hechos cárcel de muerte, oscuros y tristes…” 

Palabras escritas desde la prisión – alcoba de Ana de la Cerda en el Palacio Ducal, principal monumento que ver en Pastrana, la villa de la princesa de Éboli.

La villa ducal es una escapada ideal para un fin de semana de turismo rural fuera de la capital, entre la naturaleza y la Historia.

Indice:

  1. Como llegar a Pastrana
  2. Algo de Historia
  3. El Palacio Ducal de Pastrana
  4. Colegiata de Pastrana: Museo Parroquial de Tapices
  5. Paseo a pie por la villa medieval de Pastrana
  6. Los Conventos de Santa Teresa
  7. El pequeño Albaycin de Pastrana
  8. Comer en Pastrana
  9. Que ver en los Alrededores de Pastrana
  10. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a Pastrana

 

 La opción más rápida es en coche desde Madrid, a sólo hora y cuarto por la CM2003. 

Horario de Autobuses

Hay dos aparcamientos en el pueblo:

Aparcamiento Camino del Hocino: 70 plazas

Para llegar al aparcamiento desde dirección Guadalajara, se pasa la gasolinera (a la derecha) y la Plaza del Deán (a la izquierda), y se toma la primera calle a la izquierda, donde se ve la señal P:turismos. Se sube esta calle, el Camino del Hocino, y el aparcamiento se encuentra a mano izquierda, antes del cementerio.

Para llegar al aparcamiento desde dirección Tarancón, se ve el Casco Histórico (a la izquierda), el parking del Spa Rural (a la izquierda), la parada de autobús (a la izquierda), el Hostal Rural Moratín (a la derecha), y se toma la primera calle a la derecha, subiendo por la plaza del Moco. Se sube esta calle, el Camino del Hocino, y el aparcamiento se encuentra a mano izquierda, antes del cementerio.

2) Aparcamiento Spa Rural: 30 plazas

Para llegar al aparcamiento desde dirección Guadalajara, se pasa la gasolinera (a la derecha), la parada de autobús (a la derecha), y después de una curva cerrada se toma la primera calle a la derecha, donde se ve la señal P Spa Rural.

Para llegar al aparcamiento desde dirección Tarancón, al ver el Casco Histórico (a la izquierda) en seguida se ve el parking del Spa Rural a mano izquierda.



2. Algo de Historia

Existen leyendas que nos hablan de un incierto origen romano, aunque en realidad Pastrana se funda en el siglo XIII bajo la Orden de Calatrava, en tiempos de la repoblación cristiana de la comarca de la Alcarria. 

De esa pequeña aldea medieval destaca su primera iglesia y su muralla del siglo XIV. 

En 1369 obtuvo el privilegio de Villa de manos del rey Enrique II de Castilla, consiguiendo así su independencia jurisdiccional. 

Tapices de Pastrana

Dos siglos más tarde, en 1541, fue Pastrana enajenada de la Orden de Calatrava, para ser vendida por el rey Carlos I a la condesa de Mélito y abuela de la princesa de Éboli, Ana de la Cerda. 

Sabiendo la Villa de la pérdida de su autogobierno, el Concejo intentó comprarse a sí misma. 

Pastrana pasaba de Villa de realengo a Villa de señorío, iniciando la nueva señora de Pastrana la construcción de su Palacio en 1542.

La Villa fue heredada por el hijo de la condesa de Mélito, Gastón de la Cerda y fue el hijo de este, Iñigo de Mendoza y de la Cerda quien, en 1569, cansada ya la familia de los interminables pleitos con el Concejo, vendería la Villa a Ruy Gómez de Silva, secretario de Felipe II, casado con Ana de Mendoza y de la Cerda, futuros duques de Pastrana y príncipes de Éboli. 

Con los nuevos propietarios, Pastrana comienza un enriquecimiento y crecimiento propio de su condición como cabeza de los Estados de su ducado. 

El mismo año de 1569, los príncipes acogieron en su propio Palacio a Santa Teresa de Jesús que había llegado a la Villa, llamada para fundar dos conventos carmelitas: el convento de San José y el convento de San Pedro. 

La primitiva iglesia es ahora cuando no solo sigue ampliándose en tamaño, sino en importancia, convirtiéndose en colegiata y atesorando numerosas obras artísticas bajo el patrocinio de la Casa Ducal. 

Doña Ana de Medonza de la Cerda, Princesa de Éboli

Uno de los hechos que más hicieron crecer la Villa fue la llegada a Pastrana, traído por Ruy Gómez de Silva, de un grupo de familias moriscas de las Alpujarras para trabajar en la recién creada y próspera industria sedera y tapicera que en el nuevo barrio del Albaicín se estableció.

En 1573, tras la muerte del duque Ruy Gómez, su viuda la princesa de Éboli abandonó sus obligaciones nobiliarias y maternales e ingresó en la clausura del convento, todavía en fundación de San José, lo que provocó la salida apresurada de la comunidad carmelita y el llamamiento del propio Felipe II a que retomara sus obligaciones y se pusiera al frente de la Casa Ducal. Fray Pedro González de Mendoza, hijo de los duques, continuaría la labor de engrandecimiento de Pastrana, reedificando la colegiata y convirtiéndola en el templo funerario de la familia que es hoy en día.

Los sucesivos duques de Pastrana, ya establecidos en Madrid, fueron paulatinamente distanciándose de la Villa, aunque eso no impidió que se mantuvieran las manufacturas textiles al amparo de la Casa Ducal o que la colegiata fuera ricamente dotada de los tapices góticos-flamencos de Alfonso V de Portugal de manos del cuarto duque. 

Desde finales del siglo XVII Pastrana perdió esa importancia y época dorada como cabeza del Estado de una de las ramas de la familia Mendoza, pero hasta la actualidad ha sabido mantenerse como epicentro de la comarca de la Alcarria, siendo un referente histórico, cultural y patrimonial; en 1966 se declaró Pastrana Conjunto Histórico-artístico.

Qué ver en Pastrana


Las palabras de la princesa de Éboli se pierden en la desesperanza desde su habitación – celda, donde vive confinada con la menor de sus hijas, Ana de Silva, por orden del rey Felipe II. 

El balcón, tapiado con una celosía, sólo puede abrirse durante una hora al día; el tiempo permitido a la duquesa para asomarse al exterior. 

De ahí el nombre que dieron sus vecinos a la gran explanada donde el Palacio Ducal de Pastrana se asienta: la Plaza de la Hora. 

Reducida a la oscuridad y la tristeza, doña Ana de Medonza muere durante un frío invierno, el 2 de febrero de 1592, en sus aposentos. 

Hoy, su pintura mira a las visitantes con un único ojo desde la estancia vacía a quienes nos acercamos a conocer su alcoba, su pueblo. Pastrana en La Alcarria, comarca de Guadalajara con aires literarios, donde también nació Moratín.

El balcón con rejas de la Princesa de Éboli, Pastrana, Guadalajara 

En junio de 1946 Camilo José Cela subió a un tren en la estación de Atocha, rumbo a Castilla profunda. 

En su cuaderno viajero describió un paisaje dorado y ondulado, las colinas de lavanda, cerros azules y secos. 

A Pastrana llegó para encontrarse un Palacio Ducal en estado lamentable, desolado, en el olvido. Se alojó en la misma Plaza de La Hora y recorrió el pueblo del autor de “El sí de las niñas” asombrándose de su belleza medieval, a pesar de la dejadez reinante. 

Su “Viaje a La Alcarria“ en el siglo XXI puede recrearse en un tren de alta velocidad a Guadalajara -y en autobús local desde esta ciudad-.

Calles de la Villa de Pastrana, Capital de la Alcarria

Cela llamó a Pastrana una “instantánea del tiempo pasado”. Pese a su pequeña población -cuenta tan sólo con 885 habitantes- Pastrana posee un gran patrimonio: el municipio fue declarado Conjunto Histórico – Artístico en 1966 por la abundancia y riqueza de sus monumentos. 

No sólo por la opulenta residencia de la princesa de Éboli – el Palacio Ducal– también en sus lindes hay varios conventos renacentistas fundados por Santa Teresa de Jesús. 

Ademas de los famosos tapices flamencos de Pastrana, que pertenecieron a Alfonso V, rey de Portugal. Una villa repleta de Historia, por la que desfilaron importantes personajes de la época.

3. El Palacio Ducal de Pastrana

Fachada del Palacio Ducal, Pastrana, Guadalajara

Desde la gran Plaza de la Hora se contempla su gigantesca y maciza estructura de piedra. Un palacio renacentista, de planta cuadrada con cuatro torres en cada esquina. En la fachada principal aún se puede leer el nombre de sus primeros dueños y señores: “De Mendoza y De La Cerda”. 

La pequeña ciudad medieval de Pastrana se desarrolló a la sombra de este palacio, construido por el arquitecto Alonso de Covarrubias para residencia y disfrute de Doña Ana de la Cerda, noble Grande de España que había comprado la villa en 1541. Más conocida como la Princesa de Éboli tras su matrimonio con Ruy Gómez de Silva, noble portugués valido del rey Felipe II.

La visita al interior del Palacio Ducal de por sí justifica ya una visita a Pastrana. 

Techo artgesonado del Palacio Ducal

En sus salas y salones, escalinatas y pasillos aún parece que flota la presencia de la princesa cautiva, quien fue prisionera en su propia casa -en la Torre de Levante – tras ser acusada de unas intrigas palaciegas que nunca fueron demostradas. 

Además de los exquisitos zócalos mudéjares, se conservan los artesonados de estilo plateresco diseñados por Alonso de Covarrubias. Este monumento es sin duda la principal atracción que ver en Pastrana, aunque no la única.

Plaza de la Hora, Pastrana

El final de doña Ana de Mendoza fue de lo más triste… Ella que lo tuvo todo, se fue marchitando poco a poco, encerrada en vida presa en su propio palacio. ¿Vagará por sus alcobas el espíritu de la princesa clamando justicia?

Torre de Levante, Palacio Ducal, Pastrana



4. La Colegiata de Pastrana: Museo Parroquial de Tapices

Tras el Palacio Ducal, el segundo lugar más importante que ver en Pastrana es la sala capitular de la Colegiata de nuestra Señora de la Asunción. En ella se conservan los tapices de Pastrana. 

Los Tapices Flamencos de Pastrana

Se trata nada menos que la serie de tapices gótico – flamencos más importante del mundo de finales del siglo XV. Telas históricas de gran tamaño que narran la conquista de las plazas del norte de África por las tropas de Alfonso V de Portugal: Assilah, Tánger o Larache.


Además de esta colección de tapices, de incalculable valor, La Colegiata en su museo alberga tallas y pinturas renacentistas y barrocas de autores como Juan de Borgoña y Juan Carreño de Miranda. 

Mandada a construir por el Arzobispo Fray Pedro González de Mendoza, hijo de los primeros duques de Pastrana, es una obligada visita para amantes del arte y la historia en esta villa de La Alcarria.

Entrada a la iglesia de La Colegiata de Pastrana

5. Paseo a pie por la villa medieval de Pastrana

Como mejor se descubre Pastrana es en un paseo a pie por su empedrado antiguo. La visita al Palacio Ducal y a La Colegiata no estaría completa sin pasar bajo el Arco de San Francisco -restos de la muralla medieval que la protegía- y caminar por su laberinto de callejas y pasadizos.

 Muralla medieval y Arco de San Francisco, Pastrana

Es increíble cómo se mantienen intactas, tal y como cientos de años atrás. La vivienda en la que Leandro Fernández de Moratín escribió algunas de sus obras de teatro más célebres aún sigue en pie. 

Pasadizo de Pastrana, La Alcarria

También la Casa del Dean, un palacio del siglo XVII residencia del prior de La Colegiata. 

La Fuente de los Cuatro Caños 

es todo un emblema de la villa: una gran fuente señorial de la misma época que la princesa de Éboli.
Las Casas Solariegas y Mansiones de nobles menores e hidalgos que servían a los Mendoza y sus descendientes abundan en la villa de Pastrana. 

La Casa del Caballero Calatravo, de imponente portón de madera y piedra; el Palacio de Burgos aún conserva su escudo de armas sobre el portón arquitrabado que hace de entrada. 

En la calle de La Palma se percibe el rastro de la presencia de la Santa Inquisición: la casa marcada por una cruz, una palma y una espada, símbolo de haber sido sede de la mano negra de la Iglesia en su cruenta persecución de brujas y herejes.

Casa del Caballero Calatravo, Pastrana

6. Los Conventos de Santa Teresa

Conventos de Santa Teresa, Pastrana

«La princesa monja, la casa doy por deshecha». Con estas palabras Santa Teresa de Jesús proclamaba su desacuerdo con que Doña Ana de Mendoza, tras la muerte de su marido Ruy, se internara en el convento de las hermanas carmelitas descalzas sin despojarse de sus lujos cotidianos, fundado y dirigido por la monja.



Se cuenta que tuvieron más que palabras, lo que provocó que la princesa abandonara la vida espiritual y volviera a la corte de Madrid.

Cuadro de la princesa de Éboli monja, Pastrana

Las huellas de Santa Teresa en Pastrana han sido permanentes: además del convento de San José – ocupado por las monjas franciscanas tras las desavenencias con la princesa- fundó el convento del Carmen donde años después estuvo San Juan de la Cruz como maestro de novicios. La cueva donde se dice que se retiraba el religioso a meditar durante algunas temporadas aún permanece junto a la Ermita de San Pedro, excavada en la roca.

7. El pequeño Albaycin de Pastrana

Y, para mi mayor sorpresa, encontré en La Alcarria exiliados de La Alpujarra granadina. 

Cuentan las crónicas que en 1570 se produjo la entrega de manos de don Juan de Austria al duque de Pastrana, de doscientas familias de moriscos expatriados de las Alpujarras tras las revueltas. 

Barrio del Albaycin de Pastrana

Los moriscos se asentaron a las afueras de Pastrana, construyendo un barrio con nombre granadino: el Albaycín, donde continuaron ejerciendo la producción de la seda -por lo que después sería conocida la villa- y labores agrícolas, tal y como hacían en su pequeño paraíso perdido para siempre al sur de Sierra Nevada.

 

8. Para comer en Pastrana

Cenador de las monjas
travesia de ines 1 Convento de San José, 
19100 Pastrana España
+34 949 37 01 01

Restaurante Cesar
Calle Mayor, 20 Bajo, 
19100 Pastrana España
+34 949 37 07 72

Restaurante Meson Castilla
Calle Casino 2, 
19100 Pastrana España
+34 949 37 02 02

Restaurante Moratin
Calle Moratín, 3, 
19100 Pastrana España
+34 622 63 57 56

y algo mas economicos:

El Tinelo
Mayor, 1, 
19100 Pastrana España
+34 949 37 09 58

Bar La Comarca
Calle Mayor 8, 
19100 Pastrana España
+34 949 37 03 24

Laurea
Callejón Higueral s/n, 
19100 Pastrana España
+34 685 90 37 20

 9. Que ver en los Alrededores de Pastrana


Micro reserva Cerros Margosos de Pastrana y Yebra


Micro reserva Cerros Margosos de Pastrana

Situada en la confluencia del río Arlés y el arroyo del Val con el río Tajo alberga las únicas poblaciones conocidas de Limonium erectum, endemismo exclusivo de la provincia de Guadalajara cuyo hábitat resulta sumamente específico, vive sobre suelos margo-yesosos y afloramientos salinos rezumantes.

Otras especies de gran interés son: Lepidium cardamine, Gypsophila bermeyoi y Ophrys omegaifera subs. dirys.

Zorita de los Canes


Bello municipio que se te presenta como parada obligatoria tanto de la ruta de los castillos como la ruta que acompaña los pasajes literarios escritos por Camilo José Cela durante su Viaje a la Alcarria.

Castillo de Zorita de los Canes

Castillo de Zorita de los Canes

El Castillo-Fortaleza de la localidad de Zorita de los Canes, fue levantado por los árabes en los siglos XII y XIII muy cerca de la ciudad visigoda de Recópolis, orilla izquierda del Tajo. Está declarado Monumento Histórico-Artístico desde 1931.

Un típico castillo gótico cuya forma actual la dispusieron los maestres de la Orden de Calatrava, en cuyo interior encontraremos interesantes restos de las diferentes épocas en que fue ocupado. 

La Puerta de Hierro, fruto de las reformas del califa Al-Nasir en el s.X; la Iglesia Prioral de San Benito en el interior del recinto; la cripta con un capitel corintio visigodo, reutilizado como pila bautismal; la Sala del Moro, cubierta por una bóveda hemisférica de sillería; la Torre del Espolón, adaptación al uso de la artillería, del s. XVI; el aljibe; la sala de la Omega, con dos habitaciones excavadas en la roca, una bóveda nervada de yeso y un banco corrido a lo largo de las paredes; la torre albarrana. Y todo ello, en los alrededores de la ciudad visigoda de Recópolis.

HISTORIA Y DESCRIPCIÓN

El castillo se adapta al cerro en que está erigido, y se estructura en torno a dos zonas, una eclesiástica, y otra militar. Las murallas están dispuestas en zigzag, una característica habitual de las fortalezas de Castilla-La Mancha dominadas, como ésta, por encomiendas. La muralla que lo rodeaba aparece desmochada en su mayor parte.

Cuenta con dos caminos de acceso, uno que sube desde el valle del arroyo Bodujo, atravesando la torre albarrana, y llegando al patio de armas. Tras él, un puente levadizo, ya desaparecido, permitía cruzar el ancho foso que vemos en la actualidad

El otro camino de acceso está sometido al control de murallas y torreones, llegando a una puerta de acceso con dos arcos, uno gótico apuntado en el exterior, y otro de herradura, posiblemente árabe, en el interior.

La iglesia consta de una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón y reformada por tres arcos fajones que se apoyan sobre capiteles decorados con motivos vegetales y geométricos. Al sur de la misma encontramos un patio con enterramientos de caballeros calatravos.

La torre albarrana conserva la leyenda Rui Diaz me fecit, era 1328 -Me construyó Rui Diaz en el año 1328-.

Además, encontramos restos de grandes salas, aljibes y subterráneos.

Sus muros aún contienen los materiales aprovechados de la cercana ciudad visigoda de Recópolis. Fue en su origen fortaleza musulmana erigida por los Banu Dil-Nun, tribu bereber que protagonizó frecuentes rebeliones contra el califato de Córdoba. 

Desde aquí dominaron el territorio llamado Cora de Santaver. Alvar Fáñez, lugarteniente de El Cid, y conquistador de Guadalajara, tomó la fortaleza en el s. XI, aunque volvería a pasar a manos de los almorávides hasta los tiempos del rey Alfonso VIII. 

La Orden de Calatrava, a que fue entregada, es la responsible del castillo que vemos actualmente. Su declive comenzó a raíz de la Batalla de Aljubarrota, perdida frente a Portugal, donde murieron trescientos hombres de Zorita. La Princesa de Éboli realizaría obras para hacerla más habitable, pero finalmente los Duques de Pastrana se desentenderían de ella, dejándola arruinarse.

ACCESO

Al- Rasis, historiador hispanoárabe de los tiempos de Abderramán III, afirma en sus crónicas que Zorita es fuerte porque está construida con las piedras de la ciudad de Recópolis. La misma fue erigida por el rey Leovigildo en el 578, para conmemorar el nacimiento de su hijo Recaredo.

Ciudad Visigoda de Recópolis

Ciudad Visigoda de Recópolis

Situada en el término municipal de Zorita de los Canes, en el cerro de la Oliva, este yacimiento es la única ciudad visigoda de nueva planta conocida en Europa (declarado Conjunto Histórico Artístico en 1946).Fue construida en el año 578 d.C. por Leovigildo, en honor a su hijo Recaredo, tras la campaña de la Oróspeda. 

Fue una ciudad de gran importancia en la época, incluso en ella se acuñó moneda. Destacan sus grandes dimensiones (30ha) y su basílica paleocristiana, construida en dos fases diferenciadas, en principio una iglesia romana del siglo IV y posteriormente, una basílica coincidiendo con la transformación del antiguo núcleo hispanorromano en ciudad. 

Ciudad Visigoda de Recópolis

Otras construcciones de interés son: murallas, acueducto, zona de viviendas, calles, canteras,… Actualmente se encuentra dentro de la Red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha poseyendo un Centro de Interpretación del Yacimiento.

Bolarque

Embalse de Bolarque, Guadalajara

El término municipal de Pastrana tiene aproximadamente 100 km2. En su límite con el de Almonacid de Zorita se encuentra el embalse de Bolarque. Es necesario salir del pueblo dirección Tarancón por la CM-200. 

A 8 km tomamos a nuestra derecha una bifurcación que indica Sayatón-Anguix-Sacedón. A 6 km (en Sayatón) un desvío a nuestra derecha nos indica “Embalse de Bolarque 3.5 km”. poco a poco el paisaje de cereal se va convirtiendo en un tupido pinar. 

Aparcamos el vehículo junto al puente. La ruta es circular, pues permite ascender hasta el dique por una orilla del río Tajo, cruzar la presa y bajar por la otra orilla al mismo punto de partida. 

Todo este recinto, inaugurado por el SM Alfonso XIII en 1910 es un precioso parque que conserva buena parte de los edificios originales (la escuela, la capilla, las casas de los ingenieros y de los obreros..) Un bello ejemplo de la arquitectura industrial de principios del s.XX

Albalate de Zorita

Albalate de Zorita, Guadalajara

El nombre de Albalate deriva de la palabra árabe “Al-Balat”, que significa “el camino”, ya que el término era atravesado por una vía romana procedente de Segóbriga (Cuenca) hasta el Tajo. 

El Rey Alfonso VIII en el año 1175, concedió la Villa a la Orden de Calatrava, que la unió a su jurisdicción, bajo el Fuero de Zorita hasta 1566, cuando el Rey Felipe II vende el municipio a su valido D. Ruy Gómez de Silva, Príncipe de Éboli. Así, Albalate de Zorita queda unido a los Mendoza hasta principios del s. XIX, cuando se procedió a la abolición de los señoríos.

La Santa Cruz, patrona de Albalate, fue encontrada un 27 de Septiembre de 1514. Se trata de una joya de orfebrería del siglo XIII, de bronce dorado, y cuelgan de sus brazos dos cadenillas. Este hecho fue tan relevante, que los Reyes Carlos I y Felipe III visitarán la villa para adorarla.

Dentro de su rico patrimonio histórico destaca la Iglesia de San Andrés, con su portada principal de finales del siglo XV, gótico isabelina con elementos renacentistas, que alberga la Capilla de la Santa Cruz. La Fuente de los Trece Caños es un símbolo de la Villa, del siglo XVII, renacentista. 

A las afueras encontramos la Ermita de Cubillas, construida en el siglo XIII, de la época del románico tardío. Alberga una de las mejores colecciones de canecillos de estilo románico de la provincia, 31 en total, todos diferentes, y de variadas temáticas.

Además Albalate posee un entorno natural privilegiado, situada a los pies de la Sierra de Altomira. La Urbanización Nueva Sierra está considerada como una de las más grandes de Europa. Se ubica en un marco incomparable, en plena naturaleza.

Las fiestas de botargas-danzantes de San Blas, el 3 de febrero, y la Pasión Viviente que se celebra en la tarde del Sábado Santo, están declaradas Fiestas de Interés Turístico Provincial.

Castillo de Anguix

Castillo de Anguix

Elegante castillo, caracterizado por sus torreones macizos semicilíndricos, tiene todas las características de las construcciones militares del s. XIV, con interesantes elementos de las reformas acometidas durante el s. XV. Aunque una vez en él, es difícil decidir si merece la pena contemplar la fortaleza, o el paisaje.

Es un castillo llamado “torrejón”, por ser la torre su elemento fundamental. Carece de almenas, y está construida en piedra caliza de sillería. Su puerta de acceso está en alto, y debía accederse con una escalera que se retiraría en caso de ataque. El muro pentagonal que la rodea, conservado en parte, es obra del siglo XV, pues el original era rectangular.

 Los cubos en las esquinas de la torre son macizos, salvo el de su extremo norte, que alberga una escalera de caracol para acceder a la plataforma. El aljibe se encuentra en los sótanos, cubierto por el mortero rojo usado en las construcciones musulmanes, resistente a la acción del agua.

El rey Alfonso VI donó sus tierras a Martín Ordoñez, que lo erigió en 1136. Su viuda lo donó a la Orden de Calatrava, y ya en el s. XIV pasó a la villa de Huete. El duque de esta villa usó el castillo para apoyar a Juana la Beltranjea, resultando derrotado, y la fortaleza muy dañada. 

Los reyes católicos permitieron conservar el señorío a su hijo, Alfonso Carrillo. Después pasaría al conde Tendilla, que lo restauró. Aunque en vano, pues no volvió a servir para usos militares, y con el paso de los siglos, fue arruinándose.

Actualmente no es visitable por obras de conservación.

Cuando el rey Pedro I de Castilla se apoderó del castillo, simuló matar a su hermano, enemigo, y aspirante al trono, llenando de flechas un pino, y derribándolo después a hachazos. El suceso, al parecer, ocurrió en el cercano “cerro del conde”.

Moratilla de los Meleros

Moratilla de los Meleros

Villa Alcarreña situada a 54 km de la capital de provincia, Guadalajara, comunicada con Renera, Fuentelviejo y Fuentelaencina. 

Tiene un conjunto monumental exquisito para su población actual: el rollo es uno de los más enigmáticos de la península, el tamaño de la iglesia corresponde al de una gran ciudad, y la ermita bien podría ser la iglesia de algún pueblo.


10. Otras Rutas Cercanas:

domingo, 4 de julio de 2021

Ruta de los Grandes Monasterios cercanos a Madrid


Monasterio del Escorial, Madrid

Monasterio de Santa María de El Paular, Rascafría, Madrid

Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa

Convento de San Antonio y San Julian, La Cabrera

Ruinas del Monasterio cisterciense de Bonaval, 
Retiendas, Guadalajara

Las órdenes religiosas dejaron un enorme legado en todo Madrid y en sus alrededores que perdura hasta nuestros días. Aunque la joya de la corona sea el Monasterio del Escorial, hay muchos monasterios cerca de Madrid que merece la pena visitar. 

¡Echa un vistazo y descúbrelos!

Indice:

  1. Croquis de nuestra Ruta
  2. Como llegar al Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, inicio de nuestra ruta
  3. Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias
  4. Comer en Pelayos de la Presa
  5. Real Monasterio de El Escorial
  6. comer en El Escorial
  7. Monasterio de San Antonio el Real
  8. Real Monasterio de Santa María de El Paular
  9. Comer en Rascafria
  10. Convento de San Antonio y San Julian
  11. Comer en La Cabrera
  12. Ruinas del Monasterio Cisterciense de Bonaval
  13. Monasterio de Sopetran
  14. Comer en la Zona
  15. Monasterio de Monsalud
  16. Monasterio Cisterciense de San Bernardo
  17. Monasterio de la Inmaculada Concepción, Loeches
  18. Comer en Loeches
  19. Otras Rutas Cercanas
No hay duda, el Monasterio del Escorial es “la niña bonita” de los monasterios de la región. Su impresionante arquitectura y sus casi cinco siglos de historia ligada a los reyes de España han hecho que este conjunto monumental haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad. 

Además de su arquitectura exterior, en su interior podrás admirar los frescos de su Biblioteca, la Sala de Batallas… en fin, ¡es simplemente imprescindible!

Alcalá de Henares es otro de los destinos que aparecen en todas las listas de excursiones desde la capital, y eso es, en parte, gracias a edificios como el Monasterio Cisterciense de San Bernardo

Si entras en el primero, situado en Alcalá, podrás admirar su impresionante cúpula elíptica.

Una de los templos de este tipo más antiguos de la Comunidad de Madrid es el Monasterio de Santa María de Valdeiglesias, que data de los tiempos de los reyes visigodos. 

Más al norte y en un entorno de lo más acogedor se encuentra el Monasterio del Paular

Situado al lado del pueblo de Rascafría, este monasterio ha sido desde su fundación en 1390 uno de los más importantes de todo el país.

En los alrededores de la localidad de La Cabrera, en la Sierra Norte de Madrid, podra está el Convento de San Antonio, que es casi tan antiguo como el de Santa María y está enclavado en un entorno único. 

Cerca de Segovia, a poco más de una hora de Madrid, podrás encontrar otro templo dedicado a San Antonio: el Convento de San Antonio el Real, una encantadora abadía con mucha historia, que fue declarada Monumento Nacional en 1931 por su preciosa ornamentación y las obras de arte que alberga.

Si quieres hacer una excursión para desconectar y disfrutar de la tranquilidad, visita el Monasterio de Sopetrán, toda una reliquia de la provincia de Guadalajara, cuyos arcos del claustro aún se conservan en pie.

 También en Guadalajara se encuentran el Monasterio de Monsalud y el Monasterio de Bonaval

Aunque solo se conserva una parte de iglesia de este último, merece mucho la pena acercarse hasta este histórico templo del siglo XII para admirar sus bóvedas o el reloj de sol de una parte de su fachada.

1. y este es el Croquis de nuestra Ruta:


2. Como Llegar al Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias

El Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias se encuentra situado en la margen derecha del río Alberche, próximo al pantano de San Juan, en la Comunidad de Madrid.

 Pertenece al término municipal de Pelayos de la Presa, distante 60 Kms de Madrid capital. 

Iniciamos nuestra Ruta en los restos del

3. Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias

Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa

El origen del Monasterio se remontaría, al tiempo de los visigodos, en que un noble llamado Teodomiro decidió retirarse en compañía de otros nobles a este valle para hacer vida eremítica, reinando Witiza. Al menos esto es lo que indica la tradición.

Se trata del monasterio más antiguo de Madrid.

El Emperador Alfonso VII otorgó a los monjes eremitas que habitaban el "valle de las iglesias" privilegio real, fechado en Toledo el 30 de noviembre de 1150 por el que se fundaba el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, agrupando los doce eremitorios del valle en uno solo alrededor del de la Santa Cruz constituyendo una comunidad única sometida a la obediencia de un abad y a la regla de San Benito.

El Monasterio se incorporó a la orden del cister bajo los auspicios del Rey Alfonso VIII que, en 1177 mandó venir a los monjes del Monasterio Cisterciense de la Espina de Valladolid entre los que al parecer figuraba un hermano de San Bernardo de Claraval, el gran impulsor del Cister. 

Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa

Así se incorporó el Monasterio a la Orden del Cister como filial de la Espina que, a su vez lo era del Claraval en Francia.

En el año 1485 este Monasterio se incorporó a la regular observancia de Castilla proveniente de la reforma llevada a cabo por Fr.Martín de Vargas (final siglo XIV). 

Por ella se suprimieron los Abades Comandatarios y Perpetuos, se apartaron del Abad General del Cister y comenzaron a tener capítulo general propio, el Monasterio gozaría a partir de ese momento de una mayor autonomía, pero la ruina económica ya había comenzado, en 1434 se enajena la Villa de San Martín siendo vendida por 30.000 maravedíes de juro perpetuo al Condestable de Catilla D. Alvaro de Luna, Señor de Escalona, y en 1552 el Emperador Carlos V vendió la Villa de Pelayos al Marques de las Navas por cuya venta los vecinos de Pelayos se vieron libres del dominio monástico, pasando a ser vasallos del Marques.

Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa

El Monasterio fue desamortizado en el año 1835 en el reinado de Isabel II, bajo la regencia de María Cristina, el Secretario de Hacienda D.Juan Alvarez de Mendizabal incluyó este Monasterio en su Ley Desamortizadora del 14 de octubre de 1835 mediante la cual el Monasterio pasó a manos particulares teniendo como consecuencia el abandono y el comienzo de su ruina definitiva.

En el año 1973 el arquitecto madrileño García Benito inició su recuperación y rehabilitación, todavía en marcha. En febrero de 1984 fue declarado este Monasterio Monumento Histórico de carácter Nacional según decreto 3444/1983 de fecha 23 de noviembre de 1983.

Monasterio de Santa Maria de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa

Breve descripción de la iglesia

De estilo románico, perdura su hermosa y monumental cabecera, formada por tres ábsides, más alto y profundo el central, que además es de planta semicircular, mientras que los laterales, más menudos, tiene planta cuadrada. 

El ábside central tiene cinco ventanales de arco de medio punto rasgados verticalmente y rodeados por fina chambrana. 

Los aleros de los tres ábsides se sostiene mediante canecillos de proa de barco. Toda la fábrica es de perfecta sillería.

 

4. Comer en Pelayos de la Presa:

Mesón Del Puerto
Ctra. Alcorcón-Plasencia, km 47,50 BAJO, 
28680 San Martín de Valdeiglesias España
+34 918 64 40 58

Restaurante Siete Capillas
Pilar, 11, San Martín de Valdeiglesias España
+34 918 61 34 91

Mesón Restaurante El Molino
Avenida del Generalisimo 66 villa del Prado, 
28630 Villa del Prado España
+34 686 20 56 07

una vez comidos y paseados, nos encaminamos hacia el

5. Real Monasterio de El Escorial

Si vais a viajar a Madrid y ya conocéis sus lugares imprescindibles, una buena idea para una excursión de un día sería visitar El Escorial, un magnífico monasterio que forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1984.

El Escorial, patrimonio vivo de Felipe II | BBVA
Real Monasterio de El Escorial

Hace ya muchos años de mi visita a este imponente conjunto histórico, por lo que en esta ocasión no podré mostraros fotos propias (feas y viejas), pero me he esmerado para traeros aquí abundante información actualizada y una pequeña selección de fotos que otros viajeros han compartido libremente en la red.

Espero que estos apuntes os provoquen tantas ganas de ir como a mí de volver.

Breve historia del Monasterio de El Escorial

En 1558 el Rey Carlos V murió dejando en su testamento la petición de ser enterrado en un emplazamiento de nueva creación. Este deseo daría como resultado la construcción del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, encomendado por su hijo Felipe II a Juan Bautista de Toledo. 

El Monasterio de El Escorial, una puerta al infierno que Felipe II ...
Otros importantes arquitectos, como Juan de Herrera, se unirían más tarde a un proyecto que se desarrollaría entre 1563 y 1584. 

En cuanto al nombre del complejo, es muy probable que fuera bautizado en honor a San Lorenzo por haber coincidido la primera victoria de Felipe II en un campo de batalla (San Quintín, Francia) con la festividad de este santo. 

De hecho, aquella victoria se apunta también como motivo de fundación del monasterio.

 El Escorial, por su parte, fue la localidad elegida para ubicar el monasterio por su cercanía a Madrid, que había sido nombrada capital de España hacía sólo dos años (1561), reemplazando a Toledo en esta función. 

Desde Carlos V, todos los reyes españoles, salvo Felipe V y Fernando VI, han sido enterrados en el Panteón Real, donde también descansan la mayoría de miembros de la Familia Real. 
 

Además del Panteón, el enorme complejo palaciego-monacal de 33.327 m² también alberga un Palacio Real, una Basílica, una Biblioteca Real y el Monasterio, ocupado en sus inicios por los jerónimos y desde 1885 por los padres Agustinos, monjes de clausura.

Visitar El Escorial

Monasterio de El Escorial | Turismo MadridEl Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial forma parte del Patrimonio Nacional y del Patrimonio de la UNESCO. La mayor parte de sus dependencias, que incluyen zona museística y exposiciones temporales, son visitables. 

Más allá de su relevancia histórica, a nivel artístico El Escorial tiene un gran valor arquitectónico que lo ha convertido en materia de estudio en las carreras de arte. 

De hecho, yo lo visité como parte de una excursión con mi clase de Historia del Arte en bachillerato.

 En El Escorial comenzó una tercera fase del renacentismo español: el estilo herreriano, iniciado por Juan de Herrera y continuado por Francisco de Mora en el propio Escorial. 

Este tipo de arquitectura se caracterizó por el predominio de los elementos constructivos, la ausencia de ornamentos, las líneas rectas y los volúmenes cúbicos. Aunque uno tenga mucha idea de arte, puede observar esos rasgos distintivos desde el momento en que se planta ante su fachada principal.

Fachada Del Monasterio Real Escorial 1584 Cerca De Madrid España ...
Real Monasterio de El Escorial, Fachada

Además de su valor arquitectónico, al tratarse de un sitio Real y con tantos años de antigüedad, podéis imaginar la cantidad de obras de gran valor que alberga en su interior. 

Los lugares a los que puede acceder el turista con la entrada (datos prácticos al final del post) son: el Museo de Arquitectura y Pintura, el Palacio de Felipe II, los Panteones, las Salas Capitulares, el Convento (claustro e Iglesia Vieja), la Basílica, la Biblioteca, los Aposentos de los Borbones (sólo con visita guiada) y los jardines, además de la Casita del Príncipe (guiada) y la Casita del Infante (guiada), situadas fuera del complejo. 

Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial | Patrimonio Nacional

Es tal la cantidad de cosas que se pueden ver, que hay que reservar un mínimo de 3 horas para la visita, aunque lo ideal es disponer de una mañana entera y recorrerlo todo sin prisas.

 Una opción que recomienda mucha gente para no perder tiempo y enterarte de todo es pagar la visita guiada.

Biblioteca del Monasterio de El Escorial (Madrid): qué ver | Guía ...
Si lo prefieres, puedes reservar este tour privado por el monasterio y otros lugares de interés en El Escorial.

Real Monasterio de El Escorial

Para no eternizar el post, os resumo brevemente algunos de los lugares imprescindibles de El Escorial.

En la Biblioteca: los frescos de la bóveda, obra de Pellegrino Tibaldi, y la impresionante colección de libros y grabados antiguos. 

Palacio de los Borbones: esta zona es exclusiva para visitas en grupo, así que el guía dará buena cuenta de los detalles. Destacan los tapices (alguno de Goya) y la colección de relojes. 

Palacio de Felipe II (o Palacio de los Austrias): Sala de las Batallas con frescos de guerras históricas, silla-litera en la que transportaron a Felipe II desde Madrid antes de morir, puertas de marquetería regalo de Maximilano II, cuadro Paisaje con San Cristóbal y el Niño de Joachim Patinir, así como la serie de retratos de los Austrias. 

El Monasterio de El Escorial estrena panteón dinástico y pudridero ...
Basílica: Patio de los Reyes, interior de la bóveda principal con frescos de Luca Giordano, bóveda del coro con frescos de Luca Cambiaso, el Altar Mayor y la sacristía, con pinturas de Ribera, El Greco, Zurbarán o Tiziano.

En el Panteón de los Reyes (o Cripta Real): urnas con los restos mortales de 26 reyes y reinas de España.

Convento: la escalera principal del claustro, con frescos de Tibaldi, Giordano y Cambiaso, y la Iglesia Vieja, donde destaca una segunda versión del Martirio de San Lorenzo de Tiziano.

Salas Capitulares: numerosas pinturas relevantes, como La Túnica de San José de Velázquez, el San Jerónimo y La Última cena de Tiziano o el Martirio de San Sebastián de Van Dyck. También hay cuadros de Tintoretto, Veronese, El Bosco, etc.

La Real Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial - BiblogTecarios
Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial

Museo de arquitectura: 11 salas que muestran la historia de la construcción del Monasterio. Se puede dejar esta visita para el final si no atrae especialmente. Jardín de los Frailes: nada espectaculares, pero pueden ser una buena idea para terminar la jornada con un poco de relax. 

Monasterio del Escorial, Madrid

El monasterio de El Escorial se nos presenta habitualmente como un emblema de la historia y el arte del Renacimiento español. Siempre asociado a su fundador, Felipe II, el monumento ofrece unas connotaciones de austeridad, e incluso oscuridad, debido no sólo a las rectas líneas del edificio y al plúmbeo aspecto de la piedra granítica, sino también en gran medida a la leyenda negra creada en torno a la dinastía de los Austrias y sobre todo al rey Prudente, precisamente fallecido en su querido monasterio.

Pero, por otro lado, existe una historia alternativa y bastante desconocida del monasterio, que afecta a sus principales y perpetuos habitantes desde 1563 hasta su expulsión en 1837: los monjes jerónimos. Además, junto a los monjes vivía una gran cantidad de niños, sirvientes e incluso, en algún momento, esclavos. Todos ellos fueron protagonistas de multitud de pequeñas historias y anécdotas de la vida cotidiana.

En nuestro libro nos hemos acercado a este impresionante lugar de una forma rigurosa y bien documentada, aunque desde la perspectiva de lo curioso, anecdótico y misterioso. Conoceremos el monasterio no visitable en las guías turísticas al uso, penetrando en los lugares más recónditos y misteriosos, hasta ahora prácticamente desconocidos para el gran público. 

En este artículo ofrecemos una selección de todas esas curiosidades, anécdotas y misterios que salpican los diversos bloques temáticos en que se divide el libro, haciendo atractivo y ameno el acercamiento al arte y a la historia de este emblemático lugar.

El edificio. Sus fines y usos

El monasterio de El Escorial fue construido por Felipe II como una especie de obligación monárquica heredada de su padre, Carlos V, con el principal fin de albergar en su interior un panteón para el reposo de los reales difuntos. Pero en realidad para el monarca fue algo más que eso, pues junto al panteón, la iglesia y el convento jerónimo construyó un palacio, al que acudía con mucha frecuencia. 

Tanto amaba el rey este lugar que algunos de sus coetáneos llegaron a decir que «permanece la mayor parte del tiempo en su monasterio de El Escorial y tiene tanta afición a estos monjes de San Jerónimo que es algo increíble». 

De hecho, allí quiso morir, desplazándose dificultosamente —por su enfermedad de gota hubieron de transportarle a pie sobre una silla especial— unas semanas antes cuando vio que se acercaba el final de su vida.

Pensado para albergar a cincuenta monjes, en 1564 decidió Felipe II ampliar la traza original para que dicho número fuese aumentado a cien, quedando el aspecto del edificio tal y como hoy en día podemos apreciar.

Además de su principal función fúnebre, el monasterio tuvo otros usos, descritos a continuación:

1.º. Basílica: en su origen, sólo accesible a la familia real, a los monjes jerónimos y a la nobleza; en el siglo xix comenzó a ser permitido el acceso al pueblo llano.

2.º. Panteón real: lugar de enterramiento de los reyes y Familia Real.

3.º. Biblioteca: tenían acceso los monjes para el estudio, así como todos aquellos forasteros interesados y con la pertinente licencia del rey.

4.º. Seminario: donde se formaba en gramática latina, canto y cosas de iglesia a jóvenes con el último fin (aunque no obligación) de ordenarse como sacerdotes.

5.º. Colegio de filosofía y teología: para religiosos jerónimos, del propio monasterio o de otros de la orden, que quisiesen profundizar en este tipo de estudios.

6.º. Hospital o enfermería: para pobres; situado en el edificio anexo de la compaña, donde además de atención sanitaria se proporcionaba alimento, ropa y calzado a aquellas personas que lo necesitasen.

7.º. Convento: lugar en el que habitaban los monjes jerónimos y gran parte del personal a su servicio. La elección de la Orden de San Jerónimo responde a una tradición que ya se remontaba varios siglos atrás y tenía su ejemplo más reciente en la elección del retiro al monasterio de Yuste por parte del emperador Carlos V.

8.º. Noviciado: era un importante grupo o colectivo de aspirantes a monjes, con un régimen muy similar al del seminario.

9.º. Palacio real: lugar en el que se alojaban el rey, su familia y criados principales. Con el tiempo, ya en el siglo xviii, la Corte fue ocupando otras dependencias, tanto de la zona conventual como de la compaña y de las casas de oficios, situadas frente al lado norte del monasterio.

Las leyendas. La boca del Infierno

Por lo que respecta a las leyendas generadas en torno al emplazamiento escogido para la obra laurentina —y en general sobre la construcción del monasterio—, se debe advertir que la gran mayoría fueron generadas, o cuanto menos potenciadas, por los autores que fomentaron la leyenda negra de Felipe II y de los Austrias. 

Las más abundantes son las que relacionan el lugar con el diablo o con el Infierno, cuyo probable origen resida en la anécdota que refiere el cronista fray Juan de San Jerónimo sobre la visita que hicieron al sitio varios padres jerónimos junto con el secretario del rey y el arquitecto Juan Bautista de Toledo el 30 de noviembre de 1561 por orden de Felipe II. 

Al parecer, les sorprendió una gran tempestad de aire que les hizo dar marcha atrás, a lo que uno de ellos dijo: «Esto hace el demonio para nos engañar, pero no sacará dello nada, que pasar tenemos adelante y él quedará por ruín». Al día siguiente les escribió el rey para que no se alarmasen, pues también hubo fuertes vientos en Madrid.

Hasta aquí, la historia. Pero a partir de ahí parece comenzar la leyenda, cuya forma más común es la que describe el lugar como la «puerta o boca del Infierno», que viene a decir que Felipe II habría construido su monasterio —exactamente, la basílica— sobre esta puerta para cerrar su acceso. Esta leyenda, a su vez, parece entroncar con otra de origen supuestamente medieval que dice así:

Lucifer vivió en una cueva situada a los pies del monte Abantos (sierra de Guadarrama), justo los días entre la expulsión de las cortes celestiales y su destierro al Infierno. En esos días, el ángel rebelde comenzó su andadura por toda la tierra donde creó siete puertas para acceder a las tinieblas. Una de ellas estaría en San Lorenzo de El Escorial.

El contenido de esta dudosa leyenda no puede ser verificado ni tan siquiera desde el punto de vista literario, sino que parece tratarse más bien de un batiburrillo de ideas que probablemente esté relacionado con el anterior relato de fray Juan de San Jerónimo y con el comentario que hizo fray José de Sigüenza sobre otro extraordinario temporal de viento que tuvo lugar el 6 de febrero de 1574, durante un importante funeral: 

«Comenzaron los Príncipes de las Tinieblas a revolver el tiempo y a despertar un viento tan fiero y tan furioso, que puso admiración, grima y pavor, porque parecía se habían abierto las puertas del Infierno para arrebatar las piedras de esta casa».

Bartolomé Carducho: Fray José de Sigüenza. Monasterio de El Escorial, Patrimonio Nacional. 

Fue el principal cronista del monasterio y de la orden jerónima en el siglo xvi.

No estuve en la Casita del Principe ni la Casita del Infante, pero estas visitas sólo pueden ser guiadas, así que si elegís hacerlas no os perderéis ningún detalle.

El Escorial: horarios, precios, cómo llegar y más información
Horarios:

Cerrado: los lunes, 1 y 6 de enero, 1 mayo, 8 sept., 24, 25 y 31 de diciembre.
De octubre a marzo: de 10h a 18h
De abril a septiembre: de 10h a 20h
Última admisión 1 hora antes del cierre
Duración visita por libre: 2h aprox. mínimo
Importante: consulta el calendario completo y días de apertura extraordinarios en la web oficial.
Precios:
Básica: 12€
Reducida: 6€
Menores de 5 años: gratis
Extras. Guía: 4€/persona hasta completar grupo. Audioguía: 3€

para mas info:

6. y para comer en El Escorial

Valhalla Experience
Peregrinas, 21 San Lorenzo de El Escorial,
28280 El Escorial España
+34 678 65 66 93

Restaurante La Rueda
Avenida Constitucion N 41, 
28280 El Escorial España
+34 918 90 38 32

Algóra
C/ Santa Rosa 2 28280 El Escorial-Madrid-, 
28280 El Escorial España
+34 696 63 82 24

y algo mas económicos

Ronnie's Family Restaurant
Calle del Rey, 29, 
28200 San Lorenzo de El Escorial España
+34 608 15 37 09

7. Monasterio de San Antonio el Real

Claustro del Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

El monasterio de San Antonio el Real es un complejo monacal situado en la ciudad de Segovia, capital de la provincia del mismo nombre, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León.

De estilo gótico es uno de los edificios religiosos más relevantes de Segovia. En su interior se guardan numerosas obras de arte. Ha sido convertido en museo en el que destacan un relicario de plata de San Antonio de Padua y varios trípticos flamencos de la escuela de Utrecht.

​es el Antiguo Palacio Real de recreo de Enrique IV, actualmente convento de Clarisas. Museo de pintura y artesonados del s. XV, iglesia y sala capitular.

Historia

En 1455 Enrique IV mandó construir en la finca "El Campillo" un palacio de recreo. Poco después lo donó a los franciscanos convirtiéndolo en convento. El 12 de abril de 1468, ya con los Reyes Católicos, se cede a las Clarisas franciscanas convirtiéndolo en un convento de clausura que se ha mantenido hasta la actualidad. En una inscripción que existe en el cora de las monjas se puede leer "hizo este monasterio el Rey Don Enrique IV y dotolo la Reina Doña Isabel".
Descripción

Sacristía y sala capitular

Al lado este del claustro se ubican dos sacristías y la sala capitular. La sala capitular se sitúa entre las sacristías. 

La sacristía más cercana a la capilla mayor está decorada con motivos florales y heráldicos de Castilla, León y Portugal. 

Sacristía, Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

También figuran las cinco llagas, la Cruz franciscana y el monograma JHS. 

La entrada desde el claustro se realiza mediante una portada gótica justo debajo del campanario.

La sala capitular tiene un techo de limas moamares, ochavado, ataujerado, con decoración de lazo de doce, policromado y dorado. se completa con heráldica de los reinos de Castilla, León y Portugal y las cinco llagas franciscanas.

Sala capitular,  Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

La sacristía mayor, llamada "del trono", tiene un techo cubierto por una armadura resaltada, jaldetas decoradas formando casetones, ricamente policromados con tracerías góticas estarcidas y decoración de cardinas en los arrocabes.

La portada de la iglesia es de estilo gótico isabelino. 

En ella destacan los escudos del rey Enrique IV, que lo mandó construir.

Predomina el estilo mudéjar en la capilla mayor. Su bóveda está recubierta por curioso artesonado de estilo mudéjar que se apoya en un friso de yeserías policromadas. La decoración está basada en estrellas y lazos, colgando del centro racimos de piñas mozárabes.

El lado de la Epístola está cubierto por un retablo con un calvario flamenco con esculturas policromadas. Este retablo es del siglo XV.
La casa de campo

El actual edificio monacal fue en origen casa de recreo del rey. En su fachada hubo un gran arco adovelado y trece huecos en la planta alta. En cada planta había dos estancias, una de forma cuadrada y otra rectangular, esta última estaba presidida de una chimenea.

La salas de la planta baja no tienen decoración, las de la planta alta solo están decoradas las limas mozárabes la sala cuadrada con motivos florares y heráldicos de Castilla, León y Portugal, las de la sala rectangular no.

En la parte posterior de este edificio hay una nave de servicios en la que se estima que en su parte alta hubo una galería. Hay también un pequeño cuarto con artesonado policromado en el que se cree que hubo unas escaleras de acceso.

Con la adaptación a monasterio se crearon dos estancias más en la planta baja, una dedicada a enfermería y otro a portería. Ambos tienen decoración mudéjar. Adosado a la casa se construyó el cuerpo de locutorios.
El claustro

Se trata de un espacio íntimo y discreto. Agradable por sus proporciones y armonías. Es un claustro rectangular de dos pisos en el que se da una peculiar relación de los huecos de ambas alturas.


Panda del claustro, Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

Se acabó de construir en el siglo XVII. En la planta baja hay techos mudéjares con decoración de lazo, chillas labradas y doradas. 

En los rincones hay racimos de mocárabes dorados.

Destacan tres trípticos flamencos de barro de pipa policromados. Hay un sin número de objetos religiosos procedentes de la dote de las profesas.
La iglesia

Se sitúa en el lado norte del claustro. Un alero de estilo mudéjar cubre toda la portada y la entrad a de la vicaría. Los coros de la clausura obligaron a que se construyera un nuevo acceso. 

Los techos están muy ornamentados con policromía en donde aparecen símbolos de los Reyes Católicos el conjunto se completa con una portada gótica de la escuela de Guás.

La capilla mayor tiene una interesante cubierta de armadura de limas moamares, ochavada, con decoración de lazo de diez, ataujerado y con chillas decoradas. Muy ricamente decorada a base de policromados y dorados. Aparece la heráldica de Enrique IV con el ramo de granadas.

La nave está cubierta por bóvedas barrocas, construidas en 1730 que sustituyeron a la antigua armadura de madera.

Destaca un retablo flamenco policromado que tiene como tema la pasión en la pared sur.
​​
Panteón y refectorio

La sala denominada "el panteón" es una construcción inacabada cubierta por bóvedas en cuyos arranques se ve el escudo de Enrique IV. 

Refectorio, Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

Recibe este nombre por haber sido nombrado el convento como lugar de enterramiento en el testamento de Isabel la Católica.

El lado oeste del claustro está ocupado por el refectorio. 

Junto a él se ubican la cocina y la despensa (la cilla). Los muros están decorados con pinturas, en uno de ellos hay un púlpito mudéjar. El techo está decorado con alfarje agramillado, con la heráldica en las tabicas.

Sobre estas estancias y las sacristías y refectorio se ubican los dormitorios de las monjas. Estos son celdas individuales con techo en bóveda vaída.
Claustro de la vicaría

Se realizó este claustro para una pequeña comunidad de frailes que permaneció junto a las Clarisas. Solo queda de este claustro el lado este y algunos restos de galerías y corredores. Las arquerías conservan decoración mudéjar y heráldica de los Reyes Católicos.
Artesonado del Monasterio de San Antonio el Real, Segovia

La Capilla Mayor es artesonado de madera mudéjar, la fachada de estilo gótico-isabelino y el claustro es de ladrillo blanco y rojo. Tiene retablos flamencos (especialmente destaca el del Calvario).

 

y para saber todo sobre Segovia:

















y desde aquí, continuamos nuestra ruta dirigiendonos hacia el

8. Real Monasterio de Santa María de El Paular

Real Monasterio de Santa María de El Paular

El Conjunto Monumental del Real Monasterio de Santa María de El Paular, está declarado como Bien de Interés Cultural desde 1876, desde entonces es de titularidad estatal y está adscrito al Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Este monasterio es uno de los más importantes de España, reflejo del poderío social y económico de la orden de los cartujos. Dan fe de ello los tesoros artísticos que lo componen, como el monumental retablo mayor, tallado en alabastro o el tabernáculo de desbordante imaginación barroca.

Ajado por las inclemencias de los siglos: sólido ante el terremoto de 1755, cuartel general de Napoleón, capricho de la desamortización y blanco de los rayos, sobrevive a los avatares de la historia.

Inspiración de poetas como Jovellanos o Enrique de Mesa y escenario intelectual de la Institución Libre de Enseñanza y la Residencia de Pintores Paisajistas entre 1918 y 1953, ha cobijado bajo la sombra de sus muros cada efeméride de la crónica del tiempo. 


Su impronta, ha dejado sobre la obra arquitectónica prodigios de estilo, desde el gótico de reminiscencias mudéjares, pasando por el barroco, hasta nuestros días, que, tras un proceso de restauración, recupera todo su esplendor en armonía con el majestuoso paisaje de cielo azul, densos pinares e imponentes cumbres que le rodean en pleno corazón del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Desde el año 1954 una comunidad de monjes de la Orden Benedictina vive en el Monasterio, que mantiene en usufructo desde hace casi sesenta años. Además de realizar actos litúrgicos, se encargan de las visitas a la zona Monástica y gestionan el Centro de Espiritualidad y la hospedería.

En la actualidad el Monasterio ofrece visitas guiadas por los monjes benedictinos y alberga exposiciones, temporales, encuentros culturales y conciertos, además de celebrar misa y matrimonios.

Antigua Capilla: 
El Monasterio giraba en torno a la ubicada junto al panteón de caza y palacio de los Trastámara, conocida como Capilla de los Reyes de pieza rectangular. Su retablo es de estilo barroco con seis columnas salomónicas en el cuerpo central. Actualmente la capilla central del retablo está ocupada por una imagen de la Inmaculada, antes situada en la iglesia mayor del monasterio.


Coro y Retablo Mayor del Monasterio de El Paular

La Iglesia y su Retablo Mayor: 
La iglesia es de una sola nave alargada y en ella se encuentra una de las mayores joyas del monasterio, el Retablo Mayor. Es una obra de alabastro de grandes dimensiones y estilo gótico, aunque a primera vista se advierte que es de estilo hispanoflamenco y de finales del siglo XV

Los Patios de la Cadena y del Ave María: 
Una cruz colocada en el siglo XVII señala los accesos a un amplio espacio ajardinado, el Patio de la Cadena, uno de los más bellos de Europa. Está limitado al este por la puerta de ingreso al Patio del Ave María, hoy núcleo principal del Hotel de Santa María del Paular, cerrado en la actualidad.


Claustro y Jardín del Monasterio de El Paular. 

Claustro y Jardín: El Claustro está formado por un conjunto de cuatro galerías de 45 metros de largo de estilo gótico flamígero, a las que se abren las puertas de las antiguas celdas, así como un jardín-cementerio.

 

9. Comer en Rascafria:

Restaurante Caldea
Avenida del Paular, 37, 
28740 Rascafría España
+34 918 69 00 32

Restaurante El Pilón
Calle Ibanez Marin 52, 
28740 Rascafría España
+34 620 96 86 28

Restaurante Conchi
Calle Rosario 23, 
28740 Rascafría España
+34 918 69 13 67

El Barondillo
Calle Cuesta del Chorro 4, 
28740 Rascafría España
+34 918 69 18 19

10. Convento de San Antonio y San Julian


Convento de San Antonio y San Julian, La Cabrera

El Convento de San Julián y San Antonio es considerada una de las construcciones más valiosas del patrimonio medieval madrileño, se desconoce la fecha exacta de su fundación. 

Aunque su estilo Románico apunta a los Siglos XI y XII, la aparición en sus cercanías de una pequeña necrópolis revelaría un origen visigodo.

Tradicionalmente, se ha considerado que el Monasterio fue promovido por el rey Alfonso VI en el siglo XI y ocupado por la “Orden de la regla de San Benito”. En 1404, los Franciscanos tomaron las riendas del monasterio – bajo la advocación de San Antonio Abad- hasta que, tras la Invasión Napoleónica, los franceses lo convirtieron en un cuartel militar. 

Con la Desamortización de Mendizábal en 1835, fue comprado por los descendientes del pintor Francisco de Goya. Posteriormente perteneció al médico Jiménez Díaz y tras su muerte en los años sesenta, volvió a manos franciscanas. Tras su restauración en 2004, pertenece a los misioneros Identes.

El templo se encuentra a 57 km de Madrid y a unos dos del casco urbano de La Cabrera (Madrid), pueblo accesible desde la autopista A-1. 

Está enclavado en un paraje agreste, a 1.190 m de altitud, en las laderas del Cancho Gordo, la máxima cumbre de la Sierra de La Cabrera con una cota de 1.564 m. Se trata de un monte-isla de la vertiente meridional de la Sierra de Guadarrama.

No se conoce la fecha exacta de su fundación. La tradición sostiene que es del siglo XI y que fue promovido por el rey Alfonso VI (1040-1109), en el contexto de la campaña militar desplegada por la Corona de Castilla para la conquista de Toledo, en manos del poder andalusí.​

También es posible que fuera construido en la primera mitad del siglo XII, aunque siguiendo modelos anteriores al primer románico. Según otras teorías, puede tratarse de una construcción románico-visigótica. La existencia de restos arqueológicos de origen visigodo en sus proximidades lleva a pensar que pudo ser levantado sobre un primitivo templo prerrománico.

Su primera consagración fue la de san Julián y, hasta el siglo XIV, estuvo regentado por la orden benedictina. En 1404 pasó a manos de los franciscanos reformados de Pedro de Villacreces, quedando bajo la advocación de san Antonio de Padua. En 1567?, el convento fue el hogar del fraile cifontino Diego de Landa, nombrado guardiáán, que terminaría siendo el segundo obispo de Yucatán, en la Nueva España (1572-1579).

Fue reformado en los siglos XV y XVI. El lugar fue abandonado durante la invasión napoleónica. En 1812 los franciscanos pudieron restablecerse, permaneciendo hasta 1835, cuando fueron exclaustrados como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal. Posteriormente, fue comprado por los descendientes del pintor Francisco de Goya (1746-1828).

En el pasado siglo XX, el médico Carlos Jiménez Díaz (1898-1967) se hizo con la propiedad y procedió a su rehabilitación y adecuación para uso residencial. Desaparecido Jiménez Díaz, el edificio quedó en el abandono y fue objeto de rapiña y expolio. Desde el año 2004, pertenece a los Misioneros Identes, quienes, además de su función religiosa, promueven la celebración de actividades culturales y sociales. 

La Comunidad de Madrid procedió a su restauración y consolidación entre 1987 y 1993.

El convento ha tenido usos diversos a lo largo de los siglos. Fue utilizado como hospedería por personalidades históricas como el marqués de Santillana y el cardenal Cisneros y hasta sirvió de cárcel del clero durante un corto periodo de tiempo.

El convento está realizado en mampostería de granito. Su elemento arquitectónico más importante es la iglesia, que destaca por la singularidad de su estructura, si se tienen en cuenta las pautas estilísticas imperantes en el románico de los siglos XI y XII. A pesar de sus reducidas dimensiones, presenta una estructura de cierta complejidad, con cinco ábsides, tres naves y crucero.

Los ábsides son de planta semicircular y tienen diferentes alturas, distribuyéndose simétrica y escalonadamente. Los tres centrales se sitúan, a modo de prolongación, en la cabecera de cada una de las naves, mientras que los dos laterales se corresponden con los extremos de los brazos del crucero. Están formados por bóvedas de cuarto de esfera.

La existencia de cinco ábsides y, en consecuencia, de cinco altares hace pensar que en el lugar se celebraban varias misas en el mismo día, ante la prohibición litúrgica de que, en un mismo altar, se oficiasen varias misas en una única jornada.​

Con respecto a las naves, están integradas por bóvedas de medio cañón y arcos de medio punto, sostenidos por diferentes sistemas de apoyo. Los arcos del crucero y los triunfales se alzan sobre pilares cruciformes; y los restantes sobre columnas cilíndricas, con capiteles.

La desnudez decorativa es otra de las características del templo, que carece casi por completo de motivos escultóricos, tanto en el exterior como en el interior. Sólo cabe hablar de la presencia de varios escudos en los cerramientos oeste y sur, alusivos a la orden franciscana y al ducado del Infantado, al que estuvo adscrito La Cabrera. Fueron instalados durante las reformas llevadas a cabo en los siglos XV y XVI.

A estas reformas también corresponden la arquería conservada del claustro y el cuerpo bajo de la torre, que es cuadrada y fechable a partir del siglo XV. Es probable que la parte superior de ésta sea posterior, posiblemente del siglo XVIII.

En este tiempo sus muros han albergado personajes ilustres como los Mendoza, el Marqués de Santillana o el Cardenal Cisneros.

INFORMACIÓN PARA LA VISITA Y RESERVAS

Dirección
Convento de San Julián y San Antonio: Diseminado H San Antonio, 1, 28751 La Cabrera (Madrid)
Horarios y visitas guiadas

Pases:
Martes, jueves y sábados: 11:00 y 12:00 horas / 16:00 y 17:00 horas
Domingos y festivos: 11:00 horas
Contacto




11. y para comer en La Cabrera:

Cachivache
Calle Corcho, 26, 
28751 La Cabrera España
+34 918 68 80 30

El Asador de Teodomiro
Calle Carlos Ruiz nº3, 
28751 La Cabrera España
+34 918 68 89 01

La Posada De MARI
AV. DE LA CABRERA, 1, 
28751 La Cabrera España
+34 636 23 12 65

12. Ruinas del Monasterio Cisterciense de Bonaval

Monasterio de Bonaval, Retiendas, Guadalajara

EL Monasterio de Bonaval se encuentra situado en el término municipal de Retiendas (Guadalajara), a 1,8 kms al oeste de este municipio y a 49 kms al norte de la capital alcarreña. 

Se accede al mismo siguiendo la carretera GU-CR4 en dirección al Embalse del Vado.

Fue fundado en la segunda mitad del S. XII, por un grupo de frailes procedentes del monasterio de Balbuena (Valladolid) con la finalidad de extender la Orden del Cister por las tierras al sur del Sistema Central. 

Después de once años de estancia en la zona, el rey Alfonso VIII, en 1175 confirmó la propiedad a los monjes. 

Con ello el Monasterio se establecía en unas tierras compuestas por un valle fértil regado por el río Jarama con abundantes bosques y pastos para proporcionar madera, carbón y alimento para el ganado, además de canteras de piedra cercanas –piedra de Tamajón- para construir el monasterio.

Monasterio de Bonaval, Retiendas, Guadalajara

Los restos que actualmente subsisten datan del S. XIII. Se hicieron varias reformas en el S. XVII y finalmente fue abandonado por los monjes en el en 1.821, pasando a manos privadas. 

Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1.992, siendo restaurado y acondicionado para su visita por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en 2018.

Del conjunto monacal se conserva el ábside, la sacristía, el crucero y la nave meridional de la iglesia, además de algunos muros de otras dependencias.

Monasterio de Bonaval, Retiendas, Guadalajara

Dirección | Monasterio de Bonaval, 19225 Retiendas (Guadalajara).
Contacto | red.arqueologica.clm@tragsa.es

El horario de atención al correo será de lunes a viernes de 9:00 a 14:00.

HORARIOS

Del 1 de octubre al 31 de marzo
Viernes, sábados y festivos: de 10:30 a 17:30
Domingos: de 10:30 a 13:30
Cerrado: lunes, martes y miércoles no festivos
 
Del 1 de abril al 31 de septiembre
Viernes, sábados y festivos: de 10:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:00
Domingos: de 10:30 a 13:30
Cerrado: lunes, martes y miércoles no festivos

Los turnos o pases de visita son los siguientes:
 
Del 1 de octubre al 31 de marzo
Viernes, sábados y festivos (6 pases): 10:30, 11:30, 12:30, 14:30; 15:30, 16:30.
Domingo (3 pases): 10:30, 11:30 y 12:30.

Del 1 de abril al 30 de septiembre
Viernes, sábados y festivos (6 pases): 10:30, 11:30, 12:30, 13:30; 17:00, 18:00 y 19:00
Domingo (3 pases): 10:30, 11:30, 12:30.


13. Monasterio de Sopetran

Monasterio de Sopetran, Guadalajara

Fundado en 611 por el rey Gundemaro, y terminado por Chindasvinto, fue destruido por los árabes en el 728. Sufrió varias destrucciones y reedificaciones. 

La quinta y definitiva fundación del monasterio fue debida al arzobispo de Toledo, don Gómez Manrique, a la sazón su propietario, cuando en 1372 decidió entregar aquel lugar a la Orden de San Benito. 

Fue muy favorecido por el marqués de Santillana don Iñigo López de Mendoza. 

Fue desamortizado en 1837 y vendido en pública subasta. 

Monasterio de Sopetran, Guadalajara

En 1994, un grupo de vecinos de la comarca crean la Coordinadora Monasterio de Sopetrán y adquieren el edificio, con el fin de rehabilitarlo, actuación que hasta la fecha aún no se ha producido. 

Los benedictinos volvieron al monasterio durante unos años y rehabilitaron la hospedería que funcionaba también como lugar de actividades culturales y como iglesia, creando una actividad social importante alrededor del monasterio, pero a su marcha el monasterio volvió a quedar vacío.

Descripción:

El patio central o gran claustro del monasterio, conservado completo al menos en sus columnas y arcos, es una auténtica joya del estilo renacentista aunque en su fase de manierismo desornamentado, herreriano y clasicista, propio de los comienzos del siglo XVII. 

De la que fuera gran iglesia monasterial solo quedan cuatro enormes basas del crucero, y algunos restos de las claves y nervios de las bóvedas caídos por el suelo.

14. y para comer en la zona:

Casa Palomo
Cuesta San Miguel 5, 
19001 Guadalajara España
+34 949 23 06 32

El Buen Vivir - Taberna Gastronómica
Plaza del Capitan Boixareu Rivera, 81 Parque de la Concordia, 
19001 Guadalajara España
+34 949 22 38 39

El Bodegon de Sancho
Avenida Venezuela 17, 
19005 Guadalajara España
+34 949 22 27 89

y algo mas económicos:

Taberna la Garduña
Camino de Robleluengo 27 Campillo de Ranas, 
19223 Guadalajara España
+34 669 94 13 32

Restaurante Italiano La Pasta
Plaza Capitán Boixareu Rivera, 53 LOCAL 2, 
19001 Guadalajara España
+34 949 21 58 68

15. Monasterio de Monsalud

Monasterio Cisterciense de Monsalud, Córcoles

El monumento visitable del Monasterio de Monsalud es un conjunto monástico cisterciense construido en la segunda mitad del siglo XII y un ejemplo de la presencia de la orden del Císter en la Península Ibérica. 

Situado en el municipio de Córcoles, a tan solo cinco minutos de la localidad de Sacedón (Guadalajara), fue el primer y más antiguo cenobio de la provincia junto a los de Bonaval, Buenafuente del Sistal y Óvila, siendo el mejor conservado de ellos. 

 El primer documento fiable del que se tiene noticias del Monasterio data del 1.167, en tiempos de Alfonso VIII, en el que Juan de Treyes, Arcediano de Huete, concede al Monasterio de Monsalud la aldea de Córcoles con todos sus términos. 

Dicha donación está ratificada por el Rey Alfonso VIII dos años más tarde, dando más datos sobre los derechos y territorios del Monasterio.

Claustro del Monasterio Cisterciense de Monsalud, Córcoles

La creación de este cenobio responde a varias motivaciones. 

En primer lugar la creación de un centro económico sobre el cual gestionar la repoblación castellana de estas tierras debido al buen hacer de los “monjes blancos” en las tareas agrícolas y la implantación de comunidades estables alrededor del Monasterio. 

Esta función repobladora en plena Reconquista hace que exista una gran unión con la Orden de Calatrava.

El primer abad del monasterio fue Fortún Donato, discípulo de San Bernardo de Claraval, ideólogo del Císter, el cual llegó a Monsalud junto con otro grupo de monjes provenientes del Monasterio de Scala Dei, en los Pirineos franceses. 

En 1.538 el monasterio se puso bajo la Observancia de Castilla con profundos cambios en la organización del mismo. 

La consecuencia inherente fue un nuevo auge económico, lo que unido a su fama como lugar santo y de numerosas peregrinaciones en honor a la Virgen de Monsalud nos lleva a un periodo dorado. 

Iglesia del Monasterio Cisterciense de Monsalud, Córcoles

En 1.835, con motivo de la Desamortización de Mendizábal se suprimió y expulsó a la Orden del monasterio, cesando así sus actividades.

La influencia del monasterio de Monsalud se deja sentir en el románico de todo el sur de Guadalajara y provincia de Cuenca. 

Destaca especialmente la sobriedad románica de su iglesia, así como el gótico de transición de su sala capitular y claustro.

La portería, el claustro, la iglesia, la sala capitular, la sacristía, el refectorio, la bodega y parte de las celdas son los elementos aún reconocibles de lo que fue el Monasterio

La iglesia es lo más importante del Monasterio aunque nunca llegó a concluirse. Posee una planta plenamente románica, organizada en tres naves, más ancha la central, crucero poco saliente, y cabecera con tres ábsides semicirculares escalonados. Su alzado también se adapta al estilo románico con bóvedas de cañón apuntado para cubrir la nave central y el crucero, bóvedas de arista para las laterales, y de horno para los ábsides, que cargan en gruesos muros perimetrales.

En su conjunto, el interior de la iglesia responde a la estética cisterciense, dando la impresión de ser una construcción pesada, sólida y austera, ejecutada en magnifica sillería. Sus proporciones y escasa iluminación son todavía románicas, y la ausencia de decoración resulta perfectamente adecuada para la vida monástica de la Orden Cisterciense.

El exterior mantiene la solidez y sobriedad propia del románico; posee en la cabecera de la iglesia un ábside central con columnas adosadas, entre las que se abren altas ventanas con derrame exterior e interior y modillones de rollo del alero como único motivo ornamental.

Dirección | Monasterio de Monsalud 19127 Córcoles, Guadalajara.

Correo electrónico | red.arqueologica.clm@tragsa.es
El horario de atención al correo será de lunes a viernes de 9:00 a 14:00.

HORARIOS

Del 1 de octubre al 31 de marzo

Viernes, sábados y festivos: de 10:30 a 17:30
Domingos: de 10:30 a 13:30
Cerrado: lunes, martes y miércoles no festivos

Del 1 de abril al 31 de septiembre

Viernes, sábados y festivos: de 10:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:00
Domingos: de 10:30 a 13:30
Cerrado: lunes, martes y miércoles no festivos

Los turnos o pases de visita son los siguientes:

Del 1 de octubre al 31 de marzo
Viernes, sábados y festivos (6 pases): 10:30, 11:30, 12:30, 14:30; 15:30, 16:30.
Domingo (3 pases): 10:30, 11:30 y 12:30.

Del 1 de abril al 30 de septiembre
Viernes, sábados y festivos (6 pases): 10:30, 11:30, 12:30, 13:30; 17:00, 18:00 y 19:00
Domingo (3 pases): 10:30, 11:30, 12:30.

16. Monasterio Cisterciense de San Bernardo

Monasterio Cisterciense de San Bernardo, Alcala de Henares

Construido como convento de clausura femenino por el arquitecto Juan Gómez de Mora, alberga en su interior un museo donde podrás conocer cómo vivían las monjas y admirar la magnífica colección de arte del Monasterio.

Fue construido como convento de clausura de monjas cistercienses por orden del arzobispo de Toledo, Bernardo de Sandoval y Rojas (de ahí el santo al que está consagrado), bajo la dirección del arquitecto Juan Gómez de Mora, autor de la Plaza Mayor de Madrid, la Clerecia de Salamanca o el Panteón de Reyes del Escorial.

Monasterio Cisterciense de San Bernardo, Alcala de Henares

Popularmente conocido como "Las Bernardas", se comenzó a construir en 1618. 

Es un edificio sobrio de ladrillo con adorno de piedra en el exterior y en cuyo interior sorprende una majestuosa cúpula oval, la mayor en su género hecha en España. 

Además de la iglesia, el monasterio poseía zona de celdas, claustro mayor y claustro menor, coro alto y coro bajo, una sala capitular, dos sacristías, cocina, despensa, bodega, portería, locutorios y una pequeña hospedería.

Observa la fachada y fíjate en la estatua de San Bernardo, una obra atribuida al escultor portugués Manuel Pereira de cuyas manos también salieron las tallas de la Iglesia de la Compañía de Jesús, en la calle Libreros de Alcalá de Henares. 

Monasterio Cisterciense de San Bernardo, Alcala de Henares

En las tribunas altas de la iglesia se halla el Museo de Clausura Cisterciense de San Bernardo, en el cual se recrea una celda y una cocina de clausura, junto a parte de la magnífica colección de arte que durante siglos ha custodiado el monasterio.

El edificio adyacente es el Palacio Arzobispal, residencia veraniega oficial de los arzobispos y obispos de Toledo y Alcalá, que sufrió en 1939 un incendio que afectó al conjunto monástico. Gracias a diversos proyectos de restauración, recuperaron su esplendor la cúpula y la linterna que la corona.

Fundación del Cardenal don Bernardo Sandoval y Rojas.

Para su creación fue necesaria la transformación total del denominado barrio de la Almanxara, donde estaban asentados los artesanos de origen morisco, además de la ocupación de una parte del Palacio Arzobispal.

Su iglesia constituye un magnífico ejemplar de la arquitectura manierista, siendo su autor el arquitecto Juan Gómez de Mora, quien contó con la colaboración del alarife complutense Sebastián de la Plaza. 

La iglesia de comenzó en 1617, realizándose en 1626 la bendición del templo.

La fachada es de las del tipo de telón y está realizada en ladrillo, cuyos tonos rojizos hacen un bello contraste cromático con la piedra de las portadas, escudos, imposta con la inscripción fundacional y la estatua de san Bernardo con báculo de bronce.

Monasterio Cisterciense de San Bernardo, Alcala de Henares

Donde se descubre la grandeza y originalidad del templo es en su interior. 

Tanto la planta como la cúpula son elípticas, con cuatro capillas, igualmente elípticas, que se alternan con otras tres rectangulares, una de ellas la mayor. 


El retablo-baldaquino es de tipo exento, de los llamados de cuatro “faces”, todo él realizado en madera pintada, estofada y policromada, diseño del hermano Bautista, con buenas pinturas sobre tabla del italiano Angelo Nardi, pintor de la Corte.

Todas las capillas están decoradas igualmente con lienzos de Nardi, quién realizó todo el conjunto entre 1616 y 1620.  

El monasterio tiene un claustro de estilo barroco en ladrillo y una buena escalera conventual.

Abierto al público tan sólo en horario de mañana y tarde para no interferir con la vida de las religiosas.


y para saber todo sobre Alcalá de Henares:



y desde aquí llegamos al Punto final de nuestro recorrido:

17. El Monasterio de la Inmaculada Concepción (Loeches)

Monasterio de la Inmaculada Concepción, Loeches

El monasterio de la Inmaculada Concepción es un monasterio ubicado en la localidad española de Loeches, frente a la plaza de la duquesa de Alba. 

Es conocido también como «el convento grande».

Fue fundado en 1640 por Gaspar de Guzmán y Pimentel, III conde-duque de Olivares, valido del rey Felipe IV. La obra fue terminada por su sobrino, Luis de Haro y Guzmán, marqués del Carpio y iv conde-duque de Olivares y, más tarde, se convertiría en una de las iglesias más ricas en obras pictóricas de España, con objetos dados al conde-duque de Olivares por parte del rey Felipe IV.

También familiares de las Madres Dominicas donaron muchas otras obras. La colección de arte tenía obras de Alonso Cano, Rubens, Bassano, Tintoretto, Veronés y Miguel Ángel, entre otros.

En 1809 la colección fue saqueada por el general Horace Sebastiani de la Porta durante la invasión francesa y muchas de estas obras fueron llevadas a Francia, donde hoy pueden ser vistas en museos como el Louvre.

Monasterio de la Inmaculada Concepción, Loeches

Otras pinturas se ubican hoy en otros museos como Galería Nacional de Londres o en el State Art Museum of Florida en Florida.

Actualmente el monasterio es patronazgo de la Casa de Alba, actuales condes-duques de Olivares.

Panteón familiar de la Casa de Alba

En 1909 Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, xvii duque de Alba de Tormes y xiii conde-duque de Olivares, fundó un panteón agregando una capilla al monasterio para la Casa de Alba, que fue obra de Juan Bautista Lázaro inspirado en el de El Escorial.

En el mausoleo descansan principalmente los restos de los jefes de la Casa de Alba, a partir de Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, xv duque de Alba de Tormes.

Destaca en dicho panteón el mausoleo de María Francisca de Sales Portocarrero, hermana de Eugenia de Montijo y emperatriz de Francia, obra de Charles-Alphonse-Achille Gumery.

Descansan en el panteón

María Francisca Palafox Portocarrero y KirkPatrick, xii duquesa de Peñaranda de Duero. 1860
Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, xv duque de Alba de Tormes. 1881

Monasterio de la Inmaculada Concepción, Loeches

Carlos María Fitz-James Stuart y Palafox, xvi duque de Alba de Tormes. 1901
María del Rosario Falcó y Osorio, xxi condesa de Siruela. 1904
María del Rosario de Silva y Gurtubay, x marquesa de San Vicente del Barco. 1934
María del Rosario Gurtubay y González de Castejón, xvi duquesa consorte de Híjar. 1948
Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, xvii duque de Alba de Tormes. 1953
Eugenia Sol María del Pilar Fitz-James Stuart y Falcó, xiv condesa de Baños. 1962
Hernando Alfonso Fitz-James Stuart y Saavedra, xvii duque de Peñaranda de Duero. 1970
Luis Martínez de Irujo y Artázcoz, xviii duque consorte de Alba de Tormes. 1972
Jesús Aguirre, xviii duque consorte de Alba de Tormes. 2001
Cayetana Fitz-James Stuart, xviii duquesa de Alba de Tormes (mitad de sus cenizas). 2014

 

18. y para comer en Loeches:

Ronquillo Restaurante
Calle Chorrera, 12,
 28890 Loeches España
+34 918 86 70 52

Rincon de Rafa
Calle Veredilla 10, 
28850 Torrejón de Ardoz España
+34 916 77 44 35

Restaurante Don José
Avenida Constitucion, 173 Esquina con Calle Budapest, 
28850 Torrejón de Ardoz España
+34 916 75 26 44