Mostrando entradas con la etiqueta GRANADA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GRANADA. Mostrar todas las entradas

miércoles, 9 de febrero de 2022

Escapada de Fin de Semana a los Infiernos de Loja y la Villa Romana de Salar, Granada

Los Infiernos de Loja, Granada

Alcazaba y Caserón de los Alcaldes Cristianos en Loja, Granada

Mirador de Silvania, Loja

Puerta del Jaufín, Siglo XI, Loja

Iglesia de San Gabriel. Loja

Villa Romana de Salar, Granada



Indice:
  1. Como llegar a Loja, destino de nuestra Escapada
  2. Algo de Historia sobre Loja
  3. Que ver y hacer en Loja
  4. Senderismo en Loja
  5. Comer en Loja
  6. Manantial de El Frontil (Los Patos), Loja
  7. Los Infiernos de Loja
  8. Villa Romana de Salar
  9. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a Loja, destino de nuestra Escapada

Loja tiene una situación geográfica excelente esta situada en el corazón de Andalucía, cuenta con muy buenas comunicaciones. 

Loja, se encuentra en el extremo occidental de la provincia de Granada, en la Región del Poniente Granadino, limitando con las provincias de Málaga y Córdoba, ubicada al oeste de la capital de Granada. 


El municipio tiene una superficie de 447, 53 km², está conformado por el pueblo de Loja y por un total de 21 localidades: Agicampe, Cuesta Blanca, Cuesta La Palma, Dehesa de los Montes, El Bujeo, El Frontil, Fuente Camacho, La Fábrica, La Esperanza, Las Rozuelas, Los Alazores, Los Arenales, Manzanil, Milanos, Plines, Venta del Rayo, Venta de Santa Bárbara, Ventorros de Balerma, Ventorros de la Laguna, Ventorros de San José y Riofrío. 

Por Carretera

Loja, desde la A-92 se divisa la ciudad, resultando así, extrenadamente fácil desplazarse hasta aquí, utilizando la arteria que atraviesa Andalucía.

En Avión

Aeropuertos mas cercanos:

AEROPUERTO PABLO RUIZ PICASO (76 KM)
Avda. García Morato, s/n
29004 Málaga

AEROPUERTO FEDERICO GARCÍA LORCA, GRANADA-JAEN (40 KM)
Carretera de Málaga s/n
18330 Chauchina
Granada

2. Algo de Historia sobre Loja

Los vestigios más antiguos del hombre prehistórico en Loja y su tierra se remontan al Paleolítico Inferior, hace 150 000 años.

Puente de piedra de época califal en Riofrío

Al margen de las explicaciones mitológicas aportadas por Fray Juan Seco, que cuenta como Túbal, nieto del bíblico Noé, fundara la ciudad de Loja en el año 2163 a. C., bautizándola con el nombre de Alfeia, la realidad arqueológica sitúa la primera ocupación de su solar hacia el siglo xi a. C. 

Los restos de estos pobladores prehistóricos de la Edad del Bronce reposan bajo la superficie del barrio de la Alcazaba desde sus primeros años de presencia hasta bien entrado el siglo vii a. C., en el que las aportaciones del ámbito comercial y cultural fenicio suponen un primer florecimiento «urbano» para aquel poblado original: la mítica Tricolia.

El mundo íbero y romano no fueron ajenos a la ciudad; las sospechas acerca de la existencia de un poblamiento hispanorromano en el barrio nuclear de Loja, se pudieron convertir en certeza a partir de las labores del Servicio de Investigación y Promoción Patrimonial del Ayuntamiento de Loja, que en 1991 demostró una presencia romana, aunque reducida, en el Cerro de la Alcazaba. 

Un año antes, el mismo organismo, y con motivo de la construcción de la Casa de la Cultura en la calle Real, estuvo investigando la conocida, desde entonces, como Necrópolis de las Vinuesas, lo que permitió el reconocimiento de un núcleo de población hispanorromano en aquel lugar. En época romana se denominaba Tricolia debido a su asentamiento sobre tres colinas.

Pero todo apunta a que Loja solo adquirió su verdadera dimensión urbana con la venida del islam, a partir del siglo ix. 

Las crónicas árabes mencionan la construcción del castillo de Loja en el año 893 y, posteriormente, se transformó en una ciudad, mencionándose como Medina Lauxa (madinat Lawša) ya en el siglo xi, en que ya se muestra como un destacado reducto de marcado valor estratégico en el papel de custodia de la Vega de Granada.

Como ciudad fronteriza, se vio envuelta en numerosos avatares militares, incluida su ataque y destrucción por parte de Fernando III el Santo en 1225. 

Antesala de la capital del Reino nazarí de Granada, el mismísimo Boabdil entregó la ciudad al rey Fernando de Aragón en 1486, tras un penoso asedio de varios días. Para esas fechas la urbe ya poseía sus rasgos constructivos, e incluso había visto nacer a personajes tan ilustres en la Corte Granadina como el poeta Ibn al-Jatib. 

Con la conquista por parte de los castellanos de la plaza de Alhama en 1482, se procedió a ocupar Loja, si bien solo después de dos intentonas fallidos, en 1482 y 1485, se pudo tomar la ciudad el 29 de mayo de 1486. 

Los musulmanes salieron de la ciudad libres y escoltados hacia Granada, dándose a partir de ese momento el asentamiento de nuevos pobladores cristianos, ordenando los Reyes Católicos el repartimiento de casas, bienes y heredades entre los quinientos nuevos vecinos con que mandaban poblar la ciudad (según el Fuero de Córdoba). La ciudad sería administrativamente incorporada al Corregimiento de Alcalá la Real (hasta 1772), al que también se adscribió Alhama.

A partir de este momento, Medina Lawsa fue perdiendo características propias de la ciudad hispanomusulmana y transformándose en un núcleo adaptado al concepto de ciudad castellano-cristiana. 

La estructura básica de la ciudad nazarí (Alcazaba, Jaufín y Arrabal) se mantuvo, pero se redefinieron aquellos espacios organizándose en torno a parroquias, a la vez que nuevos hitos arquitectónicos, espaciales y simbólicos se desplegaban. 

Las mezquitas se consagraron como iglesias, de tal forma que las tres principales iglesias de la localidad se encuentran sobre los solares de antiguas mezquitas. 

La geografía religiosa de la ciudad se completó con la fundación de varios conventos y ermitas. La ampliación de la ciudad fuera de las murallas tuvo lugar a lo largo del siglo xvi, dado el incremento de la vecindad.

Loja (1834)

En el siglo xix, Loja sufrió, como el resto de poblaciones españolas, el proceso desamortizador, tanto de bienes públicos como religiosos; fue ocupada por las tropas napoleónicas (desde el 1 de febrero de 1810 hasta el 6 de septiembre de 1812), y vivió con gran protagonismo las revoluciones de los años sesenta y setenta, con la sublevación campesina de 1861, así como en las rebeliones cantonales de 1873. 

En estas circunstancias (a las que habría que añadir la crisis económica del municipio, que arrastra prácticamente desde el siglo xvii, Loja vio cómo la destrucción y ruina de los edificios históricos que habían caracterizado la ciudad durante la Edad Moderna se aceleraba. 

En muy poco tiempo, la ciudad perdió la fisonomía que durante tres siglos había permanecido inalterada. 

Los portales y la alhóndiga enajenados en 1801; la cárcel subastada por la Junta de Bienes Nacionales en 1863; ermitas y conventos desamortizados, etc. 

Loja hacia 1863

Durante este siglo, Loja tuvo la fortuna de que un hijo de la ciudad, Ramón María Narváez, fuese primer ministro de Isabel II.

En el siglo xx la guerra civil —especialmente el famoso incendio organizado la noche del 19 de julio de 1936 en el interior de los templos de la ciudad— y la especulación urbanística, fueron causa de nuevas agresiones al patrimonio artístico lojeño, si bien desde finales de ese siglo ha habido también un importante esfuerzo por recuperar y rehabilitar lo que queda de él. 


En el aspecto social y demográfico, el municipio sufrió a mediados del siglo xx las consecuencias del éxodo rural perdiendo alrededor de un 30% de su población en apenas veinte años.

3. Que ver y hacer en Loja

Loja, Granada

Lo primero que deberimaos hacer es ir hasta la Oficina de Turismo. Esta oficina se encuentra en lo que fue la Antigua Casa del Cabildo de Loja correspondiente al siglo XVI, construida en el año 1490, desde esa fecha hasta el año 1927 fue ocupada por el Ayuntamiento, nada más y nada menos que ha sido consistorio durante 437 años, en ese año es trasladada al palacio de Narváez. 

Hoy en día es la Biblioteca Municipal y la oficina de turismo, el edificio ha sido restaurado a lo largo de la historia, aunque aún conserva gran parte de su construcción primitiva. Situada en la Plaza de la Constitución, en el centro urbano de la ciudad.

Antiguo Cabildo.

La Estatua del General Narváez, conocido con el sobre nombre de Espadón de Loja, fue un político y militar Español, natal de Loja. 

El 18 de noviembre del año 1845 se le concedió el título de Duque de Valencia en reconocimiento por sus méritos tanto políticos como militares. 

La escultura se creó en Gijón en el año 1853, por la fundación de Trubia, tuvo que ser transportada desde Gijón hasta Málaga en barco, antes estuvo colocada en los jardines del paseo de Narváez, y en otros puntos, por el advenimiento de la segunda república tuvo que ser guarda en un convento, actualmente luce en la Plaza de la Constitución. 

El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Estatua del General Narváez.

El Caserón de los Alcaides Cristianos, se construyó en el siglo XVII por orden del alcalde cristiano Pedro de Tapia, sobre los restos del castillo árabe, para ser utilizado como residencia, sede del poder político y administrativo. Inmueble de dos plantas con una estructura sencilla. 

Este edificio se encuentra dentro de la Alcazaba, hoy en día alberga el Museo Histórico de la Alcazaba de Loja (MHA) fue restaurado y abrió al público en febrero del 2004, ocupando dos grandes salas. 

Aquí pudimos ver una colección arqueológica del municipio, documentos paleográficos, material escultórico, colecciones relacionadas con la Semana Santa Lojeña, ajuares funerarios pertenecientes a los ibéricos y visigodos, etc. 

La entrada es gratuita. 

El horario es orientativo va cambiando a lo largo del año, este era cuando nosotros visitamos la zona. Abierto de martes a viernes de 10.00 h. a 14.00 h., por la tarde de 17.30 h. a 19.30 h., los sábados de 12.00 h. a 14.00 h., por la tarde de 17.30 h. a 19.30 h., los domingos de 10.00 h. a 13.00 h., los lunes permanece cerrado. 

Caserón de los Alcaides Cristianos, Loja

Localizado en el barrio de la Alcazaba.

Exposición Interior de MHA.  

La Alcazaba de Loja

fue construida sobre una elevación rocosa, para que fuera visible desde todos los puntos de la ciudad.

 En ella se han encontrado vestigios de un núcleo de población de época íbera y romana. La edificación de esta fortaleza árabe, se prolongó desde el año 895 hasta entrado el siglo XIII. Sirvió como punto de control de los posibles movimientos de tropas enemigas durante la guerra de Granada. 

En sucesivas etapas históricas se vio conquistada por Fernando III, Pedro I, y los Reyes Católicos. En este recinto amurallado, se encuentra el Caserón de los Alcaides Cristianos. A lo largo de la historia ha sido utilizado como residencia, almacén, centro militar, cárcel y cuartel. Mantiene un aspecto ruinoso desde los tiempos de Felipe II. 

Alcazaba y Caserón de los Alcaides Cristianos.

Aún quedan en pie tramos de murallas, torres y puertas como: la torre del homenaje, la de Almenas, la Maestre, la de Basurto, la ochavada, la del Agua, el aljibe nazarí, la puerta de Jaufín, parte del edificio de la Alcazaba y el Caserón de los Alcaides Cristianos. 

El aljibe y las murallas han sido declarados Monumento Histórico Artístico en el año 1931. 

Alcazaba de Loja y Caserón de los Alcaides Cristianos.

El acceso es gratuito. Abierta en el horario de martes a viernes de 10.00 h. a 14.00 h., por la tarde de 17.30 h. a 19.30 h., los sábados de 12.00 h. a 14.00 h., por la tarde de 17.30 h. a 19.30 h., los domingos de 10.00 h. a 13.00 h., los lunes permanece cerrado. 

Localizado en el barrio de la Alcazaba.

Mirador Arqueológico de la Alcazaba.

El Mirador Arqueológico de la Alcazaba, está en una torre defensiva; desde él pudimos obtener unas increíbles vistas panorámicas de la parte norte de Loja. El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Ubicado en el barrio de la Alcazaba.

En nuestro recorrido porel barrio de la Alcazaba, encontramos diferentes pinturas, mostrando la imagen de Ibn al-Jatib, lojeño, que fue historiador, poeta, escritor, filósofo y político de Al-Ándalus. 

Estas pinturas son un proyecto realizado por la Fundación Ibn al Jatib que coordina Ayuntamiento y Diputación, y llevado acabo por el Estudio RSC, con la colaboración de dos artistas locales Fátima Moreno y Luz María López. Es cierto que las pinturas son verdaderas obras de arte.

Pintura Ibn al-Jatib.

La Iglesia de San Gabriel de Loja, levantada en el siglo XVI por Diego de Siloé, templo de una sola nave, con capillas laterales, es ejemplo de obra de arquitectura renacentista granadina, en la que podemos destacar su capilla mayor cubierta con bóveda caída con decoraciones policromadas del Padre Eterno, los Apóstoles y otros Santos. 

En su portada lateral hay dos arcos de medio punto, y un escudo imperial en el frontón, decorado con escenas de la Anunciación. 

A lo largo de la historia ha sido restaurada en varias ocasiones. 

El lugar fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1991. 

Iglesia de San Gabriel. Loja

El acceso es gratuito. 

Abierta los martes, miércoles, viernes y sábados a las 19.00 h., la misa a las 20.00 h., los domingos y días festivos a las 11.00 h., la misa a las 12.00 h., y por la tarde abierta a las 19.00 h., y la misa a las 20.00 h. La dirección es Calle Juan de la Rosa nº 1.


Interior iglesia de San Gabriel. Loja

Decorado techo iglesia de San Gabriel. Loja

Plaza de San Gabriel, iglesia de San Gabriel y fuente.

El Palacio de Narváez 

Palacio de Narváez, Loja

Es un palacete del siglo XIX, la construcción la hizo un arquitecto francés por orden del general Narváez, para ser utilizado como residencia personal, con una superficie de 1.332, 95 m², consta de tres plantas y un sótano. 

Aún conserva en su interior un patio central porticado con forma cuadrada, sobre las columnas del palacio hay medallones representativos de importantes personajes de la historia de España. 

Fue restaurado en el año 1993, hoy en día acoge las dependencias y la sede del Ayuntamiento de Loja. 

El acceso es gratuito. Abierto de lunes a viernes de 8.00 h. a 14.00 h., los días festivos cerrado.

Ubicado en la Calle Duque de Valencia nº 1.

El Mausoleo de Narváez

Mausoleo del General Narváez. Loja

Es obra del escultor valenciano Antonio Moltó, hecho en mármol de Carrara, ubicado dentro de una capilla panteón descansan los restos del que fue el jefe de Gobierno de Isabel II,

D. Ramón María Narváez, primer Duque de Valencia (militar e importante político de la historia de España) junto con los de sus padres, los condes de la Cañada Alta y las lápidas conmemorativas de dos de sus hijos. 

Plaza del General Narváez. Loja

El general Narváez falleció el 23 de abril del año 1868 en Madrid, sus restos mortales descansa en su Loja natal. 

El horario de visitas es de sábados, domingos y días festivos de 10.00 h. a 11.30 h. 

Para concertar una visita al interior fuera de este horario es necesario antes contactar con el área de turismo del ayuntamiento de Loja. 

Localizado en la Plaza de Narváez, s/n.

El Mirador de Sylvania 

Mirador de Sylvania, Loja

Panorámica escogida por los hermanos Marx para interpretar a Sylvania en la película Sopa de Ganso en 1933. 

Esta panorámica, también apareció en la película Orgullo y Pasión de 1957, protagonizada por Cary Grant, Sophia Loren y Frank Sinatra. El acceso gratuito, espacio al aire libre. Situado en el barrio del Mesón de Arroyo.

Vistas desde el mirador de Sylvania. Loja

Iglesia Mayor de la Encarnación 

Se construyó en el solar de la mezquita mayor, en dos fases, siendo la primera en el siglo XVI en estilo gótico mudéjar y la segunda fase fue ya en el siglo XVIII, con un estilo neoclásico. 

En planta de cruz latina, llamativa por la torre campanario que tiene, cuenta con una gran colección de cuadros que van desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII. 

Torre campanario iglesia de la Encarnación. Loja

Posee tesoros como la cruz de plata cedida por la Reina Isabel I de Castilla y la pila bautismal, ambas correspondientes al siglo XVI. 

El templo está declarado Bien de Interés Cultural desde el 3 de agosto del 1979. 

La entrada es gratuita. 

El horario es de lunes a sábados abierta a las 19.00 h., la misa a las 19.30 h., los domingos y días festivos abierta a las 11.00 h., y 19.00h. la misa a las 12.00 h. y a las 19.30 h.

La dirección es Calle Real s/n.

Centro de Interpretación del Agua en Loja

este inmueble de dos plantas ha sido diseñado con las últimas tecnologías. 

Centro de Interpretación del Agua. Loja

A ambos lados del edificio hay una antigua chimena del molino aceitero de la Cooperativa San Isidro. 

El lugar es un centro didáctico donde el turista y el visitante pueden explorar y aprender la importancia que tiene el agua para Loja, siendo el principal recurso natural. 

En la planta baja está: la recepción, la sala de inmersión, el patio y la sala de las historias, en la primera planta: la sala del entorno, el laboratorio y la sala de estudios, la biblioteca y la sala de audiovisuales. 

El lugar está adaptado para personas discapacitadas. El horario de visitas es de lunes a viernes de 10.00 h. a 14.00 h., cerrado los días festivos. Hay que concertar visitas en el siguiente teléfono:

(+34) 958324146. Situado en la Plaza del Donante, en la Avenida Rafael Pérez de Álamo nº 62.

Fuente de los 25 Caños 

Fuente de los 25 Caños. Loja

También conocida como la de la Mora, sus orígenes se remontan a la época musulmana, esta abastecía a la ciudad amurallada. En el siglo XVI es cuando fueron colocados los caños, restaurada en el siglo XX. 

Actualmente presenta un buen estado de conservación. Hay una leyenda que cuenta que en sus aguas surgió una historia de amor entre una joven mora y su amante cristiano, por ello dicen “Quién beba de cada caño encontrará a su amor en ese año” El acceso es gratuito, espacio al aire libre. Ubicada en la Plaza Alfaguara s/n.

El Lavadero de Alfaguara

Construido a principios del siglo XX, sus aguas nacen del manantial del Borbollote. Aquí no hace muchos años, las mujeres venían a lavar la ropa, también era lugar y punto de reunión social. 

Ha sido restaurado y presenta un buen estado de conservación.

Lavadero de Alfaguara. Loja

El acceso es gratuito, espacio al aire libre.
Situado unos metros más abajo de la fuente de los 25 caños.

Interior Lavadero Alfaguara. Loja

Los Jardines del Paseo de Narváez, este espacio verde estuvo cerrado más de una década, en el 2010 abrió de nuevo, tras pasar por una gran remodelación. 

Cuenta con fuente, zona de descanso, bancos, pérgolas, parque infantil, zona de juego, etc. 

Está prohibido el acceso de perros, bicicletas, balones, envases de vidrio y bañarse en la fuente. 

El acceso es gratuito. Abierto de 9.00 h. a 22.30 h., permanece cerrado los lunes y días festivos.

Convento de Santa Clara

Data del 1527 es cuando las mojas clarisas que venían de Málaga se asentaron en el recién terminado convento. El claustro tiene dos plantas rectangulares con arcos de ladrillo sobre columnas mudéjares. 

Convento de Santa Clara, Loja

La portada es de estilo gótico isabelino, estando adornado con escudos del arzobispo de Granada, Fray Hernando de Talavera, el fundador. En el año 1862 Isabel II, fue al convento a visitarlo e hizo una donación de 5.000 reales, estos dieron para la compra de la sillería para el coro. 

Este fue declarado en 1997 Monumento Histórico Artístico Nacional. 

Cuando nosotros visitamos la zona estaba cerrado a las visitas, vimos en él obras de restauración. Abierto todos los domingos a las 9.30 h.

La dirección es Cuesta de las Monjas s/n.

Iglesia de Santa Catalina

Iglesia de Santa Catalina, Loja

Se construyó en un nuevo barrio a extramuros de la muralla, bajo la advocación de la Concepción, de estilo gótico mudéjar, edificado por orden de los Reyes Católicos, aunque ellos querían un templo para el apóstol Santiago. 

Tenía un increíble retablo barroco que desapareció durante la Guerra Civil. 

Tiene planta basilical y con capillas laterales. 

Escudo portada iglesia de Santa Catalina.

El acceso es gratuito. 

El horario de visitas es de martes a sábados de 19.00 h. a 20.00 h., las misas de martes a sábados a las 20.00 h., los domingos y días festivos a las 11.00 h.

Ubicada en el centro del barrio Alto, en la Calle Santa Catalina s/n.

Mirador Isabel I de Castilla 

ofrece unas fantásticas vistas panorámicas de la ciudad de Loja. Fue allí donde la reina dijo la siguiente frase “Loja, flor entre espinas” El acceso es gratuito. Espacio al aire libre.

Localizado en la Avenida de Andalucía s/n.

Vistas mirador Isabel I de Castilla, Loja

Puente del Gran Capitán

Ya existía en época árabe, el del siglo XVI es el que aparece en el escudo de Loja, sirvió para unir las dos orillas del río Genil, ha sufrido a lo largo de la historia diferentes restauraciones y reconstrucciones el año 1486 se mandó demoler tras producirse la caída de un tramo. 

Puente del Gran Capitán, Loja

El que hoy podemos ver corresponde al siglo XIX. El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

La Puerta del Jaufín

Puerta con dos arcos de medio punto correspondiente a la época almorávide a los siglos XI-XII. 

En los tiempos de la Reconquista fue el único acceso que existía del barrio de Jaufín al arrabal. 

Luego acogió en su planta principal al camarín de la Ermita de la Caridad, también ha sido utilizada como patio de acceso a un inmueble particular. 

La dirección es Plaza Joaquín Costa s/n.

Puerta del Jaufín. Loja

La Plaza Joaquín Costa también es conocida como Plaza de Abajo, del siglo XVII, se levantó sobre la antigua placeta del Matadero y desde la Reconquista Cristiana, allí se encuentra el Mercado de Abastos y una fuente que data del 1948. 

El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

El Pósito de Loja

Fueron varios vecinos en el año 1535 los que pidieron al Cabildo la edificación de un pósito, construido a finales del siglo XVI en estilo renacentista, trazado por Juan de Maeda, aunque más tarde experimentó dos ampliaciones. 

Tuvo la función de almacenaje de grano y facilitar el crédito a los labradores. 

En la fachada encontramos los escudos de Felipe II y el de la ciudad. 

Actualmente en su interior acoge el Centro de Iniciativas Culturales, y se celebran exposiciones de arte, eventos, conciertos musicales, etc. 

Abierto de martes a viernes de 19.30 h. a 22.00 h., los sábados de 10.00 h. a 12.00 h. 

Cuando nosotros visitamos la zona era domingo y estaba cerrado, no sabemos si hay que pagar entrada para acceder a él. 

Se encuentra en la Plaza Joaquín Costa s/n.

Escudos.Posito de Loja
Los amantes de la naturaleza pueden disfrutar en Loja de 

4. Rutas de Senderismo 

tales como el sendero de los Pinos, el del Monte Hacho, el Urbano, el Pasadera de los Pinos, el Barranco del Canalizo, y el Sierra de las Cabras.

Subida al Monte Hacho

Monte Hacho, Loja

Iniciamos el itinerario en la plaza del General Narváez (Plaza de Arriba).  

Este edificio era la antigua Casa Consistorial. Conserva cinco arcos de medio punto sobre pilares dóricos con medias columnas adosadas. Desde la plaza, podemos observar la torre del reloj de la iglesia de la Encarnación y frente a la estatua del General Narváez, atravesando la Puerta de Archidona, podemos subir hasta la Alcazaba

Esta fortaleza fue pieza clave en la conquista de Granada. Permanecen en pie algunas de sus murallas y torres. Desde aquí las vistas de Loja son muy bonitas . 

Podemos apreciar debajo del mirador que está sobre las murallas, la iglesia de San Gabriel y el río Genil, al frente el monte Hacho y a sus pies la Vega del Genil.

Pegada a las antiguas murallas y al lado de la plaza desde la que hemos iniciado el recorrido, se encuentra la Iglesia de la Encarnación (siglos XVI y XVII), Monumento Nacional. 

La fachada de esta iglesia tiene una portada clásica que se remata con un altorrelieve que representa La Anunciación. Destaca su torre octogonal. La parte más antigua de la iglesia es de estilo gótico-mudéjar.

Bajando por la calle Caridad (donde se encuentra la ermita de la Virgen de la Caridad, patrona de Loja) llegamos a la puerta del Jaufín del siglo XII (al lado de la plaza de abastos). 

Si seguimos bajando hacia el puente y antes de cruzarlo, nos encontraremos con la anteriormente mencionada Iglesia de San Gabriel (ver también detalle de la hornacina de la portada lateral). 

Esta iglesia es uno de los mejores ejemplos del Renacimiento granadino. También está declarada Monumento Nacional, como la Iglesia de la Encarnación. Fue construida en el siglo XVI por Diego de Siloé. Destaca su extraordinaria portada lateral.

Desde la plaza del General Narváez también podemos seguir por la calle Real hasta la ermita de Jesús Nazareno. Cerca hay un mirador desde el que se aprecian muy bien las iglesias que hemos mencionado, así como la Sierra de Loja y la vega del Genil. 

Frente al cruce, bajaremos por una empinada calle con baranda que nos llevará hasta los famosos 25 caños, fuente de 25 surtidores que nos muestra la gran abundancia de agua que hay por esta tierra.

DESCRIPCIÓN del itinerario para ascender al monte Hacho 

Localización: Mapa del Servicio Geográfico del Ejército Serie L, escala 1:50000, Hoja 18-42 (1025).
Duración: 2 horas desde la estación de ferrocarril (subida) y 1 h 30 minutos la bajada (a ritmo normal).

Para ascender el monte Hacho lo mejor es partir de la estación de ferrocarril de San Francisco

Nada más cruzar la vía del tren, encontramos un carril ancho que empieza a ascender bordeando el monte Hacho. El sendero lleva hasta las ruinas de la ermita del Calvario. Continuamos hasta las antenas y seguimos el carril que ahora va atravesando olivares.

El Hacho no deja de verse en esta primera parte del recorrido. Como pista para los que no lo conozcan, es el que tiene la caseta blanca en la cima. Las posibilidades de subida hasta allí son dos: si seguimos el carril, llegaremos a una cantera y frente a ella, sube una pista (cómoda) que va en zigzag y llega hasta la cumbre. 

La otra posibilidad es, antes de llegar a la cantera, atravesar una pequeña cancela que queda a la derecha de la pista, frente a un refugio para el ganado, e ir ascendiendo buscando los senderos más cómodos, sin perder de vista la cima. 

Este último recorrido atraviesa zonas de bosque mediterráneo (encinas, retama, matagallos, tomillo, jara…). Cerca ya del final, aparece el pinar. Durante la ascensión podremos ver abundantes muestras de la fauna y flora del lugar.

Para aprovechar al máximo y poder apreciar toda la riqueza vegetal de la zona, podemos ascender por una vía y descender por la otra.

Desde la cima (1024 m de altitud), las vistas son espectaculares. Si el tiempo lo permite, lo ideal sería comer en lo alto y disfrutar así durante más tiempo de los paisajes que se observan. Es un buen sitio para hacer ejercicios de orientación con mapas. 

Podemos ver desde aquí el cerro de las Monjas, el río Genil, la piscifactoría del Frontil, el valle del Genil, los montes cercanos a Iznájar, Archidona, etc.

 

5. Comer en Loja

Casa Raimundo SL.
Plaza San Isidro 2 Riofrio, 
18313 Loja España
+34 958 32 68 10

Flati
Avenida de Andalucia, 40, 
18300 Loja España
+34 958 32 34 90

Cilantro Restaurante Taberna
Parque de los Ángeles Local 9, 
18300 Loja España
+34 858 99 60 10

La Terraza de Riofrio
Calle Cortijo Santa Ana, 2, 
18313 Riofrío España
+34 958 32 32 16

y algo mss económicos:

Pizzeria Atracon SL.
Avda. Rafael Pérez el Álamo,22, 
18300 Loja España
+34 958 32 35 17

Café Bar Quintana
Carrera de San Agustin, 6, 
18300 Loja España
+34 627 26 24 80

Pizzeria Restaurante Fusion
Calle Caminillo 53, 
18300 Loja España
+34 651 66 16 04

y en los alrededores de Loja:


6. El Manantial de El Frontil (Los Patos). Loja (Granada)


Manantial de El Frontil, Loja

El paraje se encuentra a pie del Monte Hacho, y aquí se observa cómo nace el agua directamente desde la tierra, formando un pequeño lago donde nadan patos y ocas. Muy cerca se encuentra una de las piscifactorías lojeñas que recoge el agua directa del nacimiento para la cría de la trucha.

Para llegar hay que tomar la salida de Loja por la nacional N-321 dirección Priego de Córdoba y a la salida de Loja nos encontraremos con el paraje del Frontil. 

Una vez allí hay que tomar el desvío a mano derecha tras el Club de Tenis con el mismo nombre. Seguimos unos metros hacia delante y nos encontramos el manantial.

 

7. Los Infiernos de Loja

Los Infiernos de Loja, Granada

El Paraje Natural de los Infiernos de Loja, este se ha formado por los arrastres del río Genil y el depósito de materiales, debido al paso de los años, en él se ven cascadas, elementos geológicos, etc., pudiendo destacar la cascada de La Cola del Caballo, que tiene 9 metros de altura, además el lugar albergar una rica flora y fauna de ribera.


El infierno convertido en paraíso

A tan solo un par de kilómetros del casco urbano de Loja, se encuentra el monumento natural de los Infiernos de Loja, un bello enclave lleno de leyendas y donde hacer un alto en el camino, antes de proseguir con la visita turística por la zona.

Los Infiernos de Loja son una de las formaciones kársticas, situadas en el cauce del río Genil, que más ha embelesado a propios y extraños.

El cauce del río Genil a su salida por la Vega de Granada camino de Loja, tras regar fértiles tierras, se encuentra con un abrupto salto. Al precipitarse el agua, sobre los peñones azul-verdosos del fondo del cauce, forma entre una frondosa vegetación de ribera una bella cascada, conocida como Cola de Caballo. 

En este paraje el río se bifurca en varios saltos de agua, cuyas alturas oscilan entre los 8 y los 10 metros. Estos saltos de agua se nutren de la confluencia de los arroyos del Nieblín y la Viñuela. Al caer con fuerza, el agua ha ido horadando el suelo, hasta formar una profunda charca, conocida como poza de Las Chorreras, que sirve de hábitat, a anfibios, barbos, truchas, y crustáceos como el cangrejo de río.

Paraje Natural de los Infiernos de Loja.

Sauces, chopos, olmos, rosales silvestres, y zarzamoras son fácilmente identificables en este enclave, desde la distancia.

Las espumosas aguas producen un hipnotismo difícil de olvidar, y el sonido al caer hace eco sobre la cueva que hay tras la cascada, que tiene una gruta de estalactitas y estalagmitas.

Este murmullo le sirvió a Washington Irving para fantasear sobre la oquedad, que llamó Cueva de la Moneda.

“Antros oscuros de Loja, cavernas tenebrosas con ríos subterráneos y cataratas que infunden pavor por su ruido misterioso: aseguran las gentes que en esas profundidades están, desde el tiempo de los moros, encerrados cientos de hombres, almas en pena ya, fabricantes de dinero para aumentar los tesoros que en ese mundo guardan los reyes de la morisma”

Washington Irving, Cuentos de la Alhambra – 1832

Vistas desde el mirador, paraje Natural de los Infiernos de Loja.

Buscando el origen del nombre Infiernos de Loja

Queremos conocer cuál es el origen del nombre de “Los infiernos”, de este espectacular salto de agua. La referencia más antigua que hemos encontrado, data de 1491, y aparece en el libro de los repartimientos de Loja, del cual dejamos una imagen. La letra de la época es bastante legible, no obstante escribimos la parte que nos interesa en un leguaje más actual.

LIBRO DE REPARTIMIENTO DE LOJA – 1491

“Don Fernando y Doña Isabel, comenzaron hacer repartimiento de las viñas y huertas que están revueltas, que hay en ellas muchos árboles frutales, desde la parte del Frontil, en la parte derecha del Pontón del Infierno, hasta la parte del Frontil Guada Genil abajo, hasta el final de dichas eredades.”

En los mismos repartimientos de tierras se nombra también un molino en el Pontón del Infierno, concedido a Álvaro de Luna, que linda con la cueva.

Puesto que, mucha de la toponimia utilizada durante la época árabe, se mantuvo tiempo después, suponemos que estas fantásticas cascadas se llamaron “Los infiernos”, desde antes que los castellanos repartieran, a los nuevos colonos, las tierras reconquistadas.

Curiosidades de los Infiernos de Loja

En el siglo XIX, se ponía al mismo nivel la belleza natural a los Infiernos de Loja, con otras maravillas de nuestro país.

En la revista la Avispa de 1890 se puede leer:

“A pesar del cuidado de aquellas autoridades concejiles la “Cascada d´Enfer”, tan decantada, no puede compararse con sus colegas del Monasterio de Piedra de Aragón, con la de San Miguel del Fay, en Cataluña y con los Infiernos de Loja, en Andalucía. Pero la moda es deidad demasiado distinguida, para llevar a sus devotos por los senderos cursis del patriotismo.”

Se realizaban excursiones a los Infiernos de Loja, donde los guías eran miembros de los clubs de alpinismo de la provincia.

Existía en el siglo XIX la frase popular de ¡Vete a los Infiernos de Loja!, que se decía sobre todo en Málaga de forma despectiva, y que quería decir algo así como Vete al quinto pino, a ver si te pierdes, o incluso algo más soez.

En esa misma centuria se hizo popular el dicho de que “En los Infiernos de Loja, los diablos son de azúcar y sus llamas de meloja” (La Generación – 1861). 

En la frase se compara, a los diablos con las estalactitas y estalagmitas blanquecinas de la gruta, que el carbonato cálcico, disuelto en las aguas, ha ido formando en la gruta, y a la meloja, una especie de mermelada hecha tradicionalmente con calabaza, miel y zumo de uvas, con las chorreras, que continuamente caen por sus paredes. Recordemos, además, que esta zona estuvo cultivada de viñas desde antes de la conquista castellana.

Además se utilizaban “Los Infiernos de Loja”, para referirse a lugares profundos con expresiones como “Han caído seis mil hombres en Los Infiernos de Loja”. 

También como la representación del averno en la tierra, con expresiones como: “van a decir hoy los periódicos neos que todos están ardiendo en los Infiernos…de Loja”. (Periodico Iberia 6 de Julio de 1861), o “pues hace un calor que ni en los infiernos de Loja”. (Lectura Dominical 1897).

Por el alto valor paisajístico, y la gran biodiversidad que habita en los Infiernos de Loja, entre ellas algunas plantas poco habituales, este enclave fue declarado Monumento Natural en 2003.

Frente a la cascada se ha construido un estupendo mirador con paneles informativos.

¡Qué hermoso es el infierno convertido en paraíso! comentaba, en 1912, Antonio Molina de Haro en un artículo que trataba sobre los Infiernos de Loja.

8. Villa Romana de Salar


Villa Romana de Salar, Granada

La historia de Salar está tan hermana con Roma y su cultura que os damos la oportunidad de vivir la misma Roma en nuestro pueblo. Vivir la experiencia del hallazgo como un arqueólogo, ver cómo se hacían los mosaicos romanos e incluso convertirte en un chef de la antigua Roma es posible.

En nuestros talleres encontrarás cada uno de los secretos que Roma y la vida en la Villa Romana de Salar se nos ha puesto al alcance de nuestra mano.

Si vienes con un grupo, tanto de adultos como de escolares, y quieres sumergirte en la Roma más granadina, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y vivir una experiencia única a lo «Beatus ille».

¿Quieres saber más y conocer el trabajo científico de un arqueólogo?

En nuestra campaña 2020 hemos preparado todo para que día a día nuestra excavación llegue a todos aquellos que le apasiona la arqueología tanto como a nosotros. Síguenos en redes y en nuestra sección Arqueología Viva, donde podrás vivir el auténtico diario que una excavación abierta y accesible, hoy en digital, por la situación que estamos viviendo, un equipo de técnicos y voluntarios ponen a vuestra disposición un trabajo científico de arqueología viva.

Nuestro mayor tesoro, o como nos gusta llamarlo, patrimonio mágico, es la Villa Romana de Salar. Un proyecto arqueológico de la Universidad de Granada.

Su datación cabalga entre los siglos I y VI DC. Y ha aportado a la arqueología y a nuestro pueblo una gran notoriedad, en cuanto a patrimonio arqueológico se refiere. Nos hemos convertido en un referente de turismo arqueológico para Granada y su comunidad autónoma.

De lo que más nos sentimos orgullosos es de nuestro proyecto arqueológico. Desde que en 2007 se comenzaran las excavaciones, y sin interrumpir desde 2016 a nuestros días, hemos convertido un proyecto de excavación y puesta en valor, en uno de nuestros mayores reclamos y atractivos.

La Villa Romana de Salar es todo un proyecto de arqueología social y divulgación que, gracias a la Universidad de Granada, crece y se alimenta cada año, con nuevos estudios, hipótesis, y dataciones, que hacen que los expertos que trabajan aquí y la grandiosidad de la Villa, nos nutran de hallazgos cada año, y por tanto nos estamos convirtiendo en un proyecto de arqueología social vivo, diferente y que posicionamiento singular dentro de la Bética.

Si quieres hacer una excursión a la Villa Romana de Salar, en este enlace te lo solucionan, Click aquí.

Historia de la Villa, Salar

En una comarca del poniente granadino encontramos muy cercano a Loja el pueblo de Salar. El origen de su nombre tiene diversas interpretaciones, aunque nos quedamos con la de Simonet quien interpreta su origen como proveniente del árabe, de la palabra al sal <<casa/morada>>, y es que la época del esplendor de este pueblo granadino se está viendo ahora con el gran hallazgo de la Villa Romana del Salar.

Pero no sólo la civilización romana dejó huella, sino que muchas civilizaciones arrancando desde el Neolítico han dejado marcas históricas en este pueblo. No podemos dejar de descubrir la cultura y las tradiciones.

Con historias y leyendas, cultura y tradición nos encontramos en un destino rural, diferente y con encanto. Reconocido como Pueblo Mágico de España (

Destacamos en nuestro patrimonio la Iglesia de Santa Ana, La ruta hasta el Bañuelo, que es una de las rutas de naturaleza, por los senderos del Arroyo del Salar, o las rutas más regionales y autóctonas, como la de la de los paisajes olivareros que pasa por la Cruz de Marín, o los caminos de Barrancos.

Arquitectura doméstica

De lo más llamativo de esta Villa Romana es la ostentación en la decoración que se plasma en los mosaicos, auténticas obras de arte y en las Venus, esculturas de gran belleza que sorprenden por su estado de conservación y en el descubrimiento arqueológico.

Quien la habitó en su máximo esplendor siglos III al V dC, quiso dejar muy claro su nivel aristocrático y para ello construyó una Villa de Peristilo, es decir, una vivienda señorial de carácter agropecuario aunque tenemos constancia de su comienzo de explotación en el siglo I.

Las dependencias excavadas se identifican con una pequeña parte (10 %, aproximadamente) de lo que sería la villa en su conjunto, pertenecientes a la pars urbana de la misma, es decir, la lujosa vivienda de sus propietarios.

Escenas marinas

El pasillo este comunica el Triclinio con el peristilo a través de un bonito escalón de mármol. La solería de dicho pasillo está cubierta con un magnífico mosaico figurativo que representa un thiasos marino, mientras que las paredes estaban decoradas con pinturas al fresco.

Destaca, por su excelente conservación, la representación de una nereida que monta sobre un kethos o monstruo marino. Las nereidas son las princesas del Mediterráneo y personifican la fecundidad y la gracia del mar.

Escenas de caza

En 2017 se inició la excavación de parte del pasillo occidental del peristilo. En este lugar se exhumó un excepcional mosaico polícromo, con escenas de caza, en la que se intercalan elementos vegetales del paisaje con leopardos, jabalís y jinetes a caballo. 

Esta área presenta un muy buen estado de conservación de sus estructuras y elementos decorativos (muros, mosaicos, umbrales pétreos, columnas). 

A este espacio columnado se abren, por ahora, tres estancias, todas ellas, soladas con elegantes mosaicos geométricos.

Pasillo meridional del Peristilo

El espectacular programa decorativo que engalana las estancias dedicadas a la residencia del dominus de la villa romana de Salar es un dato indicativo del poder económico y la preeminente posición social de sus moradores.

Pasillo que está más bajo que el pasillo oriental, salvando dicho desnivel con dos bonitos escalones de caliza de dos metros de longitud, presenta un mosaico de tipo geométrico, y polícromo.

El Triclinio constituye el comedor principal de la Villa, es una de las estancias de representación más importantes, donde se realizan grandes banquetes. Tiene 9,70 metros de largo por 6,90 de ancho, y ocupa un lugar preeminente de la vivienda del propietario de la casa.

Esta sala está pavimentada con un mosaico polícromo de motivos vegetales y geométricos, mientras que los zócalos de las paredes estaban revestidos de placas marmóreas y composiciones de opus sectile.

Desgraciadamente, fue en el Triclinio de la villa romana de Salar, donde se produjo el mayor destrozo por parte de las palas excavadoras que ejecutaban los movimientos de tierra de la estación depuradora proyectada.

El triclinio

Debido a la escasez del espacio por ahora excavado de este gran patio abierto, de forma cuadrangular, no podemos confirmar el aspecto que debió tener, si bien proponemos que contó con un jardín interior y, probablemente, una fuente monumental en el centro. 

En el extremo oriental del patio, enfrentado con el triclinio, se exhumó parte de un pequeño ámbito, quizá semicircular, a modo de exedra, con pavimento de mosaico, que pudo funcionar como mirador al interior del patio ajardinado. 

Destaca, asimismo, el canal perimetral, de opus signinum, que se adosa interiormente a los muros que definen este peristilo, y que recogían las aguas de lluvia, caídas desde los tejados de los pasillos circundantes, para almacenarla en un posible depósito que debe existir bajo la mentada fuente monumental.

Estancia 1

De función aún desconocida, se trata de un ámbito perteneciente a un edificio que se adosa, por el sur, al pasillo meridional de la residencia del dominus, y que contó con un suelo de mosaico, de motivos geométricos (casi desaparecido hoy día), y una espectacular, y muy poco frecuente en la península Ibérica, cubierta abovedada formada por hiladas de tubi fittili.

Posible cubiculum (dormitorio), de forma cuadrangular, que se abre al pasillo occidental que rodea al peristilo. 

Posee un bonito mosaico polícromo geométrico, en buen estado de conservación.

Espacio adosado por el sur a la Estancia 1, y que se abre, también, hacia el pasillo occidental. 

Pavimentado con un mosaico en blanco y negro, con diversos motivos decorativos encuadrados (peltas afrontadas, dameros, nudos de salomón, círculos secantes, motivos solares). 

Además, está rodeado, parcialmente, con una cenefa decorativa, producto de una reforma posterior a su construcción, formada por pequeñas piezas marmóreas de colores, a modo de rudimentario sectile.

Estancia 2

Espacio adosado por el sur a la Estancia 1, y que se abre, también, hacia el pasillo occidental. 

Pavimentado con un mosaico en blanco y negro, con diversos motivos decorativos encuadrados (peltas afrontadas, dameros, nudos de salomón, círculos secantes, motivos solares). 

Además, está rodeado, parcialmente, con una cenefa decorativa, producto de una reforma posterior a su construcción, formada por pequeñas piezas marmóreas de colores, a modo de rudimentario sectile.




Plano de planta

Una villa es una explotación agropecuaria de época romana, siendo la de Salar datada entre los siglos I al V dC., y viviendo su etapa de mayor esplendor entre los siglos III al V dC.

Las dependencias excavadas se identifican con una pequeña parte (10 %, aproximadamente) de lo que sería la villa en su conjunto, pertenecientes a la pars urbana de la misma, es decir, la lujosa vivienda de sus propietarios.
Esculturas femeninas Diosa Venus y Ninfas


Mosaicos                        
               
Mención especial merecen las tres esculturas femeninas semidesnudas encontradas hasta la fecha, que representan, dos de ellas, a ninfas, y la tercera, a la diosa Venus, en actitud púdica, y en un excelente estado de conservación.


Otras Rutas Cercanas: