Mostrando entradas con la etiqueta CASTILLOS DE ESPAÑA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CASTILLOS DE ESPAÑA. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de junio de 2021

En Ruta por la Isla de Lanzarote, Canarias (I): De Arrecife a Mirador del Rio

Jardín de Cactus, Lanzarote

Cueva de los Verdes, Lanzarote



Mirador del Rio, Canarias

Jameos del Agua, Lanzarote

Isla Graciosa, Canarias

Lanzarote es el punto más al norte y al este de las Islas Canarias de España, el origen de esta isla es volcánico. Lo que significa que nació a partir de erupciones de volcanes, la lava que estos expulsaron se solidificó y surgieron así las espectaculares formaciones rocosas que se ven en la isla.

Se estima que la Isla emergió hace al menos 15 millones de años producto del punto de acceso Canario. Este es un punto volcánico que se cree que está en las Islas Canarias, al norte de la costa de África. Y que estaría sostenido por una pluma de manto que es relativamente profunda y que apareció hace unos 60 millones de años.

La isla emergió con otras tras el rompimiento de las placas tectónicas continentales de América y África

Lanzarote es una isla de volcanes, representante de esa otra Canarias menos concurrida y más genuina. Un territorio de acantilados de lava petrificada, danzas isas y tortitas de gofio, en el que una gota de agua es un tesoro.

 Además, esconde entre sus roques piedras basálticas y campos de tuneras, el secreto de César Manrique, el artista que luchó por preservar la identidad cultural canaria e integrar el paisaje, sin mancillarlo, en el desarrollo urbanístico. 

La obra de Manrique (1919-1992) está repartida por toda la isla, pero una manera de empezar a descubrirla es salir desde Arrecife, la capital, hacia el norte y, a 13 kilómetros, parar en el pueblo de Guatiza. Allí se puede visitar la primera de sus obras: el Jardín de Cactus, con más de 10.000 cactáceas traídas de todo el mundo.

Indice:

  1. Como Llegar a Arrecife, inicio de nuestra ruta
  2. Algo de Historia
  3. Arrecife
  4. Comer en Arrecife
  5. Croquis de nuestra Ruta
  6. Jardín de Cactus de Lanzarote
  7. Jameos del Agua
  8. Cueva de los Verdes
  9. Mirador del Río
  10. Isla Graciosa
  11. Haría
  12. Comer en Haría
  13. Otras Rutas Cercanas

1. Como Llegar a Arrecife:

Las dos únicas formas de llegar a Lanzarote son el barco y el avión, siendo el avión la opción más utilizada. 

Conoce los principales puertos de la isla y descubre cómo encontrar vuelos baratos desde la península, Europa y otras islas canarias.


Mapa de Lanzarote

Llegar a Lanzarote en avión

Viajar a Lanzarote en avión es la mejor forma de llegar a la isla tanto por comodidad, como por precio y por frecuencia de vuelos. 

Es posible encontrar vuelos directos a Lanzarote desde la mayor parte de las ciudades españolas a lo largo de todo el año, como es el caso de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Santiago.


Debido a la importante afluencia de turistas que la isla recibe a lo largo de todo el año, existen numerosos vuelos directos a Lanzarote desde algunas ciudades europeas como Edimburgo, Bruselas, Londres, Zúrich, Dublín, Berlín, Múnich o Ámsterdam.

Entre las principales compañías que ofrecen vuelos a Lanzarote se encuentran Ryanair, Vueling, Iberia, Binter y Air Europa.

2. Algo de Historia

En esta sección, hemos querido reunir y relacionar los distintos acontecimientos ocurridos en Lanzarote y que forman parte de su historia, describiendo con detalle los hechos acaecidos desde la prehistoria hasta la actualidad.

Preconquista de Lanzarote

Los escasos restos arqueológicos encontrados en la isla no han posibilitado aún el estudio de los primeros asentamientos humanos prehistóricos. 

Se sabe, no obstante, que los antiguos pobladores eran los majos, que llamaban a la Isla Tite-Roy-Gatra.

A pesar de que el Archipiélago pasa a formar parte, formalmente, de las páginas de la Historia a partir del siglo XV, las Islas eran conocidas en la antigüedad. Ya en la Grecia clásica sabían de la existencia de las Islas, designándolas Hespérides. 

Aunque también fue denominada Purpuraria debido a la gran cantidad de orchilla (liquen del que se extraen colorantes naturales) que poseía. Su nombre actual se debe,sin embargo, el navegante genovés Lancelotto Malocello quien, visitó la isla durante unos quince años comerció con sus habitantes y parece probable que le diera el nombre de Lanzarote.

Está probado que los primeros habitantes de la isla, como los del resto de Canarias, procedían del Norte de África, de un espacio geográfico que se extiende, aproximadamente, desde Túnez hasta la costa atlántica, y desde el Mediterráneo hasta el límite meridional del desierto del Sáhara, entroncados cultural y genéticamente con los pueblos bereberes del actual Magreb.

En cuanto a las fechas del poblamiento, la mayoría de las teorías apuntan a un momento próximo al año 500 a. C. para datar las primeras arribadas humanas a las Canarias. Las causas exactas que motivaron el desplazamiento se desconocen.

Sobre el aspecto físico de los aborígenes de la isla poco se sabe con certeza, debido a la escasez de estudios antropológicos. Las limitadas piezas óseas estudiadas remiten a un tipo de estatura media-alta y acusada robustez, de características mediterranoides norteafricanas. 

No obstante, la crónica normanda de la conquista (Le Canarien), apunta que los conquistadores quedaron admirados por el aspecto físico, las costumbres y las virtudes de los aborígenes.

El modo de vida anterior a la conquista, giraba en torno al pastoreo, aunque también se cultivaba cebada y trigo de los que, una vez tostados y molidos, se obtenía harina de gofio, elemento esencial de la dieta alimenticia de los aborígenes. 

Vivían fundamentalmente en cuevas y, a veces, construían chozas. Un tipo de vivienda singular en la Isla era la casa honda, gruta subterránea formada por la acción volcánica, de escasa altura y que, por lo general, contaba con una boca de entrada y otra de salida. 

También disponían de construcciones de utilidad pública, como el tagoror, de planta circular y oval rodeada de un pequeño muro de piedra seca, en cuyo interior se reunían los ancianos o consejeros para deliberar sobre asuntos políticos e impartir justicia.

Vestían con pieles, la tierra era común y eran pacíficos. Creían en un solo dios, tenían leves y jueces embalsamaban a sus muertos. Un aspecto que resalta el sentido de comunidad entre los aborígenes lanzaroteños se aprecia en la pesca con redes y juncos, en la que participaban hombres y mujeres apaleando el agua para conducir los peces a la red, cercándolos. La pesca se repartía a partes iguales entre todos los participantes.

La poliandria era frecuente, es decir, aquella situación en la que una mujer tiene varios esposos. Ello presupone que la mujer tenía reservado un papel social muy importante a través de la maternidad. Lo normal era que a cada mujer le correspondieran tres hombres, cada uno de los cuales ejercía de marido principal durante una fase de la luna, mientras los dos restantes pasaban a ser colaboradores.

Reyes Majos

Ultimos reyes majos conocidos del reino de Tite-Roy-Gatra
Zonzamas (Mencionado en 1377-1393
Tiguanfaya (Timanfaya) (1393-s. XIV)
Guanareme (s. XIV)
Guardafía (Mencionado en 1402-1404

Conquista de Lanzarote

La conquista se inicia por Lanzarote, en 1402, a raíz de que el caballero normando Jean de Bethencourt consiguiera los derechos de conquista de la mano del Rey castellano Enrique III, quien patrocina la invasión. 

No tuvo mayor problema en conquistar la isla ya que Guadarfía solo contaba con 200 hombres para la defensa de toda la isla. 

A su llegada, Bethencourt se estableció en la Playa de Las Coloradas, muy cerca de la localidad de Playa Blanca, en donde se erigió la primera Diócesis de Canarias.

Tras un breve periodo, del nucleo de poder de la isla en este lugar, parece que el centro político, religioso y administrativo se traslada a la antigua «Gran Aldea» de los Majos, (Teguise). Posiblemente esto ocurra cuando la posesión de la isla la obtiene el Conde de Niebla, hasta 1445, en que es tomado definitivamente por la familia de Hernán Peraza.

Este período a nivel interno se caracteriza por una población aborigen diezmada, la introducción de nuevos colonos, sobre todo del sur peninsular, la llegada, aunque aún lentamente, de nuevos pobladores esclavos de la vecina costa para suplir la escasez de mano de obra, el abandono de antiguos núcleos de población y de sus áreas de explotación económica, la progresiva centralización de la vida económica, social, política y religiosa en la Villa de Teguise ya consolidada a partir del segundo tercio del s. XV.

La conquista supuso un salto desde la edad de piedra a la moderna civilización europea. Se suceden diversos monocultivos durante largos períodos, como la caña de azúcar, el vino y la cochinilla. Éste último nombre denomina a las larvas de un insecto parásito de las tuneras -nopales- de las que, una vez desecadas y reducidas a polvo, se extrae una materia colorante roja que lleva el nombre del insecto, aunque es más conocida por carmín.

Post Conquista hasta el siglo XIX

El 28 de Septiembre de 1454 se otorga a Diego de Herrera y doña Inés Peraza el señorío de Lanzarote y comienza la época de dominio castellano sobre la Isla bajo la forma de señorío. 

Durante las siguientes centurias la isla mantendrá una estructura de poder feudal, hasta la abolición en 1812 por las cortes de Cádiz de la unión de titularidad de la tierra y poder judicial que representaban los señoríos.

Durante los estos siglos el señorío de Lanzarote pasa de mano en mano de los descendientes de Bethencourt a nobles andaluces como el Conde Niebla, Hernán de Peraza y Pedro Barba. Pero sin duda hay que entre sus titulares a Agustín de Herrera, Conde de Lanzarote y primer Marqués de la isla, que realizó numerosas razzias (14 entre 1556 y 1560) en las costas africanas con el propósito de capturar esclavos moriscos, que llegarían a constituir las 3/4 partes de la población de la Isla.

Estas incursiones fueron devueltas por los corsarios berberiscos, lo que sumado a las acciones de ingleses y franceses provocó que Lanzarote sufriera numeros ataques. En 1586 el corsario berberisco Amurat toma la isla con quinientos hombres y captura a la familia del señor. En 1618 Soliman invade y arrasa la isla. Sir Walter Raleigh, durante su última expedición en busca del Dorado, ataca Arrecife en 1617 y arrasa la ciudad. La población se refugia durante los ataques en la cueva de los Verdes.

Los ataques, la existencia de sequías y plagas de langosta, además de los pesados tributos señoriales, crearon una situación de frecuente crisis en la isla que llevó a la emigración. De esta emigración cabe destacar la fundación de San Antonio de Texas en 1729. 

Asimismo, fue importante la presencia de lanzaroteños en Uruguay, donde algunos participaron activamente en la vida pública. La emigración se combinó con las capturas de habitantes realizadas por los berberiscos para mantener a la Isla con bajos niveles de población. Así, a finales del siglo XVI Lanzarote sólo contaba con unos 600 habitantes.

Otra grave amenaza que tuvieron que afrontar los habitantes de Lanzarote fue la volcánica, y en 1730-1736 se produjo un largo ciclo de erupciones que sepultó varios pueblos y algunas de las mejores tierras de cultivo de la isla, que le habían permitido ejercer de granero de Tenerife y Gran Canaria, lo que provocó un nuevo éxodo de habitantes. 

Sin embargo la arena volcánica pronto resultó beneficiosa para la agricultura de la Isla, puesto que se instalaron nuevos cultivos, destacando entre todos el de la uva en el paisaje de La Geria para obtener el conocido vino de malvasía, que comenzó a exportarse en el último cuarto del siglo XVIII.

A finales del s. XVIII se introduce un nuevo cultivo de exportación, la barrilla, de la que se obtenía sosa o sal alcalina exportada a Londres y Venecia. En el s. XIX aparecerá la cochinilla, pero al igual que la barrilla y antes la orchilla en el s. XVI también entraría en crisis.

Otra actividad productiva importante fue la producción de la sal surgiendo hasta 26 salinas que llegaron a operar en la Isla, y que llegó a ser tan importante que condujo a la creación de un nuevo tipo de salina, la de tajo compuesto y forro de piedra, y a la presencia de maestros salineros lanzaroteños en la construcción de salinas en el resto de Canarias.

Hasta 1852 la capital de la isla era la Real Villa de Teguise y a partir de ese momento y hasta la actualidad ese nombramiento lo tiene Arrecife. La causa es muy simple Arrecife tenía puerto y con la aparición de los grandes comercios y del puerto de Arrecife, este fue creciendo en tamaño, necesidad e importancia. Era la puerta de entrada y salida de la isla.

Primera mitad del siglo XX

Al comienzo de este periodo Lanzarote comienza a mantener importantes contactos comerciales con el exterior. 

Existe asentada en la isla una burguesía local que expande y embellece la nueva capital al calor del creciente auge del puerto de Arrecife, que impulsa importantes obras de infraestructuras y que provoca cambios destacados en la realidad socieconómica y política insular

Pero aún así va a continuar con no pocos elementos heredados del antiguo régimen, desde el mantenimiento de cierta oligarquía agrícola, vinculada a formas de explotación precapitalistas, y con el mantenimiento y reproducción de valores ideológicos anclados en un pasado muy remoto.

La expansión de nuevos cultivos como la sandía, el tabaco, la batata, etc.. van a provocar un importante impulso del campo, sobre todo con el desarrollo de los enarenados artificiales, que dejan como testigo numerosos roferos diseminados por la geografía insular. Por otro lado sigue siendo muy importante la superficie ocupada por la vid y comienza a decrecer la importancia de las áreas dedicadas al cereal. 

Los cultivos sobre jable y sobre las zonas cubiertas por las cenizas van a representar formas muy originales de prácticas agrícolas gracias a la ingeniosa y esforzada labor del campesinado isleño. Estas pautas de adaptación al medio tan sorprendentes, van a servir de reclamo por la industria turística como imagen exterior de la isla.

Otras de las grandes obras de los habitantes de la isla, iniciada desde tiempos inmemoriales, ha sido la tecnología del aprovechamiento del agua, con ingeniosas formas de captación y almacenamiento. En el primer cuarto del s. XX se realizan importantes obras de infraestructura relacionadas con el aprovechamiento hidráulico, sobre todo en el entorno de Arrecife.

La autarquía económica que vive la isla durante la dictadura, va a propiciar el desarrollo de la agricultura de autoconsumo, aunque no será capaz de sortear la enorme crisis que se vive a mediados de siglo, y que provoca otra emigración masiva de isleños hacia el exterior.

Durante los tres primeros cuartos del siglo la industria pesquera llegó a representar mas del 60% de la economía insular. Suposo un sector muy dinámico y prometedor para la isla, pero su desmantelamiento, consumado debido a varias circunstancias, entre ellas, la descolonización del Sahara y los Acuerdos Pesqueros con Marruecos, llevaron al traste la floreciente industria conservera asentada en la isla y de la que vivían varios miles de trabajadores directa o indirectamente.

 Será a partir de entonces cuando el turismo de masas la nueva economía, «el nuevo monocultivo» irá transformado, y aún lo hace, la isla y a su población de forma acelerada y exponencial.

Segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad

Será el periodo correspondido entre los años sesenta y comienzos de los setenta cuando se empieza con el turismo como una actividad económica en la isla.

En 1966, el artista lanzaroteño César Manrique regresa de su estancia en Nueva York y se instala definitivamente en Lanzarote transformando la isla en un destino turístico respetuoso con su paisaje e identidad cultural. Durante esa época se acondiciona y se pone en explotación los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes y posteriormente la zona de la isla donde sucedieron las erupciones del s.XVIII, declarándose buena parte de ese territorio Parque Nacional, con el nombre de Timanfaya.

Otro punto fundamental en las últimas décadas del siglo XX fue la rápida decadencia del sector pesquero que, a principios de los años 70, era fundamental en la economía de la isla, pasando en poco tiempo a un plano secundario. Así pues, desde mediados de la década de los 70 se aprecia la paulatina caída de los sectores primarios tradicionales de la economía insular, y comienzan a vislumbrarse los síntomas de una nueva forma de explotar el turismo en la isla con la ocupación de importantes zonas costeras, sobre todo en los tres núcleos principales, Playa Blanca, Puerto del Carmen y Costa Teguise.

A pesar de la conciencia ambiental de los isleños, algunos aspectos del modelo desarrollista y ambientalmente insostenible implantado en otros destinos turísticos comenzaron a hacerse notar en Lanzarote desde finales de los años 80. Antes de su muerte, en 1992, el propio Manrique se había colocado a la cabeza de las protestas contra del turismo masivo y los desaciertos urbanísticos, convirtiéndose en un símbolo de la defensa del territorio y la naturaleza de Canarias.

La economía volcada hacia el turismo y el sector de la construcción, con trabajadores muchas veces procedentes de la península y de estancia temporal en la isla, ha llevado a Lanzarote de ser una isla que emigraba a ser una isla que vive una enorme inmigración fruto de la cual ha experimentado un espectacular aumento demográfico. 

Iniciamos nuestra ruta en 

3. Arrecife

Arrecife, Lanzarote

Visitando Lanzarote con las excursiones de Costa Cruceros te encontrarás con Arrecife, la capital de la isla. Una capital no sólo desde el punto de vista político y económico, sino también desde el punto de vista turístico, ya que ofrece a los visitantes playas de ensueño y un maravilloso arrecife de coral. 

Más de 60.000 personas pueblan la ciudad, que, con vistas al Océano Atlántico, es a todos los efectos un centro del mar, con un puerto muy famoso. El clima desértico, casi sin lluvias, permite descubrir iglesias, plazas y monumentos que cuentan la rica historia de esta importante ciudad.

Los orígenes de Arrecife se remontan al siglo XV, cuando algunos pescadores se establecieron en la zona. No se trata de una elección aleatoria, ya que frente al mar que baña Arrecife hay numerosos acantilados volcánicos, que permitieron a los pescadores defenderse de los ataques de los piratas. 

Cien años más tarde, el núcleo original de habitantes comenzó a crecer, lo que favoreció el desarrollo del comercio local. Este repentino crecimiento hizo que los piratas lo saquearan en varias ocasiones.

Qué ver y hacer en Arrecife, la coqueta capital de Lanzarote

Qué ver y hacer en Arrecife, capital de Lanzarote.

Disfruta de los lugares imprescindibles que ver en Arrecife y actividades que hacer en la coqueta y encantadora capital de Lanzarote.

La capital de Lanzarote desde la segunda mitad del siglo XIX, se ha convertido en el centro administrativo y comercial de la isla de Lanzarote. Por eso, cuando estés allí, podrás ver Arrecife en su carácter marinero, su función histórica de fortaleza defensiva y su papel relacionada a los servicios y relaciones comerciales como mercantiles.

Cómo llegar a Arrecife desde el aeropuerto

Hay muchas ciudades españolas y europeas que conectan con el aeropuerto César Manrique. Por eso, he preparado un artículo completo: Cómo ir del aeropuerto de Lanzarote a Arrecife.

Charco de San Ginés

En pleno corazón de Arrecife se encuentra el Charco de San Ginés, un entrante de agua de mar donde surgió el primer núcleo de pescadores de Lanzarote. 

Gracias a este ‘Charco’, Arrecife fue conocida en el pasado como la ‘Venecia del Atlántico’.

El Charco de San Ginés, Arrecife

En su momento fue remodelado en el proyecto de César Manrique y en la actualidad se usa el charco para fondear pequeñas embarcaciones y en sus alrededores hay una variedad de restaurantes y bares con buen ambiente para probar la gastronomía local.

Puente de las Bolas 

Puente de las Bolas, Arrecife.

El Puente de las Bolas de piedras, nos invita a viajar al pasado ya que servía como acceso al Castillo de San Gabriel y fue construido en el siglo XVI para unir el castillo con tierra firme en sus 175 metros de distancia.

En la actualidad, la fortaleza es sede del Museo de la Historia de Arrecife que representa las diferentes épocas que ver en Lanzarote.

Playa del Reducto

Playa del Reducto en Arrecife.

Si estás buscando una playa urbana con aguas tranquilas y muy cerca del centro, este encantador lugar natural protegido por un arrecife y fina arena dorada, es el lugar perfecto para desconectar en sus 500 metros de longitud y su paseo marítimo que cuenta con servicios.

Marina de Lanzarote

Este puerto deportivo es ideal para ir de compras en Arrecife, porque tiene un lindo paseo con una buena oferta de tiendas, actividades de ocio, así como bares y restaurantes.

Marina de Lanzarote.

Centro de Innovación Cultural El Almacén

Este lugar que visitar, es un peculiar enclave de cultura viva en pleno centro de Arrecife. 

El espacio cuenta con salas de exposiciones, un cine donde se proyectan películas en versión original, un vivero de empresas creativas y un bar. Sin dudas, es perfecto para disfrutar de una mezcla de cultura y buen ambiente.

Castillo de San José

Museo Internacional de Arte Contemporáneo, Castillo de San José

Lanzarote, además de ofrecer paisajes de cuento de hadas y lugares para reconciliarse completamente con la naturaleza, ofrece importantes oportunidades para los turistas que aman pasar sus vacaciones descubriendo la historia y la cultura del lugar.

Las excursiones de Costa Cruceros también satisfacen estos deseos y, por este motivo, también acompañarán a los visitantes al Castillo de San José, situado en el centro del puerto de Arrecife, donde se podrá visitar el Museo Internacional de Arte Contemporáneo.

Este edificio también lleva la firma del arquitecto-artista César Manrique y fue fundado en 1975. El objetivo era, y sigue siendo, poner a disposición de los habitantes de Lanzarote y de los numerosos turistas que llegan a la isla cada año obras relacionadas con las corrientes artísticas modernas realizadas por artistas de todo el mundo.

Ubicado en la bahía del puerto de los mármoles, es sede del Museo Internacional de Arte Contemporáneo, abierto en 1975 con el fin de promover, reunir y exponer las obras modernas más significativas. Las instalaciones cuentan con un restaurante con vistas panorámicas del puerto.

Iglesia de San Ginés

Este iglesia tiene su propia leyenda arquitectónica desde 1630, cuando Francisco García Santaella, un comerciante de origen francés, fundó una ermita bajo la advocación del obispo galo San Ginés de Clermont.

Interior de la Iglesia de San Ginés, Lanzarote

La construcción que se ubica en la Plaza de las Palmas, sufrió el proceso ecléctico típico en la arquitectura canaria donde conviven elementos barrocos con detalles mudéjares o fachadas neoclásicas.

Recova Municipal

Junto a la iglesia de San Ginés, en pleno casco histórico de Arrecife, se encuentra la antigua Plaza del Mercado. En ella los visitantes pueden ver y visitar múltiples puestos de venta en un histórico marco arquitectónico reformado y rehabilitado.

Calle Real – Calle León y Castillo

Alrededor de estas calles principales en la parte antigua de Arrecife, hay una buena variedad de comercios donde realizar compras de calidad y además una amplia oferta de bares y restaurantes para probar deliciosos platos tradicionales de Lanzarote y otros sabores de la cocina de vanguardia.

Parque José Ramírez Cerdá y Quiosco de la Música

Cuando estés caminando por el paseo marítimo de Arrecife, podrás ver este pequeño parque con jardines y vistas al Castillo de San Gabriel. 

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Asimismo, está el llamativo y precioso Quiosco de la Música, una réplica exacta al que hubo en los años 50, donde los habitantes de Arrecife se reunían para disfrutar de memorables momentos en armonía con la orquesta municipal que amenizaba los bailes y caminatas.

La Casa Amarilla (Antiguo Cabildo)

Esta casa, antigua sede del Cabildo de Lanzarote en pleno centro de Arrecife, alberga exposiciones de carácter temporal sobre el conocimiento y la memoria etnográfica de la isla. Además fue declarado bien de interés cultural en 2002.

Mercadillos de Arrecife

Mercadillo turístico y artesanal de Arrecife. Imagen: Turismo de Lanzarote.

De los lugares imprescindibles que ver en la ciudad de Arrecife, ya que cada semana se celebran varios mercadillos de acuerdo a días específicos.

Mercadillo de Arrecife: cada miércoles y jueves, en las inmediaciones del Charco de San Ginés.
Mercadillo turístico y artesanal: cada sábado en a Plaza de Las Palmas, frente a la Iglesia de San Ginés.

Castillo de San Gabriel

Castillo de San Gabriel, Arrecife

El Castillo de San Gabriel huele a historia, que puede ser descubierta con una de las excursiones de Costa Cruceros. El castillo fue construido a finales de 1500 para albergar los bienes más preciados, como el oro y las materias primas raras, en tránsito desde las Américas al Viejo Continente.

Tras un violento ataque de piratas y merodeadores, que se produjo desde el mar, el fuerte, que se encuentra en una pequeña isla cerca de la costa, fue reforzado. 

La intervención de refuerzo, supervisada por el italiano Leonardo Torriani, resultó eficaz porque a partir de ese momento el fuerte se convirtió inviolable. Hoy puedes entrar en los pasadizos secretos y visitar las estaciones de control del fuerte: será como dar un salto al pasado extremadamente complicado.

4. Comer en Arrecife:

Barbacana Bar & Grill
Calle Gines de Castro y Alvarez 10, 
35500, Arrecife, Lanzarote España
+34 667 98 33 10

El nido
Calle Manolo Millares 103, 
35500, Arrecife, Lanzarote España
+34 928 11 44 06

Daniele Pizza Al Taglio
Calle Merlin 10 LOCAL 3, 
35509 Playa Honda, Arrecife, Lanzarote España
+34 928 83 10 22

Malecon Restaurante & Copas
Avenida de Cesar Manrique Nº 6 Charco de San Ginés, 
35500, Arrecife, Lanzarote España
+34 928 81 35 62

y algo mas económicos:

Bar Andalucia 1960
Calle Inspector Luis Martin, 5 detras del Hotel Miramar, 
35500, Arrecife, Lanzarote España
+34 656 62 58 51

Daniele Pizza Al Taglio
Calle Merlin 10 LOCAL 3, 
35509 Playa Honda, Arrecife, Lanzarote España
+34 928 83 10 22

the V factor
Calle La Porra 52, 
35500, Arrecife, Lanzarote España
+34 828 04 05 03

Otras Cosas que ver en Lanzarote:



Para sumergirse en la naturaleza más salvaje y en un vasto oasis de relajación, Lanzarote es el destino más adecuado. La isla, que es la más septentrional de las Islas Canarias, está situada en el Océano Atlántico, a más de 100 km de la costa norteafricana e incluso a mil 1000 km de la Península Ibérica. Forma parte de España, cubre una superficie de 845 kilómetros cuadrados y tiene unos 150 mil habitantes. Su capital es Arrecife.

Hay muchos puntos de interés donde puedes parar durante tus vacaciones, empezando por el Parque Nacional de Timanfaya, que es uno de los lugares más interesantes de la isla. Lanzarote es sin embargo sugerente en su conjunto, tanto que la UNESCO, en 1993, la declaró reserva de la biosfera.

La isla toma su nombre de Lanceloto Malocello, un comerciante y explorador genovés que es considerado el descubridor medieval de las Canarias. En el idioma local, Lanzarote se define como la "isla ocre" por el color que predomina en la isla.

Clasificada entre las islas más bellas de España, también es conocida como la "isla de la eterna primavera" debido a su clima, que tiene las características de las zonas situadas en la zona subtropical-desértica. Hay pocas precipitaciones durante el período de invierno, mientras que en verano casi son inexistentes. La presencia constante de viento es característica.

Además del clima particularmente agradable, la isla es apreciada por el paisaje volcánico que ofrece. De hecho, Lanzarote se ha desarrollado como resultado de numerosas erupciones de las que se han originado grandes conformaciones rocosas con las formas más extrañas.

En la isla se pueden admirar más de 500 tipos de plantas, que han sido capaces de adaptarse a un clima bastante seco, muy similar al de las zonas desérticas. Entre las especies vegetales más curiosas, destacan la palmera datilera, el típico pino canario, los acebuches y los helechos. También son muy característicos los viñedos, que se construyen dentro de zanjas especiales para proteger las plantas de los vientos y, sobre todo, para recoger el agua de lluvia y el rocío.

Las playas más hermosas de Lanzarote seguramente quedarán en tu corazón como un espectáculo de la naturaleza que ayuda a reconciliarse con uno mismo y con el mundo entero.

Entre hermosos acantilados y maravillosas extensiones de arena, consideradas entre las playas más bellas de España, podrás disfrutar de unas vacaciones regeneradoras, que te proporcionarán emociones inesperadas.

5. Este es el Croquis de nuestra Ruta:


Contagiate por la belleza de España y una de sus mejores islas. Sumérgete en este paraíso y descubre los  lugares más hermosos que puedes descubrir en Lanzarote:

6. Jardín de Cactus de Lanzarote

Jardin de Cactus de Lanzarote

La visita al Jardín de Cactus, posible con las excursiones de Costa Cruceros, será inolvidable. Esto se debe especialmente a que el jardín está situado en una cantera, cuyos orígenes son muy antiguos, y de la que se extrajo arena de origen volcánico, que luego se utilizó en los cultivos agrícolas cercanos para retener la humedad durante más tiempo.

Creado a finales del siglo XX, el jardín lleva la firma de César Manrique, mientras que Estanislao Ferrer, botánico, estudió la plantación de especies vegetales: hoy en día, hay más de 450 especies, representadas por más de 4.500 ejemplares. En particular, destacan los magníficos cactus, además de las plantas suculentas, importadas principalmente de América y Madagascar. Espectacular la disposición de las plantas, que crean un anfiteatro natural, en cuya cima se encuentra un molino de viento.

7. Jameos del Agua

Jameos de Agua, Tenerife

Una parada en Jameos del Agua, un maravilloso complejo de cuevas de lava, que puede ser explorado participando en las excursiones de Costa Cruceros, es imprescindible. Este espectacular sitio natural se encuentra en Haría, en la parte norte de la isla de Lanzarote.

Gracias a la magnífica intervención del arquitecto español César Manrique, se ha creado un centro de arte y cultura en este espléndido escenario. Junto a un gran y sugerente lago salado subterráneo, hay un restaurante, zonas verdes, una piscina verde esmeralda, un museo y un centro de conferencias.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

8. Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes, Lanzarote

Descubrir la Cueva de los Verdes será como sumergirse en una dimensión paralela, donde domina el espectáculo de la naturaleza. La cueva parece una cueva profunda creada dentro de un canal de lava. Según los estudios más acreditados, se originó hace unos 3000 años como resultado de los ríos de lava.

Las cuevas alcanzan una extensión realmente notable, que es de casi 6 kilómetros sobre el nivel del mar y alcanza el kilómetro y medio bajo el nivel del mar, con el Túnel de la Atlántida. La entrada se caracteriza por un jameo, es decir, una cueva cuyo techo se ha derrumbado. Espectaculares son las luces artificiales instaladas que resaltan las formas de las paredes de roca.

La cueva también es conocida por su cueva que alberga conciertos para hasta 500 personas. Lo que hace que la cueva sea aún más impresionante es su historia: en tiempos pasados, de hecho, los habitantes de Lanzarote utilizaban la cueva para esconderse de los piratas e invasores de origen árabe.

9. Mirador del Río

Mirador del Rio, Lanzarote

El Mirador del Río, uno de los miradores más maravillosos de Lanzarote, es el protagonista de las excursiones de la Costa Cruceros. Situado al norte de la isla, en un enorme acantilado de casi 500 metros de altura, y parece un mirador salvaje.

En la década de 1970, el arquitecto ibérico César Manrique lo convirtió en una atracción turística, creando en su cima un edificio integrado en la roca de lava, casi invisible desde el exterior, que alberga un bar, una pequeña tienda y una balaustrada panorámica.


Si en el pasado este promontorio se utilizaba para observar el horizonte y detectar con antelación la llegada de cualquier nave enemiga, hoy es un lugar turístico que puede dar emociones extraordinarias.

10. Isla Graciosa

Isla Graciosa, Canarias

La Graciosa es una isla española perteneciente a la provincia de Las Palmas, en Canarias. Forma parte del archipiélago Chinijo junto con los islotes de Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste y Alegranza, y todos ellos forman parte del municipio de Teguise, en Lanzarote. La economía insular está basada principalmente en el turismo.

La Graciosa está al norte de Lanzarote, isla de la que depende administrativamente y de la que la separa un brazo de mar conocido como El Río, cuya anchura mínima es de poco más de un kilómetro. 

Isla Graciosa, Canarias

También se halla relativamente cerca de la costa continental africana.

 La Graciosa posee unos 29 km² en los que se hallan los dos únicos pueblos del isla: Caleta del Sebo (capital insular) y Pedro Barba. Es la menos poblada de las ocho islas habitadas con 737 habitantes (en 2019)

La isla de La Graciosa se enmarca dentro de la Reserva Marina del Archipiélago Chinijo (Chinijo es un gentilicio local que significa pequeño, se utiliza sobre todo para referirse a los niños). Con 70.700 hectáreas, es la mayor reserva marina de Europa y un área de excepcional valor paisajístico. 

Esta reserva se circunscribe en los municipios de Teguise y Haría y está formada por los islotes de La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste o del Infierno y el risco de Famara. 

Isla Graciosa, Canarias

Fue creada en 1995 con el objeto de garantizar la explotación sostenible de los recursos pesqueros. 

Entre otras medidas de protección, queda prohibida toda clase de pesca marítima y extracción de especies vivas, aunque está permitida la pesca profesional de salemas y especies pelágicas migratorias con aparejos de anzuelo y las artes tradicionales de la zona, así como la pesca de recreo a no menos de 2 millas de este espacio acotado.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Un factor determinante de su riqueza natural es el entorno marino que lo circunda, que desde el punto de vista biológico, es uno de los más ricos y variados de Canarias. Hasta el momento se han catalogado 304 especies de macroalgas marinas, lo que representa un 53,15% de la florula total del Archipiélago Canario y es la zona de las Islas con mayor índice de diversidad de especies de macroalgas.

Los recursos de estas aguas explican la abundancia de aves marinas, que encuentran en ellas la base de su alimentación. Esto ha motivado que el parque haya sido declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y es por definición un área de sensibilidad ecológica. 

La población más numerosa es la Pardela Cenicienta (entre 7.500 – 10.000 parejas), considerada la mayor colonia del territorio nacional. Entre las especies más raras y amenazadas, se encuentra el Paiño Pechialbo o (rapaces como Cernícalo), Lechuzas, el Halcón de Leonor o «Aleta» (Falco Eleonorae) y el Guincho o Águila Pescadora (Pandion halla etus).

Isla Graciosa, Canarias

Otro de los valores potenciales más significativos de esta Reserva Marina, lo constituyen, sin duda, las referencias históricas sobre la presencia de la foca monje (Monachus monachus). Este vertebrado marino, que se encuentra hoy en peligro de extinción a nivel mundial, sobrevivía gracias a la tranquilidad y riqueza biológica que ofrecían estas costas, con abundantes cuevas y jameos donde se refugiaba y reproducía. 

Actualmente, Alegranza es uno de los territorios potenciales para la reintroducción de poblaciones de esta foca, muy esquilmada y expoliada en las cercanas costas mauritanas y mediterráneas.

Isla Graciosa, Canarias

Dentro de esta reserva se establece también una zona de máxima protección, denominada Reserva Marina Integral, comprendida en el área de un círculo de una milla de radio, centrado en el Roque del Este. 

En esta zona queda prohibida la realización de cualquier tipo de pesca marina o extracción de especies vivas y solo se puede acceder con fines de interés científico y autorización expresa de la Consejería de Pesca del Gobierno de Canarias.

 

 11. Haría

Haría, Lanzarote

Uno de los centros más conocidos de Lanzarote es sin duda Haría, una ciudad de no más de 5000 habitantes, que está rodeada por el mar del Océano Atlántico. Limita con Teguise y forma parte del área provincial de Las Palmas. El centro urbano ocupa una superficie de unos 100 kilómetros cuadrados.

Se podrá admirar el panorama montañoso que rodea a la ciudad, aprovechando los miradores que se encuentran aquí y allá, desde los que se pueden apreciar vistas verdaderamente únicas de Lanzarote.

La zona sur se caracteriza por la presencia de pequeños centros turísticos, mientras que la zona norte está en su mayor parte deshabitada tras la histórica erupción que ha cambiado la conformación geográfica, creando la Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. 

No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

12. Comer en Harías:

La Puerta Verde
Calle Fajardo 24,
 35520 Haría, Lanzarote España
+34 928 83 53 50

Tacande
Plaza León y Castillo, 
35520 Haría, Lanzarote España
+34 637 10 63 89

El Amanecer
Calle Garita 44, 
35542 Arrieta, Lanzarote España
+34 928 17 92 13

y algo mas economicos:

Mercado Municipal De Abastos De Haria
Calle del Barranco de Tesnesia 2A 0.357 Km, 
35520 Haría, Lanzarote España
+34 928 83 58 28

Centro Sociocultural La Tegala
Plaza Leon y Castillo 5A, 
35550 Haría, Lanzarote España
+34 696 90 06 52

Bar Cafetería Los Roferos
Calle CASILLAS, 1, 
35541 Máguez, Lanzarote España
+34 928 83 53 56





13. Otras Rutas Cercanas:



sábado, 12 de junio de 2021

En Ruta por los Castillos de Córdoba: De Belalcázar a Iznájar

Castillo de Almodovar del Rio, Cordoba

Castillo de Iznájar, Cordoba

Castillo de Belalcázar o de Sotomayor, Cordoba

Castillo de Belmez, Cordoba

Castillo de Espejo, Cordoba

Castillo de Zuheros, Cordoba

La provincia de Córdoba es, sin duda, otro de los territorios andaluces idóneos para aquellos viajeros que buscan la contemplación y/o el estudio de edificios fortificados de diversa índole: castillos, torres vigías, recintos amurallados, alcázares… Muchos de estos monumentos cargados de historia están concentrados en la capital, pero otros tantos se encuentran repartidos por los diferentes municipios que componen esta provincia.

En Córdoba capital se podrán visitar edificios tan impresionantes como el Alcázar de los Reyes Cristianos, que mandó construir el Rey Alfonso XI y donde parece ser que se celebró la primera corrida de toros; el Alcázar Califal; los recintos amurallados como el de la Ajerquía, el de la Medina o el del Alcázar Viejo; la Torre Fortaleza de la Calahorra, el Palacio Fortificado de Medina Azahara; y torres vigías repartidas por la sierra y campiña cordobesa como la del Encineño, la de las Siete Esquinas o la del Beato, entre otras.

Desde la capital, en dirección Este, los municipios más interesantes son: Alcolea, donde se encuentra el Castillo de la Isabela; El Carpio, con su llamada Torre de Garci Méndez, una construcción del siglo XIV; Bujalance, con su Castillo Alcázar construido por Abderramán III en el siglo X; y, más al sur, Cañete de las Torres, con su castillo levantado sobre una fortaleza musulmana en la primera mitad del siglo XIV.

En dirección Oeste, Almodóvar del Río nos sorprenderá con su bello castillo de estilo gótico-mudéjar enclavado sobre una peña; y más al oeste, en Posadas, la llamada Torre de Guadacabrillas, del siglo XV; además de restos de lo que fue un castillo y que hoy es la torre de la iglesia de Santa María de las Flores.

Muy cerca de la frontera con la provincia de Sevilla, el municipio de Palma del Río nos mostrará su Recinto Fortificado en pleno casco urbano y, en la zona conocida como Mesa de San Pedro, restos de lo que fue su castillo. 

Más al sur de la provincia cordobesa, en Montemayor veremos uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar cordobesa, su castillo dominando el municipio desde lo alto; además de restos del primer castillo que tuvo el municipio, el de Dos Hermanas. 

Con parte del material de esta fortaleza musulmana se construyó la nombrada en primer lugar. En Santaella, la muralla urbana de origen árabe en la que destaca la puerta de acceso a la villa y algunas torres, y su castillo, del que sólo queda la Torre del Homenaje. 

En Espejo veremos el Castillo de Alcalat, del siglo XIV; y en Castro del Río, el Torreón del Cambronero, el castillo del actual municipio y el del antiguo asentamiento medieval, llamado Castillo de Castro el Viejo.

Siguiendo hacia el sur, en Baena podremos ver restos del castillo del siglo IX, así como restos de murallas; en Luque, el Castillo de Venceaire, sobre un risco que domina todo el pueblo; en Zuheros, su castillo de origen musulmán, además de restos de dos recintos fortificados: el conocido como Majuelo Negro y el de Cerro Pavon; en el caso urbano de Doña Mencía, su castillo del siglo XV; y en la conocida localidad de Cabra, la muralla urbana y el Castillo de los Condes de Cabra, de origen árabe, reedificado en el XIV y hoy convertido en convento y colegio.

También al sur, en el municipio de Carcabuey, las ruinas de lo que fue una fortaleza árabe y que hoy guarda en su interior la Ermita de la Virgen del Castillo; en Priego de Córdoba, su castillo árabe y torres vigías como la de Zagrilla, Cañuelo o Esparragal; y en Rute, en pleno Parque Natural Sierra de la Subbética, la Torre del Canuto, además de restos de la Fortaleza de Rute el Viejo. 

Muy cerca de Rute, en Iznájar, podremos ver un castillo y murallas urbanas; y en Benamejí, el Castillo de Gómez Arias, en un cerro a cuyos pies corre el río Genil y en frente, la Torre del Hacho, de origen árabe también. El recorrido por el sur de Córdoba termina en Lucena, donde se encuentra el Castillo del Moral, cuya torre fue prisión de Boabdil y que hoy alberga un museo.

Al norte de esta provincia, son cinco los municipios en los que podremos seguir viendo fortificaciones. La primera parada, desde la capital, será Espiel, con su Castillo de El Vacar, de la época califal. 

Después vendrán Bélmez, con su castillo en la cima de una elevada roca, dominando el municipio; El Viso, con el Castillo de Madroñiz, junto al río Zújar; Santa Eufemia, con el Castillo de Miramontes, fortaleza de origen romano que los árabes reedificaron en el siglo XI; y, por último, Belalzácar con su Castillo de Gahete, que tiene Torre del Homenaje muy bella.

Indice:

  1. Como llegar a Belalcázar, inicio de nuestra ruta
  2. Croquis de nuestra Ruta
  3. Castillo de Belalcázar
  4. Castillo de Belmez
  5. Comer en Belmez
  6. Castillo de Miramontes
  7. Castillo de Almodóvar del Río
  8. Comer en Almodóvar del Río
  9. Castillo Ducal de Frías de Montemayor
  10. Comer en la zona
  11. Castillo de El Carpio
  12. Bujalance
  13. Comer en Bujalance
  14. Castillo de Espejo
  15. Castillo de Baena
  16. Comer en Baena
  17. Castillo de Zuheros
  18. Castillo de Priego de Córdoba
  19. Comer en Priego
  20. Castillo de Carcabuey o Castillo de la Traición
  21. Castillo de Cabra
  22. Comer en Cabra
  23. Castillo del Moral de Lucena
  24. Comer en Lucena
  25. Castillo de Iznájar
  26. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a  Belalcázar, inicio de nuestra ruta:



ACCESOS

Desde Ciudad Real.
 
A-420 hasta Belalacazar, N-502 hasta Santa Eufemia y CP-236 hasta Belalcázar

Desde Córdoba:

N-432 hasta Cruce de Espiel.
N-502 hasta Alcaracejos.
A-420 hasta Belalcázar, pasando por Vva. del Duque, Fte. La lancha e Hinojosa del duque

Desde Badajoz.

C-450 desde Monterrubio de la Serena.
C-420 desde Cabeza del Buey.


2. Croquis de nuestra Ruta:

De entre todos ellos, hemos elegido los mas interesantes para nuestra rua


Iniciamos nuestra ruta en el 

3. Castillo de Belalcázar

Castillo de Belalcázar,C ordoba

El castillo de Belalcázar, conocido como Castillo de Gahete o castillo de Gafiq o de los Sotomayor y Zúñiga es una fortaleza ubicada en el municipio de Belalcázar. Es una construcción de estilo gótico-militar, iniciada en la segunda mitad del siglo XV, siendo un referente de la arquitectura defensiva en la península Ibérica.

La denominación de Bel Alcázar, se debe a la singular torre del homenaje de la fortaleza. Desde su construcción, provoco el cambio de nombre de la villa donde se encuentra, que anteriormente era conocida por Gaete o Gahete.

El Castillo de Belalcázar empezó a construirse hacia la segunda mitad del siglo XV, si bien en el mismo lugar ya hubo una fortaleza romana, continuada luego en época musulmana. 

Sirvió de residencia a los condes de Belalcázar, señores feudales del territorio. 

El origen del nombre actual de la localidad está en esta fortaleza, ya que proviene de la expresión «bello alcázar». Anteriormente, el municipio era conocido como Gaete o Gahete.

Castillo de Belalcázar, Cordoba

Al ubicarse en uno de los pasos fronterizos para llegar a la capital, este castillo ha sido testigo de guerras entre cristianos y árabes, escaramuzas del Medievo y hasta la acometida de las tropas francesas en la Guerra de la Independencia. 

Durante la ocupación de las tropas francesas fue utilizado como almacén y en sus muros aún hoy en dúa se pueden ver los restos de la artillería.

En el primer tercio del siglo XVI se le añadió una lujosa zona palaciega de estilo renacentista.


Plano del Castillo de Belalcázar, Cordoba

La estructura que más destaca, sin embargo, es la impresionante torre del Homenaje, lujosamente ornamentada, desproporcionada aunque de gran belleza, y que con sus más de 47 metros de altura es la más elevada de toda la península ibérica.

Actualmente, el castillo es propiedad de la junta de Andalucía y está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Se encuentra bajo la Ley Genérica del Patrimonio Histórico-Artístico, pero su estado interior está en ruinas. La Junta publicó el pasado junio la licitación para restaurar este castillo.

4. Castillo de Belmez

Castillo de Belmez, Cordoba

Los muros del Castillo de Belmez han sido testigos directos de episodios que han marcado la historia. 

Esta fortaleza, que se alza en la cima de una roca y que es visible desde varios kilómetros a la redonda, data del siglo XIII (los primeros escritos que hablan del castillo son de 1245).

Castillo de Belmez, Cordoba

Durante la Reconquista, esta edificación se convirtió en una importante zona de control debido a su vestajoso enclave. 

Uno de los episodios más relevantes de su historia tuvo lugar entre los años 1810 y 1812. 

Durante la Guerra de la Independencia las tropas francesas se adueñaron del castillo, ocupándolo durante largo tiempo. Los vecinos de esta localidad, cansados de la atracción que ejercía este bastión para sus enemigos, intentaron incluso destruirlo.

El castillo de Belmez, al igual que otros que poblaron el norte de la provincia de Córdoba, custodiaba el camino viejo de Los Pedroches.

A la fortaleza se llega por una empinada y zigzagueante escalera que parte desde la calle Rafael Canalejo Cantero. A lo largo de su recorrido se han dispuesto algunos descansillos que permiten recuperar el aliento, y desde los que puede verse la cantera que, en el siglo XIX, a punto estuvo de arruinar este enclave.

El acceso al recinto se realiza a través de una puerta acotada, situada en uno de los cubos. Al lado de ella había una torre albarrana, típico sistema defensivo árabe.

De forma alargada, su planta se adapta al terreno sobre el que se asienta, una enorme roca infranqueable por el lado noroeste por un profundo acantilado. Seis torres semicilíndricas dispuestas a lo largo de una muralla con tramos de distintos grosores rodean el recinto interior, en cuyo patio de armas, hoy cubierto de vegetación, perdura un aljibe conocido popularmente como la pisada del caballo, y que, dadas las características del terreno, siempre contiene agua.

La torre del Homenaje, de planta pentagonal y once metros de altura, está dividida en dos plantas rematadas en bóvedas de ladrillo. Su interior revela hoy día las desafortunadas y antiestéticas labores de reconstrucción que, sin tener en cuenta el pasado, se realizaron en el año 2001. 

Estuvo rematada por matacanes y almenas, elementos claramente defensivos que han desaparecido con el paso del tiempo. De entre sus escasos vanos destaca una ventana con arco de medio punto. 

Croquis del Castillo de Belmez, Cordoba

Desde sus balcones pueden verse Sierra Palacios, el pantano de Sierra Boyera y un lago artificial originado de una explotación minera. Desde la parte más alta de la torre se divisan también las localidades próximas, algunos pozos mineros y las vías férreas que antaño fueron de pasajeros entre Córdoba y Almorchón y que hoy sólo se usan para el transporte de mercancías.

En la actualidad, el castillo permanece abierto de manera permanente para su visita, además de acoger rutas organizadas para grupos de adultos y escolares a través de la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Belmez

5. Comer en Belmez:

La Bodega
Calle de Jose Simon de Lillo 48, 
14200 Peñarroya-Pueblonuevo España
+34 957 56 06 49

6. Castillo de Miramontes

Ruinas del Castillo de Miramontes o de Santa Eufemia, Córdoba

Mediaba el siglo XII cuando treinta caballeros italianos de Calabria, a las órdenes del rey Alfonso VII conquistaron a los moros un castillo denominado Sant Quniyah o San Fumiyah, si nos atenemos a la información que aporta el célebre geógrafo árabe Idrisi. 

El caso es que los cristianos le dieron el nombre de Santofimia o Santa Eufemia, que es como se conoce desde entonces a la población que surgió a los pies de tan imponente atalaya. 

En los años siguientes el más absoluto silencio histórico rodea al castillo de Santa Eufemia, enclavado en un territorio despoblado que perteneció a la cora de Flash al Ballut (“Llano de las Bellotas” para los árabes), hasta que Fernando III lo conquista definitivamente y lo dona a la ciudad de Córdoba.

Durante la segunda mitad del siglo XIII este lugar es reino de maleantes y salteadores. Así que Sancho IV “EL Bravo” entrega estos terrenos a Don Fernando Díaz Carrillo, que será el primer Señor de Santa Eufemia, con la intención de que reconstruya el castillo y ponga fin a los desmanes de los “golfines”, como eran conocidos estos salteadores de caminos, que controlaban una de las rutas más importantes de comunicación entre Castilla y Andalucía.

Ruinas del Castillo de Miramontes o de Santa Eufemia, Córdoba

Pero el proverbial aislamiento de esta comara facilitó los desmanes expansionistas del señorío de Santa Eufemia, que incluía las poblaciones de El Viso, El Guijo y Torrefranca; aunque llegó a controlar temporalmente Torremilano, Villaralto, Alcaracejos y Pedroche.

Tuvieron que intervenir los Reyes Católicos y mandaron desmantelar la fortaleza de Miramontes, para de este modo frenar el ansia expansionista de los Mejía Carrillo, belicosa dinastía que ostentó el señorío de Santa Eufemia durante el siglo XVI.

A pesar de los picos y los mazos de los grandes señores castellanos que cumplieron la sentencia, aún se conservan imnportantes restos de esta fortaleza, como la torre del Homenaje, un espacioso aljibe, y abundantes despojos de la resistencia de los señores y sirvientes.

Aunque la fortaleza es de origen árabe, se cree que originalmente pudo ser un castro (campamento) prerromano, posteriormente convertido en castillo en el siglo XI.

En el siglo XIII pasa a manos de don Fernán Díaz Carrillo, aunque durante la Edad Media el castillo fue objeto de numerosos pleitos y disputas. En el año 1478 el castillo es destruido, probablemente por orden de los Reyes Católicos como castigo por los excesos del señor de Santa Eufemia, Gonzalo Mejía II.
Descripción

La construcción presenta una plana poligonal y, aunque en la actualidad se encuentra en ruinas, aún se conservan restos de las murallas, alguna de las torres (incluida la del Homenaje) y un aljibe.

7. Castillo de Almodóvar del Río

Fortaleza de Almodóvar del Río

El Castillo de Almodóvar ha sido testigo de muchos acontecimientos a lo largo de su historia. Los últimos, relacionados con contiendas e intrigas, pero ficticias, ya que ha servido de escenario para la séptima temporada de la famosa serie «Juego de Tronos». 

En la vida real, sus muros han servido de prisión a personajes como Doña Juana de Lara (esposa del infante Don Tello o al I Duque de Benavente, hermanastro del Rey Pedro I,  y han custodiado los tesoros de Castilla.

Fortaleza de Almodóvar del Río

Los orígenes de la fortaleza que se alza sobre el municipio que le da nombre se remontan a la época romana, pero el castillo fue construido por los árabes en el año 760. 

Sin embargo, en el año 1240, durante el reinado de Fernando III, pasó a manos cristianas. Durante los reinados de Pedro I y Enrique II, fue convertida en residencia real.

Este castillo se puede visitar todos los días del año excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Durante el reinado de Pedro El cruel, los familiares de los prisioneros que cumplían condena en las mazmorras de este castillo tenian que pagar para sufragar los gastos de manutención del preso. 


Mapa de la Fortaleza de Almodóvar del Río

Cuando no se abonaba esa cuota, se tiraba a los desdichados reos por un agujero que había en mitad de la celda (solían romperse alguna extremidad) y allí los dejaba morir, rodeados de esqueletos.

8. Comer en Almodovar del Rio:

La Viuda
Calle Vicente Aleixandre, 4 Open from 08:00hs, till late, 
14720 Almodóvar del Río España
+34 957 94 61 01

Taberna Ateneo
Plaza de La Constitucion 9 En plaza del ayuntamiento y anexo al Ateneo popular, 
14720 Almodóvar del Río España
+34 620 89 65 90

Bar Izquierdo
Abc 2, 
14720 Almodóvar del Río España
+34 600 85 92 15

9. Castillo Ducal de Frías de Montemayor

Castillo Ducal de Montemayor, de propiedad privada 

El municipio de Montemayor cuenta con dos castillos: el Ducal de Frías, de propiedad privada y buen estado de conservación, y el de Dos Hermanas, del que apenas quedan algunos restos y pertenece al municipio.

El Castillo Ducal de Frías se construyó con materiales del segundo, en torno al siglo XIV. 

De hecho, la fundación de Montemayor comenzó con la construcción de su castillo, a cuyo alrededor se fue asentando la población.

Castillo de Montemayor, Cordoba

Esta fortaleza presenció el conflicto bélico llevado a cabo por Pedro I y Enrique II de Trastámara. 

Ya a mediados del siglo XVIII la Casa de Montemayor entroncará con el Ducado de Frías, perteneciendo a tal el castillo aun hoy en día.

El castillo albergó uno de los mejores archivos históricos de la nobleza española, que trajo el último duque de Frías, don José Fernández de Velasco y Sforzza, fallecido en 1986. 

Plano del Castillo Ducal de Montemayor, Cordoba

Tras su muerte, el legado documental fue trasladado al Archivo Histórico Nacional, pese a haber sido previamente declarado todo el conjunto Bien de Interés Cultural el 25 de junio de 1985 y al rechazo vecinal .

10. Comer en la zona:

El nuevo barril de oro
Avenida Andalucia 26 Avda.Andalucia 26, 
14550 Montilla España
+34 669 59 38 82

Mesón del Duque / La Tercia
Plaza de Armas nº 3,
 14520 Fernán-Nuñez España
+34 957 37 38 19

Restaurante Conde de Fernan Nunez
Calle Adolfo Darhan, 19, 
14520 Fernán-Nuñez España
+34 957 38 11 46


11. Castillo de El Carpio 

Torre de Garcí Méndez, lo único que queda del Castillo de El Carpio

La Torre de Garci Mendez y los sótanos que albergan actualmente el teatro municipal es el único miembro del cuerpo del antiguo castillo de los Sotomayor, señores de El Carpio, que sigue en pie. 

El amestre Mahomar, alarife musulmán, la levantó en 1325. 

Es una construcción mudéjar con algunos elementos góticos realizada en argamasa y ladrillo.

Torre de Garcí Méndez, Cordoba

Parece estar inspirada en La Giralda de Sevilla.

Esta torre, que cuenta con tres plantas, está declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento.

En la capilla de la fortaleza de la que forma parte esta torre se celebró el enlace de don Gonzalo Fernández de Córdoba, caballero de noble alcurnia gallega de la primera y principal casa de la Ciudad de Córdoba y Doña María de Sotomayor, hija de Garci Méndez de Sotomayor y Doña María de Figueroa, señores de El Carpio.

Además, en la segunda planta de la torre permanecen las huellas de los que vivieron la Guerra Civil. 

12. Castillo de Bujalance

Restos del Castillo de Bujalance, Cordoba

El Castillo de Bujalance es un claro ejemplo de arquitectura militar musulmana en al-Ándalus.

Fue construido en tiempos de Abd al-Rahmán III, en el año 935. 

Su primitivo nombre, Bury al-Hans (Torre de la Serpiente) dio lugar al topónimo actual de la ciudad. 

Restos del Castillo de Bujalance, Cordoba

De las siete torres que tenía originariamente, quedan sólo tres en pie: la de la Mazmorra, la del Malvavisco y la de las Palomas.

Es Monumento Histórico Artístico desde el año 1936 y se trata de un espacio que alberga múltiples eventos culturales en la actualidad.

Bujalance vendio su castillo en 1873, mediante subasta pública, al Condado de Colchado. No será hasta 1967 cuando el Ayuntamiento de Bujalance adquiera de nuevo la fortaleza.

13. Comer en Bujalance:

Restaurante El Tomate
Calle Rector Viejo, 2 BAJO, 
14650 Bujalance España
+34 957 17 02 62

Casa - Patricio
Avenida Doctor Fleming n 64, 
14650 Bujalance España
+34 957 17 15 68

14. Castillo de Espejo

Castillo de Espejo, Cordoba

En una loma de más de 400 metros de altura, desde la que se divisa toda la campiña cordobesa, se ubica el Castillo de Espejo, también conocido como Castillo de Alcalat, y está asentado sobre restos romanos y árabes después. Fue Pay Arias de Castro a finales del siglo XIII quien lo reformó e impulsó. Este personaje fue alcalde de los Reales Alcázares de Córdoba.

La fortaleza medieval de Espejo se asienta sobre un destacado cerro, esta plaza fuerte domina visualmente una amplia área desde hace milenios, al menos desde época íbera, cuando aquí se constituye el oppidum de Ucubi.

El castillo de Espejo datta del siglo XIII, construido sobre las ruinas del anterior por Pay Arias de Castro, alcaide de los Reales Alcázares de Córdoba y legendario caballero que funda una estirpe aquí con su respectivo Mayorazgo, consolidando también el núcleo poblacional gracias al apoyo real. El rey Fernando IV reconocerá jurisdiccionalmente el nuevo Señorío y concede a la población su actual nombre.

En 1366 compra el Castillo Don Pedro Muñiz de Godoy, Maestre de Calatrava, cuya familia entroncará con la casa de Aguilar y la Casa de Córdoba, ascendencia directa de los Señores de Espejo. Actualmente el castillo es propiedad de la Duquesa de Osuna.

Castillo de Espejo, Cordoba

Esta imponente fortaleza está construida a base de mampuesto de sillarejo irregular trabado con argamasa, sobre un planteamiento desarrollado en base a una planta cuadrada con torres en las esquinas más la Torre del Homenaje, con posición central, que preside el Patio de Armas. Sus muros y torres se coronan con típicas almenas a excepción de la del Homenaje, embellecida por una línea de matacanes. Diversos vanos en forma de ajimez con parteluz animan sus muros e iluminan estancias interiores.

El conjunto se completa con la Torre del Caballero, barbacana adelantada que comunica con la iglesia parroquial cuyo retablo mayor se debe a Pedro Romana.

Plano del Castillo de Espejo, Cordoba

Sus numerosas modificaciones han alterado sustancialmente su esquema constructivo original para adaptarlo a habitación señorial. 

La actual propietaria de este castillo es doña Ángela María Téllez-Girón y Duquesa de Estrada Fernández de Córdoba.

Cuenta la tradición oral que desde ciertos lugares del castillo parten galerías subterráneas de escape con desembocaduras lejanas. Hoy se ignoran sus posibles localizaciones, ya que, además, las supuestas galerías están ciegas al menos en sus bocas. 

No obstante, hay una excepción y es la que partiendo del aljibe desemboca en las afueras de la población, en concreto en el recinto romano de la Albuhera.

15. Castillo de Baena

Exterior del reformado Castillo de Baena, Cordoba

El Castillo de Baena fue edificado en el siglo IX sobre restos romanos, después del saqueo que realizó Omar Ibn Hafsun al asentamiento que entonces existía. 

Con los almorávides y almohades la fortaleza fue ampliada, llegó a tener siete torres. El edificio ha sido sometido a una reforma integral que ha supuesto ya 3,7 millones de euros.

Constituyó un temido bastión fronterizo con el reino de Granada. En sus estancias se alojaron personalidades como los Reyes Católicos, el Cardenal Cisneros y el Condestable don Álvaro de Luna.

Castillo de Baena, Cordoba

En sus mazmorras estuvo Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán: nada más casarse, con 24 años, fue prisionero del conde de Cabra que le mantuvo humillado en una jaula en este castillo durante tres años y medio. 

El castillo de Baena no debe ser confundido con la muralla o cerca que circundaba Baena y dentro del cual se hallaba. 

El castillo era de planta cuadrada y media aproximadamente setenta metros de largo por treinta y siete de ancho, y aunque en la actualidad apenas quedan restos del mismo, sí han llegado hasta nuestros días algunos restos de sus muros, edificados con sillería y mampostería, y también tres de sus cuatro torres ubicadas en sus esquinas y llamada una del Secreto, otra de los Cascabeles y la última de las Cinco Esquinas o de las Arqueras.

Plano del Castillo de Baena, Cordoba

Esta última torre, edificada con ladrillos y argamasa, dispone de saeteras en dos de sus lados y también de una ventana cegada con cemento que tenía forma lobular, y la tradición oral afirma que fue en esta torre donde estuvo prisionero el rey Boadbil de Granada, que permaneció un tiempo en la torre de las Arqueras tras ser capturado en la batalla de Lucena.

Entre los siglos XVI y XVII fue profundamente reformada y quedó convertida en una capilla.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.
El recinto amurallado

El castillo de Baena se halla en un extremo de la población, aunque quedaba separado de la misma por una cerca o recinto amurallado que en la actualidad aún se conserva casi por entero. De dicha muralla aún sobreviven varios lienzos, algunas torres, y dos de sus puertas, próximas entre sí y con un marcado aspecto islámico, bóvedas y forma de recodo, llamándose una de ellas Arco de Consolación y la otra Arco Oscuro.​

El Arco de Consolación, construido a base de mampostería, se encontraba abandonado en la década de 1990 y también enlucido, y el Arco Oscuro, que fue edificado con ladrillos y sillarejo, fue reconstruido y dispone de un tejado con cubiertas a cuatro aguas, siendo necesario destacar que en su interior hay una estancia cubierta con un artesonado mudéjar y que en ella se reunía en siglos pasados el cabildo de Baena.​

Entre los dos arcos o puertas mencionados anteriormente se halla un lienzo de la muralla que protegía el extremo sur de la población y que cuenta con algunos torreones y también con algunas almenas reconstruidas en época moderna.

16. Comer en Baena:

Picoteo
Avenida Padre Villoslada, 29, 
14850 baena España
+34 957 94 54 65

Taberna gourmet el violin
Avenida Padre Villoslada n 7 Bajo, 
14850 baena España
+34 957 94 44 45

Cafetería Cervecería Magaluf
Avenida Cervantes 31, 
14850 baena España
+34 957 69 04 23

17. Castillo de Zuheros

Castillo  de Zuheros, Cordoba 

Su estampa ya desde la lejanía se revela como la típica postal de la Andalucía interior, con su abigarrado caserío de blancas fachadas extendiéndose a lo largo de la ladera coronada en uno de sus extremos por los restos de su castillo. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 2003.

Las primeras referencias del castillo de Zuheros se remontan al siglo IX, cuando soldados Banu Himsi levantan una primera fortificación llamada "Sujayrat" con el fin de defender varias alquerías o asentamientos dispersos a los pies de la Sierra de Cabra.

Castillo  de Zuheros, Cordoba 

A finales del siglo XII durante la dominación almohade, Sujayrat (traducible como "peña" o "peñasco") aparece ya como hábitat poblacional estable formando parte de la Cora de Elvira, ampliándose el castillo y las defensas amuralladas que rodeaban el caserío.

Tras la caída de la población en manos cristianas en tiempos de Fernando III El Santo, la fortaleza queda bajo jurisdicción señorial jugando un importante papel en la defensa de la frontera sur con el Reino Nazarí. 

Posteriormente Alfonso X el Sabio lo cede al Infante Don Juan pero, tras el incumplimiento de un acuerdo, su sucesor Sancho IV el Bravo ordena que pase a propiedad del Consejo de Córdoba en 1293.

Ya en el siglo XV la fortaleza de Zuheros pasa a manos de la Casa de los Donceles, quiénes establecen un mayorazgo que participaría activamente primero en la Batalla de Lucena y posteriormente en la Toma de Granada, tras la cual, y ya alejada cualquier tipo de amenaza islámica, la población de Zuheros crece rebasando incluso los límites del propio cinturón amurallado y el castillo es ampliado mediante la adición de un cuerpo palaciego.

Plano del Castillo  de Zuheros, Cordoba 

Así pues el castillo de Zuheros, en su estado actual, se yergue majestuoso sobre un espolón rocoso en el extremo noroccidental del caserío, abriéndose en sus costados sur y este un espacio placeado protegido por la muralla, y al norte y oeste un escarpado e inaccesible acantilado que ejerce de protección natural.

De la primitiva construcción de los siglos IX y X apenas ha llegado a nuestros días el aljibe, que sería reaprovechado en el siglo XII por los almohades cuando levantan el torreón prismático y la cinta amurallada a base de mampostería enripiada y fortalecida por sillares de mayor relieve en los ángulos.

Aunque en la actualidad el acceso se acomete a ras de plaza, en origen la puerta de entrada se abría en altura con finalidad defensiva, siendo solo abordable a través de escaleras o estructuras provisionales de madera. A continuación, un pequeño patio de armas daba acceso a un espacio polivalente en dos pisos que serviría tanto para resguardo de la guarnición como para vivienda del alcaide.

La torre del homenaje, reforzada y almenada las la conquista cristiana, corona el vertical penacho rocoso, siendo accesible en origen a través de escaleras talladas en la propia roca viva.

Tras la conquista de Granada y obrando la fortaleza en poder de los Fernández de Córdoba, se acomete una ampliación bajo planos de Hernán Ruiz consistente en la adición de una estructura palaciega de estética plenamente renacentista a base de muros de sillería.

Este palacio permanecería en pleno uso durante un par de siglos, pero en el siglo XVIII al quedar deshabitado tras la extinción del señorío de Zuheros, fue utilizado como cantera para la construcción de viviendas de la localidad, conservándose tan solo algunos paredones desportillados.

(+34) 957694545
Actualmente alberga restos de un palacio de estilo renacentista.

18. Castillo de Priego de Córdoba

Castillo de Priego de Córdoba

El Castillo de Priego de Córdoba se encuentra en la Plaza del Llano, a pocos metros de la impresionante Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de las Carnicerías Reales y de la Iglesia de San Pedro, incluido en los límites del Conjunto Histórico del Barrio de la Villa.

El Castillo de la localidad de Priego de Córdoba surgió con un objetivo defensivo, de ahí su carácter austero. Es una fortaleza de origen árabe, pero que fue reformada entre los siglos XIII y XIV.

Destaca su Torre del homenaje, también conocida como «Torre Gorda», que se encuentra en el que fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1943 y cuya ubicación se encuentra en el patio de armas. 

Castillo de Priego de Córdoba

Su altura es de 30 metros, parte de los cuales son semisubterráneos en la actualidad.

Allá por el siglo XI, la localidad de Priego estaba en manos de los árabes. 

El rey Fernando III «El Santo» reconquistó esta villa en 1226 y arrasó con el castillo. 

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Cuenta la Crónica General de España que exigió a la población como tributo cien doncellas para sus tropas. Este monarca donó la Villa de Priego a la Orden de Calatrava, la cual reconstruyó el castillo y custodió la comarca hasta el siglo XIV.

El Castillo de Priego de Córdoba dispone de un perímetro amurallado torreado que delimita un espacio interior ocupado por una Torre del Homenaje con patín de acceso, dos aljibes, una edificación de dos plantas y una edificación de planta rectangular y uso indeterminado. 

Castillo de Priego de Córdoba

También se conservan baños o la recrópolis andalusíes y otros espacios o dependencias pertenecientes a episodios anteriores o posteriores de la edificación.

Descentrada en el patio se encuentra la Torre del Homenaje. Ésta tiene aproximadamente unos 30 m de altura con tres plantas cubiertas con bóvedas de cañón con rosca de ladrillo o lajas de piedra. 

Plano del Castillo de Priego de Córdoba

La planta inferior no dispone de acceso desde el exterior, la media que se emplearía como almacén y la planta superior que se utilizaría como residencia, adornada en sus vanos con cuatro ventanas o aljimeces con doble arco de herradura y columna central con capitel de mocárabes de tipo nazarita.

19. Comer en Priego:

Zyrah
Calle Rio 8, 
14814 Priego de Córdoba España
+34 957 54 70 23

La Pianola Casa Pepe
C/ Obispo Caballero Nº 6 huerto de san francisco n9, 
14800 Priego de Córdoba España
+34 957 70 04 09

Restaurante Asador La Muralla
Calle Abad Palomino 16, 
14800 Priego de Córdoba España
+34 957 70 18 56

y algo mas económico:

Restaurante Hosteria de Rafi
Calle Isabel La Catolica, 4 Hosteria De Rafi, 
14800 Priego de Córdoba España
+34 957 54 07 49

20. Castillo de Carcabuey o Castillo de la Traición

Castillo de Carcabuey, Cordoba

El castillo de Carcabuey se alza sobre un elevado cerro en las cercanías de Priego (dentro de un área militarizada).

El castillo ha sido a lo largo de la historia lugar privilegiado desde el punto de vista estratégico y militar para el control de todas las vías de comunicación de la comarca de la Subbética, ya que en el confluían los caminos que servían de comunicación a cinco provincias andaluzas. 

Por su importante ubicación estratégica la zona ha sido poblada por romanos, árabes y cristianos, los romanos la llamaron Ipolcobulca (por el nombre del cerro donde se asienta en época iberoromana), los árabes la llamaron Karkabul, hasta llegar a su denominación cristiana Carcabuey (aunque hasta 1256 no se cita documentalmente a Carcabuey con este nombre, y se hace como perteneciente a la Orden de Calatrava, bajo la jurisdicción eclesiástica del obispado de Jaen).

En época islámica fue objeto de incursiones de Ibn Hafsun, a finales del Emirato, hasta que el emir Add Allah en el 892 durante la lucha contra los sublevados Said ben Walid y Omar ben Hafsun y tras el estrecho cerco de Karkabul finalmente mandó demoler el castillo, hasta que quedó llano.

Castillo de Carcabuey, Cordoba

Sería reconstruido en el mismo emplazamiento, pero ya en el siglo XIII, por los cristianos bajo el dominio de la orden Calatrava, como fortaleza para la defensa de la frontera contra el reino Nazarita.

Conquistada la plaza por Fernando III, fue reedificado según modelos de otras fortificaciones, como las de Fuengirola o Iznajar. A la muerte de Fernando III el santo, el castillo sufrió un nuevo revés, pues reinando Alfonso X el Sabio, su hijo el infante rebelde Don Sancho, que en ocasiones tuvo en el castillo de Carcabuey su residencia, dio motivo a la leyenda que tras aliarse con el rey Ziri Muhammad conspiraría para arrebatarle el trono a su padre, otorgando a este castillo el apelativo de “castillo de la traición”.

El castillo y la villa estuvieron bajo la jurisdicción de la orden de Calatrava hasta que en 1333 fue conquistado por Muhammad IV de Granada y más tarde reconquistado por Alfonso XI, quien modificó la estructura, transformando la fortaleza en castillo palacio (acabaría integrándose, tras múltiples donaciones en el Señorío de Aguilar).

Castillo de Carcabuey, Cordoba

El castillo de aspecto roquero de Carcabuey y su perímetro fueron construidos aparejo era de sillarejo sin tallar ni recuadrar. El castillo con una planta muy irregular y alarga según las exigencias del relieve de las rocas en la que está enclavado, albergando una plaza de armas y una fortaleza con torreones.

Consta de un primer recinto amurallado que sigue el contorno del terreno, cerrando un espacio llamado Alcabar para el esparcimiento de la tropa, con cortinas altas de 8 o 10 metros y torres de flanqueo, permiten un ingreso tortuoso entre los muros para acceder a la torre y a la plaza de armas. La fortaleza cuenta con 5 torres distribuidas a lo largo de la muralla, de las que 2 son cuadradas y 3 circulares, conservándose en su interior una estructura cuadrangular que podría haber sido la torre del homenaje.

El aljibe, al oeste y bajo la sombra del lienzo de muralla, mide 7 por 10 metros, teniendo agua en todas las estaciones, ocupa un lugar enigmático. Su ubicación no se relaciona con la necesidad del castillo, al situarse a extramuros no permite a la población, en caso de bloqueo abastecerse de agua. (se habla de la existencia de un pasadizo entre las rocas que permitía el acceso al aljibe).

En la parte alta del patio de armas encontramos la ermita de la Virgen del Castillo, construcción del s. XVIII en la que alberga la imagen de la Virgen del Castillo, patrona de la localidad.

La puerta actual de acceso a la fortaleza está levantada sobre un muro de contención que podría estar construido con mampuestos reutilizados de la fortaleza (no siendo esta la original).

Existe un portillo de acceso oculto, en el lienzo sur, que ha estado cegado durante mucho tiempo y ahora está restaurado.

El acceso al recinto, se hace por un camino empinado en el que se encuentra un aljibe romano, excavado en la roca.

Saludando agradecido al piadoso viajero y al anticuario, profiriendo en honor suyo aquellas palabras de Estrabon.

“Ipsa vestigia tam nobilium oppidorum est libentius videre
et sepulcra inclitorum virorum “.

Visitable

21. Castillo de Cabra

Castillo Palacio de la localidad egabrense

Las primeras referencias sobre esta fortaleza, conocida como el Castillo de los Duques de Sessa de Cabra, datan del siglo IX. 

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Tuvo gran importancia por las guerras entre el rebelde Omar ibn Hafsún y los califas gobernantes de Córdoba. Fue conquistado por Fernando III en 1240 y experimentó importantes reformas con posterioridad.

En esta fortaleza nació Enrique II, del a Casa Trastámara, hijo de Leonor de Guzmán, en 1333. 

La Torre del Homenaje, su estructura más peculiar, con más de 20 metros de altura, se volvió a levantar en 1515. 

Castillo Palacio de los Condes de Cabra

Los condes de Cabra convirtieron el castillo en su residencia a partir del siglo XVI, pasando a ser en la centuria siguiente convento de franciscanos capuchinos.

Cuentan las leyendas que el rey nazari Boabdil fue apresado y llevado prisionero al Castillo de los Condes de Cabra. Y que, pese a todo, el rey árabe de Granada fue tratado bastante bien por petición expresa de Gonzalo Fernández de Córdoba, con el que entabló amistad, pese a estar en bandos rivales.

El palacio de los condes de Cabra, hoy colegio de las RR MM Escolapias, es un conjunto arquitectónico conformado básicamente por la Torre del Homenaje del antiguo castillo y un gran patio central cuadrangular con galerías porticadas al que se asoman espaciosas dependencias, especialmente en su lado oriental, así como una serie de patios y estancias adyacentes de carácter más secundario en torno al núcleo primitivo, configurándose así una planta un tanto irregular de claro influjo de la arquitectura palaciega hispanomusulmana, planta que se completa con el característico huerto para el autoabastecimiento.

La Torre del Homenaje, único exponente del castillo encomendado a los condes para que defendieran su señorío no sólo de las incursiones nazaríes, sino también para saciar las ansias expansionistas de su linaje, sigue la misma pauta que otras construcciones militares de la provincia, dentro del gusto mudéjar. 

Su aspecto externo de inexpugnable fortaleza contrasta con un espacio interior de aspecto refinado que actúa como confortable mirador hacia la población y el bello paisaje circundante. Se trata de un espacio cuadrangular cubierto por una gran bóveda octogonal levantada sobre cuatro trompas, único vestigio en la actualidad de carácter bajomedieval que encuentra semejanzas con otras estancias similares como las de los castillos de Montemayor y de Espejo.

22. Comer en Cabra:

Restaurante Rincón Gallego
Av. Fuente del Río, 34, 
14940 Cabra España
+34 679 51 11 65

Meson la Casilla de Cabra
Calle Martin Belda 14, 
14940 Cabra España
+34 957 52 33 33


Vaquena
Casa la Viñuela, 
14940 Cabra España
+34 662 39 12 78

y algo mas economico:

Venta Los Pelaos
Carretera Cabra Priego, 5, 
14940 Cabra España
+34 957 52 54 77


23. Castillo del Moral de Lucena

Vista exterior del Castillo de Lucena, Cordoba

El Castillo del Moral de Lucena alberga en la actualidad el Museo Arqueológico y Etnológico y fue declarado Monumental Histórico Nacional en 1931. 

Está enclavado junto a lo que hasta el siglo XVII fue el centro neurálgico de la ciudad: el Coso. 

Fue construido en el siglo XI y Fernando III se apoderó de él en 1240, utilizándolo como apoyo a la defensa de esta zona fronteriza.

Fue donado al Cabildo de Córdoba primero y a la Orden de Santiago después. 

Vista exterior del Castillo de Lucena, Cordoba

Más tarde fue adquirido por Doña Leonor de Guzmán, la amante de Alfonso XI y madre de Enrique II de Trastámara. 

Posteriormente se asociará a la Casa de Aguilar y a los Fernández de Córdoba.

Esta fortificación, concretamente, su Torre del Moral, fue la prisión del último rey de Granada, Boabdil «El Chico» después de ser capturado en la Batalla de Martín González en 1483.

En la actualidad, el edificio alberga el Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena, donde destacan la Sala de la Sima del Ángel, importante yacimiento del Paleolítico Inferior, que está considerado uno de los tres enclaves fundamentales para conocer el origen de la humanidad en España junto a Orce y Atapuerca. 

En la Sala Judía, se hace referencia a la antigua ciudad judía de Eliossana, conocida como la Perla de Sefarad.

Plano del Castillo de Lucena, Cordoba

Ofrece unas impresionantes vistas urbanas que se divisan desde el Paseo de Ronda y la terraza de la Torre del Homenaje.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. 

No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

Horario

De Lunes a Domingo de 10:00 a 18:00 h. Festivos de 10:00 a 18:00 h., excepto el 1 y 6 de Enero, 25 de Diciembre, Viernes Santo, y el primer Domingo de Mayo que permanecerá cerrado.

24. Comer en Lucena:

La Manzana de Adán
Avenida de la Guardia Civil 9 Fácil aparcamiento, 
14900 Lucena España
+34 957 50 19 35

Restaurante El Valle
Calle Federico García Lorca, 14 Facil Aparcamiento, 
14900 Lucena España
+34 957 50 19 74

Restaurante Asador Los Bronces
Carretera Cordoba a Malaga km. 74, 
14900 Lucena España
+34 957 51 62 80

y algo mas económicos:

Cerveceria Cruz Blanca
Ronda San Francisco 85, 
14900 Lucena España
+34 954 05 24 29

Lucky Luke
Calle Ejido Plaza de Toros, 19,
 14900 Lucena España
+34 957 05 24 81

25. Castillo de Iznájar

Castillo de Iznájar, Córdoba

El castillo de Iznájar dio nombre a la población, referente obligado de su imagen y de su conformación urbana. 

Prototipo de un «hisn» árabe al tener las características propias de los castillos roqueros de ascendencia islámica, los cuales se localizaban en el punto más elevado del espacio a defender. 

Las laderas norte y noreste del promontorio son escarpadas actuando como muralla natural, el resto presenta un perfil más suave que ha permitido el asentamiento del caserío.

En la parte más alta del Barrio de La Villa, el Castillo de Iznájar, símbolo y génesis de la localidad que comenzó su construcción hacia mediados del siglo VIII, probablemente por constructores hispanogodos, continuándose con sucesivas reconstrucciones y ampliaciones hasta el siglo XV. 

Castillo de Iznájar, Córdoba

De origen árabe da nombre a la localidad, derivando del sustantivo “hisn” (castillo) y del adjetivo “al-ashar” (alegre).

No fue hasta el siglo X cuando se configuró la planta que actualmente presenta, en el XI se elevaron los muros que rodean el patio de armas y se construyó un primer recinto que fue reforzado en el período nazarí abarcando el actual barrio de la Villa.

El castillo desempeña un importante papel en el siglo IX cuando sus moradores se ponen de parte de ibn Hafsún, levantado contra los omeyas de Córdoba. Sofocada la rebelión y pacificada la zona, el castillo, deteriorado como consecuencia de las luchas mantenidas durante la rebelión, fue reconstruido bajo el mandato de Abderramán III.

Castillo de Iznájar, Córdoba

Desaparecido el califato omeya, Iznájar pasa a ser la capital del reino taifa de ben Maksan hasta que, después del dominio almorávide y almohade, pase al reino nazarí de Granada.

El castillo presenta una planta de tipo trapezoidal o triangular cortada por el noreste donde existe una torre y un recinto rectangular que, construido con sillares y dotado de gruesos muros, corresponde al núcleo original del castillo. Este núcleo se levanta en el siglo VIII y puede que esté emplazado en el espacio de un asentamiento defensivo ibero-romano. La configuración actual del castillo es de época omeya (s. X) pero sufrió ampliaciones desde el siglo XI hasta lo siglos XIV.

En el año 1080 Abd Allah, último rey taifa antes de que Iznájar pasara a depender del reino nazarita de Granada, ante la amenaza cristiana y almorávide manda ampliar y robustecer el castillo y construir un primer recinto defensivo para proteger a la población. Según la base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía hoy se pueden observar los restos de seis torres del este primer recinto, La primera torre, de planta cuadrada y construida con mampostería y sillares en las esquinas, está en el lienzo sur del recinto. 

En este mismo lienzo se encuentra la Torre del Reloj, también de planta cuadrada y mampostería. La tercera torre, también en el lienzo sur, se inserta en el entorno de la puerta de acceso en recodo. 

Castillo de Iznájar, Córdoba

Otra torre, llamada de San Rafael, está situada en al este y es de características similares a las anteriores.

 La quinta torre se localiza en el lienzo norte del recinto y tiene en su ángulo noroeste un contrafuerte cilíndrico. La sexta está en el lienzo norte del recinto, cerca de la iglesia de Santiago.

Posteriormente, bajo el dominio nazarí, fue necesario construir un segundo recinto para acoger el crecimiento de la población:”Aquí las construcciones se redujeron a las puerta y poco más. Estas fueron tres: la de la Muela, la del Rey y el Postigo. Solo quedan vestigios de la segunda. Dicho recinto era prácticamente natural, con algunos lienzos de muro en las pocas zonas accesibles. Contó también con una torre al Noroeste de la que quedan restos empotrados en una vivienda de la calle Virgen” (Valverde/Toledo, 1987).

Alfonso XI intentó la conquista del castillo durante las campañas que realizó de 1314 a 1341 pero no consiguió su rendición. Sin embargo, en el año 1362 el rey Pedro I conquista Iznájar. La “Crónica de los Reyes Don Pedro, Don Enrique, Don Enrique II, Don Juan I (por D. Pedro López de Ayala. T.I, p.400. 1779) dice: “El Rey Don Pedro entró en el Regno de Granada con todo su poder, é ganó de ese camino estos logares: Iznaxar…é dende tornóse el Rey para Sevilla”. 

En la misma crónica figura una carta original del mismo Rey al rey Don Pedro de Aragón que dice así: “(…) Otrosi sabed, que nos ayuntamos agora aquí los nuestros, é ficimos una entrada en la tierra del Rey de Granada, é llegamos a una villa muy buena é muy fuerte que que dicen, Ixnaxar: é los Moros, con el afincamiento de combate grande que los nuestros les facian, cometieron pleytesia, é dieronnos la villa é el Castillo”.

Conquistada la fortaleza, Pedro I la refuerza construyendo una nueva muralla que, generando un foso seco por el oeste y noroeste, sirve para proteger la primitiva muralla y la Torre del Homenaje y levanta tres nuevas torres: Una junto a la entrada, otra pentagonal (vista desde el exterior de la muralla presenta forma de proa) y la torre albarrana. Además en el patio de armas levanta un edificio con una sala rectangular cubierta con una bóveda de medio cañón que es destinada a iglesia.

En el año 1368 Iznájar vuelve a caer bajo el dominio de los musulmanes y el rey granadino Muhamed V la refuerza con un nuevo muro (por detrás de la iglesia construida por Pedro I) que sirve para cerrar el recinto por la zona este.

La fortaleza de Iznájar permaneció bajo el dominio musulmán hasta que, después de varios intentos, es conquistada de manera definitiva durante el reinado de Juan II por el Adelantado Mayor de Andalucía en el año 1433, Diego Gómez de Rivera. El rey en septiembre de 1434 concedió la tenencia Iznájar a Pedro González de Córdoba, señor de Cabra, que refuerza el muro de entrada y prepara unas dependencias en el Patio de Armas,. En 1466 Enrique IV le concede a Diego Fernández de Córdoba y Montemayor el señorío de Iznájar.

“Hasta el siglo XIX, el Condado de Cabra y el Vizcondado de Iznájar se mantuvieron unidos, con otros muchos títulos al Ducado de Sesa-Baena. En 1859, el testamento de don Vicente Pío Osorio de Moscoso y Ponce de León preludia la que, años más tarde, sería la separación definitiva de las casas de Baena y Cabra. Por sentencia… del Tribunal Supremo…de 1982, se ha declarado el mejor derecho de la casa de Cabra al Vizcondado de Iznájar. 

Ulteriormente, doña Pilar Paloma de Casanova y Varón…ha hecho cesión del título de Vizconde de Iznájar a favor de su hijo don Álvaro Francisco López Solé y de Casanova. De este modo dicho título ha pasado nuevamente al primogénito de la casa de Cabra, retomando el espíritu del privilegio otorgado por Enrique IV, en 1466, que así lo disponía”. (Valverde/Toledo.” Los castillos de Córdoba”, 1987),

El castillo primitivo presenta una planta de tipo triangular cortada por el noreste donde se localiza una torre (bastante bien conservada) y un recinto rectangular que, construidos con sillares y dotados de gruesos muros, componen el núcleo original del castillo. 

Este núcleo se levanta en el siglo VIII y, posiblemente, ocupa el mismo espacio de un antiguo asentamiento ibero-romano. La configuración actual es de época omeya (s. X). En el siglo XI se levantan los muros que cierran el patio de armas que en época nazarí serán dotados de adarve. La puerta principal era de acceso directo al patio de armas (El recodo actual es el resultado de la construcción de un vestíbulo a finales del s. XVIII). 

Concluida la toma de Granada, las necesidades defensivas eran menores y el castillo fue perdiendo su función militar y es destinado a usos agrarios y ganaderos. El paso del tiempo va deteriorando la fortaleza. 

Decadencia que se acentúa en el siglo XVIII cuando se realizan unas obras para destinarlo a vivienda del administrador del Duque de Sesa. La adaptación como vivienda supuso un auténtico destrozo del castillo: “No hubo reparos en romper el adarve, con el fin de dar acceso al jardín ubicado en la barbacana, y cometer cuantos desmanes se consideraron necesarios para la nueva función del viejo castillo” (Valverde/Toledo, 1987).

En los primeros años del siglo XX el castillo fue abandonado, acentuándose la destrucción del castillo y del recinto defensivo que se vio acelerada por la intervención humana: “Durante la Segunda República se destruyó la bella torre de entrada al primer recinto murado, para emplear sus sillares en el muro de contención de la Plaza Nueva. La piqueta se detuvo entonces a metro y medio de altura, pero la demolición se ha consumado en 1982, porque los venerables cimientos dificultaban la construcción de una cochera” (Valverde/Toledo),

La fortaleza conserva cuatro torres: la torre adosada al núcleo primitivo; la torre cuadrada situada en el noreste; la torre también cuadrada del sureste a la que se adosa otra más pequeña para proteger la puerta de entrada la torre situada al oeste que, cuadrada y bien conservada, se considera como torre del Homenaje y la torre pentagonal (en forma de proa vista desde el exterior).

En el patio de armas se localiza un aljibe: “El aljibe de grandes dimensiones, situado en la parte central del patio de armas y excavado en la roca sobre la que se asienta el castillo, tiene planta rectangular, de 7,20 metros de largo por 6,30 de ancho, con una profundidad desde el suelo hasta el arranque de la bóveda de4,10 metros cúbicos, Tiene una capacidad de 185 metros cúbicos. 

La cubierta está constituida por un machón central de planta cruciforme del que salen cuatro arcos de ladrillo que apoyan en la zona de cada una de las cuatro paredes laterales; en cada pared los arcos descansan en pilastras de ladrillo que hacen de arcos fajones. Cada sector de los cuatro en que se divide el espacio interior se cubre con bóveda de arista. Exteriormente presenta una cubierta plana” (Córdoba de la Llave/Rider Porras: “Aljibes hispanomusulmanes de la provincia de Córdoba”, Meridies,1994).

Desde el patio de armas una escalera metálica permite subir a la Torre del Homenaje. Es de tapial con sillares de refuerzo y maciza hasta la altura del adarve, desde donde originariamente una puerta, algo elevada del nivel del adarve para dificultar su acceso, permitía la entrada a una sala abovedada de la que sale una escalera que conduce a la terraza almenada.

El segundo recinto amurallado, ya completamente nazarí, se acomodó al terreno para su aprovechamiento y se reducían sus construcciones a las puertas y algunos lienzos de muro en las laderas de la roca sobre la que se asienta la localidad.

El castillo se transformó como vivienda del administrador del duque de Sesa en el siglo XVIII manteniendo esta función hasta el siglo XX, siendo adquirido a sus últimos propietarios (el Conde de la Revilla y hermanos) por el Ayuntamiento en 1991 pasando a formar parte del patrimonio local.

Tras la intervención arqueológica realizada por la Junta de Andalucía se ponen en marcha las obras de restauración en el monumento. 

CASTILLO DE IZNÁJAR – VISITAS INDIVIDUALES SIN GUÍA

COMPRA DE ENTRADAS EN EL CASTILLO, O RESERVA PREVIA EN EL TELÉFONO 641-56-80-20 o AL CORREO isnaxar@gmail.com

Precio: 1€

HORARIO:
Miércoles y Jueves: de 9:30 a 14 h.
Viernes, Sábado y Domingo: de 9:30 a 14 h. y de 17 a 20 h.

Si desea visitar el Castillo fuera de este horario podrá concertar su visita contactando con el teléfono 641-56-80-20 con 24 h. de antelación.

CASTILLO DE IZNÁJAR – VISITAS GUIADAS

PREVIA CITA CON 24 H. DE ANTELACIÓN AL TELÉFONO 647-49-22-34 O AL CORREO turismo@iznajar.es
Precio: 2€

HORARIO DE VISITAS GUIADAS:
De Miércoles a Sábado: a las 11 h., 12 h. y 17 h.
Domingo: a las 11 h., 12 h. y 13 h.



26. Otras Rutas Cercanas:









































































Resultado de imagen de castillo de iruela
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...