sábado, 22 de octubre de 2022

Escapada de Fin de Semana en Vitoria: Capital Verde de España


.Vitoria  Álava

Casco Viejo de Vitoria, Almendra Central, Álava

Catedral de Santa María, Vitoria

Anillo Verde, Vitoria

Murales en Vitoria

Bajada del Celedón, Fiestas de la Virgen Blanca, Vitoria, 4 de Agosto

Torre de Mendoza, Vitoria

Vitoria, la ciudad que se caracteriza por su espléndido verdor y sus maravillosas edificaciones de otras épocas, ofrece enormes oportunidades para vivir, para conocer y hacer turismo en Vitoria.

La combinación de espacios naturales como “el anillo verde,” sus impresionantes lagunas y su exquisita arquitectura que conjuga lo medieval y lo moderno, hacen de Vitoria un lugar que es ideal para conocer.

En el recorrido por la hermosa ciudad de Vitoria hermosa a través de naves, atrios, murallas, catedrales y parques podemos emprender una aventura apasionante en sólo dos días.

El 21 de octubre de 2010, Vitoria fue designada por la Comisión Europea como Capital Verde Europea 2012. Esta distinción pretende reconocer a aquellas ciudades que han dado pruebas constantes de cumplir las normas medioambientales, se comprometen a plantear nuevos objetivos ambiciosos para la mejora del medio ambiente y desarrollo sostenible, pueden actuar como un modelo, inspirando a otras ciudades y promover las mejores prácticas a todas las otras ciudades europeas. 

Este galardón supone el máximo reconocimiento a más de treinta años de propuestas e iniciativas respetuosas con el medio ambiente. ​


Índice:

1. Como llegar a Vitoria


Vitoria dispone en la actualidad de una importante infraestructura de comunicaciones y transportes por carretera, ferrocarril y avión, con conexiones ágiles al resto de España y Europa.

Por carretera

Vitoria-Gasteiz se encuentra situada en medio de la llanada alavesa, en el camino que une Madrid al resto de Europa a través de la N-1. Se halla a 40 minutos de Bilbao; a una hora de San Sebastián y Pamplona; a menos de dos horas de Santander, a menos de tres de Zaragoza y a menos de cuatro de Madrid.

Información sobre el tráfico y el estado de las carreteras (Dirección General de Tráfico).


En autobús

La información sobre las diferentes compañías de autobuses está disponible en la web de la estación de autobuses de Vitoria. 

Además, a través de la plataforma Movelia se pueden buscar y comprar online billetes de autobús.

En tren

En la página de RENFE se pueden consultar los horarios, tarifas y recorridos. También puedes informarte en la estación de tren.

En avión

Aeropuerto de Vitoria (VIT)

El aeropuerto de Vitoria (VIT) está situado a 8 km. de Vitoria-Gasteiz, en una ubicación privilegiada que permite llegar en menos de 45 minutos a Bilbao (58 km.) y en poco más de una hora a la comarca de Rioja Alavesa y ciudades como Hondarribia (121 km) o San Sebastián (116 km). 

También conocido como Aeropuerto de Foronda, destaca desde el año 1994 por su volumen de tráfico de mercancías.

Conexiones: líneas regulares para pasajeros/as que conectan con los aeropuertos de Sevilla, Málaga, Palma de Mallorca, Alicante, Bruselas (Charleroi), Milán-Bérgamo y Colonia-Bonn (a partir de mayo) con la aerolínea Ryanair, y con las Islas Canarias (Las Palmas directo, y resto de las islas con conexión) con la aerolínea Binter. 

Parking: se sitúa a escasos metros de la terminal. Es un parking de vehículos no vigilado gratuito y parking de autobuses.


2. Algo de Historia

La colina sobre la que surgió el primitivo asentamiento de Vitoria ha proporcionado hallazgos arqueológicos que se remontan mucho antes de la Edad Media. No obstante, la historiografía sigue globalmente de acuerdo en la idea de que los orígenes de Vitoria se remontan a este último período.

Prehistoria

En las excavaciones arqueológicas realizadas en el año 2006 en el Campillo Sur se localizó un Depósito de Hoyo, con un contenido cerámico que, según A. Llanos, apunta "la existencia de un posible espacio de hábitat en este entorno, generador de la basura que sirvió para rellenar el hoyo". Al parecer, aunque no es fácil concretar su cronología, el análisis de las cerámicas localizadas sugiere "un espacio temporal enmarcado en la Edad del Bronce, en sus fases media-final".
Época Antigua

En las excavaciones de la plaza de Santa María se halló un conjunto de cerámicas de época romana (concretamente de Terra Sigillata Hispánica) que permiten "afirmar que existió una ocupación romana del cerro de Gasteiz en los primeros siglos de nuestra era, contínua pero sin duda poco significativa". 

Según J. M. Martínez, esa presencia romana debió iniciarse a mediados del siglo i d.C. y perduraría, con seguridad hasta finales del siglo ii d.C., y posiblemente hasta el III d.C.​

Por su parte, E. Gil, en otra intervención realizada en las misma plaza, localizó "evidencias de época romana alto imperial que, aunque descontextualizadas, constituyen un indicio claro de una ocupación de esta cronología al menos en la parte alta de la colina de Vitoria". 

Estas evidencias se consideraron suficientes como para que, el mismo autor, hablara de los siguientes horizontes de ocupación para la colina de Gasteiz: un primer asentamiento fechable entre la segunda mitad del siglo i e inicios del siglo ii d.C., y después uno segundo que se sustanció entre los siglos IV y V d.C.
Edad Media

Antecedentes de época medieval

La cuestión de 'Victoriacum'

San Prudencio

En una crónica escrita a finales del siglo vi por Juan de Biclaro, se apunta lo siguiente:
Anno V Tiberii, qui est Leovegildi XIII annus, [...] Leovegildus rex partem Vasconiae occupat et civitatem, quae Victoriacum nuncupatur, condidit.

La existencia de esta referencia documental ha convencido a una buena parte de la historiografía, la cual ha creído que esa 'Victoriacum' fundada por Leovigildo era la propia Vitoria.

El primitivo asentamiento (Siglo VIII).

Según apuntan los hallazgos arqueológicos realizados en la catedral de Santa María, el primer asentamiento que tuvo continuidad temporal (dando finalmente lugar a Vitoria) data de las primeras décadas del siglo viii. 

Parece claro que estaba situada en todo lo alto de la colina alrededor de la cual fue configurándose el actual casco medieval.
Primera mención documental (año 1025 ca.)

Según muestra la reja de San Millán de la Cogolla, en el siglo xi la mayoría de topónimos de la Llanada Alavesa, donde se encuentra Vitoria, eran de origen romance, y alguno vasco.

La reja de San Millán es un documento del año 1025 que lista una serie de poblaciones que pagaban diezmos al monasterio de San Millán. 

La primera mención documentada se encuentra en dicho documento, aunque no se cita la localización de dicha aldea. 

Este mismo documento menciona igualmente muchas de las poblaciones que componen actualmente el municipio de Vitoria.

Entre los siglos VIII al XI la llanada alavesa se encuentra bajo la órbita del reino de León, posteriormente bajo el Condado de Castilla, primero, desde su surgimiento con Fernán González en 931 y, después, a la Corona de Castilla cuando esta fue fundada .

Construcción del primer recinto amurallado

Los restos arqueológicos apuntan que a principios del siglo XII,​ la primitiva aldea fue dotada de un primer recinto defensivo. Por sus características constructivas, parece que estas murallas pudieran haber sido erigidas por una iniciativa del monarca navarro-aragonés Alfonso I​. 

Carta fundacional de Vitoria

En cualquier caso, una revisión de las fuentes escritas hecha a la luz de dichos hallazgos arqueológicos parecen confirmar un horizonte cronológico para estas defensas anterior a la concesión del fuero del año 1181​.

Los fueros otorgados por los reyes, o estamento jurídico, permitían la construcción de murallas y guarnición pero no podía existir un recinto de 20 torres como interpretan su cerco amurallado, sin el consentimiento real en forma jurídica. 

Vitoria fue creada como tenencia defensiva junto con Zaitegi (1188), con el fin de proteger la nueva frontera que se había creado tras el tratado con Castilla de 1179. 

Concesión del primer fuero documentado (año 1181)

En el año 1181, Sancho VI de Navarra concedió un fuero de población al asentamiento preexistente, eligiendo para él la denominación de nova Victoria 

Una de las razones que probablemente impulsaron esta iniciativa por parte del navarro, fue la de crear una línea defensiva (que conformarían también Antoñana, Bernedo, La Puebla de Arganzón y Laguardia), una línea que protegiese los territorios que recientemente había ocupado aprovechando la guerra civil castellana que se originó en la minoría de edad de Alfonso VIII.

Recientes investigaciones ​ sugieren además que Sancho VI, cuando emplea el término nova Victoria en el fuero se está refiriendo a una nueva ampliación del primitivo recinto amurallado (de ahí la necesidad de especificar lo de nova). 

Paso del dominio navarro al castellano (1199/1200)

Tras un asedio las tropas del rey Alfonso VIII pudieron hacerse con el control de la ciudad, que capituló hacia enero de 1200​. Desde ese momento Vitoria pasó a depender de Castilla.

Nuevas ampliaciones del asentamiento (siglo XIII)

Fue el propio Alfonso VIII quien dotó a la población de su primer ensanche hacia la ladera oeste.

Hubo una la nueva ampliación, décadas después, promovida por Alfonso X el Sabio. 

Se ha apuntado el año 1256 como fecha en que empezaron a poblarse las calles Cuchillería, Pintorería y la Judería (hacia el la este de la colina), 

Una reciente revisión de la documentación aboga por no descartar el año 1270 como fecha de inicio de la obras de un amurallamiento, el cual, en cualquier caso, no se completaría hasta los años ochenta de esa centuria en que se excavó su foso.

Siglo XIV

Enrique III, en 1399, concede a la ciudad dos ferias francas.

Torre de Mendoza

La Hermandad de Haro fue una de las hermandades concejiles que se formaron en Castilla tras las Cortes de Valladolid de 1295. 

En 1296 Vitoria firmó dos hermandades, una con villas de la costa cantábrica como Castro-Urdiales, Santander, San Sebastián, Bermeo, Fuenterrabía o Laredo, formando la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla con Vitoria y otra con villas de sus alrededores como Miranda de Ebro, Logroño, Haro, Nájera, Salvatierra o Santo Domingo de la Calzada. 

Debido a esta Hermandad se fundó la villa de Bilbao y su puerto en 1300, ya que las mercancías que iban a Castro-Urdiales y Bermeo, al existir dos villas en la ría del Nervión que acortaban el trayecto y acercaban el mar.

Durante los siglos XIV y XV, las luchas banderizas en las que los parientes mayores y linajes de la nobleza rural vasca se alinearon en bandos para mantener su prestigio y aumentar sus ingresos, tuvo su reflejo en Vitoria con los enfrentamientos entre los Calleja y los Ayala. 

Este conflicto finalizó con el Capitulado de 1476, reforma municipal que estuvo en vigor hasta 1747, cuando Fernando VI estableció un nuevo ordenamiento municipal.

Fue importante su judería, el viejo cementerio judío aún se conserva en forma de parque (Judimendi) con un monumento conmemorativo de su pasado. En 1431, el rey Juan II de Castilla le otorgó el título de ciudad. 

En 1463 fue una de las cinco villas fundadoras de la Hermandad de Álava junto con Sajazarra, Miranda de Ebro, Pancorbo y Salvatierra en Rivabellosa. 

En 1466 Enrique IV de Castilla concedió a la ciudad el título de leal y en 1470 Fernando el Católico la nombra muy leal.

El 22 de septiembre de 1483 Isabel I jura los fueros y privilegios de la ciudad en el Portal de Arriaga.

Edad Moderna

Grabado antiguo de la ciudad de Vitoria

El 22 de enero de 1522, llegó a Vitoria la noticia de que Adriano de Utrecht, que se encontraba en ese momento en la ciudad hospedado en la Casa del Cordón, había sido elegido nuevo Papa trece días antes. 

El futuro Adriano VI permanecería en la capital alavesa poco más de un mes, ejerciendo como regente de España y preparando a Navarra para la defensa frente a la invasión francesa.

En 1615, con motivo de las bodas reales, se hospedaron en la ciudad Ana de Austria, reina de Francia, e Isabel de Borbón, esposa del futuro Felipe IV.

Durante la guerra del Rosellón, Vitoria, así como gran parte de las Vascongadas, fue ocupada por un corto período por las tropas francesas, las cuales avanzaron hasta Miranda de Ebro. Esta ocupación concluyó con la Paz de Basilea que puso fin al conflicto.

Siglo xix

El 3 de abril de 1808, Fernando VII se alojó en la Casa Consistorial mientras se dirigía a Bayona, donde tendrían lugar las famosas abdicaciones. Al amanecer del 19 de abril, un inmenso gentío llenaba la actual calle Mateo de Moraza para impedir dicho viaje, llegando a cortar los tirantes del carruaje, por lo que tuvo que partir de Vitoria precedido de la caballería francesa.

Entre el 5 y 9 de noviembre, Napoleón pernoctó en la casa Etxezarra de la capital alavesa en su camino hacia Madrid para colocar a su hermano, José, en el trono de España. José había hecho del palacio de Montehermoso su particular palacio real durante la retirada precedente (después de la derrota en Bailén).

Entre los acontecimientos históricos más reseñables está el de haber sido escenario de la batalla de Vitoria el 21 de junio de 1813, en la que las tropas francesas, moviéndose en retirada, fueron derrotadas por alavés general Álava. Como resultado de la contienda, José Bonaparte huye perdiendo casi todo el botín robado a los españoles. Con esta batalla se puso fin prácticamente a la guerra de la Independencia española.

Cuando a finales de julio del mismo año llegó la noticia a Viena, Johann Nepomuk Mälzel encargó a Ludwig van Beethoven la composición de una sinfonía con motivo de este hecho. Se trata del op. 91 Wellingtons Sieg o Die Schlacht bei Vitoria o Siegessymphonie.

En el marco de la Primera Guerra Carlista, la ciudad permanece fiel al bando isabelino y el 16 de marzo de 1834 es sitiada por el ejército carlista de Tomás de Zumalacárregui. El ataque es rechazado por la Milicia Urbana y los Celadores de Álava, presentes en Gamarra Mayor, y las tropas carlistas se ven obligadas a retirarse por las informaciones acerca de la llegada de refuerzos liberales desde Miranda de Ebro.

El poco más de un centenar de Celadores de Álava hechos prisioneros fueron conducidos a Heredia y fusilados al día siguiente dando lugar a los fatídicos fusilamientos de Heredia. La regente María Cristina recompensó a Vitoria incluyendo las iniciales de Isabel II en el escudo de la ciudad.

En 1843, llegó la autorización para construir el Instituto de Enseñanza Media, sede actual del Parlamento Vasco y anteriormente el convento de Santa Clara. En el año académico de 1853-1854 comenzaron las clases culminando así un viejo sueño de la ciudad. El viejo Instituto de Enseñanza Media fue testigo de buena parte de la vida cultural de esta ciudad. 

Esta Universidad funcionó a partir de 1869, truncándose antes de empezar el curso 1873-1874, en gran parte por culpa de la segunda guerra carlista. 

La riqueza cultural y educativa durante la segunda mitad del siglo xix le valió a Vitoria el apelativo de Atenas del Norte.
Proclamación de la II República en Vitoria

Siglo xx

A comienzos de siglo y hasta la década de los cincuenta, Vitoria era una pequeña ciudad, con apenas industria y muy conservadora. 

Tras el alzamiento en 1936 de un sector del ejército, apoyado por los partidos del espectro político de la derecha y de centro, se iniciaba la Guerra Civil y los territorios vascos y navarros quedaron divididos entre los dos bandos; Álava y Navarra permanecen adscritas al Bando Nacional y Guipúzcoa y Vizcaya fieles a Bando republicano aunque muchos pobladores de las mismas, adscritos ideológicamente al tradicionalismo carlista y a la monarquía, se suman al bando de los alzados, por lo que hubo vascos y navarros en los dos bandos.

Franquismo

Soldados franquistas celebran la victoria de la guerra

El final de la Guerra Civil en el País Vasco, dejó una sociedad profundamente dividida. 

Estos años en los que se combinaron un importante crecimiento económico y las actividades clandestinas por parte de sindicatos y partidos políticos, desde finales de los años 50, de organizaciones terroristas como ETA y otras nacidas en su entorno.

A partir de la década de 1950, en la ciudad se inició una fuerte industrialización que produciría una transformación de la ciudad en todos los aspectos, sobre todo los demográficos y sociales, pasando a ser de una pequeña ciudad de servicios y administración a una ciudad industrial que batió récords de crecimiento demográfico relativo en toda España, en los años sesenta, con un porcentaje mayor del 40 %. 

Así, de la década de los sesenta a los setenta casi duplicó su población, por la gran cantidad de trabajadores inmigrantes recibidos.

El 20 de mayo de 1980, Vitoria se convirtió en capital («Se designa a Vitoria como sede del Parlamento y Gobierno») de la comunidad autónoma del País Vasco por decisión del Parlamento Vasco, que así lo acordó por medio de su Ley de Sedes. 

Así, Vitoria es capital de la provincia de Álava y a su vez de la Comunidad Autónoma Vasca siendo sede de la Diputación Foral de Álava, las Juntas Generales de Álava, el Gobierno Vasco y el Parlamento Vasco. 

En 2012 Vitoria fue Capital Verde Europea (European Green Capital).


 
  3. Qué ver y hacer en Vitoria



Vitoria atrae a miles de turistas a lo largo del año. No es de extrañar, se trata de un destino turístico en alza. Un espacio perfecto para que personas de todo tipo de perfiles turísticos disfruten de unas vacaciones inolvidables. 

Tomando como referente la impresionante almendra medieval, el casco histórico de Vitoria, realizaremos una ruta por todos y cada uno de los atractivos turísticos de la ciudad. 

Un recorrido, que nos llevara a conocer tanto el interior como el exterior de las antiguas murallas que protegían la ciudad. Vitoria, capital de la provincia de Álava  y de la propia comunidad autónoma, es conocida en todo el País Vasco por su calidad de vida, sus grandes espacios verdes, su gastronomía y como no, por su gran cultura e historia.

Vitoria nos abre las puertas para mostrarnos algunos de sus tesoros más preciados. 

Una propuesta muy atractiva, que nos cautiva con tan solo contemplar las calles de su casco histórico, la exposición “abierto por obras” de la catedral vieja o los amplios espacios verdes con los que nos tiene acostumbrados. 

He aquí algunos de los espacios más importantes y emblemáticos de Vitoria, esperamos que os gusten tanto como a nosotros.


4. Casco Viejo de Vitoria


La colina en la que se ubica la almendra medieval lleva ocupada desde el siglo VIII, época en la que únicamente existía la primitiva aldea de Gasteiz. 
Casco Viejo de Vitoria

El casco antiguo es el corazón de la ciudad. 

Almendra Medieval  de Vitoria

Merece la pena ver la Casa del Cordón, casa en la que la entrada es de pequeñas dimensiones para que los señores y la realeza se tuvieran que «doblegar» a su entrada en el edificio, la plaza del Machete, el Portalón (casa de postas desde XV hasta mitad de XX. 

 
Casco Viejo de Vitoria

Hoy en día es un restaurante donde prevalece su esencia) o la Torre de los Anda (la torre medieval defensiva más antigua de Vitoria).

Hay que dejarse atrapar y llevar por la ciudad antigua de Vitoria, recorrer el pequeño casco viejo y perderse por sus calles y cantones, descubriendo grandes tesoros en este encuadre.

Torre de los Anda, Vitoria

Esta antigua Almendra Medieval agrupaba desde el Oeste las calles Herrería, Zapatería y Correría, calles paralelas entre sí, que se comunicaban por “cantones” también paralelos entre sí, de norte a sur:

Cantón de las Carnicerías, luego Cantón de anorbin y por último Cantón de la soledad.

Por el Este nos encontraríamos las calles Judería, Pintorería y Cuchillería, también transcurrían de forma paralela.

Y atravesadas por cantones también paralelos entre sí, de norte a sur por los cantones de Santa María, seguido por el de Santa Ana y por último el de San Francisco Javier.

Asimismo todo este entramado de calles y cantones con la Catedral de Santa María en medio, la más popular entre los vitorianos, desde su rehabilitación .

La cual se puede visitar por completo y es una visita que no se puede uno perder desde lo más alto del casco antiguo vitoriano.

Es un lugar de la ciudad la almendra medieval que no debes perderte.

La Plaza del Machete en Vitoria 

Plaza del Machete, Vitoria 

Detrás de los arquillos tirando hacia la parte alta de la ciudad, se encuentra la Plaza del Machete.

Y que tiene una formación muy peculiar, la cual esta abanderada por un machete, que se encuentra nada más subir por las escaleras de San Miguel, de ahí su nombre, la plaza del machete.

Probablemente los alcaldes de la ciudad de la época, debían jurar su cargo sobre dicho machete, y si no cumplían lo pactado, era usado para su decapitación.

Además en la actualidad no es una plaza de mucho transito, pero tiene su encanto especial, se encuentran algunos bares y un asador del mismo nombre, el Asador del Machete, además de la entrada del Palacio de Villasuso.

Palacio de Villasuso. Vitoria

Palacio donde se realizan presentaciones, charlas y el día de reyes sus majestades de oriente, atienden a todos los peques de la ciudad en sus peticiones navideñas.

Es un lugar donde hoy en día se hacen actuaciones, pequeños conciertos o se instalan puestos en el mercado medieval.


Plaza del machete, Vitoria

Esta plaza marca el límite de la antigua villa medieval. 

Una plaza que también era conocida como “la plazoleta del juicio”, y es que era aquí donde se realizaban las sentencias a muerte con garrote vil. Hoy en día además de ser uno de los espacios de ocio más demandados, también se utiliza para el arrastre de piedra.

La Cuchillería

Calle de la Cuchillería, Vitoria

Ahora nos toca pasear por otra calle de la Almendra Medieval de Vitoria, la calle Cuchillería.

Asimismo las calles de la antigua almendra medieval de Vitoria, eran calles nombradas por el oficio que allí se realizaba.

Por ello se conocen como: la herrería herreros, la zapatería zapateros, en la pinturería pintores.

Además en estas calles se agrupaban todos los profesionales del mismo oficio agrupados en gremios, normalmente la vivienda era el propio talles, taller-tienda en la parte inferior de la casa y en la parte superior vivienda para el maestro y sus discípulos.

Asimismo otra calle que recibe el nombre de un oficio de antaño y que a día de hoy se caracteriza por ser una de las calles que mayor afluencia de gente tiene los fines de semana, es la “cuchi”, como es conocida informalmente por todos los vitorianos.

Es una calle de “poteo” de los vitorianos los fines de semana, por el día tiene una gran vida de bares y restaurantes, y por la noche es una zona de marcha de la juventud de nuestra ciudad.

Todas las antiguas calles gremiales del casco viejo vitoriano tienen su diminutivo cariñoso, “la zapa”, “la cuchi” “la pinto” “la herre”, son así conocidas de forma coloquial por la gente local.

En esta calle podemos encontrar varios edificios de gran interés histórico.

La Casa del Cordón

Uno es la Casa del Cordón, llamada así porque en un arco de la entrada de dicha casa existe tallado en piedra un cordón.

La casa del cordón en Vitoria

Además la historia de este edificio es muy particular, fue construida en el siglo XV por un comerciante judío, don Juan Sánchez de Bilbao, que tuvo que convertirse al cristianismo para no perder su fortuna, ni salir de la ciudad.

Como tuvo que convertirse al cristianismo para demostrar su devoción a dicha religión, y no abandonar la ciudad.

Asimismo construyo la entrada de su casa más baja de lo normal, y él se posicionaba enfrene de dicha puerta, cuando toda aquella persona que tenía una cita con él, para acceder a su vivienda debía quitarse el sombrero y agacharse, como si le hicieran una reverencia, así el se resarcía por el hecho de tener que abandonar su religión originaria.

La casa del cordón en Vitoria

Esta casa se levantó rodeando la antigua Torre de los Gaona, que aun se encuentra en el interior del edificio y se mantiene como era antaño, tiene una bóveda policromada, que no se puede uno perder, además hace poco se encontró el escondite donde Juan Sánchez de Bilbao, escondía su fortuna, un lugar secreto de la misma, que usaba a modo de caja fuerte.

Este emblemático edificio también tiene mucha historia de ilustres huéspedes que han pasado por el, Felipe el Hermoso y su esposa Juana la Loca han sido dos de estos huéspedes y Adriano VI fue nombrado Papa estando hospedado en este edificio, todo un trocito de historia que no podemos perder visitarlo.

La casa del cordón en Vitoria

En la actualidad la Casa del Cordón pertenece a la obra social de La Caja Vital y alberga la sede de la Fundación Mejora, que ayuda y defiende a la tercera edad.

Plaza de la Burulleria


Esta plaza construida a finales del siglo XX fue una antigua necrópolis medieval. 

Junto a esta plaza encontramos algunas de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad. 

Ejemplo de ello son el Portalón, La torre de los Hurtado de Anda o la Catedral de Santa María, todos ellos de origen medieval.

Plaza de la Virgen Blanca

Plaza de la Virgen Blanca, Vitoria

La ahora patrona de la ciudad ya recibía el culto desde la época de Sancho VI (1181).

Aunque no fue hasta 1921 cuando fue nombrada Patrona de Vitoria. 

En 1884 se decidió cambiar las fiestas de Septiembre a Agosto y con este nuevo cambio la Virgen Blanca se convirtió de forma oficial en la patrona de las fiestas de la ciudad. Una festividad que os recomendamos disfrutar. 

Hoy en día, la Plaza de la Virgen Blanca, representa uno de los puntos más importantes de la ciudad

La Muralla Medieval

Muralla Medieval de Vitoria

Construida a finales del siglo XI, la muralla de Vitoria Gasteiz fue la respuesta a la necesidad defensiva que la ciudad requería, ya que la posición estratégica de la colina era vista con tentación para los enemigos. 

La rehabilitación a principios del siglo XXI ha conseguido conservar la mitad aproximadamente de esta antigua construcción.


5. Catedral de Santa María y Otras Iglesias de Vitoria



Catedral de Santa María (Catedral vieja)

Catedral de Santa María, Vitoria

Edificio gótico del siglo xiv con una torre del xvii. Bajo el pórtico se abren tres portadas decoradas con estatuas y relieves. En el interior, las capillas contienen imágenes góticas, flamencas y renacentistas italianas. 

La catedral de Santa María está constituida por un conjunto de edificaciones diferentes realizadas en diferentes épocas y para diversos usos.

La iglesia de Santa María es el edificio principal y más antiguo del conjunto. Tiene orientación este oeste con una ligera inclinación al norte en el extremo oriental.

La capilla de Santiago, abierta en el hastial del brazo del transepto en el lado de la Epístola (sur), es en la actualidad la iglesia parroquial de Santa María, que tiene una acceso independiente, desde la Plaza de Santa María.

En el lado sur se encuentra el pórtico absidado que protege la portada y sobre él, en su tercio meridional, se levanta la torre del campanario que se remata con un chapitel alcanzando una altura de unos sesenta metros.

Por el lado oriental se ubican una serie de edificios de servicios, entre los que destaca la sacristía tardobarroca.

El templo presenta planta de cruz latina, con tres naves, la central de mayor altura que las laterales, y cubiertas con bóvedas de crucería, con amplio transepto y cabecera. En su interior tiene cuatro capillas rectangulares y una girola a la que se abren otras tres capillas poligonales. Cuenta, además, con un hermoso y frágil triforio y un pórtico del siglo xiv que contiene esculturas muy interesantes.

El pórtico


La portada del pórtico Santa María está considerada como una de las mejores manifestaciones de la plástica peninsular del siglo xiv. La capilla de la Piedad, construida a instancias del abad Diego Fernández de Paternina en el siglo xvi, lo altera en el lado norte.

Aspecto del pórtico de la Catedral de Santa María, Vitoria

Se añadió al conjunto catedralicio en el siglo xv y se modificó en el XVI. En un principio se prolongaron las naves norte, centro y sur en tramos de luces iguales pero se le añadió un fondo absidado en el norte y se amplió la luz en la dirección este-oeste invirtiendo la proporción de los tramos de la iglesia. 

Se conformó, finalmente, un espacio de tres tramos rectos siendo el del medio de planta ligeramente cuadrada y rematado por un "ábside" pentagonal.

El espacio del pórtico se cubre con bóvedas de mayor amplitud que las de las naves del templo que apoyan sobre arcos fajones de traza más chata. Entre sus claves hay una mezcla de terceletes, ligaduras y combados. 

Pórtico de la Catedral de Santa María, Vitoria

Las bóvedas primera y tercera, que corresponden a la prolongación de las naves laterales, tienen los nervios rectos, mientras que en la bóveda central y en la del fondo son combados para el arriostramiento de los nervios mediante los medallones.

La portada está realizada según un esquema de fachada tripartita. En el portal izquierdo se aprecia en su tímpano escenas de la vida de San Gil (estudios iconográficos actuales ponen en duda esta afirmación). Está planteado como una superposición de frisos la cual incrementa la narrativa. 

En los registros inferiores se representan la salvación de unos marineros y el encuentro con el monarca, en el segundo registro y la resurrección de un niño y la construcción de un monasterio en el tercero. Acompañando a la portada continúan las arquivoltas y pilastras en la composición de los arcos formeros y nervaduras de las bóvedas.

Pórtico de la Catedral de Santa María, Vitoria

En el portal central se relata la vida de la Virgen. 

El registro central trata de la Ascensión, Pentecostés, el viaje de los apóstoles y la muerte de María y se remata con la escena de la coronación de la Virgen por su hijo. 

El tímpano de este portal está ocupado por una imagen de la Virgen con el niño del siglo xv.

El portal derecho muestra el juicio final. En él se puede observar a San Miguel pesando las almas, las cuales se dirigen, bien a la puerta de la Gloria o al cortejo del infierno.

En las jambas se ubican diferentes imágenes que representan figuras del Antiguo Testamento como Isaías, Ezequiel, Salomón o la Reina de Saba y figuras de santas como Margarita, Magdalena, Marta, etc. Hay también imágenes de la Virgen con el niño, el arcángel Gabriel y la Anunciación. Originalmente todo el pórtico estaba policromado.

Para evitar corrientes de aire se cerraron los vanos que han sido abiertos y cubiertos por cristaleras recientemente.

Mediante un sistema de proyección de vídeo, denominado "el pórtico de la luz" se puede apreciar la evolución de la policromía a lo largo del tiempo, desde el siglo xvi al xx.

Se prevé que una vez finalizada la restauración este espacio se dedique a uso cultural formando parte de la "Agenda Cultural de la Catedral".

La Torre

Entre los siglos xvi y xviii se levanta, sobre el primer tramo del pórtico, la torre campanario. 

Torre de la Catedral Vieja de Santa María.

Esta torre está realizada en sillería en su fachada principal, la sur, que da a la plaza y en mampostería en los otros tres lados. 

Sobre el fuste se construyó una gran cornisa de buena cantería y sobre la que va el cuerpo de campanas de planta octogonal y sobre este el chapitel de madera y teja plana (se tuvo de reconstruir tras la destrucción en un incendio en el siglo xix).
Nave

Se aprecian el crucero, el transepto, el triforio, los arcos diafragmas y los machones de sujeción y apuntalamiento con motivo de las obras

Nave de la Catedral Vieja de Santa María

La nave tiene una superficie de 404 m² con forma de cruz latina y tres naves con cinco tramos, con la central más alta que las laterales. 

Con capillas laterales, transepto, cabecera y girola en la que se ubican otras tres capillas. La nave está recorrida por triforio y está cubierta por bóvedas de crucería.

En las naves laterales se han realizado capillas entre los arranques de los estribos de los arbotantes. Estas capillas se cubren con bóvedas ovijales apoyadas en robustos arcos.

La nave central, se cubre con bóvedas ojivales, ligeras y sencillas. A sus pies, debido a la remodelación del siglo xvii está realizada con terceletes y ligaduras y sobre arcos de menor sección resistente. La nave se ilumina con ventanas apuntadas en su parte sur que dan a la palza e intramuros y un pequeño óculo en el lado norte.

La restauración de Manuel Lorente, en los años sesenta, realizó una fuerte alteración en los ventanales, en el primer trapo se puso un gran óculo en el testero occidental. Entre el segundo y el cuarto tramo hay seis óculos pequeños iluminan la nave (cuatro de ellos realizados por Lorente) y en el tramo anterior al crucero hay dos ventanales estrechos y altos.

Durante las obras de restauración se ha excavado todo el suelo descubriendo los cimientos del templo y sacando a la luz restos del templo anterior a la construcción actual. Tras la reconstrucción, en el 2012, se recubrirá con un solado definitivo que apoyará en grandes vigas de madera, que a su vez descansaran en los arcos de sillería que enlazan las bases de todos los pilares, dando estabilidad estructural al edificio.

En el subsuelo se han hallado más de dos mil enterramientos, un centenar de ellos pertenecientes a un antiguo cementerio exterior que data de los siglos xi y xii. A partir del siglo xiv se comienza a realizar enterramientos interiores pero sin abandonar el cementerio exterior que funcionó hasta el siglo xvi. A partir del siglo xv se comienzan a realizar por parte de la case social pudiente de la ciudad, mausoleos y capillas privadas en las que las esculturas y las inscripciones son elementos importantes. Ejemplo de ello son las capilla de San Bartolomé, la de la Concepción y la del Santo Cristo.

En 1705 se procede a regular el cementerio interior mediante lotes funerarios que pertenecen al difunto y a su familia. La acumulación de enterramientos hace que en el siglo xviii ya no se pueda seguir dando el servicio y poco después, las normas de salubridad impulsadas por Carlos III en 1787 obligan a realizar los enterramientos en cementerios exteriores, en Vitoria en 1809 se construiría el cementerio de Santa Isabel a la entrada de la ciudad.

La Girola

De forma decágonal tiene un deambulatorio con tramos trapeciales que dan entrada a cinco capillas siendo las tres centrales de geometría hemidecagonal y las dos extremas trapezoidales. las capillas absidales se iluminan mediante ventanales que se abren al paso de ronda y se ubican entre los contrafuertes de las bóvedas. 

Las capillas de forma de trapecio tienen una única ventana, que también da al paso de ronda. Los muros que forman las capillas son parte de la muralla que circundaba la ciudad.

La cubierta de la girola y sus capillas son de crucería, siendo las del deambulatorio y las capillas extremas cuatripartitas simples y las de los absidiolos son bóvedas hexapartitas de plementos correspondientes a cada lado de la capilla y a su entrada.

Por el exterior no hay casi traza que detecte la girola a excepción de las ventanas y contrafuertes que se alzan sobre la muralla la cual oculta cualquier otro rastro de su construcción.

En las capillas de la izquierda se pueden ver pinturas de Rubens y Van Dyck. 

Además se han desarrollado numerosos congresos, seminarios y conferencias con personalidades literarias como Paulo Coelho, Ken Follett,​Arturo Pérez-Reverte o José Saramago. 

Por el trabajo realizado, la catedral de Santa María recibió el premio Turismo Vasco 2000, así como el premio Europa Nostra 2002, la máxima distinción que la Unión Europea concede a los trabajos de restauración y conservación del patrimonio. 

Desde 2015, la catedral está bajo el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad dentro de la denominación Caminos de Santiago: Camino francés y caminos del Norte de España.​

Estatua de Ken Follett

Este escritor galés dio a conocer por todo el mundo la catedral vieja de la ciudad a través de su libro “Un mundo sin fin”. 

Y es que la catedral vieja fue parte de su inspiración a la hora de escribir esta novela. 

Su estatua se levanta junto a la entrada a la catedral.


Iglesia de San Pedro Apóstol.

Iglesia de San Pedro Apóstol., Vitoria

Templo gótico del siglo xiv. Destaca el Pórtico Viejo, con un conjunto de relieves con escenas de las vidas de San Pedro y la Virgen María, bajo los cuales discurren las imágenes de la Virgen y los apóstoles. En su interior, en la cabecera, hay varios sepulcros de valor. Adosado a la muralla de poniente, la mayor parte de la fábrica corresponde al siglo xiv.

 La torre es barroca, con cubo del siglo xvii y chapitel del xviii, obra de Valerio de Ascorbe, muy parecido al de la torre de la cercana iglesia de San Miguel Arcángel. Entre 1892 y 1896 sufrió una restauración de la que se conserva el pórtico neogótico en el lado sur, obra del arquitecto vitoriano Fausto Íñiguez de Betolaza.

Las vidrieras, fabricadas en Burdeos, por la casa Dagrant, fueron colocadas entre 1861 y 1901. El templo se encuentra junto al Cantón de la Soledad, una empinada calle que dispone de unas modernas rampas mecánicas que facilitan el acceso a la parte más alta del Casco Medieval.

Iglesia de San Miguel Arcángel 

Iglesia de San Miguel Arcángel, Vitoria

Este templo, uno de los más antiguos de Vitoria, preside la plaza de la Virgen Blanca de la capital alavesa. El templo que hoy contemplamos, fue construido entre los siglos XIV y XVI sobre los restos de una ermita que se levantaba en la misma ubicación. 

Es desde esta iglesia desde donde baja Celedón cada 4 de agosto para dar comienzo a las fiestas de la ciudad.

Retablo mayor de Gregorio Fernández, Iglesia de San Miguel Arcángel, Vitoria

Fue levantada a finales del siglo xiv en la ladera meridional de la colina de la primitiva Vitoria, fuera de sus muros y de la puerta de San Bartolomé. Ocupa seguramente el mismo lugar de la iglesia juradera dedicada también a San Miguel, que cita y sitúa a las puertas de la villa el documento del fuero fundacional concedido por el rey navarro Sancho VI el Sabio en 1181.

 La iglesia se asoma a la calle Mateo Moraza y domina las plazas de la Virgen Blanca y del General Loma, centros vitales de la ciudad, y su factura mayormente gótica contrasta con el conjunto de construcciones neoclásicas que discurren a sus pies. 

Bien de Interés Cultural (BIC), es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1995.

Iglesia de San Vicente Mártir

Templo gótico tardío de los siglos xv y xvi. 

El templo se construyó sobre una de las fortalezas de la Vitoria de la época del rey Sancho VI , entregada para tal fin al Concejo de la ciudad por los Reyes Católicos en el año 1484. 

Iglesia de San Vicente Mártir, Vitoria

Desde el siglo xiii existiría en el emplazamiento un templo de pequeñas dimensiones que fue derribado para dar lugar a la nueva iglesia. 

Bien de Interés Cultural (BIC), es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1984.

Iglesia de San Miguel 

(Popularmente: Ermita del Santo Cristo de Abechuco

Situada al noroeste de la ciudad, en el antiguo pueblo de Abetxuko perteneciente al barrio del mismo nombre, a solo cuatro kilómetros de la Pl. de la Virgen Blanca. 


Ermita del Santo Cristo de Abechuco

Templo románico del siglo xiii, restaurado sucesivamente en el XVII y XX. Espadaña en el poniente del XII y capillas laterales de arcos y bóvedas de los siglos xiv y xvi. 

En la fachada sur, de mampostería, se abre su bella portada románica que está compuesta por tres arquivoltas de medio punto sobre columnas, decoradas con motivos vegetales y bolas. 

En el interior de la iglesia se mantiene la estructura medieval, con una sola nave de dos tramos y cabecera recta, que alberga una imagen de Cristo Crucificado, de gran valor artístico, del siglo xvi. 

También conserva el pie medieval de la pila bautismal, que hoy sujeta el altar; columna con base de garras y mascarones.

San Martín de Abendaño


Posiblemente la iglesia mas antigua de Vitoria

Fechable antes del siglo xiii, presenta nave rectangular de muros románicos, anteriores a los arcos, bóvedas y contrafuertes exteriores, que responden a reformas posteriores. 

San Martín de Abendaño, Vitoria

La imagen del titular es de finales del siglo xiii. 

Lo más destacable de San Martín de Abendaño son las pinturas murales de la antigua cabecera, hoy en los pies del templo. 

Desplegaban un gran plan iconográfico con fines didácticos, hoy de difícil reconstitución; las identificables por su mejor estado de conservación representan escenas de la Crucifixión y Anunciación. 

Pinturas Murales de San Martín de Abendaño, Vitoria

Los muros exteriores conservan asimismo restos de pinturas que atestiguan la práctica de la decoración exterior de los templos medievales.

Catedral Nueva y Museo de Arte Sacro

Museo de arte sacro, Vitoria.

Conocida como la catedral nueva, la catedral de María Inmaculada es el edificio neogótico más importante de la ciudad.

Templo catedralicio construido y consagrado en el siglo xx, de estilo neogótico.

Su principal valor radica en la riqueza escultórica, en muchos casos correspondiente al estilo modernista, que ornamenta los paños de las naves y el ábside en el exterior, así como las capillas de la girola, el transcoro y la cripta en el interior.

El edificio, de imponentes proporciones, consta de cinco naves longitudinales, la principal y cuatro laterales, un crucero de tres naves, una girola de dos naves con siete capillas absidiales, pórtico, cripta y sacristía. Con sus 118 metros de ábside a pórtico, sus 48 metros de ancho entre los dos testeros del crucero y sus 35 metros de altura en el crucero, se trata de una de las catedrales más grande de España.

Desde 1999 la girola catedralicia sirve de espacio para el Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava, que recoge una rica muestra del patrimonio artístico religioso de la provincia, dividida en secciones de talla en piedra, talla en madera, pintura sobre tabla, pintura sobre lienzo, orfebrería y mobiliario litúrgico.

Museo de Arte Sacro, Vitoria

Museo de Arte Sacro, Vitoria

Este museo creado en 1999, está situado en la nueva catedral de Vitoria Gasteiz, en el centro de la ciudad. 

La mayor parte de los objetos que forman la colección permanente de este museo procede de depósitos y donaciones, pero también cuenta con muchos elementos de la Diputación Doral de Álava y el Obispado de Vitoria. 

Entre todos estos objetos destacan las estelas, las Andra Maris, los santos, las pinturas y los retablos.

Este museo creado en 1999, está situado en la nueva catedral de Vitoria Gasteiz, en el centro de la ciudad. 

La mayor parte de los objetos que forman la colección permanente de este museo procede de depósitos y donaciones, pero también cuenta con muchos elementos de la Diputación Foral de Álava y el Obispado de Vitoria . 

Entre todos estos objetos destacan las estelas, las Andra Maris, los santos, las pinturas y los retablos

6. Murales de Vitoria

Murales de Vitoria

La ruta de los murales de Vitoria  es una de las rutas más especiales de la ciudad. Y es que, buscar cada una de las obras de arte que componen esta colección nos ayuda a conocer la ciudad de una forma amena y divertida. 



Os recomendamos que descubráis la historia y el significado que se esconde tras cada uno de estos enormes murales. Y es que debéis saber que estos murales fueron diseñados y creados mediante talleres colectivos  .


Se localizan tres zonas en las que encontramos esparcidos éstos murales: el Casco Viejo o Almendra Medieval, el barrio obrero de Zaramaga y el barrio de Ariznabarra.

7. Parque de la Florida

Parque de la Florida, Vitoria

Uno de los parques más emblemáticos de la ciudad. Un espacio, que dota a Vitoria con un espacio verde en el que poder pasear y disfrutar de la naturaleza en pleno centro. 

Parque de la Florida, Vitoria

El origen de este parque lo encontramos en el año 1820, fue entonces cuando se construyó un pequeño jardín entorno al quiosco de música que aun hoy encontramos. 

Parque de la Florida, Vitoria

Con el paso del tiempo, en 1855, este parque fue ampliado utilizando los terrenos del Convento de Santa Clara. 

Es aquí, donde en navidad encontramos el gran belén de Vitoria, uno de los grandes atractivos navideños de la ciudad.

8. Estatuas en la Calle, Vitoria

Estatua del Caminante, Vitoria

En las calles de Vitoria podemos llegar a contar más de 100 esculturas, pero hay una que siempre llama la atención a los visitantes, una estatua de 3,5 metros de alto, que, ubicada en la Plaza del Arca, hace que se disparen los flases de las cámaras, la estatua del caminante.

9. Plaza de los Fueros


Esta plaza, obra de nuestro querido escultor Eduardo Chillida y el arquitecto Peña Ganchegui, fue construida en homenaje a los fueros. 

Plaza de los Fueros, Vitoria

Una plaza repleta de guiños a nuestra cultura e historia en la que podemos encontrar desde un frontón, un espacio para jugar a bolos y un lugar con graderío para disfrutar de nuestros deportes rurales. 
Una obra de arte y arquitectura al aire libre.

10. Plaza Nueva

Plaza Nueva de Vitoria

Esta plaza es una de las primeras edificaciones que se construyeron fuera del casco histórico de Vitoria Gasteiz. Y es que, construida a finales del siglo XVIII, la plaza nueva representa el comienzo del ensanche de la ciudad.

11. Museos de Vitoria

La capital alavesa está salpicada de museos de primer orden. 

El nuevo Centro-Museo de Arte Contemporáneo ARTIUM ofrece una colección de arte desde comienzos del siglo xx hasta la actualidad. 

Está considerada como la segunda colección más importante de España, después del Museo Reina Sofía de Madrid.

En la casa-hotel del Conde de Dávila (de 1912), en pleno paseo de Fray Francisco (famoso por sus suntuosos y en ocasiones excéntricos palacios de principios del siglo xx), está el Museo de Bellas Artes de Vitoria: este centro ofrece una brillante selección de costumbrismo vasco, tallas románicas y góticas, trípticos flamencos y cuadros de los siglos XVIII y XIX. 

Junto con el Museo de Arqueología forma parte de una red museística que completan el de Armería (también en el paseo de Fray Francisco, junto a Ajuria Enea), el Museo de Ciencias Naturales (en la imponente Torre de Doña Ochanda, siglo xv) y el de Museo Fournier de Naipes (con la mayor colección de naipes del mundo gracias a la aportación de la empresa local Naipes de Heraclio Fournier S.A., fundada en 1868). 

Por otra parte, numerosas galerías de arte se distribuyen por la ciudad, acogiendo exposiciones de todo tipo.

Artium

Artium, Vitoria

El mayor museo de arte contemporáneo de todo el País Vasco, un museo de obligada visita para los amantes del arte. 

Ubicado junto al casco histórico, este museo alberga una de las colecciones de arte vasco de los siglos XX y XXI más importantes del mundo.

ARTIUM, Museo Vasco de Arte Contemporáneo

Su colección permanente está considerada como una de las mejores y más importantes en arte contemporáneo vasco y español. Fue inaugurado el 26 de abril de 2002 y es un museo abierto y dinámico.

En total, la colección se compone de alrededor de 3000 piezas de pintura, escultura, grabado, dibujo, fotografía, video e instalaciones. La monumental La Mirada, escultura de hierro de 45m de altura obra (2001) del artista Miquel Navarro, se yergue frente al edificio en la plaza que asoma a la calle Francia.

Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava      

Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava  

Ubicado en la girola de la catedral nueva, ofrece muestras del patrimonio artístico religioso de la provincia, dividida en secciones de talla en piedra, talla en madera, pintura sobre tabla, pintura sobre lienzo, orfebrería y mobiliario litúrgico.

Museo de Ciencias Naturales

Museo de Ciencias Naturales, Torre de Doña Ochanda, Vitoria

El museo está instalado en la Torre de Doña Ochanda, un ejemplo de arquitectura medieval. 

Es además un centro de investigación y divulgación de las Ciencias Naturales.

Museo Fournier de Naipes y Museo de Arqueología 

Museo Fournier de Naipes, Vitoria

Palacio renacentista de Bendaña

Este complejo ubicado en pleno casco histórico de Vitoria, acoge actualmente los museos de arqueología y de Naipes. 

La colección de naipes que tenemos la opción de contemplar en este espacio está catalogada como una de las mejores colecciones de naipes del mundo. 

Museo Fournier de Naipes, Vitoria

Por otra parte, el museo de Arqueología de Álava alberga muchos de los restos arqueológicos encontrados a lo largo y ancho de la provincia de Álava desde el siglo XIX. 

El Museo de Arqueología se encuentra en un moderno edificio anexo al Museo Fournier de Naipes. 

El conjunto de los dos museos se denomina Bibat y crea uno de los puntos más interesantes del casco medieval combinando antigüedad y modernidad. 

Mientras que el de arqueología es de construcción reciente, el de naipes tiene como sede el Palacio renacentista de Bendaña. 

La fabricación de naipes ha sido una de las actividades más características de Vitoria, impulsada por Heraclio Fournier. En el museo cuenta con más de 20 000 barajas, algunas de ellas muy antiguas.
Museo de Bellas Artes

Museo de Bellas Artes, Vitoria

En una mansión neo-renacentista, el museo muestra tallas del siglo xiv, trípticos flamencos del XVI, cuadros de maestros españoles como Ribera y pintura moderna española entre la que pueden verse obras de Picasso o Zuloaga. El museo presta especial atención a la pintura costumbrista vasca.

Este museo rodeado de jardines y ubicado en el noble Palacio Augustin Zulueta, alberga una importante colección de arte. 

Construido en 1912 por los mismos arquitectos que idearon la catedral nueva de Vitoria, Julián Apraiz y Javier de Luque, este edificio fue en sus orígenes una residencia particular.

Museo de Armería de Álava

Museo de Armería de Álava, Vitoria

Muy cerca del anterior, se halla este museo, en el que pueden verse armas de todas las épocas, desde hachas prehistóricas hasta pistolas del siglo xx. Hay una gran colección de armamento medieval y la reconstrucción de la batalla librada en Vitoria en 1813 durante la guerra de la Independencia.

Museo de Armería de Álava, Vitoria

Museo de los Faroles. Este original museo ubicado en el casco medieval, alberga las doscientas sesenta y siete piezas de vidrio policromado que, desde hace más de cien años, lucen en procesión por el centro de Vitoria cada 4 de agosto, con motivo de las fiestas de la Virgen Blanca.

Torre de Mendoza (Museo de Heráldica)

Torre de Mendoza, Vitoria

Torre medieval que data del siglo XIII, fue construida por Íñigo López de Mendoza en el concejo de Mendoza. 

El museo cuenta con una colección de escudos e indumentaria medieval y abundante información sobre heráldica alavesa. 

La planta superior del museo-torre es una magnífica atalaya con estupendas vistas de la parte occidental de la Llanada.


12. Torres y Palacios de Vitoria


Palacio de Villa Suso 


Palacio de Villa Suso, Vitoria

Este palacio fue construido en el año 1539 por orden de Martin de Salinas, embajador del emperador Carlos V. 

Esta edificación se encontraba sobre la antigua muralla defensiva de la ciudad y su entrada principal se situaba en la calle de arriba, también conocida como la calle de Suso (arriba), de ahí su nombre. 

Hoy en día este palacio es la sede de congresos de la cuidad de Vitoria . Como curiosidad, debemos decir que existe la leyenda de que un fantasma habita en su interior.

Palacio de la Diputación

Palacio de la Diputación, Vitoria

El Palacio de la Diputación, también conocido como el Palacio de la Provincia, fue construido en 1833 como sede de las Juntas Generales de Álava. 

Este edificio de piedra de sillería fue obra del arquitecto Martin Saracibar. En un principio el edificio únicamente contaba con una planta, pero en 1844 se amplió con un segundo piso.

Torre de Doña Ochanda 

Torre de Doña Ochanda. Vitoria

Esta casa fuerte del siglo XV estaba situada en la antigua muralla defensiva de la ciudad. En el siglo XVI esta edificación fue reconstruida por Andrés Martínez de Iruña, quien decidió poner el nombre de su hija, Ochanda, al actual palacio. 

En la actualidad, la Torre Doña Ochanda alberga el museo de Ciencias Naturales de Vitoria.

Palacio de Montehermoso 

Palacio de Montehermoso, Vitoria

Este palacio ubicado en el centro de la almendra medieval de Vitoria, fue construido en el siglo XVI por orden de Ortuño Ibáñez de Aguirre y su mujer María de Esquivel y Arratia. 

Como curiosidad, debemos indicar que, tras la rehabilitación de 1997, esta edificación tiene anexo el antiguo Depósito de Agua de la ciudad.

Palacio de Escoriaza Esquivel 

Palacio de Escoriaza Esquivel, Vitoria

El palacio del amor y el desamor, un palacio situado junto a los muros del casco medieval de la ciudad. Este edificio abre sus puertas al público para mostrar la historia que guarda en su interior este preciosa estructura del siglo XVI.

Palacio Zulueta 

Palacio Zulueta, Vitoria

Este palacio ubicado junto al Parque de La Florida y el Paseo de la Senda, fue construido en 1903 por el arquitecto Fausto Íñiguez de Betolaza para uso particular. Hoy en día, son muchos los proyectos que buscan asentarse en esta edificación.

13. Visitas guiadas en Vitoria 

Creemos que visitar una ciudad acompañados de un guía local influye mucho a la hora de conocer un espacio. 

Y es que recorrer las estrechas calles del casco histórico de Vitoria Gasteiz junto a un guía hace que nuestro viaje cobre especial intensidad. 

Visitas guiadas en Vitoria 

Una gran oportunidad para descubrir todas las anécdotas y curiosidades que esconde cada rincón de la ciudad. 

Por si esto fuese poco, el bajo precio de este tipo de actividades las hace aún más atractivas. Si os interesa esta propuesta, os animamos a leer detenidamente nuestro artículo «visitas guiadas en Vitoria Gasteiz«.

 Podeis realizar vuestras reservas desde aquí.


14. De Vinos y Pinchos por Vitoria

¿A quién no le gusta una rica tortilla de patata?, ¿O unas deliciosas rabas de chipirón?, ¿Y que me dices de un chorizo a la sidra o unas guildas? 


No voy a seguir que tendrás ya la boca empapada en saliva. Quiero que nos acompañes en una ruta gastronómica por los mejores bares de pinchos de Vitoria. No te arrepentirás.


Nuestros mejores bares de pinchos de Vitoria

Si vas a visitar Vitoria en fin de semana, estás de suerte. Después de recorrer sus catedrales, museos, callejear admirando sus palacios y murales; es la hora de tomar un descanso y recobrar las fuerzas con unas tapitas y un vino.

Ir de pinchos por Vitoria es barato y encima tenemos gran cantidad de bares y tabernas donde degustar un pequeño manjar. A continuación te mostramos nuestra propia selección personal, la cual nos ha costado un par de kilos más.

El vino que se ofrece suele ser de la Rioja Alavesa y hay pinchos de todo tipo: tortillas manchadas, champiñones a la plancha, mini hamburguesas al roquefort....

Te dejamos este mapa con todos los bares de la ruta de pinchos por Vitoria. 

Una forma de no saltarte ni uno.

La Malquerida

Calle Correría 10 » Comenzamos nuestra ruta de pinchos en La Malquerida. 

Nada más entrar nos topamos con la gran cantidad de variedad que hay. 

A parte de los pintxos que tenemos en barra, podemos pedir diferentes tapas o raciones, tan solo mira la carta. 

Los jueves también podemos disfrutar del pintxo-pote.

Bistro-Bar “El Gaucho”

Calle Cuchillería 3 » 

Es la hora de adentrarse en “Cuchi”, una calle lleva de vida y pequeños rincones donde llenar el estómago. 

Nuestra primera parada es el Bristro-Bar “El Gautcho”. 

Nada más entrar encontrarás la barra llena de una buena variedad de pintxos. 

Chistorra, pimientos rellenos, croquetas, ensaladilla, gulas… todo ellos montado con mimo sobre pan.

Cholarre Taberna

Calle Cuchillería 19 » 

Seguimos nuestra ruta por la Cuchillería y es hora de entrar a la Taberna Cholarre. 

Su ración estrella son las rabas de txipirón, pero ten cuidado que seguro repites. 

Pero ahí no queda todo, en su variedad de pintxos podemos encontrar fajitas de pollo, tostas con verduras, bocadillitos…

Bar Idoia

Calle Cuchillería 25 » 

Un pequeño local de Vitoria lleno de sabor. 

Famoso por sus croquetas caseras y sus huevos escalfados fuera de lo común que hay que probar sí o sí. 

Aconsejo pedirse un “huevo escalfado con chorizo a la sidra”… RIQUÍSIMO!!!

Taberna Tulipán de Oro

Calle Correría 157 » 

Si hay un bar que destaca en Vitoria por su pincho estrella, ese es el Tulipán de Oro. 

Nada más entrar descubrirás por qué lo digo. 

¿Sabes lo que es el chorizo al infierno? Pues nada más y nada menos que un cochinillo de barro al que lo llenan de alcohol, le prenden fuego y te cocinan el chorizo en el instante. 

¿Qué más se puede pedir?. 

La ración de morcilla también es digna de probarla.

Erkiaga

Calle Herrería 38 » 

El bar restaurante Erkeaga es un pequeño rincón de Vitoria no muy conocido ya que se sale un poco de la zona de poteo. 

Entre sus pinchos tenemos diferentes tipos de croquetas. 

Pero lo que no hay que perderse son sus deliciosos rollitos de chipirón, changurro o verduras. 

Por otra parte podremos degustar unas deliciosas cazuelitas o sentarnos a comer un menú del día.

Boko

Calle Prado 5 » 

Abierto recientemente, el Boko destaca por la curiosa presentación de sus pinchos. 

Pero ahí no queda todo, el tamaño de los mismo está muy bien y el sabor rico, rico. 

No te pierdas la tosta de jamón y la ensaladilla rusa con pimientos rojos, no hará falta que vayas a casa a comer.

Asador Sagartoki

Calle Prado 18 » 

El Asador Sagartoki no es un simple local de pinchos, acumula en su interior diferentes premios gastronómicos: mejor barra de pinchos de España, mejor tortilla de patata, ganador de la semana del pincho de Álava, etc. 

Uno de sus pintxos estrella es el huevo frito con patatas, pero no es un clásico huevo es algo más. 

Es una lámina deshidratada de patata que alberga en su interior un pequeño huevo de gallina, un pintxo de bocado. 

Tampoco podemos saltarnos la Tortilla de patata de Senén, se dice que es la mejor tortilla de patata de España.


15. Fiestas de Vitoria


Fiestas de San Prudencio, patrón de los alaveses - 27 y 28 de abril
Nuestra Señora de Estíbaliz, patrona de los alaveses - 1 de mayo
Fiestas de La Virgen Blanca - 4 al 9 de agosto
Romería de Olárizu - lunes siguiente a la Virgen de Septiembre


16. y en los Alrededores de Vitoria

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz 

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz, Argandoña

Situado en el concejo de Argandoña, a 8 km de Vitoria, data del siglo xi y es una verdadera joya del arte románico. Nuestra Señora de Estíbaliz es la patrona de Álava. En la iglesia hay una Virgen sentada con el Niño que se mantiene desde el siglo xii y es venerada como patrona de la provincia de Álava. 

De particular interés es la portada sur, llamada Porta Speciosa. Ya en 1074 el monasterio fue mencionado por escrito. Desde 1138 estaba bajo el monasterio benedictino de Santa María la Real de Nájera. La iglesia actual fue en el siglo xiii. 

En 1542, don Atanasio de Ayala, descendiene y heredero de aquel donó el monasterio de Estíbaliz al hospital de Santiago de la ciudad de Vitoria que lo cedió a la provincia de Álava previa condición de proceder a la restauración de tan preciada basílica. 

Después de la disolución del monasterio en el Siglo xv se utilizó como iglesia parroquial. Desde mediados del siglo xvi la planta era propiedad de la Hospital de Santiago, Vitoria hasta principios del Siglo xx, la provincia de Álava se hizo cargo. Entonces se comenzó a restaurar la iglesia y en 1923 se trasladó de nuevo a los benedictinos.


Basílica de San Prudencio de Armentia. 

Basílica de San Prudencio, Armentia

Desde el Parque de la Florida, una larga sucesión de paseos, conducen a Armentia, donde puede contemplarse una de las joyas del románico: la Basílica de San Prudencio (patrón de Álava). 

El templo fue levantado en las últimas décadas del siglo xii, coincidiendo seguramente con la fundación de la ciudad de Vitoria en 1181, aunque se cree que en ese mismo solar se conservaban los restos de una edificación religiosa más antigua, del siglo viii. 

Entonces, ya hacía un siglo que se había extinguido el antiguo Obispado de Armentia, surgido a finales del siglo ix, unas décadas después de la fundación del cercano Obispado de Valpuesta, en tierras occidentales alavesas y burgalesas. 

En la época altomedieval, el poblado de Armentia era un importante núcleo de población al ser encrucijada del Camino de Santiago y de la antigua calzada romana Astorga-Burdeos, que tenía aquí un hito llamado Suisaco, citado en el itinerario de Antonino, entre Veleia (Iruña) y Tulonio. 

Todo ello, unido al reconocimiento de Armentia como lugar de nacimiento de Prudencio, santo de época visigótica (hacia el siglo vi) muy venerado, además de en Álava, en tierras riojanas, sorianas y zaragozanas, donde transcurrió su vida de ermitaño, evangelizador, conciliador y obispo, convirtió a Armentia en el centro espiritual más importante de Álava.

Anillo verde

Anillo verde, Vitoria

Armentia, Errekaleor, Olarizu, Salburua, Zabalgana y Zadorra constituyen el hermoso paisaje que nos brinda el anillo verde de Vitoria Gasteiz. 

Anillo verde, Vitoria

Tanto en bici como andando, los senderos que encontraremos a lo largo de esta bonita zona verde de la ciudad nos muestran espacios con un enorme valor ecológico. Espacios donde la fauna y la flora cobran especial protagonismo.

Humedales de Salburua

Humedales de Salburua, Vitoria

El centro de interpretación de los Humedales de Salburua, representa uno de los mejores espacios para contemplar la naturaleza de Vitoria. 

Ubicado en uno de los tramos estratégicos del Anillo Verde de la capital alavesa, Ataria nos ofrece conocer todo lo relacionado con la fauna y flora que nos rodea. 

Recreación Batalla de Vitoria

Recreación Batalla de Vitoria

Anualmente se celebra en Vitoria Gasteiz la recreación de la batalla de Vitoria. Un acontecimiento histórico que tuvo lugar en el año 1813 a las puertas de esta ciudad. Un evento, con el que Vitoria Gasteiz ha entrado a formar parte de la Federación Europea de Ciudades Napoleónicas. 


17. Y para Comer en Vitoria

Gastronomía

Revuelto de Perrechicos

La cercanía de la provincia de Álava con el mar Cantábrico aporta excelentes pescados y mariscos a las mesas vitorianas, pero las materias primas de la tierra son los ingredientes más habituales en los platos de la zona. 

Desde los caracoles a la alavesa, que se consumen con una salsa contundente, hasta las setas de temporada (en especial los muy preciados perrechicos, unas setas a las que se les ha llegado a llamar las «angulas del monte»). 

Los potajes son una parte importante del recetario vitoriano, las huertas cercanas aportan magníficas legumbres y hortalizas, en especial alubias rojas, pintas y blancas sin olvidar las habitas a la vitoriana y las menestras de verduras. 

Además, las carnes también adquieren protagonismo en los platos de la ciudad: desde los chuletones y las parrilladas hasta los platos de caza (la codorniz estofada es uno de los más tradicionales), pasando por embutidos como la morcilla que se elabora en distintos pueblos de la provincia.

Goxua, postre típico de Vitoria

Como en todo el País Vasco, el pincho es también típico en Vitoria, desde el clásico pincho de tortilla de patata elaborado con patatas alavesas, hasta nuevos diseños culinarios que combinan distintos ingredientes de la huerta, la tierra y el mar. 

Los postres tienen un gran arraigo en Vitoria, y la ciudad está salpicada de confiterías y pastelerías (centenarias algunas de ellas) que elaboran los dulces típicos de la zona: 

Las trufas de chocolate, el goxua (dulce vitoriano elaborado con bizcocho, crema y nata) creación del pastelero Luis López de Sosoaga, el pastel vasco, los canutillos, los vasquitos y nesquitas y el arroz con leche. 

En cuanto a los vinos, hay que destacar la presencia en la provincia de Álava de una de las regiones más célebres en cuanto a enología se refiere como es la Rioja Alavesa, una de las tres subcomarcas en las que se divide la denominación de origen calificada (DOCa) de Rioja y la elaboración del Chacoli de Álava en la norteña Cuadrilla de Ayala, también con Denominación de origen.

En el 2014 Vitoria ganó el premio de Capital Española de la Gastronomía, tomando el testigo de Burgos. El premio fue otorgado por la Federación Española de Hostelería y la Federación de Periodistas y Escritores de Turismo.​

Restaurante El Clarete
Calle Cercas Bajas, 18, 
01008 Vitoria-Gasteiz España
+34 945 26 38 74

Restaurante Zabala Asador
Mateo Benigno de Moraza, 9,
 01001 Vitoria-Gasteiz España
+34 945 23 00 09

La Bodeguilla Lanciego

Calle Olaguibel 60,
 01003 Vitoria España
+34 945 25 00 73

El Restaurante Bombay
Portal del Rey, 3, 
01001 Vitoria España
+34 945 71 55 79

Sibuya Urban Sushi Bar Vitoria
Plaza España, 14, 
01001 Vitoria España
+34 945 04 49 99

The Bost
Calle Florida 5, 
Vitoria España
+34 945 13 12 48

y algo mas económicos:

La Malquerida
Correria 10 Calle Correría, Casco Viejo, 
01001 Vitoria-Gasteiz España
+34 945 25 70 68

El Siete
Cuchilleria 3, 
01001 Vitoria España
+34 945 27 22 98

Restaurante El Tulipán de Oro
Kalea Correria 157, 
01001 Vitoria-Gasteiz España

No hay comentarios:

Publicar un comentario