martes, 19 de julio de 2022

En Ruta con los Romanos por la Betica, Sevilla (y II): De la Ciudad romana de Mulva Munigua al Coto romano de las Canteras



Ciudad romana de Arva, Alcolea del Río


Ciudad romana de Mulva Munigua, Villanueva del Río y Minas

Carmona romana, Sevilla

El Coto de las Canteras, Osuna

Mosaico del Juicio de Paris de Casariche

Baños romanos de La Luisiana, Sevilla

La provincia romana de Bética (en latín, Bætica) fue una de las provincias romanas que existieron en la península ibérica, llamada por los romanos Hispania. Tomó su nombre del río Betis (en latín Bætis), llamado en la actualidad río Guadalquivir; su capital en la época romana fue la Colonia Patricia Corduba, la actual ciudad española de Córdoba, en Andalucía. Posteriormente, en el periodo visigodo, la capital pasó a ser Hispalis, la actual ciudad de Sevilla.

La Bética tuvo una importante aportación al conjunto del Imperio romano, tanto económica como cultural y política. En el terreno económico fue muy significativa la extracción de minerales (oro, plata, cobre y plomo) y la agricultura, con la producción y exportación sobre todo de cereales, aceite y vino, estos dos últimos especialmente famosos en todo el Imperio junto con el garum. 

En el terreno político, la Bética fue durante mucho tiempo una provincia senatorial que, debido a su alto grado de romanización, dependía del poder político del Senado, no del poder militar del emperador. 

Además, dio a Roma los emperadores Trajano y Adriano, naturales de Itálica, y al filósofo cordobés Séneca, entre muchos otros.

Continuando con la I Parte de Nuestra Ruta

Indice:


1. Como llegar a la Ciudad romana de Mulva Munigua


En la Sierra Norte de la provincia de Sevilla, situadas a ocho kilómetros de Villanueva de Río y Minas se encuentra el enclave arqueológico de Munigua o Mulva una espectacular ciudad romana en un entorno privilegiado que ha conseguido que se mantengan en perfecto estado a través de los siglos.

Estación de RENFE de Villanueva del Río y Minas. 

Horarios de la línea C-3 de Cercanías de Sevilla. Los Sabados, Domingos y Festivos sale un Cercanías desde Sevilla Santa Justa a las 09:15 horas con llegada a Villanueva del Río y Minas a las 10:02 horas .

Para que no os desorientéis cuando vengáis a visitar el Santuario de Mulva-Munigua, quiero mostraros mediante este reportaje fotográfico la forma de llegar a el sin perderse en el intento. Partiremos desde la Estación RENFE de nuestra localidad hacia Plaza de España y Bajada hacia la Ribera del Huéznar

Desde el Puente de Hierro tomamos el carril de la izquierda y subimos hacia la Barriada de San Fernando; una vez allí abandonaremos la población y comenzaremos la pista de tierra que nos conduce a la Estación de FF.CC. de Arenillas y al Santuario.

Pasaremos por el Lago del Mirador,la Ermita de Santa Bárbara y la Barriada de San Fernando

A partir de este lugar comenzamos el camino de “ El Cordel del Pedroso “ que ha sido mejorado recientemente siendo practicable con vehículos hasta la Estación de FF.CC. de Arenillas.

Tras una pronunciada subida divisamos las primeras estribaciones de la Sierra Norte sevillana y comenzamos a atravesar fincas con ganadería brava y hermosos pinares.

A unos 500 metros cruzaremos con precaución por un paso a nivel debidamente señalizado. Desde este punto circularemos casi en paralelo con la vía del ferrocarril.Y pasamos por el Cerro de las Tormentas



La "Casilla de Félix" y su pozo nos indican la entrada a la Estación de Arenillas. El tren de cercanías tiene su llegada desde Santa Justa los Sábados, Domingos y Festivos a la 10:12 horas y el regreso a las 19:40 horas.

A partir de aquí, la ruta discurre por una finca particular y por un carril que no se encuentra en muy buenas condiciones. 

Es conveniente dejar las cancelas cerradas para evitar la salida del ganado.Tras una pronunciada bajada, llegamos a la primera de las bifurcaciones a tomar. 

Siempre seguiremos el camino de la derecha. En este caso tenemos una señalización algo rudimentaria pero suficiente.

Esta portada nos muestra la segunda de las bifurcaciones. 

Al igual que la anterior, tomamos el carril de la derecha. El de la izquierda nos lleva hasta Ventas Quemadas, Labrados y la localidad del Pedroso. ¡ Ya falta poco !

Y a unos pocos metros, ya podemos divisar a lo lejos, los contrafuertes de la parte trasera del Santuario. 

Los dos mojones fotografiados nos ofrecen un buen lugar donde relajarnos un momento y disfrutar de las vistas.

Finalizada la visita podemos regresar a la localidad por el mismo camino o bien atravesar las Fincas de la Palmilla y Mulva. 

Si continuamos por estas Fincas no tenemos peligro de perdernos puesto que no existe ningún cruce.

2. Croquis de la Segunda Parte de nuestra Ruta


3. Ciudad minera de Mulva, Villanueva del Río y Minas
enclave arqueologico de Munigua

Ciudad romana de Mulva Munigua, Villanueva del Río y Minas

El yacimiento arqueológico de Mulva Munigua, Bien de Interés Cultural, se encuentra en los alrededores de Villanueva del Río y Minas, en las primeras estribaciones de la Sierra Morena de la provincia de Sevilla. Se halla en una zona de tradición minera.

Los orígenes de este conjunto arqueológico se remontan al siglo IV a.C., aunque la ciudad cuyos restos hoy podemos visitar es del siglo I-III d.C. Munigua era probablemente el mayor productor de hierro de toda la Bética romana y durante siglo y medio fue el centro político, administrativo y religioso en la Vega del Guadalquivir y las primeras estribaciones de la Sierra Norte.

Domina la ciudad un majestuoso santuario que se erige sobre la Colina Sagrada. 

Es la construcción más emblemática y está dedicado al culto de Fortuna y Hércules. Es curioso porque este tipo de asentamientos no se ven en la península ibérica, sino en Lacio (Italia).

Ciudad romana de Mulva Munigua, Villanueva del Río y Minas

Por delante del Lacio, a un nivel más bajo está el templete del tipo de podio, que se erige en una pequeña plaza. Está dedicado a Mercurio.

La ciudad también contaba con los habituales edificios existentes en toda urbe romana: un foro, una basílica, termas, viviendas, murallas y una necrópolis. Destaca el hecho de que a diferencia de lo habitual en el trazado urbanístico, esta ciudad no sigue un trazado octogonal, sino que respeta las formas naturales de la Colina Sagrada

Munigua fue decayendo paulatinamente a pesar de que el emperador Vespasiano les concediese el derecho latino a sus ciudadanos y había elevado la ciudad a la condición de Municipio Flavio Muniguense. Pero a partir del siglo IV el mineral se agotó y tras un terremoto la población romana abandonó
 el lugar.
Ciudad romana de Mulva Munigua, Villanueva del Río y Minas

Un magnífico yacimiento minero en plena sierra norte, de difícil acceso.

 

4. y para Comer en cerca de Mulva -Monigua 

Asador Los Olivos
avd el Rosal, 5 Los Rosales avd el Rosal, 5 Los Rosales, 
41330 Sevilla España
+34 955 64 53 92

Teleclub New
Calle de Barcelona 44, 
41350 Villanueva del Río y Minas España
+34 698 95 15 65


5. Ciudad romana de Arva, Alcolea del Río
con numerosas tumbas de la época.

Ciudad de Arva, Alcolea del Río

En Alcolea del Río y su entorno se encuentran importantes restos arqueológicos de dos poblamientos romanos: Arva y Canama. Estos asentamientos se dedicaban al comercio fluvial y, particularmente, a la producción alfarera.

Se rescataron infraestructuras de termas romanas, piscinas, columnas acanaladas con capiteles corintios. Una pintura mural proveniente del lugar da una idea del nivel de vida de los habitantes.

Este es un lugar entre Alcolea del Río (Canania) y Lora del Río (Axati) donde subsisten vestigios importantes. 

El castillejo ha sido confundido por varios autores (Bonsor, Callender...) con el yacimiento de la Peña de la Sal.

El origen prerromano de Arva es patente por la cerámica ibero púnica pintada y campaniense de imitación. Pero será en época romana cuando se convierta en centro productor de ánforas de aceite y tiene la necesidad de crear un portus, que fue descubierto en 1890 en el flanco de la colina. Las marcas son abundantes y confirman una producción considerable.

 Los fabricantes estarían sin duda agrupados en corporación, siendo algunos célebres. Por ejemplo, se puede citar QFF o QFR, marca del taller de Flavius Charisianus, hijo de Quinto Fuilvius Rusticus, patrón y pontífice de Arva.

Ciudad de Arva, Alcolea del Río

Las marcas que encontró el famoso arqueólogo e historiador Bonsor, vecino de Carmona y Mairena del Alcor, fueron halladas en una zanja abierta al pie de la colina para la construcción del camino de Lora del Río. 

La cronología de las marcas de ánfora va del siglo I al III d. C., según la datación del Testaccio. No obstante, el descubrimiento de tumbas tardías prolonga la vida del poblado hasta el siglo IV d. C. En superficie se ha descubierto material cerámico íbero púnico pintada, ibérica, campaniense, aretina, sudgálica, hispánica, clara A, C y D, así como estampillada.

Excavaciones efectuadas en 1987 pusieron al descubierto gran parte de unas termas monumentales de las que sólo eran visibles el remate de sus grandes bóvedas de opus caementicium. 

Las termas se construyeron aprovechando la pendiente de la colina, por lo que se dispone en dos niveles de habitación, con una diferencia de unos 6 m de altura. 

Este edificio muestra huellas de un saqueo sistemático desde la antigüedad, habiendo desaparecido la mayor parte de los sillares de sus muros y el revestimiento de mármol. Por otro lado, se ha detectado un importante asentamiento ibérico anterior a la fundación romana.

6. Comer cerca de la Ciudad de Arva

Los Monteros "CASA ARIAS C.B"
C. la Concordia, 57, 
41360 El Pedroso, Sevilla
954 88 96 02

Bar Restaurante Tere
Polígono Industrial Canama, C. B, 2, 
41449 Alcolea del Río, Sevilla
669 92 65 09

nuestro siguiente objetivo, es una impresionante civitas romana

7. La Carmona Romana

Carmona romana

El Alcázar de la Puerta de Sevilla, es uno de los monumentos más emblemáticos de Carmona.

Topográficamente Carmona es una elevada meseta de fácil defensa estratégica, prácticamente infranqueable por lo escarpado de sus laderas.

Estas condiciones naturales estaban reforzadas en época romana por una muralla que abarcaba todo su perímetro y por puertas fortificadas. 

En la segunda década del siglo XXI, salvo las puertas de Sevilla y Córdoba y los cimientos de un lienzo en el Raso de Santa Ana, nada queda de esas imponentes defensas. 

La cerca murada debió discurrir, sin apenas variaciones, bajo el trazado de las murallas medievales que todavía se conservan, excepto en las zonas del Albollón y Cenicero, donde su trazado fue variando conforme se ganaba terreno a las dos vaguadas históricas colmatadas en época romana. 

Se ha podido comprobar en un solar excavado en la Ronda del Cenicero, que la muralla medieval se asentaba sobre los restos de otra construida en época tardorromana que, a su vez, se cimentaba sobre los escombros romanos que colmataban la vaguada del Cenicero, lo que indica que la cerca imperial debió trazarse más al interior.

En la zona del Arbollón, la excavación arqueológica realizada en 1989 documentó la existencia de una vaguada colmatada en época romana posterior al siglo I. 

El emplazamiento de las defensas quedarían al interior de la depresión, cuyos límites deben coincidir aproximadamente con los de la manzana triangular delimitada por el Convento de las Descalzas y la Plazuela del mismo nombre.

En la cerca murada se abrían cuatro puertas que servían de salida a los dos ejes viarios principales de la ciudad. 

Las puertas de Sevilla y Córdoba marcaban los extremos occidental y oriental del cardus maximus, mientras que las puertas del Postigo y Morón limitaban por el norte y sur respectivamente a la decumanus maximus.

En época de luchas entre Pompeyo y Julio César, este último dijo la célebre frase que los historiadores ponen en su boca

Carmonenses, quae est longe firmissima totius porvinciae civitas (Carmo es con mucho la ciudad más fuerte de toda la provincia).

Teatro y anfiteatro

El anfiteatro fue localizado frente a la necrópolis, junto a la vía Augusta, y comenzado a excavar por G. Bonsor y J. Fernández López en 1885. 

Restos del anfiteatro romano de Carmona.

Del anfiteatro se conserva la arena, la ima cavea y la media cavea, que estaban labradas en la roca, mientras que la summa cavea, única parte del graderío construida, ha desaparecido. La arena del anfiteatro medía 55 m en su eje mayor y 39 el menor.

La existencia de teatro en Carmona siempre ha sido puesta en duda. De hecho, el mismo Bonsor pensaba que el anfiteatro servía para albergar las funciones de los dos edificios. 

Anfiteatro romano de Carmona.

Los ciudadanos de la Unión Europea tienen el acceso gratuito, otros países tendrán que abonar 1,50 € por persona. Abierto de martes a domingos y festivos de 9:00 h. a 15:00 h. Los lunes permanece cerrado.

No obstante, en 1995, en la calle General Freire, fue puesto al descubierto un impresionante macizado de sillares correspondiente a la cimentación de un edificio de gran envergadura. Determinados argumentos como las características constructivas, sus dimensiones, su localización topográfica y su situación con respecto a la ciudad romana, apuntan la posibilidad de que se trate del teatro, si bien, es una hipótesis sin confirmar.

Está a las afuera de la ciudad de Carmona, en la Avenida Jorge Bonsor nº 9.

Termas

La tradición situaba un establecimiento de baños públicos en las inmediaciones de la Iglesia de San Bartolomé. 

 Las recientísimas excavaciones efectuadas en el solar n.º 5 de la calle Pozonuevo, pusieron al descubierto parte de una piscina y de la infraestructura de calentamiento de agua de lo que, con toda seguridad, eran las termas públicas de Carmona. 

Termas romanas, Carmona

Las estructuras exhumadas tienen continuación bajo la calle y en el solar enfrentado a éste, a lo que se suma el hallazgo en 1923 del mosaico hoy conservado en el patio central del Ayuntamiento. A comienzos del siglo XXI se encontraban en proceso de documentación y estudio las estructuras conservadas, así como las cisternas que la alimentaban.

Vivienda

La casa típica romana en Carmona estaba configurada en torno a un patio o atrium. A su alrededor se distribuían las distintas dependencias: cocina, letrinas, cubicula y triclinium. Los tejados vertían sus aguas hacia el atrio donde se recogían en una piscina. 

Una vez decantada, el agua se almacenaba en cisternas subterráneas que garantizaban el abastecimiento a la unidad doméstica, dada la imposibilidad de que éste se efectuara por medio de un acueducto. 

A principios del siglo XXI no se había completa la excavación de una casa, aunque sí, parcialmente, muchos elementos de estas.

Las cimentaciones solían ser de mampostería, los muros de sillares, sillarejos, piedras o lajas de alcor o ladrillos, revocados por mortero de cal y posteriormente pintado con motivos figurativos, geométricos o lisos. Los colores más comunes eran el blanco, rojo y en menor medida el azul, verde u ocre.

 Los tipos de pavimento más común eran el opus signinum y el pavimento de ladrillo, más raramente los mosaicos y las losas de mármol.

Área artesanal

El área artesanal, destinada principalmente a la producción de alfarería, se situaba extramuros, como estaba prescrito por la legislación romana, a ambos lados del camino que, como prolongación de la decumana máxima, partía de la puerta localizada cerca del Postigo y se dirigía a Axati (Lora del Río). 

Horno cerámica romano

En distintas excavaciones arqueológicas realizadas en la zona, se han exhumado varios hornos para la fabricación de cerámica así como restos de las instalaciones auxiliares. 

Los hornos eran de planta circular, construidos con ladrillos de adobe y se componían de dos partes fundamentales: la cámara de combustión y otra superior donde se colocaban las vasijas para la cocción. 

La cámara de combustión o furnium estaba excavada en el suelo y poseía un pilar central que servía para sostener la parrilla. A ella se accedía a través de un pasillo o praefurnium, también excavado en el suelo. 

Sobre el furnium, y a la altura de la superficie, se colocaba la parrilla, que era una plataforma de adobes con múltiples perforaciones que permitían que el calor generado en el horno llegara a la cámara de cocción que se cubría con una cúpula.

Necrópolis Romana

Necrópolis romana de Carmona

Los cementerios se situaban fuera de la ciudad normalmente a ambos lados de los caminos principales que partían de ésta. La principal necrópolis estaba situada junto a las márgenes de la vía Augusta en dirección a Sevilla. 

Necrópolis romana de Carmona

No obstante, se han identificado otras de menor monumentalidad y extensión en el camino que se dirigía a Axati. 

    

Algunos hallazgos esporádicos parecen indicar la existencia de cementerios en las cercanías de la Puerta de Morón y en el Alcázar de Arriba.

La Necrópolis Romana fue hallada a finales del siglo XIX por Juan Fernández López y del arqueólogo inglés Jorge Bonsor. 

Esta, data del siglo I y II d.C. siendo el enterramiento más usado era la incineración, aquí han sido excavadas en la roca más de una decena de tumbas familiares, algunas muestra que han sido enterramientos importantes debido a sus numerosas cámaras y decoraciones, son nichos de pared. 

Pudiendo destacar de la zona la Tumba del Elefante, como su nombre indica es una tumba santuario, donde se halló una escultura de un paquidermo, el santuario se daba culto a la diosa Cibeles y el dios Attis.

La Tumba del Elefante, Necrópolis Romana.

Imagen de la Tumba del Elefante, Necrópolis Romana.

La Tumba de Servilia, tiene un patio porticado, alrededor de este se erige el resto de la edificación. 

La cámara principal ha sido excavada en la roca con una cúpula de gran tamaño unida a un óculo. 

Aquí también se descubrieron estatuas como: Servilia o la del Infante, ambas están en el museo de la necrópolis.

Tumba de Servilia, Necrópolis Romana, Carmona.

La Tumba de Postumio, a ella se llega a través de un patio excavado en la roca. 

En una esquina se excavó un altar, las paredes y techos estaban revestidos por frescos, algunos aún se conservan.

Tumba de Postumio, Necrópolis Romana, Carmona.

La Tumba del Mausoleo Circular, es de planta rectangular con bóveda de cañón, esta cámara funeraria ha sido excavada en el interior de un edificio circular de sillares.

Necrópolis Romana, Tumba del Mausoleo Circular, Carmona.

La Tumba de los Cuatro Departamentos, excavada en la roca, tiene un pasillo central al que se abren cuatro departamentos iguales (planta rectangular, banco corrido y cinco nichos en el interior de cada uno).

La Tumba de los Cuatro Departamentos, Necrópolis Romana, Carmona.

Desde 1931 la Necrópolis Romana, está protegido como Monumento Histórico Artístico en el año 2003 se declaró Bien de Interés Cultural con la categoría de la Zona Arqueológico. 

Considerado como uno de los conjuntos funerarios de mayor tamaño y mejor conservados de la península. 


En las inmediaciones también hay un Museo en el se alberga una gran cantidad de objetos hallados en las tumbas.

Museo de la Necrópolis Romana, Carmona.


Escultura de elefante del siglo I d.C, hallada en la tumba del elefante, Necrópolis Romana, Carmona.


Exposición en el museo de la Necrópolis Romana, Carmona.

Patio en el museo de la Necrópolis Romana, Carmona.

Al salir de la necrópolis, al cruzar la calle, se encuentra el Anfiteatro Romano, data del siglo I a.C. en el año 1885 se comenzaron las excavaciones, a cargo de Juan Fernández López y del arqueólogo Jorge Bonsor. 

Se cree que el anfiteatro tuvo la función de espacio destinado para realizar espectáculo de fieras, culturales, etc. Sólo está abierto a las visitas guiadas, pero es posible contemplarlo desde el exterior.

Localizado en la Avenida Jorge Bonsor s/n.

Tras la conquista romana

Con la conquista, Carmona, al igual que toda Hispania, inicia un lento proceso de adaptación y transformación que afectará a toda su cultura, organización social, económica, religiosidad, lengua, urbanismo, que se engloba bajo el término de romanización.

En este período, que abarca los siglos II y I a. C., se produce un replanteamiento y una nueva concepción de la vivienda, los muros y cimentaciones de piedra y ladrillos de adobe mantienen la misma orientación que los turdetanos. 

Durante el Imperio

As de bronce acuñado en Carmo.

En la segunda mitad del siglo I, se inicia un período de prosperidad económica, fundamentado en la producción agropecuaria y el comercio a larga distancia, como lo demuestran los hallazgos de ánforas procedentes de la Bética en el Monte Testaccio, y el volumen de cerámicas gálicas documentado en las excavaciones, y respaldado por la Paz romana. 

Se llevaron a cabo fuertes transformaciones urbanísticas, en trazados, creación de servicios, consolidaciones, etc. Carmona adopta un plano organizativo radicado en el centro. El eje este-oeste y el foro se convierten en los elementos formadores de la estructura urbana. 

El desarrollo económico posibilita el crecimiento a lo largo del siglo I d. C. y durante el siglo II singularmente con los Flavios, de suerte que la ciudad se expande hacia las áreas más despobladas de la meseta, hacia el sur y este, ocupando lo que actualmente es el barrio de San Felipe. 

Es en esta ampliación donde más fidedignamente se expresan los conceptos arquitectónicos y urbanísticos romanos, ya que no estaban sometidos a condicionantes estructurales previos, basados en una concepción ortogonal del plano en torno a la decumanus maximus.

Épocas tardorromana y visigoda

Tras el siglo III, la ciudad entra en crisis, produciéndose una transformación económica y la ruralización de la sociedad. La ciudad se contrae y algunas de las zonas ocupadas con la ampliación imperial se despueblan. 

En la oficina del Monte, calle Prim, existe un mosaico polícromo fechable en el siglo III d. C.. Salvo estos datos, y la reutilización de una columna en la construcción de la mezquita alhama, hoy Iglesia de Santa María, unido a la localización de dos enterramientos paleocristianos en la Puerta de Sevilla, el conocimiento de la ciudad tardorromana y visigoda es muy limitado.

La necrópolis nos es tan desconocida como la propia ciudad, aunque algunos hallazgos aislados parecen situarla en torno a la calle Real.

8. Comer en Carmona

Lolita Fusión
Avenida Ronda Norte 48, 
41410 Carmona España
+34 955 27 88 90

Cerveceria San Fernando
Plaza de san fernando, Carmona España
+34 661 65 49 60

La Yedra
Calle General Freire, 6, 
41410 Carmona España
+34 954 14 45 25

Bar Mingalario
Calle El Salvador 1, 
41410 Carmona España
+34 954 14 38 93

Restaurante Almazara de Carmona
Calle Santa Ana 33,
41410 Carmona España
+34 954 19 00 76

y algo mas económicos:

El Rinconcito
Calle de San Ildefonso 9, 
41410 Carmona España
+34 697 64 35 20

L'antiqva Bodega Abaceria
Plaza del Palenque, Carmona España
+34 652 96 91 00

Restaurante Emilio
Calle Romero 48, 
41410 Carmona España
+34 954 14 21 94

9.   Los Baños romanos de La Luisiana 
todavía en uso.


Baños romanos de La Luisiana 

Este edificio es un reflejo de importante presencia romana en nuestra provincia, que va mucho más allá de los principales núcleos rurales diseminados en la Baética.

Baños Romanos Este edificio es un reflejo de importante presencia romana en nuestra provincia, que va mucho más allá de los principales núcleos rurales diseminados en la Baética.

Baños romanos de La Luisiana 

Es un buen ejemplo de la arquitectura civil es la alberca receptora de las aguas medicinales. De planta rectangular, debió presentar en todo su perímetro una forma escalonada, para su uso óptimo como balneario, como se observa en su parte sur, que está muy deteriorada al abrirse en ella un pozo para riego en el siglo XX. 

Los materiales para su construcción son la cal, piedras y restos cerámicos "Opvs Caementicivm", revestidos con "Opvs Signinvm" con diversos espesores. 

La solería es posterior, de finales del siglo XVIII. En su costado noroeste ha aparecido una galería subterránea que hace pensar que fuese utilizado como sistema para el calentamiento del agua (Hipocavstvm).

El sistema de captación de aguas, se produce mediante la filtración del agua a través de cantos rodados y entraba a la alberca por los costados inferiores a través de canales formados por filas de piezas o "tégulas", como se puede apreciar en la zona sur, aunque todo hace pensar que se trataba del hipocaustum, anteriormente citado.

Baños romanos de La Luisiana 

Todo ello, hace suponer que fuera utilizado como balneario de aguas medicinales, para uso y disfrute de gentes de clase elevada (patricios y grandes señores) dada su profusión en la zona de "villae" de la época romana.

 Su uso fue recuperado a raíz de la colonización, como atestiguan documentos de finales de siglo XVIII, con testimonios de sus propiedades curativas y posteriormente siguieron funcionando como baños de uso público hasta después de la guerra civil, en el siglo XX.

Posteriormente, aparece la Cerca o vallado, construida en ladrillo, de traza rectangular, con dos pabellones en los extremos de la alberca, utilizados posiblemente para vestíbulos, y que datan de finales del siglo XVIII, como atestigua un documento descriptivo de 1796. 

Se dispuso un muro divisorio para la separación de sexos, siendo así, el pabellón norte para los hombres y el pabellón sur para las mujeres. 

Existe constancia de que la cerca de los baños se había construido unas termas de pequeño tamaño, hoy desaparecidas bajo el talud de la autovía.

Actualmente, se ha proyecto un balneario para el uso de sus aguas medicinales junto al yacimiento.

10. y para Comer en La Luisiana

Gastrobar La Carreta
Calle Duque de Alcala 12, 
41750 Los Molares España
+34 622 15 63 14

Bar Restaurante Casa Eloy
Avenida Andalucia N 9, 
41430 La Luisiana España
+34 659 11 40 10


11. La Écija romana

Écija Estanque Romano

Cuenta con una sala dedicada a Roma, que exponen restos de esculturas, mosaicos, y otros objetos, recreando una habitación de la época, material procedente de la antigua ciudad de Astigi, situada bajo la actual población. Écija.

Restos romanos en Ecija

La colonia romana de Astigi llegó a ser la capital de uno de los cuatro conventos jurídicos que componían la Bética. 

Esta zona del imperio romano estuvo dedicada sobre todo a la exportación de ánforas de aceite, llegando a convertirse en el mayor exportador en los siglos II y III d. C.

Murallas romanas de Astigi

La ciudad moderna se construyó sobre los restos romanos por lo que no quedan grandes restos de lo que fue Astigi, pero si se han recuperado esculturas, mosaicos ánforas y restos de objetos de uso cotidiano. 

El mayor hallazgo se produjo en las excavaciones realizadas en la z ona conocida como El Picadero , donde se descubrieron los muros de lo que parecía ser un edificio público , en un estado de conservación magnífico, casi equiparables a los de Pompeya . También se conserva casi intacto un estanque romano en la plaza del Salón que data de finales del siglo I a. C.

La mayoría de los restos romano encontrados en Écija pueden visitarse en el Museo Histórico Municipal de Écija . 

ARTE ROMANO (ESCULTURA, MOSAICOS, PINTURA).

Las salas recientemente inauguradas en la planta superior se componen de los siguientes espacios expositivos:Esculturas romanas: en este espacio se presenta un importante conjunto de esculturas descubiertas en las excavaciones de la Plaza de España de Écija, entre los que destaca la excepcional “Amazona herida”, una de las esculturas clásicas en mejor estado de conversación del mundo y que conserva sobre el mármol restos de policromía. 

Junto a ella se exponen otros fragmentos de esculturas ideales romanas, réplicas de originales griegos del período clásico-severo (atletas, héroes o dioses) y un monumental pie de bronce sobredorado perteneciente a la imagen de una divinidad o emperador divinizado.

Espacio de mosaicos romanos de Écija: gran sala de aprox. 200 m2 en la que se reúnen 6 de los magníficos mosaicos romanos aparecidos en excavaciones urbanas, junto con paneles explicativos de las técnicas y sistemas constructivos y el audiovisual: “Écija: una ciudad de mosaicos”. El conjunto de mosaicos astigitanos es uno de los más importantes del Occidente romano, por su calidad, variedad y dimensiones. 

Destacan mosaicos como el de las Estaciones del Año, el mosaico del “Don del vino” o el Triunfo báquico de la Plaza de Santiago, que presentan cualidades casi pictóricas. Una maqueta de la ciudad romana a escala 1: 1.000 permite conocer cómo era la Colonia Augusta Firma Astigi en su momento de mayor esplendor económico (hacia mediados del siglo II d.C.).

Recreación de una habitación romana: se reproduce un ambiente doméstico romano con suelo de mosaicos y una excepcional pintura parietal romana aparecida en las excavaciones de la Avda. Miguel de Cervantes, 35. Los originales de piezas de mobiliario y vajilla se exhiben en una vitrina.

Museo Histórico Municipal de Écija . 

Uno de los más importantes vestigios es la Amazona herida , una estatua que apareció en las excavaciones realizadas en el año 2002 en la plaza del Salón. El gigante de dos metros de alturas aún conserva parte de la policromía y data de finales del siglo I a. C. o principios del II a. C.

También son importantes los mosaicos como el de las Estaciones del Año, el mosaico del «Don del vino» o el Triunfo de Baco, aunque en la ciudad han aparecido más de 80 mosaicos.



En su interior podemos ver la evolución de Écija desde la prehistoria hasta la Edad Media. Aunque lo que más destaca del museo es la época romana. 

En el museo se pueden ver maquetas de cómo era la ciudad durante la existencia del imperio romano, diversos mosaicos y algunas esculturas recuperadas de esa época. 

Precisamente, la escultura La Amazona herida de Écija es la estrella del museo.

La Amazona herida de Écija

Esta estatua se encontró en el interior de un estanque de la ciudad. 

Este estanque estaba cerca del templo de culto del imperio romano y, seguramente, no se ha perdido en el tiempo debido al derrumbe de éste. 

La Amazona herida de Écija

La Amazona herida de Écija esta excelentemente conservada. 

En ella se han preservado restos de policromía, lo que nos hace ver que las estatuas de aquella época se mostraban con colores.

La escultura de 185 cm. destaca por su gran calidad en el detalle. La Amazona muestra su herida en el costado levantando el brazo derecho.

 

12. y para Comer en Écija

Restaurante Las Ninfas
C/ ELVIRA, Nº 1 Museo de Ecija, 
41400 Écija España
+34 679 95 14 76

Hispania
Pasaje Virgen de Soterrano 3,
 41400 Écija España
+34 954 83 26 05

Hispania
Pasaje Virgen de Soterrano 3, 
41400 Écija España
+34 954 83 26 05

Ágora Tapas
C/Barquete 38A, 
41400 Écija España
+34 955 31 70 77

y algo mas económico:

Bar Picaillo
Calle San Juan Bosco 26, 
41400 Écija España
+34 954 83 00 26

13. Conjunto Termal de Herrera
una de las mejores villas romanas de recreo conocidas.

Conjunto Termal de Herrera

Se ubica a las afueras del pueblo, en dirección a Estepa, donde se encuentra el denominado Conjunto Termal de Herrera, una de las mejores villas romanas de recreo conocidas en las que se puede contemplar hoy en día piscinas de mármol, hornos para calefacción de habitaciones y siete mosaicos de grandes proporciones.

La existencia de este yacimiento se explica fundamentalmente por la localización del municipio entre las principales vías de comunicación de la comarca, así como por ubicarse en una zona de gran riqueza agrícola y en una llanura de la cuenca del Río Genil. 

Estos factores propiciaron la creación de un hábitat disperso durante la época romana en esta área, al cual pertenece este conjunto termal.

Mosaico del Conjunto Termal de Herrera

Las primeras intervenciones arqueológicas llevaron a pensar que los restos encontrados pertenecían a una villa romana, pero más tarde se concluyó que se trataba de un gran conjunto termal público. 

Es considerado uno de los pocos existentes en la provincia de Sevilla encontrándose sus paralelos más cercanos en Itálica, Manigua y Corduba.

Estas termas se caracterizan por el uso de elementos de lujo como los mármoles, presentes especialmente en las estancias dedicadas al baño, hallándose tanto en suelos y escaleras, como en las paredes de las piscinas. Junto a los mármoles destacan numerosos fragmentos de pinturas parietales que se caracterizan por su calidad y gran variedad cromática.

Otra muestra de la riqueza de este conjunto es la presencia de una serie de mosaicos que datan del siglo III d.C. En ellos predominan los motivos geométricos y vegetales, aunque también aparecen los figurativos. También se han hallado restos de columnas pertenecientes al edificio.

Destaca el mosaico “Pugilator”, donde el tema central es figurativo, en concreto dos luchadores con un tercer personaje. 

Construido con materiales como la caliza, jaspe y cuarzo, con una gran variedad de colores como celeste, rosa, rojo, naranja, ocre, marfil, blanco, negro y varios tonos de verde.

Mosaico del Conjunto Termal de Herrera

Además de este mosaico existen otros de gran calidad con motivos geométricos y vegetales. 

¿Y quién sabe las maravillas que tenemos bajo nuestros pies? 

Bien sabido es que el viajero siempre vuelve a Herrera, seguramente los romanos también se sentían impregnados de esa magia que caracteriza a nuestras tierras e instalaron en ellas una importante zona de ocio y recreo.

 

y el punto final denuestra ruta son los

14. Yacimientos romanos de Casariche

El pueblo sevillano de Casariche se encuentra en la comarca de la Sierra Sur, a 122 km. al este de la capital hispalense, sobre la margen izquierda del río Yeguas.

El poblado celtíbero de Ventippo fue testigo de uno de los episodios de la guerra civil entre los hijos de Pompeyo y Julio César, tomando partido por el bando del perdedor. La población fue sitiada y tomada por Cesar el día anterior a la batalla de Munda, acontecida el 16 de marzo del 45 a.C., y que definiría la contienda en Hispania a favor de Julio César.

Canteras romanas

En el término municipal de Casariche se localizan tres yacimientos de época romana: las canteras, la ciudad de Ventippo y la villa tardorromana de El Alcaparral

A unos 3 km. al norte de Casariche, en el Cerro de la Atalaya, se encuentra la antigua ciudad romana de Ventippo. Todos los restos se encuentran enterrados y protegidos. Además está prohibida la realización de movimientos de tierras en dicha zona.

La villa romana de El Alcaparral fue descubierta en 1985. Se trata de una villa rustica tardorromana, cuya existencia se extendió desde mediados del siglo III d.C. hasta principios del siglo V d.C. 

Reproducción de la villa romana de El Alcaparral

Es probable que su destrucción estuviera ligada a la invasión de los vándalos del 411 d.C., dados los restos de ceniza que se han encontrado en uno de los estratos del yacimiento. Las excavaciones realizadas en la villa dieron con el hallazgo de un importe número de mosaicos. 

En marzo de 2014 se inauguró el Museo del Mosaico Romano de Casariche. El museo muestra una gran colección de mosaicos procedentes de la villa romana del Alcaparral.

 Uno de los anhelos de los responsables del museo es el regreso del Mosaico del Juicio de Paris, única representación conocida de este mito en la Península Ibérica, que se conserva en el Museo Arqueológico de Sevilla.

El Mosaico del «Juicio de Paris» de Casariche

Al sureste de Casariche, a un kilómetro de la población y situado a la derecha del río Yeguas, se encuentra el Cerro Bellido, lugar donde se hallan unas canteras explotadas desde época romana. 

En su entorno se descubrieron numerosos restos de cerámica y utensilios de hierros utilizados en la explotación de la piedra.

 El lugar ha sido habilitado como área de recreo por lo que es posible visitar las canteras romanas, deleitarnos con una comida o una barbacoa en las áreas establecidas y disfrutar de unas extraordinarias vistas de un paraje olivarero, característicos de estas tierras.

Las antiguas canteras romanas, completándose con el yacimiento del Alcaparral, villa romana donde se ha encontrado el magnífico mosaico del Juicio de Paris, la obra más importante de su época que existe en la Península Ibérica, cuya copia se expone en la Colección Museográfica del Mosaico Romano de Casariche, centro de la población.

En esta localidad se celebra la Romanorum Festum Ventippo, a finales de agosto, en el Cerro Bellido, con mercados, teatro, música, concursos etc, ambientado en el pasado romano de la zona.



15. Comer en Casariche

Kiko's
C. los Cotos, 8, 
41580 Casariche, Sevilla
954 01 14 59

La Bodeguita
C. Raul Berral, 6, 
41580 Casariche, Sevilla
630 16 15 70


16. Ciudad de Urso, Osuna

Destacamos las ruinas del Teatro, la Necrópolis y restos de Canteras situadas al este del casco histórico, muy de moda al haberse rodado la serie Juegos de Trono en este lugar. 

Necrópolis romana, Osuna

La Necrópolis de Osuna se encuentra en un espacio abierto por lo que el visitante puede acceder a ella todos los días de forma gratuita. Muchos de sus restos se encuentran en el Museo Arqueológico Local.

Algunas cuevas aparecen divididas en departamentos con techos abovedados, excavados en la roca, ofreciendo en sus muros pinturas de aves. Los investigadores debaten sobre si estamos ante frescos con motivos puramente paganos o los primeros ejemplos de pinturas con referencias cristianas, si bien la mayoría de los expertos opinan que son más tardías, de época paleocristiana. En el suelo se encuentran gran número de tumbas.

Hoy queda visible del enorme conjunto funerario la serie de tumbas más recientes, datando las más tardías en época visigoda. El expolio de la Necrópolis comenzó en fechas tempranas y recibió su primera excavación sistemática, entre 1784 y 1785.

Esta Necrópolis forma parte de la Cañada Real Marchena-Estepa y está cerca del teatro y foro romanos.
Completa la visita el museo de la ciudad.

 


17. Coto de Las Canteras

Coto de las Canteras de Osuna

Osuna es uno de los preciosos pueblos de la provincia de Sevilla que tiene muchos motivos para visitarse más de una vez. 

 Su esplendorosa Colegiata de la ciudad, la biblioteca de los Duques de Osuna, palacios como Palacio del Marqués de la Gomera, el Palacio de Govantes y Herdara o el Palacio de los Cepeda constituyen un patrimonio monumental que lo convierte en parada inexcusable de la ruta por Andalucía.


Coto de las Canteras de Osuna

Uno de los espacios menos conocidos de Osuna son las canteras de piedra que las poblaciones turdetanas (íberas) comenzaron a usar ya en el siglo V a.C. 

Las comparaciones siempre son odiosas, pero al menos sirven para en algunas ocasiones contextualizar, en incluso hacer rendidos homenajes con parangones. Al Coto de las Canteras de Osuna se le ha atribuido ser “la Petra de Andalucía”. 

Salvando diferencias geográficas e históricas con la obra de los nabateos en Jordania, estamos ante un precioso paisaje natural modificado -al menos esta vez- con un resultado loable.

En medio de la campiña sevillana se alza una mole de piedra esculpida durante millones de años por el sol, lluvia y el viento, y por los humanos desde hace 2.500. Fueron las tribus de turdetanos los que comenzaron a usar su piedra en el siglo V a.C. Veinticinco siglos después, antes de cerrar el segundo milenio, el barrio de la la Rehoya de Osuna, también uso la cantera para acoger a sus habitantes.
Urso

La antigua Urso recibía su nombre de las poblaciones íberas, reflejando que osos ibéricos habitaban sus bosques. Además de la presencia íbera y fenicia, los romanos conquistaron la región, integrándola en la provincia Bética. Tras la guerra de Julio César con Pompeyo, se le concedió el estatus de colonia, con el nombre de “Colonia Genetiva Iulia”. Continuando el uso de sus predecesores, los romanos también explotaron el Coto de las Canteras.

Desde su mirador natural a casi cuatrocientos metros de altura, la ubicación estratégica de Urso permitía controlar la campiña, y velar por la ruta de Hispalis (Sevilla) con Antikaria (Antequera). Las referencias históricas a ella son importantes si nos atenemos a que tanto Apiano, Diodoro Sículo, Julio César, Estrabón o Plinio el Viejo la mencionan. 

Los Bronces de Osuna, conocidos también como la Lex Ursonensis son uno de los testimonios epigráficos más importantes de la Roma antigua. El documento esculpido muestra la ley reguladora de la colonia romana Genetiva Iulia, la antigua Osuna romana.

Cantera de sillares

Esculpida sin buscar el resultado actual de la cueva, la armonía del interior recuerda a la sensación de magnitud de otras cavidades que hemos visitado como la “Oreja de Dionisio” en Siracusa. 

No en vano es el auditorio natural más grande de España.

Cerro del Coto de las Canteras

La roca arenisca calcárea de las canteras fue tan apreciada que de aquí han salido los sillares que conforman hoy los palacios más lustrosos de Osuna, sus iglesias, y muchas de las casas de su centro histórico. El cerro ha menguado su fisonomía externa e interna. Por fuera su superficie se ha perfilado, y el interior se ha horadado como si la miga de un pan hubiese sido robada furtivamente por un voraz hambriento.

A partir del siglo XVI los trabajos de extracción se incrementaron, promovidos por el IV Conde de Ureña. La demanda de piedra de calidad destinados a los palacios nobles e iglesias de Osuna aumentó significativamente. 

A mediados del siglo XX la explotación de la cantera detuvo el consumo del cerro. Andrés Benítez fue el último maestro sillarero en los años 60. En 2016, una vez reacondicionado, se abrieron sus puertas para las visitas guiadas en español e inglés.

Es imposible no trasladarse a Egipto o Mesopotamia, con las reminiscencias de las esculturas que parecen sacadas de un museo o de una gran superproducción de Hollywood de los años 50 o 60.

En los 4.000 m2 que forman el coto, encontramos jardines, esculturas de piedra de la cantera, y un espacio en el interior dedicado a mostrar la historia de la explotación para extraer los sillares. Las palmeras se mezclan con especies de árboles de la campiña sevillana,

Esculturas del león y el carnero en los jardines del Coto de las Canteras

La visita comienza en el jardín donde se pone en contexto la cantera con el legado histórico que aporta a Osuna en relación. Las obras esculpidas del exterior son obra de Francisco Valdivia Gómez. Tallista nacido en Osuna, a los quince años aprende el oficio como escultor en piedra y madera en el taller familiar.

En 2004 recibe el encargo de crear unas esculturas figurativas para adornar El Coto de las Canteras, y durante cuatro años acomete un trabajo sublime, reproduciendo a través de bocetos y fotografías, las esculturas íberas que hoy se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Esparcidas en el exterior, como si fuera un museo al aire libre, sus esculturas de arenisca llaman a la reflexión. 

Relieve de la entrada al Coto de las Canteras

Entre ellas dos altorrelieves representando Tocadores de Cuerna con una altura de cinco metros, un carnero, o un león Ibérico tallado en un bloque de 52 toneladas.

Antes de entrar nos fijamos en la escultura del león íbero. 

Sentado sobre sus extremidades parece vigilar paciente, apacible con su preciosa melena esculpida al detalle.

Dos imponentes relieves engalanan ambos lados de la entrada a la cueva. 

Representan a dos guerreros tocando el cuerno. 

En nuestros oídos parece sonar el estruendo de su llamada, quizá avisando de que nos disponemos a traspasar sus dominios.

Ante nuestros ojos se abre una inmensa cueva de 27 metros de altura que de forma estable se mantiene a 22º. En el interior conocemos la labor del sillarero y y los diversos usos que tuvo la cueva hasta la actualidad. 

Durante un tiempo las pipas de girasol se quemaban aquí, razón por la que parte de los techos están ennegrecidos. 

Otro relieve de Francisco Valdivia representa una escena de la vendimia, con alegorías animales, homenaje del escultor a los propietarios actuales Jesús Ramos y Francis Lobo.

Bajorrelieve de la Vendimia en el interior del Coto de las Canteras

Caminando por su interior descubrimos las colección de enseres y herramientas utilizadas para la extracción y transporte de piedras, lo que permite imaginar el esfuerzo de sus canteros. 

El paseo por sus 1.800 metros cuadrados de cueva excavada es difícil de describir. 

 
Si tenemos la suerte de caminar en soledad, o al menos con poca gente, se respira un aire evocador, imaginando a los canteros desnudando el cerro.

Actualmente es posible hacer visitas guiadas a esta peculiar cueva artificial.

 Interior del Coto de las Canteras de Osuna

Eventos de todo calibre se van sucediendo, desde bodas hasta festejos, conciertos y auditorio.

Durante la búsqueda de localizaciones para la serie Juego de Tronos, en la que aparecían otros lugares de Osuna como su plaza de Toros, el Coto de las Canteras fue visitado por los responsables de trasladar la imaginación del escritor R.R. Martin a la televisión. 

Finalmente se optó por otros escenarios. 

Para bien o para mal, -ya que quizá hubiese muerto de éxito el emplazamiento-, las canteras se van conociendo gracias a la espectacularidad de las fotografías que son su mejor embajador.

18. y para Comer en Osuna

Meson Rey Arturo
Calle Sor Angela de La Cruz 3,
41640 Osuna España
+34 662 13 22 21

Taberna Jicales
Calle Espartero 11, 
41640 Osuna España
+34 954 81 04 23

Casa Curro
Plaza Salitre 5, 
41640 Osuna España
+34 955 82 07 58

Cantina Kulinaria
Carretera Lantejuela 8, 
41640 Osuna España
+34 623 39 70 77

y algo mas económicos:

Mr. Chava Cafeteria
Calle Francisco del Carpio 1 Frente al Hospital de la Merced de Osuna, 
41640 Osuna España
+34 639 65 24 85

Vera Tapas Antiguo Torres Vera
Calle Alfonso XII, 27, 
41640 Osuna España
+34 955 82 08 55

Cafetería Cervecería Tetuán
41640 Carrera, 62, 
41640 Osuna España
+34 854 56 74 48


19. Otras Rutas Cercanas


No hay comentarios:

Publicar un comentario