jueves, 26 de mayo de 2022

Castellón, Territorio Templario ( y II): De Villafamés a San Mateo



Ares del Maestre, Castellón


Villafamés, Castellón
Prisión en Culla, Castellón


Benasall, Castellón


Morella, Castellón


Plaza de Catí, Castellón


San Mateo, Castellón

Como continuación a la Primera Parte de nuestra Ruta

1. Como llegar a Villafamés

 


 2. Croquis de nuestra ruta




3. Villafamés


Villafamés, Castellón

Vilafamés es un pintoresco pueblo de Castellón que destaca por su casco histórico y su emplazamiento. 

El casco histórico está construido encima de un cerro, las calles tienen bastante desnivel y la roca roja está presente por todas partes.

Al acercarse a Vilafamés por la carretera se ve el pueblo en lo alto. En seguida se reconoce la silueta del castillo; también destaca la iglesia de la Asunción y las casitas que combinan blanco y piedra roja. 

Castillo de Vilafames (Vilafames, Castellón) (con imágenes ...
El casco antiguo es pequeño, con calles empinadas, plazoletas, miradores y rincones sacados de otra época.

Castillo de Vilafamés

Una de las cosas que más me gusta de Vilafamés es la combinación de colores vivos.

Sobre todo en un día soleado de primavera en el que el verde de los pinos y los cactus se mezclan con florecillas varias, con el cielo azul claro y el rojizo de la piedra.

Pasear tranquilamente por Vilafamés para recorrer sus calles y contemplar las vistas desde lo alto de alguno de sus miradores es plan suficiente para descubrir el pueblo.

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

El Castillo y su muralla es el punto más elevado del pueblo. Es de origen árabe y ha sido testigo de la historia de este pueblo. En 1233 fue conquistado por Jaume I y también sufrió las Guerras Carlistas.

En una de las laderas del castillo se pueden ver pinturas rupestres. Este lugar se conoce como el Abrigo del Castillo.

Roca Grossa:

Es una roca gigante en mitad del pueblo, está en la calle principal de Vilafamés. Una de las cosas típicas de Vilafamés son sus laderas de roca rojiza, pero desde luego que la más llamativa es esta mole de 2163, 2 toneladas. Para añadirle más emoción al asunto la Roca Grossa está inclinada.

 Las esplendorosas iglesias de la Asunción y de la Sangre comparten protagonismo en esta localidad con la famosa Roca Grossa, una enorme y enigmática piedra que se ha convertido en lugar de paso obligado.

4. Comer en Villafamés

La Coveta
Calle Cervantes 9, 
12192 Vilafamés España
+34 646 44 90 32

El Rullo Restaurante
Calle de l'Esglesia 2, 
12192 Vilafamés España
+34 675 61 78 58

Calauela
Plaza de la Font, 9, 
12192 Vilafamés España
+34 620 48 84 82

La Vinya
Calle La Fuente 17, 
12192 Vilafamés España
+34 664 38 67 38


5. Culla


Culla, Castellón


Culla, Castellón


Culla, Castellón

Benassal y Culla son dos pueblos del Alto Maestrazgo, comarca castellonense, que tienen en su haber tesoros más allá de las propias localidades.

En el primero encontramos el agua de la Font d’En Segures; en el segundo uno de los árboles monumentales más espectaculares de toda la Comunidad Valenciana, La Carrasca de Culla

El Alto Maestrazgo es la comarca totalmente de interior, limita en su parte más occidental con Aragón.

Esta comarca es de fuertes contrastes, encuentras terrenos áridos pero a la vez exuberantes bosques de robles; ramblas secas y ríos caudalosos, llanuras extensísimas y pueblos construidos en lo alto de las muelas – como es el caso de Ares.

Culla, Castellón

Entre los hermosos paisajes del Alto Maestrazgo castellonense, se encuentra la pintoresca localidad de Culla. Este municipio fue en el medievo el centro neurálgico de la vida en la comarca, pero su historia se remonta mucho tiempo atrás.

En su término municipal se localizan varios abrigos de arte rupestre levantino (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998), además de restos de varios poblados de la edad del bronce e íberos.

El Castillo de Culla tuvo un importante papel estratégico, convirtiéndose en tierra de frontera entre los siglos XI y XII.

La primera conquista cristiana de Culla data de 1093, posteriormente cae de nuevo en manos musulmanas hasta la conquista definitiva por Blasco de Alagón en 1233.

Una historia marcada por los enfrentamientos fronterizos entre las taifas de Lérida y Tortosa y entre almorávides y cristianos después.

Los Caballeros Templarios adquieren Culla en 1303, siendo la última y más cara adquisición del Temple en la Corona de Aragón.

Aún hoy se desconoce el interés de los templarios por adquirir Culla, ya que pagaron 500.000 sueldos de la época y esperaron tenazmente 100 años para hacerse con ella.

Documentos originales de la compraventa se conservan en el Archivo Histórico Municipal.

Tras la disolución de los Templarios, Culla paso a manos de la orden de Santa María de Montesa, época en la que Culla dominaba un amplio territorio.

Ya en 1345, bajo la Orden de Montesa, se constituyó la Setena de Culla, creando la eficaz unión de siete villas para la organización ganadera y forestal que mejoró notablemente la economía de la zona hasta mediados del siglo XIX.

El casco antiguo del pueblo, declarado Bien de Interés Cultural, nos ofrece un recorrido por edificios cargados de historia y callejuelas llenas de tradición.

En Culla se encuentran monumentos tan interesantes como las ruinas del antiguo castillo, actualmente en fase de restauración; los restos de las murallas y torreones del siglo XIII, el arco de la Porta Nova, la Iglesia Parroquial de El Salvador, el Granero del Comendador, también conocido como la Presó, o el Antiguo Hospital del siglo XIV.

Qué ver en la visita de Culla

Ahora este pequeño pueblo de apenas unos 200 habitantes, el cual se extiende por una colina de 1.100 metros altura, tiene dos zonas claramente diferenciadas que puedes distinguir según te acercas por la carretera.

Por un lado, el casco histórico en lo alto del pueblo, cuyas casas lucen sus originales fachadas de piedra, y por otro lado, la zona baja del pueblo, la cual distinguirás por las casas encaladas.

Este cambio de configuración te sorprenderá viendo una foto antigua de Culla colgada en el bar de la plaza principal del pueblo, en la que constatarás que hasta la remodelación, todas sus casas eran encaladas, y no se veían casas de piedra vista, como en la actualidad.

Tu paseo por el casco medieval de Culla lo inicias en la plaza de Setenal subiendo por una estrecha calle, y a partir de ahí te irás perdiendo en un laberinto de callejuelas, pasajes y escaleras.

Según te adentras en él, no te sorprenderá comprobar que su conjunto monumental ha sido en el pasado una de las sedes de la exposición de arte sacro Pulchra Magistri del Maestrazgo.

El primer edificio destacado que vas a ver es la iglesia de San Salvador, la cual alberga una bella figura de estilo gótico del siglo XIV que representa a dicho santo, patrón de Culla, así como un retablo del siglo XVI.

Arco de la antigua muralla de Culla en Alto Maestrazgo de Castellón

Junto a ella se encuentran otros edificios históricos, como la Casa Abadía, la antigua prisión y el antiguo hospital, este último referido a un lugar de hospedaje y no de sanación.

Paseando por las callejuelas seguro que pasarás bajo alguno de los tres arcos que aún quedan de la antigua muralla del pueblo.

Y de camino hacia los restos de la antigua fortaleza árabe, verás el Calvario, un curioso lugar donde se celebra el Vía Crucis en Semana Santa.

Ahí te encontrarás en el mirador del Singlet, desde donde si miras hacia el sureste, descubres la Ermita de San Cristobal, del siglo XVIII, una de las tres ermitas que en distintas colinas se ubican cerca del pueblo.

Junto al tramo que queda del recinto amurallado hay otro mirador desde donde puedes ver en la lejanía, hacia el norte, la Ermita de San Roc, del siglo XVI.

Culla en el Alto Maestrazgo de Castellón

En suma, un muy agradable paseo durante el que es muy fácil tener la sensación de que te encuentras en la época de los templarios, y en el que podrás además disfrutar de excelentes vistas panorámicas de esta comarca del Alto Maestrazgo.

A modo de invitación a hacer tu propia visita, aquí tienes más fotos de Culla, en la provincia de Castellón.


Culla en el Alto Maestrazgo de Castellón


Emita de San Cristobal desde mirador del Singlet en Culla en Castellón


Arco de la antigua muralla de Culla en Alto Maestrazgo de Castellón

La Carrasca de Culla

Declarada árbol monumental de la Comunidad Valenciana, la carrasca de Culla se halla en el paraje de su mismo nombre.


Carrasca de Culla, Castellón

Tiene unos 20 metros de altura, 7 metros de circunferencia del tronco, 35 metros de diámetro de las ramas y un peso estimado de 75 Toneladas.

La famosa Carrasca de Culla es una majestuosa joya botánica que fue declarada árbol monumental de la Comunidad Valenciana. Tiene unos 20 metros de altura, 7 metros de circunferencia del tronco, 35 metros de diámetro de las ramas y un peso estimado de 75 Toneladas.

Cuenta la leyenda que, durante las Guerras Carlistas, una compañía del ejército se cobijaba, por las noches, bajo su frondosidad. Se encuentra en la Masía Clapés, situada en la carretera de La Torre d’ En Besora a Culla, a 4 Km del municipio. Es un lugar de visita obligada, ya que nadie queda indiferente ante la carrasca milenaria.

“En el día señalado brotó bajo las estrellas y, tras miles de años, creció y creció y se convirtió en inmortal. Sus enormes brazos sirvieron de cobijo a ejércitos enteros, fue entonces cuando los habitantes del lugar supieron que era mágica.”

Senderismo en Culla

 


6. Comer en Culla

Restaurante La Carrasca
CV-163 Km 12,
12163 Culla España
+34 964 76 21 76

La Solaneta
Cl. Doctor Agut, 20,
12163 Culla España
+34 679 39 05 41

La Setena
Avenida Mártires, 9,
12163 Culla España
+34 964 44 63 88


   

   



7. Benasal 

Benasal es un pueblo del interior de Castellón que es conocido por el agua que emana del manantial de Font d’En Segures.


Benasal, Castellón

Este pueblo guarda, todavía a día de hoy, algunos de los elementos del pasado que recuerdan que aquella villa estuvo fortificada.

Benasal Medieval

En su historia más antigua Benassal estuvo habitado desde la Prehistoria y recuerdo de ello son las pinturas rupestres del Racó de Nando. En tiempos un poco más recientes, y yendo hasta la Edad Media, Benasal fue localidad fortificada.

Las partes de lienzo de muralla que se conservan todavía a día de hoy, las torres Redona, de la Presó y d’En Garcés son ejemplo de ese Benassal fortificado.

De estas tres torres solo se puede visitar la de la Prisión.

La torre de la Prisión, Castellón

Pero el ejemplo más claro del Benassal Medieval es el conjunto de la Mola, que configura el centro puramente histórico de la localidad.

Este castillo recibe el nombre de La Mola por estar dispuesto en la parte más alta de la localidad – la muela – y es el núcleo más antiguo de la misma.

La construcción data del s. XIII y fue mandada levantar por el fundador de la localidad Berenguer de Calatarrà.

El castillo empezó siendo residencia del fundador de la villa de Benassal, y a lo largo de la historia ha tenido distintas funciones siendo Casa de la Villa, escuela y, finalmente – y hoy en día – el Museo Arqueológico del Alt Maestrat, además de de tener en otras dependencias del castillo la oficina de turismo y el Aula Museo de Carles Salvador.

En realidad el castillo no parece castillo, pero él mismo y todas las calles que lo rodean son de una belleza indiscutible.

El Portal de la Mola, Benasal

Además, y a la entrada del conjunto, encontramos uno de los elementos más característicos y diferenciadores de la localidad de Benasal, el Portal de la Mola, construido en el siglo XIV, época en la que los templarios gestionaban el pueblo, y de claras reminiscencias moriscas.

Si seguimos con el Benassal medieval debemos dirigirnos a la parte extramuros de la localidad, yendo hasta los lavaderos.

En la localidad hay 4 ejemplos de ellos pero a mi juicio los más interesantes, por la localización, son los cercanos a la Torre de la Presó tendiendo desde ellos unas vistas de lo que queda del conjunto fortificado bastante completa.

Los lavaderos a izquierda, la Torre de la Presó (prisión) a la derecha y en el centro la Iglesia de la Asunción.

Font d’En Segures

En Benassal son algunas más las cosas que puedes encontrar, pero nosotros decidimos dejar el pueblo par acercarnos hasta la Font d’En Segures a refrescarnos con su agua.

Allí encuentras también un balneario bastante frecuentado y no solo en la actualidad, ya que el turismo de balneario fue el pionero en la zona del norte de Castelló. Recuerdo de ese primer turismo son los Pabellones Valencia que datan del año 1934 y que a día de hoy siguen siendo utilizados por veraneantes.



Font d’En Segures, Benasal

Esta será nuestra última visita en Benassal, aunque nos quedan cosas por ver como el Paraje Natural el Rivet que guardamos para una próxima ocasión, y es que tenemos que ir hasta Culla que tenemos reservada hora para comer.

Pero Benassal es mucho más que un casco antiguo, porque es sobre todo naturaleza, como por ejemplo una visita al paraje natural del Rivet, un precioso rincón digno de visita


Paraje natural del Rivet, Benasal

Y para completar, nada mejor que subir a la ermita de San Cristobal, después de comer , una buena opción y cercana al Rivet de Benassal y la Font d´En Segures para un día magnífico.



Vistas desde la ermita de San Cristobal, Benasal

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

Balneario de Benasall

Foto Histórica del Balneario de Benasall, Castellón

El término de Benassal es rico en aguas y gran parte de esa fama se la da el agua que emana del manantial de la Fuente en Segures.

Un agua mineral que, debido a su valor terapéutico para las afecciones de riñón, fue considerada de propiedad medicinal y declarada de utilidad pública en 1828.

Desde el siglo XVI se tiene información sobre los beneficios del agua de Benassal, pero no fue hasta el siglo XVIII cuando se documentó por escrito la presencia del primer “agüista”.

Desde entonces, gracias a la buena publicidad que daban los agüistas que acudían a la fuente para beber su agua y sanar sus dolencias, el agua de Benassal se convirtió en un referente medicinal para aquellos que sufrían del riñón.

Así mismo, los alrededores de la fuente se fueron urbanizando para dar cabida a los huéspedes que visitaban la fuente. Poco a poco, la Fuente en Segures se convirtió en un pequeño núcleo urbano anexo a la villa de Benassal que, con el tiempo, se convertiría en una zona residencial sobre todo para la temporada entre mayo y septiembre.

El 27 de agosto de 2011, la Diputación de Castellón inauguró el Balneario de Benassal, que nutriéndose de esa fuente, realiza tratamientos termales para los visitantes de la zona.

Actualmente el balneario dispone de tres plantas, dos de ellas dedicadas íntegramente al termalismo y la tercera a equipamientos.

Balneario de Benasall, Castellón


La primera planta (1.500 m2) consta de varias técnicas, centradas en el tratamiento del dolor de espalda y rodilla; piscinas termales, duchas circulares, pediluvio, saunas, hidromasajes, ducha con agua de “Vichy”, además de la recepción, vestuarios, taquillas. Todo lo necesario para disfrutar de una tarde de relax y bienestar con vistas a la montaña.

https://balneariodebenassal.com/balneario/tratamientos-termales

8. Ares del Maestre


Ares del Maestrat, Castellón


Resultado de imagen de ares del maestrat
Ares del Maestrat, Castellón

Ares del Maestrat es, además de uno de los pueblos con más encanto de Castellón, uno de los más singulares.

Se extiende sobre una espectacular mole rocosa donde descansan las ruinas de un antiguo castillo.

A 1.195 metros de altura, este pueblo del norte de Castellón muestra una de las estampas más pintorescas de toda la comunidad levantina.

Se dice que desde su Castillo Jaime I inició la conquista del Reino de Valencia. Sus casas se encuentran escalonadas formando un semicírculo entre la Mola del Castell y la Mola d'Ares.

Por encima de las casas sobresale la iglesia de la Verge de l'Assumpció (siglo XVIII).

En Ares destaca la Cova Remigia, con más de 750 figuras en buen estado de conservación. Sus pinturas fueron descubiertas por un pastor a principios del siglo XX y actualmente se pueden visitar acompañados por un guía.


Predominan las escenas de caza, con representación de fauna de cabras, jabalíes, toros y ciervos en diferentes actitudes; heridos por flechas, dejando un rastro de huellas, mostrando los detalles de su cornamenta, trepando por los salientes de la roca y corriendo o a la expectativa.

Impresiona la escena del toro herido persiguiendo a un arquero o el personaje que corre herido por flechas.

Otras escenas muestran un acoplamiento entre una pareja, escenas rituales de iniciación, con personajes ataviados y una muy inquietante escena de la ejecución de un personaje por parte de un pelotón de arqueros.

Muy cerca de la villa, en la Cova Remigia, se encuentran uno de los conjuntos rupestres más importantes de toda la Península Ibérica.

Esta localidad es también conocida por la Cova Remigia, una cueva con pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

     


9. Comer en Ares del Maestre

Restaurante La Carrasca
CV-163 Km 12, 
12163 Culla España
+34 964 76 21 76

La Taverna del Forn
Calle Bajo Plaza 11, 
12150 Villafranca del Cid España
+34 673 71 04 18

La Solaneta
Cl. Doctor Agut, 20, 
12163 Culla España
+34 679 39 05 41


10. Morella



Aunque la Costa del Azahar es, quizás, el atractivo más conocido de Castellón, la provincia es mucho más que eso. Castellón es mar, pero también es naturaleza, gastronomía y pueblos pintorescos y medievales.


Resultado de imagen de morella
Morella, Castellón

En uno de los cerros del Maestrazgo se asienta Morella, y aún más arriba, precisamente sobre una mola, su viejo castillo del siglo XIII.


La mejor vista del pueblo se consigue desde abajo, a pie de monte, antes incluso de traspasar sus murallas. 

Si desde ese punto Morella se asemeja a una visión de ensueño, cuando se alcanzan sus interiores la villa se convierte en una caja que guarda unos cuantos tesoros, entre ellos estrechas y enlosadas callejuelas como la porticada de Blasco de Alagón.

Resultado de imagen de morellaCalles que aún amparan comercios familiares y tiendas a cuya puerta cuelgan las vistosas y típicas mantas morellanas y otras prendas de lana

Esta localidad de interior es muy probablemente el destino más conocido de Castellón. 

Y es que nadie puede resistirse a ver con sus propios ojos la clásica estampa del pueblo coronado por su imponente castillo de la Mola.

 Desde los iberos hasta los árabes, pasando por los griegos y romanos, todas estas civilizaciones han dejado huellas visibles en este lugar, así como los dinosaurios.

la iglesia arciprestal de Santa María la Mayor un cuenco medieval donde conviven leyendas y recuerdos de su historia

En Morella hay que visitar

Resultado de imagen de escalera de caracol morella
iglesia arciprestal de Santa María la Mayor, Morella

, de fachada gótica y un interior que en la penumbra esconde otro tesoro: la hermosa escalera de caracol que sube al coro y que también parece invitarnos a ascender a un inquietante mundo de fantasía.

Resultado de imagen de escalera de caracol morella
Escalera al Coro en Morella

Así es Morella, como el rumor de la cabalgadura de aquel mítico guerrero del siglo XIX que fue Cabrera, apodado el Tigre del Maestrazgo.

     


11. Comer en Morella

Daluan
Callejon Carcel, 4, 
12300 Morella, España
+34 964 16 00 71

Vinatea
Calle Blasco de Alagon, 17,
 12300 Morella, España
+34 964 16 07 44

Restaurante Marqués de Cruilles
Calle Hospital 19 | Enfrente de la Puerta de Entrada Al Castillo de Morella,
 12300 Morella, España
+34 608 03 53 31

y algo mas económicos

Restaurante Que de Que
Calle Segura Barreda 16, 
12300 Morella, España
+34 964 16 07 29

La Parrilla Del Rincon
Lugar barrio Hostal Nou S/N, 
12316 Morella, España
+34 964 16 03 91


12. Catí


Capilla de la Comunión en Catí en Maestrazgo de Castellón
Capilla de la Comunión de Catí

A un paso de Morella, se halla otro diamante en bruto.

Aislada del ruido, inmersa en la serenidad del mundo rural, repleta de callejuelas estrechas, ventanales enrejados y escudos blasonados, encontramos Catí, escenario de historia, mitos, leyendas y lugares sagrados como l’Avellà. 

En conjunto, Catí es una excepcional muestra de asentamiento medieval que todavía conserva su trazado urbano original, salpicado de muestras de arquitectura de la época, además de los numerosos escudos y emblemas medievales que adornan sus edificios religiosos y las casas señoriales, ejemplos del mejor gótico civil del Maestrat.

Reloj de sol en la entrada de la iglesia de Catí en Alto Maestrazgo de Castellón
Catí es una belleza medieval que aún conserva el trazado de la época.

El recorrido a pie supone toparse con casas señoriales, arcos de piedra y edificios emblemáticos, como la Casa de los Miralles, la iglesia de la Asunción o la capilla de Comunión.

Si te gusta el queso, en Catí disfrutarás de deliciosas variedades artesanales originarias del Maestrazgo.

Reloj de sol en la entrada de la iglesia de Catí, Castellón

El término municipal lo conforman dos valles, La Font de Catí y el de Cirers. 

Presenta una altitud media de 650 m sobre el nivel del mar, aunque también encontramos el Tossal de la Nevera, la segunda altitud más montañosa de la provincia.

13. para comer en Catí

Restaurante Casa De Banys L'Avella
Balneario de L'Avella | Casa de Banys, 
12513 Catí, España
+34 964 76 50 51


14. San Mateo, morada del último Cátaro

Resultado de imagen de San Mateo castellon

San Mateo —en valenciano, Sant Mateu― es la capital histórica del Maestrazgo, una población declarada Conjunto Histórico Artístico.

Capital histórica de la comarca del Maestrazgo, San Mateo (2.118 habitantes) invita al viajero que la visita a descubrir su rico pasado con el recuerdo del último cátaro que pobló estas tierras: Guillaume Belibaste.

Aquí y en Morella, en el siglo XIV, se estableció una importante comunidad albigense procedente de Occitania, considerada hereje por la Iglesia Católica.

Hacia 1314 en el pueblo castellonense estaba establecida una comunidad de herejes cátaros, procedentes de Francia, los cuales practicaban su religión en secreto.

Hasta allí llegó Guillaume de Belibaste, un ‘perfecto’ (sacerdote) cátaro que dirigió esa comunidad clandestina hasta 1321. 

Guillaume, mediante engaños, fue atraído a Francia donde fue condenado y sería el último líder cátaro quemado por la Inquisición.

Murallas de San Mateo, Castellón

El municipio castellonense se convirtió en una rica población durante la Edad Media gracias al comercio de la seda dirigido hacia Francia e Inglaterra.

Siglos antes, la transitada Vía Augusta pasaba por el lugar, lo que explica que parte del pueblo esté asentado sobre una edificación romana.

Todo el pueblo en sí es un verdadero monumento, declarado Conjunto Histórico Artístico. .

Sus murallas dan muestra del esplendor del que gozó antaño en el Medievo.

Resultado de imagen de Plaza Mayor San Mateo castellon
Plaza Mayor porticada de San Mateo

En San Mateo se encontraba el palacio del gran maestre de la Orden de Montesa. 

Cuando Jaume II reinaba en Valencia, la ciudad pasó a poder de la congregación en 1319. Antes, fue conquistada por Jaime I de Aragón, quien la entregó a los caballeros hospitalarios. 

Personajes históricos como San Vicente Ferrer, Clemente VIII o Felipe II visitaron San Mateo.

Durante los siglos XIV y XV San Mateo sería en cuatro ocasiones sede de las Cortes Generales del Reino de Valencia.

En noviembre de 1649, durante la Guerra del Segadors, la población fue asediada durante una semana por los rebeldes, que debieron retirarse sin conquistarla. En 1705, al comenzar la Guerra de Sucesión, la fortaleza se entregó sin lucha a las tropas del Archiduque de Austria,

Poseedora de un gran patrimonio arquitectónico, en San Mateo sobresale la iglesia arciprestal iniciada en el siglo XIII, de estilo gótico y con dos puertas: una románica y otra gótica. 

En este edificio, lleno de rica orfebrería, renunció Clemente VII, en 1429, a su condición de papa ante un emisario del Vaticano, poniendo así fin al Cisma de Occidente.

Resultado de imagen de Iglesia Arciprestal de San Mateo, Castellón
Iglesia Arciprestal de San Mateo, Castellón

También de corte religioso merecen una visita la iglesia de San Pedro, ubicada en el primitivo núcleo de la población, la iglesia y convento de las Agustinas, del siglo XVI, y el Campanario de los Dominicos, del siglo XVIII.

Asimismo, en la Plaza Mayor porticada se levantan palacios góticos como el del Ayuntamiento y el de los Borrull, sin olvidar el palacio del marqués de Villores, de estilo renacentista. 

Resultado de imagen de Callejón de los Judíossan mateu castellón
Vale la pena ver, además, el ermitorio de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de la población, emplazada en un cerro cercano.

Al lado del Consistorio está el célebre Callejón de los Judíos, del siglo XIV, muestra de la importancia de la aljama de Sant Mateu.

El edificio medieval de Les Presons cumplió funciones de ayuntamiento hasta que se construyó el actual; destacan sus mazmorras, donde, según la leyenda, el demonio estuvo preso en el siglo XV.

En lo alto de un cerro se levanta el edificio religioso más sobresaliente de San Mateo

De carácter civil puede el viajero acercarse hasta la Fuente del Ángel o a un horno del siglo XIV. En la localidad castellonense existen cuatro museos que poder visitar: el Museo Municipal, el Arciprestal, el Museo Paleontológico (con 5.000 piezas) y Les Presons, todos ellos de indudable interés.

Otro antiguo manantial es el de la Fuente de la Mare de Déu, documentada en la misma época y coronada por una antigua imagen de la Virgen con el Niño.

La privilegiada posición geográfica de San Mateo la convierte en una población única para deleitarse de los encantos de las comarcas del Maestrat y de Els Ports. 

Otro de los hitos urbanos de la localidad castellonense es el Campanario de Les Llàstimes (siglo XVIII), coronado por la omnipresente Cruz de Montesa y perteneciente al desaparecido Convento de Santo Domingo, de origen medieval.

Actualmente San Mateo es un destino de excursionistas y amantes de la Prehistoria, pues muy cerca está el Museo de la Valltorta y su arte rupestre levantino (Patrimonio de la Humanidad).

Constituye, de hecho, un auténtico museo al aire libre, gracias a espacios como la plaza Mayor porticada, la iglesia Arciprestal, la fuente de la Mare de Déu o el callejón de los Judíos.

La que fue sede de la orden de Montesa y capital histórica del Maestrat desde 1319 ha recuperado gran parte de su esplendor y sus murallas, gracias a las restauraciones llevadas a cabo durante la edición de La Luz de las Imágenes de 2005. 

Entre sus muchas iglesias y conventos destaca la arciprestal de estilo gótico y entre sus palacios, el de Borrull y el del Marqués de Villores, aunque también hay que fijarse en sus curiosas casas cúbicas habitadas por la población agrícola y las plazas, donde nunca falta una fuente monumental.

 San Mateo es destino predilecto para excursionistas, pero también para aficionados a la historia y a la gastronomía. El arroz al horno o la olleta de San Mateo son algunos de los platos más famosos. 

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.


15. y para comer en San Mateo

Ka Nostra
Plaça Major, 21, 
12170 Sant Mateu, España
+34 964 41 61 76

La Perdi Restaurante
Historiador Betí, 9, 
12170 Sant Mateu, España
+34 964 41 60 82

Restaurante El Portal
Calle La Fira, 119 | La Fira 119, 
12170 Sant Mateu, España
+34 964 41 66 74


  


16. Otras Rutas Cercanas







No hay comentarios:

Publicar un comentario