jueves, 2 de diciembre de 2021

Escapada de Fin de Semana a la Villa de Almansa, Albacete

Castillo de Almansa, Albacete

Batalla de Almansa

Palacio de los Condes de Cirat, Almansa

Cerro del Pantano, Almansa

Almansa es un municipio y localidad española de la provincia de Albacete, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. 

El término municipal, situado en el sureste de la península ibérica, limita con la Comunidad Valenciana (provincias de Alicante y Valencia) y con la Región de Murcia. 

En 2020 contaba con 24 511 habitantes según las cifras oficiales del INE.
Indice:

  1. Como llegar a Almansa
  2. Algo de Historia
  3. Castillo de Almansa
  4. Museo de la Batalla de Almansa
  5. Edificio del Ayuntamiento de Almansa
  6. Iglesia Arciprestal de la Asunción
  7. Fuente De Los Cisnes
  8. Y en las Cercanias de Almansa
  9. Fiestas
  10. Comer en Almansa
  11. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar:

Integrado en la comarca de Monte Ibérico-Corredor de Almansa, de la que ejerce de capital, se sitúa a 74 kilómetros de la capital provincial. 

El término municipal está atravesado por la autovía de Alicante (A-31), que une Albacete con Alicante, la autovía A-35, que une Almansa con Játiva y Valencia, la carretera nacional N-330, que permite la comunicación con Requena, y la carretera autonómica CM-412, que conecta con Montealegre del Castillo.

2. Algo de Historia

Prehistoria

Los testimonios más relevantes del pensamiento de los grupos humanos prehistóricos corresponden a los dos abrigos con pinturas rupestres prehistóricas conocidos hasta el presente: «Barranco del Cabezo del Moro» y «Cueva de Olula».

El primero fue descubierto en 1984 por José Luis Simón y el segundo, que se halló de forma casual hacia 1990, por Pedro Más Guereca. Este último contó con una nueva aportación, una representación femenina, localizada por Alexandre Grimal Navarro, en 2000. Con la presencia de varios arqueros, algún animal y la representación de hasta tres mujeres, estas importantes muestras de las creencias de los grupos cazadores (10 000 años antes del presente) forman parte del llamado arte levantino.

Además de ser Bienes de Interés Cultural desde el 17 de febrero de 1997 (identificadores de los bienes otorgados por el Ministerio de Cultura: RI-51-0009642 y RI-51-0009643), su valor inestimable como documento de la Prehistoria determinó a la Unesco su declaración como Patrimonio de la Humanidad, en 1998, formando parte del conjunto del arte rupestre del arco mediterráneo de la península ibérica.5

Antigüedad y Edad Media

En época romana hubo una villa llamada «Ad Aras», que algunos historiadores sitúan en Almansa o cerca de ella, pero no se ha podido confirmar.

Almansa dejó de pertenecer a la taifa de Murcia probablemente durante el reinado de Fernando III «el Santo», padre de Alfonso X «el Sabio», hacia el año 1244, en virtud del tratado de Alcaraz (año 1243) por el que la Corona de Castilla imponía su dominio sobre la taifa musulmana.

Fue precisamente el 28 de marzo de 1244 cuando se rubricó el tratado de Almizra entre el infante Alfonso de Castilla y el rey Jaime I de Aragón, por el que se establecieron los límites entre los dos reinos cristianos, «quedando Almansa, Jorquera y su entorno del Júcar, el valle de Ayora con Cofrentes y Jarafuel, Caudete, Villena y Sax de parte castellana».​

Sin embargo, una vez ocupada definitivamente la taifa de Murcia, Almansa pasó a formar parte del Reino de Murcia según se observa en un documento del año 1257, en el que se dice: «... son de parte del Regno de Murçia, Xorquera, e Ayora, e Almansa, a Vees, e Chinchilla...».
Castillo de Almansa.

En 1294 don Juan Manuel heredó de su padre (Manuel de Castilla) el señorío de Villena, que más tarde pasaría a ser marquesado, en el que estaba incluido Almansa. 

Don Juan Manuel concedería numerosos privilegios y mercedes a la entonces villa de Almansa, ratificados por distintos monarcas castellanos y aún continuados por los marqueses de Villena.

El marquesado, al igual que el señorío tras el tratado de Almizra, perteneció a la Corona de Castilla, hasta el año 1395 en que el marquesado pasó a formar parte de la Corona de Aragón, dentro del Reino de Valencia​

En 1444, el príncipe Enrique (futuro Enrique IV de Castilla), ante la confusa situación jurídica del señorío de Villena, autorizaba a Alfonso Téllez Girón a ocupar las villas que lo conformaban (Almansa, Chinchilla de Monte-Aragón, Villena, etcétera). Posteriormente otorgaría el dominio del territorio al hijo de este, y futuro valido durante su reinado, Juan Pacheco.​

El 20 de diciembre de 1452, Juan II de Castilla le confirmó en el señorío de la villa de Almansa, cuya merced había concedido el 3 de septiembre de 1445 a su padre Alfonso Téllez Girón «con derecho a heredamiento», aunque esta donación no fue a petición de su padre y se menciona que la merced fue hecha «por los muchos y buenos, leales y señalados servicios que vos D. Juan Pacheco, hijo mayor, legítimo heredero de Alfonso, mi vasallo que fue de mi consejo.»​ 

Juan Pacheco fue el I marqués de Villena y su figura fue trascendental para la villa de Almansa, pues fue él quien le dio la morfología actual al castillo de Almansa.

Los Reyes Católicos anexionaron definitivamente este marquesado a la Corona de Castilla, dentro del Reino de Murcia en 1476. Aun así, el marquesado fue un auténtico «estado medieval» hasta finales del siglo XVI.

Edad Moderna

Artículo principal: Batalla de Almansa

Óleo de Ventura Lirios y Filippo Pallotta de la batalla de Almansa, propiedad del Museo del Prado, en depósito en el Palacio de las Cortes Valencianas.

Es sabido que en su término municipal se libró una importante batalla el 25 de abril de 1707, la batalla de Almansa, durante el conflicto internacional de la Guerra de Sucesión Española. Carlos II falleció sin descendencia, y dos príncipes extranjeros pretendían la Monarquía Hispánica, para así afianzar su hegemonía tanto en Europa como en América.

El príncipe Felipe de Francia (duque de Anjou) y el archiduque Carlos de Austria (ambos extranjeros) querían acceder al trono, y se inició la guerra, contando ambos con la intervención de sus respectivos aliados europeos.

Como resultado de la batalla de Almansa, Felipe de Anjou vio abierto el camino hacia Valencia, aunque el triunfo no fue decisivo pues la guerra no concluyó hasta 1713, con el Tratado de Utrecht.

Desde 1778 y por merced de Carlos III esta antigua villa pasó a titularse ciudad.

Edad Contemporánea

Almansa en la primera mitad del siglo xix.

En 1833 se creó la provincia de Albacete, incluyendo en ella a Almansa. Esta provincia formó parte de la región histórica de Murcia, hasta la creación de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, en 1982.

A mitad del siglo xix dos acontecimientos cambiarían el desarrollo del municipio definitivamente, dejando atrás una sociedad agrícola y ganadera de subsistencia, y naciendo una nueva clase obrera, además de la creación de un incipiente comercio, transformando la ciudad no solo desde el punto de vista económico, sino también social y político.

Por un lado la construcción del ferrocarril. Entre 1857 y 1859 el municipio quedó comunicado por este medio con las ciudades de Madrid, Alicante y Valencia. La estación de Almansa fue una de las más importantes del sureste español, generando mucha mano de obra y surgiendo una clase obrera.

Por otro lado, a partir de la puesta en marcha de la fábrica Calzados Coloma, la cual se constituyó en un referente a nivel nacional y de toda Europa, la fabricación de calzado de caballero de alta calidad para la exportación fue el motor económico del municipio. 

Ya en 1913 Almansa se convirtió en el segundo productor de calzado de toda España, tan sólo superado por Barcelona. En 1930 esta empresa empleaba a más de 1200 trabajadores, de los cuales la mitad eran mujeres, creándose más clase obrera. Tras su desaparición en 1954 (la empresa existió durante casi cien años), permitió que sus trabajadores crearan sus propias fábricas de calzado.​

Que ver y hacer en Almansa

3. Castillo de Almansa

Castillo de Almansa, Albacete

Es una VISITA OBLIGADA de nuestra ciudad pues su majestuosidad no deja indiferente a nadie.

El Castillo de Almansa, representativo de la comunidad castellano-manchega y uno de los más hermosos de España, se encuentra encaramado sobre el Cerro del Águila, un escarpado peñascal que eleva su espectacular silueta sobre la llanura de Almansa. 

Es el monumento símbolo de la ciudad. 

Se trata de una fortaleza fronteriza entre los reinos castellanos de Castilla y Aragón y el reino musulmán de Murcia; y, actualmente, entre las provincias de Albacete, Valencia, Alicante y Murcia.

A su alrededor las calles circunvalan la roca y rinden pleitesía a la presidencia del castillo. Entre sus arterias de piedra los otros monumentos se rinden al descubrimiento del viajero orgullosos de sus tesoros. 

Recientemente musealizado, le ofrecerá una interpretación del monumento rápida de sinterizar, con conceptos que pueden ser asimilados fácilmente, siendo relevantes y significativos y sobre todo muy amenos para todo tipo de edades. Visitar el castillo les llevará aproximadamente entre una hora y media o dos horas.

HORARIO. Mañanas: 11:00h. a 14:00h. Tardes: 17:00h. a 20:00h. Cerrado los lunes.

ENTRADAS. General 4’5€. Reducida 3,5€ para Carnet de estudiantes, carnet joven, Discapacitados, Familia numerosa. Niños mayores de de 5 años. Gratuita para menores de 5 años.

Puede comprarla en la taquilla de entrada al castillo, o por internet 

Cierre de taquilla y último acceso 45 minutos antes de la hora del cierre.

Si en tu  visita a Almansa quieres realizar alguna  actividad en la ciudad o alrededores click aquí

4. Museo de la Batalla

Situado en el mismo edificio de la oficina de Turismo, es un museo donde nosotros te contamos la historia. Un paseo interactivo por uno de los acontecimientos más importantes sucedidos en la localidad.

Abierto de martes a domingos de 10:30h. a 14:00h. y 17:00h. a 19:00h. Cerrado domingos por la tarde y lunes todo el día. Entrada con visita guiada 1€. (Gratuita para menores de 5 años). 

Ubicado en la Oficina de Turismo, ofrece una interpretación del hecho histórico adaptada a todas las edades. 

Se realiza el primer domingo de cada mes, a las 10:30h. Gratuita. 

Parte desde la Oficina de Turismo y consiste en la visita al museo y a los escenarios reales del combate. 

Permite comprender como eran estas enormes batallas y la importancia del relieve, vegetación, construcciones y otros datos históricos. 

Visita con aforo limitado, es necesario reservar en la Oficina de Turismo. Telf. 967 344 771.

Casco Histórico



Además del Castillo de Almansa, el casco histórico de Almansa está repleto de otros monumentos y un precioso entramado de calles y rincones.

5. Edificio del Ayuntamiento de Almansa

La Casa Grande o Palacio de los Condes Cirat, actual ayuntamiento, se distribuye en torno a un patio de planta cuadrada, al que se accede desde un zaguán con arco rebajado, y que hace las veces de distribuidor de los espacios habitables, una estructura que mantiene el concepto palaciego del siglo XVI.

Al patio dan las galerías con arcos de medio punto sostenidos por columnas jónicas correspondientes a sus dos pisos. En la enjutas de los arcos se reproducen los motivos del escudo de la fachada principal.

Palacio de los Condes de Cirat «Actual Ayuntamiento» o Casa Grande

HISTORIA

Fue construido en el último cuarto del siglo XVI por orden de Alfonso de Pina, miembro notable de la nobleza almanseña. Se desconoce quienes fueron sus constructores, aunque se puede encontrar cierta relación con la obra del arquitecto jienense Francisco del Castillo, uno de los principales exponentes del manierismo español.

La familia de Ximén de Pina, cuyos orígenes se remontan a los caballeros aragoneses que acompañaron al rey Jaime I en la conquista de los reinos de Valencia, se asentó en Almansa en el siglo XV, siendo Alfonso Pina el primer propietario de la Casa Grande.

En 1793 pertenecía al Conde de Cirat, Miguel de Catalá y Calatayud, que tenía el titulo de Grande de España (de donde puede venir el sobrenombre de Casa Grande). 

Palacio de los Condes de Cirat «Actual Ayuntamiento» o Casa Grande

Después pasó a manos de los Marqueses de Montortal, hasta que en 1992 fue adquirida por el Ayuntamiento.

El palacio de los condes de Cirat fue construido en el solar de un antiguo mesón, en la plaza de Santa María, donde además se levantaron los edificios más importantes de la villa, como la iglesia, el castillo o el ayuntamiento.

La portada de la fachada principal, ligeramente desplazada del centro, está dividida en dos cuerpos. El cuerpo inferior posee columnas fajadas almohadilladas a ambos lados de la puerta, extendiéndose este fajamento rústico hacia el segundo cuerpo y los ventanales. 

En el segundo cuerpo el tema fundamental es la heráldica, apareciendo en el centro el escudo del linaje de los Pina sujetado por dos niños, y a ambos lados dos figuras humanas toscamente talladas.

El edificio se distribuye en torno a un patio de planta cuadrada, al que se accede desde un zaguán con arco rebajado, y que hace las veces de distribuidor de los espacios habitables, una estructura que mantiene el concepto palaciego del siglo XVI. 

Al patio dan las galerías con arcos de medio punto sostenidos por columnas jónicas correspondientes a sus dos pisos. En la enjutas de los arcos se reproducen los motivos del escudo de la fachada principal, y sobre la puerta sur, por la que se accede al jardín, hay un escudo similar al de la fachada principal, pero de menor tamaño y peor estado.

La puerta oeste también da al jardín, y cubriendo este vano se encuentra la portada del siglo XVIII procedente del antiguo asilo, incorporada al edificio en los años sesenta del pasado siglo XX. Por la portada norte se accede a las dependencias y a ambos lados hay dos ventanales con rejería de buena forja.

En el Salón de Plenos del actual Ayuntamiento, situado en la planta baja del edificio, se encuentra un cuadro al óleo pintado entre 1986 y 1994 por el almanseño Paulino Ruano, que representa la Batalla de Almansa, reproducción del original que se encuentra en el edificio de la Generalidad Valenciana.

6. Iglesia Arciprestal de la Asunción

La parroquia de Nuestra Señora de la Asunción es una excelsa mezcla de estilos, neoclásico, renacentista y gótico.

La iglesia arciprestal se encuentra en la plaza de Santa María, junto al Palacio de los condes de Cirat (actual Ayuntamiento, siglo XVI). Desde esta plaza se observa el castillo de Almansa. 

Fachada de la Asunción,  Almansa

Además, es en esta plaza donde comienzan las escalinatas de acceso a la fortaleza medieval.

En el centro de la plaza se encuentra la popular «fuente de los patos» (en realidad son cisnes), que ya aparece en fotografías de principios del siglo XX.

El monumento es el resultado de varias etapas constructivas, desde el siglo XVI al XIX. En la puerta de la iglesia aparece inscrita la fecha de 1639.

Detalle de la capilla de la Comunión, anexa a la iglesia arciprestal de la Asunción.

El 30 de abril de 1524 el obispo de Cartagena señaló los nuevos terrenos para la construcción de una iglesia. Estos terrenos, al lado de la Rambla, eran propiedad de don Alonso de Pina, el cual se vio obligado a cederlos pese a su desacuerdo inicial.

La construcción de la iglesia duró varios siglos. Entre 1524 y 1526 el encargado de excavar los cimientos para la construcción de este nuevo templo fue el maestro Marquina. En 1526 fue el maestro Pedro quien realizó la traza de la nave. 

Posteriormente, entre 1530 y 1538 se levantaron los muros de la nave, las capillas laterales, se añadieron los contrafuertes y una falsa cubierta de madera, todo ello obra del maestro Juan de Aranguren. En 1572 se añadieron más contrafuertes y se consolidó la capilla mayor.

Entre 1619 y 1624 se realizó la traza definitiva de la fachada. Unos años más tarde, entre 1630 y 1650 se finalizó la sacristía y la sala del cabildo.

Entre 1680 y 1799 se construyeron la capilla de la Comunión y una de las torres de ladrillo, de las dos proyectadas.

En el interior de la iglesia de la Asunción, cabe destacar su espectacular bóveda de cañón, y las capillas laterales de bóvedas de crucería, de estilo gótico. La cabecera de la nave está inspirada en el Palacio de Versalles.

En el exterior, destaca en la fachada de la iglesia el tema de la Asunción, y la impresionante torre de ladrillo macizo. En la parte inferior de la fachada se hace referencia a la Anunciación. Al lado de la nave principal, ya en la calle Virgen de Belén, está la capilla de la Comunión, de estilo barroco.

La portada, a los pies del templo, es de concepción renacentista y se halla cobijada bajo un amplio arco. Su interior es neoclásico con nave única (gótica) y cabecera semicircular con columnas corintias, lo que le da un aire muy francés y recuerda a la Capilla Real del Palacio de Versalles. Las capillas laterales, de planta rectangular góticas, alguna incluso con pilares helicoidales.

Una única torre de ladrillo visto, barroca, de la segunda mitad del siglo XVIII, se alza en la fachada en el lado del Evangelio. La segunda torre no se construyó por falta de presupuesto

7. Fuente De Los Cisnes

Fuente De Los Cisnes, Almansa

Conocida popularmente como la fuente de los patos, aunque en realidad son cisnes. Ya aparece en fotografías de finales del siglo XIX. 

Está en el centro de la plaza de Santa María, donde está la Iglesia Arciprestal de la Asunción, el Palacio de los Condes de Cirat y, al fondo y sobre el cerro del Águila, el majestuoso castillo de la ciudad.

El Convento de las Agustinas del Corpus Christi muestra una portada sencilla de vano rectangular enmarcado por columnas salomónicas. y El Convento de San Francisco que es una magnifica expresión del arte barroco. 

Otros rincones de interés son el puente de Carlos IV en el oeste de la ciudad, el Cuco de los Graganchines… etc

La Ermita de San Blas con su cúpula de perfil levantino.

8. Y en las Cercanias de Almansa:


Ya en las afueras encontramos La Torre Grande, antigua casa de labor llamada así por su imponente torre de planta cuadrada, tres pisos y sótano. 

La Torre Grande, Almansa

Pantano de Almansa

Un paraíso natural repleto de rutas y senderos para pasear y disfrutar de sus zonas de picnic y juegos al aire libre.

Pantano de Almansa, Albacete

Por su riqueza mediombiental y patrimonial es visita obligada para todo amante de la aventura y sobre todo de la naturaleza. 

Sus diferentes rutas permiten descubrir todos los rincones de una de las presas más antiguas de Europa.

 

 Las rutas, que recorren todo el paraje, permiten acercarse a la flora y la fauna característica de este entorno lacustre, la propia presa del embalse, o uno de los yacimientos arqueológicos más antiguos de la población, 

el Cerro del Pantano

Cerro del Pantano, Almansa

Pequeño cerro que encontramos al lado de la pasarela del pantano.

Fue ocupado por humanos unos 2000 años a. C., en la Edad del Bronce.

Estos primeros pobladores se aprovechaban del ecosistema de la cuenca natural que recogía las aguas del entorno.
Eran ganaderos y agricultores que vivían en casas de piedra y barro y que comenzaban a utilizar metales.

Además de la visita imprescindible a nuestro Pantano, Almansa te ofrece otros maravillosos espacios naturales.

Te recomendamos:

Rambla de los Molinos 

Rambla de los Molinos, Almansa

Un entorno natural único muy cercano a la población que ofrece la posibilidad de disfrutar de la pura naturaleza. 

La vegetación, fauna y su antiguo molino permiten al visitante adentrarse en plena naturaleza.

 Sus rutas de senderismo son ideales para conocer el entorno disfrutando de mucha tranquilidad. 

Si en tu  visita a Almansa quieres realizar alguna  actividad en la ciudad o alrededores click aquí

El Santuario de Nuestra Señora de Belén 

con una bella ermita barroca. 

Santuario de Nuestra Señora de Belén, Almansa

Entorno natural y remanso de paz para el visitante. Es lugar de peregrinación de todos los almanseños dos veces al año. 

Durante los meses de verano acoge a Nuestra Señora de Belén que es trasladada en romería desde Almansa y devuelta a la población en septiembre. 

9. Fiestas


Del 30 de abril al 6 de mayo se celebran las Fiestas Mayores en honor a la patrona, la imagen de la Virgen de Belén. Fiestas declaradas de Interés Turístico Internacional en 2019.

​Éstas consisten en la tradicional fiesta levantina de moros y cristianos. Destaca la espectacular embajada mora nocturna a los pies del emblemático castillo de Almansa, acto único en todas las fiestas de moros y cristianos de España.

La imagen de la Virgen de Belén es patrona de Almansa por bula del papa Urbano VIII emitida en 1644 y recibió la coronación canónica y pontificia (papa Pío XI) el 5 de mayo de 1925. Su fiesta principal es el día 6 de mayo.

Si quieres disfrutar de sus Fiestas Mayores, de Interés Turístico Nacional, tienes que visitar Almansa del 1 al 6 de mayo. Más de 3.000 personas participan en los actos tradicionales como la Rifa de Corderos, Ofrenda de Flores, Serenata, Batalla de Flores, Procesión de la Virgen..

Experiencia Gastronómica

Almansa tiene una gastronomía única que aúna la influencia manchega y la valenciana. No se puede ir de Almansa sin probar unos gazpachos manchegos y acompañarlos de un buen vino de la Denominación Origen Almansa.

La ciudad cuenta con una amplia oferta de restaurantes de reconocido prestigio, en los cuales podrá probar todos nuestros platos típicos así como una extensa variedad de platos de todo tipo, que harán de comer en Almansa una experiencia que nunca olvidará. 

Además, la especial climatología de la zona y su altitud, hacen de los vinos de Almansa unas de las Denominaciones de Origen de nuestro país. La componen 12 bodegas que exportan a los cinco continentes nuestros afamados caldos.

La zona de producción vitivinícola de la D.O. Almansa incluye las parcelas y subparcelas ubicadas en ocho términos municipales, con más de 7.000 hectáreas de viñedo.
Puede conocer un poco más de nuestra gastronomía AQUÍ

En su gastronomía destacan platos como Gazpachos con ingredientes como el conejo, perdiz, ajos, pimientos y tomates o el Ajo Mataero a base de pan casero, tocino blanco, e hígado de cerdo.

 

10. Para Comer

Maralba
Calle Violeta Parra 5, 
02640 Almansa España
+34 967 31 23 26

Taberna Ramona
Calle Corredera 104, 
02640 Almansa España
+34 967 34 00 35

Mesón de Pincelín
Calle Las Norias 10, 
02640 Almansa España
+34 967 34 00 07

Meson Castellano
Paseo Libertad 10, 
02640 Almansa España
+34 676 34 04 49

La Ventica
AUTOVIA DE LEVANTE SALIDA 140,( Almansa - Albacete ), 
02640 Almansa España
+34 967 58 20 27

y algo mas económicos:

Restaurante Casa Jaime
Calle Tejares, 15-18 PARC. 15-18 POLÍGONO EL MUGRÓN, 
02640 Almansa España
+34 643 83 89 19

Restaurante Hogar Del Productor
Calle Miguel de Cervantes, 14 BAJO, 
02640 Almansa España
+34 967 34 11 32

Pecados
Calle Virgen De Belén, 7, 
02640 Almansa España
+34 967 31 22 57

11. Otras Rutas Cercanas


No hay comentarios:

Publicar un comentario