sábado, 16 de octubre de 2021

Escapada Ornitológica a Los Charcones de Miguel Esteban, Toledo


Flamenco Común en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete


Panorámica de Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

Los Charcones, Miguel Esteban, Toledo

Pato Cuchara en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

Cigüeña Blanca by J.M. Sánchez-Brunete

La naturaleza nos envuelve, la ornitología se esconde en su humedal, la ecología hace medioambiente y, el medioambiente, su hogar en Los Charcones, joya natural y paisajística de Miguel Esteban. Un parque natural atractivo, donde pasar el día o estar en familia. 

Vegetación, tierra y humedad se abren ante la vista ofreciendo la cara más sincera de la naturaleza, un espectáculo digno de fotografiar, exactamente lo que hacen las cada vez más personas que lo visitan. 

Vale la pena, se dicen, porque pueden recorrer lagunas endorreicas y ver la flora y fauna que las habita; y pueden captar en imagen especies de aves, como los flamencos o las malvasía cabeciblanca (patos en extinción, de cuello corto y pico largo) y una gran variedad de animales como zorros, liebres, culebras de agua y comadrejas, sin olvidar los insectos del tipo libélula o los caballitos del diablo.

La reserva ornitológica Los Charcones es un enclave de enorme valor medioambiental y ecológico en el que se han llegado a identificar más de 140 especies diferentes de aves acuáticas. 

Este espacio, situado a dos kilómetros del casco urbano de Miguel Esteban en la carretera de El Toboso, está formado por varias lagunas de origen endorreico que ocupan 60 hectáreas. Su principal aporte hídrico son las aguas residuales del municipio, depuradas por un sistema denominado «lagunaje».

La Reserva Ornitológica ‘Los Charcones’ constituye una auténtica maravilla ecológica, un oasis en medio de la llanura, un enclave de enorme valor medioambiental que permite descubrir y admirar la belleza de la naturaleza. 

Su riqueza de flora y fauna, así como el trabajo de recuperación que el Ayuntamiento llevó a cabo en este humedal manchego, le hizo merecedor del Premio Nacional de Medio Ambiente en 1997. 

Indice:

  1. Como Llegar
  2. Algo de Historia
  3. Avifauna de Los Charcones
  4. Anade Azulón
  5. Avefria
  6. Cigüeña Blanca
  7. Combatiente
  8. Flamencos
  9. Focha Común
  10. Gallineta Común
  11. Pato Cuchara
  12. Zampullin Chico
  13. Parque de la Vega
  14. comer en la Zona
  15. en los alrededores: El Toboso
  16. Otras Rutas Cercanas

1. Como Llegar



2. Algo de Historia

Se desconoce la fecha exacta del nacimiento del municipio de Miguel Esteban, pero los restos encontrados (sobre todo monedas), hace posible que estuviera poblada en época romana. Asimismo, el torreón pudiera ser medieval, de origen árabe.

Los datos más antiguos la sitúan en 1224 como “villa” de la Orden de Santiago. Otro documento “Privilegio a el Común de la Mancha”, da constancia de su continuidad.

En cualquier caso, lo que sabemos de nuestra historia es escaso debido los pocos documentos existentes.

Miguel Esteban, que sí era aldea en vida de Cervantes (80 vecinos en 1575 y 98 en 1591), tuvo que ser grande en épocas anteriores, como ponen de manifiesto los 23 hidalgos migueletes que, según el Archivo de Simancas, había en 1591. 

Es probable que se crease con la repoblación municipal que se hizo por la conquista de tierras a los musulmanes durante los siglos XI-XIII. Sobre todo, cuando Alfonso VI anexionó La Mancha.

De lo que sí tenemos constancia es de la existencia de Miguel Esteban, con este nombre, en 1224, pues así figura en un documento de pleito por cuestión de lindes entre Alcázar de Consuegra, hoy de San Juan, y este pueblo, interpuesto por las Órdenes Militares de San Juan y Santiago. 

El nombre de migueletes quizá se deba a que Miguel Esteban fuera un caballero santiaguista que llevara a cabo la repoblación.

En Cuanto a Los Charcones, Esta Reserva declarada Refugio de Caza, fue creada por iniciativa de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) en junio de 1993, mediante el Convenio de Colaboración con el Ayuntamiento de Miguel Esteban.

Cartel Avifauna en Los Charcones

Es en 1995 cuando la Junta, dentro del Plan de recuperación de la Malvasía, aplica acciones de conservación en "Los Charcones".

Esta Reserva declarada Refugio de Caza, fue creada por iniciativa de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) en junio de 1993, mediante el Convenio de Colaboración con el Ayuntamiento de Miguel Esteban.

En sus orígenes se trataba de una laguna natural endorréica (sin salida de agua a través de ningún arroyo o río) donde llegaba el agua por escorrentía. El llenado de estas lagunas era estacional, encontrándose a rebosar en la estaciones lluviosas y secándose durante la época estival.

Más tarde, el Ayuntamiento de Miguel Esteban tomó la decisión de construir un sistema de depuración de las aguas residuales del pueblo en esta zona, aprovechando las características del terreno y buscando la manera de asegurar el agua en estos parajes durante todo el año, se instauró un sistema de depuración por lagunaje.

Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

Al poco tiempo de instalar este sistema y tomar las medidas oportunas comenzaron a verse especies animales, principalmente aves, de gran interés. 

Esto llevó al Ayuntamiento de Miguel Esteban con la ayuda de SEO/BirdLife a plantearse la mejora de las condiciones de la laguna para facilitar el asentamiento de la fauna. 

Se dotó a la zona con parapetos y observatorios, carteles informativos y un Aula de la Naturaleza totalmente equipada para realizar actividades de educación ambiental.

"Los Charcones" se han convertido en una referencia nacional de cómo se puede conservar el medio ambiente, reciclar las aguas y potenciar el turismo ecológico.

Que ver en Los Charcones

Una maravilla de la ecología es la reserva ornitológica de "Los Charcones" , la reserva más importante del territorio castellano-manchego. 

Sus aguas no sulfurosas con cloruros, grasas y sustancias disueltas, las hace especialmente atractivas para aves acuáticas y vegetación palustre y halófila. Son lugar de paso migratorio de aves y un hábitat importante para ellas. Se enmarca en los llamados Humedales Manchegos.

3. Avifauna de Los Charcones

Malvasias, Porrones, Cuchara común, Cigüeñuela o el Chorlitejo común entre otros, junto a otras especies de vegetación acuosa (carrizo o anea), confiere a esta laguna un valor ecológico y medioambiental de relevancia internacional. 

4. Anade Azulón

Anade Azulón en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

El ánade real, ánade azulón o pato de collar (Anas platyrhynchos)​ es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae. Es un ánade de superficie muy común y extendido por el hemisferio norte. Habita áreas de temperatura templada de Norteamérica, Europa, Asia y el norte de África. 

Probablemente es el más conocido de todos los patos, y los patos domésticos pertenecen a esta especie.

El ánade fue una de las muchas aves descritas científicamente por Carlos Linneo en su obra Systema naturæ de 1758, y todavía lleva su nombre binomial original.
Lámina de Birds of America de John James Audubon

El ánade real presenta un acentuado dimorfismo sexual en la época de cría

Los ánades reales hibridan con sus parientes más cercanos dentro del género Anas, como el ánade sombrío, y con algunas especies más alejadas como ánade rabudo, produciendo diversos híbridos que pueden ser totalmente fértiles.​ 

El tamaño de los ánades reales varía clinalmente, por lo que los individuos de Groenlandia son más grandes, robustos y con el pico más corto que las poblaciones del sur. Algunos ornitólogos separan a los azulones de Groenlandia en una subespecie (A. p. conboschas).

El azulón recibe su nombre por los característicos espejuelos de sus alas

El ánade real es un ave de tamaño medio, aunque ligeramente más pesado que la mayoría de los patos de superficie. 

Mide entre 50-65 cm de largo (de los cuales dos tercios corresponden al cuerpo), tiene una envergadura alar de 81-98 cm,​ y suele pesar entre 0,72-1,58 kg.​ 

Sus medidas corporales estándar son: cuerda máxima del ala entre 25,7 y 30,6 cm, pico entre 4,4 y 6,1 cm y tarso entre 4,1 y 4,8 cm.​

Presenta un marcado dimorfismo sexual en su plumaje. El macho en plumaje reproductivo es inconfundible. 

Su cabeza y cuello son de color verde oscuro brillante enmarcados con una lista blanca a modo de collar. Su pecho es castaño con tonos púrpura. 

El resto de su plumaje es grisáceo (más oscuro en las partes superiores) salvo el obispillo y las plumas centrales de la cola, rizadas hacia arriba, que son negros, las plumas laterales de la cola, que son blancas, y el espejuelo de las alas.​ 

La hembra tiene un plumaje de colores más apagados, predominantemente veteado en tonos pardos, de marcado contraste entre tonos claros y oscuros debido a que cada pluma puede ser en parte desde el pardo oscuro al crema claro. Esta coloración es compartida por la mayoría de las hembras de patos de superficie. 

Hembra (izq.) y macho (dcha.) de ánade real

Su cabeza es principalmente de tonos crema con una lista ocular y píleo oscuros.​ Ambos sexos tienen un característico espejuelo en sus plumas secundarias de color azul iridiscente (o morado según el ángulo en que se vea) con un borde interior negro y otro exterior blanco. 

En el caso de la hembra, el espejuelo permite diferenciarla de las hembras de otras especies de patos. 

El pico del macho es amarillo con la punta negra, mientras que el de la hembra es más oscuro, oscilando del naranja manchado al pardo negruzco. Las patas de ambos son de color naranja. Tras la época de cría, los machos mudan su plumaje pasando al plumaje de eclipse, de tonos similares al de las hembras. 

Al final de esta muda estival, ambos sexos pierden las plumas de vuelo aproximadamente durante un mes (periodo de mancada), por lo que temporalmente carecen de su característico espejuelo.

Al nacer los patitos están cubiertos de plumón de color amarillo en las partes inferiores y el rostro, y pardo negruzco en las superiores, con algunas motas amarillas. Sus patas y pico son negruzcos. Con el primer emplumado los patitos adquieren un plumaje de tonos pardos similar al de las hembras, aunque más veteado, y sus patas y pico se van aclarando.​ El periodo de emplumado termina a los dos meses tras la eclosión. 

Los patos domésticos pueden ser de coloración similar a los patos silvestres, blancos y de otros colores no presentes en las poblaciones salvajes.

Son una especie ruidosa, los machos emiten un graznido nasal agudo a modo de bocinazo, mientras que las hembras producen el cuac más grave que en general se atribuye a los patos.
Los azulones habitan en una gran variedad de hábitats y climas, desde la tundra ártica a las regiones subtropicales. Se encuentra tanto en humedales de aguas dulces como salada, incluidos los lagos, las lagunas, los ríos, pantanos y estuarios, además de las ensenadas someras y el mar abierto cercano a la costa; y también los parques y zonas urbanas. 

Prefieren las aguas poco profundas, de menos de un metro, y suelen evitar las más profundas. Y se sienten atraídos por las masas de agua con vegetación acuática.
Comportamiento

Es un ave muy gregaria fuera de la época de cría, y puede formar grandes bandadas.​ Es un pato bastante arisco y desconfiado, que raramente permite el acercamiento a corta distancia, siendo normalmente el primero que huye ante la presencia humana (salvo los residentes en las urbes). 

Se agrupa para sestear durante el día y por la noche se desplaza a los comederos. Su gran capacidad de adaptación y aprovechamiento de distintas fuentes de alimentos son las razones de su numerosa población.

Alimentación

Generalmente se alimentan en la superficie del agua, llegando a sumergir medio cuerpo, o pastan cerca de las orillas. Los ánades reales son omnívoros y muy flexibles respecto a sus elecciones alimenticias. Su dieta puede variar según varios factores, como la época de su ciclo de reproducción, variaciones en la disponibilidad de alimentos y la competencia inter e intraespecífica.​ 

La mayor parte de la dieta del azulón se compone de gran variedad de semillas y otra materia vegetal, incluidas raíces y tubérculos, e invertebrados como gasterópodos, insectos (entre los que se encuentran los escarabajos, moscas, mariposas, libélulas y figáneas), crustáceos y gusanos, también se ha registrado que comen pequeñas ranas. 

Los ánades reales generalmente forman parejas (en octubre y noviembre en su área autóctona) solo hasta que las hembras ponen los huevos al principio de la primavera. En este periodo el macho la deja y se une a otros machos en espera de la época de muda estival que empieza en junio (en el hemisferio norte). 

El periodo de anidamiento puede ser muy estresante para las hembras ya que pueden poner más de la mitad de su peso en huevos. Para ello necesita mucho descanso y una zona de alimentación libre de depredadores. Cuando busca un lugar para anidar la hembra prefiere zonas ocultas, inaccesibles para los depredadores terrestres, o que tengan pocos depredadores en los alrededores. 

La puesta consta de entre ocho y trece huevos, que son incubados durante veintisiete o veintiocho días hasta su eclosión. La hembra cuida a sus crías en solitario, que tardan entre cincuenta y sesenta días en desarrollarse. Sus patitos son nidífugos y capaces de nadar y alimentarse solos desde el primer día. 

Los polluelos al nacer están recubiertos de plumón amarillo o marrón con la cara y otras manchas amarillas. La impronta les impulsa a seguir y quedarse junto a su madre, así no solo los protege y da calor sino que aprenden lo que necesitan sobre su hábitat y dónde y cómo alimentarse. 

Cuando los patitos se han convertido en juveniles capaces de volar, aprenden y recuerdan sus rutas migratorias tradicionales al permanecer junto a su madre hasta la siguiente época de cría.

Con frecuencia cuando se forman las parejas uno o varios machos quedan de lado. Estos grupos a veces persiguen a hembras de pato aisladas, incluso a las de otras especies, hasta que las cansan y entonces copulan con ella por turnos.

Los ánades reales son en ocasiones objetivo de parásitos de puesta oportunistas como los porrones americanos, malvasías canelas, porrones bola, ánades frisos, ánades rabudos, patos cuchara, cercetas coloradas, porrones osculados y otros azulones. 

Anade Azulón en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

Estos huevos generalmente son aceptados cuando se parecen a sus propios, pero si no la hembra de azulón intenta expulsarlos o incluso abandona el nido si el parasitismo se produce durante la puesta.
A diferencia de otras aves acuáticas el ánade real se ha beneficiado de las alteraciones humanas del medio ambiente. 

Son muy adaptables y son capaces de vivir, e incluso prosperar, en medios humanizados y urbanos, que antes podían haber sustentado a otras especies de patos más sensibles. Su población y área de distribución son enormes, y aunque se cree que su población está disminuyendo ligeramente no se acerca ni de lejos a los umbrales de amenaza.

La suelta de azulones en regiones donde no son nativos causa problemas debidos a la hibridación con los patos nativos, ya que se producen híbridos fértiles que contaminan genéticamente las poblaciones locales, y merman la posibilidad de supervivencia de los patos autóctonos más escasos. Los azulones son considerados una especie invasora en Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Con el tiempo la hibridación ha creado un continuo de formas intermedias entre estas especies y el azulón, empezándose así a revertir el proceso de especiación.​ 

A su vez el acervo genérico de los ánades reales silvestres, que son los ancestros de los patos domésticos, puede contaminarse por la hibridación de los patos domésticos y los patos asilvestrados.

5. Avefria


Avefria en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

La avefría europea (Vanellus vanellus) es una especie de ave Charadriiforme de la familia Charadriidae. 

Es un ave muy fácil de ver en España de octubre a marzo, durante los meses más fríos, de donde deriva su nombre común.

Características

Es de colores vivos: vientre blanco, pecho negro y parte superior de las alas de color verdiazul. Además tiene un característico penacho en lo alto de la cabeza. 

Al volar se distingue por su batir de alas lento, semejante al de una mariposa. 

Visto desde abajo cuando vuela se distinguen dos franjas de color blanco y negro. Mide de 28 a 31 cm de pico a cola.

Al contrario de lo que suele suceder con otros miembros de la familia, la identificación de la avefría no genera ninguna duda. 

Se trata de una limícola de mediano tamaño y pico muy corto, que luce una llamativa cresta de finas plumas (mucho más larga en los machos que en las hembras). 

El plumaje nupcial del macho se caracteriza por presentar la cresta, el píleo, la frente, la garganta y una ancha banda pectoral de color negro. 

Las regiones ventrales resultan mayoritariamente blancas, con la excepción de las plumas infracoberteras caudales, que exhiben un intenso tono acastañado, en tanto que las zonas superiores del ave lucen un bello color verdoso, con reflejos metálicos. 

La hembra, por su parte, muestra un plumaje nupcial muy semejante al del macho, pero con el negro de la cara menos marcado y con la cresta más corta . 

Los individuos no reproductores se asemejan más a la hembra, en tanto que los jóvenes presentan un plumaje menos contrastado y, sobre todo, una cresta bastante más reducida que los adultos. 

En vuelo —que es pausado y bastante lento— muestra unas alas largas y redondeadas, de color blanco y negro en su parte inferior .

Comportamiento[

Gregaria, suele criar en grupos, en tierras de labranza y campos extensos. Conocida en algunos lugares de Castilla y León como francesina. También se la conoce como "pibi" por el característico sonido que emite.

6. Cigüeña Blanca


Cigüeña Blanca by J.M. Sánchez-Brunete

La cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es una especie de ave Ciconiiforme de gran tamaño, perteneciente a la familia Ciconiidae. Su plumaje es mayoritariamente blanco con negro en las alas, y las patas y el pico de los adultos adquieren un color rojo. 

Mide un promedio de 100 y 115 cm desde la punta del pico hasta el final de la cola, y sus alas pueden llegar a tener una envergadura entre 155 y 215 cm. 

Las dos subespecies, que son ligeramente diferentes por su tamaño, se aparean en Europa, el noreste y sur de África y el suroeste de Asia. 

El 25 % de la población mundial está concentrada en Polonia.​

La cigüeña blanca es un ave migratoria de grandes distancias. Pasa el invierno en África desde la zona subsahariana hasta el sur, en el subcontinente indio y en zonas de la península arábiga. 

Al migrar entre Europa y África evita cruzar el mar Mediterráneo, por lo que realiza un desvío por el Levante mediterráneo en oriente, o por el estrecho de Gibraltar en occidente, debido a que las columnas térmicas que necesita no se forman sobre el agua.

Al ser un ave carnívora, la cigüeña blanca se alimenta de una gran variedad de pequeños animales, incluyendo insectos, peces, reptiles y pequeños mamíferos y aves. 

Consigue la mayor parte de su comida en el suelo, en zonas de baja vegetación o en fuentes de agua de poca profundidad. 

Es un reproductor monógamo que se empareja para toda la vida. 

Los dos miembros de la pareja construyen un nido de gran tamaño que puede ser utilizado por varios años. 

Cada año la hembra pone alrededor de cuatro huevos, que eclosionan de forma asíncrona treinta y tres o treinta y cuatro días después de haber sido puestos. 

Los dos adultos hacen turnos para incubar los huevos y ambos deben alimentar a los polluelos. 

Las crías dejan el nido entre los cincuenta y ocho a sesenta y cuatro días después de haber nacido; luego de ese periodo deben continuar siendo alimentados por los adultos por un periodo de siete a veinte días más.

La cigüeña blanca fue catalogada como una «especie bajo preocupación menor» por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

Se benefició durante la Edad Media con ciertas actividades humanas, como el corte y despeje de áreas forestales, pero los cambios en los métodos agrícolas y la industrialización hicieron declinar su población e incluso causaron su desaparición de algunas regiones de Europa durante los siglos xix y xx. 

Los programas de conservación en Europa hicieron que la cigüeña blanca volviese a reproducirse en los Países Bajos, Bélgica, Suiza, Suecia y Portugal. Tiene pocos predadores naturales, pero acoge a varios tipos de parásitos. En su plumaje pueden habitar piojos y ácaros y, en su nido, varios tipos de mesostigmatas.

Esta ave ha dado origen a muchas leyendas e historias a lo largo de su área de distribución, de las cuales la más conocida es la historia que le atribuye traer a los bebés al nacer.

Según el folclore europeo, la cigüeña es el ave responsable de entregar los bebés a sus nuevos padres. 

Cigüeña Blanca by J.M. Sánchez-Brunete

La leyenda es muy antigua, pero fue popularizada durante el siglo xix por un cuento de Hans Christian Andersen titulado Las cigüeñas.

En el folclore alemán las cigüeñas encontraron los bebés en cuevas o pantanos y los llevaron a los hogares en su pico o en una cesta en la espalda. 

En estas cuevas había adebarsteine o «piedras de cigüeñas». 

Luego los bebés fueron entregados a la madre o tirados por la chimenea. 

Cuando se quería tener hijos, los hogares colocaron dulces en el alféizar de la ventana para notificar a la cigüeña.​ Desde Europa el folclore se propagó por el mundo, hasta América del Sur y países como las Filipinas.

7. Combatiente


Combatiente en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

El combatiente (Calidris pugnax)​ es una especie de ave caradriforme de la familia Scolopacidae.​ 

Es un ave de marjales y praderas que se alimenta de insectos, gusanos y semillas. 

Tiene una amplia distribución geográfica que abarca Eurasia y África; es divagante en América y Australia.​

Los machos en celo tienen grandes gorgueras de plumas y moños auriculares, que varían individualmente en colores y en diseño. 

Los machos se exhiben compitiendo unos con otros sobre un área especial de terreno para impresionar a las hembras. 

Después del apareamiento, estas anidan solas.

El combatiente es un ave limícola más bien grande, con el cuello largo, la cabeza pequeña, el pico relativamente corto y las patas no demasiado largas. 

El macho en plumaje nupcial (dibujo 1 y dibujo 2) presenta un aspecto absolutamente inconfundible, ya que se adorna con una gola de plumas y unos penachos cefálicos de coloración variable — blancos, negruzcos, rayados, vermiculados— según el individuo; además, adquiere en esa época unas características rugosidades faciales. 

La hembra en plumaje nupcial nunca presenta golas ni orejas, si bien las plumas de sus partes superiores muestran dibujos variados; el pecho y los flancos suelen estar moteados de marrón oscuro y su vientre es claro. 

Combatiente en Verano

Los adultos no reproductores  presentan un tono gris oscuro, algo más claro en los flancos y el vientre —que es blanquecino—, mientras que los juveniles tienen las plumas de las partes superiores muy bien delimitadas por bordes ante y blanco; la cabeza, el cuello y el pecho son de tonos ante, y las partes inferiores, blancas.

8. Flamencos

Flamencos en los Charcones

Los flamencos mayores (Phoenicopterus) son un género de aves neognatas de la familia Phoenicopteridae. 

Son aves que se distribuyen tanto por el hemisferio occidental como por el hemisferio oriental; existen dos especies en América y una en el Viejo Mundo. Tienen el cráneo desmognato holorrino, con dieciséis a veinte vértebras cervicales y pies anisodáctilos.

Morfología

Se trata de aves muy esbeltas, de entre 80 cm y 1,40 m de largo, con patas muy largas y cuello largo. 

El pico es muy característico y perfectamente adaptado para hurgar en el barro. 

La mandíbula superior es de menor tamaño que la inferior que es la única móvil. 

El pico tiene una pronunciada curvatura hacia abajo y está dotado de unas laminillas internas para retener las sustancias alimenticias al filtrar el limo. 

Los pies tienen cuatro dedos, los tres delanteros unidos por una membrana y el posterior muy pequeño.

Todas las especies son de color rosa más o menos fuerte, desde el rosa claro casi blanco del flamenco europeo (Phoenicopterus roseus), hasta el color salmón del flamenco del Caribe (Phoenicopterus ruber).

Mientras vuelan mantienen el cuello y las patas completamente estiradas.

Ecología

Necesita grandes extensiones de agua poco profunda, normalmente salina, salobre o alcalina, desde el nivel del mar hasta los 5000 msnm. Se encuentran en todos los continentes, a excepción de Oceanía.

Hacen los nidos de barro, con forma de tronco de cono, con la cima cóncava, donde ponen un único huevo blanco (a veces dos) que incuban durante unos treinta días. 

Los flamencos alimentan a sus crías con una “leche” similar a la de las palomas, pero con más grasa y menos proteínas, que es producida por glándulas ubicadas en la zona superior del tracto digestivo. 

Las crías son alimentadas con este producto durante unos dos meses, hasta que su pico está suficientemente desarrollado para filtrar el alimento.

Flamencos en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

Alimentación

Los flamencos se alimentan, mediante filtración, de crustáceos y algas. 

Sus picos, extrañamente formados, se adaptaron para separar el barro de la comida que consumen, y los usan singularmente al revés. 

La filtración de comida se apoya en estructuras filamentosas llamadas lamelas, pequeñas láminas que están en las mandíbulas y una lengua áspera y grande.

Color

Las crías de flamenco salen del cascarón con el plumaje blanco, pero las plumas del adulto son de color rosa luminoso a rojo, debido a carotenoides obtenidos de su alimento. Un flamenco que se alimenta bien y es saludable es de color rosa luminoso a rojo. 

Flamencos en Los Charcones de Miguel Esteban by J.M. Sánchez-Brunete

El flamenco más rosado es el más deseable como compañero. Un flamenco blanco o pálido está generalmente enfermo o sufrido de falta de comida.

9. Focha Común

La focha común (Fulica atra) es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en lagos, ríos, charcas marjales, y en invierno, en bahías abrigadas.

Focha Común en Los Charcones de Miguel Esteaban by J.M. Sánchez-Brunete

Son fácilmente distinguibles por su plumaje negro y su escudete frontal y pico blancos, en ambos sexos. Su área de distribución abarca Eurasia, el norte de África y Oceanía.

Descripción

Se caracteriza por su escudete frontal y picos blancos en contraste con su plumaje negro.

La focha común mide entre 32 y 42 cm de largo y pesa de 585 a 1100 g.2​ El plumaje de los adultos es totalmente negro, en contraste con el blanco de su escudete frontal y su robusto pico. 

El color de sus patas varía del negro, al verdoso y amarillo. Su patas tienen dedos lobulados largos que le permiten nadar. El iris de su ojos es rojo.

Los polluelos recién eclosionados están recubiertos de plumón grisáceo, salvo en la frente que está desplumada y es roja como su pico, y presenta plumón amarillo por el resto de la cabeza, especialmente en la garganta. Al crecer su cabeza se recubre totalmente de plumón grisáceo. 

Los juveniles son parduzcos, con la garganta y el pecho claros, y carecen del escudo frontal. Adquieren el plumaje adulto a los 3 o 4 meses, pero no se desarrolla el escudete frontal hasta el año de edad.

Taxonomía y etimología

La focha común es la especie tipo del género Fulica, que pertenece a la familia Rallidae, una familia de aves acuáticas y semiacuáticas de tamaño medio, aunque pequeñas en comparación con el resto de Gruiformes. Las rállidas suelen tener el cuello relativamente largo, la cola corta, robustas patas con dedos largos y plumajes discretos en contraste con sus coloridos picos y escudos frontales.

La focha común fue descrita científicamente por Carlos Linneo en 1758 en la décima edición de su obra Systema naturae, con su nombre científico actual, Fulica atra.

Comportamiento

Son aves palustres, que nadan bien pero tienen un vuelo pesado, por lo que suelen ser reticentes a volar, y prefieren caminar en los desplazamientos cortos. En cambio, pueden volar largas distancias durante la migración, generalmente por la noche. Para escapar o atacar suele correr chapoteando por la superficie del agua aleteando pero sin levantar del todo el vuelo.

La focha común es un ave mucho menos discreta que la mayoría de los miembros de su familia, y puede observarse fácilmente nadando en aguas abiertas o caminando entre los herbazales circundantes al agua. 

Es una especie agresiva y muy territorial durante el periodo de celo y nidificación, y ambos miembros de la pareja defienden su territorio.7​ Fuera de la época de reproducción son gregarias y pueden formar grandes bandadas tolerantes con otras aves acuáticas, posiblemente para facilitarse la detección de depredadores.
Alimentación

Las fochas son aves omnívoras que se alimentan principalmente de plantas acuáticas, semillas, frutos y hierbas,9​ complementando su dieta con pequeños invertebrados, como insectos, caracoles y gusanos. No es extraño que también atrapen renacuajos.

Exhibe una considerable variedad de técnicas de alimentación, puede pastar en tierra o en la orilla de las charcas y ríos. También puede alimentarse sumergiendo medio cuerpo mientras nada como los ánades reales, y además ocasionalmente puede bucear para alcanzar el alimento menos accesible.
Reproducción

Nidifica sobre una sólida plataforma flotante de carrizos y ramas anclada entre la vegetación emergente o varada junto a la orilla, y recubierta con materiales diversos. Su época de puesta se extiende de enero a mayo. La nidada suele consistir en 5-6 huevos ocres con motas negras. Ambos progenitores incuban durante 21-24 días y alimentan a las crías nidífugas, pues abandonan el nido a los 4 días y se independizan a las 8 semanas. Las fochas pueden realizar dos o tres nidadas por temporada.

Sus polluelos son presas comunes de las garzas y las gaviotas. Las fochas pueden ser brutales con sus propias crías en situaciones de estrés como la falta de comida. Entonces pueden picar repetidamente a los polluelos que suplican alimento hasta conseguir que se callen, e incluso pueden matarlos.11

Las fochas pueden alcanzar fácilmente los diez o doce años; excepcionalmente se han comprobado edades superiores.

10. Gallineta Común

Gallineta Común en Los Charcones de Miguel Esteaban by J.M. Sánchez-Brunete

La gallineta común o polla de agua (Gallinula chloropus)​ es una especie de ave gruiforme de la familia Rallidae que habita en Eurasia y África.

Es una especie inconfundible en su entorno. Es una rállida de tamaño medio, que mide entre 30 y 38 cm y tiene una envergadura alar de 50 a 62 cm. Su peso puede oscilar entre 192 y 500 g.34​ La coloración general de su plumaje es gris negruzca, con la cabeza y el cuello más oscuros, salvo la zona bajo la cola que es blanca, y sendas franjas también blancas que atraviesan transversalmente sus flancos.

 Su pico es rojo, al igual que el escudo facial, excepto en la punta que es amarilla. 

Su escudo facial es redondeado en la parte superior mientras que sus laterales son rectos y bastante paralelos, comparándolo con el escudo frontal de las gallinetas americanas que se estrecha más al juntarse con el pico y tiene la parte superior más recta. Sus patas son de color amarillo verdoso, con una mancha roja en las rodillas.

Adulto incubando en el nido.

 Tienen unos dedos muy largos que carecen de los lóbulos de las fochas y cualquier membrana interdigital, adaptados para andar sobre la vegetación acuática. Los juveniles son de tonos parduzcos y carecen del escudo facial rojo.

Taxonomía y etimología

La gallineta común es la especie tipo del género Gallinula, que pertenece a la familia Rallidae, una familia de aves acuáticas y semiacuáticas de tamaño medio, aunque pequeñas en comparación con el resto de Gruiformes. 

Las rállidas suelen tener el cuello relativamente largo, la cola corta, robustas patas con dedos largos y plumajes discretos en contraste con sus coloridos picos y escudos frontales.

Comportamiento

Habita y se reproduce en ambientes de marisma y ríos y lagos con abundante vegetación de Eurasia y África. 

Las poblaciones del norte donde el agua se congela, migran hacia climas más templados. 

Gallineta Común Dibujo

A pesar de la pérdida de sus hábitats, esta ave es todavía común y ampliamente distribuida. 

Globalmente la gallineta común es una especie abundante clasificada como especie bajo preocupación menor por la UICN.

Consume una amplia variedad de vegetales y pequeños animales acuáticos. Busca alimento tanto alrededor del agua como en ella, caminando sobre los nenúfares y otra vegetación flotante o sumergiendo medio cuerpo mientras nadan. Suelen ser asustadizas aunque se pueden volver confiadas en algunas zonas.

Durante la época de cría son territoriales. Anidan habitualmente en el suelo junto al agua entre la vegetación densa. La puesta empieza en primavera, entre marzo y mayo en las regiones templadas del hemisferio norte. La primera puesta suele constar de unos 8 huevos. Si realiza una segunda puesta, la hembra pone de 4 a 8 huevos. La incubación dura aproximadamente tres semanas.

 Ambos progenitores incuban y alimentan a los polluelos. Los nidos pueden ser reutilizados por varias hembras. Los polluelos tardan entre 40–50 días, y unas semanas después se vuelven independientes para criar su propia nidada al año siguiente. Cuando están amenazados los polluelos pequeños pueden subirse a la espalda de los adultos que volarán acarreándolos hasta ponerse a salvo.​

11. Pato Cuchara

Pato Cuchara en Los Charcones de Miguel Esteban by J,M, Sánchez-Brunete

El cuchara común (Spatula clypeata),​ también denominado pato cuchara, pato cucharo, pato cuchareta o pato cucharón norteño,​ es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae ampliamente extendida por el mundo, que cría en el norte de Eurasia y Norteamérica y migra al sur para pasar el invierno en el sur de Europa, Asia y Norteamérica, el norte de África y el extremo noroccidental de Sudamérica. 

Es un pato pequeño, de unos 48 cm de largo, con una envergadura alar de 76 cm y un peso alrededor de 600 g.​ Esta especie es inconfundible en el hemisferio norte por su gran pico en forma de espátula o cucharón. El macho en plumaje reproductivo tiene la cabeza de color verde oscuro iridiscente,​ con el pico negro. Mientras que su pecho y la base de la cola son blancos, y los flancos y vientre de color castaño rojizo. 

Sus partes superiores son principalmente de color pardo oscuro, salvo las plumas secundarias solo visibles en vuelo, las coberteras que son de color azul claro y las rémiges que forman un espejuelo verde iridiscente enmarcado por una lista blanca. 

Algunos machos tienen una media luna blanca a los lados del rostro en otoño.​ El plumaje de los machos fuera de la época de reproducción (eclipse) se torna parduzco, más parecido al de las hembras.

Las hembras tienen un plumaje pardo claro veteado como las hembras de sus congéneres,​ con un plumaje similar a la hembra del ánade real, pero fácilmente distinguible por su pico largo y ancho como los machos, pero que es grisáceo en la parte superior con las comisuras y la mandíbula inferior anaranjadas.​ las hembras tienen la parte frontal de las alas que en los machos es azul de color grisáceo. 

Los inmaduros se parecen a las hembras.

Macho en eclipse posándose en el agua.

Taxonomía

Está bastante diferenciado de especies como el ánade real y junto a otros patos cuchara y afines formaría el grupo Spatula, considerado como un género distinto por algunos taxónomos.

Comportamiento

Se trata de un ave migratoria que se desplaza al sur para pasar los inviernos fuera de su zona de nidificación. No es tan gregaria como otros patos fuera de la época de cría y tiende a formar sólo pequeñas bandadas. A pesar de su apariencia rechoncha y torpe los cuchara son excelentes voladores.5

El cuchara se alimenta en la superficie del agua, generalmente nadando despacio en aguas someras pasando su pico de lado a lado. Su gran pico plano tiene el borde dotado con laminillas en forma de peine que actúan como un colador que permite a estos patos filtrar plancton, insectos, pequeños crustáceos, otros invertebrados acuáticos y semillas de los que se alimenta. 

Para alimentarse mantiene el pico en el agua casi horizontal moviendo su cabeza de un lado a otro, así filtra el agua y el limo reteniendo la comida. Esta adaptación evita la competencia con otros patos de superficie con los que coinciden la mayor parte del año. Este tipo de alimentación hace que las charcas con fondo lodoso ricas en invertebrados sean su hábitat preferido.​

Los cuchara prefieren anidar en herbazales lejos de las masas de agua. 

Su nido consiste en una depresión somera del suelo forrada con material vegetal y plumón. 

Pato Cuchara en Los Charcones de Miguel Esteban by J,M, Sánchez-Brunete

Las hembras suelen poner unos nueve huevos. 

Los machos son muy territoriales durante la época de cría y defienden su territorio y parejas de los machos competidores. 

Los machos además despliegan elaboradas exhibiciones de cortejo, tanto en el agua como en el aire. 

No es infrecuente observar a una docena de machos o más persiguiendo a una sola hembra.

Es una especie bastante silenciosa. El macho emite un breve sonido sordo de tipo «tuck, tuck». La hembra emite un «cuac» parecido al de las hembras de azulón.

Distribución y hábitat

Su hábitat son las aguas continentales, especialmente los humedales abiertos como: marismas, charcas, lagunas, embalses, albuferas. Es un ave migratoria que cría en las regiones septentrionales de Eurasia y Norteamérica, y pasa el invierno en el sur de Europa y Asia, África, la mitad sur de Norteamérica y la región caribeña.​ 

12. Zampullin Chico

Zampullin Chico en Los Charcones de Miguel Esteban by J,M, Sánchez-Brunete

El zampullín común o zampullín chico (Tachybaptus ruficollis)​ es una especie de ave podicipediforme de la familia Podicipedidae que se extiende por Eurasia, África y el norte de Australasia.

Se trata de un ave de tamaño pequeño, de cuerpo rechoncho, sin cola y pico corto, redondeado y puntiagudo. Su cuello es relativamente largo y en forma de «S». El zampullín común mide de 23 a 29 cm de largo y tiene una envergadura alar de entre 40 y 45 cm.

 Los machos suelen pesar de 135 a 235 g; en cambio las hembras pesan un poco menos, de 120 a 235 g; en algunos lugares se registran pesos máximos aún mayores. 

Su plumaje es de color pardo grisáceo oscuro en las partes superiores, con la zona caudal y ventral blanquecinas manchadas. 

En verano, en época nupcial, el plumaje del cuello, las mejillas y los flancos de los adultos toma color castaño rojizo, y aparece una mancha blanca en las comisuras del pico. 

Zampullin Chico en Los Charcones de Miguel Esteban by J,M, Sánchez-Brunete

El plumaje de invierno es más uniforme, con el cuello y la cara de un tono pajizo apagado. Su reclamo es un trino agudo y fuerte, especialmente sonoro en verano.

Taxonomía y etimología

El zampullí común fue descrito científicamente por el zoólogo alemán Peter Simon Pallas en 1764,​ con el nombre de Colymbus ruficollis, que en latín significa «colimbo cuellirojo», en referencia al color de su plumaje nupcial. 

Posteriormente fue trasladado al género Podiceps, creado por John Latham en 1787,​ aunque clasificado como el resto de su familia junto los colimbos en Colymbiformes. 

Hasta el siglo XX no se separaron los somormujos y zampullines en su propio orden, Podicipediformes. Finalmente fue trasladado al género Tachybaptus, creado por Ludwig Reichenbach en 1853.3​ Se reconocen siete subespecies

13. Parque de la Vega


Es un paraje de Miguel Esteban que ha cambiado su fisonomía a través de la repoblación con una especie autóctona de la zona como es el Taray para compaginar un uso recreativo con su valor estético y medioambiental.

El Parque de la Vega es uno de los más grandes de Miguel Esteban, con una superficie que ronda las 8 hectáreas y que cuenta con más de 200 árboles taray.



14. y para comer en la Zona

Restaurante El Labriego
Calle Garcia Morato 32, 
45830 Miguel Esteban España
+34 925 17 26 47

Garnache Restaurante
Calle de San Anton 1, 
45830 Miguel Esteban España
+34 645 94 62 35

Restaurante Granero
San Fernando 90, 4
5800 Quintanar de la Orden España
+34 925 18 02 38

Restaurante El Quijote
Avenida Castilla La Mancha, 41, 
45820 El Toboso España
+34 925 19 73 98

15. y en los alrededores: El Toboso

y a tan solo 5 km de los Charcones, nos encontramos la histórica villa de El Toboso

El Toboso, Toledo

El Toboso debe su fama y su principal atractivo a la novela cervantina que atrae a visitantes de todas partes del mundo, como atrajo entre otros a Galdós, siguiendo los pasos de Don Alonso. 

Si en tu visita a los Charcones y El Toboso quieres realizar una visita guiada a la Casa Museo de Dulcinea de El Toboso Click aquí

Dulcinea nos abre camino entre las calles que tienen inscripciones de la novela como si de una gimcana se tratara para llegar a la que se supone su casa, Casa-museo de Dulcinea, al Museo Cervantino o al Museo del Humor Gráfico Dulcinea, centros neurálgicos donde se recoge la esencia de la insigne obra maestra de la literatura universal.

Pero además la localidad reúne muchos otros rincones de interés, como el Museo-convento de Trinitarias, de estilo herreriano y con patios e iglesia barroca. 


Es significativa su colección de pinturas e imaginería del s. XVII. La iglesia parroquial destaca por sus portadas renacentistas y la bóveda de crucería gótica.

Museo casa Dulcinea, El Toboso

El Toboso se desmadeja en pequeñas rutas con el fin de ordenar los intereses del viajero: la ruta monumental, la nocturna, la de los pozos y sobre todo la literaria guiaran nuestro paso mientras otra ruta, la despedida, nos envolverá de nostalgia al abandonar la tierra de la amada de Don Quijote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario