jueves, 2 de septiembre de 2021

Escapada a la Capital del Priorato de San Juan: Consuegra, Toledo

Cerro Calderico de Consuegra, Toledo

Presa Romana de Consuegra, Toledo

Molinos de viento


Museo del Azafrán, Madridejos

Consuegra surge en la llanura manchega para ofrecernos todas las pinceladas del tipismo manchego y castellano.

La plaza de España, el eje del que todo parte: el sobrio ayuntamiento de 1670, con aparejo toledano; unido a este edificio por un arco, la torre del reloj; el Palacio de San Gumersindo, del siglo XX y de imitación mudéjar; el edificio de 'Los Corredores’, del s. XVII, con una bella balconada de madera típicamente manchega, que fue silo, alhóndiga y ayuntamiento, y actualmente aloja el Museo Arqueológico Municipal.

La arquitectura religiosa también tiene una amplia representación, como no podía ser de otra manera: la ermita del santísimo Cristo de Veracruz, con su fachada de mármol blanco; la iglesia parroquial Santa María la Mayor, con su cripta mudéjar; el Convento de las Madres de la Inmaculada Concepción, que recrea el gótico mudéjar… y un largo etcétera que completan la idea de este pueblo espiritual.

El Castillo de Consuegra que preside el paisaje es sobrecogedor e imponente, de arquitectura militar sanjuanista, con tres recintos defensivos. En su interior se pueden visitar todas sus partes y desde la torre la vista sobre el paisaje es impresionante.

Pero, sin duda, la imagen que Consuegra deja grabada en la memoria de los visitantes es la del cerro Calderico orlado de molinos de viento; allí podemos imaginar perfectamente la batalla de Don Quijote contra los gigantes, esencia pura del ideal que encarnan a la vez el personaje y su autor, Miguel de Cervantes.

Indice:

  1. Como llegar a Consuegra
  2. Algo de historia
  3. Ayuntamiento y Plaza
  4. Molinos de viento
  5. Castillo de la Muela
  6. Iglesia de San Juan Bautista
  7. Iglesia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz
  8. Iglesia parroquial de Santa María la Mayor
  9. Casa de la Tercia
  10. Otros Monumentos
  11. Comer en Consuegra
  12. Museo del Azafrán, Madridejos
  13. Comer en Madridejos
  14. Presa romana de Consuegra
  15. Basílica del Cristo de Urda
  16. Comer en Urda
  17. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a Consuegra

Consuegra se halla al sureste de la provincia de Toledo, entre las comarcas naturales de la Mancha y los Montes de Toledo. 

Su término municipal es de 362 km2 su límite sur se corresponde con el de las provincias de Toledo y Ciudad Real. 

Con respecto a ambas capitales provinciales, equidista de ambas, 65 y 66 Km. respectivamente, estando comunicada con la capital regional directamente a través de la CM – 42, Autovía de los Viñedos. 

Con respecto a Ciudad Real, se ha de tomar la carretera CM – 4136, para posteriormente en la localidad de Urda tomar la N – 401, también en breve plazo futura Autopista.

En relación a Madrid, Consuegra se ubica a 120 Km. de la capital de España mediante la Autovía de Andalucía, la cual ha de abandonarse en la localidad de Madridejos, para posteriormente tomar la autovía CM – 42, dirección Toledo. 

A 30 Km. se y siguiendo la CM – 42, se enlaza con la estación de tren más próxima ubicada en Alcázar de San Juan.

2. Algo de historia

Sobre el monte Calderico se asentaron en el siglo VI a. C. los primeros pueblos carpetanos, dada su importancia estratégica para la transhumancia.

Con las guerras púnicas se produce la conquista y asentamiento de una ciudad romana (la antigua Consaburum nombrada por Plinio), a los pies del Cerro Calderico, al ser abandonado el poblado situado sobre este. 

Consuegra alcanzó un gran desarrollo, siendo la principal ciudad de la Carpetania, un punto clave en los caminos hacia el norte y el sur. Se construyeron puentes, vías, una presa, un acueducto y un circo. Consuegra es citada por autores clásicos como Tito Livio o Ptolomeo. Por ella discurría la calzada romana llamada "Vía Laminium".

La mayoría de la población hispana y goda permaneció con la llegada de los árabes. El castillo se remonta a esta época. En el año 1085 cae Toledo ante Alfonso VI. Parece que Consuegra había pasado a manos de Castilla en 1083. 

En el año 1097 moría en la batalla de Consuegra el hijo de El Cid Campeador, Diego. En esta batalla, los ejércitos de Castilla mandados por el rey Alfonso VI, fueron vencidos por los almorávides al mando de Yusuf ibn Tasufin, cambiando de nuevo de manos. Fue reconquistada posteriormente por los cristianos.

En 1150 Alfonso VII entregó a su vasallo Rodrigo Rodríguez el castillo. En 1183 la población, junto a su alfoz, fue donada por Alfonso VIII, con la aprobación del papa Lucio III a la Soberana Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta), que nombró a Consuegra cabeza del Gran Priorato de Castilla y León, en La Mancha, tomando el castillo como sede, y otorgándola el Fuero de Consuegra, copia del de Cuenca. 

Destacó en esta época bajo su tutela la defensa tras la batalla de Alarcos en 1195. Con la Batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, se estabilizó finalmente la zona.

Posteriormente se produjo la repoblación de Consuegra y su alfoz, otorgándose carta de población a las localidades de Madridejos, Alcázar de San Juan, Villafranca de los Caballeros, Camuñas, Urda, Tembleque, Turleque, Villacañas, Quero, Argamasilla de Alba, Herencia, Arenas de San Juan y Villarta de San Juan. 

Durante la Guerra de las Comunidades Consuegra, se mantuvo fiel al rey Carlos I, quien le concedió el título de Muy Leal. Durante este enfrentamiento, las tropas mandadas por el Gran Prior derrotaron a los comuneros en Mora, quienes se habían refugiado en la Iglesia Parroquial provistos de gran cantidad de pólvora, la cual estalló como consecuencia del fuego de la batalla, pereciendo así los refugiados.

Fue residencia del Gran prior D. Juan José de Austria, hijo natural de Felipe IV y hermano de Carlos II, que reformó el Palacio, y consolidó las obras del Castillo.

Después de perder el favor de Carlos II, su valido Fernando de Valenzuela, vivió desterrado en el castillo.

Posteriormente, pasó a ser un mayorazgo de la realeza.

Río Amarguillo tras la devastadora inundación de 1891

Durante la Guerra de la Independencia, el 22 de septiembre de 1809, tuvo lugar la Batalla de Consuegra, contra el ejército francés, en las que fueron derrotadas las tropas del Duque de Alburquerque, siendo ocupada la población por los franceses, que destruyeron la iglesia parroquial de Santa María la Mayor (siglo XII), y fue quemado gran parte del archivo de la Orden de San Juan, que se encontraba en la nave del Castillo. 

Posteriormente, fue liberada por las tropas españolas al mando del general Elío.

La desamortización en el siglo XIX hizo que la Orden de San Juan abandonara el pueblo.

El 11 de septiembre de 1891 hubo un devastador desbordamiento del Amarguillo que destruyó los antiguos puentes romanos y que marcó la actual organización urbanística del municipio, en el que perecieron 360 personas.

El 27 de marzo de 1927, el rey Alfonso XIII, le otorgó el título de ciudad, del que la había despojado Alfonso VI, a raíz de su derrota de 1097.

Que ver en Consuegra

 

3. Ayuntamiento y Plaza

La plaza de España, es el antiguo Foro Romano donde se reunía y se reúne la población. Es centro de muchos de los actos sociales y culturales que se celebran en la ciudad, en ella se encuentra el Ayuntamiento, de estilo renacentista, fue construido en 1670, como pósito, unido a este edificio por un arco, se encuentra la torre del reloj. 

Plaza de San Juan de Consuegra

También puede contemplarse el edificio de "Los Corredores", del siglo XVII, con bella balconada de madera, típicamente manchega, fue silo, alhóndiga y ayuntamiento. Actualmente aloja el Museo arqueológico municipal, con piezas que abarcan desde el neolítico hasta el siglo XIX. 

Al este, se encuentra el edificio de la Fundación Díaz Cordovés y señora (Elvira Martín-Palomino y de la Mora) (1925), que albergó el Colegio de San Gumersindo, regentado por los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle), de estilo historicista mudéjar toledano.

4. Molinos de viento

Molinos de viento de Consuegra.

Se encuentran alineados sobre el cerro Calderico. 

Datan del siglo XIX, si bien hay alguno que puede ser más antiguo, incluso del siglo XVI. 

De los trece originales, se conservan doce, que son: Bolero, donde se encuentra la oficina de turismo y se conserva el moledero de trigo; Mambrino; Sancho, que conserva la maquinaria del siglo XVI y se usa en la Fiesta del Azafrán; Mochilas, recientemente restaurado por la escuela taller del pueblo, Vista Alegre; Cardeño, donde se aloja una casa ya deshabitada; Alcancía; Chispas; Caballero del Verde Gabán, que cuenta con numerosas versiones de El Quijote; Rucio, que cuenta con una exposición de vinos; Espartero, que tiene una exposición de artesanía toledana; y Clavileño, con fotografías y mobiliario de Andorra.

 


5. Castillo de la Muela

 Castillo de la Muela, Consuegra

En el lugar donde se alza, hubo un asentamiento celtíbero, probablemente carpetano. 

Hay historiadores, que sostienen que fue el emperador Trajano quien construyó la fortaleza, aunque la primera documentación existente, sitúa el inicio de su construcción durante el Califato de Córdoba en el siglo X.

Fue en el año 1083 cuando el rey Alfonso VI, se hace con el castillo como dote en su matrimonio con la reina Zaida, aunque vuelve a perderlo, pasando de unas manos a otras en los años siguientes. En el año 1097 luchando contra los Almorávides muere en el castillo D. Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador (Batalla de Consuegra). 

El castillo de la Muela es uno de los mejor conservados de toda Castilla-La Mancha. Se ubica junto a los Molinos de Consuegra, sobre una montaña (Cerro Calderico) con leves acantilados que dan a la ciudad de Consuegra. Localidad de la provincia de Toledo, en Castilla la Mancha (España), de 10.497 habitantes (INE, 2005), a 64 km de la capital provincial, Toledo, comunicada por la autovía de los Viñedos.

Consuegra es la Consabura romana que llegó a contar con las edificaciones propias de una gran ciudad, Termas, Murallas, Acueducto, Circo …

El castillo es mencionado en la Estoria de España de Alfonso X el Sabio (s. XIII), donde se comenta que este pertenecía, en tiempos de los visigodos, al conde don Julián, al que define Alfonso X como «heredero en el castiello de Consuegra.

Posee una doble línea de murallas, tres torreones, una torre albarrana y un adarve exterior.

Es posible que la primera reconstrucción del castillo fuera realizada por Almanzor, en el siglo X, época del dominio musulmán de las comarcas cercanas. En 1097, Al-Mu’tamid lo cedió a Alfonso VI, por pacto matrimonial, ya que el rey se casaría con la princesa sevillana Zaida. 

El castillo se consiguió sin guerra pero poco duró la ocupación cristiana porque, en agosto del mismo año, Alfonso VI perdió la fortaleza tras ser derrotado por los árabes en la batalla de Consuegra, en la que murió peleando contra los almorávides Diego Rodríguez, el único hijo varón del Cid Campeador.

El castillo fue recuperado finalmente por los cristianos en el siglo XII, siendo reconstruido por los Caballeros Hospitalarios en este mismo siglo, y también en el siguiente siglo XIII. Alfonso VII entregó el castillo, la localidad y su entorno a la Orden de San Juan de Jerusalén, en 1183 que estableció en Consuegra la capital de su priorato de La Mancha, y dio forma al actual castillo. De ahí que su aspecto definitivo se asemeje al de tantos castillos medievales europeos.

Plano del Castillo de la Muela, Consuegra

La estructura de este castillo es inusual. Está constituido, básicamente, por un cuerpo central cuadrado con una gran torre cilíndrica en cada uno de sus lados. El recinto está rodeado por una barrera de la que sólo quedan restos en la parte que da al patio de armas.

Al pasar el primer muro, hay un espacio vacío denominado centinela, desde donde se accede al castillo propiamente dicho, que está rodeado por la barrera defensiva.

 La puerta de entrada se enmarca entre dos estructuras cúbicas, y sobre ella se encuentra el escudo del Prior de la Orden, Juan José de Austria, y el de los Álvarez de Valencia. Entre las estancias interiores destacan el aljibe, cubierto con bóveda de cañón, un patio interior y los archivos de la Orden de San Juan, destruidos por los franceses en 1814.

La torre albarrana, elemento defensivo de los tiempos árabes, es de forma circular y se encuentra en la parte meridional del castillo. Un adarve comunicaba la torre con el resto del conjunto. Es de altura considerable porque dentro se compartimenta en cuatro pisos.

Los muros del castillo son de mampostería, técnica constructiva que trabaja poco la piedra, el material más empleado por su dureza y abundancia. En su interior quedan restos de un hormigón muy diferente al empleado actualmente.


Batalla de Consuegra

La batalla de Consuegra tuvo lugar el 15 de agosto de 1097 en la localidad toledana de Consuegra, y enfrentó al ejército del rey Alfonso VI contra las fuerzas almorávides del emir Yusuf ibn Tasufin.

La batalla concluyó con una clara victoria para los almorávides.

Batalla de Consuegra, 15 de agosto de 1097

En 1085 Alfonso VI el Bravo, rey de León y Castilla, conquista Toledo, la antigua capital del reino visigodo antes de la derrota del río Guadalete, y a ella traslada su capital, exigiendo a los desgastados reinos de taifas elevados tributos. 

Alfonso VI se encuentra en su apogeo y se hace nombrar Imperator e incluso Rex Ibericus.

Al año siguiente, el rey decide afianzar su poder en el norte de Hispania y pone sitio a Zaragoza, capital de la taifa del mismo nombre. El emir Yusuf ibn Tasufin desembarca en Algeciras en auxilio de los débiles reyes musulmanes. 

Alfonso VI, que no está dispuesto a tolerar esta osadía, levanta el cerco de Zaragoza y se dirige al encuentro de Yusuf. El rey sufre una humillante derrota en la batalla de Sagrajas, donde es masacrado al menos la mitad de su ejército: los almorávides rematan a los heridos en combate y agradecen a Alá la victoria subidos a un montón de cabezas de los cristianos.

Pero no es Alfonso VI el único que lucha contra los musulmanes: Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el «Cid Campeador», asola la zona del Turia y se apodera de la plaza fuerte de Valencia (1094) convirtiéndola en capital de un principado que él gobierna. 

Posteriormente derrota a Yusuf en dos ocasiones: en Cuart de Poblet (1094) y cerca de Gandía, en Bairén (1097) unidas sus tropas a las de Pedro I de Aragón. Pero mientras Rodrigo Díaz lucha en Valencia, un ejército almorávide capitaneado por Mohammed Ben al Hach se dirige a Toledo.

Batalla de Consuegra, 15 de agosto de 1097

El rey decide desafiarlos en Consuegra, pero la escasez de tropas le obliga a pedir refuerzos al Cid, quien tras vencer en Bairén puede permitirse mandar refuerzos a su señor, y como muestra de amistad los envía al mando de su único hijo varón, Diego Rodríguez, heredero de su linaje. 

Diego llega con refuerzos y poco después su padre le envía la caballería de Álvar Fáñez, la cual es emboscada por los almorávides en las proximidades de Cuenca: algunos jinetes caen en el combate, otros vuelven a Valencia y los pocos restantes marchan con él hasta Consuegra.

Con asombrosa rapidez Alfonso reúne sus tropas en Consuegra, instalando su campamento en el castillo; allí se siente seguro, pues desde su torre albarrana, antigua fortaleza romana y posteriormente musulmana, se divisa todo el llano circundante. Manda reforzar las murallas de la ciudad y espera a los almorávides que no tardarán en llegar.

Alfonso VI coloca a Álvar Fáñez, experto comandante de caballería, apoyando a Pedro Ansúrez, cuyos hombres son tropas de élite; después coloca a Diego con las tropas del Cid, las mejor armadas, y manda al conde García Ordóñez que proteja con su caballería la vida de Diego. 

García Ordóñez era un antiguo enemigo del Cid (según el Cantar de Mío Cid, en una ocasión en que el rey Alfonso había encomendado a éste cobrar las parias al rey de Sevilla, el de Granada, Abdalá, se dirigió a saquearla ayudado por algunos nobles, entre los que estaba García Ordóñez. El Cid salió con todas sus tropas a plantar batalla a Abdalá y tras apresar en ella a García segó con su espada un mechón de la barba, lo cual era ofensa gravísima).

La infantería cristiana se dirigió contra la almorávide, apoyado cada contingente por otro de caballería. Los cristianos consiguieron romper las filas de la infantería, pero las alas almorávides, formadas por jinetes, envolvieron a los cristianos. 

El rey ordenó la retirada y, mientras en el flanco izquierdo se replegaban Pedro Ansúrez y Álvar Fáñez juntos, en el derecho sólo lo hizo García Ordóñez sin ayudar a Diego Rodríguez, quien rodeado por sus hombres, y éstos a su vez por los enemigos, no aguantó mucho más y cayó muerto.

La ciudad, que no tardó en caer, y se retiró al castillo, un bastión inexpugnable en lo alto de un cerro. Tras ocho días de sitio, sin agua, ni apenas comida, y con solo unas centenas de hombres, Alfonso VI resiste el asedio de los moros que intentan escalar sus murallas. Tras el octavo día los almorávides, diezmadas sus tropas, sofocados por el calor y temiendo la llegada de refuerzos cristianos, levantan el sitio y se retiran.

Alfonso VI perdió muchos hombres, pero uno de ellos destaca sobre los demás: Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador, cuyo valor, entrega y muerte se celebran cada año desde 1997 en Consuegra.

La batalla de Consuegra fue el segundo gran combate directo entre el ejército castellano-leonés y el almorávide.

Yusuf ibn Tasufin, diez meses después de la batalla de Consuegra, en junio de 1098 volvió a Marrakech (África) satisfecho por sus numerosas conquistas.

En 1098 las tropas cristianas son derrotadas de nuevo, desposeyendo Alfonso VI a la población del título de ciudad que hasta entonces tenía. En 1099 los musulmanes se retiran definitivamente de Consuegra saqueando la villa.

En 1183 fue cedido por Alfonso VIII a la Soberana Orden Militar de San Juan de Jerusalén, con el fin de afianzar las fronteras con los musulmanes, siendo cabeza del Gran Priorato de La Mancha.

Castillo de la Muela, Consuegra

Durante la Guerra de la Independencia Española, en 1809, fue tomado las tropas francesas quienes establecieron el una guarnición, que duró hasta la rendición francesa el 22 de septiembre de 1812 estando al mando de las tropas españolas el general Francisco Javier Elío. Tras la invasión francesa lo destruyeron al retirarse.

Después del destrozo napoleónico de inicios del XIX, sufrió la desamortización (¿Mendizábal o Madoz?), lo que implicó expropiación, abandono, incendio y destrucción progresiva. 

Pero, en 1962, el Ayuntamiento de Consuegra adquiere el castillo e inicia un proceso de restauración integral. Como resultado, se puede acceder a la ermita, los aljibes, los pasos de ronda, la sala capitular, la torre albarranca, las terrazas y la barbacana. 

Progresivamente recobra el austero y formidable aspecto que tuvo en sus mejores tiempos.

En 1985 comenzó un periodo de rehabilitación, con la creación de la Escuela Taller, cuyos trabajos aún continúan hoy.

El ayuntamiento de Consuegra lleva a cabo una representación parateatral que durante tres días transporta la localidad a la Reconquista. Más de quinientos participantes dan vida a una localidad medieval inmersa en una guerra y a punto de presenciar la batalla de Consuegra.

Se organizan diversos espectáculos:

Ceremonia ritual mozárabe de vísperas de guerra.
Llegada de las tropas del rey Alfonso VI.
Escenas de la vida medieval en guerra y asedio dentro del Castillo de Consuegra.
Rieptos o duelos entre caballeros cristianos.
Campamento de guerra almorávide.
Mercado medieval.
La ceremonia fúnebre por la muerte del hijo de El Cid, Diego Rodríguez.
As-Satrany. Espectáculo simbólico en que luces, sombras y actores se mezclan en un tablero de ajedrez gigante para representar el desarrollo de la batalla.
Danza de la Muerte.

 

6. Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista, Consuegra

De estilo mudéjar construida en 1567. 

Es de planta de cruz latina, posee un cimborrio cuadrangular, accesos laterales porticados, y está construida con piedra y ladrillo, en el interior conserva dos portadas renacentistas. 

Presiden el presbiterio cinco cuadros del artista José de Beratón de finales del siglo XVII, representando el Bautismo del Señor, San José, San Joaquín y los dos restantes a querubines con los atributos de la pasión. De esta época data la remodelación dirigida por el arquitecto real D. Juan de Villanueva.

7. Iglesia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz

Comenzó a construirse hacia 1750, terminándose en 1803. De estilo neo-barroco fue inaugurada el 15 de septiembre de 1803. 

Es de planta de cruz latina; destaca su fachada de mármol blanco, con mezcla de elementos barrocos y neoclásicos. 

Iglesia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

En el interior se encuentra la imagen del Stmo. Cristo de la Vera Cruz, patrón de Consuegra, y diversas Imágenes de Semana Santa.

En las dependencias anejas a la ermita, se encuentra un museo (Museo del Cristo), con la exposición permanente de fondos, que los consaburenses han donado a su patrón. Consta de tres salas. 

En la primera se encuentra un retablo portátil del siglo XVII, una imagen del Niño Jesús de estilo napolitano (siglo XVII), un cuadro de San Ramón Nonato, obra de Zacarías González Velázquez, del primer cuarto del siglo XIX, la imagen de este Santo, y diversas piezas de orfebrería y joyería. 

En la segunda sala, se hayan expuestas diversas piezas de vestiduras litúrgicas, manteletes y enaguas de la imagen del Cristo, y una interesante colección de escapularios. En una habitación aneja, se encuentra el Lignun Crucis, así como el documento que da fe de su autenticidad. La sala tercera, recoge vestiduras de sacerdotes y manteletes del Cristo.

8. Iglesia parroquial de Santa María la Mayor

Construida en 1723. Templo de una sola nave, en estilo toledano mudéjar, con entrada porticada. En la zona inferior del ábside, se encuentra una cripta de estilo mudéjar, y restos de fábrica anterior al templo. 

Iglesia parroquial de Santa María la Mayor, Consuegra

En el interior se encuentra la imagen de María Santísima de la Blanca, patrona de Consuegra, y los restos de los beatos Diodoro Rafael, Eustaquio Luis, Felipe José y Carlos Jorge, Hermanos de las Escuelas Cristianas. 

En un principio fue la iglesia del Convento de San Antonio de los Franciscanos, hasta la destrucción de la primera iglesia de Santa María la Mayor por los franceses en 1812. Posteriormente, y una vez abandonada por los franciscanos, pasó a convertirse en la Parroquia de Santa María.

9. Casa de la Tercia

Siguiendo las calles adyacentes a la plaza, estrechas callejuelas que revelan su trazado medieval, podemos continuar viendo antiguas casonas junto con construcciones de tradición popular y siguiendo la calle del hospital o la calle Vera Cruz, se accede a otro de los núcleos de interés, el antiguo Palacio Prioral y la Casa de la Tercia. 

Torrejón de la Tercia en la Actualidad, Consuegra

Este palacio ocupaba prácticamente dos manzanas, contando con: silos, bodegas, (ubicados en cuevas y en la parte superior del edificio), contaduría y pagaduría, cárcel y archivo, en la torre, patio de armas e iglesia. 

Se construyó sobre las antiguas termas de la ciudad romana, de hecho hoy en día se puede ver dos estatuas, basas capiteles y columnas de esta época, posteriormente al conjunto se le adosó una mezquita, de la cual aún se conserva el ábside, que posteriormente se transformó en iglesia, para una vez reconquistada la ciudad y junto al castillo formar el núcleo más importante de poder, militar y administrativo, de la ciudad.

Imagen-CASA-TERCIA-1

La casa de la Tercia son los restos del antiguo palacio de los Grandes Priores de la Orden de San Juan.

Se conserva el torreón de entrada. Hoy lo ocupa un establecimiento dedicado a la hostelería. 

En su patio se pueden contemplar, varias basas y capiteles romanos, así como dos esculturas de la misma época.


10. Otros monumentos

El convento de Nuestra Señora de los Dolores data del siglo XVII y tiene su origen en el convento de Santa Ana de las Monjas Recoletas Bernardas. 

Tras la Desamortización de Mendizábal, pasa a propiedad particular y después fue comprado por el Ayuntamiento, que lo cedió a los franciscanos, quienes establecieron el Noviciado de sus Misiones en Filipinas. Actualmente lo ocupa la Residencia San Francisco de Asís, para la tercera edad.

El Alfar es un edificio de tradición popular manchega. 

En él se encuentran dos hornos y restos del antiguo circo Romano.

Cuenta con un gran patio en el que destacamos dos hornos alfareros de tipologías distintas; uno romano y otro árabe. 

Hornos Alfareros, Consuegra

Es en estos hornos horadados en el suelo, donde se introducían las piezas de arcilla con el fin de cocerlas, endureciéndolas y consiguiendo el producto acabado para la venta. 

El patio, además de los hornos alfareros cuenta con otros elementos de decoración y adorno como columnas, basas o estelas con inscripciones (se puede apreciar un vía crucis en buen estado). 

Además de los restos arqueológicos antes mencionados, cuenta con antiguos aperos de labranza, y una pequeña exposición de artesanía. A esto hay que añadir el sabor que desprende el recinto pues también el alfar nos habla del mundo artesanal, de las casas, de los materiales y de la comida de La Mancha.

El convento de San José, de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas en 1597, siglo XVI. 

Fue erigido por disposición testamentaria por el Gran Prior de la Orden de San Juan, D. Fernando Alvárez de Toledo, en acción de gracias por la sentencia que concedió a su familia el cuerpo de Santa Teresa de Jesús, y que se encontraba en Alba de Tormes (Salamanca). 

En él se conserva una carta de la Santa, y varias de San Juan de la Cruz.

Fiestas de Consuegra

17 de enero: San Antón, en la iglesia de San Rafael, en el Barrio del Imparcial. Tiene lugar la bención de animales, rifa de roscas y fiestas del barrio.

Semana Santa. Con ocho cofradías, Cofradía de Alabarderos o "Penitentes del Pincho" (siglo XVII), Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad (1621), Congregación de Jesús Nazareno (1708), V.O.T. de Siervas de María (Servitas) (1831), Caballeros del Santo Sepulcro (1929), Esclavitud del Santísimo Cristo de la Vera Cruz (1949), Cofradía de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de la Esperanza (1951) y Archicofradía de la Real e Ilustre esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli (1954). Las procesiones, destacan por su solemnidad y austeridad. Fue el origen de las procesiones de Semana Santa de toda la comarca.

15 de agosto: Batalla medieval. Con la conmemoración del milésimo aniversario de la Batalla de Consuegra donde murió el hijo de El Cid, a partir de 1997 se interpreta la batalla entre las tropas de Alfonso VI y los ejércitos almorávides de Yusuf Ibn Tasfin. 

Es una representación parateatral que reúne a más de 500 participantes tanto de Consuegra como de localidades vecinas y recibe más de 1000 visitas al día. Los últimos años, se ha incorporado al festival el denominado As~Satrany. 

Se trata de una representación metafórica de la batalla sobre un tablero de ajedrez gigante, seguida de un miserere y una danza macabra en honor al alma del héroe muerto. Esta representación se realiza en su plaza de toros y en el castillo de la Muela, situado en el Monte Calderico.

8 de septiembre: Virgen de la Blanca.

Del 20 al 25 de septiembre: Ferias y Fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Vera Cruz. Durante seis días, se celebran las fiestas más concurridas y con más ambiente de la comarca, en las que tienen lugar, espectáculos musicales, taurinos y deportivos.

Último fin de semana completo de octubre: fiesta de la rosa del azafrán, declarada de Interés Turístico. 

Esta fiesta se lleva organizando desde el año 1963 y consta de diversos actos, como la molienda de trigo en el molino Sancho, el concurso de monda del azafrán, donde se premia la rapidez de extracción del azafrán y un certamen gastronómico, entre otros. Entre las jóvenes se elige a una Dulcinea, acompañada por damas de honor. 

Cabe tener en cuenta que Consuegra no se encuentra a la cabeza de la producción de azafrán, aunque en el pasado tuvo gran importancia en la economía local. Se creó la fiesta en 1962, por D. Oscar Dignoes, Delegado de Turismo de la Embajada de Austria, D. Pedro Albacete del Pozo, alcalde de Consuegra, y el entonces concejal D. Francisco Domínguez Tendero, cronista oficial de la Ciudad. 

En ella tiene lugar el certamen de Folclore, organizado por el grupo de Coros y Danzas de la localidad "Rosa del Azafrán", en el que participan únicamente grupos de primer orden a nivel nacional.

 

 11. y Para Comer en Consuegra:

Restaurante El Retorno
C/ Reina Maria Cristina Habsburgo-Lorena, 2, 
45700 Consuegra España
+34 601 30 88 78

Gastrobar El Pesca
Plaza de Espana 14, 
45700 Consuegra España
+34 651 82 89 42

Taperia Gaudy
Calle Plus Ultra, 7, 
45700 Consuegra España
+34 722 40 26 00

y algo mas económicos:

La Taberna del Tío Caraco
Poligono Industrial de Consuegra, Calle Tres Parcela 2-E, 
45700 Consuegra España
+34 686 98 22 27

San Poul
Avenida Alcazar de San Juan 52, 
45700 Consuegra España
+34 925 48 13 15

y en los alrededores de Consuegra:



Si viajamos desde el Norte, es casi parada obligada, y antes de llegar a Consuegra nos encontramos el

12. Museo del Azafrán, Madridejos

Museo del Azafrán, Madridejos

Se encuentra ubicado en el antiguo convento de San Francisco y fue inaugurado en 2008. Se trata, junto con los silos, de la joya turística del municipio. 

El museo hace un recorrido por el proceso de cultivo, desde la preparación de la tierra, monda de la cebolla, plantación, recogida y monda de la rosa, así como por el tueste, corte, partición y venta del azafrán, recogiendo asimismo sus usos gastronómicos y medicinales entre otros, todo ello ilustrado con paneles informativos, fotografías y vídeos. 

La parte etnográfica permite aprender sobre la matanza, situarnos en una escuela de mediados de S. XX, recordar el arte de la alfarería y los bordados y contemplar una alcoba del S. XVIII. 

Casi la totalidad de las piezas, muebles y objetos han sido donados por la población y restaurados por la Asociación Cultural El Carpio. 

A finales de octubre se celebran las “Jornadas del Azafrán” en el claustro del convento, con actividades y talleres en vivo.

Horario de apertura del Museo del Azafrán y Etnográfico:

DE LUNES A JUEVES:
Mañanas: de 10:00 a 14:00 horas. Tardes: con CITA PREVIA al número de teléfono 925 46 00 16 Ext. 5-0

VIERNES:
Mañanas: de 10:00 A 14:00 horas. Tardes: de 17:00 a 19:30 horas.

SÁBADO Y DOMINGO:
Mañanas: de 10:00 a 14:00 horas. Tardes: de 17:00 a 19:30 horas.


13. Para comer en Madridejos:

La Salida Madridejos
ANTIGUA NACIONAL 4 KM.118, 
45710 Madridejos España
+34 925 09 52 18

Volviendo sobre nuestros pasos y al otro lado de Consuegra, nos encontramos 

14. La Presa romana, Siglo I. 

Presa romana de Consuegra

Está situada a varios kilómetros del centro urbano, caracterizada por una longitud de 630 metros, sobre el río Amarguillo, la mayor de las presas romanas conservadas.

La presa romana de Consuegra es el mejor ejemplo de la entidad que tuvo la ciudad en época romana

El viajero que llegue a Consuegra tendrá ocasión de contemplar el terreno y entender el clima que lo genera. 

La escasez de agua es el factor más importante que ha labrado la geografía, los paisajes, las costumbres y en parte la idiosincrasia manchega. 

Presa romana de Consuegra

Esta ausencia de corrientes importantes de agua, incluso en el pasado, provocó que las personas de aquel momento tuvieran que invertir enormes cantidades de recursos para levantar una obra de ingeniería del calibre de una presa, aprovechando el ya de por sí escaso desnivel que caracteriza a la meseta sur.

Con gran parte de sus muros de contención en buen estado, destaca su tipo de construcción. A una potentísima cimentación hay que añadir una serie de contrafuertes que reforzaban los muros en los puntos donde el agua podía ejercer una mayor presión y así evitar que el recurso embalsado se desbordara. 

Aún se conserva una interesante estructura en forma de pequeño pasillo abovedado, perpendicular al muro de contención, que podía servir como aliviadero en caso de que el agua embalsada excediese la capacidad de la presa. 

Presa romana de Consuegra

Como decíamos, toda una obra de ingeniería que todavía hoy sorprende por la precisión y los preparativos necesarios para llevarla a cabo. 

La presa también eleva la voz sobre la importancia de la que debió gozar Consuegra en periodo romano, pues la puesta en marcha de obras públicas de esta envergadura solo podían permitírselas determinadas poblaciones con clases sociales pujantes e influyentes en los estratos de poder.

Por último, el interés de la presa no solo reside en su estado de conservación y la información que nos brinda sobre la cultura del agua en la antigüedad. 

 
Presa romana de Consuegra

En ella se puede disfrutar de uno de los mejores paisajes de Consuegra, donde se juntan los Montes de Toledo con la llanura de La Mancha caracterizada por sus cultivos de vid, cereal, sus huertas y olivares.

y muy cerca , según nuestro croquis se encuentra la

15. Basílica del Cristo de Urda

Basílica Cristo de Urda

Durante siglos la localidad toledana de Urda, ha venido celebrando cada 29 de septiembre, día de San Miguel, la fiesta grande del Santo Cristo de la Vera Cruz. Una imagen de gran veneración, no sólo en esta localidad manchega, sino también en muchas otras partes de España, destacando especialmente en las provincias de Toledo y Ciudad Real. 

Un Cristo al que se atribuyen infinidad de milagros, relacionados por lo general con la salud, y al que acuden a lo largo del año miles de personas para implorar su protección. El Cristo de La Mancha, como cariñosamente se le conoce, congrega en torno a su milagrosa efigie a peregrinos que, desde diferentes puntos acuden, muchas veces andando, para cumplir con su promesa.

El Cristo de Urda además cuenta con la concesión por parte de San Juan Pablo II del Año Jubilar, cuando su fiesta del 29 de septiembre cae en domingo. Son 3 los que Urda ha celebrado a lo largo de su historia, siendo el primero el que tuvo lugar en 1995.

La primitiva ermita de esta localidad se debió construir con anterioridad al siglo XVI, situándose entonces en los extramuros de la villa, bajo la advocación del Santo Cristo de la Caja, y fue, con el paso de los siglos, sufriendo distintas reformas hasta llegar a su aspecto actual. 

Basílica Cristo de Urda

De la ermita original prácticamente solo queda la forma rectangular de su nave principal.

El Santuario es de un exterior muy austero, quedando sorprendidos cuando entramos dentro, pues es de una riqueza barroca extraordinaria. Está construido con piedras de las canteras del lugar y el campanario de ladrillos macizos. 

Es un edificio de una sola nave y al fondo se encuentra el Retablo Mayor orientado al este o saliente, y data del Siglo XVII; en el centro del mencionado Retablo, el camarín donde se encuentra la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, decorado con lienzos de Guerrero Malagón. 

En los laterales y a cada lado se encuentra otro Retablo más pequeño y de igual estilo, presididos, el derecho por un lienzo de “La Asunción de la Virgen”, pintado por Corrales en 1994. 

El Retablo izquierdo está presidido por un lienzo de la “Imposición de la Casulla a San Ildefonso de manos de la Virgen María”, pintado por Antonio de Pereda en el siglo XVII. 

Actualmente este cuadro forma parte de la exposición HISPANIA GOTHORUM, en el Museo de Santa Cruz de Toledo. En el Prebisterio, en su lado derecho, se encontraba un lienzo “Visiones de San Francisco de Asís”, de pintor desconocido del siglo XVII probablemente, y que en la actualidad se encuentra en la Parroquia de San Juan Bautista de la localidad. 

El lado izquierdo del Prebisterio tiene una pintura sobre cobre, “El Descendimiento de Jesús”, según los entendidos, la de más valor y cuyo autor también es desconocido. 

La subida al Coro cuenta con otro lienzo “Mortaja de Jesús”. En la Sacristía encontramos otra pintura sobre cobre “Bautismo de Jesús”, de autor francés, fechada en 1996.

Como decíamos anteriormente, decoración y estilo barrocos. Molduras, cornisas, tonos ocres y dorados, encerrando distintos símbolos alusivos a la Santísima Trinidad, Sagrado Corazón, Espíritu Santo en forma de Paloma, Jesucristo Hombre Salvador, el ojo en un triángulo símbolo de Dios Padre, Cruz de la Pasión sostenida por ángeles, etc…

Cristo de Urda

Paredes laterales: En el muro derecho dos de las virtudes teologales, Esperanza y Caridad; en el muro izquierdo, la Eucaristía y Religión-Iglesia.

En el centro de la nave y a la izquierda, una pequeña capilla y actualmente recinto donde se guarda la Carroza, resto de una capilla anterior al Santuario, vitrinas con ornamentos litúrgicos, ténicas del Santo Cristo y estandartes.

la Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz siempre ha estado expuesta al culto en su ermita, salvo en los siguientes periodos de nuestra historia:

La Guerra de Independencia

Es ocupada la Villa de Urda desde el año 1809 al 1812, siendo la entonces Ermita saqueada. La Sagrada Imagen permaneció oculta durante todo este tiempo en un hueco en el suelo, y en estos 3 años no hubo ningún tipo de culto en la ermita del Stmo. Cristo, al haber sido ésta cerrada y no existir ningún capellán. 

Durante todo este tiempo, la ermita fue saqueada y su tejado sufrió grandes daños. La Hermandad tuvo que vender gran cantidad de tierras y olivares para sufragar todos los gastos de las reparaciones.

La Guerra Civil Española

A finales del año 1936, la Sagrada Imagen es derribada desde el camarín para caer al suelo. Los restos de la Sagrada Imagen, posteriormente fueron cargados en un vehículo y tirados a una de las canteras existentes en esta Villa. 

Acto seguido, un cantero y vecino de esta localidad recogió los restos en un saco durante la noche y en combinación con un mecánico llamado “el Alemán”, por ser esa su nacionalidad, los escondieron en el falso techo de su taller, guardando el secreto durante toda la contienda.

En el año 1939, acabada la Guerra Civil, las personas antes mencionadas entregaron dicho saco con los restos de la Sagrada Imagen a la Junta de la Real Archicofradía, siendo enviados éstos a un taller de Imaginería religiosa a Valencia. Al poco tiempo y una vez restaurada, quedaba la Sagrada Imagen con la misma expresión que había tenido anteriormente.

El día 18 de agosto de 1939 de nuevo es colocada en su camarín, ya restaurada, donde permanece al culto hasta la fecha.

 

16. Comer en Urda

Restaurante Esteban
Carretera de la Estación nº24, 
45480 Urda España
+34 925 47 21 94

17. Otras Rutas Cercanas




No hay comentarios:

Publicar un comentario