domingo, 4 de abril de 2021

Escapada al Refugio Templario de Culla y al Parque Minero del Maestrazgo, Castellón

Parque Minero del Maestrazgo, unas antiguas minas visitables dignas de visita

Parque Minero del Maestrazgo, La Torre d´En Besora, Castellón

Culla, Castellón

Culla, Castellón

Culla, Castellón

Benasal, Castellón

Font d’en Segures, Benassal

Benassal y Culla son dos pueblos del Alt Maestrat, comarca castellonense, que tienen en su haber tesoros más allá de las propias localidades. 

En el primero encontramos el agua de la Font d’En Segures; en el segundo uno de los árboles monumentales más espectaculares de toda la Comunidad Valenciana, La Carrasca de Culla

Pasar una jornada en estos pueblos es un plan perfecto para hacer con amigos, o con la familia. 

En este artículo contamos qué puedes hacer y qué puedes ver en Culla y Benassal.

El Alto Maestrazgo es la comarca totalmente de interior, limita en su parte más occidental con Aragón. 

Esta comarca es de fuertes contrastes, encuentras terrenos áridos pero a la vez exuberantes bosques de robles; ramblas secas y ríos caudalosos, llanuras extensísimas y pueblos construidos en lo alto de las muelas – como es el caso de Ares.


Indice:

  1. Como llegar a Culla
  2. Croquis de nuestro viaje
  3. Culla
  4. Comer en Culla
  5. Parque Minero del Maestrazgo
  6. Comer en la zona del Parque Minero del Maestrazgo
  7. Benasal
  8. Balneario de Benasall
  9. Otras Rutas Cercanas

1. Como llegar a Culla :

 
Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

2. Croquis de nuestro viaje


3. Culla

Culla, Castellón

Entre los hermosos paisajes del Alto Maestrazgo castellonense, se encuentra la pintoresca localidad de Culla. Este municipio fue en el medievo el centro neurálgico de la vida en la comarca, pero su historia se remonta mucho tiempo atrás.

En su término municipal se localizan varios abrigos de arte rupestre levantino (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998), además de restos de varios poblados de la edad del bronce e íberos.

El Castillo de Culla tuvo un importante papel estratégico, convirtiéndose en tierra de frontera entre los siglos XI y XII. 

La primera conquista cristiana de Culla data de 1093, posteriormente cae de nuevo en manos musulmanas hasta la conquista definitiva por Blasco de Alagón en 1233. 

Una historia marcada por los enfrentamientos fronterizos entre las taifas de Lérida y Tortosa y entre almorávides y cristianos después.

Los Caballeros Templarios adquieren Culla en 1303, siendo la última y más cara adquisición del Temple en la Corona de Aragón. 

Aún hoy se desconoce el interés de los templarios por adquirir Culla, ya que pagaron 500.000 sueldos de la época y esperaron tenazmente 100 años para hacerse con ella. 

Documentos originales de la compraventa se conservan en el Archivo Histórico Municipal.

Tras la disolución de los Templarios, Culla paso a manos de la orden de Santa María de Montesa, época en la que Culla dominaba un amplio territorio.

Ya en 1345, bajo la Orden de Montesa, se constituyó la Setena de Culla, creando la eficaz unión de siete villas para la organización ganadera y forestal que mejoró notablemente la economía de la zona hasta mediados del siglo XIX.

El casco antiguo del pueblo, declarado Bien de Interés Cultural, nos ofrece un recorrido por edificios cargados de historia y callejuelas llenas de tradición. 

En Culla se encuentran monumentos tan interesantes como las ruinas del antiguo castillo, actualmente en fase de restauración; los restos de las murallas y torreones del siglo XIII, el arco de la Porta Nova, la Iglesia Parroquial de El Salvador, el Granero del Comendador, también conocido como la Presó, o el Antiguo Hospital del siglo XIV.

Qué ver en la visita de Culla

Ahora este pequeño pueblo de apenas unos 200 habitantes, el cual se extiende por una colina de 1.100 metros altura, tiene dos zonas claramente diferenciadas que puedes distinguir según te acercas por la carretera.


Culla en el Alto Maestrazgo de Castellón

Por un lado, el casco histórico en lo alto del pueblo, cuyas casas lucen sus originales fachadas de piedra, y por otro lado, la zona baja del pueblo, la cual distinguirás por las casas encaladas.

Este cambio de configuración te sorprenderá viendo una foto antigua de Culla colgada en el bar de la plaza principal del pueblo, en la que constatarás que hasta la remodelación, todas sus casas eran encaladas, y no se veían casas de piedra vista, como en la actualidad.

Tu paseo por el casco medieval de Culla lo inicias en la plaza de Setenal subiendo por una estrecha calle, y a partir de ahí te irás perdiendo en un laberinto de callejuelas, pasajes y escaleras.

Según te adentras en él, no te sorprenderá comprobar que su conjunto monumental ha sido en el pasado una de las sedes de la exposición de arte sacro Pulchra Magistri del Maestrazgo.

El primer edificio destacado que vas a ver es la iglesia de San Salvador, la cual alberga una bella figura de estilo gótico del siglo XIV que representa a dicho santo, patrón de Culla, así como un retablo del siglo XVI.

Arco de la antigua muralla de Culla en Alto Maestrazgo de Castellón

Junto a ella se encuentran otros edificios históricos, como la Casa Abadía, la antigua prisión y el antiguo hospital, este último referido a un lugar de hospedaje y no de sanación.

Paseando por las callejuelas seguro que pasarás bajo alguno de los tres arcos que aún quedan de la antigua muralla del pueblo.

Y de camino hacia los restos de la antigua fortaleza árabe, verás el Calvario, un curioso lugar donde se celebra el Vía Crucis en Semana Santa.

Ahí te encontrarás en el mirador del Singlet, desde donde si miras hacia el sureste, descubres la Ermita de San Cristobal, del siglo XVIII, una de las tres ermitas que en distintas colinas se ubican cerca del pueblo.

Junto al tramo que queda del recinto amurallado hay otro mirador desde donde puedes ver en la lejanía, hacia el norte, la Ermita de San Roc, del siglo XVI.

Culla en el Alto Maestrazgo de Castellón

En suma, un muy agradable paseo durante el que es muy fácil tener la sensación de que te encuentras en la época de los templarios, y en el que podrás además disfrutar de excelentes vistas panorámicas de esta comarca del Alto Maestrazgo.

A modo de invitación a hacer tu propia visita, aquí tienes más fotos de Culla, en la provincia de Castellón.

Culla en el Alto Maestrazgo de Castellón

Emita de San Cristobal desde mirador del Singlet en Culla en Castellón

Arco de la antigua muralla de Culla en Alto Maestrazgo de Castellón

La Carrasca de Culla

Declarada árbol monumental de la Comunidad Valenciana, la carrasca de Culla se halla en el paraje de su mismo nombre.

Carrasca de Culla, Castellón

Tiene unos 20 metros de altura, 7 metros de circunferencia del tronco, 35 metros de diámetro de las ramas y un peso estimado de 75 Toneladas.

La famosa Carrasca de Culla es una majestuosa joya botánica que fue declarada árbol monumental de la Comunidad Valenciana. Tiene unos 20 metros de altura, 7 metros de circunferencia del tronco, 35 metros de diámetro de las ramas y un peso estimado de 75 Toneladas.

Cuenta la leyenda que, durante las Guerras Carlistas, una compañía del ejército se cobijaba, por las noches, bajo su frondosidad. Se encuentra en la Masía Clapés, situada en la carretera de La Torre d’ En Besora a Culla, a 4 Km del municipio. Es un lugar de visita obligada, ya que nadie queda indiferente ante la carrasca milenaria.

“En el día señalado brotó bajo las estrellas y, tras miles de años, creció y creció y se convirtió en inmortal. Sus enormes brazos sirvieron de cobijo a ejércitos enteros, fue entonces cuando los habitantes del lugar supieron que era mágica.”

4. y para Comer en Culla, Castellón:

Restaurante La Carrasca
CV-163 Km 12, 
12163 Culla España
+34 964 76 21 76

La Solaneta
Cl. Doctor Agut, 20, 
12163 Culla España
+34 679 39 05 41

La Setena
Avenida Mártires, 9, 
12163 Culla España
+34 964 44 63 88


   

   

y desde Culla, nos acercamos al

5. Parque Minero del Maestrazgo


El Parque Minero del Maestrazgo -cerrado solamente durante el mes de febrero- son unas minas visitables que se encuentran en el paraje natural de “la Fontanella”, Castellón, situado a unos 800 metros de altitud, desde donde se permite contemplar unas magníficas vistas panorámicas de la comarca del Alto Maestrazgo. 

Un espacio privilegiado en el que podrás conocer la antigua industria minera subterránea, recorrer sus galerías y saber cómo vivían y trabajaban aquellos hombres que dejaron este legado.

El conjunto de sus 6 galerías abiertas al público y repartidas en dos minas independientes, llamadas Victoria y Esperanza -siendo la segunda mencionada más pequeña que la primera pero más bonita y comunicadas entre sí por un trenecito, facilitando el recorrido- se encuentra a 3 kilómetros de la población de La Torre de Embesora y a 8 Kilómetros de la población de Culla, siendo gestionadas las minas visitables por estos dos pueblos.

Las minas, excavadas a mano de forma precaria tras descubrirse vetas de mineral de hierro -donde se explica que nunca falleció nadie en ellas-, están compuestas por un entramado de galerías longitudinales de más de 4 kilómetros cuyos minerales han sido extraídos desde la década de los 40 hasta mediados de los años 60 del siglo pasado, esencialmente óxidos e hidróxidos de hierro y goethita.

Visita a las minas de hierro Esperanza y Victoria.Parque Minero del Maestrazgo


Visita a las minas de hierro Esperanza y Victoria. Parque Minero del Maestrazgo


Visita a las minas de hierro Esperanza y Victoria. Parque Minero del Maestrazgo

Durante la visita al Parque Minero del Maestrazgo -realizándose con casco en todo momento-, un guía acompaña a los visitantes indicándoles el camino a seguir y mostrándoles el legado que dejaron los hombres que trabajaron en las minas, a base de pico y barrena, donde podréis ver los raíles por los que se deslizaban las vagonetas llenas de minerales tras su extracción. Para realizar la visita es aconsejable una chaqueta y calzado cómodo, ya que la humedad del interior de las minas hace que la sensación de frío sea mayor.

Un patrimonio con gran atractivo turístico y cultural, una experiencia para los sentidos, una aventura apasionante. Adéntrate en las entrañas de la tierra y descubre el secreto del Parque Minero del Maestrazgo

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

HORARIOS:

IMPRESCINDIBLE RESERVA. El Parc Miner del Maestrat abre los sábado, domingos y días festivos. 

Entre semana, la visita a las minas es bajo reserva, para grupos concertados y excursiones escolares.

Del 1 al 28 de febrero de 2018, el espacio permanece cerrado, abriéndose de nuevo en marzo.

Debido a la LIMITACIÓN de 25 PERSONAS POR VISITA Y A LA MODIFICACIÓN DE HORARIOS DEPENDIENDO DE LA ÉPOCA DEL AÑO, ES IMPRESCINDIBLE RESERVAR LAS ENTRADAS antes de ir para garantizar la visita.

Por el interior de las galerías no se puede acceder con mascotas.

NOTA: Las visitas tendrán una duración de 2 horas aproximadas y constan de la visita a las dos minas: Victoria y Esperanza. El trayecto por el exterior se realiza con el tren pero el recorrido interior se hace andando. Las visitas se realizarán siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. 

Se recomienda ir equipado con ropa de abrigo y con calzado cómodo. El horario corresponde al horario de inicio de la visita, se recomienda llegar con quince minutos de antelación para recoger las entradas.

   

6. Para comer en la zona:

Restaurante Els miners
Partida La Mina Partida la Mina, 
12161 Torre d'En Besora España
+34 608 69 04 40

Pou de Beca
Mas Pou de Beca, s/n, 
12194 Vall d'Alba España
+34 964 32 04 59

y en las proximidades de Culla,



7. Benasal

Benasal es un pueblo del interior de Castellón que es conocido por el agua que emana del manantial de Font d’En Segures. 

Benasal, Castellón

Este pueblo guarda, todavía a día de hoy, algunos de los elementos del pasado que recuerdan que aquella villa estuvo fortificada.

Benasal Medieval

En su historia más antigua Benassal estuvo habitado desde la Prehistoria y recuerdo de ello son las pinturas rupestres del Racó de Nando. En tiempos un poco más recientes, y yendo hasta la Edad Media, Benasal fue localidad fortificada. 

Las partes de lienzo de muralla que se conservan todavía a día de hoy, las torres Redona, de la Presó y d’En Garcés son ejemplo de ese Benassal fortificado. 

De estas tres torres solo se puede visitar la de la Prisión.

La torre de la Prisión, Castellón

Pero el ejemplo más claro del Benassal Medieval es el conjunto de la Mola, que configura el centro puramente histórico de la localidad. 

Este castillo recibe el nombre de La Mola por estar dispuesto en la parte más alta de la localidad – la muela – y es el núcleo más antiguo de la misma. 

La construcción data del s. XIII y fue mandada levantar por el fundador de la localidad Berenguer de Calatarrà.

El castillo empezó siendo residencia del fundador de la villa de Benassal, y a lo largo de la historia ha tenido distintas funciones siendo Casa de la Villa, escuela y, finalmente – y hoy en día – el Museo Arqueológico del Alt Maestrat, además de de tener en otras dependencias del castillo la oficina de turismo y el Aula Museo de Carles Salvador. 

En realidad el castillo no parece castillo, pero él mismo y todas las calles que lo rodean son de una belleza indiscutible. 

El Portal de la Mola, Benasal

Además, y a la entrada del conjunto, encontramos uno de los elementos más característicos y diferenciadores de la localidad de Benasal, el Portal de la Mola, construido en el siglo XIV, época en la que los templarios gestionaban el pueblo, y de claras reminiscencias moriscas.

Si seguimos con el Benassal medieval debemos dirigirnos a la parte extramuros de la localidad, yendo hasta los lavaderos. 

En la localidad hay 4 ejemplos de ellos pero a mi juicio los más interesantes, por la localización, son los cercanos a la Torre de la Presó tendiendo desde ellos unas vistas de lo que queda del conjunto fortificado bastante completa.

Lavaderos en Benasal

Los lavaderos a izquierda, la Torre de la Presó (prisión) a la derecha y en el centro la Iglesia de la Asunción.

Font d’En Segures

En Benassal son algunas más las cosas que puedes encontrar, pero nosotros decidimos dejar el pueblo par acercarnos hasta la Font d’En Segures a refrescarnos con su agua. 

Allí encuentras también un balneario bastante frecuentado y no solo en la actualidad, ya que el turismo de balneario fue el pionero en la zona del norte de Castelló. Recuerdo de ese primer turismo son los Pabellones Valencia que datan del año 1934 y que a día de hoy siguen siendo utilizados por veraneantes.

Font d’En Segures, Benasal

Esta será nuestra última visita en Benassal, aunque nos quedan cosas por ver como el Paraje Natural el Rivet que guardamos para una próxima ocasión, y es que tenemos que ir hasta Culla que tenemos reservada hora para comer.

Pero Benassal es mucho más que un casco antiguo, porque es sobre todo naturaleza, como por ejemplo una visita al paraje natural del Rivet, un precioso rincón digno de visita

Paraje natural del Rivet, Benasal

Y para completar, nada mejor que subir a la ermita de San Cristobal, después de comer , una buena opción y cercana al Rivet de Benassal y la Font d´En Segures para un día magnífico.

Vistas desde la ermita de San Cristobal, Benasal

Si en tu visita quieres hacer un FreeTour, o necesitas comprar alguna entrada para algún Museo o para realizar alguna actividad, en este enlace te lo pueden solucionan, click aquí.

8. Balneario de Benasall

Siempre se ha creído que el término de Benassal era rico en aguas y gran parte de esa fama se la da el agua que emana del manantial de la Fuente en Segures. 

Balneario de Benasall, Castellón

Un agua mineral que, debido a su valor terapéutico para las afecciones de riñón, fue considerada de propiedad medicinal y declarada de utilidad pública en 1828.

Desde el siglo XVI se tiene información sobre los beneficios del agua de Benassal, pero no fue hasta el siglo XVIII cuando se documentó por escrito la presencia del primer “agüista”. 

Desde entonces, gracias a la buena publicidad que daban los agüistas que acudían a la fuente para beber su agua y sanar sus dolencias, el agua de Benassal se convirtió en un referente medicinal para aquellos que sufrían del riñón. 

Así mismo, los alrededores de la fuente se fueron urbanizando para dar cabida a los huéspedes que visitaban la fuente. Poco a poco, la Fuente en Segures se convirtió en un pequeño núcleo urbano anexo a la villa de Benassal que, con el tiempo, se convertiría en una zona residencial sobre todo para la temporada entre mayo y septiembre.

El 27 de agosto de 2011, la Diputación de Castellón inauguró el Balneario de Benassal, que nutriéndose de esa fuente, realiza tratamientos termales para los visitantes de la zona.

Actualmente el balneario dispone de tres plantas, dos de ellas dedicadas íntegramente al termalismo y la tercera a equipamientos. 

Balneario de Benasall, Castellón

 La primera planta (1.500 m2) consta de varias técnicas, centradas en el tratamiento del dolor de espalda y rodilla; piscinas termales, duchas circulares, pediluvio, saunas, hidromasajes, ducha con agua de “Vichy”, además de la recepción, vestuarios, taquillas. Todo lo necesario para disfrutar de una tarde de relax y bienestar con vistas a la montaña.

Foto Histórica del Balneario de Benasall, Castellón



9. Otras Rutas Cercanas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...