jueves, 3 de septiembre de 2020

En Ruta por los Montes de Toledo: Del Castillo de Piedras Negras a la Mítica Ciudad de Vascos, Toledo (y II)

Yacimiento visitable de Vascos
Ciudad de Vascos


Brutal y vergonzoso expolio de una joya arqueológica de Toledo - El Digital  de Castilla-La Mancha

Castillo y Necrópolis de Malamoneda, Hontanar, Toledo

Wikiloc | Foto de DEL VALLE DEL GÉVALO A LA JARA TOLEDANA. (6/6)


La Garganta de las Lanchas en Robledo del Mazo, Toledo
Garganta de las Lanchas en Robledo del Mazo


Ciudad de Vascos: La ciudad perdida de Al Andalus - Paperblog

Ciudad de Vascos


Continuamos con nuestra ruta, dejando atrás El Balneario de Baños del Robledillo, y ya nos encaminamos hacia el Pueblo Navas de Estena, desde donde iniciaremos nuestra ruta del Boquerón de Estena

Este es el Croquis de esta II parte de nuestra Ruta

       


Indice:


  1. Ruta del Boquerón de Estena
  2. comer en Navas de Estena
  3. Hontanar y la Necrópolis de Malamoneda. 
  4. Comer en Hontanar
  5. La Cascada del Chorro
  6. Microrreserva de La Garganta de Las Lanchas
  7. La Nava de Ricomalillo
  8. comer en la Nava de Ricomalillo
  9. Belvís de la Jara
  10.  Aldeanueva de Barbarroya
  11. Ciudad de Vascos: La Ciudad Perdida de Al Andalus
  12. Otras Rutas en los Alrededores

1. Ruta del Boquerón de Estena

Ruta del Boquerón de Estena en Cabañeros, Ciudad Real
Ruta del Boquerón de Estena

Modalidad: Libre o guiada

Punto de inicio: oficina información turística en el pueblo de Navas de Estena, si es visita guiada, o en aparcamiento de la ruta a las afueras del pueblo

Ruta del Boquerón del Estena por Ciudad Real y ToledoDuración: 3 h 30 min desde el pueblo. 2 h 15 min desde el aparcamiento (ida y vuelta)
Longitud: 10 km desde el pueblo. 6 km desde el aparcamiento (ida y vuelta)
Desnivel: 20 m.

Dificultad: baja (aunque se recomienda llevar calzado adecuado, pues hay algún pequeño tramo algo pedregoso).

Atractiva ruta que transcurre por los márgenes del río Estena, cauce fluvial en magnífico estado de conservación. 

El itinerario es llano, y en su trayecto se cruza el río por un puente de madera.

Se puede disfrutar, además de un paisaje de mucha belleza, de la vegetación típica mediterránea (con encinas, alcornoques, quejigos, jaras, etc), de vegetación asociada a las riberas de los ríos (fresnos, sauces, etc), de árboles de carácter norteño como el tejo o el abedul, de curiosas formas geológicas originadas por la erosión y de huellas de las épocas en las que esta zona estaba cubierta por el mar, hace más de 400 millones de años, como las de un gusano marino gigante.

 Está considerado un Lugar de Interés Geológico (Geosite).

Ruta a pie EL BOQUERON DEL ESTENA (Parque de Cabañeros) |
Poco después de empezar la ruta, se cruza el arroyo del Chorrito y se entra en el Parque Nacional, al lado de un robusto alcornoque.

 Seguimos el camino y llegamos a las Torres, formaciones columnnares de cuarcitas originadas por la erosión diferencial del terreno. 

Desde allí puede verse el Boquerón del Estena (de "boca" o estrecho"), donde el río Estena, que después de nacer en lo alto del macizo del Rocigalgo se junta con el arroyo del Chorrito, ha sido capaz de abrirse paso y generar este paisaje tan peculiar. 

Desde las cercanías del Boquerón, que separa dos macizos, se llega al Risco Tirapán, precioso mirador desde donde aún hoy los mayores del pueblo recuerdan cómo antiguamente las mujeres tiraban el pan a los hombres que estaban en el monte con el ganado sin poder regresar al pueblo a causa de las fuertes crecidas del río.

Siguiendo la ruta aparece la Fuente del Fresno, situada al pie de un fresno centenario, y muy cerca se encuentran algunos pies de tejo. Sobre todo en días soleados, es bastante frecuente observar a los galápagos leprosos tomando el sol en piedras al lado del río.

Boquerón de Estena | Guía Repsol
Justo después de descender hasta un pequeño puente de madera que cruza el río Estena, si se busca con detalle en las rocas de al lado, se pueden observar algunas crucianas, restos de la huella de los trilobites, que fueron invertebrados marinos que habitaron la zona hace cientos millones de años, cuando este lugar estaba cubierto por un mar. 

En las piedras del antiguo paso del río a menudo se pueden ver excrementos de nutria, y en el agua habitan peces muy singulares como el jarabugo y el calandino, así como el cachuelo y otras especies que continúan viviendo en el río Estena gracias a que sus aguas están limpias de toda contaminación.

 En ocasiones también se observan al cangrejo americano y culebrillas de agua, o se ven sobrevolar aves rupícolas como el avión roquero, mirlo acuático, golondrinas, lavanderas y el martín pescador.

Al cruzar el río, pueden verse claramente en los fresnos y sauces de las riberas los restos de las espectaculares crecidas que sufre el Estena con las lluvias invernales. En el margen izquierdo del río se pueden ir divisando algunos tejos, acebos y abedules, que constituyen una reliquia en estas latitudes tan meridionales, por ser vestigio de otras épocas con climas más húmedos.

Buscando fósiles en el Boquerón del Estena - MiniOnTour
Buscando Fósiles

Antes de llegar al final de la ida de la ruta, que concluye en la finca privada denominada El Maíllo, se puede observar, aparte de un espectacular paisaje de ribera de río mediterráneo, las huellas en las rocas de un gusano marino gigante de hace 475 millones de años (encontrado sólo en Cabañeros), y, ya casi al final, los restos de las rizaduras de las olas del mar en la arena.

La vuelta se realiza por el mismo camino.



2. y para comer en Navas de Estena

Los Fogones de Micaela
Calle Capitán Ocaña, 2 (zona Parque de los Cabañeros), 
13194 Navas de Estena España
+34 665 07 95 56

Meson Montes De Toledo
Avenida de los Montes de Toledo 8, 
13194 Navas de Estena España
+34 925 40 91 46

desde aquí vamos hacia

     

3. Hontanar y la Necrópolis de Malamoneda. 

Hontanar, otra población en guerra entre la caza y el senderismo
Hontanar (Toledo)

Hontanar, fuente de agua

Llegamos a Hontanar con la intención de hacer una ruta que en cierta ocasión nos habían comentado en una oficina de información del Parque Nacional de Cabañeros.

Recordábamos que nos habían contado que era una ruta circular de 6 ó 7 km.. Salía del pueblo de Hontanar y discurría por un paisaje de bosque mediterráneo bañado por varios arroyos.

Y que por lo visto, lo más espectacular era una cascada a mitad de camino con el nombre de «Chorrera de las Lanchas«.

Pero al llegar al pueblo, unos vecinos nos alertaron de la escasa lluvia que había dejado la primavera en el lugar. Por lo tanto los arroyos estaban secos y no había ningún salto de agua.

A pesar de esto, no nos desanimamos a pasear y disfrutar de un día de campo. Con la intención de volver en otoño o invierno, si el tiempo levanta el castigo y llegan las preciadas lluvias a Hontanar.

El curioso topónimo deriva de la palabra latina fontana (fuente de agua). Lo que nos confirmó, que como bien decía el pastor, desde tiempos muy lejanos, una de las mayores riquezas de Hontanar ha sido el agua.

Dónde está Hontanar
Hontanar se encuentra en la provincia de Toledo.

En el valle que forman los arroyos de Cedena y Pasadero, dentro de los Montes de Toledo. Pertenece a la zona de influencia del Parque Nacional de Cabañeros.

Opcionalmente podemos realizar unas Rutas de Senderismo desde Hontanar

De Hontanar salen dos rutas circulares. Estas son: la ruta del Collado de la Madroña, de 6km. y la ruta de los Porches de 7km. atravesando un magnífico robledal.

Las dos rutas acercan hasta la Chorrera de las Lanchas.

Bosque de robles

En el trayecto, el caminante estará en contacto con la vegetación mediterránea característica de esta zona: tomillo, jara, robles, pinos, encinas…

Además, podrá contemplar unas estupendas vistas a los montes y al pueblo.

Rutas por Hontanar                                                 

Cabañeros desde Hontanar

Entre jaras, encinas y robles

Pista por la ruta de los Porches

Despoblado y Necrópolis de Malamoneda

Despoblado de Malamoneda con la torre vigía sobresaliendo

Siguiendo la Ruta establecida, nos acercamos hasta uno de los parajes más mágicos de los Montes de Toledo: el despoblado y la necrópolis de Malamoneda.

Donde fuimos sorprendidos con las huellas de distintas civilizaciones; desde la prehistoria hasta el S. XIX. Participando de los misterios e incógnitas que guardan algunos de los restos allí encontrados.

Despoblado de Malamoneda

Los restos del yacimiento de Malamoneda acreditan que hubo un asentamiento humano desde el Neolítico hasta su abandono en el S. XIX.

Es por lo tanto, un interesante recorrido por distintas culturas: vetones, romana, visigoda, musulmana y cristiana.

El yacimiento de Malamoneda se compone de:

Restos de santuarios o pilas de sacrificio de la cultura celta.

Una torre vigía construida entre los siglos XII y XIV cuya función fue controlar el paso entre los montes y alertar del avance de enemigos. Se encuentra muy deteriorada, pues sus piedras fueron reutilizadas en la construcción del poblado.

Un castillo o convento que todavía conserva gran parte de los muros y la cerca.

Necrópolis de Malamoneda y restos de posibles santuarios utilizados por los vetones.

Aunque se desconoce la fecha de su construcción, todo parece indicar que perteneció a la Orden del Temple.

En el yacimiento también quedan las viviendas derruidas de lo que un día fue el poblado de Malamoneda.

Algunas han sido reconstruidas para utilizarlas como corrales y granjas.
Necrópolis de Malamoneda

La parte más misteriosa del yacimiento es una necrópolis con más de 100 sarcófagos esculpidos en la dura roca.

Su origen parece ser que es romano y que se continúo utilizando hasta la etapa de la repoblación cristiana.

De los enigmas pendientes por resolver para los arqueólogos, quedan los nombres célticos de ciudadanos romanos esculpidos en las estelas funerarias.

Tumbas excavadas en la roca de granito

Un bolo de granito, con dos tumbas en su interior, conserva inscripciones ilegibles que según cuentan los lugareños son las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos.

Esto cuentan, aunque la realidad es otra. Pues tras analizarlas con láser, los expertos han llegado a la conclusión de que se trata de dos estelas funerarias de época romana, en honor al padre y a la hija allí enterrados.

Tumbas excavadas en la roca de granito

Esta tumba es de las pocas que todavía conserva su tapa

Epígrafes funerarios de tipo romano en un bolo de granito

La Leyenda de Malamoneda

Y la leyenda cuenta que en tiempos de reconquista, estas tierras eran defendidas por los monjes-guerreros de la Orden del Temple. 

En una granja a orillas del arroyo de Cedena, los caballeros templarios fueron cercados en la torre vigía por los musulmanes.

DESCUBRE CASTILLA: Estantiguas templarias de Trévago y MalamonedaMuchos días duró el asedio.

Viendo los musulmanes que no podrían tomar la fortaleza guerreando, decidieron secuestrar a dos caballeros y ofrecerles una recompensa de monedas de oro, si a cambio les abrían el portillo de la torre.

Al primero lo decapitaron porque se negó a ello, el otro consintió y recibió una moneda de oro como anticipo. 

Al caer la noche, el templario traidor abrió la puerta y los árabes entraron a la torre matando a todos los caballeros, pues se encontraban dormidos e indefensos.

Cuando el traidor fue a recoger la recompensa, también fue decapitado.

Los cadáveres fueron arrojados a los roquedales y cuando llegaron las huestes cristianas, descubrieron que los cuerpos de los guerreros templarios habían derretido la piedra hasta convertirlas en sepulturas.

Todos menos uno, el cadáver del traidor había quedado encima de la piedra y había sido devorado por los buitres, conservando en la mano cerrada la moneda de la traición.

Necrópilis de Malamoneda


Malamoneda en Hontanar, nos descubre un lugar en el que la historia ha dejado huella de cada momento que la compone, y que se presenta al visitante como un viaje que lleva del Paleolítico hasta los cristianos medievales.


La estructura fundamental del yacimiento nos muestra un asentamiento, necrópolis y diferentes elementos militares de otras tantas etapas históricas: hispanorromana, visigoda, musulmana y medieval.

También se han descubierto rastros de tecnología lítica: herramientas realizadas con piedras, en este caso con cuarcitas obtenidas de los arroyos cercanos, el río Cedena y el arroyo de Malamoneda. Además se puede visitar elementos funerarios de estilo romano, con diferentes inscripciones realizadas en piedra granítica.

Habitat, necrópolis y estructuras defensivas que van completando una narración en el espacio del tiempo y sus habitantes.

El yacimiento conserva estructuras inmuebles de gran importancia arqueológica, monumental e incluso artística como son:

La existencia de al menos dos epígrafes funerarios votivos de tipo romano, con inscripciones de sus oferentes, insculpidos en un bolo granítico.

La presencia de un torreón seccionado como matacanes de cronología medieval entre los siglos XII y XIV, a la cual pertenece una reconstrucción superior, unido a todo el despoblado que aún se conserva en forma de granja.

Un edificio cuadrangular de tipo militarizado-industrial con aspilleras en su planta baja y un posible segundo piso, con restos de una puerta de acceso lateralizada cuyos elementos principales han sido substraídos y cuya cronología aún siendo de carácter histórico resulta por el momento difusa.


La gran profusión y dispersión de una necrópolis rupestre que puede tener como origen una posible cronología romana asociada a las estelas funerarias, continuando hasta etapas medievales, en forma de tumbas individualizadas excavadas sobre las masas y bolos de granito y que se documentan a lo largo de toda la mitad norte del yacimiento.


Asimismo existen multitud de evidencias inmuebles pertenecientes al desarrollo del despoblado (con presencia de una posible iglesia‑ermita de Malamoneda desde 1526 o de Nuestra Señora de Gracia), que reutilizan elementos anteriores incorporados en sus paramentos murales, así como también multitud de restos arqueológicos de tipo mueble dispersos por las parcelas descritas tanto en el objeto como en el área de protección.



y para comer en Hontanar-Navahermosa


De La Tierra Sabores Manchegos
Camino Bonales S/N,
45159 Hontanar España
+34 648 04 13 80

Restaurante Alameda
Calle Corcheros, 2, 
45150 Navahermosa España
+34 925 41 03 81

Artesana Restaurante
Avenida San Francisco, 4,
45159 Hontanar España
+34 622 15 22 81

una vez comidos y paseados nos dirigimos hacia Los Navalucillos para conocer 

5. La Cascada del Chorro

     

Los Navalucillos, pueblo del que partiremos hacia la Cascada del Chorro

Senderismo en La Mancha. El Corocho de Rocigalgo
Mapa de la zona

Llegamos a la caseta de Información  de los Navalucillos.

A 5 km del punto kilométrico 16 de la carretera CM-4155 (Toledo).

Pequeña caseta de madera situada justo en el inicio de las rutas del Chorro, Chorrera Chica y Rocigalgo, y ruta de la Encina. 

Ocio a los 40: Ruta a la Chorrera Chica, Los Navalucillos, Toledo.

En ella, aparte de obtener información, es recomendable anotarse para un adecuado control y desarrollo de la visita.

Ruta guiada a pie por la "Senda del Chorro de los Navalucillos: la biodiversidad de los Montes de Toledo"

La ruta, que transcurre por la zona más montañosa y abrupta del Parque Nacional, permite disfrutar de bellos paisajes, de bosques típicamente mediterráneos (sobre todo encinar en la parte de menor altura y rebollar en la parte de mayor) y, al ser una de las zonas más húmedas del Parque Nacional, de algunas especies más propias de lugares más septentrionales (tejo, acebo, abedul…) y de las preciosas cascadas del Chorro y la Chorrera Chica.

Si se llega al Rocigalgo, máxima altitud de los Montes de Toledo con 1448 m, se pueden disfrutar de amplias panorámicas del Parque Nacional.

Como llegar: A la caseta de información que marca el inicio de la ruta se accede tomando un desvío cerca del punto kilométrico 16 de la carretera CM-4155, de las Becerras, aproximadamente a 10 km de Los Navalucillos.

A partir de este desvío se bajará en coche por una pista de tierra hasta el río, pasado el cual se girará a la izquierda para seguir recto y, en unos cinco minutos, llegar a la caseta, donde existe un pequeño aparcamiento.

Inscripción: 


Duración: 
4 horas ida y vuelta

Tipo de Actividad: 
Actividad interpretativa, Visita guiada

Tipo de Participante: 
Familiar, Grupos, Todos los Públicos

Centro de Recepción e Información al Visitante: 

Punto de Partida: 

Información complementaria: 

EN LA VISITA GUIADA SE RUEGA PUNTUALIDAD. SE ESPERARÁN 10 MINUTOS DE CORTESÍA Y PASADOS LOS MISMOS SE COMENZARÁ A CAMINAR.

En caso de cancelación, se ruega comunicar vía teléfono y on line con la mayor antelación posible. 


y en los alrededores para descansar

Casa Rural Las Becerras - Casa rural en Los Navalucillos (Toledo)
Las Becerras, Los Navalucillos

"Las Becerras", paraje pintoresco próximo a Los Navalucillos, acampada y pesca de la trucha en un coto zonal de ICONA.

Continuando con nuestra ruta retomamos nuestro itinerario, yendo hacia la

6. Microreserva de La Garganta de Las Lanchas

Robledo del Mazo, Valle del Gévalo, Comarca de la Jara

Bar Las Lanchas - 83 Photos - 14 Reviews - Lounge - plaza libertad 15,  45674 Robledo del Mazo, Spain
Valle del Gévalo,  Robledo del Mazo

El Valle del Gévalo más que natural es una marca turística registrada, equivalente al término municipal de Robledo del Mazo con sus 4 anejos: Las Hunfrías, Robledillo, Navaltoril y Piedraescrita.

El Valle del Gévalo está formado por el río que le da nombre, y ocupa un gran espinazo dentro de la comarca de La Jara en el extremo más occidental de los Montes de Toledo. 

Aparece bordeado al norte por las sierras del Hermo, del Puerto, de la Nava y de Picaza, y al sur por las de Viezo, Sevilleja y de la Hiruela.

Es una depresión intramontañosa de fondo pizarroso, que transcurre entre los 750 m y los 1380 m de altura en sus vigorosas cumbres.

Imprescindibles en la zona: Las chorreras de la garganta de las Lanchas, el risco Atalayón, el Linchero, la plaza de las Moradas, en los alrededores de Robledo del Mazo.

La Garganta de las Lanchas se ubica dentro de la Sierra de Sevilleja en Robledo del Mazo. 

Es un pequeño valle boscoso recorrido por un arroyo que vierte sus aguas al río Gévalo, protegido por su valiosa variedad de especies amenazadas y por su interés paisajístico. Destaca por la presencia de varios saltos de agua.

Croquis ruta Garganta de las Lanchas

La Garganta de las Lanchas fue declarada Microrreserva en el año 2003 y cuenta con 435 hectáreas.

Está incluida en la Red Natura 2000 y además forma parte del Lugar de Importancia Comunitaria de la ZEPA de los Montes de Toledo, puesto que forma parte del área crítica del águila imperial y la cigüeña negra.

La erosión del río Gévalo ha formado un valle y dentro de este se encuentra la Garganta de las Lanchas, un pequeño y frondoso desfiladero atravesado por el arroyo de Las Lanchas. 

Sus condiciones especiales de humedad y su permanente temperatura han permitido conservar especies propias de climas oceánicos e incluso subtropicales.

La especie de fauna más curiosa del valle es el lagarto verdinegro, especie que en la región es conocida únicamente en Montes de Toledo y la Sierra de Ayllón.

Wikiloc | Foto de MONTES DE TOLEDO Garganta de Las Lanchas y Pico Atalayón  (4/6) También se puede encontrar la gran fauna cinegética, corzo, jabalí y ciervo, así como grandes rapaces como el águila real, el águila culebrera o el azor.

Salto de agua Garganta de las Lanchas 

La visita es libre, aunque debe solicitarse permiso si el grupo supera las 20 personas o si se van a realizar visitas organizadas por empresas.

El municipio más cercano es Robledo del Marzo. Desde el pueblo se accede a la microrreserva.

 A través de la población de Las Hunfrías, junto al cementerio, arranca una pista que se adentra en el valle.

La excursión comienza en la pista forestal de un pinar. Después de atravesarlo, llegaremos a la Microrreserva. Allí nos esperan grandes sorpresas paisajísticas.

Recorrido 

Durante el trayecto no solo disfrutaremos del paisaje tan especial que aquí se encuentra, sino que también es una oportunidad única para aprender sobre la inusual flora que conserva auténticas reliquias. Un ejemplo son los bosques de laurisilva que poblaron la península hace 300 millones de años.

Antes de llegar al primer salto de agua, que nos sorprenderá por su belleza, podemos contemplar junto al arroyo los primeros loros, una especie vegetal propia del terciario. También destacan los helechos reales.

Después subiremos el tramo más difícil de la ruta, puesto que hay grandes pedrizas, que nos llevará a la segunda cascada. Este salto tiene una poza muy bonita que invita a descansar y a comer. Si continuamos por el robledal, llegaremos a un tercer salto de agua.

Microrreserva Garganta de las Lanchas | Áreas Protegidas de Castilla-La  Mancha

Podremos disfrutar de una gran variedad de bosque mixto, formado por fresnos, abedules, acebos, madroños, mostajos, robles, sauces y majuelos. En los claros del bosque disfrutaremos de matorrales como los brezos, jaras y genistas.

Garganta de las Lanchas | Fuente: Web oficial Turismo Castilla La Mancha

Recomendaciones e información de interés 

La realización de la ruta es una buena oportunidad para realizar un cuaderno de campo con los niños para aprender a identificar los diferentes tipos de árboles. Se pueden dibujar, fotografiar e incluso guardar pequeñas hojas para posteriormente clasificarlas.

La ruta es bastante sencilla y al realizarse por una pista forestal no implica mucho esfuerzo. Según vayamos subiendo y recorriendo mayor número de saltos de agua, el camino se irá complicando. Es adecuada para realizar con niños pequeños. Las mejores épocas para ir son la primavera y el otoño, por la variedad cromática y la abundancia de agua en los saltos o pequeñas cascadas.

Recomendamos llevar agua y calzado cómodo para realizar la ruta. En épocas calurosas, gorras y protección solar. Si llevamos comida y decidimos comer en algún salto de agua, recordar que es un espacio natural y debemos preservarlo y respetarlo, no dejar basuras.

El Ayuntamiento de Robledo del Mazo dispone de un servicio de guías si se quiere realizar la visita acompañado de personas conocedoras del entorno. Si realizamos la visita de forma libre debemos fijarnos en la señalización y no pasar a las zonas de acceso cerrado destinadas a la recuperación de vegetación protegida

En Robledo del Mazo, cabeza del valle se encuentra el Centro de Interpretación y dispone de bar y supermercado. 

En la aldea de Piedraescrita conservan una iglesia declarada B.I.C con la categoría de monumento, la dedicada a Santa María. 

Visita Iglesia de Santa María de Piedraescrita | TCLMMerece la pena entrar en ella para ver el ábside en forma de herradura y las cerámicas talaveranas añadidas en el renacimiento para decorarlo, que representan escenas del Nuevo Testamento.

Iglesia de Santa Maria, Piedraescrita

 En el ábside también se conservan restos de un Pantócrator pintado al fresco de época románica, además de una pila bautismal y un Cristo Crucificado del siglo XVII.

Cabe destacar la señalización de cinco rutas temáticas y de todo el Valle para su conocimiento y disfrute.

Ruta Nº 1: Ruta verde recreativa al río Gévalo

Longitud: 2,200 Km

Dificultad: Baja
Es un recorrido corto y agradable, que inicia en Robledo del Mazo y atraviesa distintos cultivos hasta conducirnos al río Gévalo, junto al barranco del portalillo.

Ruta Nº 2: A la Microrreserva "Garganta de las Lanchas"

La Garganta de las Lanchas en Robledo del Mazo, Toledo
Garganta de las Lanchas en Robledo del Mazo

El acceso libre a la microrreserva está restringido según Ley 9/1999 de 26 de mayo de la conservación de la Naturaleza en Castilla-La Mancha.

Las visitas organizadas para grupos y/o particulares deben ser autorizadas en modelo oficial por el Ayuntamiento de Robledo del Mazo, aportando datos y fotocopia del DNI del solicitante. El acceso se realiza en 4x4 y a pie, el recorrido hasta el corazón de la microrreserva, acompañado de Guías intérpretes de la naturaleza.



Ruta Nº 3: Cinegética al Collado del Garduño - Vallesur

Longitud: 1,100 Km
Dificultad: Baja-media

Es un corto sendero local desde Robledillo que atraviesa vegetación autóctona de monte y ribera, llegando hasta un collado, escenario de monterías, recechos y aguardos.

Ruta Nº 4: Paisajística a la cumbre del Castillazo

Longitud: 11,700 Km
Dificultad: Media

Ruta de largo recorrido por montaña para realizar bajo reserva en 4x4 y hasta un mirador paisajístico
quipado por encima de 1300 m.

La subida a la cumbre mirador del Castillazo se realiza, mediante reserva, en 4x4 con un Guía Intérprete de la Naturaleza, previa solicitud al Ayto. de Robledo del Mazo.

iglesia desde dentro actuales 2008 - PiedraescritaRuta Nº 5: Histórico-religiosa a Piedraescrita

Longitud: 4 Km
Dificultad: Baja

Ruta hasta el último anejo del valle, utilizando para ello antiguos caminos medievales de peregrinación, pasando por un santuario hasta llega a la ermita.

Iglesia de Piedraescrita

Las rutas temáticas del Valle del Gévalo Nº 1, 3 y 5 son de acceso libre y están perfectamente señalizadas tanto en su inicio como al final del recorrido.

La visita al Centro de Interpretación del Valle del Gévalo, ubicado en Robledo del Mazo, se solicita igualmente en el Ayuntamiento.

Desde aquí nos dirijimos a

7. La Nava de Ricomalillo

Diputación de Toledo - Turismo Y Artesanía - Buscador
Las Navas de Ricomalillo, Toledo

En plena comarca de la Jara, a unos cinco kilómetros del trazado de la Vía Verde que lleva el nombre de este territorio, el trazado urbano de La Nava de Ricomalillo se asienta en las faldas de un cerro o mogorro.

 Esto da como resultado un casco antiguo de calles reviradas y en cuesta, con tradicionales edificios de piedra o pizarra. En medio, además, de un entorno precioso de montes, arroyos, olivares y jarales. 

Tres Culturas: Grabados Rupestres en La Jara (I)No obstante, el visitante encontrará algunos puntos de interés, como la muy bien cuidada iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, de piedra, con una esbelta torre de siete cuerpos y varias vidrieras en los muros laterales y en la propia torre. 

El agua adquiere cierta importancia en la Nava de Ricomalillo, con tres fuentes y sus respectivos pilones y, a las afueras, el lavadero de la Solana, donde se ha construido recientemente un merendero.

Grabados rupestres del camino del Manzano, Navas de Ricomalillo

A lo anterior se añaden los grabados rupestres del camino del Manzano y, sobre todo, la antigua mina de oro de origen romano, en cuya apertura como lugar visitable se centran los esfuerzos del ayuntamiento.


8. para comer en la Nava de Ricomalillo

Queseria de la Nava
Carr. de Talavera, 10, 
45670 La Nava de Ricomalillo, Toledo

Mesón la Rueda
Av de Talavera, 25,
 45670 Nava de Ricomalillo (la), Toledo
925 44 42 23

Desde las Navas de Ricomalillo, nos encaminamos hacia

9. Belvís de la Jara

Belvís de la Jara ya tiene clases de Inglés | Academia Aula Abierta
Belvís de la Jara, Toledo

"Belvís" significa "bellavista" referida tal vez al paisaje que se domina desde sus cerros.También es de origen gallego quizás traído por gentes de esa región llegada en la conquista de las tierras toledanas,

Numerosos vestigios de culturas se encuentran por el término municipal, como el Castillo de Canturias, que fue cabeza de puente cristiana en la orilla izquierda del Tajo.

Castillo romano-visigodo cabeza de puente cristiana en la orilla del Tajo.

Se sabe que este llamado “castellum ciselli” , de remoto origen, tal vez romano o godo, se desmoronó en 1801, hoy en el fondo del río por el derrumbe de las cárcavas sobre las que se situaba.

Perteneció al reino taifa de Toledo y en el s. XI pasó a manos cristianas al imponer Alfonso VI su cesión para ayudar al rey de Toledo contra el rey musulmán de Badajoz.

El castillo romano-visigodo de Canturias, parte de la dote de la mora Zaida, fue cabeza de puente cristiana en la orilla izquierda del Tajo. Tras la Batalla de Las Navas de Tolosa (1212) pasa a depender de la villa de Talavera, pasando así al Señorío de los Arzobispos de Toledo por cesión de Enrique ll.

Tras la Reconquista cristiana, estas tierras fueron colonizadas por gentes venidas de Galicia. Aparece en un documento de 1350 donde se hace referencia al Monte de Belvís, donde el vecino de Talavera Juan Larduda junto a otros levantan las primeras casas. 

Se mantiene la estructura de la que fue la primera calle del pueblo, la calle de los Codos, con una placa conmemorativa, en cerámica de Talavera de la Reina.

 Pueblo de intensa personalidad, con una recomendable Fiesta del Olivo en marzo, ofrece un recorrido entre casas de notable belleza, muchísimas de ellas con grandes balcones enrejados, algunas tan significativas como la de los Parro o la del doctor Francisco López Paredes, ambas en la calle Real, muy cerca una de la otra.

BELVÍS DE LA JARA (Toledo) - Iglesia de San Andrés Apóstol (4) | San andres  apostol, Andres apostol, ToledoEn esta arteria principal de Belvís encontramos igualmente la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol, construcción de estilo mudéjar (siglo XVI) reparada recientemente, y un paso más allá, al lado mismo del templo, se abre al viajero el conjunto de la plaza de la Constitución. 

iglesia parroquial de San Andrés Apóstol, Belvís de la Jara

Formada por casas de larga trayectoria y amplios balcones, en ella se levanta el Ayuntamiento, edificio porticado del siglo XIX frente al cual vemos una curiosa fuente de tres caños (antaño ocupaba la plaza un precioso pilón de piedra, fechado en 1859, que hoy se conserva en la calle Cervantes, a la entrada del pueblo).

La visita no queda completa sin un vistazo a la pequeña calle Codos, que sale de la misma plaza: de origen medieval (siglo XIV), es el resto más antiguo del trazado urbano. 

Allí, una placa homenajea al primer poblador del caserío, Juan Larduda

. Cerca de allí, también en pleno centro del pueblo, la calle Colón acoge la casa natal del historiador Fernando Jiménez de Gregorio, donde puede verse una construcción típica con su zaguán, patio y troje.

La obra de guarnicionería que tienen sede en Belvis de La Jara, o la cerámica subsisten en el mismo Belvis de La Jara.

continuamos en dirección a 

10. Aldeanueva de Barbarroya

Ayuntamiento Aldeanueva de BarbarroyaAldeanueva de Barbarroya, Toledo

Aldeanueva de Barbarroya se encuentra situada en plena Vía Verde de la Jara, antiguo trazado ferroviario en desuso acondicionado para la práctica del cicloturismo y el senderismo. 

Su paisaje se encuentra condicionado por su situación, comprendida entre los ríos Tajo y Huso por un lado y los Montes de Toledo al otro extremo, dando como resultado un área de fuertes contrastes en el relieve, muy quebrado, en el que destacan un rico bosque mediterráneo y diversos tipos de rapaces, caso de la garganta del Huso de gran valor paisajístico

Ayuntamiento Aldeanueva de BarbarroyaVia Verde la Jara

Es un itinerario accesible y fácil, sin apenas pendientes y alejados del tráfico motorizado, ideales para recorrerlo con personas de movilidad reducida (minusválidos, ancianos, niños...). El casco urbano de la localidad de encuentra a sólo 100 m. de la estación.

Todavía se mantiene la tradición de los bordados de Aldeanueva de Barbarroya (manteles, toallas, colchas). 

y para comer

Cocina La Toledana
Calle Cantarranas 14,
45661 Aldeanueva de Barbarroya España
92570624

y desde aquí enfilamos hacia el punto final de nuestra ruta


      

11. Ciudad de Vascos: La Ciudad Perdida de Al Andalus

Cuando imaginamos el Toledo medieval, solemos pensar en la ciudad de las tres culturas, cristianos, musulmanes y judios conviviendo juntos en un ambiente de comprensión y tolerancia.


Sin embargo, olvidamos con frecuencia que la realidad fue mucho más compleja, y que los grupos étnicos, ascendentes y vínculos familiares, linajes y títulos eran causas principales en las alianzas, las batallas, los asentamientos y las fundaciones de nuevas ciudades.

En un confín remoto de la provincia de Toledo, encontramos las ruinas de la ciudad y alcazaba islámica de Vascos, en el municipio de Navalmoralejo que fue fundada por la tribu bereber de Nafta. 

Estas gentes acompañaron a los árabes de Tarik en el siglo VIII cuando penetraron en la Península y procedían del norte de Marruecos; durante su dominio musulmán, Vascos siempre fue conocida como Nafza, y se convirtió en una ciudad de gran interés estratégico, al controlar uno de los principales vados del río Tajo, y a partir del siglo XI las comunicaciones entre Badajoz y Toledo, reinos de Taifas independientes y a veces enfrenados. 

Su nombre parece ser una degeneración del árabe Basak, nombre que recibía el distrito occidental del reino de Talavera donde se encuentra la ciudad.

 Lo más sorprendente de Vascos es sin duda su castillo-alcazaba y su recinto amurallado, que aprovecha parte de un risco cortado a pico sobre el Tajo para garantizar su inexpugnabilidad

Tras atravesar con el coche kilómetros de soledades en la comarca de la Jara toledana, la visión del conjunto es similar a la de los viajeros occidentales que encontraron Lhasa, en el Tibet.

En los últimos 25 años se han repetido las campañas de excavaciones arqueológicas, lo cual no oculta la necesidad de continuarlas ante la impresión general de los expertos, pues es muy posible que el yacimiento pueda depararnos innumerables sorpresas.

Entre otras cuestiones pendientes, seguimos sin conocer cómo y en qué momento esta ciudad que llegó a albergar 3000 almas, fue abandonada y sepultada en el olvido. Las fuentes documentales de Al-Andalus apenas ofrecen referencia sobre este enclave y sobre su desconocido final. 

Al encontrarse monedas del tiempo de Alfonso VI, se ha supuesto que los cristianos conquistaron la plaza y decidieron no repoblarla; sin embargo, teniendo en cuenta el grado de desarrollo que había adquirido la medina y la reutilización de materiales de un asentamiento visigodo, no dejar de resultar paradójico que no se hubiese intentado una continuidad en su poblamiento.

 Todo esto ha dado lugar a cientos de hipótesis basadas en la imaginación y fantasía de las gentes.

Hoy su acceso es difícil y solitario, a través de una pista irregular de tierra prensada, pero hubo un tiempo en que Vascos contaba con baños de gustos árabes, alfareros, herreros, curtidores, zocos, mezquitas, tiendas…

En la Alcazaba el gobernador recibía a los embajadores de los reinos vecinos, y controlaba la vecina frontera en esas montañas de Gredos, que ya eran dominio de los infieles.

En sus aledaños se han conversado los restos de una pequeña mezquita, probablemente centro de una madrasa o escuela coránica, pues sus pequeñas dimensiones hacen suponer la existencia de otra mucho más grande. 

Las plantas de numerosas viviendas han sido recuperadas, y han arrojado interesantes datos sobre las formas de vida de Vascos, eminentemente rurales con especial dedicación por la ganadería y la artesanía. Al exterior de la medina, fuera del recinto amurallado, se han sacado la luz algunos lienzos de una fundición de metales posiblemente destinada a la fabricación de armas, que constituiría una de sus principales fuentes de riqueza. 

También en el exterior se han identificado dos cementerios, con gran cantidad de túmulos orientados hacia La Meca, que han permitido hacer estimaciones sobre la población que Vascos llegó a albergar. 

A pesar de los trabajos de restauración, enseguida se adueña de nosotros un sentimiento de profundo descubrimiento, más quizás por lo que aún no se puede ver, y que nos anima a caminar por el entorno.

El paisaje que rodea el conjunto es una gran belleza, un bosque mediterráneo de encinas y madroños en el que es frecuente cruzarse con venados y águilas reales; al llegar al Tajo se encrespa en riscos, roquedales airosos y una vegetación de rebollares que en primavera estalla en una amplia paleta de verdes.

Hoy las torres de vigilancia de la alcazaba de Vascos ya no controlan el paso de princesas moras y guerreros procedentes de las montañas, y se conforman con ver el paso de las pochas y grullas que se acercan al río a saciar su sed.


El TSJ anula la expropiación urgente en el yacimiento Ciudad de Vascos
Embarcadero de Ciudad de Vascos




12. y Otras Rutas en las Proximidades


En Ruta por los Montes de Toledo: Del Castillo de Piedras Negras a la Mítica Ciudad de Vascos, Toledo (I)

Castillo de peñas negras | Objetivo Castilla-La Mancha Noticias

Resultado de imagen de Visigodos



Arte y Natura: Una Escapada a la Sierra de San Vicente, Toledo

Ruta de los Castillos Templarios de Toledo


Resultado de imagen de talavera de la reina


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas