lunes, 3 de agosto de 2020

Una Escapada a la Mágica Comarca del Matarraña, Teruel (I): De Alcañiz a Fuentespalda

Lonja de Alcañiz - Wikipedia, la enciclopedia libre
Alcañiz, Teruel


El Salt de la Portellada | Pozas del Matarraña | Piscinas Naturales

Salto de la Portellada, Valderrobles


La Fresneda (Teruel) | La Fresneda es una villa de Teruel en… | Flickr
La Fresneda, Teruel


Escapada 3 días y 2 noches en Fuentespalda (Teruel): Alojamiento ...

Tirolina de Fuentespalda, Teruel

Al noreste de la provincia de Teruel, se encuentra la comarca más esotérica de la geografía hispana: Matarraña.

Su nombre se debe al río que la atraviesa de sur a norte, que, en el antiguo mozárabe, se traduce como “tierra entre obispados” (en clara referencia al obispado de Tortosa y al arzobispado de Zaragoza). 

Con menos de 10.000 habitantes repartidos en un total de 18 municipios (Valderrobres es su centro administrativo y Calaceite el cultural), el Matarraña está a caballo entre el Sistema Ibérico y el Macizo de los Puertos, y es un paraíso de bosques, ríos, cascadas y pueblos que coronan colinas, a la sombra de viejos castillos roqueros.

Teruel existe .... y mola

En medio, profundos valles, manantiales de aguas cristalinas y ermitas de peregrinaje.

El río Matarraña constituye todo un documento cartográfico que confirma cómo el hombre prehistórico fue capaz de representar su entorno.

Hasta ahora se creía que los primeros mapas eran obra de civilizaciones del mundo del Mediterráneo oriental (Egipto, Mesopotamia, Grecia…), pero aquí vemos que unas humildes y desconocidas tribus que vivieron en el Bronce Final en estas tierras aragonesas supieron representar con rigor el trazado rectilíneo de su río sagrado, a escala de la yarda megalítica, para determinar, sobre la roca, los lugares más ricos en caza, los accidentes naturales, los mejores itinerarios para desplazarse, las grutas más seguras y los bosques y tierras de cultivo. Conocimientos, no obstante, que solo estarían al alcance de los sacerdotes.

Es muy probable que hace tres milenios, cuando se produjo aquel gran cambio sociocultural en la historia de la humanidad, el río Matarraña fuera navegable y, entonces, sus aguas, en su trazado de sur a norte, se convirtieran en una magnífica vía de comunicación para que los pueblos del interior alcanzaran el Mediterráneo a través del Ebro, facilitando una conexión intercultural entre los clanes de la Celtiberia Nuclear y los pueblos íberos próximos al Mare Nostrum.

El Matarraña mágico y misterioso,una ruta por las poblaciones más conocidas y los lugares más desconocidos de Teruel.

Pero, sobre todo ello, infinidad de enclaves que recuerdan la fuerza de este territorio como lugar de acogida, lejos de las grandes ciudades. Lugares que invitan al viajero –y no al turista– a ser descubiertos con los cinco sentidos. Todos ellos, alineados y enlazados por diez “líneas-ley”.

Hace ochenta y cinco años, el antropólogo francés Alfred Métraux, estando en la meseta boliviana, y concretamente en el antiguo país de los aimaras, advirtió con el mayor asombro que una red de líneas que partían del templo del Sol, a orillas del lago Titicaca, enlazaban filas de altares elevados en las colinas y otros enclaves sagrados.

Caminos de peregrinación donde residen espíritus nobles, quienes reciben de los romeros simbólicas ofrendas para obtener a cambio salud, suerte y la gracia de un clima bondadoso para todos los miembros de la familia.

Pero también fuentes y manantiales sagrados o modestos montones de piedras que se cubren con exvotos de los peregrinos que allí se postran de rodillas para pedir a las divinidades.

Desde tiempos ancestrales, estas “líneas-ley” forman parte de la cultura inmaterial de la historia de la humanidad.

Precisamente la comarca del Matarraña es la más rica del mundo occidental en estas líneas energéticas. 

Una herencia que, sin duda, debemos a los celtas, que convivieron en este territorio con la otra gran cultura de la España protohistórica: los íberos.

Sin embargo, es a la espiritualidad del pueblo celta y a sus sacerdotes, los druidas, a quienes debemos que se hayan mantenido en el fervor generacional unas tradiciones que podemos reconstruir estudiando estos enclaves de poder, abundantes en la comarca aragonesa.

La comarca aragonesa, bañada por el río que le da nombre, posee la mayor concentración de enclaves sagrados y líneas energéticas de la prehistoria occidental, herencia del pueblo celta

Indice:

  1. Como llegar a Alcañiz, origen de nuestra Ruta 
  2. Algo de Historia 
  3. Flora y Fauna de la Comarca del Matarraña 
  4. Alcañiz 
  5. Comer en Alcañiz 
  6. Valdealgorfa 
  7. Valjunquera 
  8. Las Lineas Ley del Matarraña 
  9. La Fresneda 
  10. Comer en La Fresneda
  11. Salto de Portellada 
  12. Ráfales 
  13. Peñarroya de Tastavins 
  14. Fuentespalda 
  15. Comer en Fuentespalda
1. Como llegar a Alcañiz, origen de nuestra Ruta


      

En lo referente a comunicaciones, la carretera N-232 constituye la principal arteria que cruza este territorio, por lo que su localización en el corredor del Ebro dota a la comarca de una aceptable situación estratégica en el marco del cuadrante peninsular nororiental. La futura autovía Alcañiz - Zaragoza dejará todavía mucho más cerca la capital aragonesa y el acceso a Castellón.

Transporte por ferrocarril

En el territorio encontramos dos estaciones de ferrocarril, situadas en La Puebla de Híjar y Samper de Calanda. Ambas se sitúan en la línea férrea que une Zaragoza con Barcelona vía Caspe, Reus y Tarragona. Asimismo en la Puebla de Híjar se sitúa un apeadero de carga y descarga de mercancías.

Información de horarios y servicios en: www.renfe.es

Transporte en autobús

Desde el año 2009, la Compañía de Autobuses HIFE es la encargada de comunicar mediante líneas regulares las Comarcas del Bajo Martín y Andorra Sierra de Arcos tanto con Alcañiz como con Teruel, Zaragoza y Barcelona.

Información de líneas y horarios en: www.hife.es Teléfono (24 h.) 902 119 814




2. Algo de Historia

Por la cercanía al Mediterráneo, durante la transición de la Prehistoria a la Edad Antigua la comarca vivió uno de sus periodos culturales más intensos en relación a otras zonas de Aragón y peninsulares.

Se conoce una larga lista de asentamientos que confirman una densa población, especialmente en época ibérica. Tradicionalmente esta época se divide en tres fases: Ibérico Antiguo (siglos VI-V), Ibérico pleno (siglos IV-III) e Ibérico tardío (siglos II-I a.C.), momento en que ha comenzado la romanización .

En el S. VIII a.C., en plena Edad del Hierro , ya se detectan las primeras influencias provenientes del Mediterráneo Oriental en algunos asentamientos del área de los ríos Algars y Matarraña. Un siglo más tarde encontramos ya en estos lugares objetos comunes importados de los fenicios , siendo sustituidos posteriormente por los de los griegos .

De esta época son destacables los numerosos campos de urnas de origen hallstático, en las cuales se han conservado algunos ajuares funerarios. 

El ajuar más conocido es el hallado en un túmulo en 1903 de Les Umbríes de Calaceite, donde apareció el famoso thymaterion formado por dos soportes circulares unidos por una columna, y un caballito en bronce macizo, además de una coraza de bronce decorada con círculos, y dos espadas, todo ello ajuar funerario de guerrero fechado hacia el siglo VI-V a.C.

Algunas de las novedades que llegarán en el periodo ibérico pleno a través de la costa mediterránea son el alfabeto o el uso de monedas. En el Matarraña hay en este momento un gran número de núcleos de población interrelacionadas jerárquicamente. Destacan el de San Antonio de Calaceite , ocupado entre los siglos V y II a.C. 

En el mismo término encontramos el Tossal Redó ; en Mazaleón el Piuró del Barranc Fondo ; en Cretas, Els Castellans ; en Valderrobres, Torre Gachero... El pueblo al que pertenecían todos estos establecimientos era el de los ilergavones , citado por Plinio y Ptolomeo, quienes los localizan entre las gentes sedetanas y los cesetanos.

Todo el territorio estuvo sometido a finales del siglo III a.C. al paso y hostilidades de púnicos y romanos en la II guerra púnica . 

El vado por el Ebro, junto a Dertosa (Tortosa), fue un lugar de tráfico constante, y en la lucha por la propiedad de dicho territorio las poblaciones indígenas debieron de verse implicadas muy a su pesar. Sufrieron así destrucciones y abandonos forzosos de sus hogares, debido a su situación fronteriza respecto del Ebro. 

Los poblados mencionados antes sufren ahora su abandono por destrucción. En este momento se iniciará la romanización en la comarca, que no dejará grandes restos comparados con los conservados de época ibera.

Ya en la Edad Media, de época andalusí encontramos topónimos como Calaceite o Beceite, que aluden a la presencia de los Ibn Zayd. Sin embargo esta cultura no nos ha dejado en la zona restos arqueológicos destacables.

La conquista aragonesa se produce tras el abandono de los almorávides  de la zona, en las décadas centrales del siglo XII, bajo los reinados de Ramón Berenguer IV  y Alfonso II . En los años posteriores es destacable la ausencia de población mudéjar , lo cual nos habla de la despoblación a la que fue sometida la comarca con el cambio de administración. 

Para la atracción de nuevos habitantes cristianos a la comarca se otorgaron distintas cartas de población  y, como en las comarcas vecinas del Maestrazgo y el Bajo Aragón, el dominio de las tierras fue cedido a las Órdenes Militares  y a las instituciones eclesiásticas.

La Orden de Calatrava, instalada en Alcañiz, también poseía un vasto territorio que incluía casi todas las poblaciones de la actual Comarca, excepto Valderrobres con Fuentespalda, Beceite y Mezquín (despoblado en el siglo XIII), que fue entregado en 1175 al obispo de Zaragoza (arzobispo desde 1318).

El primer censo que disponemos para la zona es el fogaje de 1495, del que se extrae que los diecisiete núcleos de la zona reunían un total de 1.229 fuegos , es decir, una población entre 5.500 y 6.000 habitantes. Una cifra muy baja, sobre todo comparada con la cifra estimada para la población en la zona anterior a la crisis de siglo XIV, que la debía duplicar.

Una consecuencia del descenso de población del siglo XIV es que ya no se demanda tanto grano para la población, así que se introducen nuevos cultivos como es el del olivo , conformando así el paisaje agrario que tenemos en la actualidad. 

Otro cultivo introducido en esta época es el del azafrán  destinado a la elaboración de tintes amarillos para su exportación hacia el Norte de Europa. De las riquezas derivadas de la comercialización de estos productos surgirán unas obras arquitectónicas que usan como lenguaje arquitectónico el Gótico. Seguramente el ejemplo más destacado es el del conjunto del castillo e iglesia de Valderrobres.

La Comarca sufrió con especial virulencia las consecuencias de las distintas guerras que se produjeron en la Edad Moderna: Guerra de Cataluña  y Guerra de Sucesión ; y de igual manera, las que se produjeron en el siglo XIX: la guerra de la Independencia  y sobre todo las guerras carlistas . Relacionado con esta última contienda destacó el reducto de los Puertos de Beceite, que sirvió de refugio de los partidarios carlistas.

La técnica militar de estas partidas era la de una guerra de guerrillas, contando en ocasiones con el apoyo de los habitantes de las localidades de la comarca. En rápidas acciones asaltaban los pueblos de alrededor para conseguir alimentos con los que abastecerse y emprendían la rápida retirada hacia los puertos, en donde habían construido diversos fuertes para la defensa ante el ejército liberal.

Tras la intervención del ejército gubernamental en 1836, los puertos de Beceite fueron desalojados de las partidas carlistas. Sin embargo, gracias a la dirección de Cabrera regresaron en 1838 y no fueron desocupados hasta que la guerra no llegó a su fin en 1840.

Ya en el siglo XX, las alteraciones sufridas en la zona fueron de carácter anarquista y libertario. En la Guerra Civil , el Matarraña, como en las otras comarcas, sufrió diversos episodios de violencia irracional y se pusieron en práctica las colectivizaciones . Con la ocupación del territorio por el ejército de Franco las colectividades de la comarca del Matarraña fueron abolidas. Posteriormente llegaría la posguerra, que iba a acelerar el éxodo rural que se dio en la segunda mitad del siglo XX.

En los siglos VII-VI a.C. se desarrolla la época ibérica, constituye uno de los momentos de mayor esplendor en el territorio del Matarraña. 

Son numerosos los poblados establecidos a partir del siglo V a. C., como Los Castellanos, entre Cretas y Calaceite, El Piuró del Barranc Fondo de Mazaleón, Tossal Redó en Calaceite, etc. 

En este aspecto, el poblado de San Antonio de Calaceite jugó un papel predominante en la zona, hasta que fueron abandonados con la llegada de los romanos en el 218 a. C.

La organización actual del territorio del Matarraña tiene origen a finales del siglo XII, en tiempo de la reconquista cristiana, no se hizo definitiva hasta el reinado de Alfonso II, quien en 1179 donó buen parte del territorio a la Orden Militar de Calatrava, mientras que la Peña de Aznar Lagaya (con Fuentespalda, Valderrobres, Mazaleón, Torre del Compte y Beceite) se quedaba en manos del arzobispado de Zaragoza, promotores del Castillo e Iglesia de Valderrobres.

Durante la Edad Moderna, el aumento del poder municipal se plasma en la construcción de casas consistoriales tomando el lenguaje renacentista. En este periodo se asiste a una especialización en la producción del aceite, con un importante número de prensas donde se realizaba la molienda en campañas que duraban 8 o 9 meses. 

Y también se tuvo que hacer frente a los devastadores efectos de la guerra al verse esta zona involucrada en la Revuelta catalana de 1640 y la Guerra de Sucesión de 1705. Ya en el siglo XIX, con las guerras carlistas, los Puertos de Beceite se consolidaron como un foco de resistencia durante el Trienio Liberal.

El inicio de la Guerra Civil en 1936 y la llegada de milicianos trajo a estas tierras la implantación de numerosas colectividades anarquistas, experiencia que finalmente fracasó. En 1938 la zona es tomada por las tropas franquistas.

3. Flora y Fauna de la Comarca del Matarraña


Phototrekking “Buitres y estrellas en Matarraña”: Crónica y fotos ...

La zona destaca no sólo por la importante población de cabra montés que mantiene, sino por la riqueza en aves rapaces.

Puertos de Beceite:los dominios de la cabra montés | Trotacamino
Cabra Montés en los Puertos de Beceite

 La aguila perdicera, junto con el águila real y el halcón peregrino comparten habitat con otras rapaces nocturnas como el buho real o con carroñeras como el alimoche y el buitre leonado. 

La fauna piscícola es otra de las joyas de la zona, donde además de las truchas existen especies de gran valor como la madrilla o la bermejuela, el barbo de Graells y el pez fraile. No puede olvidarse la presencia en estas agua de la nutria.

Las pasarelas del río Matarranya hasta els Estrets del Parrissal
Pasarelas del rio Matarrañas, Teruel

Los puertos de Beceite se caracterizan por una vegetación diversa con importantes masas forestales de pino silvestre y de pino negral, además de encinas, robles, avellanos y otras especies como arces y acebos. 

En el sotobosque destaca el bog y el enebro común. 

Río Matarraña: mapa, nacimiento y todo lo que desconoce
Rio Matarraña, Teruel

A lo largo de la pista se suceden los huertos y terrenos de cultivo abancalados con olivos y almendros. En el Parrizal, el roquedo domina el paisaje junto con las masas de pinos.



y éste es el Croquis de nuestra Ruta Completa

    

Pero como es de un extraordinaria densidad en cuanto a contenido, vamos a dividirla en dos Tramos:

El Primer Tramo va desde Alcañiz a Fuentespalda

      

4. Comenzamos en Alcañiz

capital del Bajo Aragón. Situada en el meandro que traza el río Guadalope para “abrazar” al cerro de Pui-Pinos. Su topónimo, de origen árabe, alude al cañizo o la caña, presente en su escudo.

La Ciudad de Alcañiz
Alcañiz, Teruel

A su nombre acompañan los títulos de “ciudad”, “leal”, “muy leal” y “heroica” por la valentía de Alcañiz en diferentes contiendas.

VISITAS GUIADAS PINTURAS RUPESTRES ALCAÑIZ – Turismo AlcañizSon numerosas las huellas que del pasado de Alcañiz todavía se conservan y nos hablan de su historia y pobladores. Testimonio de los primeros asentamientos son las pinturas rupestres de Val del Charco del Agua Amarga, declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

pinturas rupestres de Val del Charco del Agua Amarga

Asimismo se han localizado los poblados íberos de El Palao, el Taratrato y la necrópolis de El Cascarujo, todos ellos pertenecientes a la “Ruta de los Íberos”, cuya exposición permanente se sitúa en el Molino Mayor de Alcañiz, a falta de concluir el futuro Centro de Visitantes.

      

El origen de la villa que hoy conocemos se remonta a la Edad Media.

Tras la reconquista del territorio por los reyes cristianos, Ramón Berenguer IV otorga carta puebla en 1157 a Alcañiz. En 1179 Alfonso II dona a la Orden de Calatrava un amplio territorio de la región.

El Castillo de los Calatravos, en Alcañiz | Sobre España
Castillo Calatravo, Alcañiz

Los ejemplos que nos trasladan a este periodo son el castillo calatravo, situado en el cerro que presidía la villa , la gran torre-campanario de la iglesia de Santa María la Mayor ( SXIV) o la majestuosa lonja del siglo XV.

Pasadizos de Alcañiz
Asimismo, todavía se conserva el conjunto formado por los pasadizos subterráneos medievales, la bodega y la nevera, incluida en la ruta de las Bóvedas del Frío, visitables desde la oficina de turismo, así como el Molino Mayor.

Pasadizos subterráneos medievales, Alcañiz

En el Renacimiento, un importante círculo de humanistas surge en Alcañiz. Se construyen la espléndida casa consistorial, en ángulo con la lonja gótica en la plaza Mayor, o la iglesia de Santo Domingo, hoy reconvertida en el espacio DE HISTORIA ATRIVM.

También se levantan numerosos palacetes como la Casa Maynar, sede de la comarca, o la Casa Ardid, que alberga en la actualidad la biblioteca y el archivo.

El estilo barroco irrumpe en Alcañiz, dejando su visible huella en numerosos ejemplos de arquitectura religiosa.

Entre ellos sobresalen la iglesia de Santa María la Mayor o la ermita de la Virgen de Pueyos. 

Además de las iglesias del Carmen, San Francisco o Escolapios.

Bajo esta corriente se construye, en la parte sur del castillo, el Palacio de Comendadores, hoy Parador de Turismo.

IMG_20170504_113618_large.jpg: fotografía de Ex colegiata de Santa ... Iglesia de Santa María la Mayor, Alcañiz

Con el siglo XVIII se inicia un extenso periodo de industrialización. Surgen molinos, hornos, fábricas… y urbanísticamente la ciudad se satura.

El periodo de la Restauración y el paso al siglo XX nos dejan muestras del florecimiento de estos años: las bellas casas modernistas del Paseo Andrade y la casa Taboada, el teatro, el mercado o la popular fuente de los 72 caños del parque de la Glorieta. A su vez, el ferrocarril llega a Alcañiz, lo que supone la expansión industrial al otro lado del río.

El siglo XX ve crecer la ciudad, interrumpido únicamente por la guerra civil, desarrollo que culmina en los años 50, con el surgimiento de los pueblos de colonización de Valmuel y Puigmoreno. Hoy, Alcañiz es una ciudad viva, en la que el esplendor de su recuperado casco histórico, convive en perfecta armonía con la ciudad moderna, creada a su alrededor.

Perteneciente a la Ruta del Tambor y el Bombo, la Semana Santa de Alcañiz es una parada ineludible, al igual que su mercado medieval o “El vencimiento del dragón”, que se lleva a cabo el 23 de abril, festividad de San Jorge, patrón de Aragón.

Que ver en Alcañiz

El cerro de Pui Pinos y el río Guadalope acogen a la ciudad desde hace siglos y son perfectos testigos de su devenir y su historia.

Plaza de España, Alcañiz | Alcañiz (Teruel), Plaza de España… | Flickr
Plaza España de Alcañiz

Comenzamos la visita desde la Plaza de España, centro neurálgico de la ciudad y lugar en el que se encuentran tres de los monumentos más destacados: la preciosa Lonja gótica del siglo XV, la elegante Casa Consistorial renacentista del siglo XVI y la impresionante excolegiata de Santa María la Mayor. Bajo la plaza mayor se halla la intrincada red de pasadizos subterráneos a los que se accede desde la oficina de turismo. 

Además, dentro de ellos también están la bodega y la nevera, lugar en el que se almacenaba la nieve durante el invierno para ser utilizada después durante todo el año con diferentes usos.

En lo alto del Cerro de Pui Pinos se ubica el castillo de la Orden de Calatrava, construido por lo monjes guerreros de la Orden desde 1179. En su interior, además de maravillosos ejemplos de arquitectura románica y gótica, podremos contemplar algunas de las mejores muestras de pintura mural gótica, tanto de temática religiosa como civil, únicas en Aragón.

El casco antiguo de la localidad es uno de los que mejor conservan su estructura original de calles y manzanas en forma de cuadrícula, y es perfecto para viajar en el tiempo y trasladarse hasta la edad media. 

Las siete puertas de la villa medieval de Alcañiz | Historias del ...
Las Siete Puertas de la Ciudad Medieval de Alcañiz

Los barrios de Almudines y de Santiago son dos buenos ejemplos de barrios medievales construidos en el S.XIV durante el aumento de población de la ciudad, aprovechando los campos existentes en esa zona de la ciudad.

Además, en el extremo de una de esas calles, concretamente la de Santo Domingo, se ha acondicionado recientemente uno de los múltiples refugios antiaéreos que tuvo la población durante la Guerra Civil, donde podemos revivir por unos minutos esa página reciente de nuestra historia.

alcañiz - rio guadalope y castillo calatravos - - Comprar Postales ...Otro de los atractivos de la ciudad es la ribera del rio Guadalope

Un lugar especial para pasear sin prisas, que seguro no dejará indiferentes a los amantes del silencio, la naturaleza y el turismo rural en estado puro. 

Esta zona se halla salpicada de elementos de patrimonio de enorme interés como la Fuente de los 72 caños en el parque de la Glorieta, el antiguo Molino Harinero del siglo XIII que además es sede del Centro Íberos del Bajo Aragón, un antiguo Fortín Carlista o los Lavaderos y Fuente de Santa María.

Alcañiz cuenta además con una interesante oferta de ocio cultural cargada de actividades a lo largo de todo el año: exposiciones de arte, ciclos de teatro, conciertos, cursos, etc…

Pero si por algo es conocida la ciudad de Alcañiz a nivel nacional e internacional es por su Semana Santa, declarada de “Interés Turístico Internacional”. 

La Fuente de los 72 Caños de Alcañiz, restaurada

Fuente de los 72 caños Alcañiz

Desde hace décadas, Alcañiz rezuma pasión por la velocidad y por el motor. 

Fruto de esa pasión fue el viejo circuito urbano de Guadalope, germen de uno de los proyectos más importantes de Teruel y de la Comunidad: Motorland Aragón, un complejo deportivo, tecnológico y de ocio en el que se celebran pruebas de gran renombre internacional como el Campeonato del mundo de Moto GP, el mundial de Superbikes o las World Series by Renault. Un circuito en la élite mundial ubicado a tan solo 5 km de Alcañiz.

Alcañiz también es gastronomía. 

En ella destacan las tortas de pimiento, la fritada de verduras, o su repostería con tentadores dulces como las tortas de alma o los almendrados. 

Además, no podemos olvidar las denominaciones de origen del Melocotón del Calanda, el Aceite de Oliva del Bajo Aragón y el Jamón de Teruel.

Si después de este paseo urbano os apetece disfrutar de la naturaleza, varios paseos de corto recorrido parten de la localidad y ascienden hasta algunos de los miradores situados en las proximidades. 

Además, el complejo de La Estanca, situada a tan solo 5 km. y a escasos metros de Motorland Aragón, nos permitirá pasear pos sus inmediaciones. Y si decides venir en verano podrás darte un paseo en kayak o disfrutar de un velero en su impresionante lago.



5. y para comer en Alcañiz


Gastrobar Micelios
Calle de Nicolas Sancho Padre 3 Situado en una terraza, 1ª planta,
44600 Alcañiz España
+34 978 83 38 31

La Chesita
Calle Alejandre 21, 
44600 Alcañiz España
+34 618 97 70 50

Meseguer
Avenida Maestrazgo 9, 
44600 Alcañiz España
+34 978 83 10 02

y algo mas económicos:

Restaurante El Trillero
Plaza Santo Domingo 1,
44600 Alcañiz España
+34 978 83 10 26

Bar Las Eras
Avenida Zaragoza 75, 
44600 Alcañiz España
+34 978 83 22 36

y desde aquí iniciamos nuestra ruta por el Matarraña, nos encaminamos hacia

6. Valdealgorfa

Existen varias teorías sobre la procedencia del topónimo de Valdealgorfa. Se ha relacionado con el término árabe “al-gurfa”, que significa granero, y aludiría a su abundancia en una val. Otras fuentes sitúan el topónimo en época ibera o prerromana, cuyo significado sería la “Val de la Fuente”.

Valdealgorfa 41.00: Una nueva iglesia para Valdealgorfa
Valdealgorfa,Teruel

Los testimonios más antiguos de la zona se hallan en las pinturas de Val del Charco del Agua Amarga, emplazamiento perteneciente a Alcañiz pero tradicionalmente muy vinculado con los valdealgorfanos. Asimismo, se han descubierto interesantes yacimientos de época ibera, como el del Cabezo del Ariño, en la partida de Las Talayas.

En el siglo XII, tras la reconquista cristiana, Alfonso II dona estos territorios a la Orden de Calatrava. Valdealgorfa pertenecía al distrito o Alfoz de Alcañiz, pero aunque respondía ante la encomienda alcañizana, la organización municipal residía en la Cofradía de San Martín y Santa María Magdalena, que luchó por la autonomía de la localidad. Ésta se alcanzó en 1624, siendo ratificada por Felipe IV a través de una Concordia, en 1629.

Un paseo por las calles de Valdealgorfa pronto nos demuestra la riqueza de su patrimonio arquitectónico. En su momento fue una población cerrada por diversos portales. Hoy en día aun podemos ver el llamado de Alcañiz y el de San Roque, con capilla dedicada al santo en la zona superior.

La torre de la iglesia parroquial, recientemente restaurada, es la imagen mas emblemática del edificio de la iglesia parroquial dedicada a la Natividad de Nuestra Señora, construida en 1703 en mampostería y cantería, siguiendo el estilo barroco. Consta de tres naves cubiertas con bóveda de cañón con lunetos y arista respectivamente, fachada tipo retablo flanqueada por columnas salomónicas y gran torre mixta de ecos mudéjares, realizada en ladrillo.

Hotel Palacio Baron De Andilla, Valdealgorfa – Precios ...
Muy cerca de esta última se encuentra la Casa Consistorial, cuyo edificio fue resultado de la reedificación, en 1601, de la antigua casa de la Cofradía de San Martín y Santa María Magdalena. Realizada en piedra sillar y mampostería, consta de tres alturas, entrada en arco adovelado y galería de arquillos en la zona superior, bajo volado alero de factura moderna fiel a la original.

Palacio del Barón de Andilla

Si continuamos recorriendo la villa, caminaremos entre nobles palacios renacentistas de portales adovelados en sillería, así como la casa del célebre botánico Pardo Sastrón o la Casa de Mora.

 Pero entre todos ellos sobresale el Palacio del Barón de Andilla, situado en la popular plaza del Mercado. 

Construido a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, sigue las características de los palacios renacentistas aragoneses con la típica galería superior de arquillos rebajados sobre columnas, bajo gran alero de madera.

Ermita Santa Bárbara VALDEALGORFA - YouTube
Ermita de Santa Bárbara,Valdeagorda

Finalmente, entre su patrimonio etnográfico destaca el antiguo molino aceitero, la restaurada tejería, la torre del Palomar y todas las obras relacionadas con el aprovechamiento del agua : el pozo de la Cadena, la Balsa de los Balcones, la balsa del Collao, o la antigua nevera perteneciente a la ruta comarcal de las Bóvedas del Frío.

La nevera que destaca por su peculiar suelo horadado por los canales de desagüe tallados en la base de la piedra. La iluminación creada para esta nevera destaca estos canales con una luz fría, y las paredes de mampostería se bañan de azul, creando el efecto de frío que acompañará la ruta de las Bóvedas del Frío.

 Una locución teatralizada nos explica los sistemas de explotación de la nevera en el siglo XVII, y nos adentra en su funcionamiento.

Valdealgorfa
Nevera de Alcañiz

Por ultimo, desde la antigua estación de ferrocarril, parte la vía Verde de Val de Zafán, cuyo trazado llega hasta Tortosa tras atravesar los paisajes de las comarcas vecinas de Matarraña y Terra Alta. 

Muy cerca de esta estacion se encuentra el llamado Tunel del Equinoccio

El 'túnel del equinoccio' en Teruel que se ilumina con la llegada ...
Tunel del Equinoccio, Valdealgorfa

que recibe este nombre por que el sol, dos veces al año, y coincidiendo con los equinoccios, atraviesa de punta a punta sus más de dos kilómetros de recorrido.

Salimos de Valdealgorfa en dirección a la Fresneda tomando la carretera A 231 y nos encaminamos hacia 

7. Valjunquera

Valjunquera - Wikipedia, la enciclopedia libre
Valjunquera, Teruel

Importante localidad en cuanto a arqueología se refiere, ya que en su término municipal se halla el poblado de Mirablanc, datado en la primera Edad de Hierro.

Ermita de Santa Bárbara Valjunquera | El alma esta permanent… | Flickr Se comenzó a excavar a principios de siglo, descubriéndose características de otros poblados de la zona; situación para una defensa favorable y casas de planta regular, siguiendo el esquema indoeuropeo.

Ermita de Santa Bárbara, Valjunquera

Se reconocieron restos de vasos de pasta y factura tosca.

El núcleo urbano se concentra entre las plazas Mayor e Inauguración, muy bien cuidadas, con zonas de jardín. El edificio del ayuntamiento es del siglo XVI y su Iglesia es del siglo XVIII. 

Cabe destacar también la ermita de la Piedad, del siglo XVIII y la ermita de Santa Bárbara del siglo XVII.

La “línea-ley” número X, que enlaza La Fresneda con Valjunquera y se prolonga hacia Valdealgorfa (Bajo Aragón), ofrece al viajero uno de los enclaves más sorprendentes.

       

¿ Porqué todas las ermitas situadas sobre la Linea Ley están encomendadas a Santa Bárbara?

8. ¿ Y Que son las Lineas Ley ?

Las Líneas Ley fueron estudiadas por primera vez por Nicola Tesla.

Líneas de energía - Líneas ley | Informe Insólito
Son conocidas desde tiempos prehistóricos como: las Sendas del Dragón, líneas de luz, líneas de energía, líneas espirituales (entre otros nombres) y vendrían a ser unas alineaciones de energía en el campo magnético terrestre que se localizan en vórtices magnéticos en la mayoría de los lugares sagrados del mundo, como los círculos de piedras o monumentos megalíticos, iglesias, cementerios, que habrían sido construidas con algún propósito desconocido por pueblos prehistóricos,3 y modificadas por el tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción.

Resulta curioso comprobar que algunos lugares sacros como iglesias, o monumentos importantes, se encuentran unidos por una perfecta línea recta. Es una especie de red telúrica invisible. Donde estas líneas de energía se cruzan, en el lugar exacto, siempre hay un monumento megalítico, una ermita, una catedral o cualquier otro lugar sagrado. 

Es más, la mayor parte de las veces y no digo todas porque no poseo es información, estos lugares se hallan al mismo tiempo alineados exactamente con constelaciones, como si el dibujo de estas líneas telúricas terrestres fueran el reflejo de líneas estelares que une astros que fueron agrupados en constelaciones en la antigüedad. Puede ser casualidad, pero a mí me recuerda la famosa frase hermética : “lo que es arriba es como lo que es abajo”.

Por cierto, muchos de los monumentos antiguos se hallan alineados con la constelación de Orión. ¿Qué tendría esta constelación de especial para los pueblos antiguos?

La leyenda de estas Líneas de Poder, empezaría en la Gran Bretaña; el folclore druídico llamaba a la energía de la tierra wyvern Los Druidas creían que esta energía se deslizaba como una serpiente a través del suelo como las corrientes telúricas. Quienes estudian la religión druídica creen que estas líneas telúricas son vías espirituales que recubren todo el planeta.

Creían también que estas energías nacían del tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción, al igual que de los magmas subterráneos del planeta. Así pues en la creencia druida; estas energías serían la manifestación misma de la vida sobre la tierra y el origen de su fertilidad.



Se trata del Santuario de Santa Bárbara, en Valjunquera, donde el hombre de la Edad del Bronce (hace 3.000 años) demostró sus conocimientos de la cartografía y, a escala milimétrica, supo reproducir sobre la superficie desnuda de un bloque de roca calcárea el trazado fluvial del Matarraña, el río más sagrado para los pueblos y gentes de la Antigüedad en esta comarca.



Cartografía espiritual de España.

Su trazado es señalado con todo lujo de detalles, en sus curvas y meandros y en su curso sur-norte.

Este sensacional descubrimiento se lo debemos a Miguel Giribets, investigador que, desde hace tiempo, viene estudiando los enclaves sagrados de esta comarca: “Hay muy pocos mapas prehistóricos en España, se conoce alguno en Asturias, pero la referencia tan exacta que nos ofrece este grabado rupestre sobre el trazado del río Matarraña convierte a este de Valjunquera en uno de los más valiosos del mundo”. 

En este exhaustivo trabajo podemos apreciar cómo el hombre prehistórico fue capaz de representar su entorno.

El grabado de Valjunquera se encuentra a pocos metros de la ermita de Santa Bárbara, dominando una colina sagrada para los pueblos de la Antigüedad, como lo confirma la extraordinaria riqueza de cazoletas, grabados alusivos a constelaciones astrales, representaciones divinas y construcciones megalíticas.

Riquezas que hoy, poco a poco, están siendo visitadas por viajeros, historiadores, arqueólogos e investigadores de todo el mundo, motivados por el conocimiento de la historia oculta.

Es una zona apartada, olvidada, conocida en nuestros días por el camping La Fresneda, un establecimiento acurrucado sobre la ladera meridional de una colina sagrada donde brota un manantial: la Font del Pi.

Dentro de este territorio, el viajero puede encontrar un estanque prehistórico, un molino de harina prerromano, infinidad de cazoletas, barracas de agricultor y la reproducción a escala de la yarda megalítica del río Matarraña, similar al grabado de Valjunquera, aunque mejor conservado.

También aquí, la representación del río fue creada por los pueblos más cultos de la Edad del Bronce, quienes utilizaron la mencionada yarda megalítica: una medida de longitud, ideada por Alexander Thom, equivalente a 82,9 centímetros, con la que se llevaron a cabo las grandes construcciones de los tiempos megalíticos en las islas británicas (Stonehenge), en Bretaña (Carnac) o en la península ibérica.

Tanto este grabado de la roca de Val del Pi como el del santuario de Santa Bárbara tienen de longitud exactamente 165,80 centímetros. O lo que es lo mismo, dos yardas megalíticas.

 Un cosmos natural que gira alrededor del río, la fuente de vida, donde no faltan ni los diferentes afluentes que lo alimentan a lo largo de su curso desde los Puertos de Beceite, hasta entregar sus frescas y transparentes aguas al padre Ebro.

Junto a su nacimiento, en la zona llamada El Parrisal, unas pinturas rupestres de esa época confirman que el río brota junto a un enclave sagrado para los pueblos de la Antigüedad.

9. Y en la Fresneda 

La Fresneda (Teruel), sabor rural. | Viajar por españa, Lugares de ...
 La Fresneda, Teruel

La Fresneda es muy conocida por su precioso conjunto monumental sigue el patrón de los pueblos anteriores en los que destaca sus empinadas calles rodeadas de casas medievales que ascienden hasta llegar a lo más alto donde se encuentra la Iglesia de Santa María la Mayor datada en el siglo XVII.

La Fresneda 2013 - YouTubeEs de destacar su casco antiguo, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico y del cual destaca su Calle Mayor, el Palacio de la Encomienda, el Ayuntamiento o los arcos de debajo de las casas que forman rincones verdaderamente bonitos.

La Fresneda, Teruel

Muy cerca de la iglesia encontraremos los restos de su antiguo castillo y unas vistas inmejorables de la zona.

Situado sobre una colina próxima al gran macizo rocoso sobre el que se alzaba el castillo calatravo se halla la ermita de Santa Bárbara y cerca de ella el observatorio paleoastronómico lunar de la edad del bronce. 

Y es que desde épocas ancestrales el ser humano ha puesto sus ojos en el cielo y en el devenir de los astros. 

El devenir de éstos marcaba el ciclo de la vida, de las personas, de los animales y hasta de las cosechas.

El observatorio paleoastronómico de La Fresneda fue construido por el hombre en un intento por tratar de acceder al conocimiento sumo de los astros, los cuales eran y siguen siendo los verdaderos directores del ciclo de la vida. 

Unos huecos tallados en la roca con distintas formas, en los que se situarían los hitos que servirían de referencia para observar el movimiento de los astros así lo atestiguan. 

Al lado hay una pequeña piscina o aljibe excavada en roca y en lo alto, una piedra donde el observador se situaría para estudiar y contemplar las evoluciones de los cuerpos celestes. 

No cabe duda de que se trata, a primera vista, de un lugar mágico e inquietante.

Críticas hacia la “catalanización” de un pueblo de Teruel
La Fresneda, Teruel

Descendemos del promontorio no sin antes visitar la derruida ermita de Santa Bárbara de estilo barroco, construida a mediados del XVIII para proseguir nuestro viaje hasta la población de Valderrobres.




10. y para comer en La Fresneda

Restaurante Matarrana
Plaza Nueva 5,
44596 La Fresneda España
+34 978 85 45 03

La Grancha Restaurant
Calle Arrabal 43, 
44596 La Fresneda España
+34 978 85 48 03

Bar La plaza
Plaza Mayor, 10 Centro Historico,
44596 La Fresneda España
+34 978 85 49 47

11. Salto de Portellada

Un lugar único y de incalculable belleza es el Salto de Portellada.

Se trata de una espectacular cascada de unos 20 metros de alto que cae por el cauce del río Tastavis, que es un afluente del río Matarraña.

El Salto de la Portellada en el río Tastavins
Salto de Portellada

Tiempo 31 minutos
Coordenadas 469
Fecha de subida 7 de julio de 2018
Fecha de realización julio 2018

cerca de La Portellada, Aragón (España)

Quien ha estado en Matarraña sabe todo lo que puede ofrecer su territorio: pueblos medievales, actividades, naturaleza, gastronomía, historia…son miles las personas que hablan maravillas de éste rincón del planeta, y que explica sus visitas y las rutas que se esconden entre montañas y ríos.

 Tanto a pie, como en coche o en caballo, hay muchas rutas por descubrir. Nosotros hoy queremos darte a conocer la ruta del Salt de La Portellada, en la que se esconde una cascada espectacular de más de 20 metros.

Hasta el Salto puede accederse en coche, pero dependfe del estado del camino. Si la haces andando puedes tardar hora y media entre ir y volver: no es tanto, y ¡caminar es bueno para el organismo!

Se parte de La Portellada y debes dirigirte hacia El Portillo, un collado por el que se entra en la cuenca del Tastavins. Desde allí existe la opción de ascender hasta la cima de Sant Pere Mártir.

Allí hay ¡estupendas vistas!. Además, arriba puedes encontrar el curioso vértice geodésico, dentro del cual se ubica la imagen del santo.

Pero si tu objetivo era llegar hasta el Salt de la Portellada, toma la carretera que va de Valderrobres a La Fresneda . 

Entonces encontrarás una cruce a la derecha: toma la carretera y síguela durante 1.500 metros y ya podrás acceder a la parte superior del espectacular salto de 20 metro, donde la erosión fluvial ha moldeado el estrato creando curiosas formas.

 ¡Atención! Cruzar el cauce del Tastavins puede implicar mojarnos los pies, pero eso lo convertirá en una experiencia única e inolvidable, porque significará que la cascada está con abundante agua.

Si tienes la suerte de realizar ésta excursión, explora la naturaleza del entorno: diversas aves que anidan en los escarpes como, golondrinas y abejarucos, así como otras ligadas al medio acuático: lavanderas y andarríos. 



Una fauna y flora ¡increíble!

12. Ráfales

Rafales | Conjunto Histórico artístico en el Matarraña - Teruel.
Ráfales, Teruel

Por último, otro de los pueblos de visita obligada es Ráfales, un pueblo que goza de historia, un gran patrimonio cultural y un paraje natural de gran belleza.

Ráfales (Teruel) | Arte en vivo, España, Paisajes
Ráfales, Teruel

En Ráfales nos vamos a encontrar una estructura medieval muy bien conservada, casas de piedra señoriales, arcos y porches. Entre sus monumentos debemos señalar su plaza mayor, el ayuntamiento que alberga una antigua cárcel, su castillo o el Portal de San Roque.

Ráfales, Teruel

y para comer en Ráfales

Restaurante La Alqueria
Plaza Mayor, 9,
44589 Ráfales España
+34 978 85 64 05


y desde Ráfales nos dirigimos hacia


13. Peñarroya de Tastavins

Oficina de turismo Peñarroya de Tastavins - Calidad Rural en Aragón
Se asienta en la cabecera del río Tastavins, afluente del río Matarraña/Matarranya, y que junto a él vertebran su territorio. 

Una de sus señas de identidad son las Rocas del Masmut, que junto al río dan nombre a esta población.

e accede a esta comarca turolense por la carretera de Alcañiz. Catorce kilómetros después de superar la capital del Bajo Aragón, ésta se divide en dos, hacia Tortosa y Vinaroz. Por ésta última se toma dirección al sur de la comarca del Matarraña/Matarranya. 



Cerca de la frontera con la Comunidad Valenciana se llega a Monroyo/Mont-roig, desde donde parte la carretera que tras siete kilómetros conducirá a Peñarroya de Tastavins/Pena-Roja de Tastavins. 

Desde lo lejos se puede apreciar una bella estampa de la localidad compuesta por casas abigarradas en la ladera que se descuelga desde el antiguo castillo, con la esbelta torre de la iglesia en un costado. 

Puerta de entrada del Santuario Virgen de la Fuente. Peñar… | FlickrSu carta de presentación es el Santuario de la Virgen de la Fuente, situado junto al río Tastavins.

Santuario, puerta de entrada

El complejo alberga una hospedería y está formado por varios edificios, siendo su epicentro el precioso claustro en torno a un patio ajardinado. 

Allí se ubica la oficina de turismo que ofrece al visitante información de la localidad y la comarca. 

En primer lugar puede visitarse el Centro de Interpretación del Porcino.

En su interior se muestra la crianza y explotación actual del cerdo, uno de los motores económicos de la zona.

Desde el patio se accede a la ermita, obra del siglo XIV, flanqueando una bella portada gótica.

Claustro del Santuario Virgen de la Fuente. Peñarroya de T… | Flickr
 Claustro del Santuario Virgen de la Fuente

Consta de un arco apuntado compuesto por cuatro arquivoltas. La puerta fue labrada en madera en estilo mudéjar, siendo un ejemplo excepcionalmente conservado. 

Su interior se cubre con una techumbre mudéjar de madera sobre jacenas que se apoyan en cuatro arcos apuntados de sillería.

Conserva una techumbre mudéjar de madera a dos aguas, decorada con motivos heráldicos, geométricos y vegetales.


Aparece decorada con escudos de nobles aragoneses, cruces de la orden de Calatrava, formas geométricas y leyendas religiosas. 

Ermita del Santuario de la Virgen de la Fuente (I). Peñarr… | Flickr
Ermita del Santuario Virgen de la Fuente

A escasa distancia y a un nivel inferior, fue construida la ermita barroca durante los siglos XVII y XVII. Bajo la cabecera, al exterior, está la fuente que da nombre al santuario. El agua mana mediante quince caños, los cuales se emplazan en un espacio abierto.

A dos kilómetros se encuentra el pueblo. 

Su topónimo procede de los tonos rojizos que aportan las Rocas del Masmut. Situadas a unos tres kilómetros de distancia, desde el casco urbano parte el acceso señalizado. Un pista en buen estado sirve de aproximación.

 En un cruce intermedio, tomando el ramal derecho en ligero ascenso se alcanza un punto en el que se pasa muy cerca de las paredes rocosas que las conforman. Para alcanzar un mirador sólo resta continuar por la pista en fuerte ascenso. Este último tramo puede realizarse a pie, ya que la distancia es de apenas un kilómetro. 

Peñarroya de Tastavins : Turismo de AragónDesde este punto se aprecia en toda su magnitud una de las estampas más conocidas de la población.

El conglomerado de paredes verticales que supera los cien metros de altura sirve de vivienda a una numerosa colonia de buitres.

Para la tarde se propone visitar el casco urbano de Peñarroya de Tastavins/Pena-Roja de Tastavins.

Un buen punto de comienzo para la visita de la población es el museo paleontológico Inhóspitak, perteneciente al Territorio Dinópolis. 

En su interior se exhibe una réplica del esqueleto descubierto en la localidad. 

Se trata de un saurópodo de hace 110 millones de años, bautizado con el nombre Tastavinsaurio. Se completa la exposición con juegos interactivos y una proyección.

Desde el extremo de la población en la que se sitúa el museo, una escalinata asciende para tomar la calle principal que deja en la plaza mayor. 

Está presidida por la iglesia iglesia de Santa María la Mayor, fábrica barroca levantada entre 1727 y 1759. De la parroquial sobresale la torre, con tres cuerpos de cantería, así como la portada se que se guarece con un gran arco de medio punto. 

Peñarroya de Tastavins | ¿Que ver en Peñarroya de Tastavins?

Descendiendo a mano derecha parte una calle con unas escalinatas. En ella se alza la Casa Palomo, magnífica muestra de arquitectura civil. Consta de cuatro plantas en sillería, cuya fachada se culmina con gran alero de madera. Dos arcos de medio punto, uno de ellos con escudo, se disponen como acceso en la parte baja. Se completa con balcones de madera o forja, y ventanas con alféizar decorado.

Un poco más arriba un pequeño ensanchamiento da lugar a la plaza de la Fuente. Una lonja guarece los antiguos lavaderos. Justo encima se abre la plaza donde está ayuntamiento de la localidad. Se trata de un edificio del siglo XV.

Junto al acceso aparece un arco de medio punto, el cual da acceso a la antigua cárcel. Fue construida en el siglo XVI. Su interior está compuesto de tres estancias intercomunicadas. En la plaza sobresalen algunos edificios con bellas balconadas de madera.

Una calle ascendente conduce al museo Lo Masmut. Alberga una muestra etnográfica muy completa. Gracias a los objetos en desuso recogidos por los vecinos se recrea la vida cotidiana y los trabajos realizados por las gentes de antes. Para ello ha sido necesario rehabilitar dos viviendas conservando la antigua estructura y manteniendo las viejas estancias.

Ya cerca de la parte alta de la localidad, se puede alcanzar la muela en la cual estuvo el castillo. En la actualidad sirve de mirador, con amplias vistas del paisaje circundante por encima de los tejados de la localidad. Si todavía resta tiempo puede visitarse el Parque Aragonés de la Vivienda Rural. En uno de los costados del promontorio se ha acondicionado este espacio de acceso libre. Un pequeño túnel entre rocas conocido en el lugar como Lo Trenc hace de entrada. 

Un paseo al abrigo rocoso se flanquea de viviendas de diferentes épocas ordenadas de manera cronológica. En primer lugar una cueva rupestre, al que le siguen un tipi, un torreón íbero, una domus romana y finalmente un arco mozárabe, donde termina el recorrido. Volviendo a la población durante el paseo se continúa saboreando el ambiente pintoresco de sus viviendas.

 Descendiendo por la calle Alta se atraviesa el portal-capilla de la Virgen del Carmen perteneciente al antiguo recinto defensivo. El recorrido de vuelta tiene como punto final la plaza de la iglesia.

y para comer en Peñarroya de Tastavins

Hospederia Virgen de la Fuente
Camino de la ermita de la Virgen de la Fuente,
Peñarroya de Tastavins España
+34 978 09 02 61

y para concluir esta primera parate de nuestra escapada nos encaminamos hacia


14. Fuentespalda

Fuentespalda : Turismo de Aragón
Fuentespalda, Teruel

Fuentespalda es un municipio que posee un rico patrimonio cultural donde podemos hacer especial mención a su Torreta, cementerio medieval, casa consistorial o la Iglesia del Salvador.

Además, cuenta la leyenda que su nombre deriva de que en cualquier parte del pueblo siempre se le da la espalda a una fuente.

Si te gusta la adrenalina, Fuentespalda te ofrece montarte en la tirolina mas larga de Europa con una longitud de 2 kilómetros y una altitud de 1000 metros.

Desde hace dos años, eso sí, la actualidad del pueblo se centra en el proyecto más ambicioso de su historia; la tirolina.

Fuentespalda, Teruel

Abrió al público el pasado 1 de agosto y en el primer mes de actividad, aunque el dato se beneficia del turismo veraniego, superaron las expectativas con más de 1.000 visitantes.

y si eres sensible a las emociones fuertes, puedes apuntarte a:

La tirolina más grande de Europa: 2 kilómetros a 120 kilómetros por hora

La tirolina que baja desde un pinar municipal y llega a las inmediaciones de la ermita de San Miguel, junto al casco urbano del pueblo, después de sobrevolar 2 kilómetros con velocidades que llegan a ser de 120 kilómetros por hora

Es la más larga de Europa, y en el mundo solo la supera una de Costa Rica. La bajada cuesta 25 euros (hay precios especiales por grupos), y se contrata en una oficina situada en el centro del pueblo; allí se equipa a los aventureros con chaleco y casco, se dan las primeras instrucciones de seguridad y se hacen los grupos para subir en 4x4 por la pista forestal que lleva al punto de salida, en un trayecto de aproximadamente 10 minutos.

Una tirolina adaptada

La tirolina de Fuentespalda tiene un aliciente más: está adaptada para discapacitados físicos. La gestión de la tirolina corresponde a una sociedad local, Alqui Fuentespalda, y los puestos de trabajo también atienden a gente del pueblo o de la zona,  o tambien  puedes disfrutar de la 

Via Ferrata de Fuentespalda

Les cabres del Pedregos: Vía ferrata de Fuentespalda
Una vía ferrata es un itinerario tanto vertical como horizontal (flanqueo) equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, que permiten el llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada. 

La seguridad corre a cargo de un cable de acero instalado en toda la vía y el arnés provisto de un disipador de energía y mosquetones especiales de vía ferrata que aseguran en caso de caída.

Se encuentra junto al Mas de Pau, en la pista que conduce a la Coveta del Agua.

Corto recorrido con dos variantes, una muy desplomada y otra mas accesible que finalizan en la Torreta dels Moros. Dos ferratas que comparten un mismo final y ciertamente una es bastante mas dificil que la otra debido al desplome del comienzo y a la separación de las grapas.

y por último, podemos acercarnos al

Antiguo Cementerio

situado en la localidad turolense de Fuentespalda, se ha recreado recientemente un singular espacio funerario aprovechando un reducido sector. 

Hasta entonces, se conservaban encima de la tapia de este cementerio abandonado, una veintena de antiguas estelas funerarias discoidales que constituyen uno de los conjuntos más completos de este tipo de señalización funeraria conservados en la Comunidad Autónoma Aragonesa.

El cementerio medieval de Fuentespalda | Historia y patrimonio ...
Cementerio Medieval de Fuentespalda

Este grupo de estelas discoideas corresponde a la época medieval, en el período que abarca aproximadamente desde la fundación de la iglesia parroquial, a mediados del siglo XIII, hasta el siglo XV, en que se generalizó el enterramiento dentro de las iglesias.

 Cuando hacia el siglo XVII volvió a utilizarse el cementerio situado junto a la nave de la iglesia parroquial, las estelas, que habían permanecido abandonadas pasaron a formar parte de la decoración de los muros de cierre del cementerio.



15. y para comer en Fuentespalda

El Visco Restaurant
Partida Torre del Visco s/n, 
44587 Fuentespalda España
+34 978 76 90 15

Fonda Aparicio Fuentespalda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas