domingo, 7 de febrero de 2021

Ruta por los Dolmenes de Huelva


Dolmen de Soto, Huelva




Dolmenes de los Gabrieles, Huelva

Dolmen del Labradillo, Huelva

Tholo de San Bartolomé, Huelva

Cromlech de la Pasada del Abad, Huelva


Dolmen del Pozuelo, Huelva

El término megalitismo procede de las palabras griegas mega (μεγας), grande y lithos (λιθος), piedra. Aunque en sentido literal podemos encontrar construcciones megalíticas en todo el mundo, desde Japón a los gigantes de la Isla de Pascua, se denomina Megalitismo al fenómeno cultural localizado en el Mediterráneo occidental y la Europa atlántica, que se produce desde finales del Neolítico hasta la Edad del Bronce, caracterizado por la realización de construcciones arquitectónicas con grandes bloques de piedra escasamente desbastados llamados megalitos. 

Los investigadores parecen estar de acuerdo en fechar el inicio de las grandes construcciones megalíticas a mediados de III milenio y comienzos del II, si bien el final de este período constructivo queda por determinar. Lo que si parece ser un punto de coincidencia es la utilidad de estas obras como sepulcro colectivo y en algún caso observatorio astronómico.

 Este fenómeno se caracteriza esencialmente por la construcción de tumbas del tipo "dolmen"[5], en cuyo interior se entierra sucesivamente a los fallecidos del grupo, apartándose cuidadosamente los huesos de los anteriores difuntos (enterramientos colectivos). 

Los dólmenes pueden ser simples o de corredor y, a menudo, han estado cubiertos por un túmulo de tierra. Además, dentro del contexto megalítico, pueden hallarse también otras construcciones de piedra como "menhires", alineaciones, "crómlech", etc.

Indice:

  1. Megalitismo en Huelva
  2. Cómo llegar al Inicio de nuestra Ruta
  3. Croquis de nuestra Ruta
  4. Rosal de la Frontera
  5. Dolmen Pasada del Abad en Rosal de la Frontera
  6. comer en Rosal de la Frontera
  7. Aroche
  8. Dolmen de Llanos de la Belleza
  9. comer en Aroche
  10. Aracena
  11. Comer en Aracena
  12. Campofrio
  13. Comer en Campofrio
  14. Zalamea la Real
  15. Paisaje Protegido Río Tinto
  16. comer en Zalamea la Real
  17. Conjunto Dolménico de El Pozuelo en Zalamea la Real
  18. Valverde del Camino
  19. Comer en Valverde del Camino
  20. Dolmenes de los Gabrieles
  21. Conjunto Dolménico de Labradillo (Beas)
  22. Trigueros
  23. Dolmen de Soto
  24. Comer en Trigueros
  25. Otras Rutas Cercanas

1. Megalitismo en Huelva

En la provincia de Huelva podemos hablar de una cronología superior a los 5000 años, en un momento neolítico dada la coincidencia de algunos de los elementos con los localizados en los poblados del Tinto y Odiel. Hallamos en Huelva de dos fases en el proceso de construcción de dólmenes: Una neolítica, como se desprende del tipo de construcción y del ajuar encontrado, y otra calcolítica en la que podemos encontrar sepulcros de falsa cúpula.

Funcionalidad

La construcción de estos grandes monumentos funerarios parece obedecer, más que una intención meramente ritual o funeraria, a un afán de conformar un hito visual y, sobre todo, simbólico del ámbito territorial del grupo humano que los hizo construir. 

De esta forma podemos deducir que su uso funerario pudiera constituir el pretexto para levantar unos elementos, visibles desde lujares más o menos lejanos, para expresar la ocupación y el control territorial que el grupo constructor establecía. 

Por otra parte su construcción y la aparición de los elementos y piezas arqueológicas, halladas en su interior y en su entorno, nos permiten deducir ciertos aspectos de su complejidad social y de la economía inherentes a la sociedad de sus constructores: una sociedad de ganaderos y agricultores/recolectores, además de cazadores, que parecen empezar a descubrir el amplio mundo de la minería y de la metalurgia, que tendrá una mayor vigencia y esplendor en períodos posteriores.

Respecto de los rituales también se obtuvieron algunas evidencias en estos recientes estudios, destacando fundamentalmente la aparición, tanto en el interior como en el exterior, de útiles líticos de silex y sin huella de uso; elementos de cerámica destruidos intencionadamente, sin una finalidad utilitaria, y la aparición de cuentas de variscita, cuya cantera más cercana se encuentra a más de cuarenta kilómetros, en la zona de Encinasola, que permiten suponer tanto la existencia de un complejo ritual y como la existencia de una efectiva organización social que, con la más que probable administración de los excedentes económicos, podía permitirse la utilización de este tipo de elementos rituales

Entorno

La información proporcionada tanto por las intervenciones arqueológicas tradicionales como por las más recientes, permiten pensar en un entorno natural en el que predominaría en un paisaje de monte aclarado de encinas y alcornoques, junto a chopos y fresnos en las zonas más húmedas, en un ámbito climático mediterráneo, con valores similares a los actuales. 

En este ambiente natural se desarrollarían actividades ganaderas, que implicarían establecimientos estacionales de los grupos humanos que construyeron estos monumentos.

Por megalitismo se entiende, básicamente, construir con grandes bloques de piedra. Existen varios tipos fundamentales de monumentos: 

Dolmen 

Dolmen de Soto, Huelva

Es un término derivado del bretón que significa mesa (dol) de piedra (men). 

Los dólmenes son un monumento megalítico destinado a enterramientos colectivos y están constituidos por una cámara funeraria realizada con grandes piedras verticales (ortostatos) que soportan las losas que sirven de cubierta. 

Muchas veces se recubren de tierra formando un gran túmulo. Existen dólmenes con vestíbulo, con varios corredores y cámaras, etc. 

La entrada a los dólmenes se encuentra orientada siempre hacia la salida del sol incluso en los solsticios se produce la entrada de la luz solar directamente al corredor al amanecer.

También algunos ortostatos están cubiertos de grabados, los más importantes son los de la región francesa de Bretaña. 

Con respecto a los mismos, hay que decir que en muchas construcciones megalíticas hay un grabado que se repite numerosas veces: la espiral. Tipos de dólmenes:

Dolmen de cámara simple

Es el más sencillo, aunque no necesariamente el más antiguo.

Se trata de una pequeña sala –circular, rectangular o poligonal- cubierta con una gran losa plana o con falsa bóveda.

En este último caso el sistema de cubierta consiste en hiladas de lastras, cada una de las cuales sobresale de la inferior y que van acercándose gradualmente a medida que se elevan hasta se juntan o dejan un agujero en la parte superior, frecuentemente cerrado con una piedra. 

Vistas desde dentro las cámaras así techadas parecen como si estuvieran abovedadas. 

Dolmen en corredor

 Comienza con un pasillo que puede llegar a tener más de 20 metros de largo y que generalmente es demasiado bajo de techo para que un hombre pueda recorrerlo erguido. 

Este pasillo o galería conduce a una cámara que generalmente es mas ancha que él; a veces otras cámaras más pequeñas se derivan de la principal. Con frecuencia éstas aparecen cubiertas con falsa bóveda.

Dolmen de galería cubierta

No tiene pasillo de acceso, pues la cámara funeraria está construida por todo el recinto de la galería. 

Esta puede tener forma de cuña o simplemente de caja abierta por un extremo y más larga que ancha. 

Otras galerías cubiertas son de planta más compleja, curvada o con cámaras laterales anexas a la principal. 

Algunos de estos dólmenes tienen tabiques interiores de piedra que llegan hasta el techo o sólo hasta la mitad, y otros muestran aberturas circulares perforadas en los tabiques. 

Muchas de las tumbas megalíticas que se conservan están cubiertas por montículos de tierra, llamados túmulos; otros montículos están hechos con piedras, y entonces se llaman cairns.

Menhir 

Es una palabra bretona (men – piedra, hir – alargada) que designa el más simple de los monumentos megalíticos que consiste en un gran bloque de piedra alargado, en estado natural o parcialmente regularizado, colocado de forma vertical sobre el suelo. 

Menhires en forma de Cromlech, la Pasada del Abad, Huelva

Abundan sobre todo en Bretaña (Francia) donde alguno llegó a alcanzar 20 metros y un peso de 350 toneladas (Locmariaquer) pero los ejemplares mayores conocidos actualmente in situ alcanzan los 10 metros fuera del suelo. Algunos llevan decoraciones grabadas o esculpidas. 

En Carnac se asocian formando alineamientos de montones de ellos.

Cromlench 

Es un término galo que se refiere a la alineación de menhires dispuestos de forma cuadrangular, rectangular, ovalada o en forma de U. Van asociados a los alineamientos.

La arquitectura de la mayoría de los tholos implica una serie bastante homogénea de espacios funcionales:

Tholos

Espacios exteriores, al aire libre, tales como atrios y pasillos. 

Espacios abiertos que sirven de antesala a los espacios cubiertos, y que quizás son de público o general acceso por oposición al acceso de los espacios interiores, reservado para los especialistas en el diálogo con lo sobrenatural.

Tholo de la Zarcita, Huelva

Espacios interiores de transición y comunicación: corredores que actúan como conexión entre el exterior abierto (ámbito de los vivos y mundo natural), y el interior oculto, esto es, la/s cámara/s que constituyen el centro conceptual de la construcción (ámbito de los muertos y mundo sobrenatural).
Cámaras y camarillas. 

Centros funcionales de las construcciones de tipo tholoi y espacios destinados al reposo de los muertos y, como sugieren ciertos indicios, a la celebración de ritos relacionados con la muerte.

A estos espacios funcionales básicos de las construcciones megalíticas de tipo tholos hay que añadir otros elementos arquitectónicos principales, por ejemplo los túmulos que en ocasiones hacen a estas construcciones notorias en el paisaje, o las zanjas de cimentación que permiten que, al mismo tiempo, ciertos espacios de los monumentos queden ocultos bajo el subsuelo.

Sistema constructivo

Tomando como ejemplo el conjunto dolménico de El Pozuelo, los más recientes estudios de Nocete Calvo han documentado el sistema constructivo de estos monumentos.

Así se delimitaba, en primer lugar, el anillo del túmulo y se realizaba la explanación de una pequeña elevación, cercana a los afloramientos de la pizarra empleada en su construcción; después se excavaban la cámara y corredor, por debajo del nivel original, para luego cavar las zanjas de cimentación. 

De los afloramientos cercanos se extraían los bloques de pizarra, que eran tratados mediante labor de cantería para prepararlas de forma que facilitaran su anclaje y el soporte de las losas de cubierta, que también eran trabajadas para lograr un mejor asiento sobre los soportes.

 Los soportes verticales (ortostatos) se calzaban en su cimentación mediante cuñas del mismo material, que eran cubiertas en el interior por un suelo de arcilla muy compactada, a veces con empedrado, y al exterior por un conglomerado de lajas de pizarra y arcilla, que constituían parte del túmulo. 

El anillo exterior, además de delimitar el perímetro del túmulo, ejercía de contención del mismo, por lo que también estaba calzado con cuñas desde el exterior. Una vez realizado el rell

Durante la Ruta de los Dólmenes de Huelva visitará varios monumentos megalíticos, significativos por su singularidad, estado de conservación y accesibilidad, de entre los cerca de doscientos que se encuentran repartidos por toda la provincia de Huelva, pertenecientes al “grupo megalítico occidental” y vinculados junto a los existentes en Portugal y Extremadura, con las culturas atlánticas y la ruta de los metales hacia el norte.

Por si no lo sabías, el dolmen es una construcción en piedra realizada con ortostatos o pilares de gran tamaño, hincados directamente en la tierra para soportar otros que hacen de cubierta. Son edificaciones con un carácter eminentemente funerario, considerándose enterramientos colectivos donde prima el rito de la inhumación frente la incineración. 

La construcción de estos grandes monumentos funerarios parece obedecer, más que una intención meramente ritual o funeraria, a un afán de conformar un hito visual y, sobre todo, simbólico del ámbito territorial del grupo humano que los hizo construir. 

De esta forma podemos deducir que su uso funerario pudiera constituir el pretexto para levantar unos elementos, visibles desde lugares más o menos lejanos, para expresar la ocupación y el control territorial que el grupo constructor establecía.

Te recomendamos que inicies la visita con los dólmenes situados en la Sierra de Aracena, por ejemplo el dolmen de la Belleza (Aroche) y la Posada del Abada (Rosal de la Frontera), entre otros.

2.Cómo llegar al Inicio de nuestra Ruta 

Articulada en torno a la carretera nacional N-435 que comunica Badajoz y Huelva, (salidas desde A-49, A-66, A5). 

El acceso a la ruta es por medio de caminos rurales transitables que desembocan en la carretera. 

para llegar a  Rosal de la Frontera 

        

La iniciamos en Rosal de la Frontera , visitando el Dolmen Pasada del Abad

3. y este es el Croquis de nuestra Ruta


Iniciamos nuestra ruta en 

4. Rosal de la Frontera

Rosal de la Frontera | Huelva villages | Andalucia.com

Rosal de la Frontera es un pueblo creado a partir de antiguas aldeas y en general, con un punto de partida relativamente moderno. Un bonito lugar donde descansar y pasar un buen día si estás recorriendo la parte más al suroeste de la provincia de Huelva.

Este pequeño pueblo onubense tiene historia que contar y en gran parte, es parte de la historia del poeta Miguel Hernández Gilabert, uno de los poetas más importantes de la famosa Generación del 27. 

Rosal de la Frontera albergó la cárcel donde estuvo prisionero Miguel Hernández durante unos meses antes de su marcha a Orihuela. 

Pueblo fronterizo, está a ambos lados de la carretera nacional, con menos de dos mil habitantes, es un pueblo muy tranquilo con sus fiestas patronales y sus reductos de turismo, donde se puede apreciar lo mejor de la naturaleza de Andalucía, además de estar a sólo unas decenas de metros de la frontera y de la ciudad de Serpa, en Portugal.

Esta vista se puede conseguir desde Portugal, dando pie a lo cerca que está el pueblo onubense del país vecino, al igual que ocurre con otros pueblos de Huelva. Esto permite que a la par que conocemos Rosal de la Frontera, también sea posible hacer una escapada al sur de Portugal.

La naturaleza que se puede encontrar en los alrededores es impresionante, gracias al río Chanza que pasa muy cerca del municipio, y también de los parajes naturales Sierra Pelada y Rivera del Aserrador. 

La cercanía a la plena naturaleza caracteriza a Rosal de la Frontera de contar con muy buena carne de caza y el jamón serrano. 

También se utiliza mucho el bacalao y la recolecta de setas en temporada permite que, en diversas épocas del año, las setas sean un gran atractivo turístico de Rosal de la Frontera.

5. Dolmen Pasada del Abad Rosal de la Frontera

es un pequeño cromlech o dolmen -los historiadores no se ponen de acuerdo- a orillas del valle del Chanza, a pocos kilómetros de Rosal de la Frontera.

Este conjunto Megalítico, datado en la Edad de Cobre, entorno al III milenio a. C, está formado por un pequeño círculo, dos grandes menhires de pizarra negra y tres grandes piedras, dos de granito y una de pizarra. 

Aquí, en medio de este valle, los primeros serranos se detuvieron para invocar a las diosas. En este valle te recomendamos detenerte para intentar captar la esencia de la Antigüedad, la belleza de un paisaje, en cierta forma humanizado desde aquel momento, la Edad de Cobre, y honrado por estar lleno de vida, donde la línea del horizonte se encuentra distante, por lo que la vista puede recrearse.

Al contemplarlo comprenderás que resultaría muy extraño que en este lugar no existiera un lugar de culto hacia las diosas madres.

Estas son varias muestras de la presencia de civilizaciones antiguas en la Sierra, pero no son las únicas.

 Esta comarca está sembrada de historia que puedes encontrar al pasear por las diferentes poblaciones. Aquí verás las señales del pasado más remoto presentes hoy en fachadas, plazas, calles… Búscalas.

La Sierra es naturaleza y mucho más.

La Pasada del Abad, el pasado "astromegalítico" de la joven Rosal ...
Dolmen Pasada del Abad Rosal de la Frontera
La provincia de Huelva acoge a lo largo de su extensión numerosos ejemplos de la cultura megalítica repartidos por sus comarcas. 

Los restos más conocidos son los existentes en el término municipal de Rosal de la Frontera. 
El Río ChanzaPese a ser el municipio más joven de toda la Sierra (fue fundado a comienzos del siglo XIX bajo el nombre de Rosal de Cristina), la presencia de estos restos megalíticos demuestra la presencia de distintas culturas junto a la fértil rivera del Chanza desde hace varios milenios.

Rosal de la Frontera ribera del Chanza

El mejor exponente de este periodo es el monumento megalítico de la Pasada del Abad se encuentra a pocos kilómetros de Rosal de la Frontera, a pie de la carretera Nacional 433, junto al antiguo puente sobre la rivera del Chanza y perfectamente acondicionado para su visita.

Este monumento, situado sobre una pequeña loma, cuenta con seis ortostatos desprendidos que formarían parte de la cámara de un antiguo sepulcro en galería. Junto al propio monumento, el paisaje que lo rodea también es de especial belleza, compuesto por la dehesa y con la cercana presencia de la rivera del Chanza en su camino hacia la vecina Portugal.

Muy cerca de se encuentra otro importante yacimiento, el del Cerro del Castillo en el que se aprecia todo el contorno de muralla y algunas estructuras que por la datación de los materiales parecen ser de origen celta (IV – III a.C.) al igual que el monumento anterior.
 Del periodo calcolítico también hay que reseñar el yacimiento amurallado del Cerro de las Abejas.

6. y para comer en Rosal de la Frontera

Mesón Carmen y Chipé
Calle Juan Maraver No 42, 
21250 Rosal de la Frontera España
+34 670 43 46 61

Continuamos nuestra ruta hacia Aroche, donde visitaremos el Dolmen de Llanos de la Belleza

7. Aroche

La Junta tumba el proyecto de mina de wollastonita de Aroche
Aroche, Huelva

Pueblo que se sitúa sobre una colina, frente a los picos de su nombre, en la parte occidental del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de encinas, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo, ideal para la ganaderí­a, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí­ unas condiciones ideales. 

A su término también pertenecen parte del Paraje Natural de Las Peñas de Aroche y del Sierra Pelada y Ribera del Aserrador.

Su casco urbano, declarado Bien de Interés Cultural forma un conjunto de gran atractivo presidido por la Iglesia parroquial con su caracterí­stica torre, que se sitúa junto al Castillo y las murallas almorávides, dentro de las cuales se halla la plaza de toros. 

Castillo de Aroche, Huelva

Castillo almohade construido a finales del siglo XI-principios del XII, coronando el cerro donde se ubica el núcleo urbano. Dentro del recinto murado existe una plaza de toros edificada en 1804. 

La entrada actual a la fortaleza, data del siglo XVIII, con un arco de medio punto y marcada por un pináculo de factura barroca sobre la coronación de la muralla. 

El castillo de Aroche, siguiendo el modelo de fortalezas islámicas de la provincia, atiende a un cuadribugium, cuya planta es rectangular, con diez torres, cuatro de ellas en los ángulos y seis más entre los lienzos de muralla. 

Estas torres son de planta cuadrada o rectangular. La fortaleza conserva una puerta de acceso directo que podría corresponder con la primera fase de construcción de la fortaleza, localizada en el flanco Sur, se trata de la llamada “Puerta de la Reina”

Desde este recinto se divisa una panorámica bellí­sima de las dehesas y de los Picos. Otros monumentos de interés son la Ermita de San Pedro de la Zarza, el acueducto romano, el Dolmen de la Belleza, etc.

Historia

Por los restos encontrados de algunos dólmenes, los primeros asentamientos humanos datan de la época prehistórica, más concretamente a la Edad del Bronce.

Durante la época romana fue la antigua Arucci Vetus, una de las ciudades más importantes de la Bética romana. Llegó incluso a acuñar moneda en tiempos del emperador Constantino.

Su castillo fue conquistado por Sancho II de Portugal en 1236.

La conquista cristiana fue llevada a cabo por Sancho II de Portugal. Con Sancho IV, que llevó a cabo la reconstrucción del castillo, pasó a la corona de Castilla.


     

8. Dolmen de Llanos de la Belleza

Tipología: Dolmen
Localidad: Aroche
Época: Calcolítico
Código iaph: 01210080060
Estado Administrativo: Inscrito
Régimen de Protección: CG
Tipología Jurídica:
Publicación: BOJA nº 97 de 23 de junio de 2003, página 11157
Coordenadas: lat: ; lon:

Corresponde con el número 22 de los dólmenes citados por Carlos Cerdán en Los Sepulcros Megalíticos de Huelva.

Se encuentra en la margen izquierda de la rivera del Chanza, en el paraje del Llano de la Belleza, a unos 400 m. al Norte de la Carretera Nacional N-433, entre los kilómetros 125 y 126, próximo al Regato del Chorrito

El megalito está formado por túmulo, corredor y cámara

El túmulo, de trazado circular, se encuentra afectado por la erosión y por labores agrícolas; tiene un diámetro de 40 m. y una altura de casi 3 m. sobre el terreno circundante, según Piñón Varela la altura inicial podría alcanzar los 3,5 m. Está construido con guijarros de cuarcita de pequeño y mediano tamaño y tierra.

El corredor se encuentra intacto, no habiendo sido excavado, apreciándose por una pequeña depresión en el túmulo; tiene una orientación de 110º Sur - Sureste

La cámara es de tendencia trapezoidal, ensanchándose desde el acceso hacia la cabecera, tiene una longitud de 3,5 m. sobre el eje Este - Oeste y 2,7 m. en el eje Norte - Sur.

Está formada por 8 grandes monolitos y ortostatos de diferentes litologías y morfologías, ortostatos de pizarra y bloques menhíricos cilíndricos y semicilíndricos de granito rosa, todos cuidadosamente labrados; están vencidos hacia el interior de la cámara y algunos están fracturados. 

Tienen una altura promedia de 2 m., destacando los 2 ortostatos junto al acceso del corredor con una altura de 2,5 m., siendo estos últimos de forma paralelepípeda

Aparecen cinco menhires integrados en la cámara, que presentan abundantes cazoletas circulares de 6 - 8 cm. de diámetro.

Su emplazamiento cierra por el Este el territorio del Valle del Chanza.

 En la pared norte se conserva un menhir fracturado en tres partes, que en su origen tendría unos 4 - 5 m. de longitud y una anchura máxima de 1,5 m. El ortostato 6, actualmente vencido y fracturado, presenta un bien marcado surco lineal


En estudios realizados por García Sanjuán determinó a través de una actuación de documentación y prospección geofísica, la presencia de anomalías seudocirculares, que podrían corresponder con fosos de 1 - 2 m. de diámetro dispuestos en torno al perímetro del túmulo, con separaciones entre 11 y 12 m., que podría ser una estructura megalítica circular anterior al dolmen.

Plano de situación

Vista del tumulo. 

Vista general.

En este municipio serrano podrás visitar la Exposición Municipal de Arqueología de La Cilla. 

Y a dos kilómetros del pueblo, en el paraje conocido como Llanos de la Belleza, descansan los restos de la ciudad romana de Turobriga, la más importante de la provincia.

 Fue fundada en el siglo I d.C., siendo emperador Nerón, en la zona conocida por los romanos como Beturia. 

El origen de la “ciuitate” podría estar en los conflictos existentes en la zona con los lusitanos, o como punto de vigilancia de la vecina Cuenca Minera.

 El desarrollo de Turobriga llega en tiempos de los Flavios y con Adriano alcanza su mayor esplendor, ocurriendo su decadencia y abandono en el siglo III d.C. con los Severos.

Desde entonces la ciudad es utilizada como cantera hasta fines del siglo XX.

La extensión total del yacimiento es desconocida pero se calcula que puede ser de diez o doce hectáreas.

Actualmente sólo se ha intervenido en cuatro zonas: el Foro, las Termas, el Área domestico-artesanal y el Campo de Marte.

el yacimiento arqueológico romano de Turóbriga, es una ciudad del siglo I d.C. que se ubica en la zona conocida como los Llanos de la Belleza.


Llanos de la Belleza Archivos - Tierras del Descubrimiento
Además de esta ciudad romana, también podrás disfrutar de la ermita de San Pedro de la Zarza, más conocida como ermita de San Mamés, por ser allí donde se celebra, cada mes de mayo, una romería dedicada a este santo.

Llanos de la Belleza

Su nombre hace honor a su belleza, ya que se trata de un valle realmente hermoso entre el curso del río Chanza y Los Picos de Aroche al norte y el municipio de Aroche al sur. Resulta fácil entender que se quiera vivir aquí.

Quizás eso pensaron los fundadores de la ciudad romana de Turóbriga, único yacimiento arqueológico romano visitable de toda la provincia onubense e imprescindible para entender la romanización de estas sierras. 

Adentrándonos en la historia, la fundación de esta ciudad data de mediados del siglo I, siendo el emperador Nerón, y responde al interés por controlar un espacio fronterizo convulso, debido a su participación en las rebeliones Lusitanas y en la guerra de insumisión sertorianas, al que se desplazaron ciudadanos latinos para conseguir una rápida romanización y así proteger la zona de la Cuenca Minera.

En el siglo III, la ciudad se abandona definitivamente, sirviendo de cantera de materiales para todas las construcciones cercanas. 

Las dimensiones de Turóbriga pueden alcanzar las 10-12 hectáreas, donde destacan el foro o plaza pública, las termas, parte de una vivienda “la casa de la Columna” y el Campus. 

Dentro del foro se conservan restos del templo, la curia o el espacio porticado de la plaza. En las termas o baños de la ciudad se han documentado cuatro piscinas, canalizaciones de desagüe y salas anexas a los baños.

Por su parte, la ermita de San Pedro de la Zarza es de una época bastante posterior. Abandonada la ciudad romana, otros pueblos pasaron a dominar este valle: visigodos, musulmanes, portugueses y hasta llegar a los castellanos, a finales del siglo XIII. 

En esta época se construye sobre la antigua basílica romana una ermita de las denominadas de repoblación. Es de planta basilical con tres naves separadas por arcos apuntados enmarcados sobre alfiz y presbiterio con bóveda nervada gótica, todo ello de gran valor artístico, en la que destacan los frescos del siglo XIV-XV.

Tras la última parada en la ermita, se termina la visita del yacimiento arqueológico situado en los Llanos de la Belleza pero podrá ir a la Exposición Municipal Arqueológica de La Cilla, en el municipio de Aroche, y profundizar en los conocimientos de la historia del lugar. 

Otros dólmenes en Aroche: Dolmen de Montero 

9. y para comer en Aroche

Restaurante El Canario Aroche
N-433 Sevilla Lisboa km 127.2,
21240 Aroche España
+34 661 10 01 53

a continuación nos dirigimos al fantástico pueblo de Aracena

10. Y en Aracena:

Gruta de las Maravillas en Aracena

La gran extensión de sus lagos, la abundancia y variedad de formaciones, y la longitud de su desarrollo hacen de este complejo subterráneo un conjunto de gran belleza y vistosidad. 

Resultado de imagen de gruta de las maravillas

Descubierta a finales del siglo XIX, fue en 1914 cuando se abre al público como la primera cueva turística de España.

La onubense Gruta de las Maravillas es una de las cavernas emblemáticas de la España soterrada y, con cierta probabilidad, fue también un antiguo centro ritual de la Orden del Temple, como recoge el historiador Juan García Atienza. 

Enclavada en pleno casco urbano del municipio, en la calle Pozo de la Nieve, la Gruta de las Maravillas se presenta al viajero como una cavidad freática originada por la acción erosivo disolutiva de las aguas sobre las rocas calizas del cerro del Castillo. La cueva se extiende a lo largo de más de dos kilómetros, de los que 1.400 metros son visitables.

El hallazgo oficial de la cavidad tuvo lugar hace menos de un siglo (aunque la tradición popular narra que su descubridor fue un pastor), y se da la circunstancia de que la caverna se extiende precisamente por debajo del que fuera castillo encomienda que perteneciera a los templarios y, con anterioridad, ribath de monjes guerreros musulmanes.

Un recorrido por su interior fascinará la visión del viajero, ya que a lo largo de la ruta se suceden estalactitas y estalagmitas excéntricas, galerías, circuitos subterráneos de agua, lagos y otras formaciones de curioso aspecto

. El itinerario permite visitar 12 salas en dos niveles distintos: el salón de los Órganos, el de los Dimantes, el pasadizo de la Codorniz, el Gran Lago, el Sepulcro del Príncipe…

En Aracena abundan los elementos de carácter esotérico en cuanto nos decidimos a mirar con cierto detalle los signos y circunstancias que caracterizan a aquel lugar. Aracena es una población impregnada de templarismo, a pesar del relativamente corto espacio de tiempo que la Orden se instaló en la comarca.

El escudo mismo de la ciudad y los elementos que lo componen son una muestra de una concepción ideológica muy concreta. Descubrimos las cinco coronas que revelan la ascensión a cinco grados iniciáticos, una ascensión protegida por la autoridad (el báculo) y el poder (la espada), que conduce a un mundo superior cuya puerta de la verdad se abre con la llave del conocimiento.

La cavidad 

Formaciones estalactíticas, estalagmitas, columnas, gours, coladas, pisolitos, excéntricas, cortinas...todo un mundo que la persistencia del agua, la piedra y el tiempo han ido conformando para que la imaginación humana, pueda sentir la dimensión exacta de la naturaleza.

Diseminadas a lo largo de un recorrido circular, con galerías que se sobreponen en 3 niveles de alturas diferentes, arrulladas por el silencio que el agua de sus lagos es capaz de proponer, por el soniquete mágico que el perseverante goteo desde las alturas marca como un compás del tempo geológico de la tierra, las sorpresas se presentan a sus visitantes.

Características geológicas:

Es una cavidad freática originada por la acción erosivo-disolutiva de las aguas sobre las rocas, mármoles, del Cerro del Castillo.

Posee un desarrollo horizontal en el que se pueden distinguir tres niveles de galerías superpuestos. La abundancia y la variedad de espeleotemas o formaciones calcáreas, estalactitas, estalagmitas, columnas, gours, coladas, pisolitos, excéntricas, cortinas, aceras de calcitas, etc., la convierten en un lugar especialmente atractivo desde el punto de vista turístico.

Situación/Acceso

La gruta está situada en pleno casco urbano de Aracena, al norte de la provincia de Huelva. Se accede por la carretera N-433 desde Sevilla o Portugal y desde la N-435 desde Extremadura o la misma N-435 desde Huelva.

Presencial: C/ Pozo de la Nieve, s/n. 21200. Aracena (HUELVA).HorarioMañanas: 10:00 a 13:30 horas. Tardes: 15:00 a 18:00 horas.

- Se recomienda llamar con antelación para más información sobre la visita especial a las salas nuevas


Teléfonos: 663937876 / 664493306




Castillo de Aracena 

Se edifica en el siglo XIII, se sospecha que sobre una antigua fortaleza musulmana del siglo X. 

La Orden del Temple, que consigue asentarse en Andalucía entre los años 1253 y 1258, cuando el poderío musulmán comienza a debilitarse, convierte Aracena en una de sus plazas fuertes.

 Símbolos y claves de la presencia de la misteriosa orden de caballeros cristianos pueden encontrarse aquí por doquier: el propio escudo de la villa encierra muchas de ellas.

 Aquí, los templarios reconstruyeron la fortaleza que encontraron a su llegada en la que aún pueden reconocerse algunas estancias, parte de las torres y algunos de los aljibes que constituyeron su conjunto.

Resultado de imagen de Castillo de Aracena
Castillo de Aracena, Huelva

La iglesia del castillo es un buen exponente del sincretismo islamo -cristiano del que los templarios hicieron su credo, incorporando elementos del gótico a la simbología sufi.

Debajo exactamente del castillo templario de Aracena se encuentra una de las cuevas más singulares de Andalucía: la Gruta de la Maravillas. Muchos afirman que entre el castillo y las cuevas hubo algún pasadizo que las comunicaba, que no ha podido ser hallado hasta hoy. 

Este hecho explicaría la importancia que Aracena tuvo para el Temple, perseguido en aquellos tiempos hasta su prohibición en 1334 y necesitado, por tanto, de lugares donde ocultarse.

En 1251, las hostilidades entre portugueses y castellanos se recrudecieron y Alfonso X llevó a cabo una ofensiva militar y diplomática que le hizo señor de los terrenos que quedan al este del Guadiana, desde 1253.

El templo, que comenzó su construcción en el mismo año de 1231, sigue patrones cistercienses basados en el románico, aunque a medida que avanza su edificación, asume las características góticas de su época.

La fortaleza consta de alcazaba, con torre del Homenaje, dos aljibes y murallas flanqueadas por torres. El recinto amurallado estaba partido en dos, con la torre de Homenaje defendiendo la barrera que dividía su interior.

 La Orden del temple mandó levantar la actual iglesia mudéjar que toma el nombre de la patrona de la localidad, Nuestra Señora del Mayor Dolor.

El elemento más importante es la torre mudéjar que se eleva a la izquierda de la cabecera. En uno de los laterales, aparecen adornos de paño de sebka a imitación de la giralda de Sevilla. En la parte superior, arcos sustentados en la propia fábrica de ladrillos. Sobre todos ellos, destaca una cruz que algunos atribuyen al temple.

Durante la guerra de la Independencia, fue convertida en polvorín por las tropas francesas estuvo a punto de acabar destruida, por que como era costumbre de los franceses destruían todas las posiciones en su retirada, susceptibles de ser usadas por el ejército español. En el siglo XIX y principios del XX, sufrió algún incendio que no afectaron apenas a la estructura de piedra.

La muralla fue usada por los vecinos como cantera después de su abandono como fortaleza defensiva, hasta 1917 en que una orden municipal prohibió coger piedras del castillo.

En 1931 se declaró Monumento Nacional. En una restauración llevada a cabo en 1971, se levantó de nuevo las murallas. La iglesia que se halla en su costado, se encuentra en buen estado.

11. para comer en Aracena

Restaurante Essentia
Calle Jose Nogales, 17, 
21200 Aracena, Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, España
+34 959 12 78 22

Restaurante Tapas Jesús Carrión
pozo de la nieve 35, 
21200 Aracena, Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, España
+34 616 99 03 09

Bar La Parrita
Calle Silos, 2, 
21200 Aracena, Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, España
+34 661 16 20 01

y algo mas economico

Restaurante Rábida
Calle Los Chopos, 3 | Calle Chopos, 3, 
21200 Aracena, Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, España
+34 959 12 62 20

continuamos nuestra ruta, sigueindo el croquis y nos encontramos con

12. Campofrio


Los primeros asentamientos humanos datan de la época del Bronce. Igualmente se han encontrado restos de la época ibérica como sepulcros y una estela de piedra desaparecida en la actualidad.

Existen restos arqueológicos hallados en Campofrío, que parecen evidenciar la existencia de un castro o poblado fortificado de la época de la Edad del Bronce tardío en la zona conocida como el Cerro de los Cobullos. 

Una fortaleza de gran tamaño que, al parecer, fue mandada construir por el Rey Salomón, al quedar impresionado por la riqueza metalúrgica de Huelva. Una afirmación recogida en el libro titulado Historia del Rey Salomón, publicado en 1609 por el Padre Juan Pineda, obra impresa en Lyon y Veneci

Del periodo romano existen restos de una calzada romana y una necrópolis en el Risco del Tesoro.

Durante la Edad Media perteneció a la jurisdicción de Aracena hasta que consigue la segregación en 1753 por Real Privilegio otorgado por Fernando VI.

Patrimonio

Iglesia San Miguel Arcángel, situada en la Plaza de la Constitución de Campofrío (Huelva) En su mayor parte, el edificio es de estilo neoclásico de finales del siglo XVII, con la singularidad de contar con una sacristía gótica de los últimos años del siglo XV

La Plaza de toros de Campofrío es considerada la más antigua de España con documentación que lo acredita. Su construcción comenzó en 1716, lo cual la convierte en una de las más antiguas que se conservan en España.y ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

Plaza de toros de Campofrío, La mas antigua de España

La Cruz de los Dolores es un monumento situado en lo alto de La Picota, sobre un antiguo mojón romano.

El pasodoble homónimo de Campofrío, compuesto por el músico onubense Rafael Prado, se estrenó en la Plaza de toros de Campofrío el 3 de mayo de 2003, dentro de los actos de la celebración del 250 Aniversario de la exención de Campofrío de la Jurisdicción de Aracena.

el Puente Romano sobre el río Odiel que daba acceso por la antigua calzada romana La calzada Urium-Emerita Augusta.

Puente Romano sobre el río Odiel

Dique de Campofrío construcción, en 1883, de la presa de Campofrío en el arroyo de dicho nombre. Posteriormente, entre 1940 y 1950, se recreció para hacer frente a las demandas que requería el aumento de la producción minera.

13. y para comer en Campofrio:

Restaurante La Encina
A-479, km. 18, 
21668 Campofrío, Huelva
959 58 91 38

a continuación nos encontramos con 

14. Zalamea la Real

Se encuentra situada a una altitud de 412 metros y a 67 kilómetros de la capital de provincia, Huelva. Pertenece al partido judicial de Valverde del Camino.

 La villa de Zalamea la Real posee varias aldeas: Las Delgadas, Montesorromero, El Pozuelo, El Villar, El Buitrón y Membrillo Alto, Marigenta que es la más grande.

Zalamea la Real, Huelva

Los primeros indicios de población se remontan a época prehistórica. Es de enorme interés el yacimiento arqueológico conocido como «Dólmenes de El Pozuelo», un conjunto de monumentos megalíticos de carácter funerario, datados entre el 2.800 y el 3.000 a.C.

El núcleo actual de población parece que tuvo su origen en época romana, periodo en el que recibió el nombre de «Callenses Aenanicci» (lugar en el camino del cobre) en referencia a las cercanas Minas de Riotinto, a las que surtieron de provisiones.

Según la enciclopedia Espasa, estaría relacionada con la antigua ciudad romana de la Bética llamada Calento

Los musulmanes, que apreciaron la abundancia de agua en el lugar y su entorno apacible, la nombraron «Salamun» o «Salameh» que viene a significar algo así como lugar pacífico y saludable.

Reconquistada en tiempos de Fernando III el Santo, en 1252, paso por un periodo en que cambió de manos varias veces hasta que por fin, en tiempos de Alfonso X el Sabio, pasa definitivamente a manos cristianas, cediéndola este rey al arzobispado de Sevilla, según consta en un privilegio rodado,fechado en 1279, que se conserva en el archivo catedralicio. Su nombre se castellaniza y pasa a nombrarse como «Zalamea».

Permaneció el pueblo 300 años bajo el señorío del arzobispo de Sevilla,durante esta época se elaboraron,en 1535, unas Ordenanzas Municipales, ejemplo de organización equilibrada de una sociedad rural. En 1579, se separa del arzobispado, comprándose a sí misma y pasándo a depender directamente de la corona, gozando de una cierta autonomía que le confiere la carta de privilegios, otorgada por Felipe II, el 15 de Junio de 1592. Pasó, a partir de ese momento, a denominarse Zalamea la Real.

Durante la Edad Moderna, Zalamea la Real se convierte en cabecera de una amplia comarca que incluía numerosos núcleos de población y comprendiendo dentro de su término municipal gran cantidad de aldeas entre las que se encontraban los actuales municipios de Nerva, El Campillo y Minas de Riotinto. Sus actividades se centraban en la agricultura, la ganadería y en una floreciente industria artesanal de cueros, cera y lino.

Durante el siglo XIX, se intensifica la explotación de las minas de cobre de Riotinto, lo que da lugar a continuos enfrentamientos entre el Ayuntamiento de Zalamea la Real, a cuyo término pertenecían, y los sucesivos administradores por la jurisdicción de los terrenos aledaños. 

Por fin, en 1841, se independiza el poblado minero con el nombre de Minas de Riotinto. Más tarde en 1885 se segrega la aldea de Riotinto, que para no confundirse con el anterior municipio adopta el nombre de Nerva.

En 1873 una compañia inglesa compra las minas de cobre al estado, elevando la producción a niveles industriales y utilizando un sistema de calcinaciones al aire libre para extraer el metal conocido popularmente como «teleras». 

Éstas desprendían al aire una enorme cantidad de humos sulfurosos que dañaban enormemente la agricultura, siendo los campesinos zalameños los más perjudicados, con lo que se agravó el tradicional enfrentamiento entre Zalamea y las mina.

 Este enfretamiento, conocido en la época como la «cuestión de los humos de Huelva» culminó en una manisfestación de agricultores y mineros, que se encontraban en ese momento en huelga, que se concentró ante el Ayuntamiento de Minas de Riotinto y que fue duramente reprimida por el ejercito, produciéndose centenares de muertos y heridos. 

Hoy Zalamea la Real recuerda estos hechos con una plaza en la que se levanta un busto de D. Juan Talero, el diputado defensor del pueblo en la cuestión de los humos.

15. Paisaje Protegido Río Tinto

Paisaje Protegido Río Tinto, Huelva

Este enclave, que abarca los tramos alto y medio del Río Tinto, es único en el mundo, tanto por su belleza cromática como por sus excepcionales condiciones ambientales e históricas. Alrededor del curso alto, se sitúa el mayor yacimiento minero a cielo abierto de Europa. Fue explotado desde los tartesos y sobre todo, por los romanos.

Toda esta larga actividad ha originado un peculiar paisaje, propio de otro mundo. 

Paisaje Protegido Río Tinto, Huelva

El nombre del río proviene de su color rojizo, que pasa a ocre en las orillas. 

Estas tonalidades se deben al alto contenido, desde los albores de la historia, en sales ferruginosas y sulfato férrico que, junto a la escasez de oxígeno, otorgan un pH muy ácido.

Aunque pueda parecer que en tales condiciones no sea posible la vida, estas aguas acogen una gran diversidad de microorganismos, adaptados a hábitats extremos -muchos de ellos aún sin catalogar- que se alimentan sólo de minerales. 

Tanto es así, que el lugar es estudiado por la agencia espacial norteamericana NASA para conocer estas formas de vida, debido a la probable similitud entre sus condiciones ambientales y las que podrían darse en el planeta Marte.

Y en la escasa vegetación de ribera de las márgenes del cauce, dada la acusada acidez del medio, destaca el llamado brezo de las minas. 

Paisaje Protegido Río Tinto, Huelva

Es una especie amenazada en peligro de extinción, endémica de Huelva, que acoge y da sustento a una necesaria comunidad animal. 

También, en las cavidades y canales de los enclaves mineros anidan distintas variedades de murciélagos.

Pero lo que más sorprenderá al visitante, son la cantidad de infraestructuras y elementos dispersos asociados a la minería, que cuentan una historia dura pero muy importante de nuestro desarrollo. La corta Peña del Hierro, perteneciente al espacio protegido, destaca por su profundidad y por el lago multicolor que se crea en su fondo. 

En sus pueblos se puede disfrutar de la gastronomía del Andévalo, con la influencia de costumbres inglesas como el té.

Merecen una visita otros pueblos como Tarsis, Campofrío y su plaza de toros, la más antigua de España, el Castillo de la encalada Zalamea la Real... 

Por su parte, la artesanía del cuero de Valverde del Camino goza de fama internacional

Monumentos de Zalamea la Real: 

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción siglo XVII. Estilo barroco.
Pendón de la villa.
Ermita de la Divina Pastora, siglo XVII.
Ermita de San Vicente.
Plaza de Toros.

Plaza de Toros de Zalamea la Real, Huelva

Mercado de Abastos

Inaugurado en 1904, nos encontramos con un edificio modernista-insustrialista de tres naves, cuyos rasgos fundamentales son los propios de la arquitectura colonialista inglesa. Destaca su fachada de ladrillo visto con arcos de medio punto. 

Centro de Interpretación de la Cultura Dolménica 

 Descripción: Instalado en el Viejo Mercado de Zalamea la Real, edificio fue construido a comienzos del siglo XX, cuando la zona vivía una época de gran actividad minera. 

Centro de Interpretación de la Cultura Dolménica , Zalamea la Real

El contenido de este centro, que se muestra en grandes soportes visuales e interactivos, se ha distribuido en tres grandes bloques temáticos (Patrimonio, Arqueología e Historia). 

Servicios: 

1- Recepción- Zona de acogida e información general. 

2- Exposición- Fenómeno del Megalitismo en varios módulos, según ámbitos de distribución, conservación, documentación e interpretación. 

3- Audiovisual- Reconstrucción tridimensional de las construcciones megalíticas.

 4- Proyecciones- Punto de partida de la Ruta Dolménica desde este Centro, o conclusión, en caso de que la visita al centro se realice al final de la Ruta. 

5- Taller informático- Manejo de la información sobre el megalitismo, especialmente dirigida a escolares. 

Dirección: C/ Mercado, nº 1. Teléfono: 959 56 22 15 Horario: Lunes a Viernes de 9,00 a 14,00 h. Sábados de 11,00 a 20,00 h./de 18,00 a 20,00 h. Domingos de 11,00 a 14,00 h. Para visitas concertadas o visitas fuera de este horario, contactar con el teléfono 959 56 22 15. 

Otros contacos: Gabinete Pedagógico de Bellas Artes. Teléfonos: 959 25 74 54/ 959 24 33 81 Otros Centros de interpretación/museos relacionados son: 

a. Museo Arqueológico Municipal de Aroche Dirección: Cilla, 2, CP. 21240. Teléfono: 959 140 261 Precios especiales para grupos. Dedicación: Museo arqueológico, con piezas desde época romana.

 En el Castillo de Aroche b. Museo de Huelva – Museo Arqueológico Provincial Dirección: C/ Alameda Sundheim, 13. CP. 21003 Teléfono: 959 259 300 Correo-e: museohuelva.ccul@juntadeandalucia.es 

Fax: 959 285 547 Web: www.juntadeandalucia.es/cultura/museos/MHU/ Horarios: Martes:15-20h. Miércoles-sábado: 9-20h. Domingo: 9-15h. Lunes cerrado. 

Precio: UE Gratuito. Otros países: 1,50€. Visitas en grupos: Concertadas con antelación por correo o mediante llamada telefónica al propio Museo o a través del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes (Teléfono: 959 25 74 54) Dedicación: Pintura XV y XX. Arqueología, prehistoria, época romana y tartésica. Etnología de Sierra Morena

Tiene una superficie de 27 metros de largo por 18 de ancho. 

En el interior los puestos estaban separados por tres calles longitudinales y otras tres perpendiculares. 

Se emplean en su construcción materiales como el vidrio y el acero, que dan al conjunto un toque innovador

Si decidimos ir a Zalamea la Real podemos tomar un tentempié en los diversos establecimientos del pueblo. 

El edificio situado en una antigua estación del Tren minero que unía Zalamea la Real con Riotinto. 

El antiguo trazado se ha convertido en una vía verde ideal para dar un paseo por los alrededores y descubrir diferentes vistas de la localidad.

El Castillo de Palanco, un enclave BIC de Zalamea la Real

Se encuentra en un lugar de marcado valor histórico, puesto que en él se llevó a cabo la batalla que expulsó a los franceses hasta la campiña de Huelva en 1810, en plena Guerra de la Independencia

Ubicado en el Cerro Mina de Palanco, Zalamea la Real cuenta con un castillo, denominado precisamente de Palanco, que se está inscrito como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Monumento desde 1985.

Según apunta el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), “se trata de un recinto fortificado cuya funcionalidad sería el control territorial, principalmente para vigilar las vías de comunicación y su conexión visual con otras fortificaciones próximas en el territorio”.

Su estructura es rectangular o de torre, con muros de 1,50 metros, aunque, lamentablemente, sólo se conservan unos restos a ras del suelo, con una altura máxima de 0,50 metros en algunos tramos.

Un recinto fortificado, que se encuentra adaptado a la topografía quebrada del cerro, un afloramiento de jaspe y manganeso. Además, en la superficie se observan alineaciones de muros en la cota de rasante del suelo.

Es importante también tener en cuenta el enclave en el que se encuentra, puesto que en este cerro estaba la Mina de Palanco, espacio en el que todavía quedan casas junto a la mina, lo que pone de manifiesto que hubo presencia de población hasta hace poco tiempo, en concreto, hasta 1947.

Mina de Palanco, Zalamea la Real

Un lugar también de marcado valor histórico, puesto que en él se llevó a cabo la Batalla de Palanco, a través de la cual se expulsó a los franceses hasta la campiña de Huelva en 1810, en plena Guerra de la Independencia.

Un espacio con unas bonitas vistas, puesto que desde el cerro se visualiza, por el oeste, el Castillo del Buitrón y el de Morante, y por el norte, el Cerro de San Cristóbal.

En Zalamea la Real,  además podemos ver Los Aulagares: Unas cincuentena de tallas, diferenciando grabados esferoidales (Edad del Cobre) y varias figuras de una época más cercana (Paleocristianas). - Poblado metalúrgico de Chinflón: Cerca del los dólmenes de El Pozuelo, fechado en el Bronce Final. 

Se trata de un poblado dedicado a la extracción y trata de mineral, sin vestigios relevantes de otras actividades económicas. 

 

16. y para comer en Zalamea la Real

La Fabrica
Calle Jose Nogales, 11, 
21660 Minas de Riotinto España
+34 959 59 20 54

Bar Parque "Los Cipreses"
Calle Cervantes Interior Del Parque Los Cipreses, 
21650 El Campillo España
+34 636 14 10 49
Cortijo Zalamea
Zona Tejarejos, s/n, 2
1640 Zalamea la Real
959 56 10 27

este es el croquis de los siguientes Dolmenes:

 

 17. Conjunto Dolménico de El Pozuelo en Zalamea la Real

La aldea de El Pozuelo es una pequeña aldea de Zalamea la Real, apenas formada por varias calles y por una serie de viviendas dispersas. Ya solo dar un paseo por las pequeñas callejas y descubrir los rincones de la Aldea merece la pena, ya que es un lugar tranquilo donde pasear y escapar del bullicio de la ciudad.

Conjunto Dolménico de El Pozuelo, Zalamea la Real

En plena Cuenca Minera, en el municipio de Zalamea la Real, se encuentra la aldea de El Pozuelo desde donde parte una ruta muy interesante que nos llevará a descubrir el pasado de nuestra provincia y de las gentes que vivían aquí hace más de 3500 años.

El conjunto dolménico de El Pozuelo está constituido por una gran necrópolis de al menos dieciséis enterramientos. En ellos se puede afirmar la existencia de ciertos rituales y su uso como hitos territoriales. 

Así fueron levantados para ser vistos a gran distancia y delimitaban un territorio. 

También es posible que tuvieran una función de cohesionador social, ya que utilizados como sepulcro u osario alargaban los lazos del grupo y las jerarquías establecidas dentro del mismo más allá de la muerte. 

Conjunto Dolménico de El Pozuelo, Zalamea la Real

Por el contrario, otros estudios descartan su uso como enterramientos colectivos y consideran que fueron sepulturas múltiples, utilizados en momentos diversos, con mayor o menor frecuencia. 

Entre todas las construcciones tan solo destaca una pequeña iglesia y poco más, sin embargo lo más interesante de las aldeas es que da nombre a un conjunto Dolménico con más de 3500 años de antigüedad. 

Sirviendo de punto de salida de una ruta que nos lleva a conocer los casi 50 yacimientos megalíticos repartidos en cinco zonas diferenciadas: 

Conjunto Dolménico de El Pozuelo, Zalamea la Real

Los Llanetes, donde se ubican cuatro dólmenes; 

La Veguilla, con tres construcciones funerarias; 

El Riscal, con dos, y

Los Rubios y Martín Gil, con un sepulcro cada una.

Los de El Pozuelo fueron escavados en torno en 1946 por Carlos Cerdán y son un total de once estructuras con diversos tipos de formación. 

Así existen algunos de corredor único, de corredor y una sola cámara y por ejemplo de corredor y múltiples cámaras. 

Podemos realizar una ruta a pie, ideal para realizarla con niños ya que no es excesivamente dura ni larga. 

Podemos elegir entre hacer el recorrido completo que puede durar unas tres horas más lo que nos detengamos en descubrir los diferentes dólmenes y una pequeña reconstrucción de un poblado megalítico o una un poco más corta de apenas una hora u hora y media donde descubriremos la mitad de los dólmenes y el poblado.

Sea como sea recomendamos comenzar la ruta desde un pequeño aparcamiento en la misma aldea de El Pozuelo y siguiendo una pista forestal (transitable para coches) llegaremos hasta un pequeño merendero o parque con bancos que puede considerarse el inicio real de la ruta.

En esta zona delimitada de descanso existe un mapa de la ruta a seguir con la localización aproximada de todos los yacimientos. Los menos “andarines” pueden llegar hasta aquí en coche, siempre que sea lo suficientementealto para poder sortear algunos baches.

A un lado de la zona de descanso nos encontramos el dolmen nº 6: sepulcro megalítico de cámara y corredor de espacio no diferenciado, compuesto y convergente. Situado sobre una pequeña elevación, junto a la Ribera de los Pinos, cuyo entorno está formado por encina y matorral (jaras).

Al otro lado y junto al camino nos encontramos la subida a un pequeño cerro para descubrir el Dolmen nº 7 muy similar al anterior pero con una situación excepcional desde la que se domina toda la zona.

Siguiendo el camino perfectamente indicado con las típicas señales con flechas y cruces llegaremos tras cruzar un pequeño puente de piedra a la reconstrucción del poblado megalítico compuesto por varias construcciones de forma circular, con estructura de bloques de piedra mampuesto y cubierta vegetal.

Croquis del Conjunto Dolménico de El Pozuelo

El estado de esta reconstrucción es de semi-abandono, por lo que no esperemos encontrar nada más que las estructuras que forman el poblado y poco más.

Seguiremos el camino señalado y poco a poco iremos descubriendo uno tras otros los diferentes dólmenes hasta llegar de nuevo a la aldea de El Pozuelo en la ruta circular y de más larga duración.

Horario: Miércoles a domingo de 10,00 a 14,00 h. Lunes y martes cerrado 
Información y visitas: Ayuntamiento de Zalamea la Real. Teléfonos: 959 - 56.12.75 / 959- 56.20.26 

 

A continuación nos dirigimos hacia el siguiente pueblo de nuestra ruta

18. Valverde del Camino

Valverde del Camino, Huelva

Situada en la Tierra Llana y perteneciente al Andévalo, moderna, industriosa y celosa de su tradición artesana de calzado campero, forja de hierro y cobre, y destilerí­as de aguardiente.

Por los restos encontrados, los primeros asentamientos humanos datan de la época prehistórica. Se han encontrado un conjunto de dólmenes.

En la época romana se explotaron sus minas. También se encuentra en el camino de Huelva a Extremadura. La población empieza a surgir a partir de una venta que se levanta aquí­ para el descanso de los viajeros y que se llamaba Facaí­nas.

Durante la Edad Media se repuebla intensamente.

Perteneció al Condado de Niebla, hasta que consigue el tí­tulo de Villa en el año 1731.

En el siglo XIX llegan colectivos de extranjeros a las explotaciones mineras y dan auge a las actividades artesanas e industriales.

Hasta 1930 funcionaron las minas de cobre y manganeso explotadas por los ingleses.

Casa Dirección, Valverde del Camino

Sus principales testimonios artí­sticos son la Parroquia de la Virgen del Reposo, la Capilla de Santa Ana, la Ermita de la Trinidad y la Ermita del Santo. 

Y entre sus edificios civiles el Museo Casa Dirección, construido por la compañí­a inglesa Alkali como residencia de su "General Manager".

Al Sur se encuentra un área de coní­feras centenarias, conjunto natural de extraordinario valor medioambiental, dotado de la infraestructura necesaria para acoger a turistas y visitantes, y donde se encuentra la Ermita de Las Cuartas.

19. Comer en Valverde del Camino:

Restaurante Casa Dirección
Avenida de la Constitucion, 98, 
21600 Valverde del Camino España
+34 959 55 13 34

La Hacienda Del Zapatero
C/ Real de Arriba, 112 C/ Real de Arriba, 112, 
21600 Valverde del Camino España
+34 959 55 01 59

El Rinconcito Valverde
Calle del Valle de la Fuente N 16, 
21600 Valverde del Camino España
+34 959 55 58 21


20. Dolmenes de los Gabrieles 

Dolmenes de los Gabrieles, Huelva

Este conjunto megalítico, de casi un kilómetro cuadrado de extensión, se halla en plena dehesa de alcornoques y encinas. 

Al sureste de Valverde, a 2,5 km. de la carretera comarcal, A-493, de La Palma a Valverde. Al norte se halla el Barranco del Chorrito, al sur la Huerta del Duque, al este la ribera de Valverde y al oeste la carretera comarcal, a unos 300 metros de la fuente de El Berecillo. 

ACCESOS: La entrada al lugar de la finca donde se halla el conjunto se puede realizar por el punto kilométrico 2,5 de la carretera comarcal A-493, en el lado izquierdo con dirección a La Palma, a través de un camino agrícola perteneciente a la propiedad. 

CRONOLOGÍA: Carece de una cronología objetiva y precisa, atendiendo a las generalidades de estos monumentos en la provincia se puede aproximar su cronología a mediados del III milenio, 2500 a.C-1900 a.C. 

Dolmenes de los Gabrieles, Huelva

Estos dólmenes, aunque fueron descubiertos por José Mª Luzón en 1966, no serían estudiados hasta 1974, desde entonces se han realizado diversas investigaciones sobre ellos, entre las que destacamos las de Rosario Cabrera y Fernando Piñón; pero el conjunto ha padecido la destrucción de expoliadores a lo largo de todos estos años. 

Este conjunto megalítico, de casi un kilómetro cuadrado de extensión, está constituido por seis dólmenes de galería cubierta, que presentan dimensiones y estado de conservación diversos, deficientes en general. 

Puede decirse que el núcleo del conjunto lo forman los dólmenes 3, 4 y 5, mientras que los señalados como 2 y 6 están algo más alejados y el 1 se halla aislado. 

El estudio de los materiales hallados en sucesivas excavaciones, de sus grabados y tipología constructiva, nos permite determinar que se trata de unas construcciones de la segunda mitad del III a.C., dentro del ámbito cronológico del Calcolítico, aunque podamos constatar la reutilización de los monumentos en los siglos VII y VI a. C. 

El dolmen nº 1 (el Dolmen Cortado) tiene los elementos estructurales arrasados a pocos centímetros del suelo. 

Apenas conserva parte del túmulo de mampuestos y tierra, mientras que las losas de cubierta han desaparecieron casi en su totalidad. 

Presenta cámara rectangular, cerrada por dos grandes bloques, pero sólo se mantiene uno. Conservan grabados en algunos de los soportes verticales (ortostatos) y una losa de pavimento. 

El dolmen nº 2 (de El Cura) se halla también muy deteriorado, pues le faltan varias piezas verticales (ortostatos) y horizontales (losas de cubierta) y prácticamente toda la cabecera del monumento. 

En el nº 3 (de La Parada) se conservan todos los elementos verticales pero ninguna de las losas de cubierta, ni resto del túmulo. 

El dolmen nº 4 (de La Encina) es el mejor conservado de todos, ya que presenta casi la totalidad de sus piezas verticales y horizontales, y parte del túmulo que los cubría y del anillo de que lo delimitaba. 

Es característica la curvatura que se realiza en su planta hacia la mitad de su longitud. En sus paredes también aparecen grabados de motivos abstractos y formas más o menos geométricas. En su interior apareció una pila o ara, que pudo tener un uso ritual, como en otros dólmenes de la zona (Pozuelo, Soto, San Bartolomé de la Torre, Portugal, Málaga y Almería). 

En el caso del nº 5 (de Los Niños) su estado de destrucción, por la desaparición de algunos de sus elementos o el desplazamientos de los pocos que se conservaban en el lugar, apenas permite reconocer su planta original. 

Lo mismo le ocurre al nº 6, en el que los elementos de la cubierta han desaparecido en su totalidad, como muchos de los elementos verticales. Su destrucción es casi total.

En el paraje, además del conjunto formado por los monumentos dolménicos, se halla también asociada la fortaleza de la Zau, de época hispanomusulmana. 

Croquis de los Gabrieles

Información y visitas: Museo - Casa Dirección de Valverde del Camino. Teléfono: 959-55.39.88 / 959-55.00.11   

y desde aquí vamos hacia el 

21. Conjunto Dolménico de Labradillo  (Beas) 

Localización: Beas. Paraje de El Labradillo. Camino de El Dique. Acceso por N-435.
Fecha: 2.500-1900 a C

Conjunto Dolménico de Labradillo, Beas

La existencia de este conjunto dolménico era conocida desde los años cincuenta del siglo XX, cuando Carlos Cerdán y los arqueólogos alemanes Georg y Vera Leisner realizaron sus estudios en nuestra provincia.

El conjunto dolménico de “El Labradillo” se halla al noreste de Beas, camino del embalse, en la cima de la loma del paraje de “El Labradillo”, entre los arroyos Parrilla y Candón. Su tipología corresponde a la arquitectura megalítica. 

Como la mayor parte de estos restos arqueológicos, carece de una cronología objetiva y precisa, pero atendiendo a las generalidades de los principales yacimientos de nuestra provincia, se le puede asignar una fecha en los mediados del III milenio, 2500-1900 a.C.

Tras alguna intervención arqueológica, como la de 1986 de Mª Jesús Carrasco Martín, se procedió a su inscripción como Bien de Interés Cultural en 1987, dentro de la categoría de zona arqueológica, y se realizó una actuación de urgencia al objeto de evitar su progresivo deterioro. 

Está prevista la realización en la zona de trabajos de limpieza y consolidación general de los elementos del conjunto y de su entorno.

Conjunto Dolménico de Labradillo, Beas

Este conjunto dolménico está compuesto por dos áreas principales.

 En la primera se hallan los dólmenes I y II y los restos de otro túmulo, que evidencian la posibilidad de la existencia en el lugar de otro enterramiento dolménico. 

En la segunda se halla el dolmen III y la cantera que proporcionó los materiales para su construcción.

La primera de estas zonas se halla elevada sobre un pequeño cerro de 1 hectárea, y es la más interesante. 

Allí el dolmen I es el mejor conservado de los tres. 

Se trata de un sepulcro de galería cubierta, con cámaras laterales, presenta unos 12 metros de longitud y está orientado al oeste. En su cabecera o cámara principal presenta una mayor anchura y altura, que va disminuyendo hacia la entrada. 

De sus cámaras laterales sólo conserva adecuadamente la situada al sur. También se puede observar los restos del anillo delimitador y una gran parte del túmulo de tierra roja. El dolmen II se halla en lamentable estado de conservación y sólo conserva algunos indicios que permiten suponer una estructura parecida a la del anterior. 

Su estado actual no permite la observación completa de sus elementos, por lo que esperamos que, tras la adecuación del camino y los accesos, se realice una puesta en valor que permita una visita adecuada.

En la segunda zona tenemos constatada la presencia del dolmen III. 

La situación del mismo es similar a la del II, ya que sólo se conservan algunos elementos aislados, encontrándose algo más alejado, junto a los cimientos de la antigua casa de la finca.

Croquis de los Dolmenes del Labradillo, Beas

Al este-sureste, a unos 300 metros, se encuentra la cantera de tierra roja utilizada para la realización del dolmen principal.

Información y visitas: Ayuntamiento de Beas. Teléfono: 959-30.81.94 

y pasamos por Trigueros para dirigirnos a la Etapa final de nuestra ruta, el Dolmen de Soto

22. Trigueros

En el municipio de Trigueros hay constancia de presencia humana desde el Paleolítico, pero es de la Edad de Cobre de donde se percibe con más claridad esta presencia, gracias al conjunto megalítico de El Dolmen de Soto.

Nos encontramos en Trigueros también restos romanos, que nos indican la presencia de esa cultura en la zona. Allí se asentó la ciudad romana de Conistorsis. De la época musulmana hay pocos restos, solo la base de la Iglesia de San Antonio Abad, alzada sobre una antigua fortaleza almohade.

Toda la zona es conquistada por Alfonso X el Sabio y pasa a formar parte del Condado de Niebla y, más tarde, del Ducado de Medina Sidonia. En el siglo XIII el asentamiento comienza a tomar importancia, recibiendo el nombre de Trigueros por los campos de cereal que rodean el municipio. En el año 1768 el rey Carlos II le concede el título de Villa y se separa de Niebla.

Recorrer las calles de Trigueros, al igual que su término municipal nos permite asistir a una clase de historia de lo más interesante. 

En esta localidad podemos encontrar numerosos restos históricos de distintas civilizaciones, y es que Trigueros es una tierra de prados, de trigos y girasoles, de dehesas con importantes ganaderías, pero que cuenta también con un núcleo urbano repleto de casas señoriales y edificios religiosos. 

Un pueblo que a pesar de estar muy cerca de la capital onubense, sin duda es un gran desconocido para muchos.

Que ver en Trigueros:

23. Dolmen de Soto 

Dolmen de Soto, Trigueros

Datado entre el 3000 y el 2500 a.C. es uno de los más importantes de los más de doscientos monumentos megalíticos descubiertos en la provincia. 

Fue descubierto en la finca “La Lobita” en 1922 por Armando de Soto, iniciándose inmediatamente las excavaciones, que duraron tres años, terminándose con un estudio de Hugo Obermaier. 

Declarado Monumento Nacional en 1931, el dolmen de Soto forma parte de las construcciones megalíticas del Occidente europeo y puede ser clasificado dentro del tipo de corredor y cámara en "V". 

Dolmen de Soto, Trigueros

Se halla cubierto por un túmulo y tenía un anillo perimetral de piedras que lo delimitaba. 

Su estructura está conformada por una serie de pilares (ortostatos) como soportes verticales y losas de cubierta, de grandes proporciones y peso. 

Los grabados que enriquecen sus paredes constituyen uno de los más importantes conjuntos simbólicos de la Península Ibérica. 

En general, se han representado simples líneas, cazoletas, "puñales", ídolos, figuras antropomorfas y otros signos. 

Está en buen estado de conservación, pese a que fue expoliado, encontrándose en las excavaciones ocho cuerpos colocados en cuclillas con sus ajuares correspondientes. 

Dolmen de Soto, Trigueros

Se trata de un dólmen perteneciente a la familia de los dólmenes de corredor largo (conjunto de dólmenes yuxtapuestos), siendo el más grande de los encontrados en la provincia de Huelva. 

Su longitud es de casi 21 metros, variando su anchura desde los 0,82 metros en la puerta hasta los 3,10 metros en la cámara. 

Está orientado de Levante a Poniente, de tal manera que los primeros rayos de sol en el equinoccio, avanzan por el corredor y se proyectan en la cámara durante unos minutos.

Dolmen de Soto, Trigueros

Horario: Lunes a viernes de 8,00 a 15,00 h. 
Información y visitas: Ayuntamiento de Trigueros. 
Teléfono: 959- 30.50.75 

Iglesia de San Antonio Abad

Mandada a construir por el rey Alfonso X el Sabio durante el siglo XIII, esta iglesia se encuentra levantada sobre una antigua fortaleza almohade. El estilo general es gótico-mudéjar y está situada en la plaza de España, en pleno centro de la localidad. 

Esta iglesia tuvo que ser reconstruida tras el terremoto de Lisboa de 1755. Su interior te sorprenderá por el gran patrimonio que posee, en el cual destaca la imagen de la Virgen de Candelaria del siglo XIII.

Destaca sobremanera su imponente torre, que puede ser vista desde prácticamente todo el pueblo e incluso desde las afueras.

Muy visitada por los triguereños, es durante las fiestas de San Antonio Abad, patrón de la localidad, cuando tiene más afluencia de público.

Convento de la Virgen del Carmen

Situado en la plaza del Carmen, es un precioso edificio del siglo XVI. Consta de dos edificios, el primero es la antigua residencia conventual de las Carmelitas Descalzas, hoy en día restaurada y convertida en centro cívico. 

El segundo edificio es el templo, con una impresionante fachada, y que acoge en su interior a la Virgen del Carmen, patrona de Trigueros. En este templo, de una sola nave y capilla mayor con bóveda de cañón, destaca su retablo y sus tallas de gran antigüedad.

Visitar sus Dehesas

Una de las actividades más interesantes que podemos realizar en Trigueros es conocer la vida del toro bravo en su hábitat natural.

Dos ganaderías se encuentran en este municipio: la de Celestino Cuadri e Hijos, una de las más importantes de España, y la Ganadería Los Millares, que organiza visitas guiadas para conocer la cría de estos animales.

Pilar de la Media Legua

Pilar de la Media Legua, Trigueros

Llamado así por que esta situado a unos 2 kilometros del centro de Trigueros. Se trata de una construcción romana del siglo II situada en la calzada romana que unía Ayamonte con Sevilla. 

Posteriormente se conoció a este camino como “vereda de carne”.

Actualmente a su lado se encuentran merenderos donde disfrutar de fantásticos días en el campo.

24. y para comer en Trigueros:

Mesón El Bosque
Calle Juan Ramon Jimenez 25, 
21620 Trigueros España
+34 959 30 52 48

D'benis
C\ Molino Campo, 
21620 Trigueros España
+34 959 30 53 14

Otros dólmenes en Huelva son: 

En Niebla - Dólmenes de la Hueca 

En Puerto Moral - Túmulo de Los Llanos 

Otros yacimientos relacionados: En Santa Bárbara de Casa - La Zarcita: Recinto fortificado erigido en torno a una población previa más dispersa. 

En las proximidades del poblado, se localizan un total de cuatro enterramientos, de tipo tholo. 

En Villanueva de los Castillejos - Petroglifos de las Tierras 

POR CONFIRMAR: - Tholo de San Bartolomé (S. Bartolomé de la Torre). - Tholo del Moro (Niebla). - Tholos de La Zarcita (Sta. Bárbara de Casa). 4 enterramientos cerca del recinto fortificado del poblado. - Petroglifos de las Tierras (Villanueva de los Castillejos) - Los Azulejos (Sta. Ana la Real). 

25. Otras Rutas Cercanas:

En Ruta por la Frontera Onubense: De Encinasola a Ayamonte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...