Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas

jueves, 16 de julio de 2020

Entre Iglesias Rupestres y Románico (I) : De Alar del Rey a Aguilar de Campoo, Palencia

Archivo:Mave - Monasterio de Santa Maria la Real 13.jpg ...
Monasterio benedictino de Santa María de Mave, Palencia

Rebolledo de la Torre | Guía Repsol

Iglesia de Rebolledo de la Torre, Burgos


photo6.jpg: fotografía de Iglesia de San Julian y Santa Basilisa ...
Iglesia de Rebolledo de la Torre, Palencia


Villacibio (Palencia). Ermita rupestre de San Pelayo. Inte… | Flickr

Iglesia Rupestre de San Pelayo 


Las ermitas rupestres de Valderredible | El Correo
 Iglesia Rupestre de los Santos Justo y Pastor


Iglesia de Santa Cecilia y castillo - Aguilar de Campoó - (Agosto ...
Ermita de Santa Cecelia, Aguilar de Campoo


Esta zona está a una distancia de 99 km de Palencia, capital de la provincia, y a 102 km deSantander (Cantabria). Se encuentra en la ribera del río Pisuerga, en la comarca de la Montaña Palentina e inmersa en el territorio histórico de Campoo.

Enclavada en el noreste de la provincia de Palencia, Comunidad de Castilla y León y dentro del marco geográfico de la Montaña Palentina, hace frontera con los territorios cántabros de Campoo y los burgaleses de Páramos de la Lora.

Se encuentra a 892.10 m. de altitud sobre el nivel del mar, disfrutando de un clima continental, con temperaturas medias de 19.5 º en verano y 3.5º en invierno.

Indice:

  1. Como Llegar a Alar del Rey 
  2. Comer en Alar del Rey 
  3. Iglesia de Rebolledo de la Torre 
  4. Iglesia de Santa María de Becerril del Carpio 
  5. Monasterio Benedictino de Santa Maria de Mave 
  6. Iglesia rupestre de San Pelayo en Villacibio 
  7. El Eremitorio Rupestre de Olleros de Pisuerga 
  8. El Castro Cántabro de Monte Cildá y el Cañón de la Horadada 
  9. Aguilar de Campoo 
  10. Comer en Aguilar de Campoo 
  11. Nestar y la Calzada Romana de los Blendios 
  12. Canduela 
  13. Embalse de Aguilar
  14. Senderismo en Aguilar de Campoo

Como Llegar a Alar del Rey, Origen de nuestra ruta

    


Alar del Rey se asienta en la vega del río Pisuerga, entre las comarcas naturales de Ojeda y Boedo, en un valle conformado por los montes de coníferas de San Quirce y Alar y por el Carrascal. 

El núcleo queda limitado al oeste por el río y al este por el Canal de Castilla que nace en la misma villa.

NUESTRO CENTRO Se puede acceder a Alar por tren o por carretera: desde la N-611, carretera de Santander o a través de la P-610 que comunica con Olmos y otras localidades del valle de Ojeda. 

Por esta vía y a 3 kilómetros hacia el sur se llega al Barrio de San Vicente, zona dependiente de Alar y con no más de 20 habitantes.


Alar del Rey

Alar del Rey es la 'Cuna del Canal de Castilla'.

 El Canal de Castilla nace o inicia el kilómetro Cero de su andadura en esta localidad, tomando su caudal del río Pisuerga, en el lugar conocido como la Veguilla.

Canal de Castilla

Muy cerca de aquí, nos encontramos con la primera retención (Puente de la Coneja), la Dársena, los Almacenes del Barrio del Canal y las antiguas mazmorras. 

Alar del Rey - cyltv.esAlar del Rey, al ser un núcleo urbano surgido al amparo del canal (siglo XIX) mantiene una traza urbana modernista, sin grandes edificios señeros, no ocurriendo lo mismo con su entorno.

La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, del siglo XIX, en el propio núcleo de Alar es un edificio construido en 1898 debido al pronunciado aumento de población causado por la inauguración de las obras del Ferrocarril de Isabel II y la navegación por los Reales Canales de Castilla que dejaron pequeño el espacio habilitado para los oficios religiosos en un almacén por los trabajadores del Canal.

El trazado de la iglesia responde a dos proyectos distintos: el templo como tal, de estilo neorrománico y la esbelta torre campanario modernista del prestigioso arquitecto palentino Jerónimo Arroyo, construida con posterioridad. 

Se trata de una torre cuadrangular de gran originalidad que descansa sobre tres arcos con capiteles historiados que dan acceso a la puerta principal.

Canal de Castilla

En un principio la torre, que terminó de construirse en 1955, se coronaba con una cruz con una bola pero el viento la derribó. 

La cigüeña quiso aprovechar aquel pico y hacer allí su nido, pero el viento también se lo llevó.

 Fue entonces cuando los mozos del Alar colocaron unos anclajes para que la cigüeña construyera su nido con seguridad y desde entonces, año tras año la cigüeña visita esta villa y trae al mundo a sus crías… cigüeños alarenses.

Otros monumentos de interés son, la Iglesia de San Juan Bautista, en Nogales de Pisuerga, del siglo XI, la Abadía de San Quirce y la Iglesia de San Vicente, del siglo XII, y la Iglesia de San Pedro, del siglo XIII.

Además es de gran interés la infraestructura construida en el siglo XVIII en torno al nacimiento del Canal de Castilla, entre ella destaca la dársena y los almacenes.

Con respecto al medio natural, podemos destacar los parajes cercanos al pueblo, como son las numerosas fuentes naturales y cascadas, bosques de pino, encina, roble y chopos. 

Mención especial merece la Peña Amaya, que domina el paisaje anunciando la proximidad de la Montaña Palentina y las formaciones geológicas denominadas Las Tuerces, formaciones resultantes de la erosión producida por las aguas subterráneas.
Peña Amaya (Burgos) | Siempre de paso
Peña Amaya, Alar del Rey

Los deportes fluviales, como la pesca o el piragüismo, también son atractivos turísticos dignos de mención.

El Pisuerga y el Canal de Castilla son dos ecosistemas ricos y variados, que ofrecen, por sí solos, rincones pintorescos soñados por artistas.

2. Comer en Alar del Rey 


Restaurante La Cueva
Avenida Conde Vallellano 6, 
34480 Alar del Rey España
+34 979 13 30 66

y desde Alar del rey iniciamos nuestra ruta según el siguiente croquis

       

iniciamos nuestra ruta con la 

3. Iglesia de Rebolledo de la Torre

Rebolledo de la Torre es una población situada en el extremo noroeste de la provincia de Burgos, muy próxima a Palencia y al foco románico de la Ojeda Palentina.

Iglesia de San Julián y Santa Basilisa (Rebolledo de la Torre ...
Iglesia de Rebolledo de la Torre, Palencia

La galería porticada de la iglesia de Rebolledo de la Torre no es sólo uno de los monumentos románicos más notables de la provincia burgalesa, sino que es de las más bellas y cualificadas del románico hispano.

La iglesia de los Santos Julián y Basilisa fue una obra de finales del siglo XII que quedó casi completamente reconstruida en el siglo XVI, conservándose el pórtico románico, aunque fue cegado, y la puerta meridional. También en el interior hay una pila bautismal románica cuya inscripción no deja lugar a la duda de la fecha de su creación: Era de 1233 (año de 1195).

Al margen de estos elementos románicos, el templo, como se desprende de la fecha de reconstrucción, es básicamente tardogótico, con dos naves separadas por pilares fasciculados y cubiertas con bóvedas de crucería estrellada.

Una torre campanario renacentista se yergue a los pies del edificio sobre un cuerpo bajo completamente abovedado mediante crucería compleja.

Iglesia de Rebolledo de la Torre - Cultura y TurismoEn 1928 el pórtico románico fue despojado de los muros de cerramiento y recuperada su primorosa estampa. Además ha gozado de algunas obras de protección a finales del siglo pasado. Es Monumento Nacional desde 1931.

La puerta meridional

Se trata de un sencillo ejemplar, mucho más modesto que la galería porticada, lo que deja evidencia de que los talleres que trabajaron en iglesia y pórtico fueron diferentes.

Tal circunstancia es bastante frecuente y se comprueba en innumerables casos de las galerías románicas del sur de Castilla (Soria, Segovia y Guadalajara).

A la derecha de la puerta hay una hornacina con parte de una columna cuyo fuste está formado por tambores cilíndricos y un capitel proporcionalmente más pequeños, que en la cara vista muestra dos rudas aves que vuelven sus cuellos hacia el centro. Al parecer se halló en el campanario moderno y tampoco pertenece al taller del pórtico

La Galería Porticada

Rebolledo de la Torre | Guía Repsol

La galería porticada de Rebolledo de la Torre supone una de las cumbres del románico porticado español. No sólo su escultura, de la que nos ocuparemos después, es notable por su calidad plástica e iconografía, sino que su arquitectura llama la atención por sus grandes dimensiones y delicada articulación.

Consta de una decena de arcos que unas veces apoyan sobre dobles columnas geminadas y, en otras ocasiones, lo hacen sobre fuertes columnas únicas, además de una puerta de ingreso descentrada. Al oeste de la puerta hay siete arcos en dos grupos de tres y cuatro separados por un pilar con una pareja de columnas que llegan hasta el alero.

En el muro occidental de la galería se abre una espectacular ventana con una arquivolta y un guardapolvos delicadamente esculpidos con palmetas y hojas carnosas. El timpanito y un sillar contiguo llevan grabada un larguísima inscripción, a la vez que un tanto caótica, con la siguiente posible traducción:

El abad Domingo pobló este lugar de Vallejo desde sus fundamentos junto a mi hermano Pelayo en el año 1186. Cuando fue poblado este solar de Vallejo era behetría de Q. Gonzalo Peláez. En el año 1186, en el señalado día 22 de diciembre hizo este pórtico el maestro Juan de Piasca.

Esta epigrafía es de notable importancia pues describe aspectos históricos y artísticos al mismo tiempo. Ya discutiremos al final la identidad del tal maestro Juan de Piasca.

Otra de las particularidades de este ventanal es que el hueco de la saetera está, a su vez, dividido por la mitad mediante un mainel rematado en un capitel con cabeza de león que simula engullir el fuste (lo que conocemos como "gloutón").

Si trascendente es este ventanal por la información que nos da, no desmerece el aspecto que tiene en el interior del pórtico. Aquí, el mainel ha sido reemplazado por un pinjante que sirve de unión a dos arcos gemelos de intradós angrelado.

Las enjutas de esta estructura nos ofrecen el episodio veterotestamentario del Pecado Original: en el centro aparece el Árbol Sagrado con la serpiente. A la derecha se encuentra Eva, desnuda y con el pelo largo en actitud de tomar el fruto prohibido. En el costado opuesto tenemos a Adán con el característico gesto de agarrarse con una de las manos la garganta.

A pesar de lo exuberante y "barroco" de la composición, nos encontramos ante una relieve que parece haber sido esculpido por una mano menos hábil que el resto del pórtico.

Los capiteles de la galería

Rebolledo de la Torre (Burgos). Iglesia de San Julián y Sa… | FlickrLos grandes capiteles de la galería porticada de la iglesia de Rebolledo de la Torre muestran una exuberante temática vegetal al mismo tiempo que bestias, escenas bíblicas y combates.

Dentro del bestiario real y fantástico hay que citar los más habituales en el románico: leones, grifos, arpías (en esta caso con rostro masculino barbado).

No faltan los de significado moral como los combates -tan queridos por la iconografía medieval- tales como: combates entre seres humanos o con bestias. También se ven representados algunos pecados como la avaricia y la usura, con el respectivo castigo.

En lo relativo a iconografía religiosa destacan Sansón desquijarando al león, y la Psicostasis o Pesaje de las Almas.

Pasamos a descripir aquellos capiteles que nos han parecido más relevantes por su plástica o su iconografía.

Iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Rebolledo de la TorreCapitel del avaro

En una de las caras aparece el demonio con llamas de fuego sobre la cabeza (la primera impresión es que se trata de la cabeza de ¡un gallo!) tentando a un avaro que lleva colgada una enorme bolsa de monedas al cuello.

En la otra cara de este capitel se ve la muerte y castigo del mismo personaje, del que sale su alma por la boca, siendo recogida por un león y un demonio.

Capitel de la Psicostasis o Pesaje de las almas

Abigarrada y un tanto deteriorada es la representación del Pesaje de las almas de otros de los capiteles del pórtico. San Miguel, del que sólo se ve su bello rostro sereno y una de las alas de ángel, se halla detrás de una balanza romana que parece sujetar un personaje en postura invertida de la parte superior.

Entre los platillos aparece un personaje desnudo que se tratará, con toda probabilidad, del alma del difunto.

Iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Rebolledo de la Torre
En el otro lado un gran demonio trata de desequilibrar tramposamente el platillo de los pecados hacia sí para ganarse el alma y llevarla a los infiernos.

Capitel del combate entre guerreros

Uno de los más conocidos capiteles de Rebolledo de la Torre es el del combate entre caballeros.

Como en tantos sitios del románico español, lo que aquí se expone es la lucha entre el cristiano (derecha, con escudo piriforme o de gota invertida) y el musulmán (izquierda).

No sólo la rodela o escudo circular identifica al musulmán en este tipo de luchas, sino es que es éste siempre el vencido en el lance, lo que no deja lugar a la duda.

Capitel de Sansón desquijarando el león

Sansón es uno de los grandes héroes del Antiguo Testamento, empleado iconográficamente como prefiguración de Cristo, triunfador sobre una muerte que parecía segura al enfrentarse a un león, para luego revertir su destino y terminar venciéndolo.

En el capitel de la galería porticada aparece en la forma habitual del románico: sentado sobre la grupa del animal y abriendo sus fauces con ambas manos. La identidad del personaje no deja lugar a la duda gracias a la larga caballera que ondea al viento junto a la túnica.

apitel del combate entre un infante y un dragón

Rebolledo de la Torre (Burgos). Iglesia de San Julián y Sa… | FlickrEn el ángulo de otro capitel se nos muestra el combate entre un infante armado con escudo y espada contra un enorme dragón que muerde dicho escudo. La indumentaria del guerrero queda completada con la habitual cota de malla y el almófar que cubre su cabeza.

El alero

Como cabría esperar, el alero de este pórtico está repleto de buenos canecillos (algunos espectacularmente bien conservados) así como de los capiteles que coronan las columnas pareadas que sirven de refuerzo.

Así que no debemos pasar por alto observar con detenimiento (mediante prismáticos o el teleobjetivo de una cámara) esta excelsa colección de "fantasías" románicas de gran calidad.

Blog de RománicoEste conjunto escultórico pertenecen al mismo taller que el resto de la galería.

Encontramos en los canecillos, entre otras escenas, la de un músico tocando una arpa o arpa-salterio; un ave atrapando una serpiente que intenta enredarse en sus patas; una sirena ave que junta sus labios al pico de un pájaro; varios leones, alguna que otra cabeza monstruosa, etc.

Los dobles capiteles citados son aún más interesantes.

Uno de ellos muestra una cuidada escena -aunque aquí la piedra ha sufrido una notable meteorización- del Sacrificio de Isaac, donde Abraham se dispone a asestar el tajo mortal a su hijo que yace arrodillado con la cabeza junto a las rodillas de su padre, mientras un ángel detiene la mano y presenta un carnero como sustitución de la víctima.

Otro de estos capiteles muestra cabezas de fieras -posiblemente leones- de cuyas fauces salen tallos vegetales.

En otro vuelve a aparecer un gloutón, muy semejante a los de las iglesias cántabras de Piasca y Santa Cruz de Castañeda.

La autoría

Aunque al maestro de Rebolledo de la Torre, conocido por la inscripción del ventanal occidental como Juan de Piasca, se le atribuye la magnífica escultura ornamental de la iglesia de este pueblecito de Cantabria (el llamado Maestro Covaterio que la firma en 1172), es más probable que se trata de uno de sus principales discípulos.

y continuamos con la 

5. Iglesia de Santa María de Becerril del Carpio

Localizado el noveno tesoro oculto en Las Loras | Todas las ...
Ermita de San Vicente

Según García Guinea, la historia de esta puebla es poco precisa y no sabemos ciertamente cuáles fueron sus orígenes, pero es muy probable que se tratase de una de esas iniciales pueblas, o poblaciones, que se originaron en estos siglos de la Alta Edad Media como consecuencia del proceso de repoblación.

Entorno de Becerril del Carpio

Aparece alguna noticia en la colección diplomática de San Salvador de Oña. Navarro afirma en su catálogo, al igual que Rodríguez Muñoz, que en 1103 Alfonso VI y su mujer cedieron a los benedictinos de Oña su Monasterio de San Vicente cerca de Becerril. 

Por otro lado el padre Serrano nos dice que con anterioridad, concretamente el 1 de mayo de 1092, estando el rey en Oña, amplía el patrimonio monasterial de esta abadía con el antiguo convento de San Vicente de Becerril, en el alfoz de río Pisuerga, existente ya en el siglo X. García Guinea constata que se trata de este San Vicente de Becerril del Carpio, y asevera que al ser dos documentos casi contemporáneos (1092-1103) no es extraño que la entrega de este monasterio por parte de Alfonso VI conste en dos versiones. 

Casa Rural El Fresno - Becerril Del Carpio (Palencia)Para Guinea este documento marcaría el inicio de las obras del ábside de la iglesia, tal vez algunos años más. Pero para Lojendio y Rodríguez, la idea de que el ábside hoy visible sea el del antiguo monasterio les hace valorar una excesiva antigüedad. Suponen como más lógico que avanzado ya el siglo, los monjes benedictinos hubiesen reformado el anterior, construyendo algunos de los elementos que han perdurado hasta nuestros días.

ARQUITECTURA

En la actualidad se trata de una iglesia rural de pequeñas dimensiones relacionada con el monasterio de San Vicente.

Se eleva en sillería arenisca -a veces bastante erosionada- tanto en el interior, que aparece con un rejuntado de hormigón moderno, como en el exterior donde hay algunas excepciones: mampostería, en uno de los basamentos de los contrafuertes del ábside, sacristía e hiladas superiores del muro norte (disposición en opus spicatum) y combinaciones (presencia de sillares de caliza blanca dispersos por todos los muros); aunque ocasionalmente también utiliza piedra caliza blanca -en el alero, columnas y capiteles de las ventanas del ábside y portada Oeste, así como en algunos otros elementos decorativos- y piedra de toba. 

En planta se nos presenta cono una única nave rectangular orientada de Este a Oeste, con ábside semicircular y portada de acceso en el hastial -García Guinea considera que la posición de la portada es una variante de las iglesias de nave rectangular-. Adosado al muro sur está el cuerpo rectangular de la sacristía y junto a él, en el ángulo que forma el presbiterio, la escalera de caracol truncada.

Semicolumnas adosadas a pilastras y un sistema de contrafuertes simples en el exterior (dos en el ábside, dos en el lienzo Sur y tres en el Norte que cobijan dos arcos ciegos - una especie de arcosolios de poca profundidad, de medio punto y sin decoración-) permiten el soporte de las cubiertas: con bóveda de horno y arco de medio punto en la cabecera semicircular, reservando una bóveda de medio cañón apuntado para el presbiterio y la nave.

En altura destaca una pequeña espadaña-campanario sobre el hastial. Es, sin duda, una obra posterior a la iglesia, construida en piedra de toba y rematada por un acroterio calado, en forma de cruz.

Carece de acceso natural, no teniendo conexión con la escalera de caracol truncada. García Guinea expone dos teorías acerca de la posible culminación de la escalera de caracol. Para él, pudo concluirse con un campanario, de un tipo similar al de Santillana, o bien pudiera servir para alcanzar una espadaña existente sobre el hastial Este.

Becerril del Carpio . Iglesia de San Vicente. Romanico Palencia ...
La fase constructiva dominante y casi exclusiva corresponde al románico. La problemática se plantea al existir una diferencia constructiva entre los paramentos internos y los externos, a juzgar por el entramado arquitectónico y la decoración escultórica. 

Así pues, según Guinea, lo más antiguo -de la primera mitad del siglo XII- pudiera ser el ábside (coincide con Lojendio y Rodríguez que además señalan como posibles constructores a los tracistas de Santa Eufemia de Cozuelos) y los muros exteriores al menos en su parte baja y media, con influencias de Frómista, justificadas por García Guinea en la utilización abundante del taqueado en las impostas o los cimacios de roleos.

 La composición y proporciones del ábside se corresponden con una cronología conectada con las corrientes de peregrinación.

También se evidencia una unidad constructiva del conjunto en otros elementos de los muros exteriores como pueden ser la portada del hastial y la imposta que recorre esos sillares.

La segunda fase, ya casi en evolución hacia el gótico, correspondería a la bóveda e interior de la nave, fechable a mediados del siglo XIII. Por lo tanto, García Guinea deduce la posibilidad de que toda la nave de la iglesia, salvo el ábside, fuera construida continuando un alzado inconcluso que se había comenzado años antes por la cabecera, siguiendo el ejemplo de Santa Eufemia.

Arquitectura - Localidades - Intervenciones en Palencia - Becerril ... Los capiteles han sido descritos como sencillos, de bolas alargadas o esféricas que apuntan en acantos totalmente lisos. Estos marcan en la cesta unos canales soportando el arco fajón apuntado que delimita los dos tramos de la nave (similares a los del estilo simplificado de los de Mave que sabemos que se fechan justamente en 1200). 

De cualquier modo, debemos advertir que el edificio sufrió reformas -los paramentos internos y externos del segundo cuerpo de la nave se transforman, desapareciendo en este sector la imposta de ajedrezado que recorría hasta esos momentos todos los muros-; reformas algunas de ellas, mejor intencionada que inteligentemente llevadas a cabo según comenta Navarro.

 Por último un dato de interés reseñable, es la aparición de varias tumbas de lajas, junto al muro Norte -correspondiente a una necrópolis medieval- como consecuencia del rebaje de las tierras circundantes para proceder al pavimentado de las calles.

ESCULTURA

El acceso a la única nave del templo se realiza desde la portada que se halla en el hastial. De medio punto, está formada por tres arquivoltas decoradas con motivos geométricos: grueso bocel flanqueado por dos bandas de bolas y taqueados que descansan sobre columnas de fuste monolítico y capiteles labrados en arenisca, que representan dos leones afrontados y un águila con las alas esplayadas. Para García Guinea estos capiteles siguen claramente la línea de los escultores de Cervatos, Santa Eufemia de Cozuelos -en el ábside- y de San Juan de Raicedo (Cantabria). 

Como Cervatos parece fechado en 1129, argumenta que la primera fase constructiva del románico de San Vicente puede estar próximo a estas fechas, siempre dentro del primer tercio del siglo XII. En el muro sur y en el interior del edificio se abrió en arenisca otra portada, actualmente para dar paso a la sacristía.

De arco de medio punto con tres arquivoltas lisas y restos de cimacio vegetal. Se puede plantear la relación de esta puerta con el posible carácter conventual que en origen se atribuye a esta iglesia.

Becerril del Carpio (Palencia). La Puebla de San Vicente. … | FlickrLa culminación de la nave se produce por un ábside que desde el exterior se articula mediante dos contrafuertes que originan tres paños.

Cada uno de estos contrafuertes está dividido a su vez, en altura, por dos impostas de ajedrezado de tal manera que resultan dos cuerpos inferiores prismáticos y uno superior formado por columna sobre basa y sencillo capitel de cesta lisa rematada en dos bolas, sosteniendo el alero. 

Según García Guinea, el coronamiento del ábside parece más moderno, tanto por el aspecto de los canecillos como por los capiteles-ménsulas que tienen una decoración más acorde con los del interior de la nave similares a los de Santa María de Mave.

 En cada tramo del ábside, se abre una ventana románica con luz de saetera y enmarcamiento exterior con un arco, capiteles y chambrana que repiten los mismos motivos decorativos -bolas, vegetales y ajedrezado- que se dan en la portada. Los capiteles son vegetales (en uno de los casos incluye un simio idéntico a otro en la ventana absidal de San Martín de Frómista) y los cimacios comparten ese motivo, aunque dispuesto en ovas.

 En la ventana central, el espacio entre el arco de la saetera y el arco de enmarque se decora con un complicado entrelazo vegetal. Este espacio es totalmente liso en la ventana Sur mientras que en la Norte solo hay decoración -muy erosionada- en la pieza que forma el arco de la saetera.

El alero está sostenido por canecillos de nacela, hay un total de 38 combinados con los de proa de barco que son más frecuentes en la nave. Por último, dos impostas de ajedrezado recorren horizontalmente el muro, una bajo las ventanas y otra como prolongación de los cimacios de las mismas. Pero esta impostación no queda sólo en el ábside sino que continua por los muros laterales y el hastial. 


Visto desde el interior, el ábside resulta mucho más sencillo, limitándose los únicos elementos decorativos -junto a los capiteles- a dos impostas que recorren los muros, una inferior de ajedrezado -según García Guinea se superpone a los fustes tal como ocurre en Santa Eufemia de Cozuelos- y otra superior lisa decorada con piezas esféricas y sencillos elementos vegetales en el tramo presbiterial

6. Monasterio Benedictino de Santa Maria de Mave

El magnífico Monasterio benedictino de Santa María de Mave se encuentra a tan solo 10 Kms. de la villa de Aguilar de Campoo.

Fotos de Santa María de Mave: Imágenes y fotografías
Santa maria de Mave, Palencia

Su origen es un cenobio altomedieval del siglo IX, época de la repoblación de la zona. Luego durante décadas perteneció al Monasterio de Oña.

La construcción actual data de tiempos en que fue posesión de doña Sancha Ximénez, que lo recibió en préstamo vitalicio del abad de Oña. Estamos en los últimos años del siglo XII.

Actualmente las dependencias del mismo han sido convertidas en una estupenda posada rural llamada "El Convento de Mave", por lo que los amantes del románico tienen aquí un buen punto de arranque para numerosas rutas por la Montaña palentina.

Una curiosidad de esta posada es que las instalaciones se adosan al muro sur de la iglesia y desde alguno de sus pasillos se pude ver el interior de la iglesia a través de un ventanal.

Queda en perfecto estado de conservación su monumental iglesia románica.

Exterior

Monasterio de Santa María la Real de Mave: monumentos en Aguilar ...

Cabecera y cimborrio

La parte más accesible visualmente de la iglesia es la del norte y la del este, desde donde se tiene una buenísima vista de su espectacular cabecera y cimborrio

Observamos la estructura de los tres ábsides de semitambor escalonados, los brazos del transepto y sobre el crucero un cimborrio de planta cuadrada con un vano de iluminación en cada cara.

Lo primero que nos llama la atención es el color de la piedra arenisca que se empleó para la construcción. Es de un color rojo oscuro que alterna con otros tonos grisáceos. Nos recuerda el color de muchas de las iglesias sorianas también construidas con una arenisca similar.

La fábrica es de grandes sillares que ayuda a realzar la notable monumentalidad del edificio. En efecto, la ornamentación parece estar deliberadamente suprimida, no sólo por la influencia cisterciense, sino para mejorar el aspecto de nobleza.

Monasterio Santa María de Mave - Palencia | joaquin | FlickrEsta austeridad se aprecia en la supresión de las habituales columnas entregas del ábside, sustituidas aquí por contrafuertes escarpados. Otra muestra de lo mismo es la articulación de los ventanales con arcos abocinados de arista viva sin columnas, chambrana, etc. Por su parte, los canecillos son geométricos y completamente anicónicos.

Portada

La parte más ornamentada es, sin duda, la puerta del hastial occidental. Es muy característica y tiene relación con otras puertas del entorno de Aguilar de Campo. Su superficie es de cierta frontalidad y por tanto poco abocinada. El vano y las arquivoltas son apuntadas. La primera y tercera llevan dientes se sierra, mientras que la segunda y cuarta tienen relieves baquetonados.

También compleja es la disposición de las columnas de apoyo que forman una especie de zigzagueado saliente y entrante, hasta sumar un total de ocho por lado. Se trata de columnas esbeltas y elegantes cuyos capiteles -siguiendo el citado aire cisterciense- se asemejan a los de Aguilar de Campoo y San Andrés de Arroyo, con cestas de hojas vegetales horadadas con trépano y terminadas en carnosos cogollos.

Interior

Una vez en el interior del templo, apreciamos la amplitud de sus tres naves, todas ellas abovedadas, dando de nuevo muestra de la maestría arquitectónica de sus creadores.

Los soportes de separación de dichas naves son de planta cruciforme con cuatro semicolumnas embebidas en sus caras. Los arcos formeros son apuntados.

La sección cruciforme de los pilares estaba planteada para recibir arcos fajones doblados, pero un replanteamiento se aprecia poco antes de alcanzar la bóveda, simplificándolo y convirtiendo la pilastra más semicolumna en una sola semicolumna que recibe un fajón sencillo.

La bóveda central es de medio cañón apuntado reforzada con los fajones simples citados.

Archivo:Cúpula Monasterio de Santa María de Mave 002.jpg ...Una de las características de esta iglesia de Santa María de Mave es que las bóvedas laterales son de medio cañón pero con eje perpendicular a la iglesia.

 No es, obviamente, una solución exclusiva de este templo, pero no es precisamente lo más habitual.

Los brazos del transepto no sobresalen de los muros laterales y el crucero está abovedado por una espectacular cúpula semiesférica que es soportada por el cimborrio. 

El paso del cuadrado que forman los arcos torales al octógono previo al círculo de la cúpula se desarrolla aquí mediante trompas. Hay que fijarse en el perfecto alineamiento concéntrico de los sillares con que está construida la cúpula.

Por último, diremos que los capiteles de las columnas estructurales de Santa María de Mave, son prácticamente lisos. Sólo muestran grandes hojas sin decorar de las que afloran unos frutos gramíneos.

En el interior se guarda una pila bautismal de perfil de cuba (no de cáliz) que también es casi lisa.

Más interesante es el gran capitel románico que sirve de soporte de la mesa del altar. No es originario de Santa María de Mave sino del monasterio de Santa Eulalia de Villela. 

Rápidamente nos percatamos que es un capitel antiguo, posiblemente del siglo XI e imita lejanamente a las cestas corintias romanas pero sustituyendo los acantos por hojas sencillas que terminan en esferas rugosas tipo madroños.



y para comer en Santa Maria de Mave

Convento de Santa Maria de Mave
Carretera de Palencia a Aguilar de Campoo, 
34402 Santa María de Mave España
+34 979 12 30 95.

6. Iglesia rupestre de San Pelayo en Villacibio



La iglesia rupestre de San Pelayo en Villacibio (Palencia) se encuentra excavada en un pequeño montículo al suroeste del pueblo, a unos 500 m. de su núcleo urbano, en el lugar conocido como La Revilla.

Es una de las pocas de la zona de la cual se conserva alguna cita histórica. Si bien su origen puede ser los siglos VIII al X, es mentada en la escritura que firmaba doña Urraca en el año 1155 a favor de Xbal (Cristóbal), prior del monasterio de San Salvador de Oña (Burgos), cediendole el cenobio de Santa María de Mave (Palencia), con sus términos y aceñas. 

Esto incluía la Cueva de San Pelayo, que parece ser que dependía del mencionado monasterio de Mave.

Se trata de una pequeña ermita-cueva. En el año 1945 se clausuró su entrada hasta fechas recientes en la que se forzó la misma. Posteriormente se ha mejorado su entorno y se ha protegido con una reja. que no impide su contemplación.

Planta y alzado de San Pelayo en Villacibio

Consta de una pequeña nave, orientada de Este a Oeste. Dentro de ella, existe una clara separación entre el presbiterio y la nave con un iconostasio, posiblemente de madera que se apoyaba sobre los machones que todavía se incluyen.

El ábside queda separado del presbiterio por una arcada doble, que parte de un pilar central prismático, del que salen dos arcos, uno de ellos de medio punto y el otro recordando las formas de un arco de herradura primitivo, probablemente visigodo. Por último, al fondo del ábside se conservan dos hornacinas.

Arcada doble en el interior de San Pelayo de Villacibio a modo de iconostasio

En su entorno no se localiza necrópolis y pero sí algunas lauras o habitáculos rupestres muy erosionados.

Interior de San Pelayo, en Villacibio.

7. El Eremitorio Rupestre de Olleros de Pisuerga

El eremitorio rupestre de Olleros de Pisuerga se ha hecho muy popular debido a que fue uno de los sitios que optaba a ser «El Mejor Rincón 2015«.

La iglesia de los santos Justo y Pastor, en Olleros de Pisuerga, es uno de los más espectaculares templos construidos bajo la roca.


Olleros de Pisuerga es una localidad de la provincia de Palencia que pertenece al municipio de Aguilar de Campoo del que le separan apenas 10 kilómetros. Aunque habíamos estado muchas veces por la zona de Aguilar de Campoo, no habíamos ido nunca a Olleros de Pisuerga, así que atraídos por lo que habíamos visto en internet sobre el eremitorio, decidimos que ya era hora de visitarlo.

El pueblo se encuentra en la margen derecha del río Pisuerga y tuvimos que atravesar todo el pueblo hasta llegar a la iglesia rupestre de los Santos Justo y Pastor.

 Probablemente hasta aquí llegaron en el siglo IX unos cuantos monjes mozárabes huyendo de los musulmanes, y en un primer momento utilizarían alguna de las cuevas existentes para vivir apartados del mundo, llevando una vida de soledad, austeridad y oración. 

Torre-campanario del siglo XVII de Olleros de Pisuerga

Posteriormente empezarían a excavar en la roca de este promontorio de arenisca para construir una ermita. Ellos comenzaron una obra que continuó hasta el siglo XII, y que acabó siendo toda una iglesia que fue consagrada a los santos Justo y Pastor.

Al llegar a la zona en la que se encuentra la iglesia lo primero que nos llamó la atención fue la torre-campanario del siglo XVII, que se encuentra aislada a unos metros de la iglesia y construida encima de una roca, que en su base tiene una cueva. Aquí se cree que se encontraba el antiguo baptisterio, cuya ceremonia sería por inmersión. Fue una antigua torre de vigilancia, que se adaptó a su uso como campanario. La cueva, posteriormente, se utilizó para cocer las ollas de las que el pueblo toma su nombre.

Dejamos atrás la torre y llegamos al promontorio en el que se encuentra la iglesia; tuvimos que subir unas escaleras hasta llegar a un pequeño pórtico, añadido posteriormente, al igual que la espadaña.

Exterior de la Iglesia Rupestre de los Santos Justo y Pastor

Lo mejor se encuentra en el interior de la iglesia, en la que vimos dos naves con una falsa bóveda de cañón apuntado, separadas por tres columnas, dos de las cuales son artificiales del siglo XVIII ya que las originales se deterioraron. Tiene hasta un coro en madera al que pudimos subir y que está sostenido por una única pilastra.

Vista de la iglesia rupestre de los Santos Justo y Pastor desde el coro superior

Todo se labró en la roca como si fuera funcional, pero en realidad tanto las bóvedas, los arcos que refuerzan las simuladas bóvedas y las columnas son todos decorativos ya que la roca se sostiene sola

Cuenta también con dos ábsides, el de la derecha, que es una estrecha galería que hoy se usa como sacristía; y el de la izquierda, que es una capilla lateral que se encuentra casi en total penumbra y que fue tapiada en el año 1755, sin que se sepan las razones. 

Esta última capilla fue descubierta en 1931 por el párroco del pueblo y en ella se encuentra un sepulcro antropomorfo en el que posiblemente fuera enterrado algún abad de la comunidad de monjes ermitaños.

Tiene una decoración muy escasa, pero en su sencillez radica su belleza. 

Este templo sigue estando abierto al culto, por lo que en uno de los altares de las naves se encuentra un retablo plateresco del siglo XVI con las imágenes de los dos santos niños Justo y Pastor.Altar con retablo plateresco del siglo XVI

En el otro altar destaca una talla de un Cristo Crucificado del siglo XVII debajo de la cual se instaló un ara romana que apareció en una casa del pueblo y un púlpito de madera policromada.

Nave izquierda de la iglesia rupestre con el púlpito, el ara romana y el Cristo crucificado del siglo XVII

En una de las columnas se encuentra adosada una curiosa pila de agua bendita.

Curiosa pila de agua bendita

En un hueco a modo de capilla se encuentra la pila bautismal de tipo pozo, realizada en un solo bloque de roca arenisca.

Pila bautismal

El templo fue encalado hacia 1880 por orden gubernamental a causa de una epidemia de cólera y en 1952 fue eliminada esa capa quedando a la vista la roca con las huellas de los picos con que se labró.

Si tienes oportunidad acércate a visitarla al atardecer, cuando los últimos rayos de sol que entran por la puerta dejan ver destellos dorados en la roca arenisca.

Una vez visitada la iglesia vimos que en el exterior y junto a ella se encuentra una necrópolis rupestre, con restos de sepulturas antropomórficas excavadas en la roca, y también una serie de de cuevas o habitáculos, posiblemente prerrománicos y que tendrían ya un carácter sagrado antes de llegar los eremitas.


Aquí se encuentra la necrópolis rupestre

Junto a este conjunto se encuentra una agradable pradera en la que se ha habilitado un área recreativa con mesas en las que poder comer y que aprovechamos para hacer lo propio.

8. El Castro Cántabro de Monte Cildá y el Cañón de la Horadada

Junto al pueblo de Olleros de Pisuerga se encuentra el Monte Cildá, en él se han hallado importantes vestigios arqueológicos: restos de poblamientos cántabros, romanos y visigodos, y en el que algunos investigadores creen que estaba situada la ciudad cántabra de Vellica.


Hasta allí nos acercamos con el coche y para ello tomamos la carretera que va de Olleros hacia Mave (P-620) y al poco de salir de Olleros nos desviamos en el primer camino que sale a la izquierda en el que hay un cartel indicador. 

Tomamos el segundo desvío a la derecha, que es en realidad un cruce de caminos, y continuamos ascendiendo hasta un punto en el que el camino era impracticable para seguir con el coche, así que a partir de allí continuamos un pequeño tramo a pie por la senda que hay marcada.

El camino apenas está señalizado, tan sólo hay unas cuerdas rojas atadas en algunos matorrales, pero aún así es fácil llegar. Enseguida llegamos al yacimiento denominado Castro de Monte Cildá, donde pueden observarse los restos de la muralla tardorromana reconstruida en época visigoda, que es la puerta de entrada al yacimiento y el único resto visible del Castro de Monte Cildá.

Entrada al Castro de Monte Cildá cerca de Olleros de Pisuserga

Ya en el siglo I a.d.C. era un importante poblado indígena cántabro, que fue destruido por la invasión romana durante las guerras cántabras en 26-25 a.d.C. Los romanos permanecieron aquí durante los siglos I y II de nuestra era, y varios autores han ubicado en Monte Cildá la ciudad romana de Vellica.

Restos de la muralla tardorromana

Este castro pudo ver sucesivas invasiones de los pueblos suevos, vándalo y alanos. Hacia el año 574, Leovigildo conquistó Cantabria, y Cildá pasó a dominio visigodo y continuó habitada hasta el siglo XII, en que se abandonó. Parte de los sillares de su muralla sirvieron posteriormente para levantar el castillo de Aguilar de Campoo.

No es de extrañar que los habitantes del castro eligiesen este lugar, ya que cuenta con unas maravillosas defensas naturales. Para subir sólo hay un camino y el resto del perímetro montañoso es toda una colección de precipicios y cortados.

Caminamos por esta meseta pelada hasta llegar al borde del precipicio y desde allí pudimos disfrutar de una de las vistas más bonitas del entorno.



Vista del Cañón de la Horadada desde el Monte Cildá

Debajo de nosotros se encontraba el río Pisuerga que es el responsable de la formación de un bonito cañón, el Cañón de La Horadada. Por encima del cañón, se eleva una meseta en cuya parte superior izquierda se encuentra el Monumento Natural de Las Tuerces, un impresionante conjunto de callejones excavados por la erosión y la karstificación en las rocas calizas de la zona superior de la meseta.

Cañón de La Horadada y Monumento Natural de Las Tuerces

Este cañón se encuentra lleno de oquedades que no es de extrañar que fueran ocupadas por una densa población neolítica, ya que se han encontrado en ellas abundantes restos arqueológicos, sobre todo procedentes de la Edad del Bronce.

Cañón de la Horadada con el río Pisuerga y la vía del tren

Hoy en día entre estas peñas resuenan los fuertes chillidos de las chovas piquirrojas, y sirven como área de nidificación de los buitres leonados.

y desde aquí nos encaminamos hacia el Lugar mas importante de nuestra ruta

9. Aguilar de Campoo


Artistas callejeros Aguilar de Campoo evento imprescindible
Ermita de Santa Cecelia y Castillo en Agular de Campoo, Palencia

Algo de Historia sobre Aguilar de Campoo

Lugar poblado por cántabros, romanos y visigodos fue baluarte en la dominación árabe (de esta época solo quedan los nombres de algunos pueblos: Cordovilla, Zalima...) y villa de gran importancia en la Edad Media.

El 14 de mayo de 1255, siendo rey Alfonso X el Sabio y estando este en Aguilar, la declaró Villa Realenga y señaló sus términos. Este fue el Primer Fuero Real de Castilla (después sería Sahagún), que actualmente forma parte de los fondos del museo de la Hispanic Society of America (catálogo de 1953). La villa permanecería con este privilegio hasta 1332.

Fue, desde entonces, cabecera de la Meryndat de Aguylar de Canpo, una división administrativa de la Corona de Castilla, vigente durante la Edad Media, cuya descripción figura en el libro Becerro de las Behetrías de Castilla5​ redactado por las Cortes de Valladolid de 1351, cuando el estamento de los hidalgos solicitó al rey Pedro I la desaparición de las behetrías mediante su conversión en tierras solariegas. Esta merindad era una de las más extensas y pobladas de Castilla y contaba con 262 localidades, actualmente repartidas entre las provincias de Palencia, Cantabria y Burgos. Su alfoz contaba con 34 aldeas.6​

Pedro de Aguilar, hijo ilegítimo del rey Alfonso XI el Justiciero y de Leonor de Guzmán, fue titular del señorío de Aguilar entre 1332 y 1338, y de los términos de Liébana y La Pernía, pero habiendo fallecido este infante siendo aún niño y sin descendencia, el Señorío de Aguilar de Campoo fue vuelto a conceder por el mismo rey Don Alfonso XI a otro de sus hijos, el infante Tello de Castilla el 10 de febrero de 1339, que fue Conde de Vizcaya, Señor de Aguilar de Campoo, de Castañeda y de Lara, y fundador de las villas de Marquina, Elorrio, y Guernica. Conservó este príncipe el Señorío de Aguilar de Campoo hasta su muerte en 1370, año en que la soberanía sobre el señorío de Vizcaya fue asumida definitivamente por los reyes de Castilla. 

Sin embargo, tanto el Señorío de Aguilar de Campoo como el de Castañeda fueron confirmados por los sucesivos reyes de Castilla a los descendientes de Tello, siendo por tanto dicho infante el progenitor de la casa de los marqueses de Aguilar de Campoo.

En 1480, los Reyes Católicos instituyeron el marquesado de Aguilar de Campoo (uno de los más antiguos marquesados de España) en la persona del tataranieto del infante Don Tello, Don Garci V Fernández Manrique de Lara, I Marqués de Aguilar de Campoo, III Conde de Castañeda y de Buelna y Chanciller Mayor de Castilla. Desde entonces, la historia de Aguilar discurre a vida y obra de sus marqueses hasta la desaparición del Antiguo Régimen en el siglo XIX.

El título de marqués de Aguilar de Campoo fue distinguido en 1520 con la dignidad de Grande de España, la más alta distinción nobiliaria europea, que otorga a sus titulares la condición de "primos" del rey y el tratamiento de "Excelencia" así como el derecho a permanecer con la cabeza cubierta en presencia del monarca.

En octubre de 1517 permaneció por primera vez en Aguilar de Campoo, en el Palacio de los Marqueses, el rey Carlos I y futuro Emperador Carlos V y su hermana Doña Leonor, donde fueron recibidos y agasajados por la nobleza en su primer viaje a España para tomar posesión de la herencia de sus abuelos los Reyes Católicos.

Tras ser elegido Emperador, Carlos V desembarcó en Laredo (Cantabria) a su retorno de Alemania y se quedó por segunda vez en Aguilar de Campoo en julio de 1522. Durante esta estancia visitó el sepulcro de Bernardo del Carpio, valiente y esforzado caballero, vencedor de la batalla de Roncesvalles, que estaba situado junto al Monasterio de Santa María la Real, llevándose su espada, la cual se encuentra actualmente en la Real Armería de Madrid.

El 10 de agosto de 1519 partió de Sevilla la expedición de Magallanes, junto a Juan Sebastián Elcano y 236 marineros para dar la primera vuelta al mundo. Uno de los 30 supervivientes que regresaron el 6 de septiembre de 1522 fue Juan Martín, natural de Aguilar de Campoo, a quien la Villa tiene dedicada una de sus plazas.

La mejor fuente para conocer Aguilar en el siglo XVIII es el Catastro del Marqués de la Ensenada. En esa época su principal riqueza la constituían la agricultura y la industria harinera, con siete molinos, de los que cuatro pertenecían a Santa María La Real, uno al capitán Malla, uno al Turruntero y el llamado posteriormente de la Fábrica de Harinas que pertenecía a la marquesa de Aguilar, y varios batanes para pisar paño y ropa.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituyó en municipio constitucional, conocido entonces como Aguilar de Campó en el partido de Cervera de Pisuerga,7​ que en el censo de 1842 contaba con 186 hogares y 967 vecinos.

A principios del siglo XIX, Aguilar de Campoo también sufrió las consecuencias de la invasión francesa, sobre todo el Monasterio de Santa Clara, que fue quemado por las tropas napoleónicas.

En el año 1833 con la división provincial de Javier de Burgos, bajo Isabel II, cambió la situación provincial del municipio, que hasta la fecha pertenecía a la división provincial de Cantabria y se añade a la provincia de Palencia.

En 1921, Miguel de Unamuno visitó Aguilar y escribió un artículo sobre la villa que incluiría en su libro Andanzas y visiones españolas.

Qué ver en Aguilar de Campoo | Montaña Palentina

Aguilar de Campoo se encuentra en la Comarca 'Montaña Palentina', al norte de la provincia de Palencia. Esta preciosa villa declarada Conjunto Histórico Artístico es considerada por muchos la capital palentina del románico norte.

Aguilar de Campoo ostenta el titulo de Villa Realenga desde que Alfonso X El Sabio se lo concediera el 14 de mayo de 1255. Pasados más de dos siglos, el 25 de marzo de 1482, Los Reyes Católicos conceden el marquesado de Aguilar a favor de Los Manrique de Lara, siendo el I Marques de Aguilar Don Graci Fernández Manrique de Lara. Paseando por sus calles encontraremos más de cien escudos y blasones repartidos entre casas solariegas y palacios.

Monasterio de Santa María la Real 

Monasterio de Santa María la Real - Portal de Turismo de la Junta ...
Monasterio de Santa María la Real , Aguilar de Campoo

Monumento Histórico Artístico desde el 4 de Diciembre de 1914. Ubicado al final de la Avda. de Cervera.

Monasterio de Santa María la Real - Portal de Turismo de la Junta ...
Monasterio de Santa María la Real , Aguilar de Campoo

Los primeros documentos que atestiguan su existencia datan del siglo XI. En 1169, Alfonso VIII entrega el Monasterio a la orden de los premostratenses.

Monasterio Santa María la Real
Monasterio de Santa María la Real , Aguilar de Campoo

En 1222 la iglesia, que había sido terminada años antes, es consagrada por el obispo burgalés Mauricio.

Monasterio de Santa María la Real (Aguilar de Campoo) - 2020 Qué ...El 11 de Octubre de 1835, desamortización de Mendizábal, el Monasterio desaparece como Instituto Eclesiástico.

En 1866 es declarado Monumento Nacional y en 1871 son arrancados 23 capiteles más valiosos procedentes de la iglesia, del claustro y de otros ámbitos monásticos (uno de ellos se traslado en 1932 al Fogg Art Museum de la universidad de Harvard).

Monasterio de Santa María la Real 

En 1978 se emprende la definitiva restauración con la Asociación de Amigos del Monasterio y en 1987 esta asociación recibe el Premio Europa Nostra por la recuperación del edificio y de su actual actividad cultural: Instituto de Bachillerato y sede de la Fundación Santa María la Real. Su Majestad la Reina Doña Sofía hizo entrega del premio el 30 de Junio de 1988.

Colegiata San Miguel 

Colegiata de San Miguel en Aguilar de Campoo por Carmen Casal ...
Colegiata de San Miguel, Aguilar de Campoo

Esta iglesia fue elevada a rango de Colegiata en 1541 por el Papa Paulo III a petición de Don Juan Fernández Manrique, III Marqués de Aguilar.

Los escudos de los Marqueses lucen en la torre. Magnífico templo de 3 naves de origen visigodo. Se reedificó en el conservándose la puerta principal románica de transición; el resto del conjunto es gótico. 

nº 20189 postal aguilar de campoo palencia cole - Comprar Postales ...
Colegiata de San Miguel, Aguilar de Campoo

El segundo y tercer cuerpo de la torre son herrerianos, y el retablo renacentista.

En su interior, el Museo Parroquial nos muestra un pequeño viaje por las Edades del Hombre en sus diversas salas: La Sala de los Cristos, la Capilla del Arcipreste de Fresno o de los Pobres, la Capilla del Cristo, la Sala Capitular, la Sacristía y la Capilla Bautismal.

Al lado del Presbiterio también podemos contemplar los sepulcros de los Marqueses de Aguilar.

Ermita de Santa Cecilia

 Declarada Monumento Histórico-Artístico el 9 de octubre de 1963. Iglesia Románica del siglo XII, con bellísima y original torre campanario de tres cuerpos.

Iglesia de Santa Cecilia | Aguilar de Campoo | Palencia
Ermita de Santa Cecilia, Aguilar de Campoo

En su interior guarda valiosos capiteles vegetales e iconográficos destacando el de 'La Degollación de los Inocentes', situado en el arco toral, uno de los más bellos del románico español.

Iglesia de San Andrés 

Iglesia de San Andrés de Aguilar de Campoo | Guía Repsol
Iglesia de San Andrés, Aguilar de Campoo

Esta iglesia románica formó parte de un desaparecido Monasterio del siglo XII que estaba situado en la falda del Castillo.

La cabecera y la portada de la iglesia se trasladaron en 1909 a este emplazamiento, situado en la isla que delimita el río Pisuerga, cerca de Peña Aguilón, nidal de águilas que da nombre a esta Villa.

Monasterio de Santa Clara 

Fundado en 1430 por Don Juan Fernández Manrique, padre del I Marqués de Aguilar, fue habitado en un principio por franciscanos. En 1480, Don Garci Fernández Manrique, I Marqués de Aguilar, pidió autorización al Papa Sixto IV para que se trasladase el Monasterio de Santa Mª de Camesa a este cenobio.

Esta nueva fundación se debió a Doña Sancha de Rojas. Desde entonces viven aquí las monjas Clarisas. La iglesia, de estilo gótico, consta de una sola nave. La reja de clausura separa el espacio dedicado a las monjas del resto de la comunidad.

Aguilar cuenta con más de 100 escudos y blasones, repartidos entre las portadas de sus palacios, las fachadas de sus casonas, porches, portales, patios interiores y en la Colegiata de San Miguel. Estos escudos y blasones tienen varios orígenes: cantabros, indígenas y oriundos de las antiguas Merindades castellanas de Sedano y de Burgos.

Plaza Mayor 

Plaza Mayor de Aguilar de Campoo - HDR | Plaza Mayor de Agui… | Flickr
Plaza Mayor de Aguilar de Campoo

Es la Plaza de España, porticada y de grandes dimensiones, se encuentra en el centro de la Villa. Presidida por la Colegiata, en el lado dónde se emplaza el palacio de los Manrique, la arquitectura tiene más influencia castellana, mientras que, en la parte dónde se ubica la casa de los VII Linajes la arquitectura denota más influencias de los pueblos marineros de la costa cantábrica con galerias acristaladas para robarle al día toda la luz posible durante los largos inviernos.

Palacio de los Manrique

 También llamado de los Marqueses de Aguilar. Se encuentra en un lateral de la Plaza Mayor. En la planta inferior ubica la Oficina de Turismo.

El palacio consta de dos plantas. Su hermosa fachada de sillería con once balcones forjados, se sustenta sobre arcos de medio punto que se apoyan en columnas de fuste cilíndrico.

En la fachada lucen 4 escudos del marquesado iguales que los de la torre de la Colegiata. Descripción del escudo: Parte izquierda semicortado con un castillo y el escudo de Aguilar (águila). Parte derecha partido con dos calderas de las que salen siete cabezas de serpientes (apellido Manrique de Lara). El escudo está rodeado de guirnaldas y sobre él la corona del marquesado (tres puntas).

Palacio de los Villalbos-Solorzano
 Situado al comienzo de la calle del Puente. Con impresionante fachada y patio clásico de artísticos artesonados, sirvió durante siglos de alojamiento al Cabildo de la Colegiata.

Palacio de los Marqueses de Villatorre
 Portada de estilo renacentista burgalés, conocida popularmente como la 'Puerta de la Torrejona', fue el inicio de un gran palacio que intentó construir el Marqués de Villatorre en el siglo XVI. Sobre el arco resalta su fastuoso escudo, el más artístico de la Villa. En sus orígenes, la portada estuvo orientada mirando a la cabecera de la Colegiata San Miguel.

Casa del Cura 
Monumento Histórico Artístico en 1933. Era una gran casa del siglo XV. En su origen estuvo situada en la Calle del Puente pero en los años 40 fue desmantelada y algunas de sus ventanas y portadas se encuentran actualmente en la Casa Parroquial, situada al lado de la Colegiata.

Casa de Santa María la Real 
Se encuentra en la calle del Puente. Data del siglo XVIII (1754), sirvió como enlace de gestiones entre el Monasterio del mismo nombre y la villa. En su escudo se ven los símbolos propios de su carácter: cruz arzobispal y báculo pastoral.

Casa de Marcos Gutiérrez 
En ella vivió Marcos Gutiérrez, alcaide y defensor del Castillo, que luchó contra Alfonso IX de León. Marcos Gutiérrez defendió el castillo en nombre de D. Diego López de Haro, hermano de Doña Urraca (tercera esposa de Fernando II de León) hasta que la resistencia se hizo imposible. El rey le premió devolviendole las llaves del Castillo.

La casa actual del siglo XVII porta escudo del apellido Zorrilla, su leyenda: “Velar se debe la vida de tal suerte, que quede vida en la muerte”. Inspiró a D. Miguel de Unamuno durante su estancia en la Villa en 1921, quien escribió un artículo sobre su visita, incluido en su libro Andanzas y Visiones Españolas.

Casa de los VII Linajes 
En un lateral de la Plaza Mayor, destaca su alero, con 7 gárgolas representando los pecados capitales. Su alero es de estilo mudéjar.

Casa de los Verlarde 
Cerca de la Puerta de Reinosa, destaca su escudo de armas, dónde se puede leer: 'Este es Velarde, que la serpiente mató y con la infanta casó'. Del siglo XVII, posee un voladizo de madera profusamente decorado.

Casa de Juan de Mier y Terán
 Casona del siglo XVI en cuya fachada destacan los escudos de los personajes que se encuentran en sendos medallones: Juan de Mier y Terán (uno de los escudos más difundidos en la Villa) y María de Tangile. En su decoración también destaca un precioso voladizo decorado.

Ciudad amurallada, de la que se conservan algunos torreones en las laderas del castillo, y seis puertas, en las que luce orgulloso el escudo de Aguilar.

El Castillo

Castillo de Aguilar de Campoo » Castillos del Olvido
Castillo de Aguilar de Campoo

 Se alza en una montaña rocosa a unos 970 metros de altura. Su construcción total, sobre un castro celtibérico, deriva entre los siglos XI y XII con la eclosión del Románico. Arco de medio punto en la portada, escudos de los Condes de Castañeda y Manrique de Lara. Recientemente se ha realizado una restauración del mismo facilitando su acceso por escaleras.

La Muralla 
Data del siglo XII. Fue derribada en gran parte por Don Pedro I el Cruel. La base de la Muralla discurría a lo largo del río, y el vértice de unión era uno de los torreones situados en las inmediaciones del Castillo. Tuvo siete puertas de las que actualmente se conservan seis.

Puerta del Paseo
 Real Puerta de la muralla del siglo XIV, comienzo del Paseo del Monasterio y de la Barbacana. En la parte superior se remata por un torreón de una restauración posterior. Junto a la puerta, que luce escudo de Aguilar, se encuentran las paredes mejor conservadas de la muralla.

Puerta de la Tobalina 
Próxima al Puente de las Tenerías, se encuentra en la zona del antiguo Barrio judío. Frente a ella, se ubica el Museo de Escultura de Ursi, artista perteneciente al grupo Muriel. 

El Barrio Judio y la Sinagoga

Aguilar-de-Campoo,-Palencia-Barrio-Judío-1 - Redrural.es
Barrio Judio Aguilar de Campoo

La judería se situaba en torno a la actual calle de la Tobalina, se prolongaba por la calle del Pozo y como lugar de aislamiento final, se asentó en el Barrio del Soto. Cerca de la cabecera de la Colegiata, dónde acaban los soportales de la plaza, se situa la ermita de Nuestra Sra. del Portazgo, posible Sinagoga Judía, hoy en día de propiedad particular y cerrada al culto.

La judería entorno al Barrio del Soto estuvo durante nueve años. Es en este Barrio donde se encontraban las 'tenerías' (curtido de pieles), oficio muy vinculado a los judíos. Era frecuente que al ser expulsados los judíos, sus sinagogas y barrios adoptasen nombre cristianos.

Para finalizar el recorrido por la localidad destacar los numerosos puentes. Excepto el Puente Mayor y los tres pequeños del área del Paseo de la Cascajera, los demás sirven de comunicación con el barrio del Soto.

Puente Mayor 
A la entrada de la Villa en la dirección Palencia. Se construyó ensanchando el antíguo, que tenía su arranque unos metros por debajo del nivel actual, a la altura del arco del Molino del Capitán Malla.

Puente del Portazgo

Aguilar de Campoo | Puente del Portazgo. | santiago lopez-pastor ...
Puente del Portazgo, Aguilar de Campoo

Junto a la puerta de la muralla del mismo nombre. Es un sólido puente medieval que conserva los asientos sobre los que se hacían intercambios y trueques en la época de los judios.

Puente del Molino Turruntero
A los pies de la Peña Aguilón. Se trata de un pequeño puente medieval que une el barrio del Soto con la salida a la N-611 Palencia-Santander.

Puente de la Teja 
Frente a la ciudad deportiva “Alberto Fenández“. Da acceso al Coto. Si le atravesamos siguiendo la dirección de las aguas del río, y dejando a un lado Peña Laparte llegamos al Monumento Natural de las Tuerces. Si tomamos la dirección contraria a las aguas, nos dirigiremos a la Vega de Aguilar dónde se encuentra el Monasterio de Santa Clara.

Puentes del Paseo de la Cascajera
Situándonos en el paseo, cruzamos el Puente del Parque, para acceder al parque infantil, y desde aquí, por el Puente de la Claras, llegamos al Monasterio de Santa Clara. También desde el paseo, se puede atravesar el Puente de San Roque, situado frente a la puerta de la muralla del mismo nombre, que cruza el cuérnago del Molino del Capitán Malla, y pasando por debajo del Puente Mayor, llegamos al Parque de San Roque. Este parque se une con el Paseo del Monasterio por un pequeño puente de nueva construcción.

Puente de las Tenerías
Paso obligado para los vehículos que acceden desde la Puerta de Reinosa al barrio del Soto. Es de moderna y reciente construcción.




10. y para comer en Aguilar de Campoo

Meson Añejo
Comercio, 10, 
34800 Aguilar de Campoo España
+34 979 12 29 71

Tapas Bar El Perro de San Roque
Calle Puente 36, 
34800 Aguilar de Campoo España
+34 979 12 52 27

El Baron
Calle El Pozo, 14, 
34800 Aguilar de Campoo España
+34 979 12 31 51

Valentin
Avenida Ronda 23,
34800 Aguilar de Campoo España
+34 979 12 21 25

y en los Alrededores de Aguilar de Campoo

      

11. Nestar y la Calzada Romana de los Blendios


Puente romano de La Perdiz. Junto a la localidad de Nestar

La calzada romana de Los Blendios es el camino más antiguo que se conoce establecido como tal por los romanos para salvar la Cordillera Cantábrica entre Pisoraca (Herrera de Pisuerga, Palencia) y el denominado Portus Blendium (Suances, Cantabria). Un camino histórico que estuvo en uso hasta que los avances técnicos fueron brindando otras posibilidades a los ingenieros para atravesar las montañas. 

O hasta que otras vías de comunicación más modernas -como la actual autovía- la fueron sepultando sin miramientos en el subsuelo. Por eso resulta una rareza que el humilde puente de La Perdiz sea uno de sus restos, con 2.000 años de historia sobre sus pilares, y que haya sobrevivido a tanto trajín. 

Se localiza un poco antes de entrar en Nestar, localidad más famosa por su queso de cabra que por su puente romano, junto a una pequeña área de interpretación con paneles y bancos.

12. Canduela

Canduela (Palencia). La Torrona | La Torrona es una edificac… | Flickr

Declarado Conjunto Histórico, otro casco urbano repleto de casonas montañesas, algunas tan notables como la conocida como “la Torrona”, notable ejemplo de casa fuerte barroca, a la que acompaña una ermita-oratorio anejo, es el de Canduela. 

En el barrio alto, otro ejemplo notable es el caserón conocido como la “Casa de las Postas”.

A los pies de la cabecera de la iglesia se localiza una necrópolis altomedieval de tumbas excavadas en la roca.

Ermita de Canduela | Todas las noticias de Palencia
Ermita de San pedro, Canduela

En las afueras queda la ermita de San Pedro, de hechuras románicas.

13. Embalse de Aguilar


Embalse de Aguilar de Campoo | Palencia

Embalse de Aguilar

Embalse de Aguilar | Guía Repsol

A 2 Kms. se encuentra el embalse de Aguilar, el más grande de los cinco embalses situados en el norte de la provincia de Palencia, en el que se pueden practicar todo tipo de deportes náuticos.

 En su entorno está situada la ermita de la Virgen de Llano "patrona de la villa", el camping, las playas artificiales y el magnífico pinar, debidamente acondicionado para que sus visitantes puedan disfrutar de una agradable jornada de campo y playa.

Iglesia de San Andres de Frontada | Detras de los arboles se… | FlickrEl embalse de Aguilar puede ser excusa para la realización de numerosas actividades de aire libre. Y, en cualquier caso, aporta un contrapunto paisajístico de indudable belleza al telón montañoso inmediato. 

iglesia de San Andrés de Frontada

Pero su construcción entre 1953 y 1964 supuso la inundación de los pueblos de Cenera de Zalima, Villanueva del Río, Frontada y Quintanilla de la Berzosa. 

La ubicación de las iglesias románicas de estas dos últimas poblaciones, en un nivel más alto que el resto de las casas, las salvo de la inundación. Hoy aparecen sobre el paisaje huérfanas de las localidades a las que dieron servicio. 

La iglesia de San Andrés de Frontada se localiza en una apartada península del embalse hasta la que se accede, en 3,6 km, por un buen camino de tierra.

 El inicio del paseo se encuentra señalizado en la carretera PP-2132, 1 km antes de la localidad de Foldada, yendo desde Aguilar.

 Estos 3,6 km son una excelente excusa para disfrutar de un paseo por las orillas del embalse. Quizás más aún cuando el nivel de las aguas baja un poco y permite ver los restos del pueblo inundado a muy pocos metros de la iglesia y su cementerio. 

En torno a la iglesia, arropada por un frondoso pinar, mesas y bancos se brindan para un agradable descanso.

La iglesia de Quintanilla de la Berzosa despunta sobre una loma a la que bordea esa misma carretera PP-2132. 

Iglesia románica de San Martín de Quintanilla de la Berzosa - La ...
iglesia de San Martín en Quintanilla de la Berzosa

Además de por las vistas, merece la pena llegar hasta ella para ver de cerca los restos de la necrópolis altomedieval excavada en roca que hay a sus pies.

Necrópolis altomedieval a los pies de la iglesia de San Martín de Quintanilla de la Berzosa.

14. Senderismo en Aguilar de Campoo





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas