Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas

jueves, 5 de marzo de 2020

Escapada a Ciudad Rodrigo, Salamanca


Plaza de Ciudad Rodrigo

Resultado de imagen de Ciudad Rodrigo
Ciudad Rodrigo

La historia ha proporcionado una peculiar personalidad a Ciudad Rodrigo (http://www.turismociudadrodrigo.com) dotando a su casco urbano de características plenamente defensivas. 

Ya desde los albores de nuestra civilización y a lo largo de los tiempos este enclave ha adquirido arquitecturas de la guerra que lo convierten en uno de los más interesantes conjuntos abaluartados de todo el occidente peninsular. 

Un recorrido por el paseo de ronda permitirá al viajero reconocer los elementos singulares del sistema defensivo y las particularidades de su especial emplazamiento

Ciudad Rodrigo es la segunda ciudad en importancia de la provincia de Salamanca y supone una excursión de medio día o un día estupenda para realizar desde la capital provincial.

Indice:
  1. Como Llegar
  2. Algo de Historia
  3. Que ver en Ciudad Rodrigo
  4. De Tapas por Ciudad Rodrigo
  5. Ferias y Fiestas 
  6. Comer en Ciudad Rodrigo
  7. Ruta de Siega Verde

Situada a unos 90 kilómetros de Salamanca,

1. Como Llegar

En tierras del poniente salmantino, en territorios de histórico litigio, se levanta esta bella ciudad bañada por el río Águeda.


      

2. Algo de Historia

Resultado de imagen de verraco de piedra ciudad rodrigoCiudad Rodrigo tiene su origen en la Edad de Bronce, momento en que ya se ha documentado la existencia de asentamientos humanos en esta localización.

Verraco de Ciudad Rodrigo

Sin embargo, fueron los vetones los primeros en colonizar lo que hoy es Ciudad Rodrigo allá por el siglo IV aC. 

Pocos vestigios quedan de aquel momento.

Si acaso, el verraco de piedra que podremos admirar justo enfrente del castillo de la población.

Posteriormente fueron los romanos quienes anduvieron por estos lares.

Resultado de imagen de puente romano ciudad rodrigoDe aquel momento, de la antigua Mirobriga, conservan los lugareños su gentilicio: mirobrigenses.

Puente Romano de Ciudad Rodrigo

A partir del siglo XII, Fernando II repuebla la población y la dota de murallas. Además, manda construir la catedral y restaura la diócesis. Será el principio de varios siglos de prosperidad y desarrollo. 

De ello dan fe las distintas mansiones que iremos encontrando durante nuestro paseo por el centro histórico de Ciudad Rodrigo. La plaza tenía cierta importancia en tiempos de la Reconquista por encontrarse en tierra fronteriza frente a las posesiones islámicas.

En este sentido, Enrique II Trastámara mandó construir una fortaleza que, actualmente y tras las oportunas restauraciones, hace las funciones de Parador Nacional.

A partir del siglo XVII Ciudad Rodrigo entra en progresiva decadencia.

La ciudad sufre los rigores de la guerra en distintas contiendas militares, ya sean la Guerra de Restauración Portuguesa, la de Sucesión Española o la Guerra de Independencia Española que se desarrolla durante las conocidas Guerras Napoleónicas, una auténtica guerra paneuropea que enfrentó a varias de las potencias del momento, incluidas España, Portugal, Reino Unido y Francia.




3. Que ver en Ciudad Rodrigo

Llego a Ciudad Rodrigo en el autobús procedente de Salamanca. El viaje ha durado una sola hora.

Sola hace falta subir una pequeña cuesta, de no más de tres minutos para entrar a la ciudad fortificada por la Puerta de Amayuelas.

Aunque son varios los edificios que hay que ver en Ciudad Rodrigo, nuestra verdadera intención no es más que pasear por el centro histórico. Sin embargo, no podemos resistirnos a entrar en la Catedral de Santa María, el primer gran edificio que sale a nuestro paso.

Se trata de una construcción de transición del románico al gótico que se debe al empeño de Fernando II de León de dotar de infraestructuras religiosas y civiles a la Miróbriga de los romanos. Desde luego no es la más espectacular de las catedrales de España, pero su visita merece la pena.

Catedral de Santa Maria

La Catedral de Ciudad Rodrigo es una construcción iniciada en estilo románico tardío, probablemente en el último tercio del siglo XII durante el mandato del rey leonés Fernando II. 

De ahí que su planta responda a lo previsible en esta época: tres naves más una de transepto muy marcado en planta y altura, además de una cabecera de tres ábsides escalonados de perfil semicircular. La orientación es hacia el sudeste.

Como veremos, el progreso de la obra que se dilató durante más de un siglo provocó que todo el abovedamiento sea gótico.

Por tanto, tenemos partes de la catedral del siglo XII, aunque también del XIII, XIV, XVI e, incluso, del XVIII.

De la cabecera románica, sólo quedan los absidiolos laterales (el del Evangelio embutido en la Sacristía) ya que el central fue reconstruido a mediados del siglo XVI por Rodrigo Gil de Hontañón a instancias del Cardenal Tovera, como un gran cuerpo abovedado por crucería estrellada.

El ábside sur se nos presenta en la actualidad completamente liso y sin articulación alguna, salvos dos contrafuertes laterales y una ventana moderna practicada en costado sur.

Las portadas

Lo elementos más destacables del exterior de la Catedral de Ciudad Rodrigo son, sin duda, los hastiales de los brazos del crucero con sus respectivas portadas.

Puerta de las Cadenas

En el hastial meridional del transepto se abre la Puerta de las Cadenas, cobijada bajo un arco rebajado. Tiene arquivoltas de medio punto y tres pares de columnas con buenos capiteles labrados con finos acantos y una serie de arpías con mechones en el lomo y cola acaracolada.

Resultado de imagen de puerta de la catedral ciudad rodrigo
Entre el guardapolvos y el citado arco de descarga se empotraron cinco grandes tallas humanas, una de Cristo mostrando sus manos acompañado de cuatro Apóstoles: San Pedro, San Pablo, Santiago y San Juan. 

A pesar del hieratismo y simetría de los cuerpos, se adivinan ya leves sonrisas propias de la incipiente escultura gótica introducida por el Maestro Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela.

Por encima del arco de descarga corre un friso ya prácticamente gótico (de mediados del siglo XIII) con una docena de arcos apuntados muy decorados sobre columnas que cobijan otros tantos personajes. 

Para el autor Sendín se trata de protagonistas del Antiguo Testamento (menos uno de ellos: San Juan Bautista): Abraham, Isaías, la reina de Saba, Salomón, Ezequiel, Moisés, Melquisedec, Balaam, David, Elías, San Juan Bautista y Jeremías.

No obstante, es difícil dar por válida a pies juntillas esta interpretación, pues hay personajes bastante dudosos. Sin ir más lejos, el interpretado como Elías parece ser un fraile franciscano, más específicamente San Francisco de Asís, que visitó Ciudad Rodrigo en 1214, pocos años de su muerte y canonización.

Si miramos con la ayuda de unos prismáticos o hacemos uso de un potente teleobjetivo para observar los detalles, nos percatamos de que los personajes están peor trabajados que las estatuas inferiores aunque hay que reconocer que los rostros de muchos de ellos son bastante expresivos dado la exageración de sus rasgos y las arrugas de la frente para enfatizar la elevada de edad de algunos, etc.

Ni que decir tiene que la Puerta de las Cadenas y su espectacular friso escultórico se han convertido en el emblema de la catedral y, en gran medida, de Ciudad Rodrigo.

Puerta de Amayuelas

En el hastial del brazo septentrional del crucero se abre otra puerta románica (conocida como Puerta de Amayuelas). Es una estructura bastante restaurada, de tres arquivoltas semicirculares más la interior que es polilobulada.

Resultado de imagen de Puerta de Amayuelas ciudad rodrigoLos apoyos son cuatro columnas cuyos capiteles llevan bestias fabulosas como dragones, arpías, grifos y basiliscos.

Esta fachada, al igual que sucedía con la Puerta de las Cadenas, resulta un tanto asimétrica al haberse construido un rosetón descentrado en la parte alta del hastial, allá por el siglo XIV.

Al lado de esta puerta hay un arco decorado por once cabezas humanas.

En el muro oriental del brazo norte del transepto hay encastrado un gran relieve donde un infante con cota de malla, espada y escudo se enfrenta a un cuadrúpedo. El animal en cuestión puede ser un león aunque hay quien dice que es un oso y que la escena representa la leyenda en la que un guerrero venció al diablo disfrazado de oso que arruinaba la erección de la catedral cada noche.

Puerta del Perdón o de la Gloria

La puerta del Perdón está situada en el hastial occidental. Es una obra ya gótica de mediados o finales del siglo XIII aunque inspirada en portadas más antiguas como la de San Vicente de Ávila, Colegiata de Toro y el Pórtico de la Gloria. 

Resultado de imagen de Puerta del Perdón o de la Gloria catedral ciudad rodrigo

En el parteluz aparece una estatua de María con el niño Jesús y el dintel ofrece relieves con episodios neotestamentarios relacionados con la vida de Cristo y la Virgen: Entrada en Jerusalén, Última Cena, Prendimiento, Crucifixión, Dormición de María y Asunción. Protagonizando el tímpano aparece Cristo coronando a la Virgen con su propia mano.

Las arquivoltas apuntadas están repletas de esculturas como ángeles que anuncian el Juicio Final a los difuntos que salen de sus sepulcros, santos y santas, etc.

Las estatuas-columna corresponden a los doce apóstoles.

Esta puerta no es visible directamente desde el exterior ya que en el siglo XVIII Juan de Sagarvinaga construyo una fachada con una gran torre clasicista.

Los muros perimetrales y sus ventanales

Desde el exterior se aprecian con perfecta perspectiva los cuatro ventanales de iluminación de la nave meridional que guardan similar estructura que en el interior. Cada de uno de estos ventanales está compuesto por un vano apuntado rodeado de arquivoltas muy engalanadas con variado tipo de motivos geométricos y vegetales, que se apoyan en cuatro pares de columnas.

Los capiteles de estos ventanales insisten en temas vegetales, pero también los hay zoomorfos, con el habitual repertorio de sirenas y dragones, además de dos con figuras humanas de difícil interpretación.

Los ventanales de la nave principal ya son plenamente góticos, con tracerías y óculos.

Interior

En el interior las naves se separan mediante cinco pares de pilares cruciformes en cuyas caras se adosan tres semicolumnas, la central más gruesa que las que la flanquean, como en la Catedral de Zamora.

Pero estos soportes románicos no coinciden en planteamiento con las bóvedas que, además, son muy peculiares pues aunque son de crucería, tiene una elevación casi cupuliforme (lo que se conoce como "bóveda angevina"). Los ocho nervios de dichas bóvedas no se corresponden con la estructura inferior, razón por la que hubo de disponerse de ménsulas figuradas en los arranques. Muchas de estas esculturas son de gran calidad e interés y variada iconografía.

Otro elemento destacable del interior de la catedral es la presencia de los ya citados ventanales de las naves laterales con vanos rodeados por múltiples columnas que soportan arquivoltas apuntadas muy decoradas.

En el hastial occidental corre una arquería ciega muy elegante a base de arcos agudos angrelados sobre columnas.

El Claustro

El claustro se adosa al norte de la iglesia catedralicia. Se comunica con ésta a través de una puerta románica de arquivoltas semicirculares y cuatro columnas con minuciosos capiteles vegetales con hojas de acanto.

Resultado de imagen de claustro catedral ciudad rodrigo
Claustro Catedral de Ciudad Rodrigo

Las galerías de las cuatro pandas y los vanos de comunicación con el patio central son ya góticos aunque de fechas bien distintas.

Claustro Catedral de Ciudad Rodrigo

Las pandas sur y oeste son las más antiguas, del siglo XIV. Cada ventanal tiene tres o cuatro arcos apuntados rodeado por otro ojival más grande. 

En el medio aparecen óculos y otras tracerías góticas. Los capiteles son figurados con escenas de raigambre románica arcaizante, como combates de hombres con cuadrúpedos, dragones, mascarones, etc. aunque hay que estar alerta porque varios de ellos fueron muy drásticamente restaurados o reconstruidos por José Tarabella, siendo los originales los más erosionados por los siglos.

También son ricamente historiadas las ménsulas que recogen los nervios cruceros de las crujías.

Las dos restantes pandas se edificaron en el siglo XVI -entre los años 1526 y 1539- por Pedro de Güemes aunque no desentonan demasiado con las anteriores.

A lo largo de todo el claustro hay diferentes arcosolios románicos y góticos para sepulcros, así como diferentes estatuas. Hasta tres hay de la Virgen con el Niño.

Catedral de Santa Maria, Ciudad Rodrigo




Justo enfrente de la Catedral se localiza un pequeño parque, la plaza de San Salvador.

Aquí encontramos algunas mansiones de interés, como la Casa de los Mirandas o el esquinero Palacio de la Marquesa de Cartago, neogótico y con tintes historicistas. Se trata de una obra de finales del siglo XIX.

Casa de las Mirandas, Ciudad Rodrigo

Palacio de la Marquesa de Cartago, Ciudad Rodrigo

Nuestros pasos nos llevan ahora hasta el centro de la urbe. Tomamos la Calle Pacheco, que se sigue de la Sánchez.

 Antes de llegar a la Plaza Mayor encontramos, a mano izquierda, una curiosa plaza porticada, la Plaza del Buen Alcalde.

 Porticada, encalada y con decoraciones amarillas recuerda a algunas de las plazas que visitamos durante nuestro viaje a Portugal. No desentonaría encontrar esta bella plazoleta en Évora, por ejemplo.

Y no es de extrañar, pues nos encontramos a menos de 30 kilómetros de Portugal.

Plaza del Buen Alcalde, Ciudad Rodrigo

Ahora sí, llegamos a la más bella plaza de Ciudad Rodrigo y donde convergen la mayoría de callejuelas de la ciudad intramuros. 

Se trata de la Plaza Mayor, repleta de edificios de piedra (muchas de ellas, casas blasonadas) y, como no podría ser de otra manera, de varios bares y restaurantes. El más imponente de los edificios de esta Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo es el del Ayuntamiento o Casa Consistorial.

 Se trata de un bellísimo edificio de piedra, como casi todos en esta villa, del siglo XVI. Los bajos son porticados, gracias a un conjunto de arcos rebajados. Igual de bella es la galería superior, de tipo renacentista. A ambos lados del edificio se alzan sendas torres.

Otro bonito edificio de la plaza es la Casa del Primer Marqués de Cerralbo, del siglo XVI también. Se trata de la que fue mansión de Rodrigo Pacheco Osorio, I marqués de Cerralbo. El friso plateresco es una delicia. Y el blasón esquinero, imponente.

Casa del Primer Marqués de Cerralbo, Ciudad Rodrigo

Como explicaba, de esta Plaza Mayor parten las distintas callejuelas que nos llevaran a varios de los edificios que hay que ver en Ciudad Rodrigo.

Tomamos la Calle San Juan para acercarnos hasta la Casa de los Vázquez. Es este otro edificio de piedra, esquinero, que fue propiedad de Francisco Vázquez. La verdad es que la portalada esquinera enmarcada por alfiz es francamente curiosa. Como lo es el balcón del primer piso, justo encima de la portalada en cuestión.

Entre ambos, el blasón de los Vázquez. La particularidad de esta mansión es que desempeña las funciones de Oficina de Correos de Ciudad Rodrigo, de manera que es visitable durante las horas de oficina. Y merece la pena, con una ornamentación de principios del siglo XX, que nada tiene que ver con el gótico, a base de azulejos decorados formando los arrimadores de las estancias principales.

Casa de los Vázquez, Ciudad Rodrigo


Regresamos a la Plaza Mayor para tomar la Calle Sánchez Arjona. Enseguida doblamos por Juan Arias para acercarnos a otro de los más bellos edificios de Ciudad Rodrigo y que se pueden visitar.

 Se trata del Palacio de los Águila, que perteneció a la familia de éste linaje y que fue construido en el siglo XVI. Se trata de otro edificio renacentista-plateresco con una bella portada con grandes dovelas, donde encontramos los blasones familiares, y un precioso patio plateresco, de dos pisos.

La balaustrada del primer piso está decorada con un trabajado friso plateresco, parcialmente restaurado. Actualmente está acondicionado a modo de sala de exposiciones, de manera que su interior se puede visitar libremente. Lo más bello, desde luego, su patio.

Palacio de los Aguilas, Ciudad Rodrigo


Salimos del Palacio de los Águila y mientras regresamos a la Plaza Mayor nos cae el diluvio universal. Llueve como si no hubiera mañana. Seguro que es una señal de que es hora de comer, de manera que no lo dudamos y tomamos asiento en uno de los distintos restaurantes de la plaza. 

Cuando terminamos de comer, ha amainado y parece que el sol quiere salir, tímidamente.

Tomamos esta vez la Calle Julián Sánchez que se sigue de la Calle Toro y que nos lleva a la Plaza del Conde, la segunda más bella de la ciudad y donde encontraremos varios de los edificios que hay que ver en ciudad Rodrigo.

El más imponente, el Palacio de los Castro (también llamado de los Montarco o de los Ávila y Tiedra; esto último por haber sido Francisco Hernandez de Ávila y Tiedra su promotor).

Se trata de otro bello edificio construido en piedra de sillería, renacentista, de finales del XV e inicios del XV del que, por desgracia, solo podremos disfrutar de su preciosa fachada plateresca.

 La portalada adovelada, las bellas columnas torsas ornamentales y culminadas con la figura de sendos leones y el enorme escudo central hacen de esta fachada, un auténtico prodigio. Actualmente desempeña las funciones de hotel.

Lastimosamente, no podemos visitar su interior porque hoy se celebra una boda. En esta plaza encontramos también el Palacio de Moctezuma, igualmente del siglo XVI, y el Palacio del Conde de Alba de Yeltes, del siglo XVIII y que sustituyó a otro del siglo XVI que, a bien seguro, resultaba más harmónico con el resto del conjunto monumental de la plaza.

Palacio de los Castro, Ciudad Rodrigo


Casi que vamos a dar por terminado nuestro paseo por Ciudad Rodrigo. Sin embargo, nos queda hacer una última visita. Se trata del Castillo de los Trastámara, otro de los grandes edificios que hay que ver en Ciudad Rodrigo y que es, actualmente, sede de un Parador de Turismo.

También llamado Alcázar de Enrique II por haber sido este el monarca que mandó construirlo es uno de los edificios más imponentes de la villa, como no podría ser de otra manera. Es una obra de 1372 y destaca, sobretodo, por la mole de la Torre del Homenaje, de tres plantas y rodeada por murallas. Merece la pena entrar al Parador de Turismo aunque no os alojéis aquí.

Justo enfrente del Alcázar de Ciudad Rodrigo encontramos un último monumento. Se trata del verraco del Puente, figura zoomórfica de granito, que nos recuerda el origen celtibérico de la ciudad. Son decenas los verracos que se han ido encontrando en las provincias castellanas así como en Portugal. Aunque no se sabe exactamente de su función, sí que se sabe de su relación con los vetones, el pueblo que, como dijimos, colonizó Ciudad Rodrigo sobre el siglo V aC.

Castillo de los Trastámara, Ciudad Rodrigo

Castillo y Parador de Ciudad Rodrigo

Y es así como termina nuestra visita por las plazas, iglesias y monumentos que hay que ver en Ciudad Rodrigo, una población que merece la pena visitar y de fácil acceso desde la bella ciudad de Salamanca en bus, tal y como hemos llegado.

Museo del Orinal

Resultado de imagen de museo del orinalEn el corazón de Ciudad Rodrigo, al pie de la torre de la Catedral, el viajero encontrará uno de los museos más originales de nuestro país. 

Más de 1.300 piezas forman esta colección en la que hallaremos orinales –también escupideras- de todo tipo, forma y material: de cerámica, porcelana, piedra o metal, sencillos o profusamente decorados. 

La muestra abarca ejemplares de 27 países distintos, en un arco cronológico que va de la Edad Media hasta nuestros días.

Su promotor, José María del Arco Ortiz alias "Pesetos", coleccionista natural de Ciudad Rodrigo, nos invita a un viaje por el tiempo, mostrando cómo lo esencial no cambia y cómo lo más sencillo puede concebirse como una verdadera obra de arte.

Resultado de imagen de museo del orinal
Museo del Orinal, Ciudad Rodrigo

ENTRADA

General: 2 €.
Reducida (estudiantes, grupos de más de 20 personas y jubilados): 1 €.
Gratuita: niños hasta 10 años.

HORARIOS
De lunes a sábado, de 11:00 a 14:00 h. y de 16:00 a 19:00 h.
Domingos: de 11:00 a 14:00 h.

LOCALIZACIÓN
Dirección: Plaza de Herrasti, s/n
Municipio: Ciudad Rodrigo
Código postal: 37500
Teléfono: 923 481 424 - 664 346 580
E-mail: ofiturismo@aytociudadrodrigo.es

4. De Tapas por Ciudad Rodrigo

En cuanto los sitios para tapear me gustaron especialmente:

El parador, que es un castillo precioso.

Además como todos sabemos tienen una cocina espectacular. 

Me gustó en especial la ensalada de la raya- con pimientos y bacalao- Patatas con torreznos, calderillo de cordero y de postre la duquesita- bizcocho emborrachado cubierto con coco-.

El restaurante el estoril. Tiene una buena carta de vinos y tapas de vanguardia al estilo de las de Valladolid, como por ejemplo el hojaldre de morcilla y chocolate, foie de pato con caramelo, pulgas de berenjenas y tomate y el más tradicional el jamón de guijuelo. 

El zascandil, es otro buen ejemplo de tapeo a la vallisoletana en Ciudad Rodrigo, con canapés muy curiosos y sabrosos. Un detalle curioso son sus vasos.

 El de principe estaba genial, también tenían uno con foie y caramelo expectacular, el más clásico de jamón también tenía su aquel. El chupa chus de farinato- parecido al chorizo- es increible.

También están muy bien las terrazas de la plaza mayor, el café que está al lado del estanco que no logro acordarme de su nombre, el sanatorio y el bar ángel entre otros. Algunas de sus tapas tienen jamón de salamanca, croquetas, calamares, jeta crujiente, morro, sesos…. ¡uhm qué rico!

5. Ferias y Fiestas 

San Sebastián, (20 de enero). Celebración del día del patrón de la ciudad.

San Blas (3 de febrero). En el cercano Monasterio de La Caridad, localidad de Sanjuanejo, se celebra una especie de romería en la que, según la tradición, todo aquel que se ponga en el cuello la gargantilla bendecida previamente por el santo, y lo mantenga hasta el miércoles de ceniza, no padecerá infecciones de garganta.

Carnaval del Toro. Es la fiesta más importante. Se celebra coincidiendo con las fechas anteriores a la Cuaresma (febrero o marzo). La plaza mayor se convierte en un coso taurino de madera que construyen muchos de los ciudadanos de la localidad. Una peculiaridad de esta plaza es su forma rectangular.

Resultado de imagen de Carnaval del Toro. ciudad rodrigo
Carnaval del Toro, Ciudad Rodrigo

Es la celebración más conocida y famosa de la zona, de gran interés turístico nacional e incluso internacional. La tradición perdura, y los encierros, corridas y capeas son el principal atractivo de esta festividad. En Ciudad Rodrigo se corrían toros ya en 1417, así lo atestigua su documento más antiguo.

Se ha convertido también en tradición el Campanazo, un peculiar chupinazo de la localidad mirobrigense. En él, jóvenes, y no tan jóvenes, acompañados de las charangas y al ritmo de la ya famosa 'Campana gorda', dan la bienvenida al Carnaval.

Lunes de aguas, segundo lunes después de Pascua. Se ha extendido a toda la provincia de Salamanca la tradición salir al campo a comer el típico hornazo.

Martes Mayor, generalmente segundo martes del mes de agosto. Cada año, en el mes de agosto, se celebra este día en el que las calles de Ciudad Rodrigo se convierten en algo parecido a un mercado medieval. La hostelería y el comercio locales salen a la calle a exponer desde los productos típicos de la tierra, hasta recuerdos para turistas, pasando por la posibilidad de degustar la gastronomía de la zona. 

La celebración de mercado ha sido también tradicional en Ciudad Rodrigo durante todos los martes del año. En 1475 los Reyes Católicos concedieron a la ciudad, como premio o compensación por los continuos asedios que su situación fronteriza con Portugal le propiciaba, el privilegio de celebrar cada martes un mercado franco, para atraer a los comerciantes y facilitar a los mirobrigenses la compra de todo tipo de productos.

 En 1990 el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, recordando este momento de la historia, decidió crear un día de mercado franco, al que se llamó Martes Mayor.

Feria de teatro, generalmente a finales de agosto. Cada año acuden a ella decenas de compañías teatrales, tanto nacionales como internacionales, para representar sus obras. Es de gran interés turístico, un atractivo principal para los amantes de la cultura y el teatro.





6. y para comer en Ciudad Rodrigo


Restaurante La Muralla
Huerta Las Viñas, s/n | Dentro del Hotel Conde Rodrigo 2, 
37500 Ciudad Rodrigo, España
+34 923 48 04 48

La Canóniga
Plaza del Obispo Mazarrasa 1, 
37500 Ciudad Rodrigo, España
+34 652 01 20 69

Meson La Paloma
Calle Paloma 3, 
37500 Ciudad Rodrigo, España
+34 923 46 24 41

y algo mas económicos

Meson El Charro
Calle Diez Taravilla 9,
 37500 Ciudad Rodrigo, España
+34 923 46 00 05

Hermanos Moreno
Azucena, 4. Ivanrey, Ciudad Rodrigo, España
+34 923 46 16 20

Cafetería El Casino
Calle Velayos, 
37500 Ciudad Rodrigo, España
+34 635 81 43 85

y en los alrededores

7. Ruta de Siega Verde

Esta singular zona arqueológica declarada Patrimonio Mundial el día 1 de Agosto de 2010 como extensión del Parque Arqueológico del Valle del Côa, se encuentra en las márgenes del Río Águeda, a unos 15 km aguas abajo de la localidad salmantina de Ciudad Rodrigo, en torno al puente y viejo molino del mismo nombre, donde el curso del río tiene su último vado antes de encajarse en las Arribes y en el que permanecen pozas con agua incluso en los momentos de mayor estiaje.

Resultado de imagen de siega verde
Siega Verde

Es un lugar especial elegido por los hombres de la Prehistoria por tratarse de una zona de paso y un privilegiado punto de control y observación de los animales que acudirían a este abrevadero permanente.

Resultado de imagen de siega verdePodemos ver un gran conjunto de representaciones de animales realizadas sobre afloramientos de esquistos diseminados por la ribera izquierda del río, realizados con las técnicas del grabado inciso y el piqueteado.

Aparecen reproducidos diversos animales, predominando los grandes ungulados.

Las figuras aparecen, generalmente, en pequeños grupos de entre 2 y 6 asociaciones, en forma de paneles de mediano y gran tamaño. 

No obstante, son frecuentes las figuras aisladas representadas en pequeños afloramientos rocosos.

Resultado de imagen de siega verde

Para más información sobre los horarios de visitas a la zona arqueológica:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas