lunes, 23 de diciembre de 2019

Escapada a Santiago de Compostela

Resultado de imagen de plaza del obradoiro santiago de compostela

No vamos a negar que Santiago de Compostela es conocida mundialmente por ser el punto final del Camino de Santiago y por acoger, en su monumental Catedral, la tumba del Apóstol Santiago. Pero si crees que esto es lo único que ofrece, no podrías estar más equivocado.

Resultado de imagen de santiago de compostela

Esta ciudad gallega tiene muchos de atractivos con las que conquistar al visitante. Hoy vamos a contarte cosas las cosas mas interesantes que ver y hacer en Santiago de Compostela.

Indice:

  1. Como llegar a Santiago de Compostela
  2. Algo de Historia sobre Santiago de Compostela
  3. Visitar la Catedral de Santiago de Compostela
  4. Ver en acción el Botafumeiro de la Catedral
  5. Visitar el Hospital de los Reyes Católicos
  6. Visitar (por los menos) la Alameda
  7. Subir al Monte Pedroso
  8. Callejear por el Casco Histórico de Santiago
  9. Visitar El Museo de Pobo Galego
  10. Visitar el Mercado de Abastos
  11. Ir al Colegio de Fonseca
  12. Descubrir los Misterios y Leyendas de Santiago
  13. Donde Comer en Santiago de Compostela
  14. Conocer Finisterre y La Costa de la Muerte
  15. Donde comer en Fisterra

1. Como llegar a Santiago de Compostela


Resultado de imagen de mapa santiago de compostela
EN AVIÓN

El aeropuerto internacional de Santiago de Compostela dispone de vuelos regulares a importantes ciudades europeas como Londres, Madrid, Barcelona, Sevilla o Bilbao. Se encuentra situado a sólo 10 kilómetros del centro de la ciudad, en Lavacolla.

Desde el aeropuerto puede llegar a Santiago en taxi, con un precio aproximado de 21 €. También puede llegar en autobús,


EN TREN

Las líneas ferroviarias son otra buena opción para acceder cómodamente a Santiago. Existen trenes diarios que unen la localidad con Madrid, San Sebastián, Hendaya y Barcelona.

A través de un único transbordo, también se accede diariamente a Barcelona, Bilbao, Portugal y París y a casi todos los destinos nacionales de importancia.Además, se puede conocer Santiago de Compostela a través del tren turístico Transcantábrico. 

Es un tren panorámico que recorre el norte y noroeste de España, la España Verde, desde San Sebastián, en el País Vasco, hasta Santiago de CompostelaRenfe Spain PassSe trata de un pase que permite viajar en tren por España a todos aquellos que no sean residentes. Es un sistema muy útil, ya que puede utilizarse en todos los trenes de AVE Larga Distancia y Media Distancia.

 El Renfe Spain Pass es válido durante un mes a partir del primer viaje, posee dos modalidades (Business/Club o Turista), puede adquirirse con seis meses de antelación y existen pases de 4, 6, 8 o 10 viajes.Más información: Renfe Spain Pass

EN AUTOBÚS

En autobús se comunica con destinos como Madrid, Barcelona, Sevilla o Bilbao, y con otros países europeos como Portugal, Alemania, Francia, Holanda Bélgica o Suiza. La estación de autobuses, además, se encuentra muy próxima al centro histórico.

EN COCHE

Una moderna red de autopistas y autovías conducen por carretera hasta Santiago. La AP-9 la enlaza con localidades de la costa de Galicia y con Portugal, desde Ferrol y A Coruña pasando por las Rías Baixas, Pontevedra y Vigo. 

Mientras que desde Madrid se llega a través de la A-6, enlazando con la A-52. A su vez, la Autovía del Cantábrico A-8 conecta Galicia con Francia ( y tiene enlace con Santiago de Compostela a través de la Autovía del Noroeste A-6).

       


2. Algo de Historia sobre Santiago de Compostela


Con anterioridad al hallazgo, en el lugar donde se ubica la ciudad histórica, conocido antaño como monte Libredón, parece ser que se asentaba una villa romana –creencia que avalan excavaciones arqueológicas-, cuya vida se prolongaría hasta el siglo VII. 

Seis siglos antes (en la primera centuria) se habría levantado, además, junto al enclave un mausoleo donde, según la leyenda, los discípulos del apóstol Santiago Teodoro y Atanasio habrían enterrado sus restos.

 La tradición cristiana y oral apuntaba que el Apóstol había predicado en vida en el conocido finis terrae hispano y que, tras regresar a Palestina y ser decapitado, sus seguidores habrían querido traer su cuerpo a este lugar, el más lejano donde evangelizó.

Los restos del Apóstol Santiago

La historia de Santiago de Compostela da un salto hasta el siglo IX, cuando el ermitaño Paio ve -en un año indeterminado, ubicado entre el 813 y el 830-, cómo unas luces –o estrellas- iluminan unas ruinas de una necrópolis antigua. El eremita avisa del hallazgo al obispo Teodomiro, de la vecina Iria Flavia, quien examina el lugar e identifica los restos del sepulcro iluminado como los del Apóstol y comunica el descubrimiento al monarca del reino astur-galaico, Alfonso II. 

Ante el hallazgo, el rey no duda en emprender camino hacia Santiago, figurando para la historia como el primer peregrino y sentando las bases del posteriormente conocido como Camino Primitivo

Nada más llegar a Santiago de Compostela, funda sobre el edículo una primera iglesia y ordena construir un monasterio para los monjes que deberían custodiar el templo y los restos del Apóstol. Se trata del monasterio de San Paio, que en la actualidad permanece en las inmediaciones de la Catedral de Santiago habitado por monjas de clausura.

La primitiva iglesia, consagrada en el año 834, permanecería en pie tan solo cuatro décadas, ya que en el 874, y tras peregrinar también a Santiago, el monarca Alfonso III ordena construir una mayor. La original comenzaba a quedarse pequeña ante el reguero de caminantes que, conocedores del milagro, empezaban a acercarse al lugar, ayudando a cimentar una primera urbe. Arranca entonces la construcción de un segundo templo, levantado con muros de mampostería y previo a la actual catedral.

Se inician las obras de la catedral románica

Santiago daba sus primeros pasos para convertirse en faro espiritual de Europa, lo que atraía al núcleo diversas riquezas. Conocedor de ello, el caudillo musulmán de Al Ándalus, Almanzor, arrasa la ciudad en el año 997 aunque respeta el sepulcro apostólico. La leyenda recuerda que fueron prisioneros cristianos quienes, tras la incursión, cargaron con las campanas del templo compostelano hasta Córdoba.

Tras este hecho y, a partir de la reconstrucción del núcleo y del propio templo, tiene lugar la expansión urbana de Santiago. Se levantan unas murallas fortificadas que definen el contorno de la ciudad histórica y ya se prepara el terreno para que, en el año 1075, comiencen las obras de una iglesia de mayores proporciones, acorde al dinamismo de las peregrinaciones. 

Resultado de imagen de Catedral de Santiago de CompostelaGracias al inicial impulso del obispo Diego Peláez y del rey Alfonso VI y, sobre todo, al empuje de Diego Xelmírez, primer arzobispo de Compostela y artífice de la transformación de la ciudad, se inician las obras de la catedral románica, un templo levantado según los cánones de las grandes iglesias de peregrinación que había en el país galo.

Catedral de Santiago de Compostela

Corría el siglo XII, para muchos historiadores, el de mayor esplendor de la historia compostelana. El Camino Francés concentraba miles de romeros en su incesante goteo avivado por la publicación del Códice Calixtino, primera guía de peregrinación hacia Santiago. 

La catedral avanzaba, además, con paso firme y en su edificación se involucraban los mejores constructores de su tiempo, como el maestro Mateo, autor del sublime pórtico de la Gloria, obra cumbre del románico.

Se funda la centenaria Universidad

Tras la consagración de la catedral en el año 1211, se consolida la época dorada de la peregrinación a Compostela, un auge de transeúntes y un fervor religioso que también modifica el devenir de la ciudad. Fuera del casco histórico, extramuros, se ubican varios conventos de diversas órdenes, como el de Santa Clara o el de Belvís, lo que contribuye a expandir el núcleo. 

Ya en el entorno del templo se asientan varios gremios, trabajadores cuya vida gira también en torno a los caminantes. Los concheiros, que vendían las conchas que avalaban el haber hecho la peregrinación, son tan solo un ejemplo. En cada calle florecía un rico comercio (como los caldereros, en la Calderería, o los orfebres, en la plaza de Praterías), lo que dinamiza la vida compostelana de la Edad Media.

Tras los siglos XIV y XV, de cierta carestía económica para el poder eclesiástico compostelano, en el año 1495 tiene lugar otro de los grandes hitos de la ciudad. Un notario compostelano crea con el apoyo del abad de San Martín Pinario una escuela para pobres conocida como Estudio de Gramática, germen de la posterior Universidad.

 El centro académico universitario, uno de los más antiguos del mundo, fue potenciado principalmente por el arzobispo Alonso de Fonseca y, hoy en día, aún es uno de los grandes ejes sobre los que pivota la vida compostelana. En el siglo XVI Santiago prosigue con su desarrollo urbanístico y es durante estos años cuando se levantan los principales conjuntos que rodean a la catedral. 

Entre ellos destaca el antiguo Hospital Real, hoy Hostal dos Reis Católicos, mandado construir por los monarcas Isabel y Fernando para prestar ayuda y atención a los peregrinos.

La Universidad de Santiago en la actualidad

En el siglo XVII, y a pesar de que el ritmo de las peregrinaciones se ralentiza, la ciudad vive, sin embargo, su mayor revolución estética. 

El voto de Santiago, una injusta renta medieval que diversos reinos cristianos de España debían pagar al arzobispado compostelano como compensación por la “decisiva” ayuda del Apóstol en la batalla de Clavijo -que resultó de gran importancia para el rumbo de la Reconquista-, permitió sufragar las grandes obras de este siglo (el impuesto se mantuvo en vigor hasta el siglo XIX). 

En la catedral se transforma el altar mayor, se “abre” la Puerta Santa y, sobre todo, se culmina el templo con la gran fachada barroca de la plaza del Obradoiro, la estampa más fotografiada de la basílica. Fuera de ella también se consolidan de forma definitiva las plazas y casas nobles que la rodean, como sucede en el propio Obradoiro con la construcción del pazo de Raxoi, sede actual del Ayuntamiento.

El declive y renacimiento de las peregrinaciones

Tras décadas de avatares religiosos y políticos, en las que la mitra compostelana pierde poder e influencia y durante las que las peregrinaciones a Santiago entran en un progresivo declive, un hecho permite invertir la tendencia. En el año 1879 se redescubren las reliquias del Apóstol en la catedral, perdidas desde el siglo XVI, tras haber sido ocultadas ante el temor de que corsarios ingleses pudieran llevárselas. 

Se inicia su búsqueda y se localizan unos huesos en la actual capilla de la Magdalena. El papa León XIII confirmaría su autenticidad tan solo cinco años después a partir de una bula que logró revitalizar el número de caminantes hacia Santiago.

A lo largo del siglo XX, Compostela (topónimo que para muchos proviene de “campus stellae”, ‘campo de la estrella’ que iluminó el sepulcro del Apóstol) se confirma como un importante núcleo cultural, espiritual, académico y político y el Camino de Santiago vuelve a resurgir. 

A ello contribuye un hecho decisivo para la localidad: su designación en los años ochenta como sede de la Xunta de Galicia (Gobierno gallego) y de las instituciones autonómicas, convirtiéndose en capital política y administrativa de la comunidad. Santiago experimenta y vive desde entonces un fuerte impulso, reforzado por un nuevo auge del Camino.

En las últimas décadas la ciudad atesora, además, varios reconocimientos entre los que destaca el haber sido designada en 1985 patrimonio cultural de la humanidad por UNESCO.


Que hacer en Santiago de Compostela 


Tanto si eres un peregrino terminando el Camino como si eres un turista de paso, lo primero es lo primero…

3. Visitar la Catedral de Santiago de Compostela

Es uno de los edificios religiosos más bonitos de toda España, y su estilo arquitectónico es una mezcla de románico y barroco.

Resultado de imagen de Catedral de Santiago de Compostela

Cuando pases por la parte trasera del Altar Mayor, no te olvides de hacer cola para abrazar la figura del apóstol, uno de los antiguos rituales que todavía se conservan.

Resultado de imagen de abrazar la figura del apóstolEl antecedente más remoto de la Catedral fue un pequeño mausoleo romano del siglo I en el que se dio sepultura a los restos del Apóstol Santiago después de su decapitación en Palestina (año 44 d.C) y tras su traslado por mar hasta las costas del finis terrae. 

Durante siglos, la cámara subterránea y la necrópolis que la rodeaba fueron asiduamente visitados por una pequeña comunidad cristiana local, de la que poco o nada se sabe, pero que debió ser diezmada hacia el siglo VIII.

En el año 813 (según versiones, 820 y hasta 830) se produjo el milagroso descubrimiento de las reliquias del Apóstol bajo la maleza del Monte Libredón. Las encontró un ermitaño que vio allí signos celestiales. Avisado por el obispo de Iria Flavia, el rey astur Alfonso II mandó a levantar una primera capilla de piedra y barro junto al antiguo mausoleo. 

Este templo recibió en el 834 un Preceptum regio que lo convertía en sede episcopal y le otorgaba poder sobre los territorios próximos. A su alrededor, buscando su protección, comenzaron a establecerse los primeros pobladores y grupos monacales de benedictinos encargados de la custodia de las reliquias. Eran los primeros pasos de la futura ciudad de Santiago de Compostela.

La primera iglesia enseguida se quedó pequeña para acoger a los fieles, por lo que entre el año 872 y el 899 Alfonso III El Grande hizo construir un templo mayor. Pero esta segunda iglesia fue destruida por el ataque del caudillo musulmán Almanzor en 997. 

El obispo San Pedro de Mezonzo la reconstruyó en 1003, en un estilo prerrománico. Este tercer templo estaba aún en pie cuando el auge de las peregrinaciones y las riquezas de Santiago, que ya era uno de los señoríos feudales más grandes de la Península Ibérica, permitieron comenzar a construir en 1075 la catedral románica que hoy se conserva, cuarto edificio sagrado sobre el antiguo sepulcro.

La Catedral románica

Y no te vayas sin visitar el espectacular Pórtico de la Gloria, la obra cumbre de la escultura románica. 

Resultado de imagen de catedral de santiago de compostela portico de la gloriaPortico de la Gloria, Catedral de Santiago de Compostela

El rey leonés Alfonso VI y especialmente el primer arzobispo de la ciudad, Diego Gelmírez, impulsaron de tal manera la Catedral, la vida urbana y las peregrinaciones, que puede hablarse del siglo XII como el de mayor esplendor de la historia compostelana. 

Esta vez no se conformaron con un santuario que albergase las reliquias, sino que diseñaron una gran catedral de peregrinación siguiendo el estilo que se extendía por el Camino de Santiago. 

Resultado de imagen de catedral de santiago de compostela interior

Por ella desfilarían los mejores constructores del Románico hasta llegar al Maestro Mateo, autor de los últimos tramos de las naves, las torres defensivas del oeste, la cripta y, sobre todo, del Pórtico de la Gloria, un conjunto escultórico sin igual en Europa que aun hoy preside la entrada oeste.

Cuando fue consagrada en el año 1211, la Catedral ya gozaba del privilegio de la absolución plenaria, otorgado en 1181 por el Papa Alejandro III a todo el que visitase el templo en un Año Santo Jubilar.

Resultado de imagen de catedral de santiago de compostela interiorTambién concedía a los fieles un valioso documento que acreditaba haber recorrido el Camino de Santiago y aseguraba el derecho de asilo en la ciudad. 

Convertida en meta de salvación de la Cristiandad, la catedral evolucionó con tal vitalidad que fue capaz de impulsar la construcción de calzadas, hospitales, albergues, mercados y burgos enteros a cientos de kilómetros de distancia, en las rutas que transitaban los peregrinos para alcanzarla.

Con el tiempo se irían añadiendo a la planta románica elementos góticos, renacentistas y especialmente barrocos, gracias al incesante flujo de dinero del arzobispado y de los mecenas, que encontraban en las capillas lugar de oración y eterno descanso. 

Mientras la estructura de las naves se conservó prácticamente intacta, el número y espacio de las capillas fue adecuándose a las necesidades del culto. 

Resultado de imagen de Torre del Reloj catedral de santiagoEn el convulso siglo XIV la basílica adquiriría trazas de fortaleza, con torres defensivas como la actual Torre del Reloj.

 Con el Renacimiento, impulsado por el arzobispo Alfonso III de Fonseca, se levantó el claustro definitivo, que sustituyó al claustro románico y modificó todo el lado sur y sureste del templo. Fue época de reformas internas y adición de retablos, púlpitos y esculturas para mayor gloria del culto al Apóstol.

La magia del Barroco

La mayor revolución estética llegaría al templo en tiempos del Barroco, que comenzó en 1660 por transformar el altar mayor y la cúpula; para luego dar forma a los órganos, trazar el lienzo de la Puerta Santa, embellecer la Torre del Reloj y alcanzar su mayor esplendor con la culminación, en 1750, de la estampa más icónica de la catedral: su magnífica fachada del Obradoiro.

Resultado de imagen de Barroco catedral de santiagoFue también obra de los maestros barrocos de la Catedral –Vega y Verdugo, Domingo de Andrade, Fernando Casas y Novoa- el trazado definitivo de las plazas monumentales que rodean al templo y de muchos de los edificios colindantes. 

Altar mayor Catedral de Santiago

Bien puede decirse que el Barroco saltó de la catedral a las plazas, a los monasterios y a las casas nobles, para convertir a Compostela en la urbe imaginativa, escenográfica y dramática que hoy es reconocida como ‘la ciudad barroca por excelencia de España’.

Tras dos mil años de historia como centro espiritual, y casi mil de su actual edificio, la Catedral se muestra hoy como un conjunto heterogéneo de espacios y elementos estéticos que dejan ‘leer’ en la piedra la extraordinaria historia compostelana. 

Y es que en su larga existencia el templo ha sido escenario de toda clase de episodios sacros y mundanos, que van desde la coronación de los reyes de Galicia en la Edad Media hasta el acuartelamiento de los soldados franceses durante la Guerra de Independencia, pasando por siglos de concordias y discordias, exaltaciones y linchamientos, conspiraciones políticas y esplendor religioso, ataques incendiarios y costosas campañas de embellecimiento, pompa y beneficencia, donaciones y expolios, cobros de prebendas y patrocinios, solemnes ofrendas y, sobre todo, incesantes peregrinaciones hacia la tumba del Apóstol.

El horario es de 9:00 a 19:00 y la entrada a la Catedral es gratuita, aunque el Museo y el Pórtico tienen entradas con coste. Es recomendable un tour guiado para conocer el enorme patrimonio que alberga.

Si quieres conocer en profundidad la historia y los tesoros de la Catedral, te sugerimos hacerte con la Compostela Pass, cuesta 14€ e incluye varias cosas, entre ellas un completo tour por la Catedral. Más información y reserva.



Cada día a las 12 tiene lugar la Misa del Peregrino durante la cual podrás

4. Ver en acción el Botafumeiro de la Catedral

¿Sabías que este inmenso incensario comenzó a usarte para enmascarar el olor de los peregrinos?

Resultado de imagen de Botafumeiro de la Catedral

Pesa más de 50 Km y alcanza una velocidad de unos 70 km/h. Verlo es toda una experiencia! *Ojo: debido a obras de restauración en la Catedral, el botafumeiro no funcionará hasta nuevo aviso. Más información.



A la salida, disfruta del ambiente de la Plaza del Obradoiro, inspecciona bien la fachada de la Catedral y fíjate en uno de los edificios más icónicos de la Plaza:

5. Visitar el Hospital de los Reyes Católicos (conocido también como Hostal de los Reyes Católicos).

Resultado de imagen de Hospital de los Reyes Católicos

 Fue construido en puro estilo plateresco tras la visita de los Reyes Católicos a Santiago de Compostela, con la intención de acoger a los peregrinos que, finalizado el Camino, necesitaran auxilio.

Hoy en día es un Parador y dormir aquí no es precisamente barato (calcula unos 150-200€). Pero hay una manera de conocerlo sin alojarse… con este tour.

Santiago de Compostela es una ciudad verde, y los espacios naturales no faltan. Nuestra recomendación es

6. Visitar (por los menos) la Alameda 

donde además de encontrar rincones relajantes, podrás tener unas vistas preciosas de la Catedral.

Resultado de imagen de la Alameda santiago de compostela
Vista desde la Alameda, Santiago de Compostela

Se encuentra entre la zona vieja y el Campus Sur Universitario. Y también el Parque De Bonaval, al norte de animado barrio de San Pedro.

7. Subir al Monte Pedroso

para tener la mejor panorámica de la ciudad (mejor si vas en coche jeje). Aunque todo sea dicho: para los peregrinos el mejor sitio para contemplar la ciudad es el Monte do Gozo, ya que es desde allí desde donde, por primera vez, se ve la silueta de la Catedral tras tantos días de peregrinación.

Resultado de imagen de vista desde monte pedroso santiago de compostela

8. Callejear por el Casco Histórico de Santiago 

Una muy buena forma de romper el hielo con la ciudad es uniéndote a un free tour por Santiago de Compostela, que te lleva a conocer su casco histórico y a perderte por sus ruas y plazas. Es gratis aunque es siempre bueno dejar una propina a los guías!

Resultado de imagen de Casco Histórico de Santiago

Si prefieres ir a tu aire puedes, organizar tu proprio auto-tour. ¿Cómo? Con nuestros consejos, jeje, otra cosa no, pero de comidita rica sabemos mucho.

 Haz (al menos) estas paradas: una para comer un pulpo a feira en el Mesón do Pulpo y las siguientes para tapear en varios locales de Compostela, en La Tita (ains, esa tortilla!), en Cabalo Branco (hay tapas variadas que ponen los camareros) y acabar con los tigres rabiosos del Trafalgar (hablo de mejillones, no de felinos, obvio!).

El casco histórico de Compostela es un sinfín de edificios, callejuelas y plazas que te enamorarán.

Esta ciudad en nuestro ranking de las 10 ciudades más bonitas de España

Lo mejor es perderte sin rumbo, aunque hay un par de sitios que tienes que ir a ver sí o sí:

La Plaza de Quintana (desde donde hay unas vistas alucinantes de la Torre da Berenguela)

Resultado de imagen de plaza de quintana santiago

y la Plaza de las Platerías (con la Fuente de los Caballos).

Resultado de imagen de Plaza de las Platerías quintana santiago

Y si has hecho el Camino de Santiago o quieres aprender más sobre él, puedes ir al Museo de las Peregrinaciones.

Dos edificios que deberías incluir en tu ruta a pie por Santiago de Compostela son el Monasterio de San Martín Pinario, que en la actualidad sirve como Seminario Mayor y es el segundo edificio religioso más grande de toda España (tras el Monasterio del Escorial).

Resultado de imagen de Monasterio de San Martín Pinario

Y el Convento de San Francisco que según la tradición fue el propio San Francisco de Asís quien lo mandó construir al campesino que le acogió en su peregrinaje a Compostela.

Resultado de imagen de convento de san francisco santiago
.
 9. Visitar El Museo de Pobo Galego (del pueblo gallego) es súper recomendable.

Se encuentra en el Antiguo Convento de Santo Domingo de Bonaval y ofrece una visión honesta y bien estructurada de la vida gallega, muy ligada a los oficios tradicionales (tanto del campo, como del mar) y a una cultura tan única.

Resultado de imagen de museo de pobo galego santiago

Aunque posiblemente lo más famoso es su curiosa escalera de caracol.

También te aconsejamos darte una vuelta por el

10. Visitar el Mercado de Abastos

Resultado de imagen de mercado de abastos santiago de compostela

especialmente si quieres comprar recuerdos gastronómicos que llevarte a casa.

Los productos son frescos y locales y el ambientazo está garantizado.

11. La Universidad de Santiago tiene bastante fama.

Resultado de imagen de Colegio Fonseca de Santiago
Colegio de Fonseca, Santiago de Compostela

Muchos de los edificios no están abiertos al público pero uno de los más bonitos sí: hablamos del Colegio Fonseca de Santiago.

Resultado de imagen de Rúa do FrancoPero los estudiantes no solo van a clase… Gracias a ellos el ambiente en Santiago está siempre animado, y para comprobarlo puedes ir a la Rúa do Franco, donde se concentran la mayoría de bares y restaurantes del centro histórico.

Aquí es famosa la ruta París – Dakar, que consiste en tomarse una taza de ribeiro en cada uno de los más de 30 locales (empezando en el París y terminando en el Dakar)..

¿Te animas?

Y Si tienes tiempo acércate a conocer el polémico edificio de la Cidade da Cultura, con una arquitectura moderna que nos parece bastante chulo.

 Para muchos es el símbolo del despilfarro y de la mala gestión, para otros un lugar con mucho potencial…

Lo mejor es que vayas para hacerte una idea propia.

En el interior acoge un museo y una biblioteca.


12. ¿Ganas de Descubrir los Misterios y Leyendas de Santiago 

Para nosotros una de las cosas imprescindibles que hacer en una ciudad tan mágica como esta.

Apúntate a algún tour que te llevará a conocer muuuuchas historias interesantes (y sucesos extraños) que ocurrieron entre sus calles.

https://www.civitatis.com/es/santiago-de-compostela/tour-teatralizado-misterios-leyendas/

https://descapada.com/free-tour-teatralizado-misterios-leyendas-santiago-compostela/


13. Donde Comer en Santiago de Compostela 


Restaurante Filigrana
Paseo da Amaia 23B, 
15897, Santiago de Compostela, España
+34 981 53 46 36

y de precio mas moderado

Casa Marcelo
Rúa Hortas, 1, 
15705, Santiago de Compostela, España
+34 981 55 85 80

A Noiesa Restaurante
Rúa do Franco | Número 40, 
15704, Santiago de Compostela, España
+34 881 30 72 38

O Sendeiro
Rua Olvido, 22, 
15703, Santiago de Compostela, España
+34 981 58 71 96

O Tamboril
Rua da Republica Arxentina 5 Bajo, 
15701, Santiago de Compostela, España
+34 981 56 54 85

Aprovecha tu estancia para realizar alguna de las mejore escapadas y excursiones de un día desde Santiago de Compostela.

14. Nuestra favorita es la que te lleva a conocer Finisterre y La Costa de la Muerte la que los romanos llamaban “el final del mundo conocido” y la Costa da Morte, uno de los litorales más bonitos de Galicia.

Resultado de imagen de finisterre galicia


El municipio de Fisterra es mundialmente conocido por su cabo y faro, pero este bello rincón de Galicia y de la Costa da Morte esconde mucho más.

Fisterra (Finisterre) es un importante destino para peregrinos, viajeros y turistas de todo el mundo, atraídos por el magnetismo y la magia de este lugar de Galicia.

El pueblo, el faro y el cabo Finisterre están situados en una pequeña península cuya punta es precisamente el faro, de un lado tenemos la Ría de Corcubión y del otro la inmensidad del Oceano Atlántico.

Poco a poco se va convirtiendo en un destino turístico de importancia, gracias a su gastronomía, paisajes, playas, monumentos, leyendas, a su cabo y faro... y por supuesto, a ser cada vez más un destino de los peregrinos que eligen el Cabo para finalizar su camino (o en la cercana Muxía)

UN POCO DE INFORMACIÓN

Fisterra es un pequeño municipio situado en el extremo oeste de Galicia, en la esquina de la península Ibérica. Se denomina así porque durante muchos siglos se considero el Fin de la Tierra, el Finis Terrae de los romanos. Un lugar legendario y mágico, visitado por el mismísimo Julio Cesar para comprobar el fin de la tierra.

Pero para muchos otros pueblos fue un lugar mágico y de culto, por eso hay restos prerromanos por toda la zona.

Hoy en día es un municipio turístico ccuya actividad gira en torno a la villa de Fisterra y su puerto, además de su cabo y faro.


QUE VER en Fisterra


Pueblo de Fisterra

Es un pequeño pueblo marinero que hasta hace muy poco vivía íntegramente de la pesca, pero poco a poco se está convirtiendo en un referente turístico.

Resultado de imagen de Pueblo de Fisterra

En la zona del puerto (y por otras del pueblo) encontraremos locales de restauración como restaurantes, marisquerías, tabernas y mesones típicos donde disfrutar de tapas y raciones de marisco y gastronomía típica de Galicia. No olvidar probar los longueirones (marisco similar a las navajas), la estrella de la gastronomía de Pueblo de Fisterra.


Castillo de San Carlos

Resultado de imagen de Iglesia de Nosa Señora das AreasUna preciosa fortaleza costera dentro del pueblo de Fisterra. Fue mandada construir por Carlos III para evitar los numerosos ataques que sufría la villa costera. Actualmente el castillo sirve de sede del Museo de la Pesca.

Iglesia de Nosa Señora das Areas

Iglesia de finales del s. XII situada justo al principio de la subida al faro. Esta iglesia está declarada declarada Monumento Histórico-Artístico. Aquí nos encontramos con imagen del Santo Cristo de Fisterra (O Cristo da Barba Dourada) y el domingo de Resurrección se celebra la Fiesta del Santo Cristo (Fiesta de Interés turístico).


Faro de Fisterra

Si subimos cara el Faro, subiremos por una carretera que bordea el monte y veremos unas estupendas vistas de la Ría de Corcubión y del Monte Pindo.

Arriba llegaremos a un aparcamiento donde dejaremos el coche, con unos puestos de artesanía. Caminando dirección al faro, encontraremos un mítico hotel y su cafetería, el Hotel O Semáforo.
Detrás encontraremos el famoso Faro de Fisterra y el Km 0 del Camino de Santiago. Rodeando al faro llegaremos al punto donde peregrinos queman sus ropas, y descubren asombrados una enorme panorámica de la zona y del océano. Una vista que atrae a miles de visitantes sobre todo para admirar una de las puestas de sol más impresionantes de todo el mundo.


Ermita de San Guillerme

Podemos antes de llegar al parking desviarnos hacía la Ermita de San Guillerme, en el Monte Facho, y ver otras impresionantes vistas del Faro y del Cabo. También existe más adelante otro punto para admirar las vistas del pueblo y la playa de A Langosteira.


y 15. para Comer en Fisterra


Ó Fragón restaurante
San Martino de Arriba, 22,
15154 Fisterra, España
+34 981 74 04 29

y de precio mas moderado

O Pirata
15155 Fisterra, España
+34 603 87 88 00


Etel and Pan
Praza da Constitucion 10,
 15155 Fisterra, España
+34 606 21 61 52


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...