miércoles, 9 de octubre de 2019

Ruta de los Condes Duques en Zamora: De Benavente al Lago de Sanabria (y II)

Iniciamos la Segunda Parte de nuestra Ruta de los Condes Duques, en Mombuey, concretamente visitando la Torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Resultado de imagen de iglesia mombuey
Iglesia de Nra Sra de la Asunción, Mombuey


Resultado de imagen de lago de sanabria zamora
Lago de Sanabria

Indice:

  1. Mombuey 
  2. Otero de Sanabria, iglesia de Santo Tomás Apóstol 
  3. Puebla de Sanabria 
  4. Comer en Puebla de Sanabria
  5. Bosque de Tejedelo en Requejo de Sanabria
  6. Lago de Sanabria
  7. Fauna del Lago de Sanabria
  8. Flora del Lago de Sanabria
  9. Monasterio de San Martín de Castañeda
  10. Cascada de Sotillo
  11. La Senda de los Monjes
  12. Laguna de los Peces
  13. Comer en el Lago de Sanabria

y en estos mapas situamos la segunda parte de nuestra ruta

1. Mombuey 

Resultado de imagen de mombuey ubicacion
se asienta en el extremo norte de la provincia de Zamora, dentro de la comarca de La Carballeda y a caballo entre los fértiles valles de Benavente y las mucho más frías y montañosas tierras de Sanabria.

Emplazada en el pequeño valle del arroyo Valchano, debe su nombre a una elevación montuosa próxima que la documentación medieval registra como "Monte ad Boviam", "Monte Bove" o "Monte Boe"..., topónimo que es tempranamente identificable en una relación ordenada de límites del territorio diocesano bracarense a mediados del siglo VI

Actualmente, y aun siendo accidente geográfico de cierta entidad, solamente recibe denominaciones parciales, perteneciendo en término a distintas poblaciones.

Al contrario de lo que pudiera pensarse, dada la morfología del espacio implicado, existen vestigios de asentamientos castreños en los términos colindantes de Otero de Centenos, Lanseros y Fresno de la Carballeda.


De ellos destaca el de Fresno, denominado «Castro del Buracote» que ha sido datado en la Edad del Hierro II y en el que aún se conservan algunos tramos de muralla, foso colmatado y campo de lajas hincadas, hoy seriamente afectado por el embalse de Valparaíso.

y este será aproximadamente nuestro recorrido:

       

En la actualidad Mombuey constituye un lugar de paso obligado para quienes, desde la Meseta castellana, se dirigen a tierras gallegas; una vocación caminera que viene de lejos ya que, desde época medieval, fue también parada recurrente en las rutas de la trashumancia hacia los fértiles pastos sanabreses.

Resultado de imagen de camino de santiago sanabres mapaAdemás, atraviesa Mombuey el conocido como Camino Sanabrés de Santiago; un ramal secundario que desde la Vía de la Plata a la altura de Moreruela, permitía atajar hasta la ciudad del Apóstol sin necesidad de llegar hasta Astorga pasando por Puebla de Sanabria y la ciudad de Ourense.

En cualquier caso, las referencias documentales medievales sobre Mombuey son muy escasas, apareciendo en fecha muy temprana y en relación a los límites de la Diócesis Bracarensis (actual Braga) el misterioso topónimo Monte ad Boviam.

 Ya en 1161 y bajo la denominación de Monte Boe, aparece mencionado en una donación al monasterio sanabrés de San Martín de Castañeda.

Resultado de imagen de mombuey camino de santiagoEl acervo popular tiende a explicar el origen del actual Mombuey en virtud de la llegada de habitantes procedentes de un asentamiento cercano de nombre San Martín (del que se conservan algunos vestigios) que, por algún motivo como pudo ser un incendio, una inundación o simplemente difícil acceso al agua, quedó deshabitado.

La línea que en la actualidad cuenta con mayor aceptación pese a no contar con un soporte documental demasiado sólido es la que relaciona el origen de Mombuey y de su iglesia parroquial con una encomienda templaria allí existente; un argumento sostenido por un documento de 1371 en el que el Rey Enrique II cede a Gómez Pérez de Valderrábano las villas de Mombuey, Alcañizes, Tábara y Ayoó "que habían sido de los templarios".

Sea como fuere, a partir de ese momento Mombuey dejaría de ser tierra de realengo para convertirse en señorío bajo el poder primero de la influyente Familia Losada y después de los Marqueses de Biance, con los cuales, obtendría el título de villa y el privilegio de celebrar un mercado semanal concedido por el Consejo de Castilla en tiempos de Carlos III

La iglesia

Bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción y erigida al sur del casco urbano, la iglesia de Mombuey fue declarada Monumento Histórico Artístico en el año 1931.

Presenta en la actualidad una planta de cruz latina fruto de la profunda reforma de la que fue objeto entre 1700 y 1723 y que enmascararía buena parte de su primitiva obra románica. Con posterioridad, ya en los años finales de la decimonovena centuria, fue levantado el pórtico norte.

Resultado de imagen de iglesia de mombuey zamora

Así pues, de la primitiva obra medieval tan solo ha llegado a nuestros días los muros laterales de la nave, en cuyo lado septentrional se conserva una humilde portada de doble arquivolta dovelada y apuntada; y la magnífica torre campanario que corona su hastial occidental, pieza casi única -por algunas de sus características- en los contextos románicos peninsulares y que ha hecho a la iglesia de Mombuey digna de figurar en la mayoría de libros y tratados sobre arte románico.

Se yergue, como señalábamos, en el muro occidental de la iglesia, elevándose sobre un potente basamento ciego de mampostería reforzada con sillares en los ángulos.

Resultado de imagen de torre templaria mombueySobre él, la torre-campanario propiamente dicha presenta una planta rectangular de unos cuatro por dos metros y medio confeccionada toda ella a base de un tipo de piedra feldespática de tonalidades entre verdosas y grises procedente de una cantera cercana perfectamente documentada.

 Esta planimetría tan acusadamente rectangular acentúa aún más si cabe la sensación de verticalidad.

Consta de un total de tres cuerpos en altura, presentando los dos primeros de ellos en sus laterales norte y sur sendos ventanales abiertos en arco apuntado sobre columnillas rematadas en sencillos capiteles vegetales. Precisamente el vano lateral norte del primer cuerpo, abordable a través de una escalera de mampostería, sirve de acceso a toda la estructura.

A ambos lados mayores, orientados al este y al oeste, los dos primeros cuerpos disponen parejas de arcos también apuntados y moldurados que apean sobre columnas de idéntica naturaleza a los anteriores, desplegándose a la altura de los cimacios de las ventanas del segundo cuerpo una sencilla moldura horizontal que se proyecta por los cuatro lados de la torre.

El cuerpo superior, destinado a albergar las campanas, abre a sus dos lados mayores mediante parejas de troneras doveladas ligerísimamente apuntadas, mientras que al lado menor septentrional fue habilitado un balcón matacanado desde el que se accede al interior del chapitel.

Remata la estructura el citado chapitel pétreo de planos convexos que acoge dentro de sí una minúscula estancia de probable funcionalidad defensiva cubierta mediante una bóveda nervada cuyos nervios, tras cruzarse en la clave componiendo un gracioso florón, van a descansar a unas sencillas columnas angulares culminados en capiteles de esquemática traza vegetal.

Resultado de imagen de iglesia de mombuey zamoraEn la actualidad los diferentes niveles interiores de la torre se comunican entre sí mediante una escalera de madera, aunque existen restos al interior que, casi con total seguridad, confirmarían la existencia de una primitiva escalera realizada en la misma piedra que el resto de la estructura.

Más allá de su apariencia y configuración de más que probable naturaleza defensiva, conserva la torre de la iglesia de Mombuey una interesantísima colección de canecillos animando las cornisas este y oeste que marcan la separación entre el tercer cuerpo y el chapitel.

Dichos canecillos, al disponerse a una altura tan notable, presentan serias dificultades para su contemplación al detalle de no ser con la ayuda de unos prismáticos o un teleobjetivo fotográfico.

Se presentan los canes tanto como sustento de una pequeña banda de arquillos ligeramente volada, como dentro de las propias arcadas; distinguiéndose además de los habituales repertorios vegetales, una variada figuración animal (destacable es el que muestra a un león apresando a una cría de jabalí), seres fantásticos (dragones, arpías), bustos humanos en diferentes actitudes, figuras sedentes, etcétera.

Sobre la línea de canecillos, se aprecia una última banda horizontal -esta vez sí recorriendo las cuatro caras de la torre- decorada a base de bolas o perlones, un recurso ornamental que se repite en varias iglesias rurales más del norte zamorano.

Por último, aislado en la cara este de la torre a la altura del tercer cuerpo de troneras, llama la atención la presencia de una figura sobresaliente con forma de bóvido tallada con extraordinario naturalismo; una pieza muy querida por los habitantes de la localidad y que, basándose en tradiciones legendarias locales, justifican su presencia por el decisivo papel que jugó el buey en el traslado de piedras desde la cantera para la construcción de la torre.

Resultado de imagen de iglesia de mombuey zamoraEn el interior, completamente modificado durante las citadas reformas de los siglos XVIII y finales del XIX, apenas se aprecia resto alguno de su primitiva construcción románica.

Tan solo una pila bautismal de imprecisa cronología y, mucho más interesantes, una Virgen con el Niño y dos mochetas pétreas decoradas con ángeles recolocadas en una capilla abierta al sur de la nave y que aparecieron ocultas tras un retablo en 1987.

Sobre el origen de estas tres piezas se ha especulado con la posibilidad de que procediesen de una portada monumental desaparecida del estilo de las existentes en Benavente, aunque en ningún caso podría confirmarse.

La figura de la Virgen aparece sentada con el Niño en su rodilla izquierda sostenido por una mano llamativamente desproporcionada.

La otra mano de la Virgen, al igual que la cabeza del Niño, ha desaparecido, aunque es de suponer que sostendría en ella un fruto o una esfera. 

Pese a su deterioro, conserva parte de su policromía original, y se trata de una de las escasísimas representaciones pétreas de María conservadas en la provincia.

Los ángeles de las mochetas aparecen con actitud de bendecir y con una filacteria epigráfica indescifrable uno de ellos, y con las alas desplegadas y sosteniendo un libro abierto el segundo.

Tanto en estas figuras aisladas conservadas al interior como en los repertorios figurados representados en los canecillos que coronan la cornisa de la torre, es patente la influencia gallega ourensana y compostelana.

Resultado de imagen de comarca de sanabria mapa


Siguiendo la Carretera llegamos a

2. Otero de Sanabria

Resultado de imagen de iglesia de Santo Tomás Apóstol otero de sanabria"

Es una pedanía de 30 vecinos con parada de Ave y una desconocida «capilla sixtina»

Resultado de imagen de iglesia de Santo Tomás Apóstol otero de sanabria"

La iglesia de Santo Tomás Apóstol cuenta con diferentes estilos arquitectónicos: románico, mudéjar, barroco o su espectacular retablo de 63 metros cuadrados, que es renacentista. 

Resultado de imagen de iglesia de Santo Tomás Apóstol otero de sanabria"Nada más entrar al templo llama la atención la multitud de pinturas que cubren prácticamente toda la iglesia en sus cubiertas y columnas, popularmente en la zona se ha denominado a esta iglesia "la Capilla Sixtina sanabresa".

En el pequeño pueblo de Otero de Sanabria se esconde una auténtica maravilla que merece ser visitada, si bien esto es algo complicado ya que se encuentra cerrada la mayor parte del año.

 Se trata de la Iglesia de Santo Tomás Apóstol, una gran sorpresa y una gran desconocida pues no está muy publicitada. 

Todo el interior está decorado con unas pinturas de lo mas curiosas y especiales que hemos visto en un templo. 

Puedes pasarte horas contemplando las escenas que se representan en los murales, los extraños castillos y pueblos que no sabes muy bien como catalogar. 

Resultado de imagen de iglesia de Santo Tomás Apóstol otero de sanabriaUna chica nos informó que solo se abre en Semana Santa y algún tiempo en verano gracias a los voluntarios como ella que dedican su tiempo a que la gente pueda conocer este patrimonio artístico. 

No hay documentos para saber quien y porqué se pintó esta iglesia, pero la verdad es que es sorprendentemente bella. 

El retablo mayor es también impresionante y todo el conjunto merece sin duda ser conocido.

Al no saber nada de ella y esperar una sencilla iglesia, la sorpresa que nos llevamos fue mayúscula.

Si pasáis por aquí cerca y tenéis la suerte de que esté abierta hay que verla, porque es algo muy diferente a todo cuanto hemos visto.

desde aquí nos encaminamos hasta la Villa Medieval de

3. Puebla de Sanabria 

Este municipio pertenece a una de las comarcas más antigua de la provincia de Zamora, situada al noroeste de la provincia.

Puebla de Sanabria esta reconocido como Conjunto Histórico Artístico, cuenta con distintos edificios emblemáticos, como son el Castillo edificado en el siglo XV, mandado construir por don Rodrigo Alonso de Pimentel y doña María Pacheco, condes de Benavente, señores de buena parte del reino de León.

Resultado de imagen de puente de puebla de sanabria
Puente sobre el rio Tera en Puebla de Sanabria

Se trata de un castillo-fortaleza construido en sillería de granito con un recinto amurallado con planta cuadrada y una torre central, la gran torre del homenaje, que se protegía por un puente levadizo.

Resultado de imagen de castillo de puebla de sanabria
Castillo de Puebla de Sanabria

 Se le conoce popularmente “El Macho”, rodeado por los muros defensivos. Sirve actualmente como casa de cultura podemos visitarlo.

La Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Azogue,

data del siglo XII, aunque ha sido muy modificada en épocas posteriores. El templo consta de una sola nave, planta de cruz latina, crucero y cabecera poligonal, camarín y sacristía, capilla lateral, atrio y prominente torre a los pies.

Resultado de imagen de iglesia puebla de sanabria
Iglesia de Puebla de Sanabria

La portada es de origen románico, en su interior conserva una pila bautismal del S. XIII. La Virgen del Azogue es la patrona de Puebla.

 La iglesia del siglo XII es uno de los monumentos con más valor del románico de Zamora. El templo consta de tres naves con grandes pilares cuadrados, con crucero cúbico.

La planta es de cruz latina. 

Resultado de imagen de iglesia puebla de sanabriaLa cabecera está formada por un ábside y dos absiolos semicirculares. La portada actual de la iglesia es del siglo XVI oculta a la antigua románica.

El patrono es San Martín de Tours y se conserva su imagen en el interior del templo. Otra imagen de gran valor es la Virgen de la Peregrinación que es la patrona del pueblo. Estas dos imágenes más la sillería del coro y el retablo renacentista forma un conjunto de gran valor.

Desde San Martín se pueden realizar o llegan, diversas rutas, que nos permiten disfrutar de la belleza de su entorno, como son la Senda de los Monjes (es un camino lleno de piedras del Medievo que era utilizado por los monjes y que une Ribadelago, San Martín de Castañeda y el lado Este del Lago), La cueva de San Martín, Laguna de Peces, Peña Trevinca, Montalvo y Laguna el Acillo, entre otras.

Santa María (Siglo XII)

“Difícilmente podrá verse monasterio plantado en sitio más rebosante de hermosura que este: a media ladera de una sierra, cara al sol, entre huertas, praderas y bosques y teniendo a sus pies el Lago de Sanabria, que bien podría rivalizar en fama y rendimientos, con los de Italia, si aquí nos ocupásemos en buscar dentro lo que afuera envidiamos”.

M.Gómez Moreno

Del reconstruido monasterio a partir de 1150 no queda más que la iglesia y ello por haber servido de parroquia, pues todo lo demás, a excepción de una fachada, se derrumbó a partir de la exclaustración.


Bóveda interior estrellada y retablo de la iglesisa de Nuestra Señora del Azogue.

Del primitivo edificio del siglo X no queda sino la lápida fundacional empotrada en el hastial del templo, que describe cruz latina con cabecera triabsidal escalonada, crucero ligeramente marcado en planta y bien potenciado en altura y tres naves de cuatro tramos con lo que en definitiva parece inspirarse en la Catedral zamorana.

Resultado de imagen de iglesia puebla de sanabriaSin embargo en San Martín las pilas son cruciformes hacia las naves laterales y cuadradas hacia el central.

En cuanto a cubiertas hay que registrar las consabidas bóvedas de hormo en los semicírculos absidales y cañón apuntalado en los tramos rectos que los preceden; estas capillas quedan separadas de sus correspondientes naves por arcos semicirculares en las laterales y por uno peraltado en la central.

También la nave principal y los brazos del crucero se cierran con bóvedas de cañón agudo, pero en el centro de este se elevó una nervada y baida, tal vez inspirada en Moreruela, cuyos nervios apean sobre ménsulas de rollos.

 Las naves secundarias se techan con bóvedas baídas, de mampostería de pizarra, ero alguna hubo de reforzarse con nervios; existe igualmente una de arista en la nave de la epístola.

De particular belleza en su cabecera por el exterior; el ábside central se anima por cuatro columnas que lo dividen en cinco calles, más estrechas las extremas, abriendo las anchas una ventana por el lienzo sobre columnas con capiteles vegetales esquematizados que apean dos arcos.

 La cornisa, de tipo zamorano, corre sobre canecillos triangulares.

Los absidiolos presentan tres columnas con capiteles vegetales y rasgan solo una ventana con un solo arco redondo sobre columnitas.

Capiteles y canecillos son similares a los de la capilla mayor,

Resultado de imagen de iglesia puebla de sanabria
También es de gran belleza el hastial norte del crucero con una arquería ciega de cuatro arcos alancetanos sobre esbeltas columnas con capiteles vegetales en su cuerpo medial; en lo alto, bajo la cubierta a dos aguas, se abre una ventana con arco semicircular.

Los monjes que lo habitaban obtuvieron el derecho de pesca sobre el Lago de Sanabria en el año 916 y buen uso harían de sus célebres truchas.

Donaciones y compras a lo largo de los siglos X al XII acrecentaron su patrimonio, además a mediados de esa centuria gozaron de la protección de Alfonso VIII, que va a donar el monasterio a Pedro Cristiano, monje de Cariacedo y amigo de San Bernardo, y a cuantos acepten la regla Benedictina.

En 1207 se incorporará no sin resistencia previa, al Cister.

La Ermita de San Cayetano del siglo XVIII, es de estilo neoclásico, construida por la familia Osorio, cuyo escudo familiar se conserva en la portada. La fachada bellamente ornamentada: dos pilastras adosadas en la puerta con capitel de orden compuesto, un blasón religioso del Calvario insertado en el tímpano de la puerta, un pequeño óculo a modo de rosetón como punto de entrada de luz y una elegante espadaña rematada en dos pináculos y dos contrafuertes.

El Ayuntamiento situado en la Plaza Mayor es un edificio porticado, con dos torreones a sus lados, es una edificación de la época de los reyes Católicos.

Resultado de imagen de plaza puebla de sanabria
Plaza de Puebla de Sanabria

El Convento de San Francisco lo encontramos fuera del caso viejo, al otro lado del río, en un barrio de ensanche, es austero. Su iglesia sigue abierta al público.

Resultado de imagen de Convento de San Francisco puebla de sanabria
Convento de San Francisco, Puebla de Sanabria

A lo largo del pueblo nos encontramos con grandes casones de aire señorial, y mansiones orladas con antiguos blasones que jalonan sus empinadas calles, todas cuidadas con mucho esmero y cuentan con una importante calidad.

Resultado de imagen de puebla de sanabria








y para comer

Asador Montelueño
Carretera N-525, km 86, 
49300 Puebla de Sanabria, España
+34 980 05 70 37

y de precio mas moderado

Restaurante Carlos V
Avenida Braganza 6 | Dirección Braganza, Portugal,
 49300 Puebla de Sanabria, España
+34 980 62 01 61

El chiringuito del rio
Barrio San Francisco | La chopera sn,
 49300 Puebla de Sanabria, España
+34 722 17 48 26


Desde Puebla de Sanabria contiuando por la Autovia, nos disponemos a darnos un Baño de  Naturaleza

5. Requejo de Sanabria 

donde se encuentra el Bosque del Tejedelo

En la ladera y entre valles se encuentra este singular bosque. Una de las manchas de tejo más importantes y mejor conservadas de toda la Península Ibérica.

Resultado de imagen de bosque del Tejedelo

Los tejos son árboles coníferos propios de zonas montañosas, en ambientes frescos y húmedos, y terrenos calizos.

Pueden alcanzar una altura de hasta 20 metros. Aunque con frecuencia se desarrolla de manera desigual, su copa es piramidal con abundantes ramas. El tronco es muy grueso, de incluso varios metros de diámetro y con una corteza delgada de tiras color pardo rojizo o grisáceo. 

Tiene hojas perennes de 10 a 30 mm dispuestas en dos hileras opuestas, de color verde oscuro.

Resultado de imagen de bosque de tejedelo

Son árboles muy longevos, pudiendo superar los 1.500 años de vida.

En concreto, el Tejedelo, es un bosque de tejos milenarios de gran tamaño que dicen que es el mejor conservado de toda la península, y una ruta de senderismo con un encanto especial.

Hay mas de cien tejos con más de mil años de de edad, los más grandes tiene un perímetro de 8 metros y alcanzan 13. 

Importante destacar que aunque sus rojo fruto es comestible, las hojas, ramas, flores e incluso las semillas de estos árboles son venenosos (y muy peligrosos). 

Resultado de imagen de mapa bosque de tejedelo

Hemos leído que hay que quitar la semilla para comer el fruto. Nosotros, desde luego no nos animaríamos a hacerlo sin un experto local al lado.

una vez hemos disfrutado de este paraiso natural, nos dirigimos a otro:


6. El Lago de Sanabria


El Lago de Sanabria es la masa de agua que da nombre a este espacio protegido, lo que se justifica sobradamente por los paisajes impagables que brinda al visitante y por sus dimensiones: una longitud máxima de 3.178 metros, una anchura de 1.590 y una superficie de casi 320 hectáreas.

Resultado de imagen de comarca de sanabria mapa

Si se pudiera mirar el perfil, veríamos que lo forman dos cubetas: la más occidental alcanza una profundidad de 40 metros, mientras que la oriental llega a los 51.



HISTORIA
LAGO DE SANABRIA

La historia de esta comarca es la de una tierra que contactó en su devenir con variadas culturas, influenciándose en diferente medida de ellas, pero siempre conservando su ancestral forma de ser, sin duda debida a su aislamiento orográfico.

Entre los pueblos de esta comarca destacaremos los siguientes:

Puebla de Sanabria, San Martín de Castañeda, Vigo de Sanabria, El Puente, Ribadelago, Porto, Galende, Prefacio, Rábano de Sanabria, Lubián, Hermisende, Rihonor de Castilla, Calabor.




ORÍGENES
LAGO DE SANABRIA

Si queremos comprender el parque del actual paisaje debemos retroceder unos pocos miles de años.

Fue entonces cuando la poderosa acción del hielo modeló el abrupto y espectacular entorno que hoy día contemplamos.


Fuente de vida

Durante los glaciares del Cuaternario, en las altas planicies de las sierras de Segundera y Cabrera se instaló un extenso manto de hielo, del cual irradiaban lenguas glaciares en todas las direcciones, acomodándose especialmente a los valles fluviales preglaciares.

Se trataba, por tanto, de un glaciarismo de meseta a modo de gran casquete de hielo que cubría las partes más altas de los dos macizos, y que posiblemente en las épocas más frías pudo estar unido a los circos glaciares de la leonesa área de La Baña.

Cuando los hielos retrocedían, la nieve se concentraba en los circos asentados al pie de las altas cumbres, de entre los cuales el del Tera fue el más sobresaliente al alcanzar su lengua de hielo de 20 kilómetros de longitud.

Cuando el glaciar se retiró, los materiales rocosos transportados se depositaron frontal o lateralmente, dibujando arcos morrénicos de complejidad y estética inigualables en el resto de España. Las acumulaciones frontales alcanzaban una anchura próxima de los 2,5 kilómetros, disponiéndose de forma concéntrica en bellos arcos, que facilitaron el represamiento de las aguas del deshielo. 


La fuerza del agua

Las morrenas laterales aparecen como grandes lomas, alcanzando en su desarrollo hasta 6 kilómetros de longitud. Tales depósitos están formados en su mayor parte por bloques de piedra. Algunos de sorprendente tamaño, que se encuentran entre los 975 y los 1600m, lo que nos indica un funcionamiento complejo de los estadios glaciares, así como de los procesos de acumulación.



El Lago de Sanabria es la masa de agua que da nombre a este espacio protegido, lo que se justifica sobradamente por los paisajes impagables que brinda al visitante y por su dimensiones: una longitud máxima de 3.178 metros, una anchura de 1.590 y una superficie de casi 320 hectáreas. Si se pudiera mirar el perfil, veríamos que lo forman dos cubetas: la más occidental alcanza una profundidad de 40 metros, mientras que la oriental llega a los 51.



LA HUELLA DEL GLACIAR
LAGO DE SANABRIA

El entorno del Lago de Sanabria se rodea con la presencia de 1500 especies vegetales, fruto del encuentro entre flora mediterránea y la atlántica. Más de 140 especies de aves, con abundancia de rapaces, comparten un cielo desde le que contemplar un paisaje rocoso que conserva intactas las huellas de los últimos glaciares.



7. Fauna del Lago de Sanabria

Un espacio natural tan marcado por el agua como el de Sanabria alberga un buen número de especies animales vinculadas a este medio. Entre ellas, varios tipos de pez encuentran su hábitat en el lago, las lagunas, los ríos y los arroyos de agua cristalina, que descienden serpenteantes desde la montaña . Destaca la presencia de la trucha, tan apreciada para la pesca deportiva como exquisita sobre el plato.

Sobrevuelan este Parque Natural 142 especies de aves, entre ellas rapaces diurnas como el águila real, el halcón abejero –denominado así porque se alimenta de abejas-, el halcón peregrino, el ratonero común, el cernícalo vulgar y el búho real, junto a pájaros como el alcaudón dorsirrojo, el escribano cerillo, el pechiazul, la perdiz pardilla, denominada localmente ‘charela’. Entre los bosques de roble, pueden verse el camachuelo común, el petirrojo, el arrendajo, la abubilla…

Junto a la trucha, que en el Lago de Sanabria puede alcanzar dimensiones considerables y su carne adquiere un tono rosado que recuerda al salmón, comparten las aguas la bermejuela, el cacho o el barbo. Por lo que respecta a los mamíferos, son 41 especies presentes: el escurridizo desmán de los Pirineos, varios mamíferos de mayor talla: el corzo, el jabalí y el gato montés.




8. Flora del Lago de Sanabria

Las 22.000 hectáreas del Parque Natural del Lago de Sanabria ofrecen un entorno único al amante de la naturaleza, con una flora específica de gran riqueza, que supera las 1.500 especies. Sobre esta diversidad botánica emerge el roble en todo su esplendor, con agrupaciones de árboles que se asoman al lago hasta casi besar sus aguas cristalinas.

El roble, o ‘Quercus pyrenaica’ adaptado al frío y capaz de soportar largos periodos sin agua, abunda en la cuenca del Tera y en las laderas de la Sierra de Segundera. Recibe en este rincón zamorano el nombre de ‘carballo’ y ha sido desde antiguo parte importante en la economía doméstica sanabresa al proveer a sus habitantes de una sólida estructura para sus casas y de leña para sus hogares. Además del roble, el gran señor de estas tierras, toman el monte formaciones de matorral como la hiniesta, el brezo o el piorno.

El castaño es también una especie representativa del parque, aunque aparece muy diseminada. En la parte alta y media del Tera se da el acebo. Los tejos, muchos de ellos centenarios, se hallan asimismo en barrancos y laderas, mezclados con robles. En los márgenes del Tera y en las orillas de ríos y barrancos se encuentran alisos, fresnos y sauces, mientras por todo el Parque se pueden ver el serbal, el cerezo de monte, el avellano y el abedul.

De entre todas las masas forestales de la provincia destaca “El Tejedelo”, en Requejo, en la comarca sanabresa, una de las manchas de tejo más importantes y mejor conservadas de la Península Ibérica.



y justo al lado siguiendo la carretera que bordea el lago, llegamos a

San Martín de Castañeda

Se encuentra enclavado en uno de los lugares más bonitos de Sanabria, situado en la ladera sur del monte Sospiaco, sobre unos 250 metros sobre el nivel del Lago de Sanabria El pueblo recibe el nombre de un primitivo monasterio, constituido antes del siglo X.

Resultado de imagen de san martin de castañeda mapa

El Monasterio de esta localidad es un monumento histórico-artístico nacional desde 1931, fue uno de los mayores complejos religiosos de la provincia de Zamora. Como monumento artístico es un maravilloso ejemplo del románico.

9. Monasterio de San Martín de Castañeda (Zamora)

En el extremo noroeste de la provincia de Zamora y en un entorno natural de incomparable belleza en plena comarca de Sanabria, se encuentra, junto a una pequeña población del mismo nombre surgida en torno a él, el Monasterio de San Martín de Castañeda, sin duda, uno de los cenobios más antiguos e influyentes de la Zamora altomedieval.

Dependiente en la actualidad del municipio de Galende, para llegar a Castañeda es necesario partir de la capital comarcal, Puebla de Sanabria para, en dirección norte, recorrer a través de magníficos parajes los aproximadamente 20 kilómetros que separan la villa de Puebla y el pequeño caserío de San Martín, el cual se ubica sobre un escarpe rocoso a escasos metros de la orilla norte del célebre Lago de Sanabria.

Aproximación histórica

Distintas teorías sostienen la posible existencia de un primer cenobio en Castañeda durante los siglos de la dominación visigoda, el cual, desaparecería como consecuencia de la invasión musulmana.

Tras la reconquista y en una fecha que unos especialistas sitúan en el año 897 y otros en el 916, llegaría a estos parajes sanabreses el abad Martín acompañado de varios monjes de San Cebrián de Mazote (Valladolid) en busca de nuevos recursos naturales y pesqueros debido a la catastrófica sequía que asolaba la meseta central, fundando así un primer establecimiento monástico.

Pocos años después y huyendo de la Córdoba musulmana, otro grupo de monjes encabezados por el abad Juan llegarían también a Castañeda reconstruyendo el modesto cenobio de sus ruinas, tal y como reza una inscripción del año 921empotrada en el muro meridional de la actual iglesia románica y en la que puede leerse:

"Este lugar desde la antigüedad a honor de San Martín dedicado de pequeña obra construido largo tiempo en ruina permaneció hasta que el Abad Juan de Córdoba vino y este templo consagró del templo la ruina de raíz levantó y con sillares fabricó no de imperial orden más de los diligentes monjes con el afán de dos y tres meses estas obras concluyó Ordoño el centro llevando era novecientas cincuenta y nueve"

Tras este primer documento existente que confirma la existencia del Monasterio de Castañeda desde tan temprana fecha, las noticias sobre la abadía van sucediéndose a lo largo de la décima centuria, bien por conflictos con vecinos por el control de los recursos pesqueros del lago, o incluso por distintas donaciones de las que sería objeto, algunas de ellas por parte del mismo monarca Ramiro II.

Durante el siglo XI son inexistentes las fuentes que nos desvelen datos acerca del devenir histórico y de la continuidad o no de la actividad monacal de San Martín de Castañeda, por lo que no es descartable que pudiese quedar abandonado como consecuencia de alguna destructiva campaña de Almanzor, cuyas incursiones por estos territorios están más que contrastadas.

Resultado de imagen de Monasterio de San Martín de Castañeda

Hay que esperar a mediados del siglo XII, concretamente al año 1150, para que, por iniciativa del Rey Alfonso VII, el monasterio fuese reconstruido, pasando inmediatamente a depender del no lejano cenobio leonés de Carracedo y adoptando por tanto, siendo abad Pedro Cristiano, la regla benedictina.

A principios del siglo XIII, la comunidad monástica de Carracedo adoptaría los preceptos de la orden cisterciense, motivando así varias décadas de tensiones con su filial de Castañeda hasta que por fin, en 1245 y siendo abad Viviano, el cenobio sanabrés terminaría por adecuarse a los mandatos de su casa matriz abrazando la norma cisterciense.

Viviría Castañeda durante los siglos XIII y XIV su periodo de mayor esplendor hasta aproximadamente la mitad del siglo XV, cuando comenzaría su progresiva decadencia, pasando a depender la Congregación Reformada de San Bernardo de Castilla, siendo entonces sometida a reformas tanto la propia iglesia como sus dependencias anejas.

Ya en el siglo XIX y como consecuencia tanto de la Guerra de la Independencia como, sobre todo, de la Desamortización de Mendizábal, el monasterio quedaría exclaustrado, siendo su iglesia utilizada desde entonces como parroquia de la localidad, y el resto de dependencias, la mayoría arruinadas, como cantera para la erección de viviendas de la pequeña población surgida en torno al monasterio.

El conjunto fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1931

El Monasterio

Como ha quedado explicado, del primitivo conjunto monástico de San Martín de Castañeda se ha conservado tan sólo la iglesia, funcionando desde la exclaustración de la comunidad monacal como iglesia parroquial del pequeño pueblo crecido al amparo del cenobio.

Resultado de imagen de san martin de castañeda mapaEl resto de equipamientos y dependencias monacales, una vez arruinadas tras la extinción de la comunidad, fueron reutilizadas sus pierdas como cantera para la erección de construcciones y viviendas tanto del propio pueblo de San Martín, como de otras localidades cercanas.

Exterior

Levantada en sillería granítica notablemente escuadrada y complementada puntualmente con pizarra, la iglesia del Monasterio de San Martín de Castañeda consta de tres naves de cuatros tramos cada una que desembocan en un crucero marcado al exterior tanto en planta como en alzado, tras el cual, canónicamente orientada y levantada sobre un prominente basamento, se yergue una cabecera de tres ábsides semicirculares, el central de mayor tamaño.

Al exterior, llama la atención la homogeneidad de líneas de los muros, propiciada principalmente porque, gracias al grosor de los mismos, no fue prácticamente necesaria la erección de contrafuertes de refuerzo.

De una manera perfectamente fundamentada, son numerosos los especialistas y estudiosos que han llamado la atención sobre las manifiestas semejanzas planimétricas de San Martín de Castañeda con la catedral románica de la capital zamorana.

Desde el punto de vista visual, es sin duda en la cabecera triabsidial donde se concentra el mayor interés de la fábrica. Compuesta como hemos dicho de un ábside principal semicircular de mayor tamaño y dos ábsides colaterales más modestos, se eleva toda ella sobre un marcado podium desde el que nacen las semicolumnas que, a modo de contrafuertes y recorriendo verticalmente el muro hasta la propia cornisa, articulan los hemiciclos dividiéndolos en paños: cinco en el central y tres en cada uno de los laterales.

Mientras que las absidiolas presentan cada una un solo vano de medio punto sobre columnillas; son tres y de mayor complejidad las que abren en los tres lienzos centrales en el ábside principal, presentando dos arquivoltas también de medio punto y de marcado abocinamiento que descansan sobre soportes de fustes cilíndricos acodillados.

Llama también la atención la particular articulación exterior del brazo norte del transepto, el cual, en su registro medio y apoyándose directamente sobre una línea de imposta, presenta una curiosa arquería ciega constituida por cuatro arquillos lanceolados de agudo peralte. Es de suponer que una configuración similar se repetiría en el brazo meridional, sin embargo, éste fue objeto de reformas posteriores.

Conserva la iglesia de Castañeda tres portadas: dos en el hastial sur, y otra, bastante reformada y que funciona como ingreso principal, en la fachada de los pies.

De las habilitadas en el muro sur, la primera de ellas se encuentra en el tramo más occidental de la nave colateral, constando de un sencillo vano en la actualidad cegado. Mucho más interés posee la que en origen comunicaba la iglesia con el claustro, situada en el tramo más próximo al transepto y constituida por cuatro arquivoltas de medio punto sobre columnillas rematadas en capiteles vegetales.

La occidental, coronada por una espadaña de hechura moderna y un óculo original perfilado por puntas de diamante, fue rehecha en el año 1571 tal y como reza una inscripción, apareciendo presidida en su tímpano por San Martín, santo titular del cenobio, entregando su capa al pobre. Junto a ella, fue empotrada la lápida fundacional anteriormente comentada.

Resultado de imagen de san martin de castañeda interiorEl claustro, que en origen se levantaba al costado sur de la iglesia, desapareció prácticamente en su totalidad tras su abandono, siendo reutilizadas sus piedras, al igual que las del resto de dependencias, como materia prima para la erección de viviendas vecinales del caserío.

Tan sólo tres tramos de su panda occidental pudieron ser salvados, observándose en los menguadísimos restos conservados los arranques de las cubiertas abovedadas de la galería, de clara hechura goticista.

Interior

El interior de la iglesia monacal de San Martín de Castañeda, al igual que su exterior, se caracteriza por su pureza de líneas y por su notoria austeridad ornamental.

Se articula el espacio en tres naves de cuatro tramos cada una separadas por arcos apeados sobre pilares de sección prismática los cuales, en sus caras orientadas a las naves laterales, adoptan formulación cruciforme al adosar sobre ellos las semicolumnas sobre las que descansan fajones y formeros.

Resultado de imagen de san martin de castañeda interiorNo ocurre sin embargo lo mismo en las caras interiores de los pilares asomadas a la nave central, ya que en este caso, los soportes de los arcos fajones que refuerzan la bóveda de la nave principal, en lugar de proyectarse hasta el nivel del suelo, reposan sobre potentes ménsulas dispuestas por encima de la línea de imposta.

Queda cubierta la nave central, al igual que el transepto, por bóveda de cañón apuntada, mientras que en las laterales encontramos tanto tramos cubiertos con bóvedas de crucería como tramos para los que se eligieron soluciones de arista, estando algunos de ellos remodelados en época moderna.

En cuanto a la cabecera triabsidial, cabe ser destacada, tanto en ábside central como en los laterales, la marcada profundidad de los tramos rectos que preceden a los hemiciclos, siendo apreciables aún en ellos signos de la existencia de altarcillos laterales, circunstancia para nada anómala en monasterios altomedievales.

En cuanto a la decoración escultórica del monasterio, tanto al interior como al exterior, su característica principal es la sencillez, destacando por encima de otras la temática vegetal que orna la mayoría de capiteles, apareciendo de forma muy residual la figuración tanto animalística como antropomórfica.

En resumen, nos encontramos en San Martín de Castañeda, dentro de un espacio paisajístico de enorme belleza en plena comarca sanabresa, ante uno de los cenobios más antiguos e importantes de la provincia de Zamora tras la Reconquista.



Un cenobio que, tras sufrir distintas reformas y ampliaciones antes del año mil, fue definitivamente rehecho en plena época románica, adoptando su comunidad primero la regla benedictina y, posteriormente, la cisterciense. Un lugar que, sin ningún género de dudas, bien merece una visita.

Otra de las cosas casi imprescindibles si vas a pasar unos días por Lago de Sanabria es hacer algo de senderismo. 

Las rutas están bien señalizadas y las hay para todos los gustos.

Ahora bien, aquí tienes información detallada de las mismas. Investiga, explora y decide bien según tu forma física, el clima, el tiempo del que dispongas… No hagas como nosotros que nos fuimos a la ruta con medio litro de agua y sin saber a qué hora íbamos a volver… :

Desde el Lago podemos hacer una ruta de senderismo, de las mejores que hay en la zona, hasta la

10. Cascada de Sotillo


Uno de los entornos más bonitos del entorno sanabrés. Su encanto paisajístico junto con la fácil accesibilidad la ha convertido en una de las rutas más visitadas del parque.

Resultado de imagen de ruta cascada de sotillo sanabria

Para poder realizar esta ruta podemos dejar el coche en el pueblo de Sotillo de Sanabria, empezamos el camino cerca de la Iglesia de San Lorenzo, donde ya existen señales mostrando el camino hasta llegar al puente del río Truchas, lugar donde comenzaremos el ascenso por caminos que están señalizados con balizas de madera pintadas de amarillo.

Sin dejar el camino, llegaremos a la cascada que cae desde la Laguna de Sotillo.

Resultado de imagen de CASCADA DE SOTILLO
Cascada de Sotillo, Sanabria

Un recorrido que nos adentra en el cañón glaciar del río Truchas, donde el magnífico bosque caducifolio, se muestra como una imagen de lo que debió ser común en este Parque Natural.


Resultado de imagen de ruta cascada de sotillo sanabria
Cascada de Sotillo, Sanabria

Aunque el pastoreo ha ido a menos con el paso de los años, las montañas de esta zona todavía cuentan con caminos de transhumancia y el ganado vacuno y las ovejas merinas, que proporcionan la mejor lana del mundo, constituyen aún una importante fuente de ingresos.

Hay un sendero que bordea la laguna y para los que estén interesados, varias rutas de senderismo habilitadas, como la del Cañón de Forcadura, la que va a Peña Trevinca (el Pico más alto de Galicia) o la de la Laguna de la Yeguas.

El nombre de la

11. “Senda de los Monjes”

se debe a que probablemente era el sendero utilizado por los monjes del monasterio de San Martín de Castañeda para subir los alimentos ya que tenían en exclusiva los derechos de pesca del lago.

Resultado de imagen de senda de los monjes

DISTANCIA:  4 kilómetros
TIEMPO: 1,5 – 2 horas
DESNIVEL:  275 metros
DIFICULTAD:  baja

ÉPOCA RECOMENDADA: Todas.

Comenzamos la senda en Ribadelago, tras cruzar el puente sobre el río Tera.

Tras dejar atrás las últimas construcciones del pueblo, y caminando por un camino de tierra, nos toparemos con un desvío y tomaremos la senda de la izquierda.

Tenemos que pasar la vieja piscifactoría y cruzar un puente.

El camino en ese momento va ganando en pendiente y se encuentra inmerso en un bosque de avellanos y robles. Es posible que nos encontremos algún pequeño curso de agua. Ascenderemos hasta lo que parecen ser los restos de un antiguo castro celta, alcanzando así la mitad del camino.

Cuando hayamos andado un poco más de recorrido, el bosque se abre y tendremos unas impresionantes vistas sobre el lago. La senda se hace un poco más difícil por las rocas, pero pronto el bosque aparece nuevamente.

Siguiendo el camino nos toparemos con la carretera que une San Martín de Castañeda con la Laguna de los Peces. Una vez en este punto, pasaremos por debajo del puente y en unos 500 m nos encontraremos en San Martín de Castañeda.

Resultado de imagen de senda de los monjes

El objetivo es llegar hasta el monasterio, como hacían los monjes cistercienses, y aprovechar para hacer una visita al Centro de Interpretación, Punto final de nuestra ruta de senderismo.

Continuando la carretera de ascenso , y al final de la misma, llegamos al aparcamiento de La Laguna de los Peces, despues de haber disfrutado de unas maravillosas vistas del lago en el ascenso, hay  una serie de miradores que caen primero sobre el Lago de Sanabria y después sobre las montañas cubiertas de urces.

12. La Laguna de los Peces

La Laguna de los Peces es una laguna SÚPER BONITA, rodeada de una colinas y unas flores, aún más bonitas. Hasta allí es fácil llegar en coche, pues hay un aparcamiento habilitado, y por el camino atravesaréis San Martín de Castañeda (perfecto para hacer la parada de rigor) y una serie de miradores que caen primero sobre el Lago de Sanabria y después sobre las montañas cubiertas de urces.

Resultado de imagen de laguna de peces sanabria
Laguna de Peces, Sanabria

unque el pastoreo ha ido a menos con el paso de los años, las montañas de esta zona todavía cuentan con caminos de transhumancia y el ganado vacuno y las ovejas merinas, que proporcionan la mejor lana del mundo, constituyen aún una importante fuente de ingresos.

Resultado de imagen de laguna de peces sanabria

Desde el parking hay un sendero que bordea la laguna y para los que estén interesados, varias rutas de senderismo habilitadas, como la del Cañón de Forcadura, la que va a Peña Trevinca (el Pico más alto de Galicia) o la de la Laguna de la Yeguas.



13. para comer en El Lago de Sanabria

Restaurante la Terraza
C/ crta.Laguna de los Peces s/n, 
49361 San Martín de Castañeda, España
+34 980 62 20 93

El Chiviteiro de Tornaltoloco
Barrio de la Granja 136, 
49361 San Martín de Castañeda, España
+34 980 62 20 41

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas