miércoles, 18 de septiembre de 2019

Escapada a las Tablas de Daimiel, Ciudad Real

El parque nacional de Las Tablas de Daimiel es un parque nacional español que protege el humedal homónimo, las Tablas de Daimiel. 

Resultado de imagen de tablas de daimiel

El parque nacional se encuentra situado en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Es además ZEPA y parte de la Reserva de la Biosfera La Mancha Húmeda.

Resultado de imagen de Tablas de Daimiel

ACCESOS

       

Visita libre y gratuita, todos los días del año.

El horario en verano es de 9h a 21h, pero en invierno cierra a las 18h. La dirección del Parque Nacional es: carretera de las Tablas, kilómetro 10.

La principal vía de acceso al Parque Nacional parte de la carretera N-420 de Ciudad Real a Puerto Lapice, a su paso por Daimiel. Se trata de una sinuosa carretera, que tras once kilómetros de recorrido nos conduce hasta el Centro de Visitantes del Parque Nacional.

Para llegar a este mismo Centro de Visitantes existen al menos dos rutas alternativas, si bien secundarias, ya que transcurren en parte por caminos rurales, y por tanto de tierra.

Desde los municipios cercanos de Malagón o Daimiel por la CM-4114.

NORMAS DE VISITA Y RECOMENDACIONES

Es importante que usted sepa que en el interior del Parque Nacional no se permite:

Hacer fuego.
La acampada.
La recolección de animales, plantas, minerales o rocas.
Molestar a los animales.
Circular en bicicleta.
Hacer ruidos estridentes
Abandonar el sendero.
Introducir animales de compañía.
Arrojar cualquier clase de residuos o basuras.

La caza y la pesca.

Recomendaciones:

Recorra los itinerarios en solitario o en grupos pequeños. El silencio es fundamental.

Elija bien las horas de visita. Las primeras de la mañana y las últimas de la tarde son las más adecuadas para la observación de la fauna.

Prismáticos y guías de campo facilitarán la identificación de las distintas especies.

Conviene ir vestido acorde con el tiempo. Recuerde que en verano hace mucho calor y abundan los mosquitos, en primavera y otoño puede sorprendernos algún aguacero y en invierno el frío es intenso


Indice: 
  1. Un Poco de Historia
  2. Molino Molimocho
  3. Fauna
  4. Flora
  5. Itinerario de la Isla del Pan
  6. Itinerario de la Laguna Permanente 
  7. Itinerario de la Torre de Prado Ancho 
  8. La Motilla del Azuer
  9. Comer en la zona

1. Un Poco de Historia

Una de las primeras referencias conocidas de Las Tablas de Daimiel se encuentra en el "Libro de la Caza" del Infante D. Juan Manuel, allá por el año 1325 quien las describe como un lugar propio para la caza y donde afirma que su pertenencia corresponde a la Orden de Calatrava.

También se describen en las "Relaciones Topográficas" mandadas realizar por Felipe II en 1575, quien quedó tan satisfecho de este lugar que ordenó que se guardasen muy bien.

A mediados del siglo XIX, las Tablas adquieren gran fama como magnífico lugar de caza, como así lo divulga D. Francisco Marti de Veses, que impulsa la Sociedad de Cazadores. En particular, el General Prim en 1870 y el rey Alfonso XII en 1875 cazaron en estos parajes. 

Ya en 1959 se dicta la Orden Ministerial por la que se prohibe definitivamente la caza en las Tablas y en 1966 Las Tablas de Daimiel se convierten en Reserva Nacional de Caza, reconociéndose la necesidad de iniciar un programa de protección y conservación de la fauna.

Hacia 1956 se pone en marcha un gran proyecto de desecación que afecta a más de 30.000 hectáreas de las cuencas de los ríos Guadiana, Záncara y Gigüela. Frente a este proyecto, destacó a favor de este entorno la voz de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza que, en 1963, incluye este paraje como área húmeda preferente del Continente Europeo.

Pero es a partir de los años 60 cuando comienzan los malos tiempos para las Tablas. Por un lado se aceleran las obras de canalización de los ríos manchegos desecando la zona y, por otro lado ya a comienzos de los 70, una extensión salvaje de regadíos acaba con los recursos hídricos del subsuelo. 

Las Tablas de Daimiel se forman en la llanura de inundación que generan los ríos Guadiana y Cigüela en su confluencia.

En pocos años el río Guadiana queda definitivamente seco produciéndose un desastre ecológico y geológico de graves consecuencias. La turba comienza a arder, bien de forma espontánea o inducida por incendios en tierras colindantes, produciendo vapores que salen a través de las grietas del terreno.

Como medida de protección y de finalización de la desecación de este enclave, se declara en 1973 el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y se crea una zona de Reserva Integral de aves acuáticas dentro del mismo y en 1980 se reclasifica el Parque Nacional.

En 1981 se incluye en el Programa MaB (Hombre y Biosfera) al declarar a la Mancha Húmeda como Reserva de la Biosfera. En 1982 se reconoce como Humedal de Importancia Internacional por el convenio Ramsar. En 1988 se califica como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

La intensa lluvia caída en los años 1996 y 1997 traen de nuevo la vida al parque, es ahora cuando debemos hacer propuestas para conservar y asegurar la continuidad del Parque Nacional y en general de la Mancha húmeda.

Resultado de imagen de mapa tablas de daimiel
Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península.

Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño. 

Estos desbordamientos, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno, llevan emparejados el desarrollo de una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático. 

Con la declaración del Parque Nacional se dio un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha, asegurando así, la supervivencia de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación, creando una Zona Integral de aves acuáticas.


Qué Veremos 


A la entrada del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se encuentra un paraje donde hay que detenerse antes de llegar al Centro de interpretación de las Tablas. 

2. Molino Molimocho

Resultado de imagen de molinos de las tablas de daimiel
Centro de Interpretación "Molino de Molemocho"

Es la recreación perfecta de uno de los muchos molinos que molian el arroz y los cereales que se cultivaban en los alrededores del Parque.

Está situado a la entrada de las aguas del rio Guadiana en el Parque, y a la orilla izquierda de la carretera que nos conduce hacia él.

Resultado de imagen de Molino MolemochoEs uno de los molinos hidráulicos harineros más antiguos de Castilla-La Mancha, su fecha exacta de edificación no se sabe pero ya aparece mencionado en las Relaciones Topográficas de Felipe II en 1575.

 En los años 70 se dejó de utilizar y no se sabía muy bien su futuro, pero en el año 2008 se restauró y hoy podemos encontrar un centro de interpretación y un museo que recrea las antiguas labores de molienda.

Es una recreación de las piezas que componian un molino, y que debió de estar en explotación hasta finales de la primera mitad del pasado siglo. En la lamina de agua de sus alrededores hay ya un gran numero de aves que allí anidan de forma continua.

Se pueden ver desde piezas de cerámica íbero-romanas encontradas en los yacimientos de la zona hasta utensilios de pesca y piezas del molino.

Visitamos el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, un lugar que ha demostrado una sorprendente resiliencia ante 45 años ...

3. Fauna que podemos encontrar

Resultado de imagen de flora tablas de daimiel

Las aves acuáticas que habitan la zona, muchas en grandes bandos, nos ayudan a entender el paraje como hábitat excepcional para la avifauna.

Resultado de imagen de aves tablas de daimiel

Algunas de estas especies, como el pato cuchara, la cerceta común o la garza real, entre otras, utilizan esta zona para invernar, huyendo de los rigores del centro y norte de Europa; otras, por el contrario, lo utilizan como lugar de nidificación y cría, como es el caso del pato colorado, el porrón europeo, la mayoría de ardeidas ibéricas (garza imperial, garceta común, garcilla bueyera y cangrejera, martinete, avetoro y avetorillo), el somormujo lavanco, el zampullín y el fumarel.

Resultado de imagen de aves tablas de daimiel

Algunas lo usan como estación de descanso y alimentación en sus largos viajes migratorios, como los combatientes, el fumarel común y otras aves limícolas.

Resultado de imagen de aves tablas de daimiel

Existen también especies sedentarias como el ánade azulón o el aguilucho lagunero, que pueden verse durante todo el año, siempre que las condiciones ambientales sean las adecuadas.



Los anfibios que mejor caracterizan el espacio protegido son la rana común, la ranita de San Antonio, el gallipato y el sapillo moteado.

Además de las 250 especies de aves que pueblan el humedal, destacan especies autóctonas de peces como el cacho, el calandino y la colmilleja.

Entre los reptiles destacan los galápagos europeo y leproso, las culebras de agua y, en las zonas terrestres, la culebra bastarda, que cuenta con ejemplares que sobrepasan los dos metros de longitud.

Los mamíferos más representativos son la nutria, como especie mejor adaptada al medio acuático, el zorro, el jabalí, el conejo y el tejón.

4. Flora

Resultado de imagen de flora tablas de daimiel

Está condicionada por distintos factores como la estacionalidad de las aguas, salinidad, humedad edáfi ca, materia orgánica, etc.

 Entre las formaciones más características del Parque Nacional destaca la masiega, con unas poblaciones que constituyen, probablemente, el mayor masegar de toda Europa occidental; algo semejante ocurre con las “ovas”, plantas subacuáticas que tapizan el fondo de Las Tablas y que constituyen una fuente alimenticia de primer orden para la avifauna ligada al medio acuático.

Los tarayes, únicos árboles existentes en el interior del Parque, por su adaptación parcial al agua y a su grado de salinidad, han vuelto a ocupar sus hábitats primitivos, rodeando las islas e iniciando la formación de un cinturón alrededor del espacio protegido.

Otras plantas como la enea empiezan a recuperar su sitio después de haber mantenido una dura batalla con especies como el carrizo, que a consecuencia de la mayor escasez y cortedad de los actuales periodos de inundación, adoptó un comportamiento invasor y provocó el desplazamiento del resto de comunidades vegetales, incluida la masiega.

Destaca el junco marítimo en suelos temporalmente encharcados, diversas especies de limonios, endémicas de humedales manchegos, en suelos salinos y los calaminos dulces cubriendo algunas islas

Itinerarios

5. Itinerario de la Isla del Pan 

Resultado de imagen de Itinerario de la Isla del Pan

Este itinerario es el mas conocido del Parque Nacional, ya que se adentra en el mismo a través de una serie de pasarelas de madera que sirven para saltar de isla en isla.

Alberga en su interior un aviario denominado Laguna de Aclimatación, donde se puede observar una nutrida representación de anátidas.

Es de recorrido circular, completamente llano y muy cómodo de realizar.
Distancia: 2,5 Kilómetros Dificultad: Baja
Accesibilidad: Adaptado (parte) Duración: 1,5 horas.

6. Itinerario de la Laguna Permanente 


Nos acerca hasta la entrada del Guadiana al Parque Nacional, en su trayecto nos conduce hacia dos observatorios faunísticos, donde podremos observar la fauna que en esos momentos se encuentre en la denominada Laguna Permanente, lugar hacia donde miran estas casetas de madera.

Su recorrido es circular. También se accede a él desde el itinerario de la Isla del Pan hacia el final de su recorrido.

Distancia: 1,5 Kilómetros Dificultad: Baja
Accesibilidad: Adaptado (parte) Duración: 1 horas.

7. Itinerario de la Torre de Prado Ancho 

Resultado de imagen de Torre de Prado Ancho tablas de daimielNos acerca hacia la zona mas al norte de este humedal. 

En su trayecto de carácter lineal nos iremos encontrando con cuatro observatorios faunísticos, en ellos podremos contemplar un gran número de aves. 

Al final del recorrido, nos encontramos con una torre de dos plantas desde la que tenemos unas preciosas panorámicas de este humedal.

Uno de los inconvenientes de este itinerario es su estacionalidad, desde el final de la primavera y hasta el invierno, permanece seco en casi su totalidad.

Distancia: 4 Kilómetros Dificultad: Baja
Accesibilidad: Adaptado (parte) Duración: 2,5 horas.

Bordeando el espacio protegido a través de una senda de 1.500 mts., con desviaciones a observatorios faunísticos, se accede a Prado Ancho, desde donde se goza de la mejor panorámica de las tablas centrales y de su fauna.

Dado que los observatorios dan vista al oeste, las mejores horas para realizar este camino son las de la mañana.



























Resultado de imagen de mapa motilla de azuer

Encontramos una visita única 

8. La Motilla del Azuer

constituye el yacimiento más representativo de la Edad del Bronce en La Mancha (2200-1300 a.C.), dentro de una tipología de asentamiento único en la Prehistoria, las motillas. 

Resultado de imagen de motilla de azuer

Éstas reciben su nombre porque forman una elevación artificial dentro de un espacio circundante eminentemente llano. Además se consideran monumentos excepcionales por su riqueza científica y por su escasez en número.

Se encuentra emplazado en la vega del río homónimo, controlando y explotando un territorio que permitía el acceso a recursos productivos básicos, como tierras potencialmente óptimas desde el punto de vista agropecuario, abastecimiento de agua captada del nivel freático, o el control de rutas naturales, vitales para los intercambios referidos a grupos prehistóricos.

Vista del pozo interiorEl paisaje estaba constituido por encinas, quejigos, robles y alcornoques y arbustos como enebros, lentiscos, madroños y jaras, alternándose con campos de cultivo o espacios abiertos. Entre la fauna presente abundarían los ciervos, jabalíes, liebres y conejos. 

Se ha documentado también la presencia de carnívoros como el lince, gato montés, tejón, zorro, o aves como la avutarda o la perdiz, junto con diversas anátidas y rapaces.

Las actuaciones arqueológicas realizadas en el yacimiento han permitido delimitar dos espacios diferenciados. 

El primero de ellos corresponde con un recinto interior fortificado, integrado por una serie de murallas concéntricas en torno a una torre central cuadrangular, que protegía un conjunto de estructuras donde se gestionaba y controlaba las actividades económicas del yacimiento. 

De entre estos elementos destacan los grandes silos de almacenaje, con una capacidad en torno a los 6 m³, donde se conservaban productos como cereales, entre los que se encuentran diferentes tipos de trigo y cebada, o leguminosas como lentejas, guisantes o chícharos; así como también hornos para la cocción de la cerámica, el tostado de cereales o la producción metalúrgica. 

También se documenta la presencia de una cabaña ganadera compuesta mayoritariamente por ovicápridos, seguida en importancia por bóvidos, caballos, cerdos y perros.

Vista nocturna del yacimiento

Especialmente significativo es el gran patio trapezoidal situado al este de la fortificación, y en cuyo interior se encuentra un pozo para la obtención de agua. 

Es la estructura hidráulica más antigua documentada en la Península Ibérica. Satisfacía así las necesidades de la población a través de la perforación de las terrazas del río hasta llegar al nivel freático.

Muros de mampostería del recintoLa línea de fortificación más externa, circular y concéntrica a los sistemas defensivos, presenta en su última fase de construcción un paramento de grandes bloques de caliza. 

El acceso al interior del área fortificada desde el poblado se realizaba a través de pasillos paralelos a las murallas.

Al exterior del núcleo fortificado se emplazaban las viviendas, en un diámetro de unos 50 metros, en el que se documentan diferentes cabañas, hogares y fosas de desperdicio.

 Estas casas presentan planta oval o rectangular, con zócalo de mampostería y alzado de barro, y, ocasionalmente, postes embutidos en los muros. 

Resultado de imagen de mapa motilla de azuer

Asociado a este espacio se localizan grandes áreas abiertas dedicadas a diferentes actividades de almacenamiento y a trabajos de producción, con presencia de fosas y restos de hogares y hornos. Los análisis desarrollados en diferentes investigaciones han permitido establecer una ocupación formada por un grupo de algo más de cien individuos.

Para info sobre visitas:


La Motilla del Azuer constituye el yacimiento más representativo de la Edad del Bronce en La Mancha (2200-1300 a.C.), dentro de una tipología de asentamiento único en la Prehistoria, las motillas



y Para comer en la zona: 


La Clave
Calle Cruz Ana Maria, 2, 
13250 Daimiel, España
+34 669 67 09 85


Bar Lepanto
Calle Mendez Nunez 21, 
13250 Daimiel, España
+34 629 28 89 87

y de precio mas asequible 

Pizzería Don Castello
Calle Alfonso XII, 6,
 13250 Daimiel, España
+34 926 85 50 00

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...